17.1 C
Lima, Perú
viernes, septiembre 25, 2020
Cooperación regional para la ancianidad y la demencia en plena vulnerabilidad al...

Cooperación regional para la ancianidad y la demencia en plena vulnerabilidad al coronavirus

Las políticas públicas para la ancianidad y demencias deben ser basadas en mejor evidencia. Es fundamental fortalecer la investigación para conocer mejor los problemas en nuestro continente.

1066
33

Expertos alientan cooperación regional para atender la demencia

Las personas mayores de 60 años constituyen una población especialmente vulnerable a demencias, pero también al nuevo coronavirus, tanto por la edad como por las comorbilidades que presentan con frecuencia, como diabetes o enfermedades cardiovasculares.
Las personas mayores de 60 años constituyen una población especialmente vulnerable a demencias, pero también al nuevo coronavirus, tanto por la edad como por las comorbilidades que presentan con frecuencia, como diabetes o enfermedades cardiovasculares. Crédito de la imagen: Jorge Magimia/Flickr, bajo una licencia Creative Commons.

Unos 240 médicos y científicos de 10 países de una red regional sobre demencia advirtieron que durante la pandemia los países latinoamericanos enfrentan “desafíos trascendentales” en la atención a personas con demencia y llamaron a la unión de ongs y gobiernos para atender los problemas de esta población.

En América Latina, la prevalencia de demencias en mayores de 60 años alcanza al 8,5%, según la Organización Mundial de la Salud. Se trata de una población especialmente vulnerable al nuevo coronavirus, tanto por la edad de quienes suelen padecer estos trastornos como por las comorbilidades que presentan con frecuencia, como diabetes o enfermedades cardiovasculares, entre otras condiciones que agravan la infección por SARS-CoV-2.

“La pandemia es una catástrofe de la salud pero en el caso de la demencia tiene un impacto directo en la salud cerebral”, afirma el argentino Agustín Ibáñez, director del Centro de Neurociencias Cognitivas de la Universidad de San Andrés y uno de los autores del artículo publicado en The Lancet Neurology (agosto 18) e impulsado por The Latin America and Caribbean Consortium on Dementia (LAC-CD).

“Los pacientes con demencia no entienden porqué deben quedarse en cuarentena. Alterarles las rutinas les produce un estrés muchísimo mayor que a una persona que no tiene demencia”, explica.

Ante este escenario, LAC-CD —una organización integrada por médicos y científicos que impulsa actividades de investigación sobre demencia en Latinoamérica— llamó a la conformación de una cooperación regional, entre ONG’s e instituciones oficiales, para coordinar una respuesta en común para las problemáticas que la pandemia creó en las personas con deterioro cognitivo.

“Los pacientes con demencia no entienden porqué deben quedarse en cuarentena. Alterarles las rutinas les produce un estrés muchísimo mayor que a una persona que no tiene demencia”. Agustín Ibáñez, Centro de Neurociencias Cognitivas de la Universidad de San Andrés

Ante la imposibilidad de la asistencia presencial en centros de salud, la telemedicina, dice Ibáñez, es una “solución parcial” ante los cuidados múltiples —entrenamiento cognitivo, pruebas médicas y actividades físicas— que requieren las personas con demencia. “En las poblaciones vulnerables es más una buena intención que una realidad, entonces muchos pacientes no pueden recibir el tratamiento adecuado”, advierte.

Para Pablo Richly, médico psiquiatra y director en Buenos Aires del Centro de Salud Cerebral, la propuesta del consorcio “es algo muy loable pero lo que importa es si se aplica. Al final es una cuestión de decisiónpolítica”.

Richly plantea que debieran resolverse los problemas que estaban antes de la pandemia —como la escasa formación en demencia de médicos y cuidadores y, a su vez, llevar adelante una adaptación a los cambios que esta produzca.

“Tendrá que haber un gran trabajo en la conectividad y los recursos sociales y sanitarios disponibles para las personas con demencia, que tienen más dificultades para incorporar medidas preventivas, que los hace candidatos con más riesgo de infectarse”, explica el especialista.

La región presenta, entre otras particularidades, una tasa de empleo informal de 53 por ciento, segúndatosde la Organización Internacional del Trabajo, lo cual lleva a que un importante número de trabajadores no solo se expongan más que otros a la infección por el nuevo coronavirus sino que también aumenten los riesgos de contagio para sus familiares con deterioro cognitivo.

A su vez, en las familias, que según los autores suelen crear un “ambiente protector”, de “atención informal” para las personas con demencia, pueden aparecer tensiones y casos de agresiones durante la pandemia, advierten los autores.

“Hay un riesgo de que haya conductas de violencia por parte del cuidador porque ya no logra lidiar con la sobrecarga del cuidado”, dice la neuróloga Andrea Slachevsky, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, y coautora de la declaración.

La especialista chilena recuerda que aún hay más por conocer sobre las demencias en América Latina: “Las políticas públicas para la demencias deben ser basadas en mejor evidencia. Es fundamental fortalecer la investigación para conocer mejor los problemas en nuestro continente”.

“El hecho de que los pacientes con demencia sean grupos con alto riesgo de ser infectados no significa que finalmente haya que dejarlos en sus casas, eso va a llevar a una agravación de su problemática. Deben buscarse los mecanismos para retomar las atenciones considerando que la pandemia está para durar”, concluye.

Enlace al resumen del estudio en The Lancet Neurology
Fuente: SciDen. Net (Latino América)
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.–.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.–.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.–.-.–.
Una anciana cumple años en la residencia de Celanova (Ourense). (EFE)
Un gen vinculado a la demencia duplica el riesgo de padecer coronavirus grave

 

Tener un gen “defectuoso” relacionado con la demencia duplica el riesgo de desarrollar un covid-19 grave, según un estudio a gran escala realizado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y la Universidad de Connecticut (Estados Unidos).

En concreto, los científicos encontraron un alto riesgo de infección grave por coronavirus entre aquellas personas de ascendencia europea que portaban dos copias defectuosas del gen APOE (denominado e4e4).

Una de cada 36 personas de ascendencia europea tiene dos copias defectuosas de este gen, y se sabe que esto aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer hasta 14 veces, explican los científicos en un comunicado de la Universidad de Exeter, en el que señalan que también aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas.

Ahora, el equipo de investigación ha descubierto que ser portador de estas mutaciones genéticas duplica los riesgos de padecer coronavirus, incluso en personas que no han desarrollado las citadas enfermedades; los resultados se publican en ‘Journal of Gerontology: Medical Science’.

Al igual que otros científicos, este equipo de investigación ya había constatado que las personas con demencia tienen más probabilidades de contraer covid-19 grave y, entre las explicaciones, podría estar la exposición a la alta prevalencia del coronavirus en las residencias de mayores o centros de cuidados.

Sin embargo, este nuevo trabajo identifica que un componente genético también puede estar en juego.

El efecto podría deberse en parte a este cambio genético subyacente, que los pone en riesgo tanto al covid como a la demencia

El equipo encontró en concreto que las personas con el genotipo APOE e4e4 tenían el doble de riesgo de desarrollar el virus de forma severa, comparado con aquellos con la forma común e3e3 del gen APOE.

Los investigadores utilizaron datos del estudio Biobanco de Reino Unido, que recoge información de salud y genética de 500.000 personas.

Chia-Ling Kuo, de la Escuela de Medicina de Universidad de Connecticut, resume que se trata de un “resultado emocionante porque ahora podríamos ser capaces de señalar cómo este gen defectuoso causa la vulnerabilidad al covid-19″.

Tener un gen “defectuoso” relacionado con la demencia duplica el riesgo de desarrollar un covid-19 grave, según un estudio a gran escala realizado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y la Universidad de Connecticut (Estados Unidos).

En concreto, los científicos encontraron un alto riesgo de infección grave por coronavirus entre aquellas personas de ascendencia europea que portaban dos copias defectuosas del gen APOE (denominado e4e4).

Una de cada 36 personas de ascendencia europea tiene dos copias defectuosas de este gen, y se sabe que esto aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer hasta 14 veces, explican los científicos en un comunicado de la Universidad de Exeter, en el que señalan que también aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas.

Al igual que otros científicos, este equipo de investigación ya había constatado que las personas con demencia tienen más probabilidades de contraer covid-19 grave y, entre las explicaciones, podría estar la exposición a la alta prevalencia del coronavirus en las residencias de mayores o centros de cuidados.

Sin embargo, este nuevo trabajo identifica que un componente genético también puede estar en juego.

El efecto podría deberse en parte a este cambio genético subyacente, que los pone en riesgo tanto al covid como a la demencia

El equipo encontró en concreto que las personas con el genotipo APOE e4e4 tenían el doble de riesgo de desarrollar el virus de forma severa, comparado con aquellos con la forma común e3e3 del gen APOE.

Los investigadores utilizaron datos del estudio Biobanco de Reino Unido, que recoge información de salud y genética de 500.000 personas.

Chia-Ling Kuo, de la Escuela de Medicina de Universidad de Connecticut, resume que se trata de un “resultado emocionante porque ahora podríamos ser capaces de señalar cómo este gen defectuoso causa la vulnerabilidad al covid-19″.

 

Los efectos de la demencia, el avance de la edad, la fragilidad o la exposición al virus en los centros de atención de personas mayores.

“Esto podría conducir a nuevas ideas para los tratamientos“, apunta Kuo, quien indica que también es importante porque demuestra, una vez más, que el aumento de los riesgos de enfermedad que parecen inevitables con el envejecimiento podría deberse en realidad a diferencias biológicas específicas.

Esto, argumenta, podría ayudar a entender por qué algunas personas permanecen activas hasta los 100 años o más, mientras que otras sufren discapacidades y mueren a los 60 años.

Podría ayudar a entender por qué algunas personas permanecen activas hasta los 100 años, mientras que otras sufren discapacidades y mueren jóvenes

Por su parte, David Melzer, que dirigió el equipo, recuerda que varios estudios han demostrado que las personas con demencia corren un alto riesgo de desarrollar coronavirus grave y esta investigación sugiere que este alto riesgo puede no deberse simplemente a los efectos de la demencia, el avance de la edad, la fragilidad o la exposición al virus en los centros de atención de personas mayores.

“El efecto podría deberse en parte a este cambio genético subyacente, que los pone en riesgo tanto al covid-19 como a la demencia”, enfatiza.

Fuente: El Confidencial

En 1 Hora-En casos de demencia, la familia es quien más sufre: Dra. Mariana Chávez. Fuente: Noticiero Televisa

33 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Es importante conocer cuáles son las consecuencias y complicaciones del nuevo Covid 19, y como la predisposición genética puede acelerar las posibilidades de contagio y aumentar el desarrollo de demencia en algunas personas.
    Este artículo, refuerza nuestros conocimientos científicos y nos ayuda a entender que todo se relaciona con nuestra información genética nos hace vulnerables a ciertas enfermedades o no. Ahora podemos entender, por qué es que algunas personas están mucho más propensas a contraer enfermedades, sufrir discapacidades y por ende tienen menos probabilidades de vida, mientras otras poseen de una excelente salud y viven muchos años.
    Esto, nos hace tomar consciencia sobre la situación actual, y no solo pensar egoístamente entre nosotros, sino, darnos cuenta de que el hecho de exponernos al virus puede terminar afectando e incluso en mayor grado a nuestros seres queridos.

  2. Está demás decir que como ya lo hemos visto, los más afectados a esta pandemia son las personas mayores, en resumen de la tercera edad, y peor aún los que sufren demencia propia de su edad. Esta situación es totalmente complicada porque una de las obligaciones que debemos de cumplir es el aislamiento y/o cuarentena para evitar que esto se expanda y evitar principalmente contagiarnos, esto es complicado porque los adultos mayores con demencia no tienen la conciencia de la situación que se está pasando e ignoran las obligaciones. Lo recomendable es generar actividades que haga distraer a los adultos mayores que se tenga en casa para ignorar la realidad actual. Maravilloso artículo.

  3. El aislamiento social que vivimos debido a la pandemia del covid-19 genera un impacto sobre el estado de animo de personas, pero hay un sector especialmente que sufre más por este acontecimiento que son los adultos mayores ya que se encuentran dentro del grupo vulnerable a este virus, y además un porcentaje de los adultos mayores sufren de demencia y para ellos este aislamiento puede ser una experiencia desagradable, si embargo es una medida necesaria para cuidar su salud, pero pueden agotarse, a sentir ansiedad, algunos a angustiarse, debido a la incertidumbre de no saber qué va a pasar. Esto puede devenir en mayor irritabilidad, insomnio, problemas para dormir, poca concentración o atención. Lo importante es tomar medidas antes de que esta situación desencadene un trastorno emocional más grave, como depresión o un cuadro definido de ansiedad.

  4. Es muy interesante este articulo ya que nos informa que las personas mayores de 60 años son de riesgo para el contagio del coronavirus y mas aun de estas personas, las que padecen demencia, tienen mas probabilidades de contraer el virus mucho mas rápido, por el hecho de que se les olvide estar en confinamiento, es muy difícil tratar a los pacientes con deterioro de la memoria ya que ellos mismos se pueden estresar mucho y no entender la coyuntura actual que esta padeciendo el país. Ademas la personas que tiene esta mutación genética de genotipo APOE e4e4 tenían el doble de riesgo de desarrollar el virus de forma severa. Por ello hacemos un cargo de conciencia a los mas jóvenes de tomar estas medidas preventivas para evitar el contagio y ayudar a las personas mas vulnerables.

  5. Es más que interesante saber que las posibles complicaciones ante la exposición al SAR COV 2 se deben también a factores genéticos que también aumentan las posibilidades de desarrollar demencia. Es importante resaltar que la demencia es una enfermedad neurodegenerativa y que, por tanto, la familia es testigo de cómo aumenta el deterioro de las personas que padecen esta enfermedad. Por ello, es importante aislar y extremar cuidado de las personas más vulnerables mientras que se realizan las investigaciones para poder determinar algún factor atenuante a esta situación.
    Me contraría mucho leer que un grupo de científicos quiere inocular el virus a un grupo de personas para demostrar que la vacuna es la adecuada. Más allá de si las personas aceptan libre y sin presiones se debe entender que esto no debe ser ético en tanto tengamos muertes por ello y sobre todo porque se debe contemplar si está dentro de los protocolos y obedecen a una razón ineludible ya que son vidas humanas que merecen respeto.

  6. Un artículo interesante. La enfermedad infecciosa Covid-19 que enfrentamos en la actualidad afecta a todos de diferentes maneras. La población más vulnerable son personas mayores de 60 años, sumado a ello existe un porcentaje considerable de personas con trastornos o perturbaciones de sus facultades mentales conocido como demencia. Dichas personas se han vuelto más vulnerables porque viven en un mundo no concordante a la realidad y eso les afecta, al tener que ser obligados a adaptarse a ella. Lamentablemente nuestro país no se enfoca en estos casos siempre se pasan como uno más y no existe medidas de soluciones que aporten y protejan a dichas personas, haciendo que las consecuencias de esta enfermedad afecte a la sociedad.

  7. Es muy significante este artículo , a las personas con demencia les afecta mentalmente permanecer en estado de aislamiento al no ser tan claro sus acciones y el tener que ser cuidados en lugares que según estadísticas se presenta el virus por lo que una cooperación , instrucción al personal médico y concientizar a la gente sobre no dejarlos en abandono ya que son familiares es necesario para su atención más aún siendo según los estudios europeos en que los genes de su población debido a mutaciones aumentan el riesgo de sufrir coronavirus , el plantearse testear la vacuna en los jóvenes podría conducir a resultados que ayuden en tratamientos en la salud de las personas de tercera edad a futuro

    • Este artículo está más que claro. A las personas con demencia les afecta mucho más esta coyuntura que estamos atravesando ya que de por sí, aquellas personas no entienden por qué no pueden salir, por qué ya no pueden hacer su rutina diaria y eso complica su estado y es por eso que optan por doparlos para tranquilizarlos.
      Ellos están más propensos a que se puedan contagiar ha que padecen una enfermedad y son personas mayores.
      Esperemos que todo esto acabe pronto, mucha gente esta muriendo debido al Covid 19. Y no queremos más sufrimiento.
      Este artículo no hace reflexionar mucho la situación que estamos llevando, cuidar a nuestros seres queridos en estos momentos es la mejor decisión.

  8. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, se comprobó que el grupo de edad más vulnerable son los adultos mayores, los que superan los 60 años, ya que ellos enfrentan un mayor riesgo por su inmunidad reducida y porque poseen una mayor probabilidad de padecer enfermedades crónicas, como la diabetes, el cáncer o la hipertensión, o trastornos mentales. En el caso de personas de personas que sufren trastornos mentales, específicamente los que padecen de demencia además del coronavirus, la situación se agrava aún más ya que ataca también a su salud mental y a su capacidad de poder aceptar ciertas reglas de distanciamiento. Pese a ser la población más vulnerable hoy en día no se cuenta con formación adecuada en demencia de médicos y cuidadores, lo que hace deficiente la atención médica. Algo que realmente es triste de ver pues es imprescindible que este sector no pierda el cuidado y apoyo necesario al ser personas dependientes y desconectados completamente de la realidad. Esperemos que los gobiernos se pongan las pilas y la población en general tome conciencia de este problema y brinde el apoyo necesario a quienes padecen de esta triste enfermedad. Muy buen artículo.

  9. Que articulo para mas interesante, hoy en día se tocan muy poco los temas con relación a los adultos mayores y las enfermedades que les pueden dar solo se le atribuyen a achaques del paso de los años, esto no le debe restar importancia ya que todos esperamos llegar a una edad avanzada y si en algún momento llegamos a presentar rasgos de estas enfermedades nos gustaría saberlo, estar consumiendo la medicina adecuada y ser tomados en cuenta, hoy en día con la situación de el confinamiento y que viene a ser un año muy difícil y triste para nuestros adultos mayores ya que son un grupo de alto riesgo frente a esta enfermedad puede contribuir en gran manera con el estrés y a su vez a la complicación de estas enfermedades mentales, es muy importante sensibilizar a las personas jóvenes que por más adulto mayor que sea o por mas anciana que sea una persona sigue siendo eso, una persona, siguen teniendo pensamientos y emociones y deben ser tratados dignamente

  10. Es muy relevante el articulo ya que nos podemos dar cuenta la relación que puede existir entre otras enfermades con la pandemia que estamos pasando . Podemos observar la gran vulnerabilidad que puede tener los adultos mayores.Muchos comentan que los adultos mayores se quedene en casa por no ser contagiados pero no observan que por dicho encierro puede causarle una estres emocional .Y por ende surge que los adultos puedan ser agresivos,depresivos,o sufrir perdida de memoria. Pero gracias a la ciencia avanzada podemos ayudar asi los pacientes de demencia.

  11. Interesante articulo en la que se expone que no solo las personas ancianas son las más vulnerables a contraer este virus si no también el hallazgo de las alteraciones de las células en la que se han evidenciado en los países europeo, donde el índice de personas con demencia ha ido en aumento por estas mismas mutaciones genéticas, factor clave que hace a las personas mayores más susceptibles al contagio al Covid 19. Es importante trabajar en conjunto para sensibilizar al cuidado de estas personas mayores para brindarles una mejor calidad de vida, un mejor cuidado y sobre todo brindar el apoyo a nivel psicológico pues estas personas en esta faceta enfrentan una serie de hechos que le pueden causar depresión, desesperación o soledad es por eso que en muchos países existen voluntariados para ayudar en el entretenimiento a estas personas mayores.

  12. Artículo muy interesante, ya que en esta pandemia tenemos que cuidar más a las personas de la tercera edad o adultos mayores que son los pacientes de riesgo. Por lo mismo que nuestros ancianos tiene un sistema inmunológico bajo, entonces este virus ataca y aumenta la gravedad de alguna enfermedad que se encuentre presente. Generalmente cuando llegamos a la ancianidad vamos perdiendo la claridad mental y en la actualidad el virus ataca con mayor gravedad a estas personas.
    Las personas de edad avanzada que tienen riesgo a contagiarse, deberían poder llevar un seguimiento de su salud, el sistema de salud debería velar por ellos, dándole la calidad de vida que merecen, cosa que no pasa en nuestro país. Y que a comienzos de esta pandemoa en otros paises decidieron dejar morir a los ancianos. Triste realidad, por ello debemos tomar conciencia y cuidar de nuestros adultos mayores.

  13. Es relevante realizar proyectos e investigaciones sobre el efecto del coronavirus en poblaciones vulnerables ya que así podemos identificar de manera más específica a quienes tenemos que ayudar. Como en este caso lo son las personas con ancianidad y demencia no solo por su elevada edad, sino que también presentan otros tipos de deficiencias en su salud.
    Los diferentes sistemas de Salud deben ver a esta población como un target en si ya que la población con ancianidad y demencia se encuentran más expuestos al COVID. Por ejemplo, una persona con demencia no podrá entender por qué debe usar mascarilla o porque no debería salir no solo exponiéndose a un posible contagio sino posiblemente a contagiar a alguien más, y que además cambiarles la rutina les afectaría provocándoles estrés.
    Que provechoso es que hoy podamos utilizar la tecnología a favor de estos pacientes con demencia, ya que hoy en día se puede utilizar la telemedicina ofreciéndoles diagnósticos, entrenamiento mental y pruebas médicas, aunque lastimosamente es que algo que aun queda por reforzar. Para poder que esto se vuelva una realidad debemos analizar diferentes factores ya sea por las actitudes del paciente como las que debe tener el responsable de estos pacientes.
    Es importante resaltar que el padecer demencia genera mayores probabilidades de agravar la salud en caso de un posible contagio. Las investigaciones están puestas en mesa no solo para informarse sino para tomar acciones frente a ello, ya que la salud de esta población es relevante ya que no solo forman parte de nuestra sociedad, sino que son seres humanos como todos nosotros.

  14. Importante artículo que nos sirve de base para sensibilizar a la población y con ello, generar más grupos de ayuda social, enfocados a este segmento específico. Ya teníamos entendido que la población en tercera edad era vulnerable, pero si esta cuenta con gen defectuoso, los hacen más vulnerables aún, con doble riesgo de obtener la enfermedad.
    Genera impotencia el saber que al evitar que estas personas sean contagiadas, la demencia no les permita entender la situación que se esta viviendo, el contexto en general, lo cual les genera grandes casos de estres.
    Importante el trabajo que los servidores de salud ofrecen hoy en día, penoso también observar las deficiencias que el gobierno posee.
    Gracias por el artículo, muy bueno.

    • Gracias por tus aportes en tus comentarios y por tu preferencia. Felicitaciones por ser la primera en comentar. Veinte.

  15. Los últimos cálculos aproximados de la OMS sobre la carga mundial de morbilidad correspondiente a las personas de 15 a 44 años de edad indican que los trastornos mentales y del comportamiento representan cinco de las diez principales cargas de morbilidad. Dichos trastornos, entre los cuales figuran la depresión, los trastornos relacionados con consumo de alcohol, las autolesiones, la esquizofrenia y el trastorno bipolar, son tan importantes en los países en desarrollo como en los países industrializados.
    Para abordar esos problemas y desafíos, la OMS ha lanzado un proyecto de política de salud mental, encaminado a prestar asistencia a los encargados de la formulación de políticas, los planificadores de los servicios y otros interesados directos en la salud mental para la formulación y la ejecución de políticas, planes, legislación y servicios coherentes, integrales y eficaces en materia de salud mental.
    Excelente artículo.

  16. La pandemia es una catástrofe para la salud, si le afecta a un anciano o alguien con demencia, el sufrimiento es mayor. Esperemos que está predica logré sensibilizar a las autoridades sanitarias para dar mejor tratamiento a este sector importancia a éste segmento de la población.

  17. El presupuesto para salud mental es irrisorio, el más bajo del Perú mucho menos para investigación científica.Por ello considero el gran aporte de éste artículo en bien de la colaboración regional para la ancianidad y demencia. El artículo es muy bueno para sensibilizar y tomar conciencia de nuestros familiares ancianos, a lo cual llegaremos en unos años porque la vida en el tiempo es corta. Hay que hacer algo por el prójimo.

  18. Nadie esta libre de tener un gen “defectuoso” relacionado con la demencia duplica el riesgo de desarrollar un covid-19 grave, según un estudio a gran escala realizado por investigadores de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y la Universidad de Connecticut (Estados Unidos).
    En concreto, los científicos encontraron un alto riesgo de infección grave por coronavirus entre aquellas personas de ascendencia europea que portaban dos copias defectuosas del gen APOE (denominado e4e4).
    Un artículo que sensibiliza al lector y ojaja a las autoridades.

  19. Ante la imposibilidad de la asistencia presencial en centros de salud, la telemedicina, dice Ibáñez, es una “solución parcial” ante los cuidados múltiples —entrenamiento cognitivo, pruebas médicas y actividades físicas— que requieren las personas con demencia. “En las poblaciones vulnerables es más una buena intención que una realidad, entonces muchos pacientes no pueden recibir el tratamiento adecuado”, advierte.
    Para Pablo Richly, médico psiquiatra y director en Buenos Aires del Centro de Salud Cerebral, la propuesta del consorcio “es algo muy loable pero lo que importa es si se aplica. Al final es una cuestión de decisiónpolítica”.
    Me gusto por su rica sensibilidad.

  20. Este artículo es fundamental para la salud pública porque es población vulnerable y abandonado por el estado. Los científicos, en equipo de investigación ya había constatado que las personas con demencia tienen más probabilidades de contraer covid-19 grave y, entre las explicaciones, podría estar la exposición a la alta prevalencia del coronavirus en las residencias de mayores o centros de cuidados. Un tema muy humano porque nos afecta a todos.Un artículo muy sensible y muy bueno.