Bajo la lupa de Luis Alberto Pintado Córdova

Design Thinking, la fase de prototipar

Prototipar en Design Thinking. Foto de Hal Gatewood en Unsplash

 

“Construye para pensar y testea para aprender”, dice la guía de introducción al Design Thinking de la d.school de la Universidad de Stanford. La cuarta fase del Design Thinking, prototipar, consiste en darle una forma a la posible solución que quieres presentar a tus usuarios. Y como esta es una metodología centrada en las necesidades de las personas, esa solución tiene que poner al usuario en el centro.

En esta serie de artículos sobre Design Thinking ya hemos hecho un recorrido por las tres primeras fases:

  • Empatizar o cómo observar y escuchar a las personas para entender genuinamente cuáles son sus problemas o necesidades. → Leer artículo
  • Definir o cómo trabajar con tu equipo para llegar a un punto de vista, la formulación más apropiada del problema que has detectado. → Leer artículo
  • Idear o cómo pasar de las soluciones obvias y alcanzar ideas innovadoras que incorporen las necesidades de las personas. → Leer artículo

En este artículo nos centraremos en la cuarta fase del Design Thinking, que consiste en materializar las etapas anteriores en un prototipo que pueda ser mostrado públicamente. El prototipado es, según la d.school de Stanford, “la creación iterativa de artefactos orientados a responder preguntas que te acercan a la solución final”.

Para eso revisaremos de qué hablamos cuando hablamos de un prototipo, por qué es necesario prototipar, cómo aproximarse a esta fase, cuáles son los tipos de prototipos que puedes explorar con tu equipo de diseño y cómo sería un trabajo de prototipado que incorpore la empatía.

Esta fase es fundamental para transitar, finalmente, al momento final del Design Thinking: el momento de testear la solución.

Qué significa prototipar en el Design Thinking

Recapitulemos: en el Design Thinking se comienza por empatizar, luego se define el problema o punto de vista, después se generan ideas y, a continuación, se inicia la cuarta fase de prototipado. Es en este momento cuando el equipo de diseño producirá versiones mínimas o baratas del producto o servicio, para investigar las soluciones ya exploradas.

“Prototipar nos ayuda a aprender, resolver discrepancias y testear ideas rápidamente y a bajo costo”, dice la empresa InVision en su Design Thinking Handbook. Esta modalidad de trabajo permite sacar las ideas de la cabeza y mostrarlas al mundo. ¿Por qué? Porque los prototipos son más exitosos cuando las personas pueden experimentar e interactuar con estos.

Y no solamente es un mecanismo para probar la funcionalidad de un producto o servicio. Según el bootleg de la d.school de Stanford, al prototipar estás trabajando en distintos niveles:

  • Ganar empatía, ya que un prototipo te permite profundizar en tu comprensión de los usuarios y el espacio de diseño.
  • Explorar otros conceptos para poder testear en paralelo.
  • Inspirar a otras personas al mostrar tu visión.

Un prototipo puede ser cualquier cosa con la que un usuario pueda interactuar, desde una pizarra con post-its, un juego de roles, un storyboard o un boceto.

¿Por qué darle forma a la solución es necesario? Exploremos algunos argumentos sobre la importancia de prototipar en Design Thinking.

Razones para prototipar en Design Thinking

Tom y David Kelly, fundadores de la consultora de diseño IDEO, una de las empresas responsables de la popularidad del Design Thinking, resumieron la importancia del prototipado con esta frase: “Si una imagen vale mil palabras, un prototipo vale mil reuniones”.

El prototipado es una fase experimental del Design Thinking y su objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados en las primeras tres etapas de la metodología. Y para lograrlo debe hacerse rápido, utilizando pocos recursos y tiempo.

La Interaction Design Foundation (IDF) sugiere empezar a prototipar desde el inicio del proceso de diseño para poder beneficiarse de todas las ventajas que ofrece esta práctica. Esta organización menciona algunas:

  • Tendrás cimientos sólidos para poder idear mejoras, además de darle a las partes interesadas una perspectiva clara de los beneficios, riesgos y costos potenciales.
  • Podrás adaptar cambios tempranamente y evitarás dedicarte a una falsa versión ideal de la solución.
  • Podrás mostrar el prototipo a tus usuarios para que retroalimenten apuntando qué elementos o características funcionan mejor o necesitan ajustes.
  • Mejorarás el tiempo de lanzamiento al mercado al minimizar el número de errores a corregir antes de ese momento.

La IDF menciona otra razón para pensar en prototipar: la regla 1-10-100. En el inicio evaluar la usabilidad de un prototipo puede costar 1 dólar; corregir errores descubiertos a través de los testeos del prototipo puede costar $10 dólares; pero resolver el fallo general del producto o servicio final tendrá un costo de 100 dólares.

Si lo piensas en perspectiva de futuro, prototipar te ayudará a detectar errores costosos anticipadamente, además de estimular otros procesos del diseño como la comunicación, el testeo veloz y a bajo costo, o la exploración de otras posibilidades aún no descubiertas.

La fidelidad de un prototipo

La fidelidad de un prototipo se refiere al nivel de detalle y funcionalidad que este incluye, de acuerdo a la IDF. En el Design Thinking Handbook de la compañía InVision sugieren que cuando estés pensando en el nivel de fidelidad siempre tienes que considerar el tipo de preguntas que buscas responder y tomar precauciones al interpretar las retroalimentaciones que recibes.

“Un buen prototipo es un prototipo que facilita el responder las preguntas que tienes”, dice en ese documento Molly Nix, diseñadora de productos que ha trabajado en empresas como Facebook, Airbnb, Uber, y YouTube.

Según el diseñador UX Tyler Tate, el proceso de diseño comienza con bocetos de baja fidelidad y debe progresar hacia prototipos de alta fidelidad. “Los métodos de diseño no son mutuamente excluyentes”, plantea en este artículo. “En cambio, cada método existe en una continuidad de fidelidad”.

El balance que debes buscar, entonces, es entre el tiempo, los recursos y la fidelidad que quieres imprimirle al prototipo. Como dice Jerry Cao, coautor de The Guide to Mockups, “el nivel óptimo de fidelidad es la cantidad mínima de fidelidad necesaria para hacer el trabajo. Nada más, nada menos. Esto es lo que podríamos llamar ‘ser flojo de una buena manera’ o “ser flojo responsablemente’”.

Toma en consideración esa idea de progresión y distribución de recursos cuando decidas cómo empezar a prototipar en Design Thinking.

Prototipos de baja fidelidad 

La plataforma UX Matters plantea que los prototipos de baja fidelidad son “formas rápidas y simples de que una idea evolucione hacia una representación más tangible” del producto o servicio que estás trabajando.

En ese sentido, su objetivo es determinar cómo fluye el prototipo y así probar su utilidad y usabilidad respecto a su funcionamiento. Por eso, los prototipos de baja resolución no son visualmente refinados.

Algunos ejemplos de prototipos de baja resolución que UX Matters sugiere:

  • Los bocetos usualmente son dibujos libres, hechos con lápiz y papel, que mapean una idea inicial. Este formato se usa en las etapas iniciales del diseño, para activar discusiones y generar ideas. Sus principales beneficios son la rapidez de creación, no requieren conocimientos tecnológicos, son baratos y permiten trabajar colaborativamente. Son la forma más rudimentaria de un prototipo.
  • Los prototipos de papel no son lo mismo que los bocetos. Puede que también se usen al inicio de la fase de diseño, pero a diferencia de los bocetos un prototipo de papel requiere de plantillas o cartulinas para generar maquetas. Este formato es fácil de revisar.
  • Los prototipos de cliqueo despliegan los elementos de un sitio web o una aplicación. Son versiones más avanzadas en esta categoría de baja fidelidad, pero también son los más simples en la categoría de prototipos interactivos. Es una alternativa para probar el flujo de un producto o servicio en etapas tempranas. Este tipo de prototipos tienden a parecerse mucho más a la experiencia de usuario real.

Trabajar con prototipos de baja fidelidad puede implicar también algunas desventajas. Según la Interaction Design Foundation, este tipo de prototipos pueden carecer de realismo o ser muy básicos para reflejar la experiencia de usuario, además de simplificar características complejas y exigir que quien testea tenga que imaginarse cómo usar el producto.

Prototipos de alta fidelidad

Un prototipo de alta fidelidad es una versión más refinada, si se compara con los de baja fidelidad. Según UX Matters, este tipo de prototipos son estéticamente más placenteros y su función es muy similar a la del producto final.

Algunos ejemplos de prototipos de alta fidelidad, de acuerdo a UX Matters:

  • Los prototipos interactivos son versiones más avanzadas que los prototipos de cliqueo. Son la culminación del proceso de bocetos, y, en ese sentido, este tipo de prototipos son clickeables y responsivos, por lo que permiten al usuario interactuar con el producto. Es decir, sirven para obtener retroalimentación y testeo, por lo que admiten cambios y mejoras posteriores.
  • Según UX Matters, los prototipos digitales son los más típicos en la categoría de alta fidelidad. Para crearlos es necesario utilizar un software de prototipado que permita generar interfaces interactivas y animadas. Por eso toman más tiempo y nunca deberían ejecutarse al comienzo del proceso de diseño.
  • Un prototipo de lenguaje HTML/CSS es una tarea más compleja, ya que exige conocimientos específicos y tiempo de diseño. Este tipo de prototipos se acercan más al producto final, son más realistas y muy apropiados para testeo. Pero este tipo de prototipos tiende a ser menos colaborativo que uno de baja fidelidad, según UX Matters.

Un prototipo de alta fidelidad facilita que las partes interesadas tengan una versión de la solución en sus manos, pero para la Interaction Design Foundation esto conlleva inconvenientes. Por ejemplo, toman mucho más tiempo y son más costosos. Además, el usuario puede centrarse en detalles superficiales o pensar que es efectivamente el producto finalizado, pero es solamente una etapa dentro del Design Thinking.

TECNICA DESIGN THINKING: PROTOTIPAR. 

Prototipar para empatizar en Design Thinking

En esta serie sobre Design Thinking hemos insistido que esta metodología adopta un enfoque centrado en personas. Y en este artículo hemos mencionado que el prototipado puede ser iniciado en las primeras etapas del proceso de diseño.

Cuando creas un prototipo debes considerar a quienes van a interactuar con el producto, servicio o experiencia que estás diseñando. Eso te puede llevar a pensar en construir un prototipo enfocado en generar empatía: es decir, que te ayude a entender aún mejor a las personas para las que estás diseñando una solución.

Para orientar tu prototipado hacia la empatía, el bootleg de la d.school de la Universidad de Stanford sugiere algunos ejemplos:

  • Pide a tus usuarios que dibujen algo y que luego lo comenten. Por ejemplo, “dibuja cómo viajas a tu lugar de trabajo”.
  • Crea un juego para probar cosas que quieres explorar. Por ejemplo, usa un juego de cartas para que tus usuarios hagan elecciones relacionadas con el diseño que estás trabajando.
  • Simula un aspecto de la experiencia de usuario para que lo entiendas mejor.

Una advertencia final al prototipar: esta fase suele mezclarse con la siguiente etapa de testeo. No es una transición tan marcada como en las tres primeras partes del Design Thinking. Lo que intentarás testear y cómo lo harás es un punto crucial que debes considerar antes de crear un prototipo.

Así lo plantea la guía de introducción al Design Thinking de Stanford: “No asumas que simplemente puedes poner un prototipo frente a un usuario para que lo testee; habitualmente, los resultados más informativos serán producto de un proceso cuidadoso de reflexión sobre cómo testear de un modo en el que el usuario te pueda dar la retroalimentación más honesta y natural”.


********

Design Thinking, la fase de testear

design-thinking-testear-amelie-mourichon-unsplash

 

“Testea tempranamente y con frecuencia”, dice la guía Design Thinking Handbook de la empresa de diseño InVision. La quinta fase del Design Thinking —testear— es un momento para poner a prueba todo el proceso y las etapas previas, pero en ningún caso es un cierre del ejercicio de diseño.

En esta serie de artículos sobre Design Thinking ya hemos hecho un recorrido por las cuatro primeras fases:

  • Empatizar o cómo observar y escuchar a las personas para entender genuinamente cuáles son sus problemas o necesidades. → Leer artículo
  • Definir o cómo trabajar con tu equipo para llegar a un punto de vista, la formulación más apropiada del problema que has detectado. → Leer artículo
  • Idear o cómo pasar de las soluciones obvias y alcanzar ideas innovadoras que incorporen las necesidades de las personas. → Leer artículo
  • Prototipar o cómo crear iterativamente productos y servicios que pueden resolver creativamente un problema. → Leer artículo

En este artículo nos ocuparemos de la quinta fase del Design Thinking, una oportunidad para probar las soluciones con, ojalá, las mismas personas con las cuales empatizamos al inicio de la metodología. Según el bootleg de la d.school de la Universidad de Stanford, el testeo consiste en crear auténticas experiencias para que los usuarios prueben los prototipos.

Cómo diseñar y testear prototipos exitosos? | Conexión ESAN
Para que un producto o servicio sea bien recibido por los usuarios, es necesario que antes se haya diseñado y testeado un prototipo que asegure la funcionalidad de sus características básicas.

 

Para eso veremos que al testear sigues conociendo a tus usuarios, puedes refinar tus productos y soluciones, además del punto de vista o formulación del problema. Y hacia el final desataremos un nudo que puede ayudarte a lidiar con lo inesperado: el Design Thinking no es un proceso lineal.

Qué significa testear en Design Thinking

La etapa de testear no cumple un fin único en el Design Thinking. Es una oportunidad, primero, para aprender más sobre la solución que has creado y, segundo, sobre las personas para las que estás diseñando.

Según la guía de introducción al Design Thinking de la d.school de Stanford, el modo de testeo se activa cuando solicitas retroalimentación a partir de los prototipos que has creado. “El testeo es otra oportunidad para entender a tu usuario, pero a diferencia de la fase inicial de empatía, ahora has hecho más avances enmarcando el problema y creando prototipos”, se lee en sus páginas.

En la metodología del Design Thinking el testeo no consiste solamente en preguntar a las personas si les gustó la solución. La pregunta que puede movilizar otro tipo de retroalimentación es “¿por qué?”.

La d.school de Stanford menciona tres razones para incorporar el testeo en tus procesos de diseño:

  • Para refinar prototipos y soluciones. Recuerda, esta es una metodología iterativa: en cada fase vas haciendo ajustes y mejoras.
  • Para aprender más sobre tu usuario. La empatía está en la base del Design Thinking; usa el testeo para seguir construyendo esa relación.
  • Para refinar tu punto de vista. A veces al testear descubrirás no solamente que tu solución no era la correcta, sino que tampoco formulaste el problema de la manera apropiada.

Testear con mente de principiante

Shunryu Suzuki fue un maestro que difundió el budismo Zen en Estados Unidos, a mediados del siglo XX en la zona de la bahía de San Francisco. En uno de sus libros escribió: “En la mente del principiante hay muchas posibilidades, en la mente del experto hay algunas pocas”.

A lo largo de esta serie de artículos hemos enfatizado que la empatía y la mentalidad de principiante es una actitud inherente a la metodología del Design Thinking, tanto al empatizar como al testear: es algo que viene y va con distintas intensidades, dependiendo de la modalidad que estés trabajando.

Una precisión muy pertinente es la que se menciona en el bootleg de la d.school de Stanford: “Prototipea como si supieras que estás en lo correcto, pero testea como si supieras que estás equivocado”. Es decir, al llegar a la fase de testeo tienes que asumir otra postura respecto a la solución.

Quien lo puso en mejores términos fue Sir Ken Robinson, el experto en educación, en su charla TED “¿Las escuelas matan la creatividad?”. Ahí dijo: “Si no estás preparado para estar equivocado, nunca tendrás alguna idea original”.

El Design Thinking Handbook de InVision lo plantea en estos términos: “Cuando testeas tu prototipo, la mentalidad de principiante te abre a las muchas direcciones posibles de tu diseño como a las formas en que podrías abordar las necesidades humanas reales. Cada paso en el camino brinda la oportunidad de repensar, volver a aprender y reiniciar, según sea necesario. El proceso de diseño rara vez es lineal”.

5 orientaciones para realizar un testeo en Design Thinking

En el artículo anterior sobre Design Thinking mencionamos que testear muchas veces se realiza en conjunto con la de prototipado. Independientemente del grado de fusión que tengan ambas modalidades, ten en consideración algunos factores ineludibles.

La compañía InVision plantea, por ejemplo, la necesidad de establecer objetivos (qué estás testeando y qué quieres saber) y reclutar participantes, un proceso con sus complejidades tanto presencial como virtualmente.

Si necesitas directrices para poder conducir una sesión de testeo, presta atención a las siguientes recomendaciones de la guía de trabajo de la Interaction Design Foundation. Veamos qué proponen.

1. “Show, don’t tell”

Esta frase se utiliza regularmente en narrativas y comunicación. Por ejemplo: es distinto decir “soy proactivo y responsable” a decir “he fundado dos empresas y liderado sus equipos de trabajo con estos resultados”. Cuando testees la solución, deja que las personas experimenten con el prototipo. No expliques en qué consiste, cómo funciona o de qué manera resolverá los dolores o pérdidas del usuario. Deja que el prototipo hable por sí solo y observa las reacciones.

2. Pide a las personas que se expresen

A medida que los usuarios experimentan el prototipo, pide que verbalicen sus pensamientos durante el testeo. Puede que una actitud así no se genere naturalmente, así que tendrás que recordarlo permanentemente durante el proceso.

3. Observa a tus participantes

Sé un observador neutral que presta atención a cómo las personas usan el prototipo. No caigas en la tentación de explicar o corregir un uso o apreciación incorrecta o inesperada. “Los errores son oportunidades de aprendizaje valiosas. Recuerda que estás testeando el prototipo, no al participante”, dice la IDF.

4. Haz preguntas de seguimiento

Incluso si sabes lo que el participante piensa o dice. La IDF recomienda usar preguntas como:

  • ¿A qué te refieres cuando dices __________?
  • ¿Cómo te hizo sentir eso?
  • ¿Qué esperabas que sucediera?

Y la más importante de todas: “¿Por qué?”

5. Acepta la retroalimentación negativa

Puede que al escuchar una crítica sientas un pequeño dolor, pero acostúmbrate a la idea de que ese tipo de retroalimentación te ayudará en el largo plazo. Podrás descubrir problemas que tú y tu equipo puede que jamás hayan considerado.

La matriz de captura de retroalimentación

¿De qué forma ordenar las impresiones, comentarios, ideas y preguntas que tienen los usuarios una vez que han interactuado con el prototipo? El bootleg de la d.school de Stanford sugiere utilizar una matriz de captura de retroalimentación.

Esta matriz facilita la recolección de retroalimentación durante presentaciones o experiencias con prototipos, ya sea en forma presencial o virtual. En cada cuadrante podrás ordenar pensamientos y frases en cuatro categorías que, después, te faciliten la evaluación del ejercicio.

Sigue estos pasos para utilizar la matriz al capturar retroalimentación:

  1. Divide una página o una pizarra en cuatro cuadrantes.
  2. En el cuadrante superior izquierdo dibuja un signo más (+).
  3. En el cuadrante superior derecho un signo delta (△).
  4. En el cuadrante inferior izquierdo un signo de interrogación (?).
  5. Y en el cuadrante inferior derecho una ampolleta (💡).

Completa la matriz a medida que vas recibiendo la retroalimentación. Las cosas que gustaron o resultaron novedosas agrúpalas en el cuadrante (+). Las críticas constructivas van en el cuadrante (△). Las preguntas que surjan durante la fase de testeo van al cuadrante (?). Y las nuevas ideas van en el cuadrante (💡).

Si muestras la matriz a los participantes también puedes indicarles que ordenen su retroalimentación en base a cada uno de los cuadrantes.

El Design Thinking no es un proceso lineal

En esta serie de artículos hemos hecho un recorrido lineal por las distintas fases del Design Thinking. Sin embargo, es preciso aclarar que esta no es una metodología lineal. En la práctica te darás cuenta que es más bien no lineal e iterativo. Una y otra vez estás volviendo a las primeras fases para ajustar y evaluar lo que has avanzado.

La Interaction Design Foundation plantea lo siguiente: “El proceso de Design Thinking no debe verse como un enfoque concreto e inflexible; las etapas identificadas deben servir como guía para las actividades que lleves a cabo. Las etapas pueden cambiarse, llevarse a cabo simultáneamente o repetirse varias veces para obtener los conocimientos más informativos sobre tus usuarios, ampliar el espacio de soluciones y perfeccionar soluciones innovadoras”.

La etapa de testear inevitablemente te llevará a empatizar, definir tu punto de vista o problema, idear nuevas soluciones y ajustar tu prototipo. Eso es parte integral del Design Thinking: todo el tiempo estás iterando.

Como dice la d.school de Stanford en su guía introductoria: “Generalmente, a medida que realizas varios ciclos a través del proceso de diseño, tu alcance se reduce y pasas de trabajar en el concepto amplio a los detalles matizados, pero el proceso aún respalda este desarrollo”.

Las etapas presentadas en esta guía que hemos preparado sobre Design Thinking son eso, una guía. Hay múltiples herramientas, ejercicios, conceptos y mini metodologías que puedes usar para tus propios procesos innovadores. Recoge, adapta y personaliza para tus propios procesos lo que acá hemos entregado.

Foto destacada: Amélie Mourichon en Unsplash.

Referencias: https://laboratoriodecontenidos.cl/design-thinking-la-fase-de-testear/

 

Vídeos relacionados:

94 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La fase de prototipado en el Design Thinking es una etapa crucial para identificar la mejor solución posible a los problemas detectados en las fases anteriores. La empresa InVision destaca que prototipar ayuda a aprender, resolver discrepancias y probar ideas rápidamente y a bajo costo. El artículo explora las razones para prototipar, incluyendo la regla 1-10-100 que destaca la eficiencia en costos al identificar y corregir errores en etapas tempranas.

  2. El artículo explora la fase de prototipado y testeo en Design Thinking, destacando su importancia en el proceso de diseño centrado en las personas. La metodología, que busca resolver problemas de manera iterativa, considera el prototipado como la creación de versiones iniciales y asequibles de productos o servicios para investigar soluciones. Se subraya la necesidad de prototipar para aprender, resolver discrepancias y probar ideas de manera rápida y económica. La fase de prototipado se vincula estrechamente con la empatía, sugiriendo que los prototipos deben considerar la interacción con los usuarios y centrarse en generar empatía. La transición entre el prototipado y la fase de prueba se aborda como un proceso reflexivo para obtener retroalimentación honesta y natural. En resumen, el prototipado se presenta como una etapa esencial para materializar ideas, obtener feedback y avanzar hacia soluciones más efectivas en el marco del Design Thinking.

  3. El artículo aborda de manera detallada la importancia y el proceso del Design Thinking, enfocándose particularmente en la fase de prototipado y testeo; ya que el Design Thinking es una metodología centrada en las necesidades de las personas, busca resolver problemas complejos a través de la comprensión profunda de los usuarios y la iteración continua de soluciones. Donde se entiende que la fase de prototipado es un componente crucial, donde se elaboran versiones iniciales de posibles soluciones para probar, aprender y mejorar rápidamente, asimismo el testeo como una fase crítica, que implica probar los prototipos con los usuarios para obtener retroalimentación.
    Es interesante este artículo porque destaca la importancia del prototipado como un medio para materializar soluciones y testearlas, centrándose en la retroalimentación de los usuarios para mejorar continuamente, haciendo hincapié en la importancia de la empatía y la flexibilidad en el proceso de diseño.

  4. El artículo destaca conceptos claves del Design Thinking, una metodología centrada en las necesidades de las personas, y estas dos fases permiten dar forma a soluciones creativas y evaluarlas de manera iterativa. Empezando por el prototipado que es crucial para sacar las ideas de la cabeza y mostrarlas al mundo, mientras que el testeo ofrece la oportunidad de aprender, refinar soluciones y comprender mejor a los usuarios. En otras palabras, el prototipado y el testeo son componentes esenciales del Design Thinking que ayudan a desarrollar soluciones efectivas y centradas en las necesidades del usuario.

  5. El artículo sobre la fase de «Prototipar y Testear» en el Design Thinking destaca la importancia de esta etapa en el proceso de innovación. Aquí, se resalta la creación de prototipos como una herramienta fundamental para visualizar y probar ideas de manera práctica. Además, se enfatiza la necesidad de recibir comentarios y retroalimentación de los usuarios para refinar y mejorar las soluciones. En resumen, este artículo resalta cómo el Design Thinking no solo se trata de idear, sino también de materializar y evaluar esas ideas en un enfoque centrado en el usuario.

  6. Como nos indica el articulo el Design Thinking es una metodología apasionante que pone a las personas y sus necesidades en el centro de todo el proceso de diseño. La fase de prototipado es esencial en este enfoque, ya que te permite materializar las ideas que has generado en las etapas anteriores y probarlas de manera iterativa. Esto no solo te ayuda a identificar las soluciones más efectivas, sino que también te permite aprender y adaptarte a medida que avanzas en el proceso de diseño. El prototipado es como un puente que conecta las ideas abstractas con la realidad tangible. Te permite ganar empatía al profundizar tu comprensión de los usuarios y el contexto de diseño. Además, explorar diferentes conceptos y mostrar tu visión a otras personas es fundamental para la innovación.

  7. Gran artículo, este nos muestra la importancia de las fases de prototipado y prueba en el proceso de pensamiento de diseño, dándonos a entender que, estos momentos, la atención se centra en la creación de modelos que muestren soluciones potenciales y en la evaluación de estos modelos para obtener comentarios útiles de los usuarios, estos prototipos van desde esquemas simples hasta modelos extremadamente detallados. Las pruebas no solo ayudan a desarrollar soluciones y prototipos, sino que también mejoran la comprensión de los usuarios y pueden conducir a modificaciones en la formulación de problemas. El artículo establece pautas para llevar a cabo pruebas efectivas, como mostrar en lugar de contar, alentar a los participantes a expresarse y estar dispuesto a recibir retroalimentación negativa, en pocas palabras, el prototipado y las pruebas son esenciales para la creación de soluciones que se adapten a las necesidades de los usuarios.

  8. El artículo sobre el prototipado en el Design Thinking es muy completo y explica de forma clara y concisa los conceptos clave de esta fase. Me ha gustado especialmente la idea de que el prototipado es una forma de ganar empatía, ya que permite al equipo de diseño experimentar la solución desde la perspectiva del usuario.

    En mi opinión, la importancia del prototipado en el Design Thinking radica en que permite probar las ideas de forma rápida y económica, antes de invertir tiempo y recursos en su desarrollo. Esto es fundamental para evitar errores costosos y garantizar que la solución final satisfaga las necesidades de los usuarios.

    En el contexto del marketing, el prototipado puede ser una herramienta muy útil para validar ideas de productos o servicios antes de lanzarlos al mercado. Por ejemplo, un equipo de marketing podría crear un prototipo de una nueva campaña publicitaria para obtener feedback de los consumidores. De esta forma, podrían identificar posibles problemas o mejoras antes de invertir en la producción de la campaña.

  9. El Design Thinking es un enfoque de resolución de problemas centrado en el usuario que implica una serie de fases iterativas para desarrollar soluciones creativas y efectivas, en la fase de «prototipar» se muestra una etapa crucial en este proceso, formando una etapa crítica en la que se crean modelos o prototipos de la solución propuesta para un problema o desafío específico. La fidelidad del prototipo se refiere al nivel de detalle y realismo que tiene el prototipo en comparación con la solución final que se pretende desarrollar.

  10. El artículo sobre la fase de prototipado en Design Thinking destaca la importancia de esta etapa en el proceso de diseño centrado en las necesidades de las personas. Se enfatiza la idea de «construir para pensar y testear para aprender», lo que refleja la esencia de Design Thinking. La fase de prototipado es crucial porque implica darle forma a la posible solución y materializar las ideas generadas en etapas anteriores.El artículo sugiere que el prototipado es una forma efectiva de aprender, resolver discrepancias y probar ideas de manera rápida y económica. Los autores enfatizan que los prototipos permiten que las personas experimenten e interactúen con las soluciones, lo que es fundamental para comprender a los usuarios y el espacio de diseño.Se mencionan dos tipos de prototipos: los de baja fidelidad, que son rápidos y simples para probar ideas iniciales, y los de alta fidelidad, que se asemejan más al producto final y permiten obtener retroalimentación más detallada.La fase de prototipado también se vincula con la empatía, ya que los prototipos pueden ayudar a profundizar en la comprensión de los usuarios y sus necesidades. La idea de «prototipar como si estuvieras en lo correcto, pero testear como si estuvieras equivocado» resalta la importancia de mantener una mentalidad de principiante y estar abierto a la retroalimentación.

  11. Muy util este artículo ya que considero que contribuye al crecimiento del conocimiento , nos explica la cuarta fase del Desingn Thinking y como este base fundamental para diseñar un producto.
    Ya que el desingn thinking permite construir ideas innovadoras al resolver problemas poco definidos o particularmente desafiantes, así como al orientarse hacia las soluciones. Además, es un medio para generar mayor valor al usuario en los productos y servicios.

  12. Interesante artículo, la fase de prototipar y testear en Design Thinking es esencial para garantizar que las soluciones sean efectivas, centradas en el usuario y prácticas. Proporciona una plataforma para la iteración, el aprendizaje y la mejora continua, lo que es fundamental para el éxito en el diseño de productos y servicios innovadores.

  13. El artículo aborda las fases de prototipado y testeo en el contexto del Design Thinking. El prototipado se destaca como una etapa crucial en la que se materializa la solución centrada en el usuario. Se enfatiza la importancia de crear prototipos con diversos niveles de detalle, desde bocetos simples hasta versiones refinadas. El proceso de prototipado se considera una herramienta efectiva y rentable para aprender, resolver problemas y validar ideas. La fase de testeo se presenta como esencial para evaluar los prototipos y obtener retroalimentación genuina de los usuarios. Las preguntas «¿por qué?» son fundamentales para profundizar en la retroalimentación.

  14. Estas fases son una parte esencial del Design Thinking, porque trata de un ejercicio de aprendizaje rápido y validación. Al construir prototipos y someterlos a pruebas con usuarios reales, se pueden identificar rápidamente las fortalezas y debilidades de las soluciones propuestas. Esto permite realizar ajustes, refinamientos y mejoras antes de invertir tiempo y recursos significativos en el desarrollo completo. Por otro lado, también fomenta la colaboración y la comunicación efectiva dentro de los equipos, ya que todos pueden ver y comprender con mayor claridad cómo funcionan las ideas en la práctica. Como también obtener comentarios directos de los usuarios, lo que garantiza que las soluciones se adaptan mejor a sus necesidades y expectativas.

  15. La base de por la que la metodología Desing Thinking es tan efectivo se debe a estos dos aspectos, el prototipado y el testeo, ya que permiten obtener retroalimentación de los usuarios, eso es tan critico que asegura el éxito o no del proyecto. El elemento clave de esta fase de la metodología es la empatía, ya que el prototipado y el testeo puede ayudar a comprender mejor a los usuarios. Claramente si se quiere mejores resultados en esta fase, se tiene que elaborar prototipos de alta fidelidad que puedan asegurar la mejor experiencia del usuario, lo más realista posibles para obtener los mejores datos que permitirán mejores decisiones.

  16. La fase de prototipar y testear en el proceso de Design Thinking implica llevar ideas abstractas a modelos concretos. Esto permite obtener valiosa retroalimentación antes de invertir recursos considerables en la implementación completa. Al crear prototipos y someterlos a pruebas, se puede observar la interacción de los usuarios con la propuesta, identificando áreas de mejora y posibles fallos. Esto no solo ahorra tiempo y recursos a largo plazo, sino que también mejora las probabilidades de éxito en el competitivo mercado actual. Dominar esta fase es esencial y proporciona una metodología sólida para desarrollar ideas, validarlas de manera iterativa y perfeccionarlas antes de su lanzamiento al mercado, promoviendo una mentalidad de aprendizaje continuo y adaptación.

  17. La fase de prototipar y testear en Design Thinking es un paso esencial para convertir las ideas en soluciones prácticas y efectivas. Es un proceso dinámico y colaborativo que fomenta la innovación y la mejora continua. Al abrazar la retroalimentación y estar dispuestos a ajustar el curso, los equipos pueden crear soluciones que se alineen de manera óptima con las necesidades de los usuarios y los objetivos del proyecto.

  18. Las fases de prototipar y testear son la parte fundamental del Design Thinking, ya que permite a los diseñadores y a las organizaciones crear soluciones efectivas, centradas en el usuario y con una menor probabilidad de fallo.
    La participación de los usuarios y la materialización de ideas son elementos clave que hacen que esta fase sea tan poderosa para la innovación y el diseño de soluciones efectivas.

  19. Interesante artículo considero que contribuye al crecimiento del conocimiento , nos explica la cuarta fase del Desingn Thinking y como este base fundamental para diseñar un producto .El Design Thinking, o pensamiento de diseño ha tenido un impacto significativo en diversas áreas, desde el diseño de productos hasta la resolución de problemas y la innovación en general, se destacan algunos de los aspectos clave de su impacto como el enfoque centrado en el usuario ya que Design Thinking pone un fuerte énfasis en comprender las necesidades, deseos y perspectivas de los usuarios. Esto ha llevado a la creación de productos y servicios más orientados hacia la satisfacción del cliente, lo que a su vez ha mejorado la calidad de la experiencia del usuario.

  20. El artículo se centra en la fase de prototipado y testeo dentro del proceso de design thinking, la cual es crucial para el éxito de cualquier proyecto, ya que permite a los diseñadores obtener información valiosa y retroalimentación de los usuarios sobre el prototipo. Es importante involucrar a los usuarios en el proceso de testeo de los prototipos, ya que esto permite obtener información valiosa sobre cómo se comportan los usuarios con el producto o servicio y cómo se puede mejorar. El artículo también menciona algunas técnicas y herramientas que se pueden utilizar durante la fase de prototipado y testeo, como el prototipado de papel y lápiz, el prototipado digital, la creación de historias de usuario y el testing de usabilidad.

  21. Encuentro este artículo del Design Thinking y sus fases muy interesante, ya que destaca la importancia del prototipado y el testeo en el proceso, lo que es relevante en la gestión de proyectos y la innovación. Su enfoque en las necesidades de los usuarios y su naturaleza iterativa, se presenta como una herramienta poderosa para resolver problemas y desarrollar soluciones efectivas. Además, la noción de mantener una mentalidad de principiante durante todo el proceso es especialmente valiosa en el entorno empresarial en constante cambio. Este artículo me brinda una comprensión más profunda de cómo aplicar el Design Thinking en situaciones del mundo real, estoy esperando la oportunidad de incorporar estos conceptos en futuros proyectos de administración.

  22. La manera en que enfatiza la necesidad de la validación iterativa y la mejora constante, tanto de los prototipos como del entendimiento del problema y las necesidades de los usuarios, es excepcionalmente persuasiva, además, el artículo no solo brinda una visión completa y práctica de la fase de testeo en Design Thinking, sino que también resalta la importancia fundamental de la empatía, la mentalidad de principiante y la capacidad de adaptación en el mundo del diseño. Estos principios son verdaderamente invaluables para cualquier profesional del diseño, ya que establecen una base sólida para crear soluciones efectivas y significativas que resuelvan verdaderamente las necesidades de los usuarios.

  23. La fase de prototipar en Design Thinking es fundamental, pero presenta desafíos, ya que los prototipos de alta fidelidad pueden ser costosos y consumir mucho tiempo, centrarse demasiado en la estética y dar lugar a un sesgo de confirmación. Es esencial encontrar el equilibrio entre la fidelidad y la agilidad, además de mantener una mente abierta para recibir retroalimentación crítica. En resumen, la fase de prototipar es crucial pero requiere considerar estos desafíos para obtener soluciones innovadoras y centradas en el usuario.

  24. Design Thinking es mucho más que un método; es una filosofía que transforma la forma en que las organizaciones abordan los problemas y fomentan la innovación. Se trata de poner al usuario en el centro del proceso creativo, entendiendo profundamente sus necesidades, deseos y emociones para diseñar soluciones que realmente importan. Es una forma de pensar que transforma la manera en que las organizaciones comprenden a sus usuarios, estimulan la creatividad y generan soluciones que tienen un impacto real y positivo en el mundo. Al adoptar el Design Thinking, las empresas no solo innovan; también crean experiencias significativas que resuenan con las necesidades y deseos de las personas a las que sirven.

  25. Las fases de prototipar y testear son muy importantes para lograr el éxito de cualquier proyecto de Design Thinking. La etapa de prototipado consiste en crear representaciones tangibles y visuales de las ideas generadas en las etapas anteriores (empatizar, definir e idear), las cuales pueden ser de baja fidelidad como los bocetos y maquetas o de alta fidelidad como las simulaciones de productos. Mientras que la etapa de testeo se refiere a realizar pruebas con los usuarios para que puedan experimentar e interactuar con los prototipos, brindando retroalimentación, de esta manera se pueden implementar cambios y mejoras. Ambas etapas permiten validar y mejorar las ideas de manera rápida y efectiva antes de invertir recursos y tiempo en su implementación. Además, fomentan la flexibilidad, creatividad y la adaptación continua, creando soluciones exitosas, enfocadas en las necesidades del usuario.

  26. El artículo explora de manera detallada las fases de prototipado y testeo en Design Thinking, enfatizando la importancia de la iteración y la empatía. Destaca acertadamente la necesidad de mostrar, no solo contar, las soluciones a los usuarios y de aceptar la retroalimentación como una herramienta para mejorar. Sin embargo, podría simplificar la presentación de conceptos para mayor accesibilidad y agregar ejemplos concretos para ilustrar las ideas. En general, ofrece una guía útil para comprender y aplicar estas fases cruciales en el proceso de diseño centrado en el usuario.

  27. El Design Thinking, con su fase de prototipado y testeo, se revela como un enfoque poderoso para la innovación. Este método se fundamenta en la empatía y la búsqueda de soluciones centradas en las necesidades de las personas. La fase de prototipado permite materializar ideas de manera iterativa, mientras que el testeo brinda la valiosa retroalimentación de los usuarios. En un mundo caracterizado por la rápida evolución, el Design Thinking se convierte en una herramienta esencial para la resolución creativa de problemas, la mejora continua y la innovación centrada en las personas. La importancia de prototipar y testear radica en su capacidad para perfeccionar soluciones, comprender a los usuarios y refinar la formulación del problema, y en última instancia, para impulsar la innovación efectiva.

  28. El presente articulo nos habla acerca del Design Thinking la cual cumple un papel esencial de doble vía. Primero, mejora la comprensión de la solución desarrollada, y segundo, profundiza la comprensión de las personas para quienes se está diseñando. Design Thinking resalta la importancia de solicitar retroalimentación basada en prototipos, y no solo preguntar si les gusta la solución, sino explorar el «por qué». Este proceso es clave para refinar prototipos, fortalecer la empatía con los usuarios y perfeccionar la perspectiva del diseñador. En conclusión, el testeo enriquece tanto la solución como la comprensión de las necesidades de los usuarios, ayudando a definir el problema de manera precisa.

  29. La fase de testeo en el Design Thinking es crucial para asegurar que las soluciones propuestas realmente aborden los problemas y necesidades de los usuarios. Testear tempranamente y con frecuencia es una premisa fundamental, permitiendo refinar prototipos, comprender mejor a los usuarios y ajustar el punto de vista del problema. La mentalidad de principiante es esencial en esta fase, ya que estar dispuesto a estar equivocado puede conducir a ideas originales y soluciones más efectivas. Durante el testeo, es esencial mostrar en lugar de contar, observar a los participantes, hacer preguntas de seguimiento y aceptar la retroalimentación negativa. El Design Thinking es un proceso iterativo y no lineal, lo que significa que se pueden realizar múltiples ciclos a través de las etapas para refinar y mejorar continuamente las soluciones.

  30. La fase de testeo en Design Thinking es esencial para asegurarse de que la solución propuesta realmente resuelve el problema y se adapta a las necesidades de los usuarios. Al poner los prototipos en manos de las personas y observar sus interacciones, se obtiene una retroalimentación valiosa que ayuda a refinar y mejorar la solución. Es importante mantener una mentalidad de principiante durante esta etapa, estar abierto a la retroalimentación negativa y hacer preguntas que profundicen en la comprensión de las experiencias de los usuarios. La no linealidad del proceso de Design Thinking significa que las fases pueden repetirse y ajustarse para obtener los mejores resultados. En resumen, el testeo es un paso fundamental para garantizar que el diseño sea realmente centrado en las necesidades de las personas y efectivo en la resolución de problemas.

  31. la fase de testeo va a ser relevante para este propósito final, ya que a través de esta se podrá dar paso a la experimentación y participación de todos los agentes interesados, es decir, se podrá recopilar información de los detalles y puntos críticos con relación al prototipo realizado lo cual nos da la oportunidad de realizar los cambios necesarios y precisos para así lograr obtener y brindar un producto eficaz reflejado en las respuestas positivas del mercado y alcance de los resultados esperados.

  32. El artículo presenta la fase de prototipar y testear en el marco del Design Thinking. Por un lado, se argumenta que el prototipado es necesario ya que permite ganar empatía, explorar conceptos alternativos e inspirar a otras personas. Asimismo, se señala que prototipar desde el inicio del proceso de diseño facilita la creación de cimientos sólidos y la adaptación de cambios tempranos. Por otro lado, también se resalta la importancia de testear en el Design Thinking dado que ello nos ayuda a refinar los prototipos y soluciones, además nos permite aprender más sobre los usuarios y a refinar el punto de vista y la formulación del problema. Finalmente es necesario mencionar que el testeo debe hacerse con mente de principiante, manteniendo la apertura a nuevas ideas y posibilidades.

  33. la transformación digital es una estrategia esencial para las empresas en la actualidad, permitiéndoles adaptarse a las cambiantes demandas del mercado y centrado en las necesidades de los usuarios. El Design Thinking, una metodología de resolución de problemas centrada en las personas, enfatiza la importancia de prototipar como una fase crucial en el proceso. El prototipado no solo ayuda a materializar soluciones, sino que también fomenta la empatía, la exploración de ideas y la comunicación efectiva. La fidelidad de un prototipo, ya sea baja o alta, debe elegirse cuidadosamente en función de los objetivos del proyecto y los recursos disponibles.

  34. En cuanto a este artículo se nos menciona que en el Design Thinking se comienza por empatizar, luego se define el problema o punto de vista, después se generan ideas y, a continuación, se inicia la cuarta fase de prototipado. La fidelidad de un prototipo se refiere al nivel de detalle y funcionalidad que este incluye, de acuerdo a la IDF. Además, se nos aclara que el Design Thinking no es un proceso lineal.

  35. El artículo explora la fase de prototipado en el marco del Design Thinking, destacando su importancia en la metodología centrada en las necesidades de las personas. La cuarta fase busca materializar las etapas anteriores en prototipos que representen posibles soluciones a los problemas identificados. Se subraya que el prototipado es esencial para aprender, resolver discrepancias y probar ideas de manera rápida y económica. Se mencionan razones clave para prototipar, como ganar empatía, explorar conceptos y inspirar a otros, y se destaca la regla 1-10-100 para evaluar el costo de los errores en diferentes etapas del proceso.
    Se enfatiza la importancia de testear temprano y con frecuencia, utilizando la retroalimentación para refinar prototipos, comprender mejor a los usuarios y ajustar el punto de vista inicial. Se presentan cinco orientaciones para realizar un testeo efectivo, incluyendo la importancia de mostrar en lugar de explicar, pedir a las personas que se expresen y aceptar la retroalimentación negativa. Se destaca que el Design Thinking no es un proceso lineal, sino más bien iterativo, donde las etapas se entrelazan y repiten para obtener soluciones más informadas.

  36. Las fases de creación de prototipos y evaluación implican convertir ideas abstractas en modelos concretos o imágenes tangibles. Esto le permite obtener comentarios valiosos antes de comprometer recursos importantes para una implementación a gran escala. Al crear prototipos y probarlos, podemos observar cómo los usuarios interactúan con la oferta, identificar áreas de mejora y posibles errores. Esto no sólo le ahorrará tiempo y recursos a largo plazo, sino que también aumentará sus posibilidades de éxito en el competitivo mercado actual. Es muy importante aprender las fases de creación de prototipos y evaluación del proceso de pensamiento de diseño. Proporciona una manera eficiente de desarrollar ideas, validarlas y mejorarlas de forma iterativa antes de lanzarlas al mercado. Además, desarrolla una mentalidad de aprendizaje y adaptación continuos, que son habilidades esenciales en los negocios.

  37. Interesante artículo el cual se enfoca en las 2 últimas fases del Desing Thinking, prototipar y testear. En el primer caso, 4° fase, un prototipo trata básicamente de dar forma a una solución que responde a un problema o necesidad identificada en los usuarios (ejm: público objetivo), siendo así que se representará ya sea mediante un prototipo de baja fidelidad, como hacer diseños en una hoja, o prototipos de alta calidad, como el lenguaje HTML/CSS, la creatividad a través de una posible solución que puede ser mejorada antes de ser lanzada al mercado como un producto terminado. Por ello, la fase de testeo va a ser relevante para este propósito final, ya que a través de esta se podrá dar paso a la experimentación y participación de todos los agentes interesados, es decir, se podrá recopilar información de los detalles y puntos críticos con relación al prototipo realizado lo cual nos da la oportunidad de realizar los cambios necesarios y precisos para así lograr obtener y brindar un producto eficaz reflejado en las respuestas positivas del mercado y alcance de los resultados esperados.

  38. La fase de prototipar y testear se pasa de las ideas abstractas a modelos o representaciones palpables. Esto nos permite obtener una valiosa retroalimentación antes de invertir recursos significativos en la implementación completa. Al crear prototipos y someterlos a pruebas, los podemos observar cómo los usuarios interactúan con su propuesta, identificando áreas de mejora y potenciales fallos. Esto no solo ahorra tiempo y recursos a largo plazo, sino que también mejora las probabilidades de éxito en el mercado competitivo de hoy en día.
    Dominar la fase de prototipar y testear en el proceso de Design Thinking es esencial. Proporciona una metodología concreta para desarrollar ideas, validarlas iterativamente y perfeccionarlas antes de su lanzamiento al mercado. Además, fomenta una mentalidad de aprendizaje continuo y adaptación, habilidades cruciales en el mundo emprendedor.

  39. La fase de prototipado es vital en el proceso de Design Thinking para materializar las ideas y soluciones generadas en las fases anteriores, permitiendo a los diseñadores probar y aprender de manera rápida y con bajo costo. Además, enfatiza que el prototipado no solo se trata de probar la funcionalidad de un producto, sino también de ganar empatía, explorar conceptos e inspirar a otros. Además, se hace énfasis en la importancia de la mentalidad de principiante durante la fase de testeo, alentando a los diseñadores a aceptar la retroalimentación negativa para corregir para fomentar la creatividad y el aprendizaje.

  40. La IDF menciona otra razón para pensar en prototipar: la regla 1-10-100. En el inicio evaluar la usabilidad de un prototipo puede costar 1 dólar; corregir errores descubiertos a través de los testeos del prototipo puede costar $10 dólares; pero resolver el fallo general del producto o servicio final tendrá un costo de 100 dólares.
    Si lo piensas en perspectiva de futuro, prototipar te ayudará a detectar errores costosos anticipadamente, además de estimular otros procesos del diseño como la comunicación, el testeo veloz y a bajo costo, o la exploración de otras posibilidades aún no descubiertas. Importantisima contribución para mejorar la empresa.

  41. Ganar empatía, ya que un prototipo te permite profundizar en tu comprensión de los usuarios y el espacio de diseño.. Esto es ante todo una cultura para todas las empresas.

  42. La plataforma UX Matters plantea que los prototipos de baja fidelidad son “formas rápidas y simples de que una idea evolucione hacia una representación más tangible” del producto o servicio que estás trabajando.
    En ese sentido, su objetivo es determinar cómo fluye el prototipo y así probar su utilidad y usabilidad respecto a su funcionamiento. Por eso, los prototipos de baja resolución no son visualmente refinados.

  43. Me gusto el contenido y los vídeos. El Design Thinking y su objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados en las primeras tres etapas de la metodología. Y para lograrlo debe hacerse rápido, utilizando pocos recursos y tiempo.

  44. El artículo nos ayuda a ubicar lo principal por pasos.En una fase experimental del Design Thinking y su objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados en las primeras tres etapas de la metodología. Y para lograrlo debe hacerse rápido, utilizando pocos recursos y tiempo.

  45. Vale, en el Design Thinking se comienza por empatizar, luego se define el problema o punto de vista, después se generan ideas y, a continuación, se inicia la cuarta fase de prototipado. Es en este momento cuando el equipo de diseño producirá versiones mínimas o baratas del producto o servicio, para investigar las soluciones ya exploradas.

  46. Superinteresante: Recapitulemos: en el Design Thinking se comienza por empatizar, luego se define el problema o punto de vista, después se generan ideas y, a continuación, se inicia la cuarta fase de prototipado. Es en este momento cuando el equipo de diseño producirá versiones mínimas o baratas del producto o servicio, para investigar las soluciones ya exploradas.
    “Prototipar nos ayuda a aprender, resolver discrepancias y testear ideas rápidamente y a bajo costo”, dice la empresa InVision en su Design Thinking Handbook. Esta modalidad de trabajo permite sacar las ideas de la cabeza y mostrarlas al mundo. ¿Por qué? Porque los prototipos son más exitosos cuando las personas pueden experimentar e interactuar con estos. Excelente artículo.

  47. Sabio consejo de un gran especailista, si lo piensamos en perspectiva de futuro, prototipar te ayudará a detectar errores costosos anticipadamente, además de estimular otros procesos del diseño como la comunicación, el testeo veloz y a bajo costo, o la exploración de otras posibilidades aún no descubiertas.