21.1 C
Lima, Perú
jueves, diciembre 2, 2021
El rol de la mujer en la Revolución Francesa

El rol de la mujer en la Revolución Francesa

Antes de la revolución, para muchos pensadores de la Ilustración, las diferencias biológicas marcaban a las mujeres como seres inferiores a los hombres en el orden natural. Las mujeres aportaron en un evento conocido como Días de Octubre, que impulsó a la revolución hacia un nuevo equilibrio de poder.

1095
24

Cuál fue el decisivo rol de las mujeres en la Revolución francesa (y el trágico final que sufrieron algunas de ellas)

Las mujeres desempeñaron un papel fundamental en un evento conocido como los Días de Octubre o la Marcha de Octubre, que impulsó la primera etapa de la revolución hacia un nuevo equilibrio de poder.

Los Días de Octubre o La Marcha de Octubre, cuando las mujeres marcharon hasta el palacio de Versalles. GETTY IMAGES
Los Días de Octubre o La Marcha de Octubre, cuando las mujeres marcharon hasta el palacio de Versalles. GETTY IMAGES
BBC News Mundo

BBC News Mundo

Servicio de noticias

“Maté a un hombre para salvar a 100.000″, fue lo que supuestamente dijo Charlotte Corday durante su juicio por el espantoso asesinato del revolucionario Jean-Paul Marat.

Desilusionada por la dirección radical y violenta que estaba tomando el grupo Montagnard, del cual Marat era uno de los líderes, Corday se coló dentro de su casa el 13 de julio de 1793.

Sorprendió a Marat mientras este trabajaba en su bañera y le clavó un cuchillo en el pecho, matándolo instantáneamente.

Su acto de violencia, inmortalizado en la pintura de Jacques-Louis David La muerte de Marat es uno de los más infames del período, ocasionó fuertes reacciones que se propagaron por París y cambió la percepción de las capacidades de las mujeres.

Pero Corday no fue de ninguna forma la única mujer que aprovechó la Revolución francesa como una oportunidad para la acción.

"La muerte de Marat" del pintor Jacques-Louis David, una de las obras más conocidas del período de la Revolución Francesa. GETTY IMAGES
«La muerte de Marat» del pintor Jacques-Louis David, una de las obras más conocidas del período de la Revolución Francesa. GETTY IMAGES

Salones y sociedades

Antes de la revolución, a los ojos de muchos pensadores de la Ilustración, las diferencias biológicas marcaban a las mujeres como seres inferiores a los hombres en el orden natural.

Se esperaba que las mujeres se sometieran a sus padres y maridos.

Y aunque algunas mentes de la época, incluido el filósofo Jean-Jacques Rousseau, pensaban que las mujeres debían tener derecho a una educación, esta debería centrarse en cuidar y educar a los niños ya que las mujeres se diferenciaban de los hombres en sus “derechos naturales”.

Sin embargo, a medida que la revolución se extendió por Francia, trayendo ideales de igualdad y fraternidad, las mujeres encontraron formas de participar en todos los aspectos.

Hubo quienes vieron la oportunidad de promover los derechos de las mujeres junto con los de los hombres franceses, como la activista y escritora Olympe de Gouges.

En 1791, de Gouges declaró que “la mujer nace libre y vive en igualdad de derechos con el hombre”.

Había mujeres, como Marie-Jeanne Roland y Germaine de Staël, conocidas como sallonières, que organizaban salones donde se fomentaban las ideas revolucionarias y se negociaba el poder político.

Y por supuesto, hubo mujeres que tomaron las armas.

En octubre de 1789, cuando la escasez de harina y el hambre en París generaban un descontento que se convertiría en ira, las mujeres estaban en el centro de la vorágine.

La marcha a Versalles

La ira por la creciente escasez de alimentos llevó a miles de personas a enfrentarse al rey en persona.

Las mujeres desempeñaron un papel fundamental en un evento conocido como los Días de Octubre o la Marcha de Octubre, que impulsó la primera etapa de la revolución hacia un nuevo equilibrio de poder.

En la mañana del 5 de octubre de 1789, muchas mujeres parisinas se manifestaban por el precio del pan en París.

La harina escaseaba y había una sensación cada vez mayor de que se les negaba la comida a los pobres a propósito.

También hubo rumores de que la noche anterior el rey Luis XVI había entretenido a los oficiales con un espléndido banquete.

Pronto, a las manifestantes se les unieron otras mujeres de los mercados cercanos o de la creciente turba que rodeaba al Hôtel de Ville (ayuntamiento) y que había saqueado la armería de la ciudad.

Los números aumentaron aún más con otros agitadores que buscaban una reforma política. Y un grupo de hasta 7.000 personas marchó más de 19 kilómetros hasta el sur de Versalles para presentar demandas al rey.

Una imagen de Marie-Jeanne Roland siendo capturada para ser juzgada. GETTY IMAGES
Una imagen de Marie-Jeanne Roland siendo capturada para ser juzgada. GETTY IMAGES

Las conversaciones tuvieron lugar durante toda la noche. Aunque en las primeras horas del 6 de octubre algunos alborotadores lograron acceder al palacio para buscar los aposentos de la reina.

La insurrección fue sofocada rápidamente por las tropas del rey, pero la situación siguió siendo tensa, y el Marqués de Lafayette convención a Luis XVI para que se dirigiera a los manifestantes que todavía estaban surgiendo alrededor del palacio.

La violencia cesó cuando el Rey dijo que él y su familia abandonarían su opulento palacio y se mudarían a París. Una vez allí, estarían bajo el control de la gente.

La Marcha de Octubre demostró el poder y la capacidad de la gente común, el tercer estado o tercer estamento , y lo que es más importante, las mujeres de París.

Mismos derechos

También hubo quienes solicitaron al gobierno derechos más particulares.

En marzo de 1792, Pauline Léon se dirigió a la Asamblea Legislativa en nombre de las mujeres parisinas para sugerir que se formara una milicia femenina para defender sus hogares en medio de una creciente violencia contrarrevolucionaria.

Aunque fue finalmente rechazada, su petición fue firmada por más de 300 mujeres.

Léon no era ajena a la lucha armada. Había marchado a la Bastilla en julio de 1789 llevando su propia pica.

Pero al igual que con otras mujeres, la participación de Léon no se limitó a disturbios y manifestaciones.

En 1793, junto con la actriz Claire Lacombe, fundó la Sociedad de Mujeres Republicanas Revolucionarias, una organización de corta duración que presionó por el derecho de las mujeres a contribuir a la revolución.

No fue de ninguna forma la única sociedad de ese tipo, ya que los clubes sociales y los salones revolucionarios se convirtieron en centros importantes, aunque con misiones distintas.

Por ejemplo, aunque se recuerda con razón a Marie-Jeanne Roland como una mujer influyente de la revolución, no era una defensora de los derechos políticos de las mujeres ya que sentía que todavía eran más afectivas en sus roles domésticos y detestaba el comportamiento radical de los sans-culottes (la mayoría de la gente de clase trabajadora de París).

También estaban las que hoy podríamos llamar “aliados masculinos”, como el intelectual y aristócrata Marie-Jean Caritat, Marqués de Condorcet.

En julio de 1790 publicó un artículo en un periódico en el que sostenía que los millones de mujeres de Francia debían gozar de los mismos derechos que los hombres.

El artículo causó sensación al abordar el sentimiento al abordar el sentimiento generalizado de que las mujeres no poseían a misma capacidad que los hombres para la racionalidad o el sentido de la justicia.

Al contrario, Condorcet desafió a los críticos a “mostrar una diferencia natural entre hombres y mujeres en las que legítimamente podría basarse en la exclusión”.

A su vez, el artículo de Condorcet inspiró al Círculo Social, uno de los clubes sociales más progresistas de la París revolucionaria, que lanzó una campaña por los derechos de la mujer entre 1790 y 1791.

GETTY IMAGES
GETTY IMAGES

Ambiciones obstaculizadas

Pero el periodo de la revolución que le dio a las mujeres ese sentido de progreso social no duraría mucho.

A pesar de su presencia en el centro de muchas facciones y salones, la opinión predominante seguía siendo que las mujeres podían servir mejor a la causa actuando como “madres republicanas”, responsables de enseñar a sus hijos a honrar y amar a la República y apoyar a la nueva sociedad que estaba siendo tallada.

Una y otra vez, los críticos insistieron en que la naturaleza determinaba roles diferentes para hombres y mujeres.

Estas divisiones y objetivos divergentes, tanto entre individuos como entre clases de mujeres, y reflejados en e movimiento en general, obstaculizaron cualquier posibilidad de progreso real.

En mayo de 1793, las mujeres fueron desterradas de los procedimientos gubernamentales y poco después se les prohibió formar asambleas políticas.

El asesinato de Corday de Marat en julio se convirtió en un punto de inflexión para el gobierno revolucionario. Y en octubre de 1793, todos los clubes de mujeres fueron prohibidos.

La cuestión de si la Revolución francesa promovió los derechos de las mujeres sigue siendo un tema polémico entre los historiadores de hoy.

Se otorgaron algunos derechos sociales a las mujeres: las nuevas leyes de sucesión, por ejemplo, significan que, independientemente del género, los hijos pueden heredar la riqueza de los padres por igual.

Hubo otro paso adelante para la condición jurídica de las madres solteras y sus hijos. Mientras que una nueva ley permitió otorgar igualdad de condiciones para hombres y mujeres en el divorcio.

Pero cuando Napoleón llegó al poder, los ideales de la “maternidad republicana” perseveraron.

Aunque la revolución fue sin duda una época de gran debate sobre el estatus y los derechos de las mujeres de todas las clases sociales, la revolución no cambió mucho en términos de su capacidad para contribuir a una democracia francesa.

Y aunque la revolución tuvo efectos prolongados, no puede verse como un contribuyente directo al sufragio femenino en Francia, un derecho que no recibirían sino hasta 1945.

Louis XVI dejó el Palacio de Versalles junto con el resto de la familia real debido a los sucesos de octubre de 1789. GETTY IMAGES
Louis XVI dejó el Palacio de Versalles junto con el resto de la familia real debido a los sucesos de octubre de 1789. GETTY IMAGES

El precio que pagaron

Tres mujeres terminaron pagando el precio máximo por sus actividades políticas.

Olympe de Gouges

La escritora y activista nació como Marie Gouze, hija de un carnicero autodidacta del sur de Francia. Ella fue en gran parte responsable de la introducción de los derechos de las mujeres a la causa revolucionaria.

Dirigiendo su folleto “Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadanía a la reina María Antonieta en 1791, Gouze se convirtió en una voz unificadora para las mujeres.

Sus escritos, junto con su relación con el grupo político Girondino, fue también su sentencia de muerte. Fue denunciada como “antinatural” y guillotinada durante El Terror en 1793.

Marie-Jeanne Roland

Fue escritora y anfitriona de un salón burgués clave de París en el que se gestaron por primera vez los ideales revolucionarios.

Obtuvo influencia en el gobierno cuando su esposo, Jean-Marie Roland, se convirtió en Ministro del Interior bajo Luis XVI en 1792.

Ayudó a redactar muchos discursos gubernamentales, incluida una carta de su esposo que criticaba al rey.

Los Roland continuaron ejerciendo su poder e influencia en el centro de la facción girondina.

Marie-Jeanne fue arrestada en mayo de 1793 en lugar de su esposo, quien había huido por temor a su propia detención.

Fue ejecutada por guillotina en noviembre de ese año. Sus últimas palabras fueron “¡Oh, libertad! ¡Qué crímenes se cometen en tu nombre!”

Charlotte Corday

Una aristócrata menor, Corday estuvo involucrada en la revolución desde sus primeros días, asistiendo a reuniones políticas e inspirándose en las ideas de la facción girondina.

Sintió que la facción Montagnard era demasiado radical y quería salvar la revolución eliminando a su líder Jean-Paul Marat.

El asesinato de Marat mientras se bañaba fue un punto de inflexión infame en cómo se veían a las mujeres en la revolución.

Corday fue guillotinada en 1793 y sigue siendo un símbolo de las acciones de las mujeres durante el tumulto que se extendió por Francia.

Vídeos relacionados:

Revolución Francesa El terror. mlujan511

Marcha de las mujeres a Versalles, escenas de película. Ignacio Sobrón

Las Mujeres en la Revolución Francesa. Fábrica de la Memoria

24 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. De acuerdo a este presente artículo que nos hace mención sobre el rol de la mujeres en la revolución francesa, lo cual es muy admirable el desempeño de ellas. Debido a la crisis económicas y la escasez de la harina, las mujeres salieron a protestar sobre estos problemas. dónde se dió la iniciativa a la primera etapa de la Revolución y crearon clubs de mujeres dónde leían, debatían los decretos de las asambleas y ayudaban a las personas necesitadas. Este lamentablemente no duró mucho tiempo.

  2. a medida que la revolución se extendió por Francia, trayendo ideales de igualdad y fraternidad, las mujeres encontraron formas de participar en todos los aspectos. No son pocos los nombres de mujeres cuya labor revolucionaria ha trascendido, Hay quien interpreta que las mujeres exigieron pan en su papel de madres y esposas; pero no está de más recordar que el desabasto de alimentos ha sido el gatillo de incontables levantamientos y motines, en los que suelen participar hombres, pero que, en este caso, inició gracias a las mujeres”

    • Gracias por el comentario y preferencias. Éxitos profesionales en esta nueva fase de tu vida en el campo de la gestión.

  3. La participación femenina fue muy intensa, a pesar de que tradicionalmente no se cuenta esta historia. En los medios populares, la mujer luchó no tanto por las reivindicaciones de signo feminista, como por las propias de su condición social. En medio de una situación de fuerte crisis económica, donde las mujeres, junto con sus compañeros y familiares, debían enfrentarse a la carestía de la vida. Ellas bien sabían lo que costaba el pan y las dificultades para sacar adelante a sus familias. En el seno de la burguesía las mujeres se preocuparon más por reivindicaciones de carácter político. La lucha de las mujeres tuvo su fruto cuando consiguieron la igualdad política en las secciones, asambleas y sociedades populares_, sin embargo a pesar del evidente fracaso de la lucha de las mujeres en la Revolución Francesa, su participación, tanto cuando hicieron reivindicaciones sociales generales como cuando se embarcaron en las políticas, despertó la conciencia femenina para el futuro.

  4. Sin duda alguna, la participación femenina en la Revolución Francesa fue muy estratégico, a pesar de que tradicionalmente no se cuenta en esta parte de la historia. Sabemos que el 14 de julio de 1789 tras la toma de la Bastilla se marcó un antes y un después en la historia de Europa. Con la caída de la monarquía en Francia se terminaba un largo periodo de dominación aristocrática en el viejo continente. La llegada de la Revolución supuso la introducción de derechos civiles y mejoras en las condiciones de vida de los ciudadanos franceses. Pero estas mejoras se referían solamente a los hombres. Las mujeres continuaban siendo ciudadanas de segunda, como vemos aún quedaba un largo camino por recorrer para conseguir la igualdad de género. Pero ya en aquellos años turbulentos algunas voces femeninas se alzaron en favor de sus derechos sentando las bases de lo que se convertiría en el feminismo moderno un siglo después. Es ahí cuando las mujeres fueron, también, protagonistas intelectuales, luchadoras en las calles, víctimas y verdugos, de una Revolución que cambió por completo el curso de la historia.

  5. El presente articulo nos hace mención sobre el rol de las mujeres en la revolucion francesa, las mujeres de Paris armadas con picas, marchaban hacia Versalles donde residía la familia real, el objetivo de las mujeres eran protestas por los costoso que estaba el pan y exigir al rey la firma del decreto de la abolición del feudalismo, el rey se vio en la necesidad de abandonar Versalles e ir a Francia; también podemos decir que se creo un club de las mujeres en donde se leían los decretos de las asambleas, los discutían y daban sus opiniones, también recolectaban fondos para las personas necesitadas, pero las mujeres no fueron aceptadas por los revolucionarios; luego se prohibieron dichos clubes, la revolucion estuvo cargada en la vestimenta, el lenguaje, las mujeres eran censuradas, guillotinadas por reclamar la igualdad de derechos. Sin duda alguna las mujeres desempeñaron un papel fundamental contra dichos abusos.

  6. Que mujer tan admirable, con sinceridad ignoraba estos detalles que son ejemplos para las mujere del mundo. Olympe de Gouges, cuyo verdadero nombre es Marie Gouze, nació en Montauban el 7 de mayo de 1748. Fue casada a los 18 años. Su marido murió poco tiempo después de que naciera su hijo. Sufrió mucho y se entrego a la actividad política por entero. De este matrimonio, guarda una gran decepción. El matrimonio estaba previsto como un medio de acceder a la felicidad, sin embargo a ella no se la había aportado. Rechaza pues volverse a casar. Además, ser viuda en esta época era una condición social cómoda. Era la única manera para una mujer de tener autonomía financiera ya que cuando se casaba pasaba de la tutela de su padre a la de su marido. Utiliza pues su autonomía financiera instalándose en París. A partir de 1770, empieza a estudiar de manera autodidacta. Se cultiva, lee mucho, dirige una compañía de teatro, y se muestra muy activa políticamente. Escribe numerosos folletos sobre los diferentes temas que apoya referidos a todas las categorías de oprimidos y olvidados; pide la legalización del divorcio. Pero sus demandas no son tomadas con seriedad. Su sexo es un obstáculo a su credibilidad. Excelente artículo.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  7. En mayo de 1793, las mujeres fueron desterradas de los procedimientos gubernamentales y poco después se les prohibió formar asambleas políticas. El asesinato de Corday de Marat en julio se convirtió en un punto de inflexión para el gobierno revolucionario. Y en octubre de 1793, todos los clubes de mujeres fueron prohibidos.
    La cuestión de si la Revolución francesa promovió los derechos de las mujeres sigue siendo un tema polémico entre los historiadores de hoy.
    Se otorgaron algunos derechos sociales a las mujeres: las nuevas leyes de sucesión, por ejemplo, significan que, independientemente del género, los hijos pueden heredar la riqueza de los padres por igual.
    Hubo otro paso adelante para la condición jurídica de las madres solteras y sus hijos. Mientras que una nueva ley permitió otorgar igualdad de condiciones para hombres y mujeres en el divorcio.
    Pero cuando Napoleón llegó al poder, los ideales de la “maternidad republicana” perseveraron. La lucha de estas mujeres fue un acto sacrificado pero que marco historia n favor de la humanidad.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  8. Este excelente artículo me llevó a investigar y encontré un aporte que complementara esta lectura. Una mujer que no aparece en el artículo Mary Wollstonecraft
    Sus dos escritos más importantes son Vindicación de los derechos del hombre, en 1790, y Vindicación de los derechos de la mujer escrito dos años más tarde. El primero es una respuesta a Burke que escribe en el mismo año Reflections on the French Revolution in France, en el cual defiende la monarquía constitucional británica, la aristocracia y la Iglesia de Inglaterra. En Vindicación de los derechos del hombre, se ataca al contrario a la aristocracia y se defiende la República. En este escrito ella retoma igualmente los argumentos que mantenía Burke a la consideración de las mujeres en su obra y los convierte en burlas. Este escrito está considerado como su primera obra feminista y la da a conocer.
    En su segunda labor, Mary Wollstonecraft afirma que las mujeres tienen un rol primordial en la sociedad. Acepta que la mayoría de las mujeres son poco inteligentes, pero explica que no es a causa de su naturaleza profunda, sino simplemente debido a la carencia de educación, de la que son víctimas a causa de los hombres. Denuncia el hecho que desde niñas sólo son admiradas por su belleza. Si se las educara, podrían finalmente salir de esta esfera infernal. Vindicación de los derechos de la mujer es una de las primeras obras de filosofía feminista.
    Escribe además varias novelas que defienden la causa de las mujeres, y muere el 10 de septiembre de 1797. En Francia es muy recordada hasta hoy.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  9. Me encanto la historia de Pauline Léon se dirigió a la Asamblea Legislativa en nombre de las mujeres parisinas para sugerir que se formara una milicia femenina para defender sus hogares en medio de una creciente violencia contrarrevolucionaria.
    Aunque fue finalmente rechazada, su petición fue firmada por más de 300 mujeres. Léon no era ajena a la lucha armada. Había marchado a la Bastilla en julio de 1789 llevando su propia pica. Pero al igual que con otras mujeres, la participación de Léon no se limitó a disturbios y manifestaciones.
    En 1793, junto con la actriz Claire Lacombe, fundó la Sociedad de Mujeres Republicanas Revolucionarias, una organización de corta duración que presionó por el derecho de las mujeres a contribuir a la revolución. Muchas mujeres que exigían justas demandas por los derechos de la mujeres fueron guillotinadas. Hay que recordarlas siempre.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  10. Las mujeres en la Revolución Francesa adquiere un nuevo sistema político que exalta grandes valores: la Primera República. Esta República, que para los hombres es sinónimo de nuevas libertades y de igualdad, no es igual para las mujeres. Para los hombres efectivamente significa un gran avance; las mujeres, sin embargo, a pesar de su anhelo, son excluidas del nuevo régimen. A pesar de ello, luchan con fuerza para ser ciudadanas y dejar de estar confinadas en la casa familiar. Se manifiestan y quieren adquirir nuevos derechos. Existieron mujeres filósofas que aportaron grandes ideas pero no fueron comprendidas por la idiosincracia de la época.
    Las mujeres quedan, en la época, completamente excluidas de las asambleas políticas. Lo que no les impide participar en las tribunas abiertas al público donde están en superioridad numérica y donde se les reprocha su impulso en la participación de las asambleas. Gritan, aplauden, lo que enturbia bien a menudo los debates e influye en los legisladores. A pesar de ello, su presencia en las tribunas demuestra que se inmiscuyen de manera concreta en la vida política. Sus aporte hasta hoy no han tenido la importancia histórica.
    Un gran ejemplo de coraje e inteligencia lo dio Olympe de Gauges. La mayoría de sus proyectos están ligados a la condición de la mujer. Su gran obra es la Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana (1791), en la cual reivindica que la mujer sea libre e igual a los hombres en derechos. Demuestra que la nación está compuesta por mujeres al igual que por hombres. Afirma que el hombre es el único ser vivo que busca someter a su compañera, que el hombre es un déspota que sólo tiene por objetivo extender su imperio. Mientras que, según ella, la mujer es superior al hombre tanto en belleza como en coraje. Estas afirmaciones son una respuesta a la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, en la que se olvida y aparta a las mujeres.
    Una mujer ejemplar para las activistas de su época, en 1793, Olympe de Gouges es guillotinada bajo el régimen del terror. Hasta hoy es recordada por su honor y aportes en defensa de la mujer.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  11. Las mujeres desempeñaron un papel fundamental en un evento conocido como los Días de Octubre o la Marcha de Octubre, que impulsó la primera etapa de la revolución hacia un nuevo equilibrio de poder. En la mañana del 5 de octubre de 1789, muchas mujeres parisinas se manifestaban por el precio del pan en París. La harina escaseaba y había una sensación cada vez mayor de que se les negaba la comida a los pobres a propósito.También hubo rumores de que la noche anterior el rey Luis XVI había entretenido a los oficiales con un espléndido banquete. Pronto, a las manifestantes se les unieron otras mujeres de los mercados cercanos o de la creciente turba que rodeaba al Hôtel de Ville (ayuntamiento) y que había saqueado la armería de la ciudad. Esa marchoa al Palacio de Versalle y marco un rumbo de la revolución donde las mujeres buscaron sus propios derechos pero que en el período del terror fueron cruelmente asesinadas en la guillotina.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.

  12. Antes de la revolución, a los ojos de muchos pensadores de la Ilustración, las diferencias biológicas marcaban a las mujeres como seres inferiores a los hombres en el orden natural. Las mujeres desempeñaron un papel fundamental en un evento conocido como los Días de Octubre o la Marcha de Octubre, que impulsó la primera etapa de la revolución hacia un nuevo equilibrio de poder.
    Las mujeres de la revolución fueron pioneras y heroicas porque se adelantaron a su epoca. Excelente art{iculo.

    • Gracias por tu comentario, felicitaciones, sigue avanzando hasta convertirte en analista de gestión. Éxitos profesionales.