20.1 C
Lima, Perú
domingo, enero 23, 2022
Personaje Mundial 2021: Angela Merkel, la canciller que nunca puso en peligro...

Personaje Mundial 2021: Angela Merkel, la canciller que nunca puso en peligro la democracia y que jamás se doblegó

«El libre acceso al mercado único se concederá a un país que acepte las cuatro libertades fundamentales de circulación de personas, bienes, servicios y capitales.” -Angela Merkel

1141
14

Personaje Mundial GDA 2021: Angela Merkel, la canciller que no se doblegó

La excanciller de Alemania dejó el cargo después de 16 años en el poder. Pragmática, de perfil bajo y poderosa, la mujer que guio el destino de los alemanes se convirtió en un referente en Europa y en todo el mundo.

Angela Merkel fue considerado durante más de una década la mujer más poderosa del mundo. (Foto: EFE)
Angela Merkel fue considerado durante más de una década la mujer más poderosa del mundo. (Foto: EFE)

Grupo GDA

consultas@gda.com

Por Guadalupe Galván/El Universal de México

Mujer, científica, criada en la antigua Alemania comunista, Angela Dorothea Merkel sabe muy bien lo que significa ser subestimada. Nadie creía que ella podía dirigir el destino de Alemania, pero durante 16 años le dio la estabilidad que necesitaba y se convirtió no sólo en la figura más poderosa del país, sino en una de las más influyentes en el mundo.

Todos esos rasgos que la convertían en la “canciller improbable” impulsaron su ascenso en la política alemana. Angela Dorothea Kasner, hija de un pastor luterano, nació en Hamburgo el 17 de julio de 1954, pero siendo apenas una bebé se mudó con su familia a la ciudad de Templin, en lo que era la República Democrática Alemana, donde creció y pasó su juventud. Esa etapa la marcó y le dejó la autodisciplina y fuerza de voluntad que la caracterizan.

Militante de la Juventud Libre Alemana, se casó en 1977 con el físico Ulrich Merkel, de quien se divorció cinco años después, manteniendo el apellido, aun después de contraer segundas nupcias, en 1998, con su actual esposo, Joachim Sauer, catedrático en química.

Amante de la ciencia, lo mismo que de la música de Richard Wagner, Merkel estudió física en la Universidad de Leipzig y obtuvo un doctorado en química cuántica en Berlín. De ahí viene la meticulosidad con que actúa. “Soy del tipo de persona que primero suele observar una situación para evaluarla mejor. Ser reservado en determinados momentos es importante”, diría Merkel en 1991, cuando recién había sido nombrada ministra de Mujeres y Juventud en el gobierno de Helmut Kohl, considerado “padre de la reunificación alemana”, y el primero de la República Federal Alemana.

Durante estos 16 años, Merkel se consolidó no sólo como una líder europea, sino como una mujer que no se deja doblegar. (Foto: EFE)
Durante estos 16 años, Merkel se consolidó no sólo como una líder europea, sino como una mujer que no se deja doblegar. (Foto: EFE)

Kohl se convirtió en el mentor de Merkel en el mundo de la política en Berlín. “La pequeña niña de Kohl”, solían llamarle, pero no a manera de elogio, sino en una muestra de que no se la tomaba demasiado en serio. Su aspecto físico despreocupado también era motivo de burlas. No pareció preocuparle. “Siempre sé más de lo que aparentas ser y nunca aparentes más de lo que eres”, ha sido uno de sus lemas.

Los personajes del año en el mundo son: la excanciller de Alemania Angela Merkel; el presidente estadounidense, Joe Biden; los periodistas Dmitri Muratov y Maria Ressa, ganadores del Nobel de la Paz 2021; el empresario y multimillonario Elon Musk; y la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris.
Los personajes del año en el mundo son: la excanciller de Alemania Angela Merkel; el presidente estadounidense, Joe Biden; los periodistas Dmitri Muratov y Maria Ressa, ganadores del Nobel de la Paz 2021; el empresario y multimillonario Elon Musk; y la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris.

Camino al poder

En 1994, fue nombrada ministra de Medio Ambiente. Las pruebas para el temple de una mujer discurso monótono, no dada a dejarse llevar por el momento o el impulso, comenzaron pronto.

En 1998, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Kohl sufrió una dura derrota, y él fue sustituido por Gerhard Schroeder. Un año después, Kohl se vio sumido en un escándalo de financiación del partido.

Merkel tuvo que decidir entre la lealtad a Kohl y salvar a la CDU de la crisis en la que se encontraba. Optó por el pragmatismo aun si eso implicaba que algunos la tacharan de “traición”. Publicó un artículo en el periódico “Frankfurter Allgemeine Zeitung”, titulado “Kohl ha dañado al partido”. En él, Merkel aseguraba que era hora de seguir sin el excanciller.

Sin más salida, la CDU aceptó. Unos meses después, en abril de 2000, Merkel se convirtió en la primera mujer en liderar al partido.

Su siguiente oportunidad vendría en 2005, cuando Schroeder convocó a elecciones anticipadas. La CDU y su equivalente en Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU), se impusieron por un punto porcentual. Y ante la incredulidad de muchos, Merkel se convirtió en noviembre en canciller.

Ella sabía que ganó por la mínima, y aprendió la lección: “Seré todas las cosas para toda la gente”. Principalmente, pondría al pueblo alemán por delante de cualquier cosa.

Angela Merkel, personaje del año 2021 del GDA.
Angela Merkel, personaje del año 2021 del GDA.

Pragmatismo, ante todo

“Calmada, pragmática, consistente, motivada por la ayuda, orientada por los valores”, Merkel ha imprimido su sello a lo largo de 16 años de gobierno, dice al Grupo de Diarios América (GDA) Joyce Mushaben, autora del libro “Becoming Madam Chancellor: Angela Merkel and the Berlin Republic” (Convirtiéndose en Madam Canciller: Angela Merkel y la República de Berlín). “De su vida en Alemania Oriental aprendió a guardar silencio, a esperar y procesar las cosas”. De su vida como hija de un pastor luterano, “a tener valores”; de su carrera como física, a evaluar cada problema, separarlo en partes, explica Por eso, asegura, “nadie puede copiar su estilo”.

Poco a poco, Merkel, fanática del futbol y del trabajo, se fue ganando la confianza del pueblo alemán. Incluso su forma de vestir, siempre con blazers, la postura clásica de sus manos, en forma de rombo, se convirtieron de algún modo en una señal de estabilidad. Y pasó de ser “la niña de Kohl” a “mutter Angela”, o madre Angela, la que cuida, la que protege. Así consiguió la reelección en 2009.

“El estilo frío, prudente y gradual de Merkel era tan característico que se convirtió en un verbo. Cuando estaba en su mejor momento, Merkel llegó a significar la capacidad de gestionar la evolución de la Alemania unida de una manera que tranquilizaba a otros países sobre Alemania y tranquilizaba a los alemanes sobre sí mismos. Ese es quizás su mayor legado”, señala al GDA Daniel S. Hamilton, experto en Europa y director del Global Europe Program en el Wilson Center entre 2020 y 2021.

En 2011 volvería a dar muestra de pragmatismo cuando, tras ser una defensora de la energía nuclear, se comprometió a ponerle fin tras el desastre de la planta de Fukushima, en Japón. A decir de Mushaben, ese sería el legado “práctico” más importante de Merkel. “Aunque la gente dice que no ha hecho suficiente contra los combustibles, lo cierto es que ha enfatizado la lucha contra el cambio climático. Hizo un cambio paradigmático, aunque no en términos de implementación. Despertó al mundo, lo hizo consciente del cambio climático y sus consecuencias”.

La demócrata cristiana Angela Merkel fue la heredera de Helmut Kohl. (Foto: EFE)
La demócrata cristiana Angela Merkel fue la heredera de Helmut Kohl. (Foto: EFE)

Las crisis de Merkel

Entre 2010 y 2011 se enfrentó a una de las crisis más fuertes que ha vivido Europa y por la que ha sido más cuestionada: la del euro. Grecia, en particular, estaba hundida económicamente, y la canciller alemana exigía grandes reformas económicas que representaban una carga que los griegos no podían soportar. Bajo la presión de otros líderes europeos, Merkel aceptó aprobar medidas para salvar a Grecia de la bancarrota. “Si el euro cae, Europa cae”, argumentó.

En 2013, Merkel obtendría la mayor victoria parlamentaria electoral en sus años como canciller, casi 42% de voto. Formó gobierno en alianza con el SPD.

Si la de 2011 ha sido la gestión quizá más cuestionada de Merkel, en 2015 la crisis migratoria impulsó una imagen más humana de la canciller: mientras otros líderes europeos clamaban que había que cerrar las puertas, Merkel las abrió a miles de sirios que huían de la guerra en su país. Una frase que pronunció entonces se volvería simbólica hasta hoy de la política de brazos abiertos: “Wir schaffen das” (Podemos manejar esto), y fue equiparada con el “Sí se puede” del presidente Barack Obama, en Estados Unidos. La revista Time la nombraría en diciembre la “Persona del Año” y la consideró la líder de facto de la Unión Europea (UE).

“La canciller Merkel tomó una decisión valiente y políticamente arriesgada en 2015 al permitir la entrada de más de un millón de refugiados en el país”, declaró a GDA Michael Werz, analista del Center for American Progress. Sin embargo, agregó, “nunca consiguió que los alemanes aceptaran la inmigración, abordaran los desafíos e iniciaran una conversación seria sobre la diversidad”. Además, “llegó a un acuerdo sobre los refugiados con el presidente turco [Recep Tayyip] Erdogan, pagando a su régimen corrupto para que mantuviera a los refugiados sirios en Turquía, un acuerdo que socavó la autoridad moral de Alemania y de Europa”.

La apertura migratoria le costaría caro a Merkel: la oposición, junto con un sector importante de la población, se mostró en contra, y la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) aprovechó la oportunidad. El reflejo del disgusto se hizo evidente en las elecciones de 2017, cuando la CDU obtuvo su peor resultado desde 1949 y la AfD se convirtió en la tercera fuerza en el Bundestag (Parlamento).

Para algunos, aquella decisión de Merkel también fue clave para que los británicos decidieran, en junio de 2016, separarse de la UE.

Olaf Scholz ha sido vicecanciller de Merkel desde 2018 y ahora se dispone a tomar su relevo.
Olaf Scholz ha sido vicecanciller de Merkel desde 2018 y ahora se dispone a tomar su relevo.

Sobresalir en un mundo de hombres

Durante estos 16 años, Merkel se consolidó no sólo como una líder europea, sino como una mujer que no se deja doblegar. No lo hizo con el presidente Donald Trump, con quien aparece en una de las fotos más icónicas de su mandato: la de la cumbre del G7, en 2018, donde se le ve encarándolo.

Tampoco se dejó intimidar por Vladimir Putin, de quien llegó a decir que “teme su propia debilidad”.

Por su forma de encarar ese tipo de liderazgos se le declaró “líder del mundo libre”.

Hamilton lo pone en estos términos: “Merkel trabajó con Putin, pero evitó su abrazo. Se relacionó con sus homólogos franceses pero evitó su sombra. Esquivó la tempestad de Trump”.

Para Werz, uno de los legados más importantes de Merkel, además del de “tener una Alemania sólidamente establecida en Europa”, es justamente el “haber sido una de las pocas líderes occidentales en haber cuestionado y desafiado a líderes como Trump y Vladimir Putin”.

¿Feminista?

Aunque por muchos años evitó declararse feminista, recientemente cambió de opinión. “Esencialmente, ser feminista tiene que ver con el hecho de que hombres y mujeres son iguales, en el sentido de la participación en la sociedad y en la vida, en general. Y en ese sentido, puedo decir: “Sí, soy una feminista. Todos deberíamos serlo”.

Merkel, opina Mushaben, “ha demostrado que las mujeres pueden mantenerse firmes, defender sus posiciones en el escenario internacional. Al hacerlo, ha abierto las puertas para otras mujeres, quizá no para que estén en el poder 16 años, pero sí para ser tomadas muy en serio a nivel internacional”.

Si bien falta mucho para lograr la paridad, Mushaben recordó que “en la oficina de la Cancillería, por ejemplo, 50% de los jefes de departamento son mujeres”. Desde enero de 2016 se instauró una cuota de género de 30% en los consejos de administración de las empresas.

Angela Merkel y el presidente ruso Vladimir Putin sostienen una "Libélula" autónoma en el stand de la empresa Festo mientras recorren la feria industrial de Hannover el 8 de abril de 2013 en Alemania. (RONNY HARTMANN / AFP).
Angela Merkel y el presidente ruso Vladimir Putin sostienen una «Libélula» autónoma en el stand de la empresa Festo mientras recorren la feria industrial de Hannover el 8 de abril de 2013 en Alemania. (RONNY HARTMANN / AFP).

 

En 16 años, la popularidad de Merkel se ha mantenido por encima del 70%, pero con su partido no sucedió lo mismo. Tras los resultados negativos en las regionales de 2018, Merkel decidió que era suficiente. “Una vez dije que no nací canciller, y nunca lo he olvidado”, señaló en algún momento. Y anunció su decisión de no buscar la reelección como líder de la CDU, ni como canciller.

Para Werz, Merkel tardó demasiado en retirarse: “Alemania necesitaba un cambio antes de 2021, y la debilidad de su partido conservador es un daño colateral de su década y media de gobierno. La política alemana hacia Europa no cambiará; si acaso, será más proeuropea”.

Mushaben difiere. Desde su punto de vista, con la partida de Merkel habrá un “vacío de poder…”. Con ella, indica, había un “equilibrio” con Reino Unido, con Francia… Ahora, cree, veremos una “verdadera división entre Este y Oeste. Sólo hay que ver a Polonia, Hungría, cómo se están comportando, y una división entre Norte y Sur. ¿Quién los va a mantener despiertos, toda la noche, negociando? Merkel hacía eso. Nadie va a ser esa clase de líder”.

Sobre el futuro de Alemania sin ella, no es optimista: “La vamos a extrañar mucho. Sólo ver el caos alrededor de esta coalición, va a ser un problema para todos. Los próximos cuatro años, aunque la gente dijo que quería un cambio, la van a extrañar y no van a estar contentos con el cambio que obtuvieron”.

*****************

*El Grupo de Diarios América (GDA), al cual pertenece [este diario], es una red de medios líderes fundada en 1991, que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través del periodismo de calidad para nuestras audiencias.

Galería de imágenes y Frases famosas de Angela Merkel

Elaborado por: Luis Alberto Pintado Córdova

alternative text
La niña ‘ossi’.  Angela Dorothea Kasner nació en Hamburgo en 1954, pero creció en un pueblo de Alemania Oriental. La casa familiar la compartían con los religiosos de un seminario. Cerca había una granja que, a la vez, funcionaba como residencia para personas con discapacidad. El jardinero ejerció de figura paterna. «Mi padre casi nunca estaba en casa. Este hombre, bueno y paciente, me dejaba comer zanahorias manchadas de tierra y me enseñó a hablar con los discapacitados».
Angela Merkel, fotografiada en 1993, cuando era ministra de Juventud y Familia con el canciller Helmut Kolh.
Angela Merkel, fotografiada en 1993, cuando era ministra de Juventud y Familia con el canciller Helmut Kolh. ULRICJ BAUMGARTEN (GETTY. Angela fue una chica divertida Trabajó de camarera en una discoteca y vivió de okupa en Berlín durante parte de su juventud.
alternative text
Los padres de Angela Angela Merkel es hija de un pastor protestante, Horst Kasner, que pasó su vida predicando en la comunista y atea Alemania del Este. Murió en 2011, a los 85 años. «Era muy exigente. No era fácil conseguir que todo estuviera perfecto», dijo de él la canciller. Su madre, Herlind, fue maestra de latín e inglés hasta pasados los 80 años. Murió con 90, en 2019. «Tienes que ser mejor que los demás», le decía cada día a la pequeña Angela antes de ir a la escuela.
alternative text
El perfecto amo de casa Merkel conserva el apellido de su primer marido, al que conoció cuando estudiaba Física en la universidad y del que se divorció con 27 años. Su actual pareja es un químico, Joachim Sauer. Tan discreto que ni los alemanes lo reconocerían por la calle. Viven en un piso berlinés y hacen juntos la compra, pero, al preguntarle la prensa cuándo ponía la lavadora, la canciller dijo que no lo sabía porque de eso se encargaba su marido.
Merkel, una vida personal marcada por la sobriedad
Merkel, una vida personal marcada por la sobriedad La canciller cobra 17.000 euros brutos mensuales, pero lleva una existencia austera y con pocos gastos. Merkel y su marido en el Festival de Bayreuth de 2012 – EFE
alternative text
La política era cosa de hombres. Su mentor fue Helmut Kohl -el artífice de la unificación de Alemania-, el eterno canciller demócrata-cristiano que estuvo cuatro legislaturas (las mismas que Merkel) en el poder. Sus compañeros de partido se burlaban de ella: «la chica de Kohl». Pero un discurso de Merkel acabó con la carrera política de su mentor, envuelto en un escándalo de corrupción. «Si se tira a una piscina llena de pirañas, al poco tiempo solo flotarán en el agua las espinas de las pirañas», dijeron de ella entonces.
El presidente de EEUU, Barack Obama (c), la canciller alemana Angela Merkel (i), y el superviviente del campo de concentración nazi de Buchenwald, Elie Wiesel (d), visitan el campo, cerca de Weimar, Alemania, hoy 05 de junio de 2009. El presidente Obama visitó Buchenwald para rendir homenaje a las víctimas del Holocausto judío y de la Segunda Guerra Mundial. Obama depositó una rosa blanca en la lápida que recuerda a los cerca de 56.000 fallecidos en el campo y otra rosa blanca en el monumento central del campo, donde guardó unos momentos de silencio antes de escuchar las explicaciones que le proporcionaban la canciller y los supervivientes del campo.
El presidente de EEUU, Barack Obama (c), la canciller alemana Angela Merkel (i), y el superviviente del campo de concentración nazi de Buchenwald, Elie Wiesel (d), visitan el campo, cerca de Weimar, Alemania, hoy 05 de junio de 2009. El presidente Obama visitó Buchenwald para rendir homenaje a las víctimas del Holocausto judío y de la Segunda Guerra Mundial. Obama depositó una rosa blanca en la lápida que recuerda a los cerca de 56.000 fallecidos en el campo y otra rosa blanca en el monumento central del campo, donde guardó unos momentos de silencio antes de escuchar las explicaciones que le proporcionaban la canciller y los supervivientes del campo.
alternative text
El perro que llegó del frío.  Merkel ha demostrado tener nervios de acero, pero Vladímir Putin los puso a prueba cuando la recibió en 2007 en su residencia de Sochi. Merkel teme a los perros desde que uno la atacó, pero Putin dejó que Koni, su labrador, la olfatease a sus anchas. ¿Un modo subliminal de recordarle la dependencia de Alemania del gas siberiano? «Si vemos cómo era la relación entre Alemania y la Unión Soviética en 1945, hemos mejorado mucho», ironizó Merkel que, además, entre los idiomas que habla, está el ruso.
alternative text
Roces con el ‘amigo’ americano. Las relaciones con Estados Unidos han sido tensas. En 2013, con Obama, estalló el escándalo del espionaje de la NSA. «Espiar a los amigos. ¡Eso no se hace!», protestó la canciller. Y con Trump fueron a peor. El presidente norteamericano le negó una vez un apretón de manos y la ninguneó otras tantas, como en esta reunión del G7 en la que fue el único líder que se negó a firmar una declaración conjunta propuesta por Merkel para evitar una guerra comercial.
Merkel se despide del papa Francisco el 7 de septiembre - Diario de Querétaro | Noticias Locales, Policiacas, de México, Querétaro y el Mundo
Merkel se despide del papa Francisco el 7 de septiembre.  Será la despedida del pontífice como jefa de Gobierno después de que decidió no volver a presentarse a las elecciones.

Angela Merkel visita Auschwitz por primera vez en sus 14 años como canciller – Radio JAI

Merkel rinde tributo a las víctimas del nazismo en su primera visita a Auschwitz
Angela Merkel y su histórica visita al antiguo campo de exterminio de Auschwitz

alternative text
La ‘mami’ de los desamparados.  A pesar de su fama de testaruda (‘Madame Non’ la bautizaron los franceses), confirmada durante la crisis del euro, cuando se empeñó en la austeridad a pesar del sufrimiento de los países del sur, Mutti Merkel también ha cambiado de discurso en momentos decisivos. Sucedió con los refugiados de las guerras de Siria e Irak. Alemania acogió a un millón tras la conmoción de ver al niño Aylan ahogado en una playa. «Si Europa les falla, no será Europa».
alternative text
Los placeres de la jubilación. Merkel se retira con 67 años. ¿Cómo será su vida de jubilada? Algunas pistas. Le gusta cocinar. Su especialidad es la tarta de ciruelas. Siempre que puede, pasa el fin de semana en su casa de Uckermark y pasea por los bosques donde creció o toma el sol junto a un lago… Una vez dijo que a una isla desierta se llevaría una Biblia. También le gusta cantar, pero ahora solo canta himnos y villancicos cuando va a la iglesia. No la llame, tendrá el móvil apagado.
Angela Merkel, durante su intervención ante el Parlamento israelí.
Merkel, ante la Knesset: «Alemania siente vergüenza por el Holocausto».  La canciller se convierte en la primera jefa de Gobierno que interviene en el parlamento israelí y la primera que lo hace en alemán.
  1. «Lo único que nos enseñó el sistema de Alemania del Este fue que no debíamos volver a hacerlo así.”
  2. «Si miramos dónde estaban las relaciones entre la Unión Soviética y Alemania en 1945 y dónde estamos ahora, hemos conseguido mucho.”
  3. «Tenemos una responsabilidad compartida sobre el clima mundial; tenemos que reducir el cambio climático por debajo de los 2 grados centígrados.”
  4. «Lo único que nos enseñó el sistema de Alemania del Este fue que no debíamos volver a hacerlo así.”
  5. «Occidente era un mundo maravilloso para mí. Decidí entonces que, si así se hacían las cosas, yo quería formar parte de él.”
  6. «Hay que permitir que Ucrania lleve sus propios suministros de ayuda de forma segura a las zonas del este del país que están controladas por los separatistas.”
  7. «Para alguien que viene de Europa, sólo puedo decir que, si renunciamos a este principio de integridad territorial de los países, entonces no podremos mantener el orden pacífico de Europa que hemos logrado.”
  8. «Más reformas darán más impulso a las industrias alemanas para invertir en la India. Las empresas alemanas quieren ser tratadas en igualdad de condiciones que las indias, y la creación de un mercado equitativo es crucial para las inversiones.”
  9. «Los mercados quieren obligarnos a hacer ciertas cosas. Eso no lo haremos. Los políticos tienen que asegurarse de que somos inatacables, de que podemos hacer política para la gente.”
  10. «Así que Europa tiene que ser competitiva y nosotros también si queremos seguir siendo un socio económico interesante para Estados Unidos. Esto tiene que hacerse sobre la base de la fuerza, de la competitividad.”
  11. «Permítanme decir esto a título personal. Sin los Estados Unidos de América, probablemente no podría estar hoy aquí ante ustedes. ”
  12. «Especialmente en un mundo muy secular, deberíamos destacar siempre lo que es común en la religión cristiana.”

Referencias:

El Comercio – GDA – El Correo. XI Semanal – EFE – Inspiraa -Innovas

Por qué con Merkel no peligró la democracia | Contexto DW

Angela Merkel: «Si dejamos de escucharnos, dejaremos de encontrar soluciones» DW

Angela Merkel, una canciller a prueba de crisis | DW Documental

14 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. MERKEL líder de un pais totalmente devastado por las guerras y restricciones con un fuerte presencia del nacionalismo y un alto índice de de xenofobia, supo mantenerse tranquila, calmada, valiente y firme en sus convicciones, una excelente historia que nos muestra.
    Merkel es un ejemplo a seguir, calmada y que en sus propias palabras dice que es durante su vida y su formación aprendió a ser calmada a analizar las cosas, una mujer influyente en el el mundo y creo que en algún momento la vamos a necesitar para juntar a las naciones con una fin en comun.

  2. Merkel es totalmente pragmática, “Calmada, pragmática, consistente, motivada por la ayuda, orientada por los valores”, Merkel ha imprimido su sello a lo largo de 16 años de gobierno, dice al Grupo de Diarios América (GDA) Joyce Mushaben, autora del libro “Becoming Madam Chancellor: Angela Merkel and the Berlin Republic” (Convirtiéndose en Madam Canciller: Angela Merkel y la República de Berlín). “De su vida en Alemania Oriental aprendió a guardar silencio, a esperar y procesar las cosas”. De su vida como hija de un pastor luterano, “a tener valores”; de su carrera como física, a evaluar cada problema, separarlo en partes, explica Por eso, asegura, “nadie puede copiar su estilo”. Así la describen sus biógrafos y analista e alta política. Es un ejemplo para la juventud en el mundo.

  3. «Nuestra democracia prospera en la habilidad para tener un discurso crítico y autocorrección. Prospera en el constante discurso de intereses y respeto mutuos. Prospera en la solidaridad y en la confianza, también en la confianza en los hechos. En todos los lugares en los que los hechos científicos son negados, se propagan teorías conspirativas y campañas de difamación. La resistencia debe ser fuerte», son palabras de Angela Merkel, lo que refleja que nunca tuvo poses autoritarias ni cambios de Constitución para pretender gobernar en forma autoritaria. ni totalitaria al estilo comunista como Putin o los nefatos dictadores latinoamericanos.

  4. Por mi trabajo viajo constantemente y estando en Alemania me entere de algo seguí por TV. La ceremonia militar, conocida como grosser Zapfenstreich («gran tatuaje»), tiene sus orígenes en el siglo XVI y es el mayor tributo que ofrece el ejército alemán a los políticos salientes.
    En la velada hubo una procesión con antorchas.
    La canciller es una apasionada de la música, «principalmente música clásica», según dice ella, y es una asistente habitual al Festival de Bayreuth, dedicado al compositor alemán Richard Wagner. Esa pieza Angela la escogió. Es algo que quería compartir con mis amigos virtuales de Perú.

  5. Quisiera desrtacar algo que admiro de esta gran mujer ha sido su sencillez, saber escuchar, concertar y controlar sus emociones. En una declaración muestra su perfil polítoico: “Soy del tipo de persona que primero suele observar una situación para evaluarla mejor. Ser reservado en determinados momentos es importante”, diría Merkel en 1991, cuando recién había sido nombrada ministra de Mujeres y Juventud en el gobierno de Helmut Kohl, considerado “padre de la reunificación alemana”, y el primero de la República Federal Alemana. Su trayectoria es muy honesta e impecable sin ninguna mancha de corrupción.

  6. La política alemana que es Canciller de Alemania desde 2005. Es líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de centro-derecha desde 2000. Con su dominio político, a menudo se la considera la líder de facto de la Unión Europea y la mujer más poderosa del mundo. También es aclamada como la líder del «mundo libre». Ha tenido una notable vida política y ha ocupado varios cargos, antes de ser canciller de Alemania. Durante su vida pública, ha compartido sus pensamientos y opiniones sobre una amplia gama de temas y también ha hablado sobre varios asuntos, no sólo en Alemania sino en todo el mundo. Una mujer y liderazgo ejemplar. Pasa a la historia de la humanidad con una trayectoria ejemplar.
    Como quisiéramos tren un mandatario con esas características.

  7. Sin ligar a dudas Angel Merkel es y será una de las mujeres más recoradas mujeres y lideresas mandatarias del mundo, muy difícil de ser superada por rol como estadista. Mujer, científica, criada en la antigua Alemania comunista, Angela Dorothea Merkel sabe muy bien lo que significa ser subestimada. Nadie creía que ella podía dirigir el destino de Alemania, pero durante 16 años le dio la estabilidad que necesitaba y se convirtió no sólo en la figura más poderosa del país, sino en una de las más influyentes en el mundo.