24.4 C
Lima, Perú
viernes, abril 12, 2024
Escuela de Formación Política de Jóvenes Libres

Escuela de Formación Política de Jóvenes Libres

El terrorismo nace del odio y la envidia, crece con el desprecio de la vida humana siendo un auténtico crimen contra la humanidad.. .No olvidemos nunca que el terrorismo tiene una base en el fondo, de su naturaleza maligna, una guerra psicológica que desprecia la justicia y la libertad. Alfonso Cachay Bueno

1137
20

Escuela de Formación Política de Jóvenes Libres

«El terrorismo nace del odio y la envidia, crece con el desprecio de la vida humana siendo un auténtico crimen contra la humanidad.. .No olvidemos nunca que el terrorismo tiene una base en el fondo, de su naturaleza maligna, una guerra psicológica que desprecia la justicia y la libertad». Alfonso Cachay Bueno

Sendero corroe las mentes de estudiantes de San Marcos - Diario Expreso
LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS EN LAS ÉPOCAS DEL TERRORISMO DEMENCIAL

 

En memoria de Alfonso Cachay Bueno

Alfonso era por su tradición chapista un amigo ejemplar, siempre alegre para enseñarnos y transmitir valores, porque querías a tus amigos y te entregabas en cuerpo y alma por nosotros, especialmente por tu esposa y tus hijos, por la causa de los niños del pueblo más necesitados y por tu amor a la democracia.  Gracias por todos tus ideales y por las obras que nos diste en la acción.

En recuerdo del Parlamento Universitario de Manuel García Torres, Armando Alva Evangelista y Luis Portugal Rodríguez

artículo de investigación

********

*********

El socialismo antes de Marx | Realidades y fracasos. Conceptos Liberales

************

Sendero confronta abiertamente al Estado, según especialista en seguridad ciudadana

Militarizado Partido Comunista del Perú confirmó apoyo a violentistas en las protestas de diciembre y principios de año.


La reciente entrevista de Víctor Quispe Palomino, alias ‘camarada José’, para el portal Sucesos, confirmó el apoyo logístico de Sendero Luminoso (SL) a las violentas protestas registradas tras el fallido golpe de Estado del expresidente Pedro Castillo en diciembre del año pasado. Su pronunciamiento es una declaratoria abierta y autoconfesa de un enfrentamiento contra el Estado peruano, sostiene el especiaista Pedro Yaranga.

“Claro, eso confirma que por lo menos gran cantidad de las camionetas del año 4×4 que vinieron para las protestas, incluso desde el Vizcatán del Ene que es el distrito que controlan, ha sido financiado por ellos (SL), porque posteriormente cuando indagamos, esas camionetas estaban un promedio de 300 y tantos dólares diarios, sin incluir al personal ni la alimentación del personal. Todo eso entonces es lo que han financiado”, manifestó Pedro Yaranga, experto en temas de seguridad integral, en diálogo con EXPRESO.

El especialista señaló, además, que la amplia capacidad económica con la que cuenta SL para financiar a organizaciones sociales de fachada no se restringe al narcotráfico. Además del tráfico ilícito de drogas, los subversivos extorsionan y cobran cupos a los alcaldes de las localidades en las que tienen presencia y poder a cambio de no atentar contra sus vidas y las obras que realizan.

Por Wilber Torres

************

Sendero Luminoso admite que participa en marchas

Desde el Vraem, terrorista Víctor Quispe Palomino también saluda a ‘ponchos rojos’ de Evo Morales.


Desde el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, el delincuente Víctor Quispe Palomino, alias ‘Camarada José’, indicó que Sendero Luminoso participa en las marchas contra el gobierno de Dina Boluarte.

“Para el MPCP (Militarizado Partido Comunista del Perú) todos los reclamos, protestas y luchas de los pueblos de todos los países, son justos, y el MPCP está de acuerdo, los apoya con todas sus fuerzas y sabidurías, directa o indirectamente”, declaró el terrorista al portal Sucesos.

Asimismo, elogió a Evo Morales, investigado en Fiscalía por presunto atentado a la soberanía del Perú, mediante arengas y coordinaciones con azuzadores de violencia en Puno.

 

“También construye el socialismo con características propias a Bolivia y eso está bien. Los ‘Ponchos Rojos’ del MAS son organizaciones propias de los pueblos, de los pueblos originarios de Bolivia, y eso está bien y no está mal”, agregó Quispe Palomino.

Finalmente, dijo que SL sigue los pasos del presidente de China, Xi Jinping. “El xiísmo es el continuo desarrollo del marxismo-leninismo-maoísmo a partir de 1976 hasta el XX Congreso del PCCh celebrado en octubre de 2022”, acotó.

*************

Esto ya no es chévere. Crónica de Fernando Vivas con algunos secretos sobre la migración venezolana

En la frontera entre Tacna y Arica acampan las narrativas contra la migración venezolana. Pero no son mayor amenaza a la seguridad que los propios peruanos. Lo mostramos con cifras.

Migrantes venezolanos y de otras nacionalidades, escoltados por la policía en la frontera con Chile. (Foto de ALDAIR MEJIA / AFP)
Migrantes venezolanos y de otras nacionalidades, escoltados por la policía en la frontera con Chile. (Foto de ALDAIR MEJIA / AFP)/ ALDAIR MEJIA
Fernando Vivas
Fernando Vivas. EC

He preguntado a la Superintendencia Nacional de Migraciones y a nuestra cancillería y no les resulta fácil explicar qué diablos ocurre en el complejo fronterizo de Santa Rosa. ¿Qué ha cambiado en Chile o en Perú para que esta gente se quede en tierra de nadie? ¿Hay nuevas normas o formas de aplicarlas que causan el atoro? La respuesta solo la pude completar tras conversar con Nancy Arellano, venezolana con 10 años en Perú, experta en políticas públicas, y cabeza de Veneactiva, una ONG que desmitifica la mala fama de sus compatriotas en la región. También conversé con el ex diputado opositor del chavismo Óscar Pérez Torres, presidente de la Unión Venezolana en el Perú, ONG de corte político, siempre presente con gestos y propuestas para conjurar la xenofobia.

Puedo darles esta respuesta provisional: El 14 de marzo, Gabriel Boric, el presidente chileno, anunció en conferencia de prensa que endurecería su política migratoria, para lo que detendría y deportaría a indocumentados. Aunque su discurso no vino acompañado de medidas concretas, fue suficiente para provocar lo que Óscar llama ‘una estampida’. He ahí que empezó a crecer el flujo en Santa Rosa, sobretodo de venezolanos y haitianos que declaran querer volver a sus países, aunque no lo pueden demostrar, por lo que no se les deja circular. Se presume que podrían tentar suerte en el Perú u otro destino en el camino. Nancy me cuenta el patético caso de algunos venezolanos que, al necesitar documentos que solo pueden obtener en su país, quieren retornar para volver a migrar.

Yates, mansiones y mujeres: La lujosa vida de delincuentes venezolanos en Perú
Delimcuencia venezolana viven lujosamente

Luego de conversar con Nancy y Óscar también pude hacerlo con el actual superintendente de Migraciones, Armando García Chunga, quien añadió una razón digna de tener en cuenta. Tras el anuncio de dureza de Boric, en Chile se incrementó la vigilancia militar de sus fronteras. Ha habido episodios tensos el año pasado en la frontera chileno boliviana que hacían presagiar lo que pasaría en la frontera con Perú. Aunque no tenemos cifras ni certezas al respecto, es muy probable que el mayor control fronterizo haya reducido el pase irregular de migrantes indocumentados por la línea porosa y ahora no les queda más remedio que intentar cruzar por donde la ley manda. García, por cierto, me contó que años atrás estuvo destacado en Tumbes y es testigo del coctel de porosidad y desamparo de nuestras fronteras. El gobierno, recientemente, ha querido reparar este descuido planteando nada menos que una reforma constitucional en dos legislaturas que permita explícitamente la presencia militar en zonas fronterizas. Pero ha encontrado un atajo legal, declarando las provincias fronterizas en estado de emergencia y justificando así el apoyo militar.

Gabriel Boric, presidente de Chile, endureció su política migratoria tras casos policiales que estigmatizaban el protagonismo de ciudadanos venezolanos. (Foto de Presidencia De Chile / EFE)
Gabriel Boric, presidente de Chile, endureció su política migratoria tras casos policiales que estigmatizaban el protagonismo de ciudadanos venezolanos. (Foto de Presidencia De Chile / EFE)

 

Nuestras fronteras son una gran coladera de la migración irregular y ese es un buen tema para tratar en las reuniones entre vicecancilleres de Perú, Chile, Bolivia, Ecuador además de un representante de Colombia; que empezaron el jueves. Para el Perú no es el mejor momento para afrontar estos temas, pues nos agarran en tratos ásperos con el vecindario. El diálogo es fluido entre vices (el nuestro, Ignacio Higueras, me cuentan que tiene trato abierto con su homóloga chilena, la subsecretaria de relaciones exteriores, Gloria de la Fuente); pero no hay diálogo oficial entre la canciller Ana Cecilia Gervasi y su par Alberto Van Klaveren. En otras circunstancias, debiéramos esperar esta noticia: ‘la presidenta Boluarte conversó con el presidente Boric y se comprometieron a resolver la crisis’.

Tanto Gervasi como el ministro del Interior, Vicente Romero, explicaron el miércoles 3 en el pleno del Congreso, que la mayoría de venezolanos y haitianos no tienen ni visa, ni pasaporte en regla, ni forma de acreditar sus destinos. He aquí el otro lado de la crisis: Sucede que el Perú, de un tiempo a esta parte, también ha endurecido su actitud respecto a los migrantes y se los revisa con más severidad que antes. Sino fuera así, el flujo desde Chile seguiría sin tapujos. En realidad, nuestra política migratoria ha sido un desastre. Hemos pasado de la apertura irresponsable en el 2017 a una cerrazón artificial en el 2019; hemos pasado de recibir a los venezolanos con un generoso PTP (Permiso Temporal de Permanencia) y proclamar que eran chéveres vendiendo arepas uniformados de su tricolor; a exigirles visa, pero permitiendo la coladera de sus compatriotas más precarios y estigmatizados.

Cuando eran chéveres

La gestión de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, derribó el PBI venezolano en un 80% e incrementó la pobreza por las nubes. Para remate, hubo carestía de productos básicos y amedrentamiento a quienes expresaban su malestar. La diáspora superó los 6 millones de venezolanos y a nosotros nos tocó, si se suma la estimación de los no registrados, alrededor de 1′800,000. PPK no se preocupó ante la diáspora, se entusiasmó y su gobierno no solo dispuso una acogida humanitaria a la migración, sino que prácticamente la alentó. Igual hubiéramos tenido un flujo considerable pero es posible que, sin las medidas de PPK, este fuera menor y más ordenado.

El Minjus elaboró este cuadro en base a información de Migraciones. Se ve claramente que los picos migratorios se dieron en el 2018 y 2019.
El Minjus elaboró este cuadro en base a información de Migraciones. Se ve claramente que los picos migratorios se dieron en el 2018 y 2019.

Es insólito que un país tercermundista, con altas tasas de subempleo e informalidad, aliente la migración, pero en el Perú hubo razones políticas para hacerlo. El Perú quiso tener un liderazgo doble, en acogida humanitaria y en oposición contra el chavismo. Con la recepción a los migrantes, se exponía el fracaso del ‘socialismo del sXXI’. Por eso se ideó el PPT como un mecanismo único, de discriminación positiva a los venezolanos, que les permitía residir y trabajar con un simple registro; a la vez que se formó el Grupo de Lima, con los cancilleres de Perú, Argentina, Brasil, Chile, México, Guatemala, Honduras y Paraguay, para hacer lobby diplomático contra Maduro. Algunos integrantes dejaron de ser activos, y México y la Unión Europea fueron mucho más efectivos negociando con Maduro. El grupo ya estaba muerto cuando el gobierno de Castillo pronunció su defunción oficial.

El entusiasmo de PPK, según me contaron en el 2017, tenía un estímulo personal: quería ser reconocido internacionalmente como promotor de la vuelta de Venezuela a la democracia y a la salud financiera. Su homólogo colombiano Juan Manuel Santos había ganado el premio Nobel de la Paz por promover el acuerdo de paz con las FARC y algunos pensaron que él podría ser premiado, quién sabe, por salvar a los venezolanos de Maduro. Esta historia del Nobel tiene un asidero: la Unión Venezolana en el Perú anunció, en efecto, que promovió la candidatura de PPK al comité de Oslo. Su presidente, Óscar Pérez, me lo contó de esta forma: “Lo anunciamos pero no lo llegamos a concretar. Y fue unilateral, no lo consultamos [con PPK]”. Eso sí, Óscar admite que conversó muchas veces con el ex presidente y que este le habló de planes de integración regional a partir de la diáspora venezolana.

El antichavismo estaba acendrado en el Perú y en eso PPK tuvo uno de sus pocos acuerdos con el Congreso. La sociedad peruana acogió con simpatía la primera oleada de migrantes que huían del chavismo; hasta que el impacto de su masividad trocó rápidamente en xenofobia. Martín Vizcarra, que lo sucedió tras su renuncia (a punto de ser vacado) en marzo del 2018, impuso la obligación de visado desde el 15 de junio del 2019. Ello no contuvo del todo el flujo, sino que lo volvió irregular. De ahí que se acumularon, según me dice Nancy, alrededor de 537,000 solicitudes de refugio. El PTP de PPK, exclusivo para venezolanos, se convirtió en CPP para cualquier extranjero. Vizcarra, además, con su ministro del Interior, Carlos Morán, fue el primer presidente en levantar la bandera xenofóbica y promover la ‘expulsión’ de venezolanos que delinquían. Hubo hasta dos vuelos con presuntos ‘expulsados’, que en realidad regresaban voluntariamente a su país.

El Minjus eleboró este cuadro en base a información del INPE.
El Minjus eleboró este cuadro en base a información del INPE.

Jorge Fernández Campos, fue superintendente en la última etapa de Castillo, y evoca con ironía esos gestos: “Nunca vas a resolver la migración con esos vuelos. No alcanzarían ni los aviones ni la plata. Con Castillo también, antes de yo estuviera, se intentó hacer una expulsión [22 de diciembre del 2021]. Creo que levantaron horas antes a unos indocumentados, pero el vuelo ni llegó a salir porque en Venezuela vieron las noticias y no dieron permiso de aterrizaje. Lo que sí hay es el Plan Vuelta a la Patria, que organizan los venezolanos, y ha habido algunos vuelos. Según nos decían ellos tenían como 50 mil registrados que querían volver”.

En el discurso del gobierno se confunde efectistamente el tema de la tensión migratoria en la frontera con el presunto desmedido aporte venezolano a la inseguridad. Los casos emblemáticos (el feminicidio de Katherine Gómez quemada viva, el sereno asesinado en Surco y el limpia lunas que mató a un chofer) han reforzado esa estigmatización. En Chile también hubo gran revuelo por el asesinato de tres carabineros (policías) en manos de presuntos delincuentes venezolanos. ¿Es desproporcionada la cantidad de venezolanos que delinquen respecto a la población total de migrados? Se los responderé con cifras.

Los malos

Una primera aproximación a la inseguridad la obtenemos de la propia Venezuela y es para asustarse. El Observatorio Venezolano de Violencia (OVN), en su informe del 2021, da la alarma de que en el 2020, su país topó el ránking latinoamericano de muertos por 100 mil habitantes con 40.9. En el Perú, en el 2019, fue de 7.4 y para el 2023 se proyecta, de acuerdo al INEI, que sea de 8.7. Anotemos que, en el caso venezolano, esas cifras incluyen aquellas de la violencia delincuencial política alentada por el régimen de Maduro para amedrentar a sus opositores. Según el OVN, la cifra de ese mismo año para Caracas es de espanto: 77.9 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Cuadro proporcionado por Nancy Arellano de Veneactiva, con información de la PNP. Las cifras sombreadas son la tasa de denuncias entre venezolanos en Perú. Bajo ellas están las tasas de peruanos.
Cuadro proporcionado por Nancy Arellano de Veneactiva, con información de la PNP. Las cifras sombreadas son la tasa de denuncias entre venezolanos en Perú. Bajo ellas están las tasas de peruanos.

 

¿Podemos presumir que los migrantes venezolanos reproducen en el Perú sus mismos índices y promedios nacionales delictivos? Sería una presunción abusiva. El migrante no traslada la misma predisposición y capacidad para delinquir; aunque también es cierto que pueden migrar bandas delictivas enteras. Tampoco esperemos que el gobierno venezolano colabore en medir y difundir información confiable sobre la tasa de criminalidad de sus emigrados. En general, el discurso de Maduro sobre ellos es despectivo aunque en ello se contradice con el plan Vuelta a la Patria.

Al menos 20 avezadas bandas conformadas por delincuentes venezolanos desatan el terror y muerte en n - Latina

 

Tenemos información más precisa que compara el porcentaje de venezolanos inmigrantes que delinquen con el promedio nacional. Esa es una aproximación más científica para confirmar o desmontar el estigma del venezolano peligroso. El Ministerio de Justicia (Minjus), durante la gestión de Félix Chero, publicó el año pasado el estudio “Migración y crimen en el Perú”. Allí compara la población penitenciaria nacional con la de migrantes venezolanos y el resultado (ver cuadro) es este: hay 121 presos por cada 100 mil venezolanos migrantes. Esto es menos de la mitad de los 264 presos peruanos por cada 100 mil habitantes que arroja el mismo estudio. El texto refiere que en Chile hay 207 presos peruanos por cada 100 mil migrantes, aunque no lo compara con el promedio local chileno.

Nancy Arellano ha elaborado, con información de la PNP, un cuadro similar en base al número de denunciados ante dependencias policiales según su nacionalidad. Sus resultados, según género, son los siguientes: 0.04% de las migrantes venezolanas son denunciadas, frente al 0.1% de las peruanas. En los hombres, la diferencia es la siguiente: 0.12% de venezolanos frente a 0.3% de peruanos. En resumen, los migrantes, en promedio, son menos encarcelados y denunciados que los peruanos. Ahora bien, como señala el estudio del Minjus y destacó el ministro Vicente Romero en su exposición ante el Congreso (aunque evitó, sesgadamente, comparar con promedios nacionales), el delito que con mayor frecuencia cometen los venezolanos es, de lejos, el robo agravado. Ello quiere decir que muchos de los que delinquen están familiarizados con las armas de fuego. Ojo con ese dato.

Según este cuadro elaborado por el Minjus en base a información del INPE, el robo agravado (con arma de fuego) es el delito más frecuente entre venezolanos migrantes.
Según este cuadro elaborado por el Minjus en base a información del INPE, el robo agravado (con arma de fuego) es el delito más frecuente entre venezolanos migrantes.

Si de algo ha servido esta crisis es para apurar las medidas a favor de la regularización de las decenas de miles de migrantes no registrados. Fernández me contó que en su gestión vio que lo mejor para ello era dar una amnistía del pago de multas (S/. 49 por cada día de permanencia irregular, lo que puede sumar una fortuna para un subempleado). La congresista Norma Yarrow acogió la idea y presentó el proyecto de ley. Ya aprobado y promulgado, ahora vemos largas colas de migrantes regularizando su condición. Fernández está seguro de que estas medidas favorecerán a la seguridad ciudadana. El actual superintendente, García Chunga, piensa igual. “La identidad de las personas es muy importante para nosotros y a partir de ella podemos dar seguridad”, me dijo. En efecto, mientras más precaria sea la condición del migrante, se le empuja a la informalidad y a una marginalidad que lo puede acercar al delito.

El incidente en la frontera no involucra a mucha gente, y ya empezó a desinflamarse. Según informó el jueves el canciller chileno Van Klaveren, un vuelo de una línea venezolana partirá desde Arica llevando a migrantes que quieren volver a Venezuela y ello incluirá a un grupo de los que están en Tacna queriendo ingresar a Chile. El problema mayor, de muy largo plazo, es el de la integración de la masa migrante, la regular y buena parte de la irregular que ya habita entre nosotros. Que, en adelante, el flujo sea ordenado y limitado por visa, es responsabilidad del gobierno y de una política migratoria regional. Como me dice Pérez, emocionado, ya hemos registrado el nacimiento de varios niños, hijos de padre y madre venezolanos o de parejas mixtas, que en 10 o 15 años serán una nueva generación de compatriotas, con el mismo derecho que usted y que yo a ejercer su nacionalidad, y dejarán huella en nuestra sociedad. Les apenará que sus papás hayan sido estigmatizados por una derecha xenófoba y por una izquierda que no les perdona haber desertado de su última fantasía socialista americana.

*************

Vergonzosa intromisión de la CIDH en Perú

Nuevos especialistas consultados indican que documento de la entidad busca deslegitimar organismos jurisdiccionales del país.


Juristas, internacionalistas y especialistas consultados por este diario coinciden en la misma conclusión: el informe presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tiene un claro sesgo político y es de injerencia en asuntos de política interna.

Esta intromisión grosera se observa, por ejemplo, en la página 105, parágrafo 22 del informe, en el que concluye que el Perú debe “abstenerse de adoptar reformas legislativas o constitucionales que debiliten la autonomía de independencia del Sistema Nacional Electoral o del Poder Judicial”.

¿Quiénes son los comisionados de la CIDH para exigir que ni el Ejecutivo ni el Congreso puedan tomar medidas o reformas sobre los organismos electorales, como el Jurado Nacional de Elecciones o la ONPE o el mismo Poder Judicial cuando hacía uso y abuso de los recursos de amparo?

¿Con qué autoridad dan directivas, en la misma página, parágrafo 24, de cómo es que las instituciones peruanas deben elegir al nuevo Defensor del Pueblo?

“¿Quién es la CIDH para pedirle al Congreso abstenerse de realizar reformas constitucionales? Vergonzosa intromisión. Pretenden, además, echar un salvavidas para que se quede su ilegítima e interina amiga en la Defensoría (Eliana Revollar). Pero no se preocupen, pronto viene ese nombramiento”, responde el legislador Alejandro Cavero, de Avanza País.

La posición de Amprimo

Desde España, donde se encuentra cumpliendo labores profesionales, el constitucionalista Natale Amprimo precisó que el informe emitido por la CIDH es totalmente sesgado: “Queda claro que desde hace algún tiempo esta comisión es una suerte de refugio de un sector claramente ideologizado y para muestra un botón: la señora Susana Villarán fue integrante de la comisión”.

Amprimo considera que hay un sector de la política peruana que ha perdido el protagonismo que ostentaba hace algunos años, razón por la cual busca respaldo de entidades internacionales para “bajarle la llanta” a los organismos jurídicos del Perú: “¿Cómo es posible que hayan sacado conclusiones sobre el Tribunal Constitucional sin haberse entrevistado con sus miembros? Hay un sector caviar que considera que ha perdido el control en el TC y utiliza este tipo de organismos para criticar y bajarle la llanta a cualquier sentencia del tribunal a futuro”.

Bajo el título ‘Situación de derechos humanos en Perú en el contexto de las protestas sociales’, la CIDH presentó un informe en el que detalla que las protestas tuvieron motivaciones principalmente políticas, como la restitución de Pedro Castillo y el apoyo a su golpe de Estado, la convocatoria a una Asamblea Constituyente, el adelanto de elecciones y la renuncia de Dina Boluarte. Además, agrega que las protestas fueron resultado de los agravios sociales y rezagos económicos de la población del sur.

*********

El factor inversión

 Raúl Diez Canseco

 

La semana pasada fue noticia la reapertura del aeropuerto de Puno. Tres meses después de haber sido dañado por vándalos violentos que paralizaron la región y ocasionaron más de 300 millones de soles en pérdidas. No hay forma de generar desarrollo por esa vía.

Lo sabe Bolivia que duplicó su capacidad de endeudamiento y comprometió hasta el 80 % de su PBI, subsidió el precio del gas congelándolo desde el 2005 y se acerca hoy a la bancarrota, sin que nadie en el mundo quiera prestarle un dólar para equilibrar su presupuesto. Desde el 2014, la inversión extranjera directa en ese país alcanzó menos del 1 % del PBI.

Todo lo contrario al camino seguido por el Perú. Veintiún años atrás, mientras asumimos responsabilidades de Gobierno, se creó en nuestro país, ProInversión, resultado de una visión diferente de la economía, con un acento en la promoción de la inversión privada en un contexto de crecimiento de la economía global.

En estas dos primeras décadas, el país logró mediante adjudicaciones y asociaciones público-privadas más de US$ 36 mil millones de inversión. De los más de 500 proyectos adjudicados desde el 2009 —cuando entró en vigor el mecanismo de obras por impuestos— más del 28 % de las obras correspondió a Educación.

El crecimiento económico es la base para el desarrollo, por eso, es necesario que se traduzca en mejoras tangibles en la vida de las personas, como la reducción de la pobreza, mejora de la salud y la educación, acceso a servicios básicos y protección del medio ambiente.

Como emprendedor educativo con más de cincuenta años en el rubro, no puedo dejar de subrayar que invertir en Educación es lo más importante y debe ser un compromiso del Estado y del sector privado. La habilitación y el mejoramiento de la infraestructura y el equipamiento de instituciones educativas en sus diferentes niveles, es un objetivo impostergable para desarrollar el capital humano.

¿Cuánto debe crecer un país para convertir ese crecimiento en desarrollo? Depende mucho de la naturaleza de los países, pero en economías marginales como la nuestra, la aguja del PBI anual debiera fluctuar entre 6 % y 7 %.

La tasa de crecimiento económico de un país no depende ni de discursos inflamados, ni de medidas populistas, como estamos viendo en Bolivia, cuya ideología se infiltró en el sur peruano. Depende de una variedad de factores concretos, como la inversión en infraestructura y tecnología, el desarrollo del capital humano, el acceso a recursos naturales, la estabilidad política y la apertura al comercio internacional.

Para garantizar la atracción de inversiones en un país como el nuestro, es necesario, además, crear un entorno político, económico y social favorable para los inversionistas, que promueva la estabilidad, la predictibilidad y la transparencia, y que ofrezca incentivos y beneficios para todos.

Debemos entender que no hay manera de sacar adelante un país si no hay inversión y el gran ejecutor de ese motor es el inversionista privado. Por lo tanto, necesitamos romper el tabú que tenemos de que todo lo que es privado es malo. Y el Estado, por su parte, debe ser más transparente y utilizar adecuadamente la recaudación para revertir la pobreza y el subdesarrollo que tiene el Perú profundo.

Si la inversión es el principal motor de desarrollo es claro que el primer consenso que debemos asumir los peruanos es acelerar su marcha para mejorar la calidad de vida y el bienestar de la población en términos económicos, sociales y ambientales.

***********

Opinión.  Lunes, 1 de mayo de 2023

Los últimos golpes en el Perú, por Santiago Carranza-Vélez

Santiago Carranza-Vélez

Director Periodístico de El Reporte

La semana pasada comentábamos un reciente artículo de los politólogos Alberto Vergara y Rodrigo Barrenechea para la prestigiosa revista Journal of Democracy. En él, argumentan que el Perú se ha estado acercando al autoritarismo debido al “vaciamiento” de contenido de la democracia. Según los autores, este vacío se explica por la disolución del poder entre políticos impopulares e inexpertos que actúan pensando en el corto plazo, lo que, en consecuencia, conduce a momentos autoritarios. Además, sugieren que los momentos de mayor autoritarismo se han dado bajo los breves mandatos de Manuel Merino y Dina Boluarte.

Desde este espacio, criticamos la postura del artículo académico. Se señaló que la debilidad de los actores políticos y el colapso del sistema político en el Perú no explicaba en su totalidad el creciente autoritarismo, y que este, en realidad, se había manifestado con mucho mayor profundidad en los golpes de Estado del 30 de setiembre del 2019 y del 7 de diciembre del 2022. Por supuesto, esto no se dio bajo los mandatos de Merino ni de Boluarte, quienes, a pesar de las acciones criticables, no cometieron ni han cometido ninguna infracción constitucional. Respecto al primer caso, han pasado los años y hasta ahora no se ha comprobado nada.

Así, propusimos aquí que los momentos autoritarios no se explican por la debilidad de los actores, sino porque ciertos grupos de poder fácticos han sabido aprovechar las debilidades sistémicas para imponer sus agendas autoritarias.

La literatura académica de Ciencia Política ha venido estudiando desde los años noventa el colapso del sistema de partidos. Textos como el de Martín Tanaka, «Espejismos de la democracia» (IEP 1998), explicaban con gran grado de detalle este colapso. Luego, en los 2000, el quiebre del sistema se perpetuaría y proliferarían los sustitutos partidarios como los vientres de alquiler, entre otros. (Un buen texto del tema es el libro que publicaron Steven Levitsky y Mauricio Zavaleta en 2019).

En el Perú actual, el sistema político y sus subsistemas tienen otros principios ordenadores, distintos a los que suelen haber en democracias con sistemas de partidos, de alguna manera, más convencionales. (“El Mal Menor” de Carlos Meléndez es un brillante estudio sobre principios ordenadores en la política peruana poscolapso del sistema de partidos).

Por supuesto, explicar la continuidad democrática en un país con tal informalidad en la oferta electoral es complejo hasta para los expertos en la materia. Y la profunda inestabilidad política es, por supuesto, ocasionada por la pobreza de nuestros actores políticos; sin embargo, ¿la inestabilidad ocasiona golpes de Estado y momentos autoritarios? No, los golpes son elecciones de ciertos gobiernos en particular. Entonces, ¿Qué ocasiona momentos tan profundos de autoritarismo en la convaleciente política peruana?

La tesis que tenemos es que el autoritarismo se produce debido a la preeminencia de ciertos proyectos políticos en determinados momentos. Estos poderes fácticos antidemocráticos, que no son tan inexpertos ni cortoplacistas, se aprovechan de la extrema debilidad del sistema. Así, el golpe de Estado de Vizcarra se dio cuando él tenía como aliados a los poderes fácticos de la izquierda caviar y radical. Y el golpe de Castillo, a su vez, fue un golpe auspiciado solo por la izquierda radical. La diferencia en el éxito de uno y otro se debe a la estrategia de opinión pública y la creación de posverdades políticas y legales que utilizaron los caviares junto a Vizcarra, a diferencia de Castillo, quien emprendió un golpe bastante mal planeado.

A grandes rasgos, encuentro hasta cinco poderes fácticos con orientación ideológica en Perú: los tecnócratas promercado, la izquierda radical, la izquierda caviar, la derecha populista y el populismo informal (para ver una descripción breve de los tres primeros, leer el artículo anterior dando clic aquí). Estos grupos se desenvuelven por separado, se alían entre ellos, coexisten en diferentes gobiernos tanto nacionales como subnacionales, y en diferentes áreas del poder político, cubriendo los espacios que, en teoría, deberían cubrir los partidos políticos convencionales de cualquier democracia.

En la primera etapa del siglo XXI, el poder fáctico con mayor preponderancia en el manejo del aparato estatal eran los tecnócratas promercado y no auspiciaron ningún golpe. Cuando la izquierda caviar y la radical tuvieron la prevalencia, se evidenciaron interrupciones democráticas.

Ello no quiere decir que no haya otros proyectos con tintes autoritarios. Textos como «Populistas» (Debate 2022) de Carlos Meléndez evidencian la pobreza en términos de valores liberales y democráticos de todo espectro político. Sin embargo, un breve recorrido por la reciente historia política, en función de qué grupos de poder fáctico tuvieron mayor dominio en ciertos momentos, revela cuáles son las mayores fuerzas autoritarias en Perú, a pesar de que muchas de estas traigan un falso discurso «democrático». Los que cerraron el Congreso (con éxito o no) fueron Martín Vizcarra y Pedro Castillo, no otros.

 

La Ciencia Política busca dar cierto profesionalismo a los estudios políticos. En ese tránsito, gracias a la disciplina se ha descubierto que existen distintos tipos de regímenes y regímenes con distintos apellidos (democracia iliberal, autoritarismo competitivo y muchos otros), pero lo real es que, en Perú, en los últimos años, ha habido golpes a la antigua y a la dura, y nuestros expertos, en lugar de reconocer esto, pretenden relativizar (o ignorar estratégicamente) esta completa verdad. ¿Será falta de conexión con nuestros procesos o que escriben en función de alguno de los poderes fácticos? Que juzguen los lectores.

**********

**********

La «constructocracia» y la vuelta de Toledo

 Enrique Valderrama

Hace varias décadas, el gran Luis Alberto Sánchez señaló con mucha brillantez al grupo que usufructuaba el país sin pensar en las mayorías nacionales y los denominó: la “bancocracia”.

Hasta hace poco el Perú atravesaba un momento similar a la primera parte del siglo XX; existía un grupo que operaba desde la recuperación de la democracia -cuando menos- en 2000 y que fue sometiendo a muchos de los representantes del poder público a cambio de prebendas y coimas; controlaba además un poderoso aparato de propaganda y de relaciones públicas. Detrás de todo este esquema estaban los grandes contratos de construcción que había ganado este grupo sin parar y que les dotaba de ingentes recursos.

Este conglomerado reunía a algunas grandes constructoras peruanas en alianza con Odebrecht, OAS, Camargo & Correa y Andrade Gutiérrez, las empresas brasileñas protagonistas de la megacorrupción continental denominada “Lava Jato”. Huracán que remeció la política en el continente.

Lava Jato: avances y entrampamientos del escándalo de corrupción en Perú | Convoca
La pandemia y la disolución de la Fuerza de Tarea Lava Jato de Brasil frenaron en gran medida los avances de las investigaciones en Perú. Las demoras, las reprogramaciones y la excesiva burocracia son los nuevos obstáculos en la cooperación internacional.

 

Como los brasileños eran monstruos mucho más grandes y fuertes, los socios consorciados peruanos se adecuaron a sus formas de trabajo y a sus paniaguados políticos. Esto es importante señalarlo pues las constructoras del país de la samba eran parte de un esquema político impulsado por el Partido de los Trabajadores de Brasil, por el lulismo, cuyo líder hoy está de vuelta en el poder tras pasar una temporada preso, acusado por corrupción.

Fue a través de esta red que impulsaban, el denominado “Foro de Sao Paolo”, desde el cual con una máscara de política integracionista orientada hacia la Justicia social en realidad se tomaba contacto con potenciales ganadores de elecciones para concretar negocios al margen de la ley. Para todo efecto práctico era el sub imperialismo brasileño actuando. Posteriormente y ante la caída en desgracia de las empresas lavajatistas en Brasil, las expresiones más radicales de la izquierda marxista continental hoy coordinan acciones a través del “grupo de Puebla”, aprovechando el anfitrionaje del delirante López Obrador.

En ese momento, igual que hace 100 años, el ideal republicano estuvo bajo amenaza por una casta que solo buscaba impunidad y saquear los recursos del Estado. Sus fines no solo eran distintos a los del Perú popular, sino contrarios. En su irresponsabilidad les dieron viada a muchas de las ideas autoritarias del izquierdismo infantil o a los delirios de poder de aventureros, desórdenes que luego nos llevaron a la elección de Pedro Castillo, pasando por un cierre inconstitucional del Parlamento. Toda esa degradación institucional estuvo en parte impulsada por la voracidad de esta gente de seguir ganando contratos en condiciones obscenamente vergonzosas como las que consiguieron con Toledo, PPK, Humala y a nivel subnacional con Villarán y Vizcarra.

Este último recordemos que era un empresario constructor que había sido apoderado de un consorcio que contaba con la participación de una de las consorciadas peruanas de los brasileños. Es decir el moqueguano fue la expresión máxima de la decadencia de este esquema.

Estas lesiones a la moral de la patria fueron tratadas con suma tibieza por el llamado “Equipo Especial Lava Jato”, el de los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela, quienes más parecían el área legal de Odebrecht que representantes de los intereses del Perú.

La vuelta de Toledo, quien recibió una coima de 20 millones, aunque pidió 35, es una gran oportunidad para conocer a los aliados y a los impulsores del establecimiento de la “constructocracia” en el Perú, que tuvo brazos legales y publicitarios, además de empresariales y políticos. Lo que cuente el chakano podría ser revelador para la verdad histórica.

¿Gustavo Gorriti estará nervioso?

Cómo Odebrecht cambió el rumbo de la colaboración con Perú | Convoca
Entre el viernes 28 de octubre y el martes 1 de noviembre, la empresa Odebrecht realizó una jugada sigilosa que debilita gravemente su proceso de colaboración eficaz con el Ministerio Público de Perú, que investiga los sobornos millonarios de la constructora a funcionarios públicos y el financiamiento oculto de campañas electorales en el país. Convoca.pe reveló el miércoles 26 de octubre en el especial ‘El Costo de la Corrupción’, publicado en alianza con medios de la red colaborativa ‘Investiga Lava Jato’ la estrategia de la empresa para dar un giro a la historia de corrupción que protagonizó en el continente, a través de demandas interpuestas por lo menos a cuatro Estados de América Latina y desde ayer contamos detalles inéditos sobre cómo la constructora solicitó a la Procuraduría General de su país que suspenda la cooperación jurídica con Perú. CÓMO ODEBRECHT CAMBIÓ EL RUMBO DE LA COLABORACIÓN CON PERÚPor Milagros Salazar Herrera | 2 Noviembre, 2022

**********

Anuncian marcha por la paz y la democracia tras atentado terrorista en el Vraem

Habla Juan Pueblo: Haya y Alan García viven

Para la nueva hazaña de reconstruir el Estado peruano

Habla Juan Pueblo: Haya y Alan García viven
 JAVIER VALLE RIESTRA
 20 DE ABRIL DEL 2023

Cuando escribo estas líneas se conmemoran cuatro años de la dramática partida al más allá de Alan García Pérez, pero su nombre y su biografía seguirán gravitando en el Perú. Alan fue el gobernante más joven de la historia de la República. No fue líder mayoritario –porque allí está Víctor Raúl Haya de la Torre, su maestro, quien fue impedido de gobernar—, pero sedujo a las masas que lo llevaron dos veces a la Casa de Pizarro ¿Cómo lo hizo? Analicemos los gobernantes antecesores y sucesores y ninguno le llega al tobillo. Se debe a que fue un discípulo del “jefe” que fue nuestro gran orador, escritor, periodista, político, pensador precursor hasta lo más profundo de su presencia terrena. Haya es el hombre de los siglos XIX y XX, sin sustituto alguno. Pasemos lista. Ahí están Manuel Pardo, Nicolás de Piérola, Manuel Candamo, y decenas más. Ninguno llega a ser un conato de caudillo. Ese título le es atribuible a AGP, quien entró al palacio de los virreyes, aunque terminó suicidándose. En cambio, Víctor Raúl: diez años de exilio, asilado más de cinco años en la embajada de Colombia, vencedor en el más alto tribunal: la Corte de La Haya, donde se discutía si era o no un delincuente político. Terminó venciendo. Todo eso lo heredó AGP. Se suicidó por honor, para evitar caer en manos canallescas de los carceleros que gobernaron el Perú que lo habrían flagelado, escupido, azotado. Sustituyó a VRHT en el castigo que habrían querido imponerle al genial constructor del aprismo indoamericano. Hoy recordamos el aniversario de su muerte, pero el verdadero sacrificado es su maestro VRHT de quien vienen las enseñanzas, la doctrina, la visión cosmopolita indoamericana. Haya, como dije, fue su maestro y de él quedan cientos de miles de admiradores y fieles Hayistas. Vamos a la lucha; conquistemos el Poder en los próximos comicios y lancemos a las masas a defender la victoria del Pueblo. Sin vacilaciones, ni treguas. Hay que destruir a los discípulos del militarismo y de la oligarquía; eso sólo se obtiene con coraje y resolución. Al grito de ¡Viva Haya de la Torre! impondremos un nuevo Perú y la vieja clase dominante terminará donde debió estar siempre: el exilio, las ergástulas, la proscripción popular. Hoy al hablar de Alan García, el grito que me sale del alma es: ¡Viva Haya de la Torre! Alan García vive porque fue hayista. Su segundo gobierno fue un magnífico episodio, pero la gloria histórica le pertenece a Víctor Raúl nacido el 22 de febrero de 1895 y sin fecha de muerte porque vivirá vitaliciamente mientras el Perú no cambie radicalmente.

II

Sí, habla Juan Pueblo. El Perú está anarquizado y a merced de masas hartas del desasosiego gubernamental. Ahí tenemos al Sur y sus multitudes iracundas que se han sublevado y condenado al silencio a las autoridades legítimas. No hay día que no se asalte una comisaría, se incendie un local judicial o que no se mate a un policía o ciudadanos. Esto es consecuencia de la behetría a la que estamos sometidos en este instante. No se crea que esto se va a limitar a Puno, Cusco, o Arequipa. No. Se extenderá y sacudirá a la República. Odio oficiar de profeta, pero de todo este drama surgirá un nuevo Estado, pero no un Estado “democrático”, libérrimo con separación de poderes y respeto a las mayorías y los Derechos Humanos. Juan Pueblo con hambre, descalzo, postergado, discriminado, será el protagonista de la nueva hazaña de reconstruir el Estado peruano con nuevo perfil de una República mandada por trabajadores manuales e intelectuales y obedecida por el ejército.


III

Debemos auspiciar la creación de partidos ¿De dónde salen los candidatos? No es casualidad, de los partidos políticos. Empero, allí está el APRA a la que se ha reconocido su existencia centenaria. Como viejo aprista y exconstituyente y exparlamentario exhorto para construir un Estado firme con instituciones duraderas. Si, si, con elecciones pulquérrimas y nuevos partidos democráticos y ultraliberales, aliados nuestros. De lo contrario, nuestra seudo-constitución seguirá siendo un papel mojado en tinta sometido a bofetadas e iras de la multitud. Estar alerta, viene el caos. Y nadie lo prevé. Nada sobre el Estado, nada fuera del Estado, el Estado sobre todo.

Ciudadanos participaron en la “Marcha por la paz y la democracia” contra el terrorismo

**********

Así lo contamos: 28 años del atentado de Tarata - YouTube

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Opinión | AMLO convoca a una marcha contra sus ciudadanos - The Washington Post

Cecilia Bákula

CECILIA BÁKULA

Los antivalores en la política peruana

Los casos de los expresidentes Toledo, Fujimori y Castillo

Los antivalores en la política peruana
 CECILIA BÁKULA
 26 DE FEBRERO DEL 2023

Hemos tomado conocimiento tanto de la decisión de la justicia norteamericana de conceder la extradición al ex presidente Alejandro Toledo, presidente del Perú entre el 2001 y el 2006, como de la renuencia de este de aceptar dicho fallo.

Vale recordar que Toledo, quien ha recurrido a todos los ardides y argucias legales posibles, se encuentra inmerso en una serie casi inagotable de investigaciones y procesos que han llevado a la Fiscalía de la Nación a solicitar más de 20 años de cárcel por posibles delitos de colusión y lavado de activos; por supuestamente haber recibido sobornos por no menos de US$ 35 millones a cambio de otorgar obras de gran importancia nacional.

Ese sistema se enquistó y ha venido mellando la dignidad de la función pública de una manera grotesca que es necesario revertir. Posteriormente, una comisión especial solicitó un incremento de condena hasta por 35 años, dada la gravedad de lo que se venía descubriendo, más allá de esa sonada y publicitada cuestión.

El caso de Toledo podría ser, de alguna manera, emblemático porque él se presentó –una vez más– como el hombre del pueblo que había logrado superar los escollos de una sociedad hostil hacia los Andes y todo era una gran patraña. Resultó ser un mentiroso de gran calibre, una persona de doble moral incapaz de devolver a este país, que supuestamente le había dado la oportunidad de estudiar y destacar, siquiera la expresión de una conducta intachable que le permita ahora, más allá de las argucias legales, vivir con la frente en alto.

Toledo es, hoy por hoy, la negación del servidor público, lo opuesto al mandatario digno, la antítesis de la honradez y la verdad. Y demore lo que demore, la justicia llegará y quien sabe si en la senectud de su vida, este hombre que recibió tanto del país y le devolvió solo con miserias, tenga que terminar sus días con la humillación en el rostro por no haber sabido aprovechar la oportunidad de ser honrado, leal, transparente y saber que en la vida, si no se vive para servir, no se sirve para vivir.

Lamentablemente, nuestra historia no queda allí. En este momento, todos los gobernantes vivos del Perú se encuentran bajo algún tipo de investigación o están viviendo carcelería. Así es el caso de Alberto Fujimori cuyo caso es mucho más mediático en tanto se siente respaldado por una agrupación política que, mal que bien, va tratando de mantener su imagen viva y se le reconoce algunos actos importantes en su gestión. Fue elegido democráticamente para un periodo de gobierno que iría entre 1990 y 1995, pero optó por dar un autogolpe de Estado, cerrar el Congreso y gobernar de manera autoritaria.

Sin entrar ahora en las razones o sinrazones, deseo señalar que se encuentra purgando 25 años de prisión privativa de libertad y, sean mediáticamente aceptados o no, haya habido indulto o no, lo cierto es que es otro expresidente en la cárcel por delitos como el peculado, la usurpación de funciones, los denominados casos de secuestros y muertes en La Cantuta y Barrios Altos que dejaron heridas aún abiertas en la sociedad, por actos de corrupción ejecutados o permitidos a través de personajes siniestros de su entorno y otras acusaciones que siguen un larguísimo proceso, aun estando él en un estado de salud muy precario.

No dudo que pueden reconocerse obras buenas en su gobierno, pero también es cierto que la realidad es que se trata de un ex presidente preso y que lo que se hizo con la mano derecha, se borró con la izquierda y eso, no se condice con la excelencia que debe poder demostrar un gobierno ni con el arte del buen gobernar.

El caso más reciente, triste y hasta risible, porque es una tragicomedia en nuestra historia es el de Pedro Castillo, personaje que llegó a la casa de Pizarro sin saber cómo es que sucedió ni quién lo había puesto allí y señalo esto porque siguen existiendo severas dudas respecto a la transparencia del proceso electoral que concluyó con la victoria de su agrupación política. Lo cierto es que inauguró su gobierno ya con ademanes de incapacidad, muy mala elección de colaboradores y desde el primer día se hizo manifiesta la tremenda inexperiencia e improvisación, al mismo tiempo que el deseo desesperado de “aprovechar” la oportunidad para que cercanos y familiares accedieran a algún tipo de prebendas, beneficios, puestos de trabajo, coimas, fueran intermediarios y otras finísimas maneras de enriquecimiento. Desgraciadamente, este sistema de supuestos derechos a “recibir pagos” a cambio de algunas gestiones se ha entronizado en la administración pública y ha de ser cortado desde la raíz.

Castillo, que no dio luz ni fuego –ni él ni su entorno, ni sus ministros ni sus asesores– sí logró hacer de la victimización una herramienta que le generó grandes beneficios y que lo convirtió en el protegido de un grupo político social que sabe, perfectamente, cómo lucrar y medrar de personas como él. Lo cierto es que, acorralado por su propia incapacidad y los gravísimos indicios de corrupción que ahogaban a todo su entorno, se atrevió a creerse capaz de autogobernar el país y así poder seguir protegiendo y permitiendo la situación de crisis, de roberías y caos y el 7 de diciembre último, con un temblor en la voz y en las manos, decidió, decretar su propia sentencia de muerte al expresar en público y a nivel nacional, su voluntad de dar un autogolpe de Estado.

Las consecuencias para el país han sido desastrosas, no porque él sea necesario ni mucho menos, sino porque esa situación política ha sido utilizada con desgraciada actitud antipatriota por un grupo de personas que creen que la violencia es la vía para la obtención del futuro mejor. Pero, lo cierto es que Castillo está preso y afronta, por ahora, una prisión preventiva por los delitos de rebelión y conspiración a los que, sin duda. Se añadirán los relacionados con el desajuste patrimonial, las coimas, los ingresos, la malversación y otros delitos que incrementarán las penas y las condenas.

Más allá de eso, tenemos dos presidentes que supuestamente viven en libertad pero que son esclavos de su conciencia como los casos de Humala y Vizcarra.

Ollanta Humala, ahora con libertad restringida, se encuentra bajo investigación, junto con su esposa por delitos como el lavado de activos por dinero presumiblemente recibido de la misma empresa que quebró al país durante el régimen de Toledo y del gobierno de Venezuela, en la forma de conversión y ocultamiento que involucra, además, a varios miembros de la agrupación política que lideraba Humala.

Y, qué podemos decir de Martín Vizcarra quien se “pavonea” como si no se percatara de que sobre él penden serias acusaciones de tipo judicial y personal. Quizá, es moralmente severa la de traición que le espetó Pedro Pablo Kuczynski, de quien fuera su primer vicepresidente y que vale mencionar, fue un gran lobbista que acaba de recuperar su libertad condicional por lo que tampoco fue un gran ejemplo de pulcritud y transparencia.

Pero más allá de eso, pesan sobre Vizcarra acusaciones de gran calibre asociadas a su gestión en el gobierno regional de Moquegua y, sobre todo, a la fatal gestión realizada durante la terrible pandemia que soportó el país por la Covid 19, pues se ha demostrado que hubo serias irregularidades en el manejo de la crisis de salud y en la adquisición de vacunas, lo que ocasionó miles de muertes de conciudadanos; por ello, el pleno del Congreso, con 102 votos a favor y solo 8 abstenciones, aprobó el informe final que recomienda formular una acusación constitucional contra el expresidente Vizcarra.

Entonces, con ese manoseo grosero de la política, ¿qué mensajes se está dando a la nueva generación? ¿Es que ha desaparecido esa gloriosa casta de personas como Haya de la Torre, a quien hemos recordado recientemente en el día de la Fraternidad Aprista? ¿No es posible volver a hacer de la política un acto de noble ejercicio de la capacidad más digna del género humano: servir?

********

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Docentes y alumnos villarrealinos participando en marchas por la paz y contra el terrorismo.

Opinión.

Miércoles, 19 de abril de 2023

La prensa del terror, por Patricio Krateil. El Reporte

Patricio Krateil

Comunicador

 

Recientemente se han expuesto las filiaciones al Movadef, brazo político de Sendero Luminoso, de ciertos periodistas de Wayka. Mediante una investigación de Contracorriente, se descubrió que la editora del medio digital izquierdista, Roxana Loarte Villalobos, firmó en el 2011 el planillón para la formalización del Movadef como partido político, que evidentemente fue rechazado. Este hecho definitivamente está sonando en la opinión pública, pues el medio digital Wayka se autodenomina democrático y pretende hacer un trabajo aparentemente periodístico; sin embargo, los que conocemos mejor a dicho medio hemos visto que en gran medida está plagado de desinformación y muestra un marcado sesgo político. Seguramente muchos de sus consumidores habituales lo veían como un medio progresista más con tinte izquierdista, pero ojalá estén ahora más atentos a fuentes de información como Wayka.

Wayka prensa alternativa | Víctor R. Nomberto, Doctor en Ciencias Sociales

 

Esta revelación traerá acciones legales y posiblemente nuevas investigaciones respecto a este caso, pues no es para menos. Aun así, este suceso nos hace pensar sobre las diferentes áreas, aparentemente democráticas, donde puedan estar jugando los aliados del terrorismo. Cuando Sendero Luminoso pierde la guerra armada una de las estrategias expresadas fue la de integrarse e inmiscuirse políticamente, algo que no debería extrañarnos mucho, pues esa ha sido la regla de todas las guerrillas y grupos terroristas marxistas a lo largo del globo. Recordemos como en Colombia, el expresidente Juan Manuel Santos dio amnistía a prácticamente la totalidad de integrantes del grupo narcoterrorista las FARC, en Argentina muchos ex Montoneros han tenido puestos en gobierno y ahora en Chile grupos violentistas mapuches son tratados por la izquierda internacional como hippies revolucionarios por la paz. Pensar que este acercamiento entre Wayka y el Movadef es algo repentino o meramente anecdótico, podría costarnos caro a futuro si es que no se ponen las alertas necesarias y se realizan investigaciones acérrimas. El marxismo raras veces se presenta de forma casual.

Rodolfo Murcia Polo (@Attlas89) / Twitter

La victimización e infames estrategias

Herbert Marcuse, teórico crítico marxista de la escuela de Frankfurt, por los años setenta, escribiría un ensayo titulado “La Tolerancia Represiva”, el cual, creo, ha servido como base teórica para legitimar y darle tanto poder político a la figura de la victimización y consecuentemente a la censura de la disidencia en una sociedad, al menos en papel, libre y democrática. Para el filósofo marxista, la tolerancia constituía una trampa burguesa para hegemonizar ciertas ideas como correctas y mediante dicha hegemonizarían, reprimirían a los que no las compartían. En otras palabras, para Marcuse, permitir que se hable del capitalismo, por ejemplo, significaba rectificar la supuesta represión y tachar de intolerante a quienes no la recibieran como parte de la diversidad de ideas humanas, es el método de defensa que la tolerancia produce para apaciguar la supuesta revolución.

Esta idea es necesaria de comprender para poder visualizar las operaciones discursivas de la izquierda contemporánea. Wayka ahora usa la victimización para desligarse del ala política de Sendero Luminoso, Movadef, atribuyéndole a todos críticos el uso del infame “terruqueo”, pero, a su vez, siempre con palabras como “fujimorista” o “facho” en la punta de la lengua lista para disparar a cualquier detractor sin el menor remordimiento.

Es importante reconocer que la izquierda, en estos últimos años, ha sabido jugar muy bien el papel de víctima. De hecho, así es como ha logrado que ciertas narrativas sean enseñadas en colegios y expuestas en muchos museos. Esta victimización requiere de un victimario, el cual ha sido bien categorizado por el zurdaje, tan bien que incluso por el simple hecho de adjudicarte en esa categoría automáticamente se descalifica cualquier argumento racional que tengas en contra de ellos.

Plinio Correa de Oliveira llamaría a este tipo de artimañas las Palabras Talisman, las cuales suelen tener gran peso social, pero sobre todo mucha elasticidad como concepto. Dichas palabras, lo que generan en las personas es que se retiren o esquiven debatir para no verse envueltos en esas categorías acríticamente aceptadas como la peor calamidad. Por ejemplo, la expresión “no terruquear”, dada su elasticidad, hace que ahora las personas que sostengan que la existencia de grupos que atentan vidas humanas con propósitos políticos es terrorista, pueden ser acusados por esta misma izquierda de “terruquear” sin aparente justificación para ellos. Es decir, forjan una respuesta narrativa con la figura de víctima, a pesar de ser claramente los victimarios.

De ese modo, como viene sucediendo en toda la región, las historias poco a poco van cambiándose, los conceptos van permeando de forma distinta en nuestros contemporáneos y lo que antes fue bueno, ahora puede ser malo y lo que fue verdad, siempre ahora nos dicen que es falso. No obstante, es necesario que quede claro, que ni Dios puede hacer que lo que fue no haya sido y el terrorismo en el Perú es el episodio más cruel y sanguinario de nuestra conflictuada historia. Y esto Wayka lo sabe.

No A La Asamblea Constituyente on Twitter: "#LoÚltimo 🚨🚨 Perú alza su voz ante medida del TC y exigen que terroristas NO postulen a cargos públicos de nuestro país ni mucho menos

Imagen
Destacamos a los alumnos y docentes de la UNMSM que defendieron la paz y se sobrepusieron a la violencia terrorista a pesar del control que ejercían sobre San Marcos. Hecho que no se repitió en la Univesidad Nacional Federico Villarreal por su rica tradición democrática y por la defensa del Estado de Derecho y por la justicia social de pan con libertad. Los docentes incluso en pleno apagón impartían clases, demostrando su amor a la docencia.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
MÁRTIRES DE LA DEMOCRACIA QUE FUERON ASESINADOS POR EL NARCOTERRORISMO SENDERITA

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Jóvenes universitarios le dicen ¡No al terrorismo! ¡No a la violencia!

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

****No hay ninguna descripción de la foto disponible.******

Cecilia Bákula

CECILIA BÁKULA

Los funerales de Atahualpa

Punto de quiebre en nuestra historia

Los funerales de Atahualpa
 CECILIA BÁKULA
 02 DE ABRIL DEL 2023

Se trata de uno de los lienzos de mayor impacto de la pintura de inicios de la República. Si bien la producción de Luis Montero Cáceres (Piura, 1826 – Callao, 1869) dentro de la tónica academicista es importante, esa obra es la que ha alcanzado mayor relieve y difusión, no solo por la temática, sino por las dimensiones y la propia historia de ese lienzo.

Como muchos de nuestros artistas, Montero demostró desde muy joven un talento especial para el manejo del lápiz y el color por lo que pudo obtener algunos primeros lineamientos en Piura y logró asistir una breve temporada a la escuela de artes que en Lima dirigía otro piurano, Ignacio Merino. Razones económicas lo llevaron por otros rumbos, pero su vocación por el retrato preciosista motivó que hiciera una miniatura del rostro de Ramón Castilla lo que llevó a que, viendo esa habilidad y sus antecedentes, se le concediera una beca para estudiar en la Academia de Bellas Artes de Florencia.

Hacia el año 1851 se encuentra de regreso en Lima y en un posterior viaje de estudios y perfeccionamiento a Florencia, se definirá ya su preferencia por los temas históricos y es allí donde surge la impresionante obra titulada “Los funerales de Atahualpa” trabajado en Florencia entre 1864 y 1867. Inicia su enorme lienzo cumpliendo un encargo del Gobierno del Perú, para que fuera expuesto en la Exposición Universal de París, a donde nunca llegó esta importantísima creación, que más bien, viaja a Lima con su autor, quien para costear los gastos de retorno de sus bienes y sus cuadros, incluyendo este monumental óleo de 420 × 600 cm. y que incluye a una treintena de personajes, ofrecía exponerlo, a cambio de retribución monetaria y lo hizo con inusitado éxito en Río de Janeiro, Montevideo y Buenos Aires, antes de que se conociera en Lima. En todas partes captó la atención del público y mereció una muy positiva crítica.

Es así que en Lima recibió también la acogida del público y ello motivó que el autor, en gratitud a la ayuda que había recibido del Gobierno, para solventar a su estadía en Europa, decidiera donar esa obra al Congreso de la República, entidad que le premió con la suma de veinte mil Soles. Eran los tiempos del presidente José Balta quien, además, con fecha 26 de octubre de 1868, suscribió una ley mediante la cual se concede al artista y autor de la obra don Luis Montero la medalla de oro del Congreso y un premio pecuniario.

Sin duda, este importantísimo lienzo con treinta y tres personajes perfectamente identificados en sus caracteres individuales puede ser objeto de estudio individualizado y, de hecho, ha sido motivo de importantes análisis. Deseo destacar los trabajos hechos, entre otros, por Nanda Leonardini, docente de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el libro editado bajo el sello del Museo de Arte de Lima titulado “Luis Montero. Los funerales de Atahualpa”; esta publicación, aparecida en el 2011 bajo la cuidada edición de Natalia Majluf es sin duda el trabajo más completo que se ha hecho, hasta la fecha, respecto a esta singular y destacada obra de arte de nuestra inicial producción republicana.

En dicha publicación, especialistas en cada tema abordan todos los aspectos asociados al estudio del lienzo, incluyendo el delicado y exitoso proceso de restauración que nos permite, hoy en día, disfrutar el poder apreciar esa imponente obra, en las instalaciones del Museo de Arte de Lima pues, se recordará que dicha inmensa obra, inmensa por sus dimensiones y por su complejidad plástica y compositiva, sufrió todo tipo de vicisitudes incluyendo el que luego de ser exhibida en la Exposición Nacional que tuvo lugar en el Palacio de la Exposición de Lima en julio de 1872, permaneció allí hasta 1879, año de la fatídica Guerra del Pacífico, cuando fue tomada como botín de guerra y llevada por el ejército invasor para ser exhibida en el Museo Nacional de la capital sureña hasta que, por gestiones personales de don Ricardo Palma, quien ejercía por entonces la labor de director de la Biblioteca Nacional del Perú, quien había emprendido por entonces una gestión titánica por reconstruir ese centro de conocimiento y cultura, logró recuperar el histórico lienzo que, nuevamente en nuestra ciudad, estuvo unos años en los ambientes de la misma biblioteca limeña.

Quizá me atrevería a recomendar “visitar” dicha obra y observarla muchas veces y cada vez con más detenimiento. El cuadro de Merino es complejo y requiere no solo “verlo”, exige contemplarlo, estudiarlo, mirarlo, entenderlo. El artista, según fuentes de la época, pudo no tener acceso a información muy precisa, sin embargo, tomó algunas pautas de gran importancia como las que obtuvo al recurrir, entre otros, a escritos que pudo tener a su alcance, tal es el caso de la “Historia de la conquista del Perú” de William H. Prescott (1796-1859) que no obstante poder incluir algunos mínimos errores de información puntuales, ha sido considerado como una fuente de valía en la historiografía peruana. De la obra de Prescott y de otra información a la que pudo acceder, es conveniente entender que Montero tomó e interpretó con bastante libertad y lo hizo desde su propia y particular circunstancia, deseando cumplir con el encargo recibido.

Montero quería reflejar el momento de nuestra historia en el que el Inca, rey de estas tierras, dios supremo de los hombres del mundo andino, había muerto producto de la pena del garrote al que fue sometido, no obstante haber cumplido con el ofrecimiento de pagar el sustancioso, rico, pródigo y cuantioso rescate que pactó con Pizarro. El Inca no recibió el perdón de su vida, sino más bien la traición producto de la codicia o del desentendimiento de los valores que se ponían en juego.

Al observar este interesante y complejo lienzo, vemos de inmediato que, de manera voluntaria, el artista coloca una columna, prácticamente en el medio de la escena y así divide el desarrollo de la historia que plasma en dos grandes actos, con personajes claramente diferenciados en ropajes y actitudes. Un grupo permanece casi indiferente a lo que ha ocurrido y ocurre y observa con distancia y no poca frialdad al otro que con gran dinamismo quiere incorporarse al eje de la historia que se plasma en colores vivos, rostros, gestos y actitudes. Y para darle un toque de realismo a la figura de Atahualpa, el artista se sirvió del cuerpo, ya sin vida de su amigo Francisco Palemón, un arequipeño fallecido en Florencia y cuyos rasgos faciales se asociaban con las características andinas.

Luego de una detenida observación de los múltiples detalles, cada uno puede elaborar una propia lectura del cuadro y tratar de leer lo que se plasma en este magnífico lienzo, intentando entender el enfoque que Montero quiso dar de los hechos que narra y el mensaje que él quiso trasladar a las generaciones futuras. Es necesario mirar y no solo ver; se requiere observar y prestar atención a los detalles por mínimos que parezcan pues nada estuvo dejado al azar, ni los gestos, ni la actitud corporal, ni la organización del espacio, ni la vestimenta de los personajes ni, por supuesto, pormenores que no han de pasar inadvertidos como, por ejemplo, el quiebre evidente de uno de los candelabros que rueda por el piso, que, quizá, podría entenderse como una representación del quiebre definitivo de un momento, de un período o el instante en que se apagó una historia.

Gracias al interés que despertó la obra de Merino desde los primeros momentos en que ésta se conoció en Lima a su regreso luego de sus largas estadías en Europa y su fama fue creciendo en nuestro medio, sus cuadros fueron adquiridos por la calidad y el exquisito trabajo en el manejo de la composición, el color y la técnica. Ello ha permitido que hoy en día podamos apreciar obras suyas de excelente factura, que se conservan y exhiben en importantes colecciones públicas del país, incluyendo, por ejemplo, el Museo del Banco Central de Reserva del Perú, la Pinacoteca Municipal de Lima, el Congreso de la República y el Museo de Arte de Lima, entre otros repositorios.

*********

Opinión. Miércoles, 26 de abril de 2023

La frente en alto, por Patricio Krateil

Patricio Krateil

Comunicador

 

La semana pasada tuvimos la visita en nuestro país del politólogo argentino, Agustín Laje, para una serie de eventos, entre estos dos conferencias sobre su nuevo bestseller Generación Idiota: una crítica al adolescentrismo (Harper Collins 2023) y un curso magistral de Ciencia Política a cargo de la organización Origen y otros asociados de gran prestigio. Sin embargo, esta no es la primera vez que nos visita el polémico escritor. En otras ocasiones ha venido para presentaciones de su primer libro sobre el progresismo El libro negro de la nueva izquierda (Unión Editorial 2016) y para diferentes ponencias respectivas a este fenómeno global. Incluso, ha brindado asesorías a ciertos grupos empresariales y religiosos.

Reflexiones: El libro negro de la nueva izquierda

Es importante recalcar la labor de Laje a escala latinoamericana en estos últimos años, pues es el primero, en mi modesto parecer, en hacer junto con Nicolas Márquez, una crítica acérrima a las políticas de género inmiscuidas en los gobiernos, los grupos extremistas del feminismo y LGTBIQ, las injerencias de organismos supraestatales en las soberanías nacionales, la corrección política en todas sus facetas, el victimismo como herramienta política y sobre todo en devolverle valor al significado de derecha, en un mundo contemporáneo donde autodenominarse como tal es prácticamente un pecado. Si bien Agustín no comenzó escribiendo sobre progresismo y posmodernidad, sino mas bien sobre política argentina de los años setenta, terrorismo y actos de subversión; este salto de exploración filosófica sobre la actualidad no solo lo ha hecho más popular, sino que lo ha acercado bastante a la juventud, de la cual también podríamos considerar parte, hecho que no hace más que reafirmar la importancia de sus actuales obras y estudios políticos.

Es importante añadir que el analista cordobés, en sus últimos años, además, ha inspirado a personajes de gran nivel intelectual a seguir esa misma batalla cultural dejando en su camino enormes trabajos. Personalidades como Pablo Muñoz Iturrieta, autor de Atrapado en el cuerpo equivocado, y Cristian Rodrigo Iturralde con su libro El inicio de la nueva izquierda y la escuela de Frankfurt, siguieron los pasos de Agustín Laje y Nicolas Márquez, haciendo una suerte de triada sobre el tema ideología de género y posmodernismo. A su vez, este clima de crítica intelectual posiblemente inspiró a nuestro gran pensador conservador Miklos Lukacs con un libro distante en tanto a temática, pero bajo el mismo frente y línea crítica que se le hace a nuestra contemporaneidad: Neo Entes: tecnología y cambio antropológico en el siglo XXI.

Agustín Laje también ha dado abiertamente su apoyo al candidato presidencial argentino Javier Milei, recalcándolo como el único en respetar la vida desde su concepción, plantear reformas monetarias y de reducción del aparato estatal, estar en contra de las políticas de género y reafirmar su compromiso por la seguridad ciudadana.En el plano internacional ha contemplado siempre con buenos ojos los movimientos juveniles de la nueva derecha y los principales actores políticos que llevan dando esta batalla global al marxismo socialdemócrata como lo son Donald Trump (USA), Jair Bolsonaro (Brasil), Santiago Abascal (España), José Antonio Kast (Chile) e incluso apoyando a Keiko Fujimori en la segunda vuelta electoral contra el socialismo leninista de Pedro Castillo.

No hay dudas de la importancia cultural que nos ha producido un intelectual como Laje, que lejos de querer adoctrinar ha intentado siempre convencer y fomentar un pensamiento crítico, libertad de expresión y honestidad intelectual; además de esforzarse en la búsqueda de una integración conjunta de los diversos frentes de la derecha, que, en su interna enemistad, precisamente nunca han logrado un bloque que pueda hacerle frente a la izquierda.

No bajar brazos ni cabeza

Mas allá de las consecuencias positivas a nivel intelectual, me parece fundamental subrayar dos valores que críticos como Agustín en pleno siglo XXI nos enseñan. La primera es la importancia de opinar, hablar y expresar lo que uno piensa, independientemente de si pueda o no dañar susceptibilidades ajenas. En segundo lugar, retomar la autoestima política perdida respecto a no ser de izquierda y poder sentir orgullo precisamente de no serlo.

Jordan Peterson, psicólogo canadiense de gran renombre, afirma y cito textual: “En orden para poder pensar hay que arriesgarse a poder ofender”. Efectivamente, si el pensar es el que genera el saber y el saber adquiere mayor o menor validez de acuerdo con su posibilidad de ser contrastado, es inevitable que en función de ampliar el conocimiento hay que poder dar a conocer la mayor parte de nuestro pensar. En otras palabras, es imposible que el conocimiento avance si es que no nos damos el trabajo de siquiera poner en manifiesto un argumento. En palabras de Popper, el conocimiento adquiere valor en su contrastación. La ausencia de conocimiento es entonces el silencio.

Por otro lado, es insufrible la cantidad de veces que por no adherir a un pensamiento izquierdista se nos tacha de indiferentes, autoritarios, economicistas e ignorantes; cuando habría que, en vez de tratar de escondernos diciendo “somos de centro”,“únicamente en la teoría funciona el socialismo” o la típica “es que en Sudamérica es tenemos un contexto distinto”, comenzar alevantar la cabeza y decirles que sus ideas fueron las que destruyeron Venezuela, la que prohíbe la libertad de prensa en China, la que puso en campos de concentración a homosexuales en Cuba, la que hoy quita a niños de sus padres en Europa por no querer someter a sus hijos a tratamientos hormonales, la que imprime billetes dejando hiperinflaciones como en Argentina o en la Chile de Allende, la que movilizó a Sendero Luminoso y al MRTA, la que financió golpes de Estado en la región y la que se pretende revolucionaria, pero anda de la mano con Bill Gates, la ONU y la OMS.

No por nada el fallecido Armando Ribas, brillante intelectual nacido en Cuba y de residencia argentina, ilumina y simplifica de maravilla lo último con su frase: “La izquierda defiende brillantemente la estupidez y la derecha estúpidamente la brillantez”.

https://www.youtube.com/watch?v=AWnD0TNAEBM

*********

 

20 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Tremendo recuerdo Lucho. Alfonsito, como le decía el c. Jefe, dejó huella dentro de nosotros. Tenía un corazón inmenso y era un hombre íntegro y consecuente con sus ideas. Hace 3 años sostuvimos una conversación telefónica de más de una hora y pude conocer más a nuestro querido Pompo. Hasta me invito a quedarme en un centro vacacional de la policía. Lo visite en una oportunidad en su casa de Leoncio Prado y después en Elio me parece. En todas me demostró sus dotes de gran persona. Un saludo al cielo para un inmortal de la CHAP. Felicitacione por cintinuar el legado histórico del Gran Maestro, jefe y Guía Víctor Raúl Haya de la Torre el mejor político del Perú y totalmente honesto

  2. Por los lindos recuerdos de Pompo cuando recién llego a la Chap, y el C. GARCIA nos daba la misión de acompañar al niño hasta su casa. Palomilla y juguetón siempre con una sonrisa. Que el SEÑOR lo tenga en su santa Gloria

  3. Felicitaciones por esta columna que compendia varios artículo que nos impartes valores democrático y ética política muy necesario para la actualidad de nuestro Perú.

  4. Bien recorado querido Pompo en el día de tu cumpleaños en el cielo allado de Dios. Alfonso era por su tradición chapista un amigo ejemplar, siempre alegre para enseñarnos y transmitir valores, porque querías a tus amigos y te entregabas en cuerpo y alma por nosotros, especialmente por tu esposa y tus hijos, por la causa de los niños del pueblo más necesitados y por tu amor a la democracia. Gloria eterna para un valiente oficila de la PNP que se fajo por la democracia.

  5. Excelente aporte de Alfonso Cachay en su ideal de haber contribuído a una Escuela de Formación Política de Jóvenes Libres. De la contrario la corrupción y el terrorismo devorara la democracia peruana y a su población con un comunismo que ha fracasado en el mundo.
    «El terrorismo nace del odio y la envidia, crece con el desprecio de la vida humana siendo un auténtico crimen contra la humanidad.. .No olvidemos nunca que el terrorismo tiene una base en el fondo, de su naturaleza maligna, una guerra psicológica que desprecia la justicia y la libertad». Alfonso Cachay Bueno

  6. Todos esos grupos quieren pegar de moralistas para trepar en el poder y practicar antivalores. Una crítica acérrima a las políticas de género inmiscuidas en los gobiernos, los grupos extremistas del feminismo y LGTBIQ, las injerencias de organismos supraestatales en las soberanías nacionales, la corrección política en todas sus facetas, el victimismo como herramienta política y sobre todo en devolverle valor al significado de derecha, en un mundo contemporáneo donde autodenominarse como tal es prácticamente un pecado.

  7. Haya es el hombre de los siglos XIX y XX, sin sustituto alguno. Pasemos lista. Ahí están Manuel Pardo, Nicolás de Piérola, Manuel Candamo, y decenas más. Ninguno llega a ser un conato de caudillo. Ese título le es atribuible a AGP, quien entró al palacio de los virreyes, aunque terminó suicidándose. En cambio, Víctor Raúl: diez años de exilio, asilado más de cinco años en la embajada de Colombia, vencedor en el más alto tribunal: la Corte de La Haya, donde se discutía si era o no un delincuente político. Vale.

  8. Martín Vizcarra quien se “pavonea” como si no se percatara de que sobre él penden serias acusaciones de tipo judicial y personal. Quizá, es moralmente severa la de traición que le espetó Pedro Pablo Kuczynski, de quien fuera su primer vicepresidente y que vale mencionar, fue un gran lobbista que acaba de recuperar su libertad condicional por lo que tampoco fue un gran ejemplo de pulcritud y transparencia. Otros corruptos son Pedro Castillo, Humala, Martín Vizcarra por crimenres de lesa humanidad y otros máscomo Susana Villarran, Gregorio Santos y ultraizquierdistas que no les intetresa el pueblo sino la plata.