Coronavirus en América Latina: las cifras que muestran el brutal impacto de la pandemia en las economías de la región

  • Ángeles Sánchez Díez y José Manuel García de la Cruz
  • *The Conversation – BBC News Mundo

billlete mascarilla

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. Alrededor de 3 millones de empresas de la región cerrarán y el número de pobres aumentará en casi 29 millones de personas.

La pandemia de covid-19 se ha saldado con una caída del 8,1% del PIB en América Latina, superando el impacto de la crisis en la Unión Europea y de otras economías emergentes.

No obstante, las economías latinoamericanas ya mostraban importantes debilidades antes del inicio de la emergencia sanitaria.

Es decir, la pandemia ha recrudecido los problemas productivos y sociales de América Latina, como la perversa especialización comercial de la región, la debilidad del tejido productivo y del mercado de trabajo, y los problemas sociales.

Aunque hablemos en su conjunto de América Latina, las diferencias entre países son muy elevadas. Perú, Argentina, Ecuador, Panamá, El Salvador, México y Colombia han sido los países más afectados.

Por el contrario, Paraguay, Uruguay y, especialmente, Guatemala se han visto afectados en un grado semejante al de otras economías en desarrollo y emergentes. Venezuela es el país que ha registrado una mayor caída de su producción, como en años anteriores, si bien esto no se puede achacar solo al impacto del virus.

puerto industrial
Alrededor de 3 millones de empresas de la región cerrarán y el número de pobres aumentará en casi 29 millones de personas.

El impacto sobre los sectores económicos

La pandemia habrá ocasionado el cierre del 2,7 millones de empresas latinoamericanas, es decir el 19% del total de las empresas.

Pero las medidas de distanciamiento social y las limitaciones a la movilidad han afectado de forma desigual a las actividades económicas.

El turismo, la cultura, el comercio, el transporte y la moda han sido los sectores más afectados.

Estos suponen el 24,6% del PIB y el 34,2% del empleo. Por el contrario, las actividades que se han visto menos afectadas han sido la agricultura, la ganadería y la pesca, la producción de alimentos, los productos médicos y las telecomunicaciones. Estas actividades suponen el 14,1% del PIB y el 18,2% del empleo.

El 92% de la producción intensiva en tecnología ha sufrido un impacto fuerte por la crisis. Esta es una clara señal de alarma para el medio plazo: reaparece el viejo fantasma de quedar al margen de las tendencias mundiales, encaminadas ahora hacia la digitalización.

La crisis ha afectado a las empresas de forma diferente, según su tamaño. Más de 2,6 millones de microempresas cerrarán.

De hecho, desaparecerá el 20,7% de las microempresas y solo el 0,6% de las grandes empresas. La gran mayoría son empresas dedicadas al comercio, a servicios comunitarios, sociales y personales, y hoteles y restaurantes.

Trabajadores

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. Las pequeñas empresas y los trabajadores poco cualificados tienen mayores dificultades para teletrabajar, por lo que se han visto más afectados.

El impacto sobre el mercado de trabajo

En 2020 el cierre de las actividades económicas no esenciales se tradujo en destrucción de empleo, particularmente en los meses de marzo, abril y mayo.

Sin embargo, en la gran mayoría de los países se establecieron mecanismos para mantener las relaciones laborales.

Los ERTE (Expediente Temporal de Regulación de Empleo) latinoamericanos han salvado muchos puestos de trabajo. Aunque también se incrementó el número de personas desanimadas, que son aquellas que dejan de buscar empleo porque saben que no lo van a encontrar.

Por eso el desempleo no creció tanto como hubiera cabido esperar.

El teletrabajo ha sido un elemento diferencial y muy importante para poder mantener la producción y la actividad laboral.

Pero el teletrabajo no es posible para todas las empresas, ni para todos los empleados. Las pequeñas empresas y los trabajadores poco cualificados tienen mayores dificultades y, por lo tanto, también se han visto más perjudicados por las restricciones de la pandemia.

Las mujeres y los jóvenes están entre los colectivos más dañados. Las primeras tienen una fuerte presencia en el turismo y restauración y los segundos tienen trabajos más precarios.

Además, las mujeres han tenido que redoblar el tiempo de trabajo en el cuidado del hogar y de la familia, con nuevas obligaciones durante el confinamiento domiciliario.

Gran parte de los trabajos en América Latina son informales, si bien hay diferencias muy importantes entre países.

El 92,1% de los trabajadores y trabajadoras no agrarias en Ecuador son informales, así como el 73,2% en Bolivia y el 68,5% en El Salvador. Son personas que se ganan la vida día a día, sin contratos ni derechos laborales; por esto, han estado, además, más expuestas al coronavirus.

enferma covid latinoamérica

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. La pandemia ha elevado los gastos de los Estados y mermado sus ingresos, con importantes consecuencias para las cuentas públicas. Brasil y Argentina son los países con mayor nivel de deuda y déficit.

La pandemia eleva la deuda pública y el déficit público

La pandemia ha afectado los ingresos y los gastos del sector público. Si la recaudación de impuestos se vio afectada por el cierre de actividades y por la caída del consumo, también se han incrementado los gastos públicos.

Cabe destacar los gastos destinados a afrontar los impactos sociales del coronavirus.

La gran gran mayoría de países estableció instrumentos de ayuda directa a los hogares. Algunos ejemplos son el Ingreso Familiar de Emergencia en Argentina, el Bono COVID-19 de Chile, el Ingreso Solidario de Colombia, el Bono Proteger en Costa Rica o el Bono de Emergencia en Brasil.

El resultado de la disminución de los ingresos públicos y el incremento de los gastos ha sido un incremento del déficit público y de la deuda pública. Brasil y Argentina son los países con mayor nivel de deuda (en torno al 100% del PIB) y de déficit público (superando el 10% del PIB) en 2020.

pasaporte chile y dinero

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. La inversión extranjera se ha reducido aproximadamente un 50% y el envío de remesas ha caído drásticamente.

Con la crisis caen el comercio, la inversión extranjera y las remesas

Si bien el comercio internacional se ha contraído en 2020 a nivel mundial, lo ha hecho de forma más severa en América Latina. Las exportaciones cayeron un 10,1% y las importaciones un 13,4%. También en este caso hay importantes diferencias según países.

Al margen de Venezuela, cuya crisis es mucho más profunda y tiene causas que van más allá del efecto de la pandemia, las economías centroamericanas han reducido sus exportaciones por encima de la media, así como Paraguay, Uruguay, Perú y Argentina.

La caída en las importaciones ha sido más pronunciada en Panamá, Paraguay, El Salvador, Ecuador, México y Colombia.

Algunos países han podido aprovechar el impulso de sus exportaciones de productos médicos y los productos agrícolas.

La CEPAL señala que Guatemala y Honduras se han beneficiado de las ventas de mascarillas y Costa Rica de las de equipos médicos, destinadas principalmente a Estados Unidos.

La mayor caída de las importaciones que de las exportaciones ha hecho que el déficit comercial de la región se haya reducido, pasando de US$89.709 millones en 2019 a US$21.620 millones en 2020.

La inversión extranjera también se ha reducido, aproximadamente un 50% según la UNCTAD y la CEPAL, situándose en US$82.000 millones en 2020, particularmente en Perú, Argentina, Chile y Colombia.

Además, las perspectivas de recuperación no son buenas: las empresas están registrando importantes pérdidas mientras bajan los precios de las materias primas. Europa sigue siendo el principal inversor en la región.

Las remesas de los trabajadores latinoamericanos desde fuera de la región se redujeron un 19,3% en 2020 según el Banco Mundial.

Estas rentas son muy importantes en Centroamérica, donde representan entre el 13% y el 20% del PIB, especialmente para los hogares más vulnerables. Entre el 80% y el 90% de las remesas se destinan a cubrir necesidades básicas de los hogares, como la alimentación o la salud.

Desigualdad y urbanismo

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. En los años previos a la pandemia, América Latina había conseguido reducir la pobreza y la desigualdad, pero ahora vuelve a retroceder en estos indicadores.

Retroceder lo avanzado: crecen la desigualdad y la pobreza

El cierre de actividades económicas, la destrucción de empleo y la reducción del comercio, la inversión y las remesas, tienen su reflejo en el incremento de la desigualdad y la pobreza.

En los años previos a la pandemia América Latina había conseguido reducir estos índices. La pobreza había pasado de afectar al 45,2% de la población en 2001, al 30,3% en 2019.

Ahora, con la covid-19, el número de pobres aumentará en 28,7 millones de personas, hasta alcanzar la cifra de 214,4 millones de pobres en la región. A su vez, la pobreza extrema afectará a 15,9 millones más, sumando en total 83,4 millones de personas.

Tras unos años en los que el índice de Gini había bajado de 0,53 a 0,46 entre 2001 y 2019, la pandemia ha ocasionados enormes costes sociales muy desigualmente distribuidos.

Este incremento de la desigualdad ha reavivado las protestas sociales en la región, generalizando las ya manifestadas durante la segunda mitad de 2019 en Chile, Ecuador y Colombia.

En definitiva, la pandemia está teniendo un fuerte impacto económico y social en América Latina. Se ha incrementado el desempleo y se han cerrado empresas, se han deteriorado las cuentas públicas y han aumentado la pobreza y la desigualdad.

La recuperación dependerá de la evolución de la economía mundial y del dinamismo de los flujos internacionales en comercio y finanzas hacia la región.

*Ángeles Sánchez Díez es coordinadora del Grupo de Estudio de las Transformaciones de la Economía Mundial (Universidad Autónoma de Madrid; y José Manuel García de la Cruz es profesor de Estructura Económica y Economía del Desarroll (Universidad Autónoma de Madrid) . El artículo apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.

El brutal impacto de la segunda ola de covid-19 en Londres | BBC Mundo

34 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Las economías de América Latina ya se encontraban teniendo algunas debilidades antes de la pandemia, pero evidentemente, se acrecentaron con la llegada de esta, causando una grave crisis, afectando a millones de personas que han tenido que perder sus trabajos y otros, cerrar sus negocios. Es penoso ver como muchos han tenido que exponerse saliendo a las calles para vender algo porque algún ingreso debían tener. El Estado también ha ido endeudándose con los grandes gastos que ha tenido que hacer por la emergencia sanitaria, aumentando el gasto público. La pobreza y desigualdad se han hecho más profundas afectando a millones de familias. Tenemos que seguir adelante para reactivar la economía y poder superar esta crisis, mientras que el gobierno debe seguir apoyando a las empresas para que puedan sobrevivir y sigan dando empleo, las personas necesitan trabajar.

  2. Es impresionante como esta pandemia ha afectado al mundo desde sus inicios, parando la economía peruana y mundial. Esto ha impactado negativamente a los negocios y emprendimientos, y varios sectores peruanos, haciendo decrecer las cifras a negativas y creando una tendencia negativa en la economía. A nivel Latinoamérica, esta pandemia también ha afectado a estos países y en algunos quizás hasta más llegando a cifras negativas, las cuales van a ser difícil de recuperar a cómo eran pre-pandemia.

  3. La pandemia causada por el covid-19 ha impactado en muchos países, quienes adoptaron las mismas medidas de confinamiento que todos y vieron cerrar muchos negocios, la economía esta afectada y desestabilizada a eso se le suman las deuda publica de los países que ha ido en aumento. Los jóvenes y la vulnerabilidad por el sistema de educación deficiente son de las primeras acciones que se deben enfocar las autoridades una vez esta situación calme un poco. Sigamos reactivando la economía sin perder de lado los cuidados y medidas de prevención y así evitamos no solo perder familiares sino no volver a caer en un confinamiento que solo perjudica mas a los países.

  4. Interesante artículo, la pandemia de covid-19 a afectado gravemente a muchos países de nuestra región se estima que la caída es del 8,1% del PIB en América Latina por nuestro lado el PBI peruano se contrajo en 30% durante el segundo trimestre del año, por encima de las caídas registradas en las demás economías de la región. En concreto, el mes de mayor impacto fue abril, en el que la economía del país se contrajo en 39.9%, como respuesta a ello el gobierno peruano tomo alguna medidas para atenuar el impacto del COVID-19 en nuestra economía, es por ello que se dieron paso a las etapas de reactivación económica. El gobierno flexibilizó las condiciones para que las empresas retomen sus actividades, a fin de evitar las demoras generadas durante la primera etapa, por otro lado el gobierno debe de prestar más atención y apoyo a las micro y pequeñas empresas ya que son justamente los que mueven la economía de nuestro país.

  5. Alfredo Moises Vilchez Palomino Adm. de Negocios Internacionales UNFV decimo ciclo C2.1 sección A

    Nadie ha salido indemne de 2020. Por un motivo u otro, todos los ciudadanos del mundo hemos resultado afectados por un nuevo virus que nos llevó, en el mejor de los casos, a estar encerrados en nuestras casas y, en el peor, al duelo de la pérdida de seres queridos. Intentar abarcar todos los aspectos en los que el COVID-19 ha marcado nuestra vida es imposible, por ese motivo en este resumen nos centramos solo en seis: la desigualdad, la economía, la educación, la migración y la lucha científica contra el coronavirus.

  6. Definitivamente la pandemia a nivel mundial ha afectado a la economìa de distintos países, especialmente a los de latinoamérica que tienen la condiciòn de economìa en transición y subdesarrollos, Una de las causas fundamentales es la deficiencia en gestiòn estatal como las decisiones económicas de sus gobernantes, al considerar como efectiva las restricciones de cuarentena, los cuales tuvo consecuencias tanto positivas como negativas, rescantando como favorable el nacimiento del teletrabajo en aquellas grandes y medianas empresas, como tambièn la impulsaciòn y valoraciòn del sector más olvidado como es la agricultura.Sin embargo, la consecuencia desfavorable es el incremento en el índice porcentual de pobreza, debido al cierre de muchas empresas mypes, generando el desempleo como también los cierres de ciertas actividades econòmicas

  7. Esta pandemia ha afectado a todo el mundo pero los países latinoamericanos hemos sido los más afectados ya que no teníamos una economía estable. La crisis ha afectado a las empresas de forma diferente, según su tamaño. Más de 2,6 millones de microempresas cerrarán. Personas sin empleo, sin recursos para poder sobrevivir, empresas cambiando de rubro o en la quiebra, cerrando sus negocios.
    Para poder recuperar la economía de nuestro pais será una lucha muy grande, y se espera poder lograrlo, con el continuo fomento del comercio nacional e internacional, ayudándonos entre países vecinos.

  8. Debemos atravesar un ciclo muy duro y crítico lleno de sangre, sudor y lágrimas. En muchos lugares no hay trabajo y el hambre es extrema. El gobierno influirá en grandes movimientos en las calles de acuerdo con las demandas de la gente. Desafortunadamente, en toda América Latina, las diferencias entre países son muy grandes. Perú, Argentina, Ecuador, Panamá, El Salvador, México y Colombia son los países más afectados. Por el contrario, Paraguay, Uruguay y Guatemala en particular se han visto afectados de manera similar a otras economías emergentes y en desarrollo. Como en años anteriores, la producción de Venezuela ha caído más drásticamente, aunque esto no puede atribuirse únicamente a los efectos del virus.

  9. Muy bueno el artículo, es cierto que al inicio se pensaba que esta pandemia no duraría tanto tiempo y que terminaría afectando tanto a las economías emergentes como las subdesarrollos y llegaría afectar en gran medida a gran parte de América Latina ocasionando que más de 2.5 millones de empresas quebraran, pero afectando sobre todo a sector turismo, comercio, perjudicado en gran medida a las mypes y las pymes que apenas comenzaban a surgir y cumplir un gran papel para aumento de empleo, esto también hizo que la brecha de desigualdad económica con los países desarrollos haya aumentado en gran medida, cuando ya estaba empezando a reducirse, siendo esto un retroceso para los países subdesarrollados e incrementando la pobreza en ellos así como un gran déficit económico, a causa a los gastos que ahora están incurriendo y los ingresos que ya se han visto reducidos en gran medida.

  10. Una de las regiones más afectadas por la pandemia del Covid 19 ha sido sin duda la región de Latinoamérica. Tal como se menciona en el artículo, la crisis sanitaria ha afectado a las economías pertenecientes de esta región, su comercio, la producción de bienes y prestación de servicios, consumo, inversión y el trabajo. En el plano económico, se ha registrado una caída del 8,1% del PIB en esta región de la cual nuestro país es parte. En el plano laboral, los trabajadores y las empresas se han visto afectados, muchas de ellas se han tenido que reinventar y adaptar a esta nueva normalidad. Se han perdido cientos de millones de empleos, quienes trabajan arduamente en el sector informal sufrieron una reducción de sus ingresos y los jóvenes que están uniéndose a este mundo laboral están estancados en la espera de próximos puestos de trabajo. Una situación crítica sin duda, que no sabemos hasta cuándo durará. Interesante artículo.

  11. La evolución de una pandemia que creíamos que sería una cuestión de un par de meses ya que teníamos la ilusión que la cuarentena duraría un mes o quince días, como nos dijeron desde el gobierno de turno.
    Por ello, asistimos a una masacre en la cual acudimos a los centros de salud más cercanos a nosotros sin recibir ayuda alguna, a menos que tengamos los recursos o los contactos necesarios.
    Sin embargo, a nivel económico lo avanzado durante veinte años de crecimiento mas no de desarrollo económico ni reducción de una brecha de infraestructura y acceso a servicios públicos de calidad de forma masiva sin tener que hacer largas colas para pagar desorbitantes sumas por conceptos cada vez más irrisorios.
    En base a ello, podemos tomar en cuenta diversos indicadores como Gini que mide, con sus limitaciones, la desigualdad en un país. esto viene unido a una disminución del crecimiento y el endeudamiento para poder solventar distintas medidas que, basados en la buena intención de los países, el error está en el origen porque no están basados en la ciencia.

  12. Tristemente las mujeres y los jóvenes que recién se están insertando en el mundo laboral están entre los colectivos más dañados. Las primeras tienen una fuerte presencia en el turismo y restauración y los segundos tienen trabajos más precarios al tener poca experiencia o puestos que fueron simplemente suplidos por otros trabajadores de mas peso dentro de la organización. Además, las mujeres han tenido que redoblar el tiempo de trabajo en el cuidado del hogar y de la familia, con nuevas obligaciones durante el confinamiento domiciliario, las clases virtuales de los hijos y el home office de los padres. Gran parte de los trabajos en América Latina son informales, si bien hay diferencias muy importantes entre países. El 92,1% de los trabajadores y trabajadoras no agrarias en Ecuador son informales, así como el 73,2% en Bolivia y el 68,5% en El Salvador. Son personas que se ganan la vida día a día, sin contratos ni derechos laborales; por esto, han estado, además, más expuestas al coronavirus. Una realidad muy cruda para nuestro pais

  13. Lamentablemente esta pandemia ha estancado la economía con un saldo negativo en la caída del 8,1% del PIB en América Latina, lamentablemente alrededor de 2.7 millones de empresas ha quebrado generando mayor desempleo y crisis económica. Esta pandemia ha afectado dichas empresas independientemente de cual era su giro comercial e incluso sin importar que tamaño eran. Las empresas que han seguido a flote son las agroindustriales, sector salud, telecomunicaciones. Igual aun los especialistas creen que los estragos que dejara esta pandemia aun seguirá de mal en peor

  14. Dios se acuerda de los pobre y ayuda. No todo ha sido desilusión. el desempleo no creció tanto como hubiera cabido esperar. El teletrabajo ha sido un elemento diferencial y muy importante para poder mantener la producción y la actividad laboral. Pero el teletrabajo no es posible para todas las empresas, ni para todos los empleados. Las pequeñas empresas y los trabajadores poco cualificados tienen mayores dificultades y, por lo tanto, también se han visto más perjudicados por las restricciones de la pandemia.
    Las mujeres y los jóvenes están entre los colectivos más dañados. Las primeras tienen una fuerte presencia en el turismo y restauración y los segundos tienen trabajos más precarios. Además, las mujeres han tenido que redoblar el tiempo de trabajo en el cuidado del hogar y de la familia, con nuevas obligaciones durante el confinamiento domiciliario.
    Gran parte de los trabajos en América Latina son informales, si bien hay diferencias muy importantes entre países. El 92,1% de los trabajadores y trabajadoras no agrarias en Ecuador son informales, así como el 73,2% en Bolivia y el 68,5% en El Salvador. Son personas que se ganan la vida día a día, sin contratos ni derechos laborales; por esto, han estado, además, más expuestas al coronavirus. El peruano es innovador y muy trabajador y se faja en cualquier parte para sobrevivir, en semana santa nos queda orar par que bendito el Señor viene para ayudarnos. El sufrimiento es parte del amor y de la fe.

  15. Como bien lo afirma el titulo del artículo, la caída de América Latina es brutal. Levantarnos va a ser lento y progresivo. Primero debemos curarnos en salud y trabajar duro. El turismo, la cultura, el comercio, el transporte y la moda han sido los sectores más afectados.
    Estos suponen el 24,6% del PIB y el 34,2% del empleo. Por el contrario, las actividades que se han visto menos afectadas han sido la agricultura, la ganadería y la pesca, la producción de alimentos, los productos médicos y las telecomunicaciones. Estas actividades suponen el 14,1% del PIB y el 18,2% del empleo.
    El 92% de la producción intensiva en tecnología ha sufrido un impacto fuerte por la crisis. Esta es una clara señal de alarma para el medio plazo: reaparece el viejo fantasma de quedar al margen de las tendencias mundiales, encaminadas ahora hacia la digitalización.
    La crisis ha afectado a las empresas de forma diferente, según su tamaño. Más de 2,6 millones de microempresas cerrarán.
    De hecho, desaparecerá el 20,7% de las microempresas y solo el 0,6% de las grandes empresas. La gran mayoría son empresas dedicadas al comercio, a servicios comunitarios, sociales y personales, y hoteles y restaurantes.
    S los jóvenes nos queda ser optimistas y mirar el futuro con esperanza de poner lo mejor de nosotros, hoy nos quepa estudiar y formarnos profesionalmente para ser competitivos.

  16. Cifras duras pero reales. La pandemia habrá ocasionado el cierre del 2,7 millones de empresas latinoamericanas, es decir el 19% del total de las empresas. Pero las medidas de distanciamiento social y las limitaciones a la movilidad han afectado de forma desigual a las actividades económicas.
    El turismo, la cultura, el comercio, el transporte y la moda han sido los sectores más afectados.

  17. Nos toca vivir un ciclo crítico muy duro con sangre, sudor y lagrimas. Sin trabajo y hambre extremo en muchos lugares. Los gobiernos se tambalearan y gran movida en las calles por las demandas populares. Una lástima que en su conjunto de América Latina, las diferencias entre países son muy elevadas. Perú, Argentina, Ecuador, Panamá, El Salvador, México y Colombia han sido los países más afectados.
    Por el contrario, Paraguay, Uruguay y, especialmente, Guatemala se han visto afectados en un grado semejante al de otras economías en desarrollo y emergentes. Venezuela es el país que ha registrado una mayor caída de su producción, como en años anteriores, si bien esto no se puede achacar solo al impacto del virus.

  18. La pandemia de covid-19 se ha saldado con una caída del 8,1% del PIB en América Latina, superando el impacto de la crisis en la Unión Europea y de otras economías emergentes. No obstante, las economías latinoamericanas ya mostraban importantes debilidades antes del inicio de la emergencia sanitaria.
    Es decir, la pandemia ha recrudecido los problemas productivos y sociales de América Latina, como la perversa especialización comercial de la región, la debilidad del tejido productivo y del mercado de trabajo, y los problemas sociales. Necesitamos inversionistas en el sector minero y agrícola.