Por: Alfonso Cachay Bueno.  Oficial Superior(r) PNP Consultor y  perito de seguridad. Cofundador de la revista Si crees, Innov@s

La inseguridad pública en el Perú, antes de empezar la emergencia sanitaria por la pandemia global, ya constituía uno de los principales problemas sociales, a pesar de la lucha anticorrupción y los grandes esfuerzos de las autoridades. A ello se agrega la grave crisis sanitaria del país colapsada por todas partes, incluida la infraestructura y las medicinas como personal de salud atender el gran caudal del personal de la policía y las Fuerzas Armadas.

Los esfuerzos realizados por el Estado para contrarrestar ola criminal, como la verdadera estrategia ha sido un fracaso para el bien común y que responda a la sana aspiración que tienen los peruanos de vivir en condiciones indispensables de seguridad.

Vivimos  una crisis sin precedentes. En primer lugar el shock es enorme. La pérdida del producto relacionada con esta emergencia sanitaria y con las consiguientes medidas de contención eclipsa por completo las pérdidas que desencadenaron la crisis financiera mundial. En segundo lugar, al igual que en una guerra o una crisis política, la incertidumbre reinante en torno a la duración y la intensidad del shock es persistente y severa. En tercer lugar, en las actuales circunstancias, la política económica debe desempeñar un papel muy diferente. En crisis normales, las autoridades encargadas de las políticas procuran impulsar la actividad económica estimulando la demanda agregada lo más pronto posible. Esta vez, la crisis es consecuencia en gran parte de las necesarias medidas de contención. Esto significa que estimular la actividad es una tarea aún más complicada y, al menos en el caso de los sectores más afectados, ni siquiera es algo recomendable.(BM-FMI. Revista Si crees, Innovas)

Es posible, y quizás hasta probable, que se registren cifras de crecimiento mucho peores. Esto sucedería si la pandemia y las medidas de contención se prolongan, si las economías emergentes y en desarrollo se ven aún más golpeadas, si persisten las condiciones financieras restrictivas, o si se registran secuelas más duraderas y generalizadas debidas a cierres de empresas y desempleo prolongado. (Luis Pintado Córdova. Si crees, Innovas)

Es esencial incrementar el gasto sanitario para garantizar que los sistemas de salud sean dotados de capacidad y recursos adecuados. Si las autoridades peruanas no se ponen las pilas, el país se puede hundir en el sumidero.

“Se van a morir a sus casas porque no tenemos camas”: la desesperada situación que se vive en la región peruana de Loreto por el covid-19- BBC Mundo

Es para reflexionar, cuando se produzca la tormenta perfecta que acabamos de analizar, habrá una tremenda escasez de herramientas para enfrentar la desocupación, el hambre, la miseria y la muerte. Damos la clarinada de alerta en el Perú, un país con movimientos populistas resurgentes y gobiernos casi insolventes, no habrá tolerancia solidaria sin intereses al rescate de nuestra economía (Revista Si crees, Innovas).

Tenemos una oportunidad única de utilizar esta crisis para sacarle la oportunidad,  hacer las cosas de manera diferente y reconstruir mejor la economía del país, que sea más sostenible, resiliente e inclusiva.

El gobierno debe utilizar las herramientas necesarias para evitar un derrumbe descontrolado, a la hora de enfrentar la próxima desaceleración las autoridades tendrán las manos atadas, con un endeudamiento general superior al de la crisis.

“No solo estamos enfrentando una pandemia, sino también una catástrofe humanitaria global”. Todos estos factores incrementarán el crimen organizado, ya que millones de peruanos pasarán a la pobreza y sufrirán hambre. Miles de muertes,  superiores a la Guerra con Chile y al terrorismo.

El panorama es crítico, se presentan escenarios futuros de incremento de delitos: contra el patrimonio, económicos, contra la salud pública, informáticos, narcotráfico VRAEM – Putumayo, participación de extranjeros en acciones delictivas, contrabando, negocios ilegales,  aumento de delitos de violencia familiar; así mismo la conflictividad por el control social, incremento de medidas de fuerza (protesta) por falta de empleo, necesidades insatisfechas de la población en materia de salud, comercio ambulatorio generalizado entre otros.

 LA AMENAZA TOTALITARIA

En el país  en forma paralela, abierta y definida  que, con la bandera de la democracia, a través de las personas que en el momento están  en el gobierno de turno,  se viene dando un manejo político totalmente influenciado por el llamado Nuevo Orden Mundial (NOM) y por la izquierda socialista – comunista, bajo un plan generado a raíz de los acuerdos del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, en México, tal como hemos visto en los últimos meses, se vienen generando situaciones   que atentan totalmente contra la seguridad y el futuro económico del país.  Estos políticos solo desestabilizan un país para lograr la captura del poder mediante la violencia y la lucha armada. Son los que más daño le han hecho al mundo con grandes genocidios.

Varios actos y acciones que sería muy interesante listarlos y evaluarlos, en estos últimos meses hemos visto una serie Decretos de Urgencia que con el pretexto de la pandemia se han emitido y se siguen emitiendo. En cada uno de los sectores del gobierno se vienen dando cambios todos orquestados  hacia el socialismo  y el neo comunismo. Damos la clarinada de alerta política para evitar el continuismo comunista que ha capturado el Estado y sus organismos claves.

En el Perú, el sector Interior, columna vertebral de lucha contra la delincuencia se han cambiado Ministros, la perdida de buenos oficiales que los pasaron al retiro y que muy bien en momentos difíciles que vive el país han podido seguir contribuyendo con su experiencia y conocimiento en las funciones policiales, deberían ser convocados dada su experiencia.

El Ministro del Interior, en corto tiempo debe priorizar la tarea de fortalecer las Políticas de Seguridad Pública para enfrentar el delito callejero y el crimen organizado en momentos en que la percepción de inseguridad y los niveles de victimización son muy altos, además de la necesidad de potenciar un vasto Plan de Seguridad que acompañe a los esfuerzos que hará el Estado y el sector privado para la recuperación economía tan venida menos por esta emergencia sanitaria.

NUEVO COMANDANTE GENERAL DE LA PNP

Marchemos todos juntos hacia un Plan Nacional Integral de Seguridad Ciudadana post Covid-19. En esta publicación no podemos estar ajenos a nuestra realidad nacional debiendo señalar que la Policía Nacional es la institución mayor golpeada por la pandemia del coronavirus con más de 300 muertos y miles de infectados.

Luchar en primera línea del frente contra el enemigo invisible, no es algo extraordinario para los agentes del orden, sino viva constancia de patriotismo, identidad  y compromiso con el Perú que data desde la heroica acción de Mariano Santos el año 1879 en la Guerra con Chile , de Alipio Ponce Vásquez en el conflicto armado con Ecuador en 1941, con los 1,500 policías asesinados cruelmente por Sendero Luminoso y el MRTA  en la década de los 80 y 90,  y con los policías que hoy en la actualidad ejecutan una acción épica en dos frentes: la lucha contra la delincuencia que juega en taquito con el Covid 19 y que acrecentó su accionar en estas semanas con el levantamiento de la cuarentena,  y la tan difícil e imposible labor de contener a la multitud de desadaptados, que diariamente salen a tropel en las calles sin observar la distancia social, lo que obviamente viene contribuyendo a la elevación de las cifras de contagio en la población y en nuestros policías, quienes no tienen la opción de aplicar el distanciamiento como medida preventiva en proteger su salud, cuando el forcejo y el encuentro físico con las personas, equivale a la obligación de cumplir con su deber, así el esfuerzo conlleve a un inminente contagio.

Atentados terroristas: ni olvido ni perdón. Terrorismo nunca más…

Por esta razón, avizorando un panorama nada hacedero en nuestra Policía Nacional, en estas circunstancias es que se exige al alto Comando, emprender estrategias de gestión al más corto plazo, que en primer lugar priorice la salud y bienestar del policía. No se puede esperar respuestas efectivas de los agentes del orden en las calles, si es que no se les provee de los implementos mínimos necesarios para el servicio, y ello parte de seguir bregando en mejorar la atención hospitalaria en todo el país y que el personal cuente con el material sanitario adecuado para reducir el nivel de contagios del temible virus, al que están expuestos las 24 horas (Pablo  Campos Maza).

BITÁCORA POLICIAL

La Academia analiza nuestra problemática y toma en cuenta la publicación las necesidades y la problemática de nuestra heroica Policía Nacional

Ante  la gravedad del contexto nacional e internacional saludamos el  nombramiento del Teniente General Orlando Velasco Mujica como Comandante General de la PNP,  nos ofrece las siguientes lecturas que de por sí resultan esenciales: en primer lugar, se está respetando la precedencia y antigüedad en la asunción de los más altos cargos en PNP, como esperamos sea de aquí en adelante, fundamento que obedece criterios técnicos organizacionales y no políticos, verbi gratia: pasar al retiro a 20 Generales para colocar en el Comando a un preferido del Presidente o de su entorno y de menor antigüedad, lo que en el transcurso del tiempo, ha originado divisionismo y distorsión de la ascendencia en los altos cuadros de la Policía, y lo mas grave, afectando la imagen de la Institución hacia el público interno y externo, porque asumir el cargo más alto de la PNP, por registros históricos, casi nunca se ha regido por la antigüedad como regularmente sucede en las FF.AA,  y habría que ser fariseo negando esta realidad que tanto daño nos ha hecho.

En segundo lugar, siguiendo criterios normativos y  administrativos para la eficacia de la función, la dirección de entidades, empresas y cualquier clase de organización, tiene que establecer un nexo de corresponsabilidad, en el acceso  gerencial a quien reúna los méritos necesarios y con la trayectoria suficiente en el desempeño, y de la misma forma interrelacionar  los demás cargos funcionales, para ser ocupados por competencias,  no afinidades ni juego de intereses sino de principios.

El criterio de afinidad, no deberá emplearse para el nombramiento de asesores, no exagero en señalar, que gran parte de nombramientos en la PNP, pasan por el filtro de continuos partidos de fulbito, o de una estadística de cuantas veces tocaste la puerta de tu jefe para saludarlo con dádivas y regalos.

Invitaríamos al amable lector lector se sirvan revisar la hoja de vida del General Velasco. Espada de honor de su promoción, número uno en todos los cursos de post grado de la PNP, número uno en la Maestría en Gestión Pública en la ESAN, ostentando todas las condecoraciones no solamente por tiempo de servicios, sino por acciones distinguidas, además de otros reconocimientos nacionales e internacionales.

Mas allá de la gestión que realice en su desempeño como Comandante General que en un futuro será evaluado, esta es una de las pocas veces, en que la Institución ha estado representada por quien posee sino la mejor, una de las mejores trayectorias profesionales y ese es el asunto, que la carrera policial estigmatice un nuevo horizonte, como dice la doctrina de estado mayor “el hombre ideal en el puesto ideal”. Un hombre que se gano a pulso  y capacidad la misión que Dios le encomienda.

TG-PNP Orlando Velasco Mujica es administrador y educador de profesión, así como oficial de Policía con 34 años de servicio, especializado en seguridad pública, orden interno, inteligencia, contrainteligencia, aviación y proyectos institucionales. Hasta hace poco se desempeñaba como subcomandante general de la Policía Nacional del Perú.
En la institución policial, Orlando Velasco también ha brindado servicios como director de Seguridad Integral de la PNP (enero del 2020 a mayo del 2020), ha sido jefe de la XI Macrorregión Policial San Martín-Amazonas (2019) y director de Aviación Policial (2017-2018), entre otros cargos.
Igualmente ha recibido durante su vida profesional la condecoración de Alto Mando Policial, así como diversos galardones nacionales e internacionales por acciones distinguidas, esfuerzos intelectuales y tiempo de servicio.
Además, en 1996 recibió la medalla de la Sexta Región Militar por su valerosa contribución en la defensa nacional durante la Guerra del Cenepa.
Teniente General Orlando Velasco Mujica como Comandante General de la PNP. Condecorado por defender al Perú en la guerra del Alto Cenepa
Cabe destacar que Orlando Velasco Mujica egresó de la Escuela de Oficiales de la Guardia Republicana del Perú con la Espada de Honor, tras ocupar el primer puesto académico durante sus cuatro años de cadete.
Asimismo cuenta con una maestría  en Administración y Ciencias Policiales en la Escuela Superior de Policía. También recibió el grado de licenciado en Ciencias de la Seguridad en la Academia Superior de Policía de la Policía Federal Argentina y una licenciatura en Educación por la Universidad San Pedro de Chimbote.

Sin lugar a dudas, estamos viviendo una etapa de las más críticas de nuestra historia republicana en constante cambio y transformación, coyunturas y hechos que nos compromete a formas   comprometes del mayor esfuerzo y el acierto en la toma de decisiones de quienes nos comandan, he ahí el otro aspecto que merece relevar y en el que todos los policías estamos de acuerdo; dejar que el Comandante General, sea quien dirija desde su nivel y los niveles de comando subordinados, las operaciones policiales, y sean los portavoces ante la opinión pública de sus resultados.

El Ministro del Interior y he ahí una determinante distinción, es el responsable de la gestión política ante el Gobierno, comprometido en el diseño, implementación y evaluación de las estrategias que requiere el estado, para que nuestra Policía Nacional las ejecute con sus respectivos planes operativos en todos sus niveles jerárquicos. Los ministros no están para dirigir operativos policiales, ni aparecer en crónicas o reportajes televisivos mostrando su mejor perfil al estilo Urresti, acompañando de paso a los detenidos en las redadas, acción que es es propia de los agentes uniformados y de quienes los comandan.

La política no es para armar “circo” en el Congreso

 

Le deseamos el mejor de los éxitos posibles al General Orlando Velasco, quien dirige a la PNP en una de sus etapas más críticas, pero con el convencimiento que precisamente de las grandes amenazas de una organización, se levantan los líderes capaces de dirigirla hacia el éxito. Que Dios lo bendiga y le de la sabiduría para cumplir su noble misión con cariño y devoción.

La PNP es para ejecutar acciones de decencia y pedagogía social

El Perú es nuestro ideal y esperanza de libertad y justicia. Sin libertad ni justicia no puede haber patria feliz.  Por un Perú  con plenitud espiritual.

Referencias:

Banco Mundial – Fondo Monetario Internacional

Archivo: Luis Alberto Pintado Córdova. Revista Si crees, Innov@s

Pablo Campos Maza, Publicaciones PNP

Vídeos de apoyo:

La inseguridad ciudadana en El Perú│RPP

GRADE: “Delincuencia busca recuperar tiempo perdido, ampliar y diversificar acciones criminales”. Fuente: RPP Noticias

Informe especial – Seguridad. RPP

83 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. tristemente en cuanto a nuestra realidad peruana y a como nos encontramos hoy en dia en cuanto a la seguridad ciudadana es pesima, y no es exclusivamente debido a la falta de oficiales o sub oficiales en las calles, sino es que todo va en cadena pueden haber muchos delincuentes apresados pero si los fiscales no actuan de buena manera o los jueces y tribunales no actuan de manera pronta pues son liberados, a eso sumarle que nunca faltan aquellas personas que son suseptibles a las coimas y mal llamadas “propinas” a cambio de liberar a delincuentes y que estos no paguen por sus actos delictivos, actos nada eticos ni morales que atentan contra nuestra propia seguridad ya que estos se sienten con todo el poder de cometer cualquier acto delictivo y que no seran sancionados de manera idonea correspondiente a su acto sintiendose impunes e intocables.

  2. Esta pandemia ha develado diversos problemas estructurales que habían sido normalizados en el caótico trajín de nuestra vida cotidiana, recién nos hemos dado cuenta que esta coyuntura nos ha llevado a cuestionar la desigualdad social y a replantear el funcionamiento de los servicios básicos, la movilidad y los equipamientos urbanos. Un gran tema ausente ha sido la inseguridad ciudadana (cada esta peor), a pesar de ser uno de los mayores problemas que aqueja a nuestro país, La falsa ilusión de que la delincuencia había disminuido en un 84% durante el estado de emergencia cambió radicalmente a partir del mes de mayo. El número de denuncias se duplicó, mostrando que la criminalidad no había desaparecido, sino que se encontraba latente, la intención de este artículo es para poder reflexionar es reflexionar cómo el espacio produce y reproduce la inseguridad.

  3. Buen artículo, en plena cuarentena ya se notaba la desobediencia a las medidas del aislamiento social que conllevaba a un actuar de la fuerza policial que causaron más contagios y bajas en la fuerza; y ahora tras el levantamiento de la cuarentena en varios departamentos los delitos y el crimen han vuelto a elevarse, la gente que se ve obligada a salir para trabajar y llevar dinero a sus familias sufren por individuos sin dignidad ni respeto por la vida, siendo la mayoría al salir de prisión reincide, y no denuncian los hechos por desconfianza en la efectividad de los policías , también la asignación y malas acciones perjudican el status de esta institución , mientras continua la pandemia los policías siguen realizando operaciones arriesgando sus vidas para mantener el orden y vigilar a la población para evitar mas contagios y protegerlos de criminales .

  4. La delincuencia es algo que pasa en el día a día con tanta frecuencia que ya el ciudadano común lo tiene tan normalizado y ya camina pavoroso con temor mirando siempre a los dos lados, esto es algo que a mermado el crecimiento del Perú como nación frenando la prosperidad, Según los datos de Inei en este presente año se determino que una cuarta parte de población de mas de 15 años ya ha sufrido un delito, la carencia de valores como la moral, la ética, entre otras más que son un cimiento poderoso en naciones con mejor seguridad ciudadana, la policía forma parte activa e importante en este rol protector pero debido al favoritismo y al retiro de las filas de alguno de sus agentes por tiempo de servicio, no se establece una cadena de mando solida que necesita nuestro país en la actualidad más allá de la pandemia de salud que vivimos y el Perú sigue y seguirá en una pandemia de inseguridad ciudadana la cual es una espiral hasta la decadencia de nuestra nación.

  5. La inseguridad en nuestro país, antes de empezar la emergencia sanitaria ya constituía una de los principales problemas sociales, sumado a ello la crisis sanitaria la cual enfrentamos en estos momentos. Un problema de preocupación de todos los peruanos, que si bien el estado realiza estrategias para combatirlo pero no son lo suficiente ya que día a día va en aumento. Según INEI Enero- Junio del presente año el 25,6% de la población de 15 y más años de edad del área urbana a nivel nacional son víctimas de algún hecho delictivo, asimismo en las ciudades de 20 mil a más habitantes esta cifra alcanza el 28,3%, mientras que a nivel de centros poblados urbanos entre 2 mil y menos de 20 mil habitantes el 18,3% son víctimas de algún hecho delictivo. Asimismo a nivel nacional urbano, de la población de 15 y más años de edad víctima de algún hecho delictivo, no denuncia el hecho principalmente porque “Es una pérdida de tiempo” (32,2%), “Desconoce al delincuente” (21,3%) y porque consideran que es “Delito de poca importancia” (15,7%).

  6. La delincuencia siempre ha existido desde mucho antes en el Perú, pero también en todos los países. Algunos ya lo han erradicado y otros han discminuído su porcentaje debido a las sanciones estrictas que plantearon para cualquiera que quiera desobedecer la ley. En esta época como la revista dice, una de las instituciones más afectadas fue la PNP, que forman parte de la primera línea de lucha contra el Covid-19. Si las personas tuvieran consciencia y respeto por las leyes, no hubieran existido estas pérdidas. Excelente artículo que muestra la realidad del país y la decadencia de valores que está sucediendo en la sociedad.

  7. Lamentablemente, la delincuencia e inseguridad ciudadana es el problema más grande que tiene el Perú. Hemos apreciado como el confinamiento pudo de cierta manera hacer que las cifras de robos “disminuyan”, pero mientras esta modalidad de cometer delitos desaparecía otras nuevas surgían, como lo es el caso de las extorsiones. Y ahora que la cuarentena se levantó, ni qué hablar, los delitos volvieron, y de una manera alarmante. La Policía Nacional es una entidad que ha realizado un arduo trabajo para mantener el orden desde el inicio de la pandemia, tristemente por los malos ciudadanos muchos de los policías fallecieron. En mi opinión el estado necesita tomar cartas en el asunto, ya que el policía no está facultado para hacer el uso de su arma(su protector) en caso este vea un ataque delincuencial, por tanto lo más conveniente sería que en estas épocas en donde más se ha incrementado la inseguridad, sean los militares quienes apoyen a los de la PNP. Creo que el trabajo en conjunto siempre acelera el avance.

  8. Hablar sobre la delicuencia, la inseguridad social, cómo los delicuentes asesinan personas inocentes por un celular, es algo que tanto como a mí y supongo que a la mayoría de la población nos hace sentir enojados, paranoícos y con miedo a que nos pase algo cuando salimos de casa. Existen personas sin moral ni ética, y se dedican la delincuencia, sin respeto por otra vida humana. Tal vez la excusa de muchos es por necesidad, sin embargo, trabajo hay; ya sea lavando platos, lavando carros, hasta el trabajo mas pequeño dignifica. Pero la mayoría de los delincuentes deciden ir por el camino más facil. Felizmente, existen personas que se dedican a parar a estos delincuentes, la policía, en muchas ocasiones arriesga hasta su propia vida para atrapar a un delincuente desalmado. Y siendo así, se han perdido muchas vidas en esta pelea del bien contra el mal. Agradezco de corazón a todos los policías peruanos que día a día luchan para brindar una mayor seguridad social y combatir a la delincuencia.

  9. Desde años atrás los índices de inseguridad ciudadana han venido creciendo exponencialmente, desde victimas de robo hasta una lista interminable de feminicidios. El esfuerzo que hacen los policías por tratar de velar por el bienestar de los ciudadanos es opacada por algunos malos efectivos y jueces que le otorgan libertad por una suma de dinero. La corrupción que se extendió en todas las instituciones del estado, se dejó entre ver con el caso de los cuellos blancos. Jueces negociaban archivar el caso de un posible violador a cambio de favores.
    Teniendo en cuenta la coyuntura actual, en donde se ha hecho masivo el desempleo, la corrupción en las compras estatales, las convulsiones políticas y la falta de efectivos policiales en muchos lugares del país, genera que la delincuencia encuentre una zona de confort para poder matar por un celular, robar casas, estafar personas y realizar robos cibernéticos, consecuencias que afectarán aún más a familias que tratan de sobrellevar la crisis que generó el coronavirus.

  10. Es un pan de cada día la inseguridad ciudadana, una triste realidad que pone en evidencia uno de los males que nos aqueja como país.
    Ahora que estamos enfrentando una época de estrés,dificultades económicas, desempleo, confinamiento prolongado en el hogar, etc, los actos de delinquir, matar, extorsionar, entre otros que dañan y perjudicar la integridad y tranquilidad de los ciudadanos, cada día van en aumento.
    El estado debe organizar todas sus fuerzas posibles para garantiza los derechos humanos a los ciudadanos y que este riesgo no desemboque en la inseguridad ciudadana. Los policías tratan de realizar su trabajo, sin embargo suelen ser los superiores u otras órganos de control, quienes no siempre cumplen con las leyes establecidas para castigar las malas conductas.

  11. De acuerdo con el artículo, es triste aceptar que la inseguridad ciudadana ya viene desde años anteriores, y ahora con la coyuntura de la pandemia, posiblemente crezca más todo estos crímenes que causan inseguridad, es por eso hacer énfasis en fortalecer las Políticas de Seguridad Pública para enfrentar el delito callejero y el crimen organizado,y un Plan de Seguridad que acompañe a los esfuerzos que hará el Estado y el sector privado para la recuperación economía. Por otro lado la Policía Nacional es la institución mayor golpeada por la pandemia del coronavirus con más de 300 muertos y miles de infectados, y ellos siguen tratando de velar por nosotros, a pesar que corren peligro de ser contagiado pero más lo hacen por la viva constancia de patriotismo, identidad y compromiso que tienen con el Perú. Actualmente está la lucha contra la delincuencia en media crisis sanitaria por el Covid 19 y la cual creció en estas semanas con el levantamiento de la cuarentena, y es tan difícil contener a la multitud que diariamente salen a las calles sin importarles el distanciamiento social, lo que obviamente viene contribuyendo a la elevación de las cifras de contagio en la población y en nuestros policías.
    Un saludo para todos nuestros Héroes Policías que en paz descansen, debido al covid 19, y mis más grandes éxitos al General Orlando Velasco.

  12. La delincuencia en el país lamentablemente ha aumentado en los últimos años y con ello las nuevas formas de cometerlos, desde nuevas formas de extorsión hasta la crueldad al momento de los asaltos siendo causa suficiente de dispararte por un celular. La cuarentena y la pandemia actual solamente ha hecho que esto mute a nuevas formas a pesar que en un inicio se creía que esto se reduciría debido a las restricciones de movilización. A eso hay que añadir la impunidad que estos delincuentes tienen, la corrupción en los poderes judiciales y que la reinserción a muchas de estas personas en la sociedad no se lleva de la mejor forma y solamente es cuestión de poco tiempo para que vuelvan a ser detenidas por un nuevo delito cometido. Planes y propuestas han habido, pero ninguna efectiva, es cuestión de plantearse en qué se está fallando y darse cuenta también que la corrupción en cada nivel no ayuda a la causa tampoco.

  13. Como se sabe esta pandemia a mostrado todas nuestras debilidades como país, una de ellas es la inseguridad ciudadana que pese al gran esfuerzo que hace la Policía Nacional sigue en aumento. Los ladrones que son capturas por la policía, luego son soltados por corruptos que se encuentran en el poder judicial.
    Ahora el problema no solo radica en la inseguridad de nosotros como ciudadanos, sino también en la poca ayuda y protección que recibe la policía nacional para poder realizar su trabajo teniendo la seguridad de que se encuentra resguardado por el gobierno. Como se menciona en este artículo esta crisis del covid 19 se ha llevado a muchos policías que pusieron sus vidas para proteger las nuestras, también se a visto las cosas que tenían que hacer para poder ser atendidos en un hospital, es una pena que esto suceda, ya que ellos por estar en primera línea de protección el gobierno debió priorizar su atención. Ahora otro problema que tiene que lidiar la policía nacional es la ignorancia de algunas personas respecto a esta enfermedad, siguen rompiendo la ley y desobedeciendo las normas dictadas por el gobierno. En los últimos días vemos en las noticias como la policía nacional tiene que arriesgar su vida por unos inadaptados que no respetan el distanciamiento social. Tomemos conciencia y hagamos más fácil o por lo menos no obstaculicemos el trabajo de la policía nacional del Perú.

  14. Las proyecciones esperanzadoras para apaciguar la angustia de las masas ante la incertidumbre post crisis pandemica son utópicamente positivistas. La realidad nos muestra indicadores alarmantes ya que la crisis de agudiza; comenzando por la crisis sanitaria, económica, seguridad hasta la crisis política establecida a causa de autoridades con lamentables gestiones regidas por la corrupción. Sinceremos indicadores y propongamos proyecciones reales.

  15. La inseguridad ciudadana siempre será un problema. Esto no depende del gobierno, depende de todo el país, y lamentablemente, mejorar a casi 32 millones de peruanos, será bien complicado. Es una realidad cruda. Muchos pueden criticar que sí los ciudadanos irresponsables tienen la culpa y muchas cosas más. Sin ver que uno también puede llegar a ser uno, así sea en lo más mínimo. Mejorar está en uno, y tal como van las cosas el peruano seguirá en lo mismo.

  16. Lamentablemente la inseguridad ciudadana es un problema que afrontamos desde siempre. Gobierno tras Gobierno se promete tomar medidas al respecto, sin embargo, tomar control de ello es una tarea difícil, peor aún en esta realidad que estamos viviendo ya que las autoridades no solo deben tener presente actos delincuentes o criminales sino que tienen que hacer a los ciudadanos irresponsables, esto arriesgando su salud y seguridad. Como se menciona en el artículo desgraciadamente hemos perdido números significativos del cuerpo policial, esto no sería así si la realidad de la ciudadanía fuese otra, es decir si el nivel de pobreza actual fuese menor, si fuéramos más conscientes de ciertas acciones, si fuéramos un país más disciplinado en todos los aspectos posibles.

  17. La inseguridad ciudadana sigue siendo hoy en día un problema que aqueja a los peruanos. Ya no se puede andar tranquilo por las calles porque vivimos con ese miedo y en esta situación que pasamos actualmente con el tema del virus se hace mucho más complejo frenar la delincuencia.Cuando inició la cuarentena se pudo apreciar que el nivel de delincuencia disminuyó pero a medida que el tiempo pasó se seguía escuchando robos, asesinatos,etc. Es relevante mencionar el esfuerzo que hacen los policías para seguir velando por la seguridad de los ciudadanos en plena pandemia porque exponen su salud y la de sus familias por cumplir con su labor. Por otra parte considero que los padres desde casa deben apoyar inculcando valores a sus hijos desde pequeños; enseñándoles que la vida fácil no es el camino correcto y a valerse de ellos mismos para que en el futuro sean ciudadanos de bien.

  18. Es una realidad, la inseguridad ciudadana cada día incrementa por mas que el país busca diferentes estrategias de para frenar. En estos tiempos de pandemia, se vio como alcaldes de diversos distritos, acompañados de serenazgo fueron a entregar víveres para brindar cierta ayuda y nos dimos cuenta del desorden social aun sigue existiendo, pues los víveres comenzaron a ser saqueados y los del serenazgo o personal que brindaba seguridad no pudieron detener la acción, vemos que aun existiendo “personas publicas” la inseguridad ciudadana siempre esta presente, o también como cuando quieren reorganizar un local comercial como lo es gamarra para que no haya gente informal y todo sea legal observamos que enfrentan a la policía con diversos objetos que pueden herir a la población que no tiene nada que ver en la discusión, o las barras bravas,son muchas cosas que incluyen la inseguridad ciudadana . Otro punto seria la corrupción con nuestros representantes donde no tendría que existir la corrupción, porque están por y para la población.

  19. el gran problema del país, ademas de la corrupción por parte del estado, es la delincuencia, el ministerio del interior tiene un gran reto como todos los años de ejecutar un plan de seguridad ciudadana conjuntamente con la policía, pero en las calles de la ciudad no se ve plasmada dicho plan de seguridad por parte de los policías, donde como ciudadano caminar por las calles te pueden rebuscar tu bolsillo, quitarte tu celular o robarte tu auto te pueden simplemente matar, ante esto nosotros como ciudadanos nos sentimos abandonados por el estado, vivimos atemorizados entre nuestras casas, donde regresar a casa a salvo es una lucha del dia a dia, ante el incremento de la delincuencia por el tema de la emergencia sanitaria.

  20. La inseguridad ciudadana es, de lejos, el principal problema que aqueja a los peruanos. Sin duda, es el gran reto para todos los gobiernos. Gran parte de la población peruana, considera que puede ser víctima de cualquier tipo de acto delictivo, sobre todo en Lima Metropolitana. Con el fin de paliar estos problemas, hace poco tiempo, el Poder Ejecutivo diseñó el plan de operaciones Fortaleza 2020 que la PNP poniendo en ejecución a fin de resguardar la seguridad ciudadana en el contexto de la emergencia sanitaria por el covid-19 y para asegurar el éxito de la reactivación económica. Plan del cual pronto esperemos ver grandes resultados.

  21. La inseguridad ciudadana sigue siendo uno de los problemas latentes en nuestra sociedad y en medio de esta pandemia resulta más complicado poder detener el avance de la delincuencia ya que ahora la Policía Nacional también tiene como función hacer respetar el distanciamiento social y el toque de queda. Considero que si la población fuera más educada y responsable se haría más sencillo el trabajo de los policías y además se enfocarían en situaciones más urgentes como disminuir la delincuencia, el crimen organizado, etc. Además resulta muy importante emprender estrategias que prioricen la salud de los policías facilitándoles implementos necesarios que eviten poner en riesgo su salud.

  22. Definitivamente es preocupante el aumento de inseguridad ciudadana ni estando en estado de emergencia ha parado por el contrario esto ha ido en aumento incluso hace parecer que en esta cuarentena los delincuentes se han preparado mucho para delinquir y esto ha perjudicado mucho a las personas que de por si están tratando de salir adelante con esfuerzo incluso muchas empresas que con este estado de emergencia han tenido que cambiar de rubro ya que sino se hubieran visto gravemente perjudicados pero llegan estas personas de mal vivir para arrebatarles lo poco que tienen es realmente repudiable por ello estos delincuentes deberían ser duramente castigados .

  23. Es de preocuparse. La inseguridad ciudadana es uno de los problemas más grandes que ha acaecido en nuestro país desde antes de la emergencia sanitaria, si no el más problemático. Actualmente con todos los protocolos de prevención que se estan dando a nivel salud y a nivel regional, se estan dejando de lado puntos importantes como la seguridad ciudadana. Quisiera acotar que fue íncreible ver como los primeros meses de confinamiento las cifras de robos a mano armada o robos en casas, bajaron a niveles que no habian sido vistos desde hace muchos años. La contraparte llegó cuando se empezaron a reabrir ciertos negocios y pese a la aún estrícta cuarentena que estamos viviendo, la seguridad impuesta por nuestra país aún tiene mucho por trabajar, principalmente con tanto irresponsable suelto en la calle.

  24. En estos tiempos, donde se sigue manteniendo una emergencia sanitaria, se está dejando de lado no solo al sector salud, sino a las fuerzas del orden, quienes deben tener los recursos necesarios para ir de la mano con un plan integral que nos permita sobrevivir a esta crisis sin los daños que estamos viendo. A su vez, es tan importante que apoyar al sector salud no descuidar a las fuerzas del orden que están, junto a los anteriores, trabajando en primera línea para tratar de mitigar los daños que trae esta pandemia que ya rebasaron los sanitarios y los económicos.

  25. Me gustó el articulo, resumo que la inseguridad ciudadana viola los derechos humanos, la integridad física, psíquica y moral de las personas y de su economía; nosotros como cuidadnos tenemos la necesidad de sentirnos libres de temor y esperanzas.
    Los medios de comunicación nos informan sobre robos, asaltos, muertes. Los testimonios personales expuestos en redes sociales por parte de las víctimas del delito, así como los vídeos captados por avezados transeúntes testigos de algún hecho delictivo parecen incidir en esta idea de que el Perú está cada vez peor en materia de delincuencia. También vemos la justicia popular busca hacerle comprender a la autoridad que si no pone mano dura a la delincuencia uno se tiene que defender ya que el problema puede empeorar y puede resultar letal como la muerte de personas inocentes que aportan a la sociedad para un futuro mejor.

  26. En estos tiempos de pandemia, lo cual una cuarentena nunca estuvo en los planes del gobierno, menos de las empresas y mucho menos de los ciudadanos, este estado de emergencia nos ha enseñado algo que en este país le hemos dado 0 importancia lo cual se llama ” PREVENCIÓN” es un termino muy usado en Europa lo cual deberíamos aprender de ellos. Este aislamiento social ha demostrado que no estamos listos, ya que hay demasiada informalidad y mucho caso omiso a las autoridades, pero se les entiende ya que no a todos les ha llegado el apoyo del estado. La corrupción en el Estado es el máximo culpable de que haya brechas sociales las cuales van a seguir aumentando a raíz de todo esto. Lamentablemente se pierden muchas vidas, se pierde la esperanza de seguir luchando de querer poder formalizar debido a tantas injusticia, a tantas irregularidades, y al poco compromiso del Estado con la población.

  27. La inseguridad ciudadana es uno de los mayores problemas que existe y enfrenta nuestro país. Lamentablemente cada día son más los casos donde los ciudadanos son atacados, violentados y hasta asesinados por solamente salir a las calles. Y eso se ve reflejado en las cifras y en el puesto que ocupa nuestro país inseguridad a nivel mundial. Y aunque es una realidad, nuestros gobernantes no hacen mucho frente a este problema.

  28. Aunque no me es grato afirmar que al Perú no lo está destrozando una pandemia ni una crisis financieras mundial, es necesario resaltar hechos que vienen golpeando desde años al país. La informalidad insititucionalizada en el país, ha hecho que sea imposible dar medidas correctivas en los distintos sectores del país, teniendo como enfermedad vitalicia a la corrupción, que viene desangrando al país desde décadas pasadas. Más que una relación de causa-efecto, la corrupción, para ser una especie de condena de la que todos vienen denunciando pero muchos la aceptan como parte de nuestra cultura. Pensé que al vivir una crisis humanitaria, como la que se vive actualmente, los gestores de las instituciones estatales podrían ser más empáticos con los que más necesitan, pero sucedió lo contrario, contratos con salarios exhorbitantes por parte del ministerio de cultura, un sistema de salud más precario de lo que era en pre-pandemia, las fuerzas armadas que contrataban con empresas de familiares para abastecernos de EPPS que de seguro no tenía ni un 5%, un país que viene hipotecando su futuro por subsistir unos días más y un gremio del sector privado que es espectador de esta desgracia.

  29. Excelente artículo, nos permite analizar la situación actual de nuestro país, a nivel económico, social y político, ya que no solo estamos enfrentando una pandemia, sino también una catástrofe humanitaria global por ese motivo el gobierno debe utilizar las herramientas necesarias para evitar un derrumbe descontrolado, como país hay mucho por modificar por ejemplo el sistema de salud en el Perú brinda un servicio inadecuado, además la delincuencia es un tema que lamentablemente no mejora y la corrupción se apodera de nuestro país, aun así el Perú es nuestro ideal y esperanza de libertad y justicia. Sin libertad ni justicia no puede haber patria feliz.

  30. La inseguridad ciudadana viola los derechos humanos, la integridad física, psíquica y moral de las personas y su patrimonio; responde a la necesidad de estar libres de temor y esperanzas.
    Concluyo con el articulo leído que la justicia popular busca hacerle comprender a la autoridad que si no pone mano dura a la delincuencia uno se tiene que defender ya que el problema puede empeorar y puede resultar letal como la muerte de personas inocentes que aportan a la sociedad para un futuro mejor.

  31. La inseguridad publica es uno de los principales problemas sociales en el Perú y junto con la delincuencia y la corrupción han ido en aumento debido a la pandemia mundial. Toda estrategia ha sido fallida, dejando a nuestro país peor de lo que estaba, con mas desempleo, mayor delincuencia, robos, corrupción, endeudamiento en aumento. No solo depende de las altas autoridades sino también del pueblo en que tarde o temprano puedan alzar su voz y luchar contra esta crisis, de la manera mas adecuada, como por ejemplo, acatando las reglas establecidas.
    Si bien es cierto no todas las decisiones que se tomas son las mas adecuadas pero se trata de una sobrevivencia mundial en la que nos encontramos.

  32. Peru tiene un sistema convulsionado, tanto que no parece que el sistema tiene fallas sino que fue diseñado asi, no hay una mejora en un futuro cercano mas aun considerando que la “pandemia” nos retrasara mas de lo que ya estábamos, con trabajos y salarios muy deplorables, sistema educativo muy precario, inseguridad desbordante, etc, no se ha visto la mano del sector empresarial rico y poderoso en estos tiempos, los bancos y grupos de poder parecen epectadores de esta gran tragedia, sin embargo las generaciones mas jovenes de este pais tarde o temprano alzaran su voz y dependera de los que administren y controlen el país llegar a un acuerdo por el bien del Perú.

  33. Empecemos por la delincuencia que es por lo que nuestra policia nacional lucha desde hace muchos años para poder erradicarla ya que cada año se incrementa , pues para empezar esto viene de la crianza en casa , del entorno en que se crece porque nadie de un dia a otro decide robar o asesinar , si no por que muchas veces a la gente les gusta el dinero facil y no esta bien . Aunque es deficil introducirse en las familias para apoyar con la enseñanza pero en lo que si como pais se puede es apoyar desde las instituciones educativas y que las leyes sean mas agresivas. Con respecto a la crisis sanitaria que vivimos hoy por hoy el estado debe habilitar hospitales transitorios para poder tratar a las personas porque dinero hay solo que son incapaces de traer instrumentos , camas etc , simplemente al pais no le interesa mejorar el sistema sanitario en nuestros pais , hay demasiadas trabas burocraticas que no permiten acelerar la implementacion de herramientas medicas.

  34. Lo más prioritario es incrementar los presupuestos sanitarios, de salud, alimentación y de seguridad ciudadanía. Una agenda para incorpirar a la Academia y a la sociedad civil. Gloria eterna a la policías y personal sanitario caídos en la lucha contra la pandemia.

  35. En los últimos meses estamos escuchando “Estado de Emergencia”, “Toque de Queda” palabras que siempre asociábamos a gobiernos dictatoriales, pero sin embargo estamos en un gobierno democrático en donde enfrentamos una “Emergencia Sanitaria” pues la Pandemia del Covid-19, ya está en el Perú, para ello tomamos medidas para evitar la propagación del virus.
    Estamos viviendo un aislamiento social, para lo cual es una buena medida, pero muy arriesgada socialmente, pues en el Perú la informalidad prevalece y muchas personas viven del día a día, el Estado otorgó un bono de S/. 380.00 soles que no llegó a todos y pues la definición de pobreza para el Estado Peruano es muy fantasiosa, es decir que un ciudadano para que sea pobre extremo tiene que vivir en una casa de esteras y sin ni un servicio básico; y el pobre no debe tener un ingreso mínimo y ciertas características de vivienda; pues los padrones son muy irreales; ya que Pero hay muchas causas para que una persona sea pobre o se vuelva pobre en nuestro País.
    Ahí donde nos damos cuenta que muchos gobiernos pasaron y terminaron denunciados por corrupción y hoy entendemos que la corrupción no solo roba recursos al Estado y nos mal califica, sino que también afecta los Derechos Humanos, pues no todos contamos con los servicios básicos y mucho menos tenemos una calidad de vida a causa de la corrupción.
    Cunde la inseguridad, el hambre, la miseria, el desempleo y la muerte. encima la corrupción de autoridades. es un coas que hay que combatir.

  36. Sabiendo que no contamos con un Sistema de Salud eficiente y adecuado para enfrentar dicha pandemia. Desde el inicio de nuestra vida republicana, el Perú ha enfrentado muchos problemas, desde la formulación de políticas públicas, mejoramientos de nuestros Sistemas de Educación, logrando que nuestros gobiernos sean ineficientes. Este artículo me hace reflexionar que hay que tener cuidado con el repunte del virus y de la crisis de gobernabilidad por incapacidad de vizcarra.

  37. Un artículo que nos previene para no llegar a la ingobernsbilidad ni ser un Estado fallido a pesar de la incapacidad de Vizcarra.

  38. Mucho cuidado con lo que voy a resaltar. Según Global Transparency, en el 2010 Perú ocupó la máxima calificación sobre calidad y existencia de leyes anti corrupción, sin embargo la calificación en aplicaron de las leyes anti corrupción fue de 23 puntos de 100 como máxima calificación. porque en los últimos años hemos empeorado en una espiral muy creciente…Hay que tomar medidas de consenso.

  39. Mucho cuidado con lo que voy a resaltar. Según Global Transparency, en el 2010 Perú ocupó la máxima calificación sobre calidad y existencia de leyes anti corrupción, sin embargo la calificación en aplicaron de las leyes anti corrupción fue de 23 puntos de 100 como máxima calificación.Hay que tomar medidas de consenso.

  40. La delincuencia es una de las preocupaciones más urgentes que enfrenta Perú.​ Según cifras del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público cada 5 minutos se comete un delito​ y el 82 % de los peruanos se siente inseguro en las calles según el estudio del Instituto de Integración.
    Perú ha experimentado cada vez más altos índices de criminalidad, especialmente en los grandes centros urbanos. El delito más común en el Perú es el robo agravado.
    En el 2014, según la encuesta realizada por el Barómetro de las Américas, Perú lideró la mayor tasa de victimización por la delincuencia con 30% superando a Ecuador, Argentina y Venezuela.​ En relación, se detalla que el principal tipo de delincuencia es el hurto o robo al paso (32%), robo con amenaza (19%), robo con arma (18%), robos de la casa (12%) y extorsión (8%).
    Estas son estadísticas de años atrás, porque investigando solo encontré estas fuentes. Las actuales son más altas y superan lejos las expectativas de control y lucha contra la criminalidad.

  41. Cuesta creer que estas cosas pasen en el Perú. Definitivamente el gobierno hace poco o nada para resolver una situación tan crítica como la que se está viviendo en todo el mundo.

  42. La inseguridad ciudadana en nuestro querido país el Perú, lamentablemente es un
    problema grave, complejo y crónico, sobre el cual, ahora todos comentamos,
    opinamos, criticamos, etc., pero que realmente en la práctica, muy pocos
    conocemos y participamos proactivamente; y así en ese devenir de las cosas,
    vemos con estupor como este fenómeno social sigue permanentemente afectando
    la paz y tranquilidad de los peruanos y más aún condenando el desarrollo y
    bienestar nacional en nuestra patria.
    como responsabilidad de la Policía Nacional del Perú-que es
    la institución responsable histórica de lo que significa la seguridad en la
    comunidad- en su artículo 166.

  43. El 87 % de peruanos considera a la inseguridad ciudadana como el principal problema que aqueja al país, muy por encima de la pobreza o el desempleo, según una encuesta del INEI.
    Al respecto, cabe preguntarse si tiene asidero la percepción de inseguridad que se vive actualmente: un 88 % de peruanos dice sentir que en los próximos 12 meses le va a suceder un hecho delictivo.
    Lamentablemente, esa sensación de inseguridad tiene asidero, ya que se estima que un 29,5 % de peruanos que ha sido víctima de un hecho delictivo.
    Toca carnecita el artículo.

  44. Saludamos el gran esfuerzo de la PNP y nos solidarizamos con sus caídos en cumplimiento del deber, una acción heroica. Un artículo para también entender la administración pública. Se ebe marchar hacia un plan nacional de seguridad ciudadana post covid29.

  45. “No solo estamos enfrentando una pandemia, sino también una catástrofe humanitaria global”. Todos estos factores incrementaran el crimen organizado, ya que millones de peruanos pasaran a la pobreza y sufrirán hambre miles de muertes, superiores a la Guerra con Chile y al terrorismo. Una cruda realidad que la criminalidad aprovecha en la reactivación económica.

  46. Un artículo muy interesante porque analiza a realidad política, social, económica y sanitaria de la crisis global producto de la pandemis. Felicito al autor por ser muy objetivo y veraz.

  47. Es necesaro que la universidad peruana estudie a la Policía Nacional. Vale. La Academia analiza nuestra problemática y toma en cuenta la publicación las necesidades y la problemática de nuestra heroica Policía Nacional

  48. Los esfuerzos realizados por el Estado para contrarrestar ola criminal, como la verdadera estrategia ha sido un fracaso para el bien común y que responda a la sana aspiración que tienen los peruanos de vivir en condiciones estable de seguridad.
    Un valiente artículo, una verdad que duele, pero para eso está nuestra valiente Policía Nacional.
    Felicito al autor Alfonso Cachay por tocar un tema de actualidad.