20.1 C
Lima, Perú
domingo, enero 23, 2022
#EstemosListos / Los suelos de Lima y por qué los sismos no...

#EstemosListos / Los suelos de Lima y por qué los sismos no se sienten igual en todos los distritos

1011
18

Los suelos de Lima y por qué los sismos no se sienten igual en todos los distritos | #EstemosListos

El tipo de suelo y características de las construcciones determinan qué tanto daño puede causar un sismo de gran magnitud en Lima y Callao. Mapa de Cismid identifica zonas más riesgosas

Terrenos en Villa El Salvador (foto), Ancón y La Molina figuran entre los más riesgosos, al igual que laderas de cerros y áreas pantanosas en Chorrillos y Ventanilla. (Foto: Jorge Cerdán /@photo.gec)
Terrenos en Villa El Salvador (foto), Ancón y La Molina figuran entre los más riesgosos, al igual que laderas de cerros y áreas pantanosas en Chorrillos y Ventanilla. (Foto: Jorge Cerdán /@photo.gec)
Gladys Pereyra Colchado

Gladys Pereyra Colchado

Periodista. El comercio

gladys.pereyra@comercio.com.pe

Aclaración: Este informe fue publicado inicialmente en octubre pasado como parte de la campaña #EstemosListos y actualizada hoy tras el sismo de magnitud 5,6 en Lima.

 

Lima tiembla, pero nunca igual para todos. Hoy, el sismo de magnitud 5,6, con epicentro a 19 km al NE de Lima, fue el recordatorio más reciente de que esta ciudad es territorio sísmico. Pero, aunque los efectos de un gran terremoto serían casi absolutos en la ciudad, hay suelos que amplifican las ondas, casas que soportan menos y poblaciones más vulnerables que otras. Conocer los suelos de Lima es el primer paso para empezar a prevenir.

Por qué un sismo de magnitud 8 es devastador algunas veces y otras no?  [interactivo] | Noticias | Agencia Peruana de Noticias Andina

El Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) elabora mapas de microzonificación de la capital según sus suelos. La idea es que estos sirvan para que los tomadores de decisiones apliquen estrategias de prevención sectorizadas. Todos están en manos de las municipalidades, el problema, señalan desde Cismid, es que no siempre son tomados en cuenta por los alcaldes.

El ingeniero Carlos Zavala, director de esta institución, explica que los suelos arcillosos, las zonas pantanosas de Ventanilla y Chorrillos, las laderas de cerros de Ate o Comas, o los suelos arenosos que se encuentran en Villa El Salvador, Ancón y La Molina son algunos de los más riesgosos. “La Molina es gran olla rodeada de cerros, pero llena de arena”, dice a El Comercio. Son estos suelos menos consolidados los más propensos a sufrir a deslizamientos o el fenómeno de licuación como consecuencia de un terremoto y sus réplicas.

Para tener una idea de cuánto se amplifica un sismo según el suelo, Hernando Tavera, presidente ejecutivo de Instituto Geofísico del Perú (IGP), detalla que durante el terremoto de Ica del 2007, la mayoría de distritos de Lima se sacudieron con niveles de aceleración de un promedio de 80 cm/s2, pero la estación acelerométrica de La Rinconada, en La Molina, marcó 110 cm/s2. “Esa diferencia nos dice que siempre en La Molina se va a sacudir con mayor intensidad”, indica a este Diario.

Mapa de microzonificación sísmica de Lima actualizado al 2020 (Cismid)
Mapa de microzonificación sísmica de Lima actualizado al 2020 (Cismid)

Suma de factores

Lo cierto es que aún en los distritos con suelos sólidos, la vulnerabilidad es alarmante. Un ejemplo claro de esto es el Centro de Lima. La ingeniera Diana Calderón, jefa del Laboratorio Geotécnico de Cismid, señala que esta zona de la ciudad tiene uno de los suelos con mayor rigidez. El problema es el tipo de construcción, la tugurización, informalidad y la antigüedad.

“Las iglesias en el Rímac y del Centro Histórico son vulnerables, por ejemplo”, reitera Zavala. Su reforzamiento resulta indispensable tomando en cuenta que durante el terremoto del 2007, un gran número de personas falleció por el colapso de estructuras de iglesias.

">

Las características de una construcción determinan qué tanto daño puede causar un sismo de gran magnitud y sus réplicas. Ahí, la informalidad ha convertido en muchas zonas en bombas de tiempo. De acuerdo con Enrique Pajuelo, director de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), el 67% de viviendas levantadas en la última década son informales. Entre 2008 y 2020, Capeco ha calculado que se construyeron 852 mil viviendas en Lima Metropolitana (aproximadamente 65 mil por año), de las cuales solo unas 282 mil fueron edificadas de acuerdo con las normas técnicas. Apenas el 33%.

Ninguna de las nuevas sido puesto a prueba ante un sismo fuerte. El último terremoto que causó daños considerables en la capital ocurrió en 1974 (M7,8), cuando laderas y periferia no estaban pobladas como hoy.

Seguir la norma E.030 de diseño sismorresistente también importa y mucho. De hecho, un experimento realizado por Cismid comprobó que incluso utilizando malos materiales, una casa edificada respetando el reglamento nacional puede soportar un terremoto solo con daños superficiales. “Construimos una casa a escala natural de dos piso con el peor material, pero siguiendo la norma. Gracias a eso se pudo lograr un buen producto”, cuenta Zavala.

Sismo en Perú: Reportan muerte de un niño por temblor | El Informador

Si se incluyen los factores sociales en el análisis de riesgo, la población expuesta solo en Lima y Callao supera los 7 millones. El último escenario sísmico elaborado por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), que considera además de suelos y construcciones, la densidad poblacional, el nivel socioeconómico y valor de reparación de Cismid, el 76% de la población de Lima y Callao vive en zonas de nivel de riesgo muy alto (7′073.121 personas). Solo en cuestión de viviendas son 226.894 con riesgo muy alto en el Callao y 1′752.970 en Lima, principalmente en San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres, Comas, Ate y el Callao.

¿Se puede hacer algo?

De acuerdo con especialistas de Cismid es necesario evaluar cada vivienda para conocer qué tanto daño sufrirían y si necesitan reforzamiento. Técnicas como uso de mallas en muros o pircas construidas con asistencia especializada pueden ayudar, pero se necesita decisión de la autoridad. Y, por supuesto, definir de una vez planes urbanos de expansión.

“No todo se puede reforzar, hay lugares donde la vulnerabilidad es tan alta que más conviene demoler y volver a construir. Existe una ley de reubicación de población en zonas de riesgo no mitigable”, dice Miguel Estrada, exministro de Vivienda y miembro de Cismid.

Intento de invasión en Lomo de Corvina realizado en abril del 2021. (Foto: Hugo Curotto / GEC)
Intento de invasión en Lomo de Corvina realizado en abril del 2021. (Foto: Hugo Curotto / GEC)

Un ejemplo de esto son los intentos por invadir terrenos en la zona Lomo de Corvina, en Villa El Salvador, cuyos suelos de arena son de alta amplificación sísmica y potencialmente licuables. “Es muy riesgoso construir en ese tipo de suelo”, explica.

En abril de este año, la policía tuvo que intervenir cuando un grupo de personas intentó ocupar un sector del arenal concesionado a una minera que se dedica a abastecer de ladrillos al sector construcción.

Videos recomendados: 

¿Qué pasaría si un #GranSismo ocurre en Lima? INDECI Instituto Nacional de Defensa Civil Ene.2020

Entrevista al presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú, Hernando Tavera. Ministerio del Ambiente - Perú

#EstemosListos | Hernando Tavera, Presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú, nos explica los pronósticos de la actividad sísmica en el país. " Frente a la costa central peruana hay un área de bastante longitud que viene acumulando esfuerzos y deformación, probablemente desde el año 1746. En la cual se podría originar un temblor de 8.5 de magnitud ”, afirma. Este video es parte de una campaña de sensibilización para la prevención frente a sismos realizado por El Comercio con apoyo de la Asociación Civil Hombro a Hombro https://bit.ly/3w5S5G4

18 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Debemos utilizar toda la información del internet para proteger a nuestra familia. No conocía los detalles acerca de que la rigidez del suelo podría influir en una mejor protección, sin embargo, no es un factor determinante para relajarnos en cuanto a protección. Como dice en el mismo artículo, por más que el suelo ayude y no tengamos los materiales adecuados, el hecho de cumplir con el reglamento nacional nos puede ayudar a estar más protegidos. Esto no quiere decir que debemos cumplir con los requisitos mínimos, sino que si tenemos la posibilidad de mejorar estos materiales, debemos hacerlos para estar mucho más seguros. Muchas personas deberían leer este artículo para saber qué tipo de suelo tiene el distrito donde viven y tomar las medidas necesarias.

  2. Lo cierto es que aún en los distritos con suelos sólidos, la vulnerabilidad es alarmante. Un ejemplo claro de esto es el Centro de Lima. Hay que señalar que esta zona de la ciudad tiene uno de los suelos con mayor rigidez. El problema es el tipo de construcción, la tugurización, informalidad y la antigüedad. Este tipo de distritos con esta características son los m{as vulnerables.

  3. Nosotros acabamos de ver como en la ciudad de Miami (EE.UU.), la cantidad de víctimas que se ha generado, no por un sismo, sino simplemente por la caída y la deficiencia de un edificio donde han muerto más de 150 personas. Y así como en Alaska, donde ha habido un gran desplazamiento del suelo, igual lo vamos a tener en la Costa Verde, donde no tenemos un edificio sino de 300 a 400 edificios encima a lo largo de los 23km de acantilado. Entonces, tenemos que salvar a esa gente, tenemos que salvar esas propiedades. Y para eso ya hay un proyecto de reforzamiento de la Costa Verde que brindará protección ante la ocurrencia de un Tsunami con olas de 12 a 15 metros de masa de agua que se desplaza contra el acantilado y que definitivamente lo va a lesionar. Ese proyecto consiste en un muro reforzado que va a proteger todo el acantilado.
    Ese acantilado no es un problema para Lima sino una bendición, porque si no existiera, toda la masa de agua entraría 3 o 4km y destruiría todo lo que hay en esa franja.
    Entonces, en todas estas acciones no necesitamos de gran ciencia, son temas de ingeniería, los ingenieros estamos capacitados para eso.
    Excelente artículo para estar prevenidos y sensibilizar a la comunidad.

  4. Amigos imaginémonos en el caso del Perú con un terremoto de 8.8 a 9 grados que es infinitamente superior al de Alaska. Hace poco hemos tenido terremotos de grado 6 que son 12 mil veces menores que un grado 8.8 que es para el cual se realizan simulacros. Y si tenemos un terremoto 8.2 como el de Alaska imaginemos lo que sucedería en zonas como la Costa Verde. Fíjense nuevamente lo sucedido en Alaska, que en zonas donde no hay mayor peso, sin estar ubicadas en un farallón, el terreno ha cedido. Lo que ocurriría en nuestros acantilados limeños sería tremendo. No podríamos ni siquiera estar de pie en un sismo de alta magnitud, colapsarían los hospitales, las calles y avenidas, no habría agua y el desagüe inundado, miles de casas derrumbadas. los heridos no tendrían donde atenderse y más de un medio millón de muertos. Las construcciones antiguas derrumbadas por completo.

  5. Amigos imaginémonos en el caso del Perú con un terremoto de 8.8 a 9 grados que es infinitamente superior al de Alaska. Hace poco hemos tenido terremotos de grado 6 que son 12 mil veces menores que un grado 8.8 que es para el cual se realizan simulacros. Y si tenemos un terremoto 8.2 como el de Alaska imaginemos lo que sucedería en zonas como la Costa Verde. Fíjense nuevamente lo sucedido en Alaska, que en zonas donde no hay mayor peso, sin estar ubicadas en un farallón, el terreno ha cedido. Lo que ocurriría en nuestros acantilados limeños sería tremendo. No podríamos ni siquiera estar de pie en un sismo de alta magnitud, colapsarían los hospitales, las calles y avenidas, no habría agua y el desagüe inundado, miles de casas derrumbadas. los heridos no tendrían donde atenderse y más de un medio millón de muertos. Las construcciones antiguas derrumbadas por completo.

  6. Con sinceridad ignoraba este detalle. Para tener una idea de cuánto se amplifica un sismo según el suelo, Hernando Tavera, presidente ejecutivo de Instituto Geofísico del Perú (IGP), detalla que durante el terremoto de Ica del 2007, la mayoría de distritos de Lima se sacudieron con niveles de aceleración de un promedio de 80 cm/s2, pero la estación acelerométrica de La Rinconada, en La Molina, marcó 110 cm/s2. “Esa diferencia nos dice que siempre en La Molina se va a sacudir con mayor intensidad”, indica el experto.

  7. El Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) elabora mapas de microzonificación de la capital según sus suelos. La idea es que estos sirvan para que los tomadores de decisiones apliquen estrategias de prevención sectorizadas. Todos están en manos de las municipalidades, el problema, señalan desde Cismid, es que no siempre son tomados en cuenta por los alcaldes. Hay que estar preparados par un sismo de alta magnitud.

  8. Lima tiembla, pero nunca igual para todos. Hoy, el sismo de magnitud 5,6, con epicentro a 19 km al NE de Lima, fue el recordatorio más reciente de que esta ciudad es territorio sísmico. Pero, aunque los efectos de un gran terremoto serían casi absolutos en la ciudad, hay suelos que amplifican las ondas, casas que soportan menos y poblaciones más vulnerables que otras. Conocer los suelos de Lima es el primer paso para empezar a prevenir.

  9. Totalmente de acuerdo con el artículo. Debemos estar preparados para un sismo de grado 8 u 9 . El tipo de suelo y características de las construcciones determinan qué tanto daño puede causar un sismo de gran magnitud en Lima y Callao.