El aprovechamiento de la necesidad de publicar de los docentes universitarios que caen en la telaraña de las revistas depredadoras

La redacción es una habilidad cognitiva de muy alto nivel. No siempre, quien sabe hacer ciencia, sabe comunicarse correctamente de manera escrita.

Por: Luis Alberto Pintado Córdova

 

Publicación de Artículos Científicos
Según Ronald M. Hernández, de la Universidad San Ignacio de Loyola, Lima, Perú señla que el nacimiento de las revistas depredadoras se  convertió en un modelo de negocio, un maquillaje de estafa que ha tenido gran demanda durante los últimos años, por el hecho, ante la necesidad de los autores de difundir los resultados de sus investigaciones, siendo la vía más rentable a través de artículos publicados en revistas científicas; sin embargo, no solo sirve publicar en una revista, se ha de tener en cuenta una serie de indicadores de calidad y de impacto que deben tener estas publicaciones

Un acusioso investigador bibliotecario y acdémico, en el año 2012, Jeffrey Beall publicó en Nature el artículo titulado «Predatory publishers are corrupting open Access» donde escribió como aquellas editoriales desvirtúan el valioso modelo de acceso abierto para su propio beneficio y donde el principal objetivo de negocio radica en la obtención de pago de los autores, incumpliendo las normas éticas de una publicación revisada; además, observó que no existían barreras para una publicación rápida, debido a la gran cantidad de textos que llegaban y se publicaban inmediatamente, pues al parecer daban garantía de información falsa o plagiada, sin respeto a los códigos de conducta de los editores, laxitud en la revisión por pares. Según informes de varias fuentes.

La investigación de Ronald Hernández. “En su mayoría este tipo de editoriales atraen a los posibles autores, a través de correos aduladores donde citan trabajos previos e instan a los autores a publicar con ellos. Estas revistas suelen tener títulos muy parecidos a los de revistas tradicionales3. Suelen prometer la publicación en tiempo récord, indicando algunas veces que el autor deberá pagar por la publicación, pero otras veces este detalle no lo indican hasta que el autor haya enviado su trabajo. Se han presentado casos donde, al autor, tras enviar el artículo a una de estas revistas y dándose cuenta del engaño, decide no publicar y no da su consentimiento. Sin embargo, al poco tiempo su artículo aparece publicado en la revista, debido a que necesitan tener contribuciones para ofrecer una imagen de publicación seria. En este sentido, el problema radica en que el autor tiene su trabajo secuestrado y no podrá enviarlo a otra revista”.

“A pesar de que el tema aún es emergente, considero importante que esta contribución permita a los noveles investigadores, académicos, estudiantes, editores, entre otros, estar informados acerca de la existencia de estas malas prácticas. Por otro lado, el tema formativo de las universidades e instituciones de investigación, deberán jugar un rol importante en la información, actualización y difusión de las buenas prácticas editoriales, siendo la formación universitaria el primer escalón de advertencia hacia este tipo de fraude”. Hernández. Elsevier

La honestidad de Hernández, radica en declarar que como  autor asegura no haber recibido financiación para la realización del presente trabajo. El cual coincide con nuestra publicación de no pretender hacer daño a editotorial peruana alguna. Asimismo,  declaramos no tener ningún conflicto de intereses en la publicación del presente trabajo. 

Actualmente, a mchos docentes que tienen escasos recursos les exigen publicaciones científicas y cursos de capacitación al cual es imposible tener acceso por sus bajos ingresos económicos, mientras que  varios miembros del Poder Ejecutivo acceden hasta con antecedentes penales, relaciones con el terrorismo y bajos niveles de formación profesional. Es parte de la jungla profesional en el Perú. 

AUTORÍA Y FILIACIÓN DE ARTÍCULOS CIENTÍFICOS

Cómo escribir y publicar un artículo científico en Medicina - RedEMC.net

Referencias: Inice-Perú

Lluis Codina

Revista Innovas

Revistas depredadoras: el negocio fraudulento del siglo

Identificación y tratamiento de revistas depredadoras - Aprender3C

El exigente proceso de promoción al que se someten los docentes universitarios españoles que desean acreditarse ante la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) ha sido aprovechado por algunas editoriales internacionales como una oportunidad de negocio para ganar dinero. Su modus operandi es cuestionable, ya que las prácticas empleadas para captar clientes atentan contra los valores de la responsabilidad académica y la integridad científica.

Estas editoriales se sirven de su cebo estrella: las llamadas “revistas depredadoras” (del inglés, predatory journals). Se trata de publicaciones de acceso abierto que, bajo un simulado prestigio internacional, adulan a sus presas invitándolas a publicar a cambio de repercutirles los costes de edición y maquetación de sus manuscritos.

Estas empresas utilizan unas estrategias de marketing cada vez más sofisticadas, lo que dificulta su identificación. Entre ellas destacan los reclamos basados en los altos índices de indexación, los rigurosos procesos de publicación a los que someten sus artículos (revisiones de pares o pares ciegos poco transparentes) o las estrictas normas de conducta ética de las que alardean si identifican intenciones reprobables en el envío de los escritos. Asimismo, prometen plazos de publicación muy cortos (días o pocas semanas), lo cual es un aliciente añadido para algunos investigadores noveles.

La cara oculta de estas revistas es que no existe tal índice de impacto porque no se encuentran registradas en bases de datos reconocidas (algunas carecen incluso de ISSN). Tampoco cuentan con consejos editoriales legítimos, o estos los conforman falsos académicos sin afiliación institucional. No solo cobran por la publicación de los manuscritos sino que, además, exigen la cesión de los derechos de autor sobre estos y, finalmente, dejan a los investigadores sin la posibilidad de publicar sus hallazgos en revistas serias con un impacto real.

Read news coverage based on evidence, not tweets
Lista de Editores Predadores de Jeffrey Beall | Universo Abierto
Ocasionalmente se invita a los investigadores a publicar en revistas de acceso abierto. Sin embargo, no todas las revistas de acceso abierto son confiables. Para determinar la credibilidad de una revista, se pueden utiliza consultar fuentes, incluyendo la lista de Editores Predadores de Jeffrey Beall, que dejó de actualizarse en 2017.

¿Cómo identificar estas revistas?

Aunque a priori pueda resultar sencillo identificar una revista depredadora, no siempre lo es. Su modelo de negocio, totalmente fraudulento, se ha profesionalizado en los últimos años. De hecho, desde que Jeffrey Beall, bibliotecario y académico de la Universidad de Colorado Denver, identificó 20 potenciales revistas depredadoras en el año 2010, estas no han cesado de aumentar.

Actualmente se estima que existen más de 10 000 revistas activas de esta tipología, algunas de las cuales se encuentran recopiladas en listados como el de Beall’s List of Predatory Journals and Publishers (lista cerrada en 2016 por el propio Beall y reabierta de forma anónima en 2017) o la de Cabell’s International.

Algunas claves para desenmascarlas son:

  • Analizar la invitación de publicación recibida, ya que suele llegar a modo de spam y con un dominio de correo electrónico de Gmail, Hotmail, Yahoo, etc. No obstante, las editoriales empiezan a contactar a sus potenciales clientes a través de LinkedIn a fin de que su propuesta parezca más seria y profesional.
  • Leer entre líneas: a menudo los correos recibidos inician con una felicitación por publicaciones anteriores e insisten en que sería interesante publicar la traducción del mismo artículo o una versión ligeramente modificada.
  • Prestar atención a los datos básicos que figuran en cualquier publicación y que las revistas depredadoras suelen camuflar o falsificar: ubicación de su sede, institución asociada, miembros del comité editorial, proceso y plazo de publicación, ISSN, factores de impacto, métricas, ratios de rechazo, sistemas de control de plagio, etc.
  • Conocer si el autor debe asumir algún coste de publicación y cuál es la política de cesión de derechos que manejan.
  • Contrastar la información que ofrecen en sus páginas web: desde el propio nombre de la revista (el cual suele ser sospechosamente similar al de otras revistas conocidas), los datos de contacto, la antigüedad (la mayoría son de reciente creación), las políticas o normas por las que se rigen, etc.
  • Analizar el aspecto formal de la revista: en su mayoría, el redactado de la información que aparece en internet (o en el propio correo recibido) contiene errores gramaticales y ortográficos, incoherencias o falsos sentidos. La disposición de las secciones es incómoda en su navegación, los colores que utilizan resultan un tanto chillones y las imágenes o logotipos de instituciones de prestigio aparecen borrosas o distorsionadas, lo que delata la apariencia poco profesional de estas revistas. Estos aspectos deberían hacernos desconfiar de ellas.
  • Revistas depredadoras: webinar gratuito | investigación + biblioteca [I+B]

Estas son solo algunas recomendaciones básicas que deberíamos tener en consideración cuando recibamos correos capciosos invitándonos a publicar de manera fácil y rápida.

Afortunadamente, existen algunos recursos y herramientas que pueden ayudarnos a identificar si estamos ante una de estas revistas. Por ejemplo, el sitio web Think, Check, Submit. También algunas listas de verificación como la propuesta por Blobaum (Blobaum’s Checklist for Review of Journal Quality for Submission of Scholarly Manuscript) o numerosos documentos elaborados por organismos que fomentan la integridad en la investigación como la World Association of Medical Editors (WAME), el Committee on Publication Ethics (COPE) o el Council of Science Editors (CSE).

Consecuencias para el investigador

Sin duda, el interés (o desesperación) de algunos investigadores por ver sus trabajos publicados con cierta inmediatez y en cualquier medio acarrea consecuencias negativas para su futura carrera profesional.

Entre las más relevantes destacan el descrédito de su imagen y el daño que puede causarle en futuras convocatorias de promoción interna o procesos de acreditación. Sin mencionar, por supuesto, el desperdicio en tiempo, dinero y esfuerzo invertido en la redacción del manuscrito enviado.

Asimismo, a la obra publicada le acechan otros peligros ya que, al no estar protegida, el acceso de consulta podría perderse si la revista deja de existir, lo que sucede con frecuencia cuando la falsa editorial recauda suculentos beneficios en un corto periodo de tiempo. Por lo tanto, si la obra no está accesible, no existe y no puede citarse ni referenciarse, lo que ineludiblemente provoca un perjuicio profesional al autor que suele traducirse en un sentimiento de impotencia ante el engaño, así como una gran desmotivación por seguir publicando.

De ahí la importancia de evaluar eficazmente dónde elegimos publicar los resultados de nuestras investigaciones con el fin de no perder el control sobre nuestra propia producción.

Paralelamente, las instituciones académicas deberían poner en marcha iniciativas de formación, sensibilización y concienciación sobre un fenómeno que afecta a la comunidad académica en su globalidad (docentes, doctorandos, investigadores, etc.) dado que, si se prolongase en el tiempo, acabará minando la credibilidad de la información publicada en abierto.

Urge, pues, reclamar medidas contundentes para frenar la proliferación de estos negocios ilícitos que atentan contra la propiedad intelectual de terceros y traspasan los límites de la ética y la moralidad.

Fuente:

The Conversation

Revistas depredadoras: cuáles son y cómo identificarlas. UPB académico

Revistas depredadoras: cómo reconocerlas. BibliotecasUNED

76 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La falacia de quien sabe debe saber explicar es muy infundada en distintos ámbitos profesionales, se disminuye el valor de la metodología y comunicación tanto de las ideas como de pensamientos. Las revistas deben tener una alta valla para aceptar distintos artículos y los investigadores deben procurar brindar artículos lo suficientemente entendibles para que cualquiera pueda sentirse atraído y sumergido en una lectura comoda.

  2. Sé que a muchos nos tienta seguir las ideas novedosas y radicales, los cambios de paradigmas y las conspiraciones, pero esto no significa que las aceptemos sin hacer un análisis crítico previo. Debemos evaluar si las evidencias sustentan dichas afirmaciones. Y si nuestros conocimientos no son los suficientes para entender un estudio, preguntarle a un amigo o colega relacionado con el tema. Es por ello que debemos tener mucho cuidado cuando alguien cite un artículo publicado en una revista científica para sustentar una idea peligrosa.

  3. Una visión muy clara sobre una práctica que desgraciadamente es cada vez más común. es un fenómeno muy preocupante que no solamente no se puede ignorar, sino que hay que denunciar y combatir. Reclamar medidas contundentes para frenar la proliferación de estos negocios ilícitos que atentan contra la propiedad intelectual de terceros y traspasan los límites de la ética y la moralidad.

  4. Como nos muestra este articulo es el avance de la tecnología y digitalizacion de las revistas virtuales donde brindan la informacion necesaria e importante en temas necesarios para la sociedad, pero también nos muestras la restricción que hay para los estudiantes universitarios y catedraticos que desean publicar sus temas de investigación sin lucro donde puedan plasmar las investigaciones realizadas

  5. El terrorismo de nunca acabar, mas aun observando la galería del siguiente articulo, imágenes conmovedoras , dolorosas y sin duda épocas que nuestros familiares pasaron y esperan que nosotros no lo volvamos a pasar, el terrorismo fue un apoca que nadie quiere volverlo a pasar, debido a eso aumento mas la desigualdad de las oportunidades que hay en el país, no irnos tan lejos como es en la sierra peruana donde no les llega los beneficios y las oportunidades del estado, aun hay el miedo que vuelva esa época vivida, nosotros como futuros profesionales tenemos el deber de ayudar en el cambio, informándonos bien respecto al pasado doloroso que nuestros familiares pasaron y de esa manera no volver a vivirlo.

  6. El trabajo de un autor es muy complicado, realizar un ensayo, investigación, artículo sobre una información, historia, o hechos cotidianos no es nada fácil, para un escritor su trabajo es algo valioso y por lo tanto ellos al realizar ese trabajo quieren recibir un merito por el esfuerzo que ellos realizan, eso debe ser lo correcto, pero para algunas personas esto es solo una forma de ganar dinero con el trabajo de otros, este es el caso de las editoriales que buscan este tipo de personas que quieren demostrar su talento, para aprovecharse de ellas utilizando sus trabajo como propios, sin reconocimiento y sin un apoyo monetario, estas empresas que estafan a las personas, incluso llegan a cobrarles por presentar su trabajo, diciendo que le darán mayor exposición para que mas personas la vean, ilusionan a los autores con estos trucos, muchos de estos proyectos son realizados con un costo, muchas personas que quieren realizar este tipo de investigación no cuentas con el suficiente apoyo para realizar una investigación, por eso queda claro el repudio de las personas hacia las editoriales, porque por culpa de un grupo que no valora el trabajo de otros, pierden la credibilidad.

  7. Como nos muestra este articulo es el avance de la tecnología y digitalizacion de las revistas virtuales donde brindan la informacion necesaria e importante en temas necesarios para la sociedad, pero también nos muestra la restricción que hay para los estudiantes universitarios y catedrático que desean publicar sus temas de investigación para que compraran con los lectores virtuales, es por ello que buscan fundaciones sin lucro donde puedan plasmar las investigaciones realizadas.

  8. Indignante como existen personas que busque un beneficio a costa del esfuerzo de los demás, estas prácticas antiéticas resultan comunes en el área de la ciencia y es impactante como no hay regulación por parte de entidades como Indecopi que deberían velar por los derechos de los autores especializados; es esta incapacidad de acción que podría generar la disminución de la investigación en el Perú que de por sí no es un país que cuente con un alto nivel de investigación científica.

  9. El articulo plasma la realidad de miles de profesionales que no tienen acceso a publicar sus investigaciones científicas en portales acreditados y son presas del engaño de estas malas practicas de las editoriales. Se nota la necesidad de que exista una plataforma que acopie publicaciones científicas que den merito al trabajo realizado por estos profesionales. Por otra parte, saber identificar estas revistas con el fin de no ser victimas y evitar malos momentos como la perdida del tiempo, reputación, dinero, etc.

  10. Es muy lamentable que ante la necesidad de cumplir con las publicaciones científicas en revistas estas usen esta necesidad y pierdan su ética al preocuparse mas por cobrar que por verificar la originalidad de los artículos. Si bien es conocido que ante nuevas necesidades surgen nuevos negocios en este caso esto se ha convertido en perjudicial para otros docentes investigadores ya que estas revistas que se encargan de publicar artículos por doquier sin una revisión necesaria y preocupándose mas por generar más ingresos están atentando en contra de los derechos de autor en caso de ocurran plagios.

  11. Tal vez es cuestión de tiempo para que todo pilar académico se llegue a desvirtuar, ello en post del lucro, el negocio inescrupuloso para dar un espacio a aquellos que no desean cumplir con las exigencias académicas de las revistas o espacios de prestigio y exigencia, y dar pase mediante el dinero a que estos puedan publicar sus artículos y de esta manera cumplir con los requisitos que muchas veces se piden para acceder a puestos. Realmente es algo de alarma, pues mucha de esa información puede ser falsa, o tergiversada, y ello afectaría al mundo académico y a la veracidad de las fuentes bibliográficas.

  12. Es lamentable como algunas revistas se aprovechan del esfuerzo de muchos docentes e investigadores, que realizan un arduo trabajo, que les lleva meses, para poder culminar una investigación. Luego de ello, buscan alguna plataforma para publicar los resultados de su investigación, pero muchas veces suelen caer en grupos estafadores que les hacen promesas relacionadas a sus artículos, pero no son mas que mentiras, por eso es necesario que se identifiquen a estos tipos de plataformas y ayudar a reportarlas o boicotear a estas plataformas, porque más que bien, generan mucho daño no solo a los creadores de las investigaciones, sino también a los lectores.

  13. En el presente artículo nos muestras las distintas restricciones que atraviesas diversos investigadores, catedráticos, estudiantes universitarios , etc. por el cual ellos desean plasmar todo sus investigaciones y artículos científicos , tienen que gastar grandes cantidades de dinero, por dichas empresas negocian con todo el conocimiento y lo administran a su manera. Cabe mencionar que no se valora todo el esfuerzo concretado, los años de estudio y trabajo , todas investigaciones y estudios. Es tiempo ya de erradicar estas empresas corruptas que se valen del esfuerzo y el protagonismo de otros. Esta en muestras manos que todo esta acabe, se debe de crear fundaciones sin animo de lucro donde apoyen y financien a grandes catedráticos, investigadores y estudiantes en solventar y publicar sus investigaciones.

  14. Impactante información para detallar la realidad y todos los mecanismos para publicar revistas bajos ciertos costos de por medio sin ningún tipo de revisión o filtros, pero con evidentes practicas deshonestas, antiéticas que vulneran la integridad intelectual por parte de los editoriales. Respecto lo que menciona el autor las instituciones superiores deben de manejar una plataforma brindando información y orientación para tener en cuenta en prevenir o identificar antes de caer en estas malas prácticas o estafas.

  15. Negocios que lucran a costa del esfuerzo de los investigadores, son prácticas totalmente antiéticas, y deberían ser reguladas por las autoridades correspondientes. Alguna entidad, como Indecopi, tiene que velar por los derechos de autor de estos especialistas que tratan de hacer reconocido sus investigaciones y que por el contrario, ven aprovechados sus necesidades de publicar sus artículos.

  16. Oscura realidad que se vive en la actualidad, esas revistas poco éticas que se aprovechan de aquellos que no tienen la posibilidad económica de concretar sus manuscritos, no solo daña la calidad y el impacto que se supone debe tener este tipo de publicaciones. Esta estafa incumple las normas éticas de cualquier publicación oficial que previamente ha sido revisada por un comité. Lo peor es que esto daña y engaña a los autores de esas investigaciones, ya que con el fin de poder publicar su investigación que ellos mismos no pueden por motivos del largo proceso o del alto poder adquisitivo que se requiere, dejan a estos investigadores sin la posibilidad de publicarlo en revistas que sí tengan alcance serio. Sin embargo si bien sí son publicadas en estas revistas no vale todo el esfuerzo vivido, es por ello que se debe de detener esta circulación de este tipo de “empresas” ilegales que dañan la propiedad intelectual de autores y la ética de cualquier empresa.

  17. Es impactante como en el artículo nos muestran más de la codicia humana, ahora jugando con los deseos de futuros docentes, con sus investigaciones, pero lo más impactante es que tengan que ir a otros lugares a publicar, ¿su propio país no los apoya?, las presas caen ante la boca del lobo porque no reciben el apoyo suficiente. Para solucionar esto, cada universidad debería tener su página acreditada para las publicaciones de sus propios estudiantes

  18. Excelente artículo, es una lástima que instituciones así se aprovechen del esfuerzo y el entusiasmo de muchos jóvenes por la investigación y la dedicación para publicar durante meses.
    Por ello, es importante reconocer qué revistas pueden y cuáles no pueden ser publicadas, respetar los derechos de autor y las regulaciones necesarias, para que los autores o lectores lesionados no se vayan, ya que esto puede perjudicar su futuro y la recepción de su conocimiento mismo.

  19. Se le llaman revistas depredadoras porque son seudocientíficas y cometen fraude al cobrar tasas muy altas para los investigadores. Se debe de informar en donde publicar una investigación porque las revistas depredadoras están al acecho. Como se menciona en el texto los investigadores que están empezando se ven tentados a publicar en una revista depredadora con falsas promesas como una rápida publicación y les prometen formar parte del comité editorial.

  20. Excelente articulo, lamentable hoy en día existen muchas modalidades de estafa en la que tanto científicos, investigadores, profesores, catedráticos, estudiantes, emprendedores, etc. Buscan un nicho donde publicar su trabajo de investigación o algún invento que revolucionara la sociedad, esto ha permitido a crear un negocio fraudulento engañando a muchos; por eso es muy importante este articulo ya que nos ayuda a tener en cuenta dichas características para poder reconocer dichas revistas, por eso es necesario revisar dichas informaciones de revistas desconocidas tomando en consideración esta revista con otras y llegar a la conclusión si es o no exacta; entonces es un gran aporte este articulo ya que busca la veracidad frente a este gran problema.

  21. Es una pena que existan este tipo de instituciones que se aprovechan del entusiasmo de muchos jovenes por querer publicar meses de esfuerzo y dedicacion de una investigacion. Deberian haber entidades que regulen y sancionen este tipo de actividades, pero tambien esta en nosotros averiguar con que institucion vamos a trabajar. El contenido de este post es bastante informativo y supone un medio de ayuda para identificar a las denominadas “revistas depredadoras”.

  22. El articulo plasma la realidad de miles de profesionales que no tienen acceso a publicar sus investigaciones científicas en portales acreditados y son presas del engaño de estas malas practicas de las editoriales. Se nota la necesidad de que exista una plataforma que acopie publicaciones científicas que den merito al trabajo realizado por estos profesionales. Por otra parte, saber identificar estas revistas con el fin de no ser victimas y evitar malos momentos como la perdida del tiempo, reputación, dinero, etc.

  23. El artículo nos muestra la problemática realidad del Perú, donde, primero, hay escasez de investigación y, segundo, no hay suficientes revistas y recursos para los investigadores; Las publicaciones depredadoras son aquellas que se aprovechan de estas debilidades de manera poco profesional para su propio beneficio, marcadas por distintos niveles de deshonestidad y falta de apertura en sus actividades.
    Las revistas depredadoras pueden tener graves implicaciones, ya que la sociedad depende de artículos de alta calidad por una variedad de razones, incluido el desarrollo de políticas públicas y el apoyo de los procesos judiciales, por ende la proliferación de artículos científicos de baja calidad puede generar incertidumbre en las instituciones gubernamentales o actuar como plataforma para grupos de presión dogmáticos.

  24. Interesante investigación que nos previene sobre este lado oscuro que existe en las publicaciones de artículos, sacando a la luz las malas practicas de algunas editoriales.
    Parece indignante y hasta difícil de creer que estas revistas lleguen a “secuestrar” investigaciones de profesionales solo para seguir manteniendo su falsa imagen de ser revistas serias. Y concuerdo con el autor sobre la responsabilidad de las universidades y centros de formación de dar conocimiento y difusión sobre las practicas correctas para las publicaciones de investigación, para evitar que más profesionales sean sorprendidos por estas malas editoriales y evitar que manchen de esa manera su experiencia en la publicación de sus trabajos de investigación que toma tanto esfuerzo y dedicación. Sin duda estas malas prácticas representan una completa falta de respeto a los investigadores y a sus trabajos, esperemos se tomen las medidas correctivas a estas editoriales para eliminar combatir estos actos antiéticos.

  25. Este post hace énfasis en la necesidad de fomentar la creación de centros de acopio para las publicaciones para estas investigaciones. Aunque actualmente, se cuenta con repositorios, se observa que aun poseen un pequeño problema, su lenta actualización.

  26. Muy buen articulo ya que desenmascara la falsedad de las universidades sin miedo alguno, ya que el mal uso del marketin afecta a las personas a como por ejemplo un anuncio le da a un consumidor nueva información, o altera su opinión, incluso ligeramente, la marca detrás de ese anuncio está alterando la percepción de la realidad de ese consumidor.

  27. En mi criterio la aparición de estas revistas que son caracterizadas como fraude científico parece haberse instalado entre la comunidad académica aunque en realidad el acceso abierto y las revistas depredadoras no tienen la más mínima relación, estas últimas intentan aprovechar aspectos laterales de las primeras para conseguir sus propósitos de engaño.

    El segundo punto importante para mí perspectiva a considerar es que, si una revista es depredadora, los artículos publicados en ella carecen de validez académica. Claramente: no pueden ser utilizados ni para acreditaciones ni para ninguna clase de méritos que pueda sustentar una carrera académica.

  28. La aparición de estas revistas que son caracterizadas como fraude científico parece haberse instalado entre la comunidad académica aunque en realidad el acceso abierto y las revistas depredadoras no tienen la más mínima relación, estas últimas intentan aprovechar aspectos laterales de las primeras para conseguir sus propósitos de engaño.

    El segundo punto importante para mí perspectiva a considerar es que, si una revista es depredadora, los artículos publicados en ella carecen de validez académica. Claramente: no pueden ser utilizados ni para acreditaciones ni para ninguna clase de méritos que pueda sustentar una carrera académica.

  29. El proceso de investigación incluye diferentes fases para la realización, cada uno con sus propias características que convierten este entorno en un proceso complejo, pero sólo al mismo tiempo, donde cada autor de la utilización de los conocimientos y sobre todo la experiencia adquirida, con el objetivo de un problema o una necesidad de reaccionar implicaciones sociales. Su objetivo se logra mediante los resultados de la conservación y la posterior discusión sobre la base de la evaluación crítica del investigador. Estos se presentan a la comunidad científica en el informe final de la investigación y por lo tanto se estructura de acuerdo a la actividad científica, facturado sobre la base de la metodología.

    Sin embargo, situaciones en las que la calidad y la pertinencia de los resultados se distorsionen por errores frecuentes y una solución simple que borrosa la transparencia de la escritura. La realización de una escritura científica apegada a la excelencia es el resultado de un proceso de interés personal continuo y alto debido a la superación constante en virtud de los criterios para hacer lo que hacen, aprender a hacer esto. Los procesos de selección, evaluación y publicación, que se han llevado a cabo con la competencia de los equipos de publicación en cada órgano de información científica y tecnológica, también han contribuido a este esfuerzo.

  30. El avance de la tecnología y digitalización esta haciendo que se creen mayor cantidad de revistas y páginas web donde buscan a través de artículos e investigaciones científicas brindar mayor conocimiento sobre determinados temas de interés, que algunas veces resulta desconocido por la población; sin embargo ello ha echo que las nuevas revistas lleguen a tergiversar el sentido de emitir, publicar y transferir información correcta y corroborada a volverse en sólo un comercio, un fraude por el que sólo pretenden ganar dinero sin darle la importancia al autor y lectores del mismo. Por ello es importante reconocer revisar en que revistas se pueden realizar publicaciones y en cuales no, respetando los derechos de autor y reglamentos necesarios, para que no salga el escritor perjudicado, ni el lector ya que podría perjudicar en su futuro y el conocimiento que recibe del mismo.

  31. Las revistas predadoras buscan obtener beneficios económicos a través del engaño. Según Jeffrey Beall ,se dice que estos editores son depredadores porque su objetivo no es promover, preservar y difundir el conocimiento; al contrario, su objetivo es explotar el “pago por el autor”, un modelo de acceso abierto, en beneficio propio».
    Se trata de un compendio de malas prácticas editoriales que buscan captar a investigadores ofreciéndoles publicar rápidamente, con requisitos simples de cumplir.

  32. Las revistas open access son una de las mejores esperanzas de la humanidad, por la posibilidad de una ciencia al alcance de todo el planeta, mientras que las revistas depredadoras podrían amenazar este escenario al arrojar la sombra de un mezquino fraude sobre revistas legítimas.
    Aunque en realidad el acceso abierto y las revistas depredadoras no tienen la más mínima relación, estas últimas intentan aprovechar aspectos laterales de las primeras para conseguir sus propósitos de engaño. El negocio del juego sucio es de llas revistas depredadoras.

  33. Las revistas open access son una de las mejores esperanzas de la humanidad, por la posibilidad de una ciencia al alcance de todo el planeta, mientras que las revistas depredadoras podrían amenazar este escenario al arrojar la sombra de un mezquino fraude sobre revistas legítimas.
    Aunque en realidad el acceso abierto y las revistas depredadoras no tienen la más mínima relación, estas últimas intentan aprovechar aspectos laterales de las primeras para conseguir sus propósitos de engaño. El negocio del juego sucio es de llas revistas depredadoras.

  34. Las revistas depredadoras o pseudo-journals publican artículos de investigación sin aplicar los estándares de calidad que se espera de las genuinas revistas académicas, muy notablemente sin llevar a cabo procesos de evaluación externa. Dado que, a cambio de publicar, exigen un pago a los autores, a veces se confunden errónea e injustamente con las revistas de tipo open access. Y esto es un problema añadido de enorme magnitud.

  35. Requiere valor presentar un artículo de esta naturaleza en una universidad pública donde los docentes a tiempo parcial llevan la peor partes con exigencias de sus autoridades, de tener grados, diplomados y especializaciones a los cuales no pueden acceder por falta de recursos. Pero solicitan a las autoridades publicaciones científicas y libros, ni los decanos ni directores de escuela tienen esas publicaciones dejando la interrogante ¿Cómo existen autoridades universitarias dirigen la universidad sin publicaciones?.
    Los docentes contratados sufren una cuota amarga en sus haberes, por que después de varios meses las autoridades le dan sus resoluciones para luego cobrar a destiempo. Una injusta realidad por incapacidad de las autoridades a quienes pareciera que no les interesa sus colegas, sino sus altos sueldos y el poder que siempre tratan de tener aún por su incapacidad. Por ello las universidades no investigan y están rezagadas en los últimos lugares de evaluación en América Latina.

  36. Buen artículo que denuncia una realidad que angustia a los docentes. El nacimiento de las revistas depredadoras se convertió en un modelo de negocio, un maquillaje de estafa que ha tenido gran demanda durante los últimos años, por el hecho, ante la necesidad de los autores de difundir los resultados de sus investigaciones, siendo la vía más rentable a través de artículos publicados en revistas científicas; sin embargo, no solo sirve publicar en una revista, se ha de tener en cuenta una serie de indicadores de calidad y de impacto que deben tener estas publicaciones… Estos depreadores como aves de rapiña trafican en concoidas universidades , mayrormante públicas aprovechando la necesidad de pretender hacer competitivos a los docenetes universitarios.