Defensa de la libertad de cátedra en contra de la persecusión política

La libertad académica tiene ciertamente razón de ser y que una política de censura excesiva especialmente  por parte del Estado y de una universidad pública sería sumamente inapropiada

“Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia” (Mateo 5:10)

Por: Luis Alberto Pintado Córdova y José Andrade Sosa – ABC

Maestría en Docencia Universitaria - TECH Venezuela

La libertad de cátedra siempre será defendida por cualquier profesor que se precie de serlo. El poder enseñar en una aula sin cortapisa alguna es tan solo una arista de lo que se entiende por la libertad académica.

 

La represión o persecución política es la acción de dominación por parte de una entidad estatal de controlar a la ciudadanía mediante la fuerza por razones políticas, particularmente con el propósito de restringir o prevenir su capacidad de tomar parte en la vida política de una sociedad y reducir así su posición respecto de sus conciudadanos, restando los derechos fundamentales del ser humano.

Reprimir es contener, detener o castigar, por lo general desde el poder y con el uso de la violencia, actuaciones políticas o sociales; la represión política niega e impide el ejercicio de los derechos civiles y de libertad política: expresión, reunión, manifestación, asociación, sindicación que suelen considerarse propias de los sistemas dLa represión política es en ocasiones sinónimo de discriminación e intolerancia política, ideológica, religiosa y social. Esta intolerancia se manifiesta mediante políticas discriminatorias, violación de los derechos humanosbrutalidad política, prisiónexterminioexilioextorsión, terrorismo, asesinato extrajudicialejecución sumariatorturadesaparición forzada y otros castigos contra activistas políticos, disidentes y población en general democráticos.

Un caso:Las universidades de Irán se consideran desde hace tiempo un caldo de cultivo de la disidencia. Las autoridades han exhibido sistemáticamente una política de tolerancia cero hacia las voces disidentes en las universidades, en virtud de la cual han despedido, arrestado, torturado y encarcelado a estudiantes y personal docente por el mero hecho de expresar de forma pacífica sus opiniones o de apoyar a políticos opositores”, ha afirmado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

A partir del 24 de agosto de 2021, en México, la Fiscalía General de la República (FGR) solicito al menos tres órdenes de aprehensión contra 31 integrantes de la comunidad científica y académica, por supuestos delitos de operación con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado. 

Dados los antecedentes del caso y el contexto, la acción insistente de la FGR contra personas de la academia puede configurar un preocupante episodio del uso faccioso del aparato de procuración de justicia, para inhibir la libertad académica y de pensamiento como parte integrante del derecho a la libre expresión.  Casos mayormente represivos los encontramos en las universidades de Cuba, Nicaragua y Venezuela, donde no existe la libertad de catedra  ni las libertades básicas.

Represión contra estudaintes y docentes universitarios en Argentina

En países de corte totalitario, muchas autoridades han mantenido un férreo control sobre las instituciones académicas, e incluso han permitido que los organismos de seguridad y de inteligencia del Estado supervisen los procedimientos disciplinarios en los recintos universitarios. Los incesantes esfuerzos para intensificar el control sobre la libertad académica, impedir la presencia en la universidad de activistas estudiantiles pacíficos y marginar a las mujeres y a las minorías discrepantes han asfixiado a las instituciones académicas al no permitir la discusión y debate de problemas sociales y económicos, dejando escaso margen para la libertad de pensamiento o de expresión.” Funcionarios con autoridad que demuestran resistencia y obstáculos al cambio por su incapacidad.

Cómo reaccionan en China al ver la icónica imagen del "hombre del tanque" en Tiananmen
La matanza de estudiantes  universitarios chinos en Tiananmen. China

 

Muchas autoridades universitarias en el Perú  llevan años realizando una implacable campaña de represión contra estudiantes y docentes universitarios, a quienes de forma rutinaria hostigan, detienen buenos proyectos o impiden estudiar o enseñar debido a su activismo, sus opiniones o sus creencias de carácter pacífico.

Se han presentado varios casos de una discusión con algunos antecedentes de la persecución ideológica y la intolerancia desde la antigüedad griega hasta el siglo actual. Otras formas de hostigamiento son los descuentos indebidos por parte de algunas autoridades académicas que caen en abuso de autoridad, acaparan partes de asistencias, ajustan controles contra aquellos docentes que no simpatizan con sus grupos o equipos de trabajo afines  a sus intereses, argollas o funcionarios que tradicionalmente acaparan cargos burocráticos.

11 de Julio - Día del Docente UniversitarioHay una mayoría de docentes universitarios de la tercera edad a tiempo parcial con mucha experiencia profesional son marginados en las universidades que incumplen sus estatutos y cuyas remuneraciones son similares a un sueldo mínimo…No ocupan cargos  repartidos entre docentes de un círculo cerrado, mientras que los parciales sufren una de las explotaciones modernas mas humillantes en la comunidad universitaria. Encima sufren descuentos indebidos.

El docente universitario merece respeto por el trabajo que realiza a pesar de los sueldos exiguos, que deberían ser homologados con los de los jueces y fiscales (supremos, superiores y especializados), tal como siempre señaló el inmortal Luis Alberto Sánchez.

La libertad académica tiene ciertamente razón de ser y que una política de censura excesiva especialmente  por parte de Estado y de la universidad pública sería sumamente inapropiada.Toda restricción e impedimento de una normal enseñanza deberían hacerse en las escuelas y universidades que están en condiciones de tratar de éstas cuestiones de proporcionar los servicios para la enseñanza, pero no de decidir lo que debiera o no enseñarse.
Varias autoridaes son más burocrátas que académicos. 

No deben hostilizar por la expresión de cualquier idea relevante, dentro de los límites de la libertad de expresión.

Según la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en documento internacional sustenta la «Recomendación relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior de 1997» (RRCPDES/97). La definición resultante es:

«La libertad de enseñar y debatir sin verse limitado por doctrinas instituidas, la libertad de llevar a cabo investigaciones, difundir y publicar los resultados de las mismas, la libertad de expresar libremente la propia opinión sobre la institución o el sistema en el que se trabaja, la libertad ante la censura institucional y la libertad de participar en órganos profesionales u organizaciones académicas representativas. Todo el personal docente de la enseñanza superior deberá poder ejercer sus funciones sin sufrir discriminación alguna y sin temor a represión por parte del Estado o de cualquier otra instancia»

Ningún gobierno debe intervenir en un hogar educativo y atentar contra la libertad educativa. No es académico quienes reprimen a los docentes, ni castigan con descuentos indebidos. Protestar es un derecho. La demanda docente es legítima 

*****

Vídeos:

60 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La defensa de la libertad de cátedra frente a la persecución política es esencial para preservar la integridad académica y la diversidad de ideas. Garantizar que los educadores puedan enseñar sin temor a represalias promueve un ambiente educativo enriquecedor y plural.

  2. Se destaca la importancia de la libertad académica y defiende la necesidad de protegerla contra la persecución política. Se mencionan ejemplos de países como Irán, México, Cuba, Nicaragua y Venezuela, donde se han registrado casos de represión política en las universidades, con acciones que van desde despidos hasta arrestos y torturas a estudiantes y profesores por expresar sus opiniones de manera pacífica. Además, se hace enfasis en la persecución política no solo se manifiesta a nivel estatal, sino también dentro de las propias instituciones académicas, donde algunas autoridades, en lugar de fomentar un ambiente de libre expresión, pueden hostigar, detener proyectos o impedir la enseñanza basándose en opiniones políticas o creencias pacíficas. Finalmente, el artículo aboga por la preservación de la libertad académica como un pilar fundamental para el desarrollo de la educación y la sociedad, instando a la no intervención gubernamental en las instituciones educativas y destacando la legitimidad del derecho de los docentes a expresar sus opiniones y protestar de manera pacífica.

  3. La defensa de la libertad de cátedra frente a la persecución política es un pilar fundamental para la preservación de la integridad académica y el flujo libre de ideas en cualquier sociedad. la libertad de cátedra no solo es un derecho fundamental para los educadores, sino que también es crucial para el desarrollo saludable de una sociedad. La protección de esta libertad garantiza la diversidad de pensamiento y la capacidad de la educación para ser un motor de progreso intelectual y social.

  4. El artículo “Defensa de la libertad de cátedra en contra de la persecución política” aborda la importancia de preservar la libertad de cátedra y denuncia los casos de persecución política que se han presentado en el ámbito académico en Perú. La libertad de cátedra es un derecho fundamental que garantiza la autonomía y la pluralidad de ideas en las instituciones educativas. Sin embargo, en los últimos años, se han registrado casos de represión y persecución política hacia profesores y académicos que expresan opiniones críticas o divergentes al gobierno de turno. Estos actos de persecución política no solo atentan contra la libertad de expresión y el derecho a la educación, sino que también limitan el desarrollo de la investigación y el debate académico. Además, generan un ambiente de temor y autocensura entre los docentes, que pueden sentirse coaccionados a evitar temas sensibles o a expresar opiniones contrarias a la línea oficial. Es fundamental defender la libertad de cátedra como un pilar fundamental de la democracia y el desarrollo de una sociedad plural y crítica. Los docentes deben tener la libertad de expresar sus ideas y conocimientos sin temor a represalias, siempre y cuando se respeten los principios éticos y los valores democráticos. En conclusión, el artículo resalta la importancia de proteger y defender la libertad de cátedra frente a la persecución política, para garantizar un ambiente académico libre, plural y propicio para el desarrollo del conocimiento y el debate de ideas.

  5. El artículo «Defensa de la libertad de cátedra en contra de la persecución política» aborda la importancia de preservar la libertad de cátedra y denuncia los casos de persecución política que se han presentado en el ámbito académico en Perú. La libertad de cátedra es un derecho fundamental que garantiza la autonomía y la pluralidad de ideas en las instituciones educativas. Sin embargo, en los últimos años, se han registrado casos de represión y persecución política hacia profesores y académicos que expresan opiniones críticas o divergentes al gobierno de turno. Estos actos de persecución política no solo atentan contra la libertad de expresión y el derecho a la educación, sino que también limitan el desarrollo de la investigación y el debate académico. Además, generan un ambiente de temor y autocensura entre los docentes, que pueden sentirse coaccionados a evitar temas sensibles o a expresar opiniones contrarias a la línea oficial. Es fundamental defender la libertad de cátedra como un pilar fundamental de la democracia y el desarrollo de una sociedad plural y crítica. Los docentes deben tener la libertad de expresar sus ideas y conocimientos sin temor a represalias, siempre y cuando se respeten los principios éticos y los valores democráticos.En conclusión, el artículo resalta la importancia de proteger y defender la libertad de cátedra frente a la persecución política, para garantizar un ambiente académico libre, plural y propicio para el desarrollo del conocimiento y el debate de ideas.

  6. Se destaca la importancia de la libertad académica como un derecho fundamental, esencial para el funcionamiento adecuado de la educación y la democracia. También resalta la preocupación por la represión política dirigida contra estudiantes y docentes universitarios en Perú, mencionando casos específicos de hostigamiento, descuentos indebidos y marginación.
    La defensa de la libertad académica es esencial para el desarrollo de sociedades basadas en el conocimiento y la diversidad de ideas. La protección de los derechos de los docentes universitarios contribuye a fortalecer la integridad del sistema educativo y a fomentar un entorno democrático en el que florezcan el aprendizaje y el pensamiento crítico.

  7. La defensa de la libertad de cátedra frente a la persecución política es esencial para preservar la integridad académica y el intercambio libre de ideas en cualquier sociedad. La libertad de cátedra garantiza que los educadores puedan expresar sus opiniones de manera abierta y sin temor a represalias, promoviendo así un ambiente educativo diverso y enriquecedor. Cuando la persecución política amenaza la libertad de cátedra, se pone en peligro la autonomía académica y la capacidad de la sociedad para cuestionar, aprender y evolucionar intelectualmente. La diversidad de ideas y perspectivas es fundamental para el enriquecimiento de la educación y el desarrollo del pensamiento crítico.

  8. El artículo discute la importancia de la libertad de enseñanza en el contexto de la persecución política, utilizando ejemplos de Irán y México. Se señala la crítica a la burocratización y al abuso de autoridad en ciertas instituciones, resaltando la importancia de respetar a los profesores. Se insta a la implementación de normativas internacionales para proteger la libertad académica y prevenir cualquier forma de represión en el ámbito educativo. En resumen, el artículo defiende la preservación de la libertad de enseñanza y expresión en un entorno educativo libre de persecución.

  9. El texto aborda el tema de la represión política, definiéndola como la acción estatal de controlar a la ciudadanía mediante la fuerza con el objetivo de limitar su participación en la vida política y reducir sus derechos fundamentales. Se menciona el caso de Irán, donde las autoridades reprimen a estudiantes y personal docente en universidades como medida contra la disidencia.

    Se destaca un caso en México, donde la Fiscalía General de la República solicitó órdenes de aprehensión contra miembros de la comunidad científica y académica por supuestos delitos, lo que plantea preocupaciones sobre el uso faccioso de la justicia para inhibir la libertad académica.

    El artículo también menciona casos de represión en universidades de Cuba, Nicaragua y Venezuela, donde se limita la libertad académica y se ejerce control sobre las instituciones educativas. En Perú, se señala una campaña de represión por parte de autoridades universitarias contra estudiantes y docentes.

  10. La defensa de la libertad de cátedra frente a la persecución política es fundamental para preservar la integridad académica y el intercambio libre de ideas en cualquier sociedad. La libertad de cátedra garantiza que los educadores puedan expresar sus opiniones de manera abierta y sin temor a represalias, promoviendo así un ambiente educativo diverso y enriquecedor. La persecución política contra la libertad de cátedra amenaza la autonomía académica y la capacidad de la sociedad para cuestionar, aprender y evolucionar intelectualmente. La protección de esta libertad es esencial para fomentar el pensamiento crítico y la pluralidad de perspectivas en la educación.

  11. La libertad académica es un derecho fundamental que debe ser protegido. Además, es importante para la educación y la democracia. La represión política contra estudiantes y docentes universitarios es una violación de este derecho. En Perú, se han presentado varios casos de represión contra docentes universitarios, incluyendo hostigamiento, descuentos indebidos y marginación. Esta represión es una forma de censura que impide la libertad de expresión y el debate de ideas. Los docentes universitarios merecen respeto y protección por su trabajo. Su labor es muy importante para el desarrollo de una sociedad democrática. Por lo tanto, es necesario que las autoridades tomen medidas para proteger la libertad académica y garantizar que los docentes universitarios puedan ejercer su labor sin temor a represalias.

  12. El presente artículo trata respecto de la defensa de la libertad de cátedra y la persecución política, el artículo desarrolla distintas normativas y pasajes de la historia peruana y afines en concordancia con casos parecidos. En el caso peruano se ha visto dichos casos en distintas épocas, especialmente en los años 90, sin embargo, hay que hacer una clara diferencia, por un lado tenemos a la libertad de expresión que es un derecho constitucional y humano respectivamente, el que deviene en la libertad de cátedra y otra cosa es aprovechar dicho derecho para adoctrinar a lo estudiantes, esto sucedió en los años 90 en el Perú, principalmente en las universidades públicas como UNMSM, UNAC, UNFV, UNI, entre otros, muchos catedráticos influyeron con sus “enseñanzas” y amparándose en dichos derechos apoyaron el terrorismo inculcando en la juventud ciertas doctrinas, en la UNMSM inclusive muchas facultades ya estaban tomadas por terroristas y las residencias habitacionales eran guaridas en donde terroristas curaban sus heridas. Por ello, en mi opinión, la libertad de cátedra es algo positivo pero considerando la historia debe siempre de ser vigilada y fiscalizada a través de las leyes vigentes peruanas para que nunca más se vuelva a repetir la historia.

  13. El artículo destaca la preocupante tendencia de algunos gobiernos y autoridades universitarias a reprimir y perseguir a estudiantes y docentes por sus opiniones y actividades académicas, limitando así la libertad académica. La referencia a casos internacionales, como en Irán o México, resalta la gravedad de la situación. En el contexto peruano, la denuncia de represión y discriminación en universidades refleja la urgencia de proteger el derecho a la libre expresión y el pensamiento crítico en el ámbito educativo. Considerando la necesidad de preservar un ambiente académico libre de censura para promover el debate y la construcción de conocimiento en beneficio de la sociedad.

  14. El artículo defiende la libertad de cátedra y académica, resaltando su importancia para los profesores. Se mencionan casos de represión política en Irán y México, así como la persecución en universidades de Cuba, Nicaragua y Venezuela, donde se alega que no existe libertad de cátedra ni libertades básicas, también se critica la falta de libertad académica en China y se mencionan casos de represión contra estudiantes y docentes en Perú, donde se destaca la marginalización de profesores mayores y la explotación de docentes a tiempo parcial; cabe mencionar que se presentan casos como la persecución ideológica y la intolerancia en la educación, incluyendo descuentos indebidos y abuso de autoridad.

  15. Este artículo resalta la importancia de la libertad de cátedra en el ámbito académico y denuncia casos de represión política en diferentes países, como Irán y México. Además, pone de manifiesto una preocupante campaña de represión contra estudiantes y docentes universitarios en Perú, destacando la necesidad de respetar la libertad académica. Se subraya la importancia de permitir la expresión de ideas relevantes dentro de los límites de la libertad de expresión y se concluye con el llamado a no intervenir en las instituciones educativas, subrayando que la demanda docente por mejores condiciones y respeto es legítima.

  16. En San Marcos y se que tambien en Villarreal habian grandes tertulias, sendos debates y excelente ideologos los años, 60, 70 y podria decirse hasta mediados de los 80. No habia sectarismos, respetamos y admiramos a J. Pulgar Vidal, L. A. Sanchez, Alberto Tauro del Pino, C. Levano, A. Salazar Bondy, Cornejo Polar, Virgilio Roel, y tantos mas, de diferentes posiciones ideopoliticas, nosotros aprendimos mucho de ellos, eran verdaderas catedras.

  17. La defensa de la libertad de cátedra contra la persecución política es fundamental para preservar la integridad y autonomía académica. La libertad de cátedra es un pilar esencial de la educación superior, garantizando que los educadores tengan la capacidad de impartir conocimiento de manera imparcial, crítica y sin temor a represalias políticas. La persecución política en el ámbito académico puede socavar la diversidad de pensamiento y limitar la capacidad de los profesores para explorar y enseñar ideas controvertidas. Salvaguardar la libertad de cátedra no solo protege a los educadores, sino que también contribuye al florecimiento de sociedades basadas en la libre expresión, el debate abierto y el pensamiento crítico.

  18. La defensa de la libertad académica es esencial para el desarrollo de sociedades democráticas y el progreso intelectual. La mención de casos de persecución en distintos países resalta la universalidad del problema y la importancia de abordarlo. Es preocupante ver cómo las autoridades utilizan tácticas represivas, incluyendo arrestos y torturas, para silenciar voces disidentes en entornos académicos. Además, la crítica a la burocratización y el abuso de autoridad en universidades peruanas revela la necesidad de mantener la integridad y autonomía del ámbito académico. La referencia a la UNESCO y su recomendación sobre la condición del personal docente resalta la importancia de la libertad de enseñar, investigar y expresarse sin temor a represalias. En resumen, proteger la libertad académica es crucial para garantizar un ambiente educativo saludable y contribuir al avance de la sociedad.

  19. El artículo aborda la importancia de la libertad académica y defiende su preservación frente a la represión política. Se ejemplifica con casos internacionales, como Irán y México, donde se ha perseguido a académicos y científicos. También se critica la represión en universidades de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Se destaca la necesidad de respetar la libertad de cátedra y de expresión, subrayando que las autoridades universitarias no deben hostigar a docentes por sus opiniones. Se hace un llamado a respetar la libertad académica como un derecho fundamental, respaldado por normativas internacionales.

  20. Increíble, las mejores organizaciones y las personas más admirables han sido contaminadas por acusaciones falsas y han sido víctimas de separación y de consignas de marginación.

  21. “Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia” (Mateo 5:10). Me solidarizo con todos aquellos hombres libres y luchadores sociales o religiosos que sufren presecusión sistemática.

  22. En los últimos años ha ido creciendo el debate sobre la libertad de expresión. Uno de los ámbitos en los que este debate se ha dado con más fuerza es el académico, especialmente en el mundo universitario, en el que se han sucedidos los casos en los que se ponían en duda los límites de dicha libertad y que, por su repercusión mediática, se han convertido en debate social.
    Lamentablemente los docentes en su mayoría no opinan libremente, esconden sus verdades con tal de sobrevivir y no se comprometen en los problemas sociales.

  23. Años de lucha sindical de los docentes. El docente universitario merece respeto por el trabajo que realiza a pesar de los sueldos exiguos, que deberían ser homologados con los de los jueces y fiscales (supremos, superiores y especializados), tal como siempre señaló el inmortal Luis Alberto Sánchez.

  24. La libertad académica es uno de los pocos derechos fundamentales o humanos restringidos a un ámbito específico: la educación superior (docencia e investigación). Por su profunda influencia en la educación superior, el mantenimiento de este derecho humano es imprescindible para el desarrollo económico y social de una nación.

  25. La libertad académica o libertad de cátedra es el derecho a la libertad que corresponde a los estudiantes y profesores para poder aprender, enseñar, investigar y divulgar el pensamiento, el arte y el conocimiento, sin sufrir presiones económicas, políticas o de otro tipo por ello. Viva la libertad de cátedra y abajo las dictaduras y de las autoridades que abusan de la libertad.

  26. El contenido esencial de la libertad de cátedra, en esa medida el ámbito protegido por esta vía constitucional, comprende la libertad del individuo para expresar libremente sus opiniones sobre la institución o el sistema en el que trabaja, para desempeñar sus funciones sin discriminación ni miedo a la represión del Estado o de cualquier otra institución, o de participar en organismos académicos profesionales o representativos y de disfrutar de todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente que se apliquen a los demás habitantes del mismo territorio. Mas, como todo derecho fundamental, conlleva límites inmanentes en su ejercicio, como el deber de respetar la libertad de cátedra de los demás, velar por la discusión ecuánime de las opiniones contrarias y tratar a todos sin discriminación por ninguno de los motivos prohibidos.
    Los miembros de la comunidad académica son libres, individual o colectivamente, de buscar, desarrollar y transmitir el conocimiento y las ideas mediante la investigación, la docencia, el estudio, el debate, la documentación, la producción, la creación o los escritos.
    La libertad de cátedra tiene respaldo de Ley y de la Constitución Política del Perú.

  27. Derecho fundamental de los profesores y una de las manifestaciones de la libertad de enseñanza, así como concreción específica de la libertad de expresión, que supone la posibilidad que tienen los docentes de exponer la materia que deben impartir con arreglo a sus propias convicciones —siempre con cumplimiento de los programas establecidos— y a las competencias de los diversos órganos que tienen atribuida la organización de la docencia, por ejemplo, los departamentos en la enseñanza universitaria. Derecho a tener tu propia didáctica y evaluación, así como la libertad de expresión. la universidad no puede ser una isla.

  28. Muchas autoridades universitarias en el Perú llevan años realizando una implacable campaña de represión contra estudiantes y docentes universitarios, a quienes de forma rutinaria hostigan, detienen buenos proyectos o impiden estudiar o enseñar debido a su activismo, sus opiniones o sus creencias de carácter pacífico. Cierto esto lo he visto en varias universidades públicas y privadas.

  29. Excelente artículo y vídeos muy interesante especialmente de Luis Alberto Sánchez. Ningún gobierno debe intervenir en un hogar educativo y atentar contra la libertad educativa. No es académico quienes reprimen a los docentes, ni castigan con descuentos indebidos. Protestar es un derecho. La demanda docente es legítima.

  30. Completamente de acuerdo. La libertad académica tiene ciertamente razón de ser y que una política de censura excesiva especialmente por parte del Estado y de una universidad pública sería sumamente inapropiada.