El doble rasero social comunista

Ciegos, sordos y mudos cuando se afectan los derechos de sus enemigos

Renato Bautista. Politólogo y catedrático de Ciencias Políticas de la UNFV

El doble rasero social comunista
 Por: RENATTO BAUTISTA. 
 20 DE JUNIO DEL 2022

El 6 de junio, en el país africano de Nigeria, donde existe una minoría significativa de católicos (alrededor del 15%), sucedió un vil atentado terrorista en el que fueron asesinados 50 católicos. Este terrible atentado no es noticia a nivel mundial porque los asesinados fueron católicos, no musulmanes, ni inmigrantes ni homosexuales que son los tópicos preferenciales del socialcomunismo mundial. Ante esta vil orgia de sangre, no vemos banderas a media asta ni cadena de oraciones ni fotos del perfil del Facebook con la bandera de Nigeria y la cruz cristiana. Indudablemente, nos encontramos ante un ejemplo más del doble rasero del socialcomunismo.

Otro ejemplo de ese doble rasero es que los grupos feministas socialistas siempre hacen presión política cuando hay ataques políticos a una mujer de tendencia política socialista, pero callan si la mujer no es socialista. Por ejemplo, el régimen castrochavista del boliviano Arce ha sentenciado a diez años de prisión a la ex presidente interina Jeanine Áñez por asumir el gobierno constitucional tras la huida de Evo Morales, luego del fraude de noviembre del 2019. Estas hipócritas feministas callan porque Áñez fue una presidenta de centro derecha, y los vengativos son dos socialistas confesos como Arce y Morales. 

Otro ejemplo es lo aplicado por dos presidentes constitucionales, como el argentino Fernández y el mexicano López Obrador, que en la Cumbre de las Américas han sido caja de resonancia de criminales dictaduras socialistas como la cubana de Diaz Canel, la nicaragüense de Ortega y la venezolana de Maduro. Indudablemente Fernández y López Obrador son socialistas y creen que lo que hacen Diaz Canel, Ortega y Maduro está bien porque el socialismo debe imponerse. Estos dos presidentes se olvidan intencionalmente de que son regímenes criminales que han generado hambre, miseria y pobreza. También creo que los electores de Fernández y López Obrador saben bien del fiasco del socialismo en Cuba, Nicaragua y Venezuela, así como de las torturas que aplican a todo opositor político; pero ellos guardan silencio cómplice porque creen que en sus países el socialismo no derivará en una dictadura criminal. ¡Craso error!

A modo de conclusión, diré que el social comunismo siempre acaba en un doble rasero: ciegos, sordos y mudos cuando los afectados son sus enemigos.

No te pierdas estos vídeos: Lo que callan los socialistas comunistas

16 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Interesante reflexión del magíster Bautista sobre la hipocresía de los comunistas. Lo ocurrido en Nigeria debería ser condenado por todo el mundo libre, pero no pasa así porque hay mucha simpatía con lo que se denomina progresismo que en verdad es destrutor.v

  2. Esto del doble rasero de los socialistas comunistas, como que lo había analizado antes, pero no le había dado el peso correspondiente. Este artículo me ha abierto los ojos terminando por completar mi visión de esta vil doctrina que tiene enceguecida principalmente a los jóvenes y a las clases más desprotegidas del continente. Eso si, no podemos soslayar la hipocresía e incapacidad de los gobiernos de derecha para haber alimentado a estos buitres de poder haciéndolos cada vez más fuertes y menos sensibles ante sus contrapartes. Personalmente pienso que todavía no hemos visto lo peor de ellos.

  3. Para hacer recordar al amble lector hay que subrayar que por una parte, diferentes historiadores han publicado estimaciones extremadamente diversas del número de muertes ocurridas en los países nombrados en el Libro negro del comunismo. Por ejemplo, las estimaciones acerca de las muertes causadas por el régimen de Stalin en la Unión Soviética varían entre 8,5 y 51 millones,10​ mientras que los relativos a la China de Mao oscilan entre 19,5 y 75 millones.
    Ahora, que dirán los intelectuales social comunistas que son cifras infladas, nunca lo han querido reconocer.

  4. Quiero compartir algo que asemeja y diferencia al comunismo y el nazismo, pero al final sus objetivos de ambos fueron criminales.
    “En cada caso el objeto de los golpes no fueron individuos sino grupos. El terror tuvo como finalidad exterminar a un grupo designado como enemigo que, ciertamente, sólo constituía una fracción de la sociedad, pero que fue golpeado en cuanto tal por una lógica genocida. Así, los mecanismos de segregación y de exclusión del «totalitarismo de clase» no se asemejan singularmente a los del «totalitarismo de raza».
    La sociedad nazi futura debía ser construida alrededor de la «raza pura», la sociedad comunista futura alrededor de un pueblo proletario purificado de toda escoria burguesa. La remodelación de estas dos sociedades fue contemplada de la misma manera, incluso aunque los criterios de exclusión no fueran los mismos.
    Los crímenes leninistas, estalinistas y maoístas y la experiencia camboyana plantean, por lo tanto, a la humanidad –así como a los juristas y a los historiadores – una cuestión nueva: ¿cómo calificar el crimen que consiste en exterminar, por razones político-ideológicas, no ya a individuos o a grupos limitados de opositores, sino a segmentos masivos de la sociedad? ¿Hay que inventar una nueva denominación? Algunos autores anglosajones así lo piensan y han creado el término «politicidio». ¿O es preciso llegar hasta el punto, como lo hacen los juristas checos, de calificar los crímenes cometidos bajo el régimen comunista de simplemente «crímenes comunistas»

  5. El 6 de junio, en el país africano de Nigeria, donde existe una minoría significativa de católicos (alrededor del 15%), sucedió un vil atentado terrorista en el que fueron asesinados 50 católicos. Este terrible atentado no es noticia a nivel mundial porque los asesinados fueron católicos, no musulmanes, ni inmigrantes ni homosexuales que son los tópicos preferenciales del socialcomunismo mundial. Nigeria que es uno de los países mas ricos del mundo vive en la pobreza víctina de la violencia política del terrorismo comunista e islamista.

  6. Las violentas represiones, detenciones sistemáticas, persecuciones masivas, genocidios planificados, represión del Estado contra la población indefensa y contra opositores políticos, callan en silencio. Táctica y estrategia comunista.

  7. El doble rasero social comunista. Estos oportunistas de siempre y cinicos callan como cobardes ante los grandes genocidios de la historia. De acuerdo con la información cedida por los gobiernos, cita un total de muertes que «…se acerca a la cifra de cien millones»- El comunismo es responsable de los más grandes genocidios en el mundo. Muy buen artículo.

  8. Ciegos, sordos y mudos cuando se afectan los derechos de sus enemigos, asi callan los comunistas en el mundo ante el alto costo social en el mundo y sus genocidios cometidos.