Por: Dr. Juan Carlos Anton Llanos. Catedrático UNFV – UCV y de EUPG de Bausate y Meza.

Las medidas radicales extremas causan sensaciones extremas.

A tres meses de su aparición en Wuhan – China, algunos datos se van revelando del COVID-19: es un virus que ataca las vías respiratorias y es de fácil contagio, lo que motivó a ser declarado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Respecto a su tasa de mortandad, es, relativamente, baja – entre 2 y 3% dependiendo del país al que llegue y las medidas que se tomen – comparándola con otros virus como el ébola o el ántrax o el más cercano a los peruanos como la TBC o el dengue.

Y pese a que la ciencia avanza rápidamente, el antídoto aún es incierto.

Para evitar que la tasa de infectados siga aumentando, los gobiernos de diversos países han tomado medidas radicales pero necesarias como el Estado de Urgencia (mal llamado E. de Emergencia) y el cierre de fronteras a nivel nacional. Eso causa sensaciones extremas aunque no, necesariamente, positivas como el pavor al futuro, el hiperconsumismo y posterior desabastecimiento de algunos productos, y algunas creencias como que llega el fin de la humanidad.

Quizás se aplique la frase que lo desconocido causa miedo al igual que los niños temen a la oscuridad porque no saben lo que hay en ese lugar. Si bien es cierto, no es una gripe o resfrío cualesquiera porque está cobrando la vida de más de uno, no debemos olvidar que la mejor prevención para este mal: CALMA.

Además del estado anímico que esta palabra transmite, representa algunas actividades sencillas que deben estar en nuestro quehacer cotidiano:

· Cúbrete con el antebrazo al momento de estornudar.

· Alcohol en gel – solamente un poco – no vendría mal aunque eso no signifique la cura definitiva ni bañarse en este gelatinoso producto porque el contagio puede llegar de otras maneras.

· Lavarse las manos al llegar a casa u oficina o, mejor aún, cada que tengamos oportunidad porque – que yo recuerde – siempre me decían que uno nunca sabe cuántas cucarachas pasaron por ese lugar ni la cantidad de gérmenes y bacterias que podemos hallar.

· Mantener un metro de distancia entre las personas, es decir, nada de apretones de mano o besos. ¿Será por eso que en culturas orientales solo hacen una reverencia como saludo?

· Alimentación saludable. Estimado lector, los casos más drásticos se generan en personas que tienen las defensas bajas por alguna enfermedad previa o por mala alimentación. Deja las frituras en exceso que solo te engordan de grasa pero no de hemoglobina.

Las acciones preventivas parecen una burla por su simpleza, pero recordemos que son hábitos que muchos de nosotros hemos olvidado o dejamos de practicar por algún motivo o excusa sin valor.

Los últimos datos: el 85% de infectados con este virus solamente tienen una gripe leve o moderada y del 15% restante solo 5% son casos de gravedad, lo cual, para nuestras precarias condiciones de salud, generaría un desborde hospitalario sin precedentes. Además, eso de la

fase 3, que significa que el virus ya está en el ambiente, es lo mismo que vivimos dos veces al año cuando desempolvamos la ropa de estación que acumula ácaros y nos da alergias y hasta algún dolor de garganta. La diferencia es que podemos acudir a una farmacia o botica y curarnos, en cambio, como se citó líneas arriba, la ciencia aún no encuentra la cura para este COVID-19.

Cortesía de imagen: Infobae

Vídeo de apoyo: Coronavirus de Wuhan: repulsivas imágenes del mercado donde se originó el brote y la alerta mundial. Fuente: CNN en español.

14 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Debemos tener en cuenta que ante todo este desastre que nos llevó a todos de imprevisto y que, si bien es cierto, que se llevó de encuentro sin importar su color, género, estrato social, entre otros para poder sobrevivir no solo por los estragos a nivel de salud sino también para poder reponerse a nivel económico de las pérdidas de empleo y el aumento de la informalidad.
    Para poder adaptarnos a la nueva normalidad debemos tener en cuenta que las condiciones del mercado tanto laboral como el de productos han cambiado y es necesario mantener las medidas de protección para poder sobreponerse de los efectos de esta pandemia.

  2. Sin duda, nadie se esperaba que este año se desate un virus nuevo y desconocido, y que se proclame una pandemia global. Es algo que probablemente acabo con muchos planes que teníamos para este año, pero poco poco estamos aprendiendo a sobrellevarlo, pues se esta volviendo parte de nuestras vidas. Aunque ya se anunció que ya crearon una vacuna, esta aún se encuentra en la fase de prueba, y espero que muy pronto ya toda la población pueda recibirla y así parar la propagación del virus y el porcentaje de muertes que ha habido en todo el mundo. Con estas nuevas vacunas que han sacado diferentes países, tenemos una oportunidad para volver a nuestras vidas anteriores a la pandemia. Pero sin duda, hemos y estamos aprendiendo bastante, sobre el cuidado e higiene personal, distanciamiento social, uso de la tecnologia (como el teletrabajo y telestudio) y muchas cosas más; este virus hace que seamos parte de la historia.

  3. Una estúpida decisión de la izquierda en España. España ha alcanzado este sábado la cifra de 1.351 muertos y 24.926 contagiados por coronavirus, según el último balance del Ministerio de Sanidad, cruzado con los datos de las comunidades autónomas, 1.612 personas están ingresadas en la UCI y 2.125 han recibido el alta. Se estima alcanzara niveles alarmantes.

  4. Los últimos datos: el 85% de infectados con este virus solamente tienen una gripe leve o moderada y del 15% restante solo 5% son casos de gravedad, lo cual, para nuestras precarias condiciones de salud, generaría un desborde hospitalario sin precedentes.
    Buen artículo.

  5. La frase del Dr. anton da eb el clavo: “Quizás se aplique la frase que lo desconocido causa miedo al igual que los niños temen a la oscuridad porque no saben lo que hay en ese lugar. Si bien es cierto, no es una gripe o resfrío cualesquiera porque está cobrando la vida de más de uno, no debemos olvidar que la mejor prevención para este mal: CALMA”.

  6. Excelente Dr. Anton, totalmente de acuerdo con su análisis. Para evitar que la tasa de infectados siga aumentando, los gobiernos de diversos países han tomado medidas radicales pero necesarias como el Estado de Urgencia (mal llamado E. de Emergencia) y el cierre de fronteras a nivel nacional. Eso causa sensaciones extremas aunque no, necesariamente, positivas como el pavor al futuro, el hiperconsumismo y posterior desabastecimiento de algunos productos, y algunas creencias como que llega el fin de la humanidad.
    Felicitaciones por su artículo.