Conservadores de 16 países europeos rechazan el «monopolio ideológico» de la UE

Para entender la posición húngara

Por: Alfonso Barba Caballero ABC y Luis Alberto Pintado Córdova UNFV

La incorporación de Hungría a la Unión Europea ha representado para ésta una  desafío a su orientación,  dada su tenaz y firme posición de mantener en alto los principios de su fe cristiana y la defensa de un Estado conservador y enfrentado a criterios abiertamente como es el burdo progresismo de la Unión Europea que auspicia y promueve la bandera de los grupos LGTBI y el dominio o monopolio de una ideología para lo cual utiliza su estructura política como es la Corte de Justicia Europa para sancionar a los que no se allanan a seguí su agenda única.

No hay que olvidar que Hungría sufrió desde el año 1945 hasta 1989 la opresión comunista y de esta horrible convivencia aprendió a luchar por la libertad de pensamiento de la que no piensa renunciar.

Izquierda Revolucionaria - 60 aniversario de la Revolución Húngara de 1956
El proceso revolucionario húngaro comenzó con una manifestación de estudiantes al que rápidamente se unieron los trabajadores, el objetivo era terminar con la opresión nacional y social que padecía el pueblo húngaro bajo la bota del estalinismo.

Giliprogre on Twitter: "Hoy se cumplen 50 años de la invasión de  Checoslovaquia por parte de la Unión Soviética para aplastar la Primavera  de Praga. 137 checoslovacos murieron luchando por la libertad

Cuando los húngaros  hablan de Comunismo se refieren al régimen de Rákosi Mátyás (1948-1956), al Comunismo gulag, aquel en el que sin chistar se enviaba a la gente a los campos de trabajo, a la Unión Soviética o simplemente al de Recski, en Hungría.

La Revolución de 1956 contra la Unión Soviética marcó un hito en la historia de Hungría, un antes y un después. Pese a haber durado muy poco y haber sido derrotada, a partir de ese momento vivir en Hungría fue distinto. Hubo mucha más libertad y el Estado fue abandonando sus más siniestras prácticas.

Hungría: una revolución contra el estalinismo
Los reclamos solo pudo ser parada con la invasión de los tanques soviéticos y el desastre de la política reformista de dirigentes como Imre Nagy.

Pese a todo no dejó de ser una Dictadura, y así se recuerdan ambos períodos (Comunismo y Socialismo) incluso en términos legales. Actualmente, en Hungría el uso público de símbolos que enaltezcan las dictaduras están prohibidos, y figuran a la par, el Comunismo, el Socialismo y el Nazismo.

Tribuna Rosina - 23 DE OCTUBRE DE 1956: INICIA LA REVOLUCIÓN HÚNGARA El 23  de octubre de 1956, en Budapest, Hungría; comienza la revolución húngara  cuando un grupo de estudiantes, intelectuales y

Símbolos prohibidos

La esvástica, la estrella roja de cinco puntas, el símbolo de las SS, el de los Cruces flechadas o la hoz y el martillo están prohibidos. De hecho los sucesivos gobiernos se han encargado de hacer desaparecer cuanto símbolo comunista había, reemplazándolos, especialmente el actual Gobierno, por la estética monárquica de antes de la Segunda Guerra Mundial.

Los símbolos del totalitarismo en Hungría: La cruz flechada del partido Szalasi y la estrella roja comunista (Ricardo Estarrio)

Hay que recordar que Hungría, al haber estado aliada a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, después de la Guerra se quedó hundida en una terrible crisis, donde los pocos recursos que generaba tenían que enviarse a la URSS como pago compensatorio por haber perdido.

Por tanto sufrimiento, en la Primera y Segunda Guerra Mundial el pueblo húngaro prioriza mucho su sistema educativo. Durante muchos años, Hungría fue el país con mayor
número de premios Nobel, por lo que su sistema educativo
era considerado como uno de los mejores del mundo.

De los símbolos negativos al gran progreso húngaro

El objetivo de la estrategia húngara para el aprendizaje a lo largo de toda la vida es definir las directrices políticas y el trabajo práctico que debe realizarse para alcanzar dicho fin. Basándose en esta estrategia, los sistemas de educación, formación y certificación serán capaces de garantizar unas bases adecuadas y proporcionar a todos la oportunidad de desarrollar continuamente sus competencias. La estrategia húngara pretende crear un vínculo entre la fase inicial y la fase final de la educación.

Si bien el término conservador ha de parecer muchos un vocablo asociado con el machismo, nada más lejos de la verdad, la aplicación correcta para este caso es no permitir la promoción de la homosexualidad ni la inducción de éstos en el cambio de género de sus niños. Conservan su sistema educativo saludable.

El primero ministro húngaro, Viktor Orbán, firmó una ley prohibiendo que las escuelas desplieguen material promoviendo la homosexualidad y el cambio de género en niños.

Para el gobierno conservador de Hungría, la ley sirve para proteger a los niños de los pedófilos y la educación sexual es un deber de los padres.

Algunos estudiosos consideran que los pedófilos  y pederastas  andan sueltos y en completa libertad,  preservan mucho la buena educación en favor de los niños, muchos de los cuales andan traumados.

De esta situación se aprovechan tanto los pedófilos como los pederastas para reclamar el derecho de los niños a elegir, sin tener completo su desarrollo psicológico ni físico, de un cambio irreversible de género.

El razonamiento de un pedófilo o un pederasta es éste: si un niño es autorizado de elegir por un cambio de sexo es, en consecuencia capaz de elegir una pareja sexual. Ojo, estamos hablando de niños(as) menores de 10 años.

En este contexto, el sistema educativo húngaro se centra en cuestiones de igualdad de acceso a las instituciones educativas públicas, así como en proporcionar una segunda oportunidad para los que abandonan la escuela. Fomenta el aprendizaje basado en el trabajo y ofrece una transición más gradual de la escuela a la vida adulta combinando la educación y el empleo, aportando así flexibilidad en los itinerarios. Además, prioriza la orientación y el asesoramiento a lo largo de toda la vida y subraya su importancia de la fase inicial de la educación escolar. Por último, gran parte de la estrategia se refiere a la evaluación de los resultados del aprendizaje formal e informal. Ese ha sido uno de los secretos del éxito de la pujante educación y gran desarrollo de la economía húngara y como de su clase empresarial

Un poco de historia para entender la posición húngara

Tomando en cuenta la valiosa contribución histórica de Ana Sofía Nota, colaboradora de la Red Federal de Historia de las Relaciones Internacionales (CoFEI). Departamento de Historia IRI – UNLP:

El 23 de junio de 1956.  La Revolución Húngara 

“La revolución húngara surge como reacción a la situación que se vivía en el Este del continente luego de la II Guerra Mundial, donde el comunismo formaba parte de la vida de millones de personas.

La situación política en Hungría dejaba mucho que desear. Mátyás Rákosi fue líder de Hungría por un periodo de 11 años. Ocupó el cargo de Secretario General del Partido Comunista Húngaro, desde 1945 cuando el comunismo irrumpe en el territorio húngaro y empieza a formar parte de los lineamientos del gobierno, hasta 1956 cuando las corrientes desestalinizadoras comienzan a ser dominantes en la región y debe emigrar a la Unión Soviética.

Teniendo en cuenta este contexto, la revolución húngara fue resultado de un gran descontento social. Los húngaros no podían continuar viviendo mientras sus derechos eran silenciados por un gobierno comunista, muy influenciado por la URSS directamente, y no reaccionar ante ello.

Podría decirse que los problemas en Hungría comenzaron en 1956 durante del mes de octubre, cuando miles de ciudadanos húngaros tomaron las calles para protestar, comenzando así, el llamado periodo de “desestalinización”. Demandaban, entre otras cosas, que se instaurase un sistema de gobierno democrático y libertad de la opresión que vivían por parte de los soviéticos.

En consecuencia, luego de la muerte de Stalin en 1953, el Partido Comunista desplaza a Rákosi del puesto de Primer Ministro y ubican en su lugar a Imre Nagy.

Durante su mandato, Nagy pidió la retirada de las tropas rusas del territorio húngaro y, además, anunció que Hungría se retiraría del Pacto de Varsovia.

El 23 de octubre de 1956, en el país comenzaron a organizarse huelgas de estudiantes y trabajadores. Principalmente se dedicaron a destrozar la estatua de Stalin, ubicada en Budapest, cuya construcción responde al intento de introducir la ideología del Partido en el pueblo. Por otro lado, atacaban a los soldados rusos.

Al día siguiente, como se menciona anteriormente, Imre Nagy ocupa el puesto de Primer Ministro y le solicita a Nikita Jrushchov, dirigente de la Unión Soviética, la retirada de las tropas rusas.

El 28 de octubre Jrushchov acepta el pedido y el ejército ruso comienza su retirada de Budapest.

Luego, del 29 de octubre al 3 de noviembre, el nuevo gobierno húngaro introduce la democracia y la libertad. A su vez, Nagy anunció que Hungría abandonaría el Pacto de Varsovia. Éste fue un acuerdo de cooperación militar, firmado en 1955 por los países que conformaban el Bloque del Este.

El 4 de noviembre, alrededor de 1000 tanques rusos entraron en Budapest y, para la mañana siguiente, ya habían destrozado a todo el ejército húngaro. Este episodio fue bastante cruento, ya que no solo los adultos se vieron forzados a defender su país, sino también los niños se convirtieron en soldados.

En consecuencia, se estima que aproximadamente 4000 húngaros murieron defendiendo su tierra y convicciones.

Ahora bien, algunas de las causas por las que la revolución húngara de 1956 sucedió, además de la recién mencionada, pueden sintetizarse en los siguientes puntos:

  • El pueblo húngaro se vio sumido en la pobreza, debido a la mala organización comercial que había. Mucha de la comida y bienes que se producían en el territorio eran enviados a la actual Rusia.
  • Los húngaros eran muy devotos de su patria, por lo que, no soportaban el control soviético que se había instaurado en su país.
  • Las corrientes desestalinistas que habían comenzado a gestarse en distintas partes de la región, fueron un gran impulsor de la organización y posterior ejecución de la revolución.
  • Por otro lado, los húngaros esperaban ayuda del Oeste, es decir, esperaban que Naciones Unidas o, en ese entonces, el presidente de los Estados Unidos, Eisenhower, tomaran cartas en el asunto, pero no fue así.

Luego de la Revolución, durante el periodo de 1956 a 1958, JánosKádár ocupa el cargo de Primer Ministro, sustituyendo a Nagy.

Por un lado, Kádár no contaba con el apoyo del pueblo húngaro. Por el otro, el sentimiento antisocialista había quedado asentado.

Muchas personas habían logrado salir del país, pero pocas regresaron. Además, no fue tarea fácil salir de la pobreza en la que se había sumido el pueblo húngaro.

Fuente: Instituto de Relaciones Internacionales. Universidad Nacional de La Plata

  • * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

«La cooperación de las naciones europeas debe basarse en la tradición, en el respeto a la cultura y a la historia de los Estados europeos».

Una coalición de líderes de partidos políticos de 16 países europeos firmó una declaración conjunta rechazando el modelo globalista de la Unión Europea, la cual intenta crear un superstado europeo, pidiendo que se respete la cultura y herencia de cada país miembro.

El documento fue rubricado por referentes como Santiago Abascal de Vox España, Viktor Orbán primer ministro de Hungría, el senador Matteo Salvini de Italia, Marine le Pen de Francia, Jarosław Kaczyński del PiS, Polonia, Giorgia Meloni de Hermanos de Italia, y varios partidos de derecha de Bulgaria (VMRO), Austria (FPÖ), Bélgica (Vlaams Belang), Dinamarca (Dansk Folkeparti), Estonia (EKRE), Finlandia (Perussuomalaiset), Grecia (Ellinikí Lýsi), Países Bajos (Ja21), Lituania (Lietuvos lenkų rinkimų akcija) y Rumanía (Partidul Național Țărănesc Creștin Democrat).

«La cooperación de las naciones europeas debe basarse en la tradición, en el respeto a la cultura y a la historia de los Estados europeos, en el respeto a la herencia judeocristiana de Europa y en los valores comunes que unen a nuestras naciones, y no en su destrucción«, escribieron los líderes europeos.

El líder del PiS de Polonia dijo que la declaración se firmó en anticipación al debate que tendrá el bloque europeo sobre el futuro de la Unión Europea. Según el polaco, el bloque plantea cambios que se alejan radicalmente de lo que fueron los principios fundadores de la unión.

Los firmantes advirtieron que la Unión Europea, mediante estructuras políticas como la Corte de Justicia Europea que con sus fallos han presionado a los miembros a seguir una agenda más bien progresista sin tener en cuenta la preferencia de cada país por optar por políticas más tradicionales, quiere «crear un superestado europeo y nuevas estructuras sociales» lo cual «es una manifestación de la peligrosa e invasiva ingeniería social conocida en el pasado, que debe provocar una legítima resistencia».

Los firmantes proponen una reforma para cambiar el rumbo al que se dirige el bloque donde los estados miembros tengan instituciones con la misma autoridad que aquellas que representan la Unión Europea.

«La sobreactividad moralista que hemos visto en los últimos años en las instituciones de la UE ha dado lugar a una peligrosa tendencia a imponer un monopolio ideológico», dice la declaración conjunta.

«Todos los intentos de transformar las instituciones europeas en organismos que se antepongan a las instituciones constitucionales nacionales crean el caos, socavan el sentido de los tratados, cuestionan el papel fundamental de las constituciones de los Estados miembros, y las disputas resultantes sobre las competencias se resuelven, de hecho, mediante la imposición brutal de la voluntad de las entidades políticamente más fuertes sobre las más débiles», aseguran los líderes políticos.

Hungría desata la guerra ideológica en el bloque

El primero ministro húngaro, Viktor Orbán, generó gran tensión días atrás cuando firmó una ley prohibiendo que las escuelas desplieguen material promoviendo la homosexualidad y el cambio de género en niños.

Para el gobierno conservador de Hungría, la ley sirve para proteger a los niños de los pedófilos y la educación sexual es un deber de los padres.

La medida atrajo las críticas inmediatamente y 17 de los 27 miembros firmaron una carta «reafirmando su compromiso con la protección de los derechos de los homosexuales», incluso el primer ministro holandés pidió a Orbán que respete los derechos de los LGBT o se vaya de la Unión Europea. Pedro Sanchez, el primer ministro de España fue quien redactó y promovió la carta.

No obstante, el ministro de Educación polaco Przemyslaw Czarnek dijo que Polonia debería seguir ejemplo de Hungría: «Esta ley establece que las lecciones escolares que tocan cuestiones de sexualidad no deben promover la reasignación de género o la homosexualidad. ¡Deberíamos copiar esta normativa en suelo polaco en su totalidad!»

La división entre líderes conservadores y progresistas podría generar una ruptura en el bloque si las demandas de los conservadores no se cumplen y fuerzan a estos países a aceptar decisiones que no tienen en cuenta la voluntad de su pueblo.

Alvaro Colombres Garmendia | BLes

Fuente: La Iberia

Orbán desafía a la UE con una ley que prohíbe hablar de homosexualidad en las escuelas de Hungría

Budapest da un nuevo paso contra la comunidad LGTBI pese al deseo de Bruselas de lograr que los Veintisiete se conviertan en una “zona de libertad” para este colectivo

Víktor Orbán este martes durante el partido de la Eurocopa de fútbol entre Hungría y Portugal, en Budapest.
Víktor Orbán este martes durante el partido de la Eurocopa de fútbol entre Hungría y Portugal, en Budapest.LASZLO BALOGH / AP

 

En un nuevo giro de tuerca de la deriva autoritaria del primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, el Parlamento de este país ha aprobado este martes una ley que prohíbe los contenidos que hagan referencia a la homosexualidad en los colegios y en programas de televisión dirigidos a menores. La legislación ha salido adelante con el cómodo apoyo de su partido, Fidesz, y los votos de la formación ultranacionalista Jobbik, y supone un cañonazo más en el ya indisimulado desafío de Budapest contra Bruselas en materia de Estado de derecho y respeto de los derechos fundamentales. Desde el Parlamento Europeo, que en marzo declaró oficialmente la Unión Europea una “zona de libertad” para las personas del colectivo LGTBI, reclaman que la Comisión inicie acciones legales contra el país.

La nueva ley —que los críticos comparan con la que aprobó Rusia en 2013 contra la “propaganda gay” generando un magma de creciente hostilidad contra personas homosexuales, bisexuales y transgénero— prohíbe compartir información de lo que Budapest considera que promueve la homosexualidad o el cambio de género. “Hay contenidos que los niños menores de cierta edad pueden malinterpretar y tener un efecto perjudicial en su desarrollo”, explicó un portavoz del gobierno húngaro citado por The Guardian. La medida implica que tampoco podrán emitirse anuncios que muestren solidaridad con las personas gais, si van dirigidos a los menores. En 2019, Coca-Cola enfureció al Fidesz con una publicidad protagonizada por parejas del mismo sexo y esloganes promoviendo la igualdad.

Hungría sigue siendo uno de los países más homófobos del club de los Veintisiete. En un eurobarómetro de finales de 2019, una mayoría de la población (el 51%) mostraba su desacuerdo con la afirmación de que las personas gais, lesbianas y bisexuales deberían tener los mismos derechos que las heterosexuales (en España, en cambio, era solo el 6%).

Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, ha hecho a lo largo de su mandato, iniciado en 2019, bandera por la causa. En su discurso del estado de la Unión, pronunciado el pasado septiembre, aseguró que no descansaría hasta “construir una Unión de igualdad”. “Las zonas libres de LGBTQI son zonas libres de humanidad. Y no tienen cabida en nuestra Unión”, añadió en referencia al casi centenar de municipios y ciudades que se habían autoproclamado como tal en Polonia, el otro gran vector de homofobia en la UE.

En noviembre, la Comisión lanzó un plan teledirigido contra Varsovia y Budapest para proteger al colectivo LGTBI ante el retroceso de libertades propugnado por estos dos Gobiernos. El Ejecutivo comunitario incluso ha frenado la llegada de fondos europeos a varias de las autodenominadas “zonas libres de ideología LGTBIQ” polacas. En marzo, la Eurocámara incrementó la presión hacia el Este, aprobando por una robusta mayoría una resolución que declara la UE “zona de libertad para las personas LGTBIQ”.

“El Parlamento Europeo ya ha tomado medidas. ¡La Comisión debe ahora asumir sus responsabilidades, actuar e iniciar un procedimiento de infracción contra Hungría!”

PIERRE KARLESKIND, EURODIPUTADO FRANCÉS

El eurodiputado francés Pierre Karleskind, autor de la resolución del Parlamento Europeo, asegura que la normativa aprobada solo tres meses después supone “un pasó más” de Orbán “en su horrible retórica anti-LGBTI”. “Ya es suficiente”, protesta a través de WhatsApp este político del grupo liberal Renew. “El Parlamento Europeo ya ha tomado medidas. ¡La Comisión debe ahora asumir sus responsabilidades, actuar e iniciar un procedimiento de infracción contra Hungría!”, reclama al Ejecutivo de Von der Leyen.

Bruselas expresó en marzo, a través de la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, que la orientación sexual no es “ideología”, y que ir en contra de este principio contraviene el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, en el que se consagra “el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad”.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de la rama europea de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA, por sus siglas en inglés), ha denunciado a través de un comunicado: “La Comisión Europea no puede seguir haciendo la vista gorda ante los continuos ataques legislativos lanzados por el Fidesz contra los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas LGBTI en Hungría”. Paradis considera que Bruselas debería cerrar el grifo de los fondos mientras no se retire la nueva ley “antipropaganda al estilo ruso” y considera que la UE debería usar “todas las herramientas disponibles” para frenar la deriva. Esto incluye los procedimientos del artículo 7 del Tratado de la UE (que permite sancionar a los Estados miembros por violar los valores fundamentales de la Unión), ya activados por la Eurocámara contra Hungría y Polonia, pero bloqueados en el Consejo por falta de consenso.

Fuente: El País

16 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. No sólo porque el mundo asiático en general se encuentra en medio de la globalización (de la China nacionalista, al techno Singapur, de la amplia Irán a la India emergente), sino también por el crecimiento económico y su demografía. Pero, sobre todo, la civilización primitiva de la vieja Europa (demográficamente e ideológicamente) y la forma en que se llevó a su organización y la realidad geopolítica apelaron a la llamada “espacio vital euroasiático”, ya que debe ser considerado. Sin embargo, este espacio fue o debería haber sido. La naturaleza de la identidad y la soberanía va más allá de los confines del territorio hipotético.
    Por tanto, y en el campo de la política social, la Unión Europea ha surgido como uno de los posibles modelos de desarrollo humano en el siglo 21 y, en sus declaraciones ideológicas, conoce la mejor y lo peor de los dos grandes sistemas, tal vez más cerca el uno al otro, dada la actual aceleración del tiempo histórico y el asociado necesidades de cambio mental, especialmente debido a los efectos de los cambios revolucionarios en la tecnología y los cambios en la identidad de la comunidad.

  2. Excelente articulo, donde podemos notar primero de la historia retrograda que tuvo que pasar y pasa en algunos países europeos como Hungría donde algunos ciudadanos se ven forzados a pensar por una línea y no por otra, y en segundo sobre la UE que pretende mediante estructuras políticas ser un superestado, en las que algunos fallos han presionado a miembros a ser mas progresistas debido a países conservadores. Si bien Hungría es un país muy conservador debido a su pasado radical pienso yo que en este caso se debería dialogar con los ciudadanos, con el fin de que se priorice los derechos humanos y libertades de expresión, con el fin de que se llegue a un acuerdo democráticamente, y no imponiendo reglas a países que no piensan de la misma manera.

  3. Finalizando la Segunda Guerra Mundial, Hungría fue fuertemente golpeada por el régimen del comunismo, por lo que tuvo un gobierno tirano sin libertades, en la espera de ser salvados por occidente. Teniendo que liberarse por su cuenta, se reestructura a un nivel democrático que aun tenia marcadas las heridas del sometimiento Soviético, por lo que es comprensible su posición respecto a influencias externas, teniendo una sociedad conservadora, la cual acrecienta después de la presión de la Unión Europea sobre el tema de los derechos LGBT, pues Hungría no admite la exposición de esta ideología a los menores (a pesar de que la UE niegue que sea una ideología), que son interpretadas como leyes homófobas, ahora bajo las amenazas que ya no son solo advertencias, se desea terminar con el apoyo económico hacia Hungría lo cual afectaría a toda la población (incluyendo a la comunidad LGBT) que siendo una medida implantada a un país nacionalista que en su momento no soporto el control externo, se espera una respuesta que este a favor de todos.

  4. Me parece un buen artículo con gran contenido ético. Este hecho desperto mi interes: En un nuevo giro de tuerca de la deriva autoritaria del primer ministro de Hungría, Víktor Orbán, el Parlamento de este país ha aprobado este martes una ley que prohíbe los contenidos que hagan referencia a la homosexualidad en los colegios y en programas de televisión dirigidos a menores. La legislación ha salido adelante con el cómodo apoyo de su partido, Fidesz, y los votos de la formación ultranacionalista Jobbik, y supone un cañonazo más en el ya indisimulado desafío de Budapest contra Bruselas en materia de Estado de derecho y respeto de los derechos fundamentales. Desde el Parlamento Europeo, que en marzo declaró oficialmente la Unión Europea una “zona de libertad” para las personas del colectivo LGTBI, reclaman que la Comisión inicie acciones legales contra el país.No e discriminante sino de medida preventiva en favor de la niñez.

  5. Los firmantes advirtieron que la Unión Europea, mediante estructuras políticas como la Corte de Justicia Europea que con sus fallos han presionado a los miembros a seguir una agenda más bien progresista sin tener en cuenta la preferencia de cada país por optar por políticas más tradicionales, quiere «crear un superestado europeo y nuevas estructuras sociales» lo cual «es una manifestación de la peligrosa e invasiva ingeniería social conocida en el pasado, que debe provocar una legítima resistencia». Me parece un acto de valentía y de alta cultura que preserva los valores educativos.

  6. Sigo las noticias del liberinaje sexual en los países liberales y deja mucho que desear el buso infantil en las esccuelas, un caso fue la Policía Nacional ha detenido en España donde hay varias denuncias de depredadores sexuales infanties que trabajaban como profesores en colegios. Asi ismo no soy homofobico, respeto los derechos de los homosexuales pero condeno el abuso sexual contra la niñez.

  7. El gran l+ide que promovió esta gesta en el Parlamento Europeo ha sido el húgaro Viktor Orbán, generó gran tensión días atrás cuando firmó una ley prohibiendo que las escuelas desplieguen material promoviendo la homosexualidad y el cambio de género en niños. Una gran iniciativa ol{itica en favor de la niñez porque los pedofilos y pederastras que fungen de educadores luego abusan de los nios. Lo digo por experiencia propia.
    Para el gobierno conservador de Hungría, la ley sirve para proteger a los niños de los pedófilos y la educación sexual es un deber de los padres.gran iniciativa que en Latinoamérica lamentablemente retrocede con el vanace caviar e izquierdista.

  8. Felicito a esa clase pol{itica conservadora de las buenas pr{actica morals que no son contra natura. Conservadores de 16 países europeos rechazan el «monopolio ideológico» de la UE
    «La cooperación de las naciones europeas debe basarse en la tradición, en el respeto a la cultura y a la historia de los Estados europeos».