Científicos paleoantropólogos descubren las primeras tumbas de la prehistoria en Sudáfrica “Cuna de la Humanidad”

Un equipo de científicos, liderados por el paleoantropólogo estadounidense Lee Berger, afirmó este haber descubierto en Sudáfrica las tumbas más antiguas de la prehistoria conocidas hasta hoy por historiadores y científicos. 

Por: Luis Alberto Pintado Córdova

El paleontólogo Lee Berger, muestra la gruta de los nuevos hallazgos en el sitio "Cuna de la Humanidad", en Sudáfrica, el 11 de mayo de 2023.El paleontólogo Lee Berger, muestra la gruta de los nuevos hallazgos en el sitio «Cuna de la Humanidad», en Sudáfrica, el 11 de mayo de 2023. © Luca Sola / AFP

El paleontólogo Lee Berger, muestra la gruta de los nuevos hallazgos en el sitio "Cuna de la Humanidad", en Sudáfrica, el 11 de mayo de 2023.

En posición fetal y acurrucados en nichos enterrados al final de una red de estrechas galerías a unos 30 metros bajo tierra, primos lejanos del hombre en estado fósil fueron hallados en tumbas en excavaciones iniciadas en 2018.

«Se trata de las inhumaciones de homínidos más antiguas de los que se tiene constancia, anteriores en al menos 100.000 años a las inhumaciones de ‘Homo sapiens'», aseguraron los científicos en una serie de artículos, que aún deben ser revisados por pares antes de su publicación en la revista científica eLife.

Las sepulturas ovaladas fueron descubiertas en el yacimiento paleontológico llamado «Cuna de la Humanidad», en el noroeste de Johannesburgo, declarado patrimonio mundial por la Unesco y lleno de cuevas y fósiles prehumanos.

Las tumbas contienen huesos de ‘Homo naledi’, primos lejanos del hombre, con un cerebro del tamaño de una naranja. Su hallazgo por Berger en 2013 había cuestionado algunas teorías sobre la evolución.

Las sepulturas más antiguas descubiertas hasta ahora, sobre todo en Oriente Medio y Kenia, datan de alrededor del 100.000 a.C. y contienen restos de ‘Homo sapiens’, el antepasado directo del hombre.

Las tumbas encontradas en Sudáfrica datan de 200.000 a 300.000 a.C.

El paleontólogo Lee Berger, el 11 de mayo de 2023 en el sistema de cuevas Rising Star, en Maropeng, Sudáfrica
El paleontólogo Lee Berger, el 11 de mayo de 2023 en el sistema de cuevas Rising Star, en Maropeng, Sudáfrica © Luca Sola / AFP

Durante las excavaciones, que comenzaron en 2018, el equipo de Berger también encontró símbolos geométricos –líneas, cuadrados y cruces– trazados en las paredes de las tumbas.

«Esto significaría que los humanos no son los únicos que han desarrollado prácticas simbólicas, sino que es posible que ni siquiera hayan inventado ese comportamiento», expuso el paleoantropólogo de 57 años respaldado por National Geographic.

Científicos descubren las tumbas más antiguas en Sudáfrica: 'Cuna de la Humanidad'

“Se trata de las inhumaciones de homínidos más antiguas de los que se tiene constancia, anteriores en al menos 100,000 años a las inhumaciones de ‘Homo sapiens’”, aseguraron los científicos en una serie de artículos, que aún deben ser revisados por pares antes de su publicación en la revista científica eLife.

Cerebro grande o pequeño

Los investigadores suelen asociar el dominio del fuego, del grabado y de la pintura con el gran tamaño del cerebro del hombre moderno.

Con las características de criaturas de millones de años de antigüedad, como dientes primitivos y piernas trepadoras, el Homo naledi también tiene pies similares a los nuestros y manos capaces de empuñar herramientas.

«Estos hallazgos demuestran que las prácticas mortuorias no estaban limitadas al Homo sapiens o a otros homínidos con cerebros grandes», añadieron los científicos en los artículos.

Esta teoría, que va en contra de la idea comúnmente aceptada de que la conciencia de la muerte y las prácticas relacionadas hacen a los humanos, ya había sido planteada por Berger cuando presentó al mundo el Homo naledi en 2015.

«Fue demasiado para los científicos de entonces», comentó Berger en una entrevista con la AFP. Siguen «convencidos de que todo está relacionado con nuestro gran cerebro y de que ocurrió hace muy poco tiempo, menos de 100.000 años», explicó.

«Estamos a punto de decirle al mundo que no es cierto», conmemora el explorador.

Las sepulturas más antiguas descubiertas hasta ahora, sobre todo en Oriente Medio y Kenia, datan de alrededor del 100,000 a. C. Y contienen restos de “Homo sapiens”, el antepasado directo del hombre. Las tumbas encontradas en Sudáfrica datan de 200,000 a 300,000 a. C. Durante las excavaciones, que comenzaron en 2018, el equipo de Berger también encontró símbolos geométricos —líneas, cuadrados y cruces— trazados en las paredes de las tumbas.

“Esto significaría que los humanos no son los únicos que han desarrollado prácticas simbólicas, sino que es posible que ni siquiera hayan inventado ese comportamiento”, expuso el paleoantropólogo de 57 años respaldado por National Geographic.

Confirman el descubrimiento de las tumbas más antiguas de la prehistoria en Sudáfrica

Las tumbas en Sudáfrica reflejan que estas prácticas no estaban limitadas al Homo Sapiens 

Los investigadores suelen asociar el dominio del fuego, del grabado y de la pintura con el gran tamaño del cerebro del hombre moderno. Con las características de criaturas de millones de años de antigüedad, como dientes primitivos y piernas trepadoras, el Homo naledi también tiene pies similares a los nuestros y manos capaces de empuñar herramientas.

El paleontólogo Lee Berger, muestra la gruta de los nuevos hallazgos en el sitio "Cuna de la Humanidad", en Sudáfrica, el 11 de mayo de 2023.

Fuente:

France 24 Horas

AFP . Innovas

Vídeos recomendados:

********

Lee Berger (paleoantropólogo)

En mayo de 2014 se organizó un taller  que reunió a 54 científicos locales e internacionales para describir y estudiar los más de 1550 fósiles recuperados. En septiembre de 2015, el equipo anunció al Homo naledi como una nueva especie de homínido , citando su mosaico único de rasgos más ancestrales y similares a los humanos. 

Por: Luis Alberto Pintado Córdova

Lee R. Berger, Ph.D. | Academy of Achievement

Lee Rogers Berger (nacido el 22 de diciembre de 1965) es un paleoantropólogo sudafricano nacido en Estados Unidos y explorador residente de National Geographics mejor conocido por su descubrimiento del sitio tipo Australopithecus sedibaMalapa;  su liderazgo de Rising Star Expedition en la excavación de Homo naledi en Rising Star Cave; y la hipótesis del ave rapaz de Taung. 

Lee Berger
Lee Berger y el cráneo de Australopithecus sediba MH1.JPG
Nacido
Lee Rogers Berger

22 de diciembre de 1965 (57 años)

Misión Shawnee, Kansas , EE. UU.
alma mater
  • Universidad del Sur de Georgia
  • Universidad de Witwatersrand
Cónyuge Jacqueline Berger
Niños 2
Premios Time 100 , 2016 – personas más influyentes en el mundo estadounidense
carrera cientifica
Campos Paleoantropólogo y explorador residente de National Geographic
Instituciones Universidad de Witwatersrand
Tesis Morfología funcional del hombro hominoideo, pasado y presente.  (1994)
Asesor de doctorado Felipe V. Tobías
Sitio web www.profleeberger.com _

 

Berger es conocido no solo por sus descubrimientos, sino también por su personalidad inusualmente pública en paleoantropología y por hacer que sus descubrimientos más notables sean proyectos de acceso abierto . Da cientos de charlas al año y tiene una estrecha relación con National Geographic desde hace muchos años, apareciendo en varios de sus programas y documentales. 

Realizó estudios de doctorado en paleoantropología en la Universidad de Witwatersrand (Wits) en Sudáfrica con el profesor Phillip Tobias , centrando su investigación en la cintura escapular de los primeros homínidos; se graduó en 1994. En 1991, comenzó su trabajo a largo plazo en el sitio de Gladysvale. Esto marcó el mismo año en que su equipo descubrió los primeros restos de homínidos primitivos del sitio, convirtiendo a Gladysvale en el primer nuevo sitio de homínidos primitivos descubierto en Sudáfrica desde 1948.  En 1993, fue designado para el puesto de oficial de investigación. en la Unidad de Investigación de Paleo-Antropología (PARU) (ahora el Instituto de Ciencias Evolutivas; ESI) en Wits.

Trayectoria como  investigador científico

Se convirtió en investigador posdoctoral y oficial de investigación en la Universidad de Witwatersrand en 1995. Ha sido el líder del Grupo de Investigación de Paleoantropología y se ha hecho cargo de las excavaciones de homínidos fósiles , incluidos Sterkfontein , Swartkrans y Gladysvale. En 2004, fue ascendido a Lector en Evolución Humana y Comprensión Pública de la Ciencia. Actualmente es profesor de investigación en el mismo tema en el Instituto de Estudios Evolutivos (ESI) y el Centro de Excelencia en Paleociencias (CoE Pal) en Wits.

26 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El artículo trata sobre el descubrimiento de antiguas tumbas que contienen restos de ‘Homo naledi’, primos lejanos de los humanos modernos, en el yacimiento paleontológico conocido como la «Cuna de la Humanidad» en Sudáfrica. Estas tumbas son las inhumaciones más antiguas de homínidos jamás encontradas, datando de entre 200,000 y 300,000 años antes de Cristo, mucho antes de las inhumaciones conocidas de ‘Homo sapiens’. El hallazgo también incluyó símbolos geométricos en las paredes de las tumbas, lo que sugiere que los comportamientos simbólicos podrían no haber sido exclusivos de los humanos modernos. Estos descubrimientos ofrecen nuevas perspectivas sobre la evolución y el comportamiento de nuestros antepasados.

  2. Un artículo bastante educativo, realmente transformó la manera de
    estudiar la prehistoria. Los científicos a menudo equivalen el control del fuego, los gráficos y la pintura con el gran tamaño del cerebro de los humanos modernos. Homo naledi comparte características de criaturas de millones de años, como dientes primitivos y patas trepadoras, y también se asemeja a las nuestras y manos capaces de usar herramientas.

  3. Un equipo de científicos liderado por el paleoantropólogo Lee Berger descubrió las tumbas más antiguas de la prehistoria en Sudáfrica. Las sepulturas, ubicadas en el yacimiento paleontológico «Cuna de la Humanidad», datan de entre 200,000 y 300,000 a.C. Contienen restos de Homo naledi, primos lejanos del hombre, con un cerebro del tamaño de una naranja. Además, se encontraron símbolos geométricos en las paredes de las tumbas, lo que sugiere que las prácticas simbólicas no son exclusivas de los humanos. Estos hallazgos cuestionan la idea de que las prácticas mortuorias están vinculadas únicamente a los homínidos con cerebros grandes.

  4. Es muy importante saber la prehistoria, nos da un vistazo general de como han sido, usando la informacion que tenemos ahora nos damos cuenta de como somos, y en un futuro como seremos.
    El texto nos muestra como eran los antiguos homínidos, Vivian en cavernas, su forma de vestimenta, como se interrelacionaban , su cultura, su pensamiento, y su cosmovisión en general.
    Nos da inspiración en querer aprender en como fueron aquellos tiempos en que aun el hombre no caminaba,
    y la información obtenida que es de gran valor, y se guarda como patrimonio de la humanidad en el conocimiento de la paleontología.

  5. Interesante conocer hacer de la historia del descubrimiento de las primeras tumbas de la prehistoria en Sudáfrica representa un hito significativo en la comprensión de las prácticas funerarias y la cultura de las primeras sociedades humanas. Su relevancia cultural, histórica y científica destaca la importancia de la preservación del patrimonio y la continua investigación en el campo de la paleoantropología.

  6. Este articulo es muy interesante para el ser humano nos muestra que nos demuestra como las características de criaturas de millones de años de antigüedad, como son dientes primitivos y piernas trepadoras, el Homo naledi también tiene pies similares a los nuestros y manos capaces de empuñar herramientas.

  7. «Estos hallazgos demuestran que las prácticas mortuorias no estaban limitadas al Homo sapiens o a otros homínidos con cerebros grandes», añadieron los científicos en los artículos.
    Esta teoría, que va en contra de la idea comúnmente aceptada de que la conciencia de la muerte y las prácticas relacionadas hacen a los humanos, ya había sido planteada por Berger cuando presentó al mundo el Homo naledi en 2015.

  8. Un artículo extraordinario, de hecho que cambiara el curso del estudio de la prehistoria. Los investigadores suelen asociar el dominio del fuego, del grabado y de la pintura con el gran tamaño del cerebro del hombre moderno. Con las características de criaturas de millones de años de antigüedad, como dientes primitivos y piernas trepadoras, el Homo naledi también tiene pies similares a los nuestros y manos capaces de empuñar herramientas.

  9. “Se trata de las inhumaciones de homínidos más antiguas de los que se tiene constancia, anteriores en al menos 100,000 años a las inhumaciones de ‘Homo sapiens’”, aseguraron los científicos en una serie de artículos, que aún deben ser revisados por pares antes de su publicación en la revista científica eLife. Me gusto.

  10. En posición fetal y acurrucados en nichos enterrados al final de una red de estrechas galerías a unos 30 metros bajo tierra, primos lejanos del hombre en estado fósil fueron hallados en tumbas en excavaciones iniciadas en 2018. «Se trata de las inhumaciones de homínidos más antiguas de los que se tiene constancia, anteriores en al menos 100.000 años a las inhumaciones de ‘Homo sapiens’», Excelente artículo.

  11. “Esto significaría que los humanos no son los únicos que han desarrollado prácticas simbólicas, sino que es posible que ni siquiera hayan inventado ese comportamiento”, expuso el paleoantropólogo de 57 años respaldado por National Geographic. Excelente articulo

  12. Las tumbas contienen huesos de ‘Homo naledi’, primos lejanos del hombre, con un cerebro del tamaño de una naranja. Su hallazgo por Berger en 2013 había cuestionado algunas teorías sobre la evolución.
    Las sepulturas más antiguas descubiertas hasta ahora, sobre todo en Oriente Medio y Kenia, datan de alrededor del 100.000 a.C. y contienen restos de ‘Homo sapiens’, el antepasado directo del hombre.
    Las tumbas encontradas en Sudáfrica datan de 200.000 a 300.000 a.C.