Juan Reynoso y Nicolás Maduro en tiempos de crisis, por José Antonio Torres Iriarte

El futbol y la política comparten espacios, no en vano el tirano Nicolás Maduro hace declaraciones agraviantes contra el Perú, demostrando su ignorancia manifiesta, su ramplonería y un desbordante triunfalismo deportivo.

Dr. José Antonio Torres Iriarte

Abogado y analista político
_______

Juan Reynoso como entrenador de la selección peruana, se resiste a renunciar, invocando que tiene un contrato vigente con la Federación Peruana de Futbol hasta el final de las Eliminatorias en el 2025, sin asumir responsabilidad alguna, ni dar explicaciones que justifiquen que la selección peruana ocupe el último lugar en la tabla después de 6 fechas (un tercio) de las Eliminatorias.

Hoy, en un mundo competitivo, las Eliminatorias al Mundial de Futbol son cada vez más exigentes y son parte de largos procesos, en los que se ponen de manifiesto intereses en torno a las grandes campañas de publicidad, apuestas deportivas y derechos de transmisión por televisión y las multiplataformas. La FIFA ha ampliado el cupo sudamericano con miras a la próxima Copa del Mundo y con ello se multiplican la ilusión de los aficionados en toda Sudamérica.

La FIFA no está exenta de corrupción, la elección de las sedes de los Mundiales, parecen responder cada vez más a intereses comerciales, patrocinio de intereses transnacionales, con altas dosis de naturaleza geopolítica. Los últimos mundiales realizados en Rusia (2018) y Qatar (2022) son una muestra de ello. Perú hoy ocupa el deshonroso último lugar de la tabla, con apenas 2 puntos y peor aun habiendo anotado tan solo dos goles, a lo largo de seis partidos.

Ante un escenario de crisis, es necesario un cambio de rumbo, que parta del reconocimiento de errores por parte de Juan Reynoso; quien en mi concepto está lejos de ser un líder y un estratega con lectura rápida y toma de decisiones acertadas a lo largo de los partidos, en los que se permite actualmente el relevo hasta de 5 jugadores.

Reynoso no tiene habilidades para definir equipos en plazos cortos y con jugadores procedentes (en su mayoría) de ligas internacionales tan disímiles.

No es Reynoso, el primero que debe renunciar en Videna tras este rotundo  fracaso | El Futbolero Perú Selección Peruana
No es Reynoso, el primero que debe renunciar en Videna tras este rotundo fracaso. El personaje en mención es uno de los menos queridos en el medio local

 

Juan Reynoso se aferra al cargo o en su defecto pretende ser compensado de acuerdo a las cláusulas del contrato firmado con la FPF presidida por un dirigente tan cuestionado como Agustín Lozano, investigado por el Ministerio Público por la supuesta comisión de ilícitos penales. Lozano hizo dupla, en su momento, con el hoy sentenciado Oviedo. Sin negar que los contratos deben ser honrados; sin embargo, considero que deben conocerse los alcances del contrato suscrito entre la FPF y Juan Reynoso.

El futbol y la política comparten espacios, no en vano el tirano Nicolás Maduro hace declaraciones agraviantes contra el Perú, demostrando su ignorancia manifiesta, su ramplonería y un desbordante triunfalismo deportivo. Nicolás Maduro es un operador político de Cuba, que hoy demagógicamente aboga por su selección y que no asume responsabilidad alguna por la migración de alrededor de ocho millones de venezolanos que han abandonado territorio venezolano.

Maduro es un bravucón sin formación académica, con seguramente limitada comprensión lectora, que apela a la tribuna política para mentir, victimizarse, tergiversar la historia y urdir el plan de utilizar las largas eliminatorias con miras al próximo Mundial, para distraer y manipular a un pueblo ávido de libertad.

Es el momento de que el ciclo Reynoso concluya, de volver a las fuentes del balompié nacional, dejando de lado “pizarrines” y anotaciones propias de “paporreteros” que anotan todo, tratando de memorizar, para luego ser erráticos en sus decisiones. Juan Reynoso debe dar un paso al costado, como ha sucedido con otros entrenadores de selección en las actuales eliminatorias.

Éxodo Venezolano | Noticias de Cali, el Valle y Colombia
El miedo, persecución y hambruna son el común denominador de los grandes éxodos de la historia. Desde el bíblico éxodo del pueblo hebreo, liderado por Moisés, en busca de la tierra prometida y los recientes fenómenos de desplazamiento forzado en Siria, Yugoslavia, Ruanda, Afganistán, y el Cáucaso europeo, todos, han generado profundas crisis humanitarias. Ulloa Tenorio 

 

Por su parte, Nicolás Maduro pretende perpetuarse en el poder, su gobierno no dudará en utilizar al futbol como arma política en un contexto próximo a la realización de elecciones generales el próximo año. El tirano Maduro no está dispuesto a entregar el poder, los servicios de inteligencia de su país y de Cuba nunca descansan.

Más allá de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario que garantizan el buen trato y derechos a los migrantes; no puede negarse la existencia de organizaciones criminales como el “tren de Aragua” en el Perú y otros países de la región. El “tren de Aragua” desarrolla actividades delictivas y mantiene lazos con el actual gobierno de Venezuela.

Sin embargo, más allá de todo, que la competencia deportiva prime, por encima de las pasiones y el uso político de los resultados futbolísticos.

Si a Argentina no le bastó ser campeón del mundo, para lograr revertir la crisis económica que la afecta, a Venezuela tampoco le será suficiente clasificar al próximo Mundial 2026 para recuperar su libertad y el bienestar que gozaron en el pasado. Que la libertad prime por encima de las tiranías y que el futbol sea el deporte que aliente la competencia, uniendo a los pueblos, dejando atrás el abuso y la prepotencia.

 

50 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La crítica a Juan Reynoso se centra en su resistencia a renunciar como entrenador de la selección peruana a pesar de los resultados desfavorables en las Eliminatorias. El autor argumenta que Reynoso debería reconocer sus errores y asumir la responsabilidad, señalando su falta de habilidades estratégicas y de liderazgo. Además, se menciona la necesidad de revisar el contrato entre Reynoso y la Federación Peruana de Fútbol. La conexión con Nicolás Maduro se establece al resaltar su participación política y su intento de utilizar el fútbol como una herramienta distractiva en medio de problemas políticos y sociales en Venezuela. Se critica la falta de responsabilidad de Maduro frente a la crisis migratoria y se advierte sobre posibles manipulaciones políticas en torno al fútbol.

  2. el análisis de Torres Iriarte destaca las complejas intersecciones entre el fútbol y la política, utilizando a Reynoso y Maduro como ejemplos. Las críticas a la gestión en el ámbito deportivo y la denuncia del uso político del fútbol reflejan la preocupación por la integridad y la autonomía de este deporte como un espacio para la competencia y la unión entre las naciones. La llamada a priorizar la competencia deportiva sobre las divisiones políticas subraya la importancia de separar estos ámbitos para preservar los valores esenciales del deporte.

  3. El artículo “Juan Reynoso y Nicolás Maduro en tiempos de crisis, por José Antonio Torres Iriarte” aborda la relación entre el fútbol y la política, centrándose en la situación del entrenador Juan Reynoso y las declaraciones del presidente venezolano Nicolás Maduro. El autor destaca que el fútbol y la política a veces se entrelazan, y menciona cómo Nicolás Maduro ha realizado declaraciones ofensivas hacia Perú, demostrando su ignorancia y un triunfalismo deportivo desbordante. Maduro es descrito como un operador político de Cuba, que no asume responsabilidad por la migración masiva de venezolanos y utiliza las eliminatorias del Mundial como una distracción para manipular a un pueblo deseoso de libertad. En relación a Juan Reynoso, entrenador de la selección peruana, se menciona que se resiste a renunciar a pesar de que el equipo ocupa el último lugar en la tabla de las Eliminatorias. El autor critica la falta de liderazgo y habilidades estratégicas de Reynoso, y señala que no es el único responsable de este fracaso. El artículo también menciona la corrupción en la FIFA y cómo la elección de sedes de los mundiales parece responder a intereses comerciales y geopolíticos. Además, se hace referencia a la existencia de organizaciones criminales como el “tren de Aragua” que tienen vínculos con el gobierno de Venezuela. En conclusión, el artículo plantea la necesidad de un cambio de rumbo en el fútbol peruano, dejando de lado intereses políticos y priorizando la competencia deportiva. También se destaca la importancia de la libertad por encima de las tiranías y el uso político de los resultados futbolísticos.

  4. El artículo «Juan Reynoso y Nicolás Maduro en tiempos de crisis, por José Antonio Torres Iriarte» aborda la relación entre el fútbol y la política, centrándose en la situación del entrenador Juan Reynoso y las declaraciones del presidente venezolano Nicolás Maduro.
    El autor destaca que el fútbol y la política a veces se entrelazan, y menciona cómo Nicolás Maduro ha realizado declaraciones ofensivas hacia Perú, demostrando su ignorancia y un triunfalismo deportivo desbordante. Maduro es descrito como un operador político de Cuba, que no asume responsabilidad por la migración masiva de venezolanos y utiliza las eliminatorias del Mundial como una distracción para manipular a un pueblo deseoso de libertad.

  5. La resistencia de Juan Reynoso a renunciar a pesar del bajo rendimiento del equipo y su contrato vigente hasta 2025 genera críticas sobre su capacidad de liderazgo y toma de decisiones estratégicas. La falta de reconocimiento de errores por parte del entrenador agrega una capa de controversia a la situación, ya que la autocrítica y la disposición para mejorar suelen ser aspectos valorados en un líder deportivo. La conexión entre el fútbol y la política se destaca al comparar la actitud de Reynoso con las declaraciones agraviantes de Nicolás Maduro hacia Perú. Esta comparación sugiere que la situación en el mundo del fútbol puede tener repercusiones más amplias y ser interpretada en un contexto político.

  6. Ambos casos parecen abordar situaciones en las que ciertos individuos se han mantenido en posiciones de poder o han experimentado situaciones desfavorables. La perspectiva expresada sobre Nicolás Maduro sugiere una crítica a su liderazgo y las consecuencias para Venezuela, mientras que en el caso de Juan Reynoso, parece haber un sentimiento de injusticia o desventaja en su carrera futbolística.
    En el caso de Juan Reynoso, se utiliza la expresión «Camita», un término del argot futbolístico que sugiere que a él le hicieron alguna acción para perjudicarlo o desplazarlo de alguna manera.

  7. José Antonio Torres Iriarte explora la conexión entre el fútbol y la política, centrándose en las figuras de Juan Reynoso y Nicolás Maduro. Expresa críticas hacia la reticencia de Reynoso a dimitir como entrenador de la selección peruana, señalando deficiencias en liderazgo y estrategia en el contexto de unas Eliminatorias altamente competitivas, mientras cuestiona la gestión de la Federación Peruana de Fútbol. Al mismo tiempo, denuncia a Nicolás Maduro como «tirano» y resalta su uso político del fútbol para desviar la atención de la crisis en Venezuela, sugiriendo que busca instrumentalizarlo en las próximas elecciones. Torres Iriarte concluye llamando a priorizar la competencia deportiva sobre las pasiones políticas, abogando por la libertad y el espíritu deportivo como elementos unificadores entre los pueblos.

  8. El artículo aborda la situación del entrenador de la selección peruana de fútbol, Juan Reynoso, en medio de las Eliminatorias para el Mundial. Se destaca la resistencia de Reynoso a renunciar, amparándose en un contrato vigente hasta 2025, a pesar del bajo rendimiento del equipo. El autor critica la falta de reconocimiento de errores por parte del entrenador y cuestiona su capacidad estratégica. También se menciona la conexión entre el fútbol y la política, comparando la actitud de Reynoso con las declaraciones agraviantes de Nicolás Maduro hacia Perú.

  9. Juan Reynoso, actual entrenador de la selección peruana de fútbol, se niega a renunciar a su cargo, argumentando que tiene un contrato vigente con la Federación Peruana de Fútbol hasta el final de las Eliminatorias en 2025. A pesar de que Perú ocupa el último lugar en la tabla después de seis partidos, Reynoso no asume responsabilidad ni ofrece explicaciones. Se critica su desempeño como líder y estratega, señalando su falta de habilidades para definir equipos en plazos cortos con jugadores de ligas internacionales diversas. También se cuestiona la gestión de la FPF, liderada por Agustín Lozano, actualmente investigado por posibles ilícitos penales. Se sugiere que es momento de concluir el ciclo de Reynoso y regresar a los fundamentos del fútbol nacional.

  10. El presente artículo destaca la firme crítica a Juan Reynoso por su resistencia a asumir responsabilidades, subrayando la urgencia de un cambio de liderazgo en la selección peruana de fútbol. Se añade un elemento global al mencionar la corrupción en la FIFA, contextualizando la situación del fútbol peruano. La comparación con Nicolás Maduro resalta la politización del deporte en Venezuela, evidenciando la influencia política en el ámbito deportivo.

  11. El artículo nos habla sobre la crisis deportiva de la selección peruana, mencionando que el entrenador Juan Reynoso se aferra a su puesto, sin asumir responsabilidad por los malos resultados. La FIFA, con sus intereses comerciales y geopolíticos, ha ampliado los cupos sudamericanos para el Mundial, generando expectativas y presiones. El autor critica la falta de liderazgo y estrategia de Reynoso, pues no ha sabido motivar a los jugadores, ni generar unión en el equipo, por ello pide un cambio de dirección para la selección. A su vez, compara la situación con las declaraciones agresivas de Nicolás Maduro, quien utiliza el fútbol con fines políticos mientras ignora la crisis migratoria en Venezuela. Concluye destacando la importancia de la libertad sobre las tiranías y promoviendo la competencia deportiva como unión entre países.

  12. El presente artículo trata respecto de aferrarse a un cargo y no saber dar paso a un costado aún a costa de graves consecuencias, en el caso de Nicolás Maduro es el sucesor de Hugo Chávez, dichos personajes se han enquistado en el gobierno venezolano y son los responsables del éxodo masivo de sus compatriotas y que vienen generando muchos problemas en muchos países de América Latina y el resto del mundo, al mismo estilo de los hermanos Castro en Cuba, lo que le queda a Venezuela es muchos años de dictadura, décadas, lamentablemente la historia nos ha demostrado que cuando un país cae en manos equivocadas como en este caso no será posible la liberación. En el caso de Juan Reynoso es diferente, a él le hicieron lo que popularmente en el argot futbolístico se llama “Camita”.

  13. El artículo destaca la problemática en torno al desempeño de Juan Reynoso como entrenador de la selección peruana de fútbol, subrayando su resistencia a renunciar a pesar de los resultados decepcionantes en las Eliminatorias. Se cuestiona la falta de reconocimiento de errores por parte de Reynoso y se señala su inadecuación para liderar un equipo en un contexto tan competitivo. Además, se aborda la relación entre el fútbol y la política, destacando las declaraciones controvertidas de Nicolás Maduro contra Perú y su posible intento de utilizar el fútbol como herramienta política en las elecciones. En última instancia, se aboga por un cambio de rumbo en la dirección del equipo y se enfatiza la importancia de separar el deporte de los intereses políticos para fomentar la competencia y la unidad entre los pueblos.

  14. En este artículo, se aborda la situación del entrenador de la selección peruana de fútbol, Juan Reynoso, criticando su desempeño en las Eliminatorias y sugiriendo la necesidad de un cambio; por lo que se establece una comparación con el presidente venezolano Nicolás Maduro, señalando el uso político del fútbol en el contexto de elecciones; por otro lado, se debe de priorizar la competencia deportiva sobre intereses políticos y destaca la importancia de la libertad frente a las tiranías.

  15. El artículo destaca la compleja relación entre el fútbol y la política, centrándose en las críticas de Nicolás Maduro hacia Perú y la resistencia de Juan Reynoso a renunciar como entrenador de la selección peruana. Se cuestiona la capacidad de Reynoso para liderar en un contexto competitivo y se señala la necesidad de un cambio de rumbo tras el bajo rendimiento del equipo. Además, se aborda la situación de la Federación Peruana de Fútbol y se plantean dudas sobre la integridad del contrato entre Reynoso y la FPF, especialmente en medio de la controversia que rodea a Agustín Lozano. El autor concluye haciendo un llamado a la priorización de la competencia deportiva sobre el uso político de los resultados y abogando por la libertad en medio de las crisis.

  16. El artículo analiza las respuestas de estas figuras en contextos de crisis, podría explorar cómo líderes en ámbitos distintos, como el deporte y la política, enfrentan desafíos y toman decisiones significativas. Es posible que se destaquen estrategias de liderazgo, la movilización de recursos y la gestión de situaciones críticas.
    La comparación entre Juan Reynoso, que podría representar el ámbito deportivo y de la sociedad civil, y Nicolás Maduro, un líder político, puede ofrecer una perspectiva interesante sobre cómo diferentes esferas de la sociedad responden y gestionan crisis. Analizar cómo estas figuras influyen en sus respectivos campos y su impacto en la sociedad podría proporcionar una visión valiosa sobre el liderazgo en tiempos difíciles.

  17. La crítica a Juan Reynoso y su resistencia a asumir responsabilidades es contundente, destacando la necesidad de un cambio de liderazgo en la selección peruana. La mención de la corrupción en la FIFA agrega un elemento de contexto global a la situación del fútbol peruano. La comparación entre el ámbito deportivo y político, particularmente con la figura de Nicolás Maduro, destaca la influencia política en el deporte y la utilización del fútbol con fines políticos en Venezuela. La llamada a priorizar la libertad sobre las tiranías, tanto en el fútbol como en la política, resalta la importancia de separar el deporte de los intereses políticos y aboga por la competencia deportiva como unificador de pueblos. En resumen, se sugiere un cambio en la dirección del equipo y se enfatiza la necesidad de mantener la integridad y la libertad en el ámbito deportivo y político.

  18. El artículo destaca la conexión entre fútbol y política, centrándose en las situaciones de Juan Reynoso, entrenador de la selección peruana, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Se hace presente la crítica a la resistencia de Reynoso de renunciar a su cargo debido al bajo rendimiento del equipo en las Eliminatorias, exigiendo un cambio de rumbo y asunción de responsabilidad. En el caso de Maduro, se señala su uso del fútbol como herramienta política, desviando la atención de problemas internos y migración masiva. Se aboga por la priorización de la competencia deportiva sobre las pasiones políticas y se insiste un cambio de liderazgo en el fútbol peruano.

  19. “No me interesa repartir culpas. Lo que más me interesa es que los jugadores estén convencidos. Trabajamos y bastante el tema de los automatismos en ataque y no se está viendo reflejado por momentos”, dijo en conferencia de prensa.
    “Hoy es un día muy triste para todos porque esperábamos otro partido y la verdad no lo interpretamos como esperamos. Y en el escenario malo, pasó muchas cosas que se habían anticipado”, agregó Reynoso. Si hanla de mea culpa porque no tiene la personalidad para renuciar y no negociar con el dinero de todos los peruanos. Un fingido ladrón y asolapado hombre sin moral.
    Maduro, ni que hablar un corrupto comunista en el poder que busca protagonismo. No sabe que todos los tiranos caen en desgracia y muchas son sacados por la fuerza.

  20. Todo un fanfarrón y corrupto Maduro con respecto al perú, responsable del genocidio más grande de Latinoamérica. Respecto a Reynoso un inoperante e incapaz, presuntuoso y pésimo entrenado de un selccionado. Ambos deben caer.

  21. Reynoso es un ejemplo más de la incapacidad de algunos peruanos de asumir culpas y responsabilidades cuando hacen mal las cosas. O no ven culpa y responsabilidad en lo que les toca o sencillamente les chupa un huevo. De Maduro ni me ocupo por ser un pobre imbécil y corrupto ejemplar de lo que son los comunistas.

  22. Un artículo para reflexionar. El deporte es un factor de unidad entre las personas, pero los delincuentes en busca de grandes beneficios pueden romper su integridad
    El amaño de partidos y otros delitos relacionados con el deporte ofrecen a las organizaciones delictivas la oportunidad de conseguir grandes beneficios y blanquear sus ingresos ilegales, con un riesgo limitado de ser descubiertos.Algo que adormece a la población.

  23. Mi humilde opinión de este buen artíçiculo. La FIFA no está exenta de corrupción, la elección de las sedes de los Mundiales, parecen responder cada vez más a intereses comerciales, patrocinio de intereses transnacionales, con altas dosis de naturaleza geopolítica. La selcción y maduro no están ajenos a la corrupción, sobre todo en el fútbol que todos sabemos como se compran partidos y autoridades.

  24. Maduro es un fanfarrón y mentiroso, corrupto y psicopata. Reynoso otro incapaz en el futból de seleccionados, mentiroso y sin valores. Ambos tienen poder por respaldo de una maquinaria que los sostienen por interese scuros.