El pañuelo de Lucila y mi cólera por Alfonso Ugarte (Segunda Parte)

Alfonso Ugarte se había convertido en lo mejor de Iquique, yo estaba seguro que los tiempos de tranquilidad y estabilidad habían llegado, pues este alcalde había convertido el pueblo en un lugar mejor para vivir. Esta historia parece tener un final feliz, sin embargo las cosas pueden tornarse oscuras cuando una guerra, misteriosa y cercana podía estallar en cualquier momento.

55
4345
Tras un devastador terremoto que azotó Iquique en 1868, nuestro pueblo se recompuso de forma considerable y ahora, con la llegada del tal Ugarte, las posibilidades de un futuro mejor se hacen cada vez reales. Eran otros tiempos, tiempos de paz y tranquilidad. Seguridad para los ancianos y futuro prometedor para los jóvenes, sin embargo, la noticia de no poder tener hijos con mi esposa Lucila me había entristecido bastante.
Trato de ser fuerte y recomponerme lo más rápido posible, mi matrimonio con Lucila vale la pena. Por otro lado, ella, quien está más sensible, se hace la fuerte de día pero se destruye por las noches. Cada mañana y antes de salir a trabajar, le adorno nuestra habitación con las mejores rosas que podía encontrar. ¿De dónde las conseguía? Bueno, la municipalidad de Iquique tiene en las afueras de sus puertas un jardín hermoso, el tal Ugarte no se molestaría si le quitaba algunas cuantas.
Si supieran el placer que sentía acabar con el jardín del tal Ugarte, me darían la razón que todo riesgo de ser pillado vale la pena, pero tanto tenté al destino, que un día el alcalde me atrapó: ¡Oiga! ¿A dónde va usted con mis rosas?, me preguntó. No sabía qué decir, quedé helado. Disculpe la molestia señor, solamente quería rosas para mi esposa, respondí nervioso.
Y si tanto las necesita por qué no entró a la municipalidad para pedírmelas, en lugar de entrar como ladronzuelo y destruir el jardín, rebatió Ugarte. ¡Por favor señor, no me haga arrestar!, solo quiero alegrar las mañanas de mi esposa, trataba de explicarle.
Como amigo podría perdonar pero como alcalde debo hacer cumplir la ley, me dijo Ugarte. ¡No señor, me equivoqué! Sé que mi acción es reprochable pero lo hice por mi esposa, insistí.
Sabías que esto tendría un castigo y sin embargo lo hiciste. Si dices que la razón es amor supongo que es justo tomar cualquier riesgo, explicó Alfonso Ugarte. ¡Ahí vienen los guardias!, me advirtió. En ese momento y cuando estuve a punto de aceptar el castigo el alcalde me dice: Antes de que te vayas, llévate las moradas también, son hermosas y no se ven a menudo en otra parte, sonrió. Y haciéndole una reverencia agarré las flores para huir rápidamente de la escena.
Desde mi encuentro con Alfonso Ugarte sentí que todo había mejorado. La clientela fue buena y nadie se quejaba de mi trabajo, más personas venían a mi zapatería y hasta pensaba que algunas de ellas gastaban a propósito sus zapatos para venir a verme. La economía en Iquique crecía cada vez más y se hacía sentir en mis bolsillos. Al salir del trabajo, compré algunas frutas para llevárselas a Lucila y alegrarla un poco más.
Al llegar, ella me esperaba mirando al vacío, su rostro a duras penas expresaba una pequeña sonrisa. La tristeza nos embarga nuevamente para sentarnos a llorar en un rinconcito, abrazados. Mañana Ugarte saldrá a compartir con los pobres, me enteré en el diario. ¿Vamos, Lucila?, le dije. Si escondes la barriga y caminas como él, ¡vamos!, me respondió. ¡Eso me pasa por hablador!, repliqué y ambos pasamos el mal rato con risas.
A la mañana siguiente Lucila se levanta muy temprano para arreglarse. ¡Caray!, estaba hermosa, pensé. Es la mujer más bella de Iquique, ni siquiera en nuestra boda se había arreglado tanto como ahora. ¡Ugarte algún día me tendrá que rendir cuentas! ¡Hace favores a los demás y a mí no me hace el favor de irse a vivir a otra parte!, vociferaba. ¡A callar bellaco! ¡Que la idea de salir a verlo fue tuya!, contestó Lucila. Ambos reímos sin parar.
Como siempre, ella se complacía cuando la sorprendía con rosas por las mañanas, si supiera de dónde las consigo es capaz de mandarme a fusilar. Al llegar a la municipalidad el tal Ugarte hace gala de su fino andar y  no tardó en saludar al pueblo: ¡Muy buenos días, Iquique! Saludo que todos no tardaron en contestar con cariño: ¡Buenos días, señor alcalde!
Es curioso, antes ningún burgomaestre se había atrevido si quiera a saludar a todo el pueblo, sin embargo, Ugarte era capaz de caminar hacia nosotros y saludarnos uno por uno si fuese posible.
¡Quiero agradecer a todo Iquique, sus muestras de cariño son la fuerza que me obliga a hacer las cosas bien!, ¡semana a semana caminaré con ustedes y veré con mis propios ojos sus tristezas y alegrías!, exclamó Ugarte. Palabras que cómo sabrán, causaron gran algarabía en todo el pueblo, pero sobre todo en Lucila.
Admito que el alcalde era gentil con los pobres, los ayudaba y brindaba su apoyo. Al pasar por mi zapatería, Ugarte preguntó quién era el dueño. Lucila y yo quedamos sorprendidos y al responderle que nosotros, él me mira y no tardó en reconocerme. Con una sonrisa cómplice, se quita los zapatos y me dice: Por favor caballero, ¿puede componerlos?
Lucila no tardó en responder por mí: ¡Por supuesto señor! ¡Mi esposo no tardará en arreglarlos! ¡Mañana mismo estarán listos para usted! Ugarte se despide de mí con un fuerte apretón de manos y se quita el sombrero ante Lucila, haciéndole una elegante reverencia.
Ya se habrán imaginado cómo reaccionó ella ante tanta cortesía. Simplemente yo atiné a sonreír.  Antes de despedirse del pueblo, Ugarte prometió atender las exigencias de todos en la brevedad posible e hizo una pequeña advertencia al destructor de jardín: ¡Iquique, tengan por seguro que en mí tienen a un amigo más que un alcalde y que cumpliré con sus necesidades para conseguir el progreso! Antes de retirarme, ¡ya atraparé a ese bellaco que se lleva mis rosas! concluyó. Reconozco que pasé un buen susto, pero Ugarte me mira y sonríe.
Espero que no esté hablando de ti, me dice Lucila. Entre tantos aquí, ¿qué te hace pensar que soy yo el que se lleva las rosas de Ugarte?, le pregunté con cinismo. Pues, porque dijo ¡bellaco!, y aquí el único del pueblo eres tú, me respondió. Reconozco que esa broma no me gustó, pero ¡Dios bendito!, cómo me reí.
Llegando a casa vimos algunos indígenas siendo castigados severamente por sus capataces, Lucila quería interferir ante tal barbarie, pero yo tomé su mano y no se lo permití. ¿A dónde vas Lucila?, le pregunté. ¡A impedir que sigan golpeándolos!, respondió. No lo hagas, es probable que esos indígenas se lo merezcan por no cumplir su trabajo, le expliqué. Ningún discurso es aceptable para golpear a la gente, sea quien sea. ¡Cómo me hubiese gustado ver la reacción del Alcalde Ugarte ante semejante atrocidad!, dijo Lucila molesta. Aquel momento me dejó una valiosa lección.
¿Qué tan bueno podía ser Alfonso Ugarte? y ¿quién era en realidad? Estaba tan decidido a resolver el misterio que preguntaba a casi todos mis clientes que venían a mi zapatería. Es de familia adinerada, me decían. Es un hombre culto, estudió fuera del país; domina el inglés, francés y alemán.  ¡Increíble!, nada más falta que me digan que Ugarte haya sido bombero, pensé en voz alta. ¡Así es señor!, me dijo un vecino. El alcalde fue uno de los fundadores de la Compañía de Bomberos de Iquique, continuó. Definitivamente yo era un reverendo bellaco al lado de él, medité.
Un día llegué a casa con una decena de rosas que le seguí quitando a Ugarte y mientras ella dormía arranqué algunos pétalos y se los coloqué a su alrededor, al despertar y notar mi presencia me recibe con un fuerte abrazo. ¡No te cambiaría ni por mil Ugartes!, me respondió con lágrimas en los ojos. Aquel momento yo no lo olvidaría jamás, había empezado una nueva historia de amor que prometía el mejor de los finales.
5 de abril de 1879, todos los diarios hacen la noticia oficial, Chile nos había declarado la guerra. Una guerra que prometía destruir todo lo que yo había empezado amar, una guerra que estaba dispuesta a no perdonar nada, una guerra en la que hombres, mujeres y hasta niños tendrían que participar. Una guerra en la que el tal Ugarte estaba seguro de luchar, y yo, sin saberlo aún, estaba dispuesto a pelear a su lado.
Los días de paz habían terminado, el alcalde decidió cambiar las rosas por espadas, pues estaba seguro que a la guerra Iquique peleaba. Pero esa es otra historia que estoy dispuesto a contar si el enemigo me deja escribirla…
Colaboración: Instituto de Estudios Históricos del Pacífico
Bibliografía: «Alfonso Ugarte, de la leyenda a la realidad», Alejandro Tudela Ch. (Colección bibliográfica del INEHPA)

55 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. No es nada extraño leer los escritos de Núñez Centurión que tiene el don de escribir con gran maestría sobre amor y guerra, algo que cualquier pluma no llega, sólo su estilo lo puede lograr. Un joven escritor y emprendedor histórico que sacrifica todo por sus ideales patrios. Un emocionante y tierno relato de amor conyugal, lo que él hacía para alegrar y ver sonreír a su amada regalándole rosas todos los días.

  2. Una de las mejores partes fue cuando su esposa habla por él cuando es consultado por su zapatera, a él solo le queda asentir y reír cuando Ugarte le manda una indirecta acerca del ladrón de las rosas de su jardín

  3. Gran continuación de uno de los artículos más amenos y entretenidos que nos cuenta la segunda parte de la historia de esta pareja que prácticamente gira en torno al entonces alcalde y Gran figura reconocida, Alfonso Ugarte.
    Es muy graciosa la parte en la que se encuentra atrapado robando las rosas del jardín del propio Ugarte, pero a la vez podemos ver su amabilidad y él puede recordar y ver por qué es tan admirado.

  4. Es interesante como por medio de un relato podemos conocer sobre la vida cotidiana en el pueblo de Iquique en esa época, apacible, tranquila, y sobre todo conocer aspectos de la personalidad de Alfonso Ugarte y de la percepción que las personas tenían de él, para ellos era una persona amable, preparada y admirada. Estos aspectos se puedan conocer a partir de la historia del amor entre Lucila y su esposo, que se cuenta de manera entretenida, con anécdotas entre ambos y Ugarte, sin embargo, el desenlace también es parte de la historia de nuestro Perú y las guerras por la que tuvimos que pasar, donde los pobladores y Ugarte con mucha valentía se encontraban dispuestos a dar su vida por su patria y su gente.

  5. Dos Impirtantez razones para resaltar esta historia: el amor que hay entre lucila y su esposo y el esfuerzo que hacia por hacerla feliz y otra mucho más importante la humildad de Ugarte, en esta crónica vemos como el se comportaba con el pueblo siempre ayudando y manteniendo contacto con las personas. Estas son las personas que necesita al Perú en el poder más amigos según dice Ugarte. Y ya sabemos como terminó Est historia con la guerra.

  6. La historia continua en base a un amor platónico de Lucila por el burgomaestre Alfonso Ugarte, un hombre muy apuesto que inspiraba confianza, sensatez y justicia para con su pueblo y eso se refleja en la escena donde pilla al esposo robando las rosas para su esposa, la cual llegó a darse cuenta que el «bellaco» del que hablaba el burgomaestre era su esposo. Por otra parte ya conocida la noticia de la fertilidad en la primera parte de la historia, aquí más nos muestra un amor incondicional digno de admirar por muchas parejas y en referencia a esto Lucila expresa que no cambiaría a su esposo ni por mil Ugartes.

  7. El ¨bellaco¨ estaba enamorado, al igual que su esposa lucila, ¨bellaco¨ estaba enamorado mas, tomaba riesgos de ser arrestado y ser castigado por robar las rosas, y no rosas de cualquier persona de pueblo ,sino del mismísimo alcalde, Ugarte. Este alcalde lo entro en pleno acto, cualquiera al encontrar robando tus pertenecías se molestaría y te sancionaría, pero este alcalde no, es mas, le sugirió una mejor flor. Grande el alcalde Ugarte.

  8. En esta segunda parte de la historia nos muestra el por qué los habitantes de Iquique apreciaban al alcalde Ugarte, era una persona que transmitía confianza, respeto, justicia, amabilidad y muchas otras cualidades que no se veía antes en ningún burgomaestre. En lo respecto a la relación de Lucila y su esposo, después de enterarse de no poder tener hijos, está progresando; en esta segunda parte se puede apreciar más como la relación va mejorando. El esposo comprendió que tanto él como Lucila necesitan apoyarse mutuamente para poder sobrellevar esa noticia. Todo estaba mejorando tanto en Iquique como en la relación de esta pareja, sin embargo algo debe pasar, en este caso la guerra. La guerra, que lleva la vida de miles de personas, donde chicos y grandes luchan, donde la paz desaparece, donde solo se deseaba que terminara pronto.

  9. Sigo enganchada con la historia de esta pareja y como la relacionan con el alcalde Ugarte. Muy bueno.
    Las cosas que realiza este «bellaco» por hacer feliz a su esposa Lucila es motivo de risa, pero también admirable que a pesar de carecer de riquezas materiales él trataba que su amor sea lo primordial.
    Por otro lado vemos cuáles son las causas para la población cuando existe un buen gobernante, funcionario; a favor del buen común y no particular.
    Está familia y la población en sí crecían cada vez más económicamente,y eso lo notaban en su bolsillo, gracias a las acciones del alcalde Ugarte .
    En la actualidad en vez de ser mejor al pasado , estamos con problemas de buenos valores en la sociedad. Problemas de corrupción en el se encuentran involucrados grandes funcionarios. Una pena.
    Por último llega la guerra, ahora veremos los grandes problemas que trae consigo a todo un país…
    Buen artículo!!!

  10. Iquique antes de ser arrebatada por aquella guerra, hermosa ciudad, tan próspera y tan bien gobernada.
    Alfonso Ugarte, alcalde de Iquique, hombre culto, humilde, caballero y bondadoso, burgomaestre ejemplar, de los pocos que la historia nos enseña.
    En esta parte conocimos un poco más del gobernante y la ciudad de los personajes, que si bien es cierto nos presentan una historia muy conmovedora, de amor, lealtad y superación; serán participes de una guerra que marcó tanto al Perú, de una derrota que se sintió muchas décadas siguientes.

  11. La segunda parte del pañuelo de Lucía relata la vida política de Alfonso Ugarte cuando asumió la alcaldía de Iquique siendo muy joven, portandose como una persona humilde, y de gran acercamiento a la población para saber cuáles son sus necesidades, demostrando desde temprana edad su compromiso con lo que se le encomendaba y Su caballerosidad y gallardía.
    Fue así como iba naciendo la Historia de este gran héroe que iba a entregarnos su valor y Patriotismo en defensa de nuestra patria.

  12. La segunda parte me encanto, fue muy emotivo porque nos demuestra el verdadero significado del amor y claro a la vez nos narra cómo era el alcalde Iquique un hombre con mucha cultura pero también como mucha humildad. En esta segunda parte ya vemos q se da el inicio de la guerra contra Chile, en el cual Alfonso Ugarte estaba muy decidido a pelear contra todo pronóstico y vencer al enemigo.

  13. Una excelente segunda parte,bien cierto que los tiempos de antes eran totalmente diferentes ya que Alfons Ugarte era una persona la cual sentía cuales eran las necesidades del pueblo en aquel entonces, un verdadero líder el cual se preocupaba por todos, tenia el apoyo de su esposa que es fundamental, ugarte sabia que era estéril pero aun así el dedicaba todo para enamorar a su esposa mas y mas estando siempre con ella y eso es digno de admirar, en la actualidad todos esos valoren ya no hay ejemplo están los gobiernos corruptos entre otros.

  14. que excelente continuación como lucila afronta el problema , y como su esposo al saber que siendo estéril y no le puede dar descendencia sigue con ella día a día enamorándola, es de un hombre muy admirable, no es una figura importante como Alfonso Ugarte , pero luchó por la conquista de amor hacia ella.
    Nos deja una bonita reflexión y nos pone en el contexto de la guerra eso se pone cada vez mas interesante.

  15. Maravilloso articulo!!!! Me encanto demasiado!!!!!
    El señor Alfonso Ugarte te transmitía una paz y serenidad posible, una persona humilde y sencilla que podía hablarte como a un hermano pues no lo encontrabas en todas partes. El tal gesto de que el alcalde permita que roben las rosas fue lindo. Nunca pensé que toda bonita historia de amor tendria que llegar a su fin pero en tiempos de guerra todo puede pasar. Sabiamos que Ugarte, honorable persona, no lo pensaría dos veces al luchar en el combate de Iquique y en próximas batallas contra los chilenos pero lo que no me esperba era que el amado de Lucila iba a estar con el en todo momento. Su honor y valentía inspiraba a todos los iqueños de luchar hasta el final. Este articulo me encanto porque te transmitío una historia de amor y guerra. Excelente articulo!

  16. En la primera parte se ve que lastimó profundamente a su pareja por su condición, pero aquí demuestra que está dispuesto a demostrarle todos los días que estará dispuesto a llenarla de detalles para mostrarle que es importante para él. lo que nos demuestra que para amar no es necesario obsequiar cosas muy caras ,lo mas importante son los sentimientos que transmitimos con ello.

  17. Que diferente era el Perú de antes, sus gobernantes como Ugarte un hombre culto, sabio que lo único que quería era dejar un legado a través de sus acciones buscando mejorar la vida de los pobladores, siendo un hombre sencillo que sólo le importaba satisfacer las necesidades de los ciudadanos y era muy human0!! .
    Hoy en día, lamentablemente los gobernantes buscan lucrarse con el dinero del pueblo!!

  18. Leí la primera parte hace un momento y me quede atrapada en la lectura, definitivamente es una historia demasiado conmovedora que nos enseña de manera indirecta la lucha constante que debe haber contra los problemas y luchar contra ellos para asi poder salir adelante. Excelente articulo!

  19. Una linda historia,emocionante, conmovedora y con una gran mensaje que nos deja ver que para demostrar el amor hacia la persona que amamos no es necesario obsequiar cosas muy caras ,lo mas importante que brindarlas de todo corazón y Alfonso Ugarte nos da una gran lección.

  20. Una hermosa historia muy conmovedora, que nos relata la historia de una familia que apesar de todo siguen luchando hasta el final sin importar las dificultades que se les presente, aun estando en guerra. Tambien nos relata como bolognesi lucha por su patria.

  21. En ésta segunda parte vemos como todo va mejorando, gracias al amor que se tienen, y también a Ugarte como alcalde siendo admirado por todo su pueblo y sobretodo por Lucila ya que ya tienen un primer contacto gracias al bellaco de su esposo quien se mantiene firme en su conquista diaria, veamos que más trae esta interesante historia

  22. Esta segunda parte muestra como el amor permitió que la pareja siga junta , tratando de superar día a día la pena que los aquejaba el no poder tener hijos. De esto se trata la vida de poder superar los obstáculos y si es en compañía de un ser querido el dolor se desvanece y lo convierte en una razón más de salir adelante.

  23. La historia continúa en donde la pareja se fortalece luego de haber pasado las duras pruebas que le ponen la vida como es el caso de que la esposa no pueda tener hijos y los celos que puede sentir el esposo por la admiración que tiene Lucía hacia Alfonso Ugarte un gran hombre que luchaba por el país y que además realizaba un buen gobierno .de forma honesta sin corrupción.a pesar de eso la pareja se siguió fortaleciendo dándose muestras de amor de forma diaria.algo que en la actualidad no ocurre en la mayoría de las pareja con el pasar de los años estás pareja entran a la monotonía y a la vez llegan al fin de una relación.es lamentable pero real.

  24. Bonita historia de amor, un amor de aquellos que en la actualidad ya casi no se ve y que debería ser de ejemplo para las parejas de ahora.

    Pese a que Lucila no podía tener hijos y pese a la gran admiración de ella por Alfonso Ugarte, tan grande que a cualquier hombre le hubiera dado celos, el amor de esta pareja se mantuvo intacto. Esta historia muestra que cuando se ama de verdad, no hay dificultad que no se pueda superar y esto se puede aplicar en cualquier área de la vida, cuando amas a tu pareja, a tu familia, tu trabajo, tus amigos, no hay montañas que no puedas escalar.

    Este artículo también nos relata la gran persona que fue Alfonso Ugarte, en todos los sentidos, digno de admiración y respeto, que no solo demostró amor por la tierra que lo vio nacer, sino también por su gente.

  25. Una interesante historia de amor donde la vida misma se envarga de ponerle pruebas e incluso un hecho como la guerra que sin duda cambio el destino de dos paises y con ello de su poblacion en medio de algo tan contextual como la guerra que deja consigo consecuencia desfaborables se encuentran estas historias donde se ve el valor del amor.

  26. La segunda parte de la historia nos muestra como esta pareja a pesar las dificultades deciden seguir juntos, todo gracias al amor que se tienen, demostrándose con detalles y apoyo; la presencia del alcalde Ugarte ayuda en parte en la relación de esta pareja. Cuando todo parece que está bien, siempre sucede algo que amenaza con destruir la paz y armonía, en este caso es la guerra con Chile y esto pone en peligro no solo a Iquique sino también la relación de estos esposos.

  27. Esta segunda parte muestra como el amor permitió que la pareja siga junta , tratando de superar día a día la pena que los aquejaba el no poder tener hijos. De esto se trata la vida de poder superar los obstáculos y si es en compañía de un ser querido el dolor se desvanece y lo convierte en una razón más de salir adelante.

  28. Una artículo interesante que la historia te mantiene entretenido de inicio a fin se ve en este segunda parte como la paz y un buen porvenir aparente está llegando hacia Iquique, la tranquilidad con la que se vive esa es transmitida en toda la población esa misma paz se transmite en el la vida del protagonista ya que a pesar de las circunstancias que había atravesado decide seguir a lado de su esposa y demostrarle su amor hacia ella con cada detalle pese a los problemas valía la pena seguir juntos como familia como muchos deberían tomar este ejemplo.

  29. Una historia que nos muestra como es que la pareja continúa con su vida de la mejor manera posible a pesar del incidente de no poder tener hijos.
    También nos muestra a un Alfonso Ugarte como alcalde de Iquique que al parecer está realizando una buena gestión ya que las cosas van mejorando para los ciudadanos de Iquique; así también la forma de ser que este presenta para con los ciudadanos es de valorar, ya que muchos cuando llegan al poder se olvidan de las personas.

  30. Muy bonito articulo, segunda parte de la historia del Alcalde de Iquique, el heroe de la Guerra del Pacifico Alfonso Ugarte, de principio a fin la historia te atrapa en un mundo donde no puedes dejar de imaginar lo que se esta narrando, a continuar con la tercera parte.

  31. Hermosa historia de un sentimiento muy bonito como es el amor y sobre todo cuando este tiene sus escenarios en tiempos de guerra.
    Esta historia tambien narra de la acción de nuestro héroe Alfonso Ugarte, en su caballo blanco que con urgencia, acudió a un sitio y otro tratando de mantener el enlace de los batallones y de llevarlos hasta la cresta del morro para defenderlo hasta el mar. Tomó Ugarte en sí esta responsabilidad porque ya casi todos los jefes peruanos estaban muertos o heridos. La bandera bicolor quedó flotando en varios brazos, sin llegarlo a tocar el enemigo, y que entonces un jinete lo arranchó a quienes lo tenían y espoleando a su caballo blanco se lanzó al vacío con la bandera en su mano, así dio su vida llevándose con el el orgullo y amor por nuestra patria

  32. Por el amor a su esposa fue capaz de arriesgar la libertad con tal de ver feliz a su esposa, de alegrarleslas mañanas con flores. Ugarte jamas dudo en pelear si Chile invadía al Perú y el esposo en hacer sentir bn a su esposa y hacerle sentir orgullosa tambien era capaz de pelear a lado de Ugarte. Lucila comprendio que la felicidad esta en como se vive cada día y como esta dispuesto uno a enfrentarla.

  33. y vemos con esta segunda parte la muestra de su gran persona que fue de nuestro héroe, que no solo debe ser recordado por eso hecho de haber realizado el acto heroico, sino también por las tantas cosas que hizo y de como fue en vida, y los colegios deben mostrar estas historias para que vean que los valores que muestran nuestros grandes héroes, ya que solo nombran el acto heroico y no lo resto. La historia si que te engancha ,asi que vamos por el siguiente!

  34. Igual que la primera parte esta historia te atrapa de principio a fin. Te vuelve a demostrar la capacidad que tenemos para poder hacer que los demas se sientan bien con nuestras acciones
    En la parte donde Ugarte descubre quien era la persona que cortaba sus rosas y la empatia que tuvo con el demuestra la calidad de humano que el fue.

  35. Un excelente articulo que combina lo malo que pasaba el país con el amor y dulzura de Lucila y su esposo, todo ello junto a la admiración a Ugarte que se maneja alrededor de una historia muy peculiar. Muy buena combinación. Todo se resume en el respeto, amor y admiración entre las persona.

  36. En esta segunda parte de la historia nos demuestra que a pesar de las dificultades como el no poder tener hijos, su esposo de Lucila le adornaba con las mejores rosas para que Lucila este contenta y darse cuenta que su cólera por Ugarte no era necesario ya que su esposa le adoraba y no le cambiaría por ninguno. Como me hubiera gustado tener un alcalde como Ugarte que realizó una gran labor para el beneficio de sus habitantes y compromiso por desarrollar mejoras. Ahora qué sucederá ante la guerra con chile y qué será con el pueblo de Iquique y el amor de estos dos jóvenes; seguiré con la tercera parte.

  37. Muy buen articulo y como se dice criollamente «no hay primera sin segunda» y definitivamente este articulo es fascinante te envuelve desde sus primeras lineas, te explica del amor que se vive en una pareja en la adversidad, es como si las palabras se transformaran en realidad y vieras con tus propios ojos lo que narra el articulo. Como dejar de mencionar a nuestro héroe que en toda estas narraciones se puede ver como era el en realidad ya que son muchas las personas que solo lo conocen como el hombre que se lanzo del morro de arica con la bandera, pero que en realidad Alfondo Ugarte es mas que eso y esto nos demuestra este articulo.

  38. Alfonso Ugarte se fue ganando el cariño de su gente con su caballerosidad y respeto, es digna de admirar su actitud. La historia muy interesante que atrae y te deja con el deseo de continuar leyendo, vamos por la parte 3 !!

  39. Esta historia sigue cautivandome !! Que lindo Y tan fuerte es el amor que supera las más grandes pruebas! , y que diferente era el Perú de antes, sus gobernantes como Ugarte un hombre culto, sabio que lo único que quería era dejar un legado a través de sus acciones buscando mejorar la vida de los pobladores, siendo un hombre sencillo que sólo le importaba satisfacer las necesidades de los ciudadanos y era muy human0!! .
    Hoy en día, lamentablemente los gobernantes buscan lucrarse con el dinero del pueblo!! Pero más allá de eso es una hermosa historia!!

  40. La segunda parte tan o mucho más interesante que la primera, la continuación de un amor con dificultades, pero al fin un amor verdadero, un amor que no conoce de fronteras y menos de miedos… un amor que esta dispuesto a luchar para salvar a los suyos, y ayudar a su pueblo, algo querríamos rescatar

  41. Caray! Que buena historia! Es como ver un capitulo de mi serie favorita. Ya voy a leer el que sigue por puro gusto, esperando que el ratero se apiade de mi y no me quite el celular con el cual leo este artículo.

  42. Increible historia narra que fue Alfonso Ugarte, en su caballo blanco y con celeridad de urgencia, acudió a un sitio y otro tratando de mantener el enlace de los batallones y de llevarlos hasta la cresta del morro para defenderlo hasta el mar. Tomó Ugarte en sí esta responsabilidad porque ya casi todos los jefes peruanos estaban muertos o heridos. La bandera bicolor quedó flotando en varios brazos, sin llegarlo a tocar el enemigo, y que entonces un jinete lo arranchó a quienes lo tenían y espoleando a su caballo blanco se lanzó al vacío con la bandera en su mano derecha por el lado norte del morro: era el coronel Alfonso Ugarte.

  43. Cuando se cometen errores y uno es consciente de ello, busca redimirse, sobre todo si lastima a la persona que quiere. En la primera parte se ve que lastimó profundamente a su pareja por su condición, pero aquí demuestra que está dispuesto a demostrarle todos los días que estará dispuesto a llenarla de detalles para mostrarle que es importante para él. Un tanto también lo usa para desquitarse del tal Ugarte.

  44. Un historia de amor de dos jóvenes, Lucila y su amado quien envidia al alcalde de Iquieque a Alfonso Ugarte muy admirado por Lucila lo cual hace que siente celos su amado.
    un sismo que sacude a Iquique, antes de la guerra. Luego vendrían los invasores chilenos para quitarnos tierras peruanas.
    Una emocionante y tierna sacudida de amor de pareja que para alegrar y verla sonreir a su amada le regalaba rosas todo los dias rosas. Una histori hermosa que falta su desenlace final.

  45. Una historia llena de moralejas, amor, que se da durante la guerra, donde Lucila y su esposo pudieron vencer los obstáculos :celos y el no poder terner hijos,pero su esposo pudo darse cuenta de su mal accionar y después sorprendió a Lucinda con detalles tan bonitos.

    Toda una historia conmovedora en tiempos de guerra, y también nos relata la buen labor de Ugarte alcalde de Iquique un gobernador intachable. Bonita historia…

  46. Al igual que la primera parte, esta historia atrae al lector con facilidad y a la vez nos relata los sentimientos de protagonistas sumergidos en una guerra; nos muestra la perspectiva de la importante labor de Alfonso Ugarte hacia el pueblo de Iquique como su alcalde y sobretodo la admiración hacia este buen hombre.

  47. QUE HERMOSO DETALLE DE ESTA APASIONADA HISTORIA DE AMOR EN PLENA LA GUERRA:
    «Aquel momento yo no lo olvidaría jamás, había empezado una nueva historia de amor que prometía el mejor de los finales.
    5 de abril de 1879, todos los diarios hacen la noticia oficial, Chile nos había declarado la guerra. Una guerra que prometía destruir todo lo que yo había empezado amar, una guerra que estaba dispuesta a no perdonar nada, una guerra en la que hombres, mujeres y hasta niños tendrían que participar. Una guerra en la que el tal Ugarte estaba seguro de luchar, y yo, sin saberlo aún, estaba dispuesto a pelear a su lado.
    Los días de paz habían terminado, el alcalde decidió cambiar las rosas por espadas, pues estaba seguro que a la guerra Iquique peleaba. Pero esa es otra historia que estoy dispuesto a contar si el enemigo me deja escribirla…»
    ESPERO CON ANSIAS EL FINAL DE ESTA HISTORIA DE AMOR.. PARCEZCO COMO PEGADO A LA TV. ESPERANDO EL SUSPENSO DE UNA NOVELA DE AMOR.

  48. Ojalá que en esta historia el amor no muera con el tiempo de la guerra. los celos son una mala consejera. Todos quieren para bien que solo las parejas son cómplices de una historia de amor con final feliz. Que la sacudidad del terremoto de Iquique no sacuda el verdadero amor.

  49. Un historia de amor de Lucila y su amado que envidia a Añfonso Ugarte, un alcalde de Iquieque muy admirado por Lucila y al cual siente celos su amado. Un enredo emocional que es acudido por un sismo en Iquique peruano, antes de la guerra. Luego vendrían los invasores chilenos para quitarnos tierras peruanas.Una emocionante y tierna sacudida de amor de pareja que falta su desenlace final por lo que faltan capítulos románticos.

  50. Existen celebres historias de amor en plena guerra en los dos bandos opuestos, incluso entre enemigos irreconciliables. Este artículo viene de San Valentín que estuvo en el aire en Iquique peruano. No es nada extraño leer los escritos de Lucho Nuñez Centurión escribir con gran maestría sobre amor y guerra, algo que cualquier pluma no llega, sólo su estilo lo puede lograr. Un joven gran escritor y emprendedor histórico que sacrifica todo por sus ideales patrios. Parec una desesperada pasión de admiración por Alfonso ugarte por parte de Lucila. una mujer joven de baja o media posición social, enamorada de su juven novio de origen humilde, un zapatero, que cumple también su boda al estilo varonil de Alfonso Ugarte. Un amor en llams capaz de volar por encima de todo peligro y problema en plena guerra. Una historia como para llevarla a un corto de televisión o al cine. Felicitaciones por este gran artículo de amor en plena guerra.