• Presentación de Alicia Bárcena (CEPAL) y Julio Berdegué (FAO).

Producto de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19, la población en condiciones de pobreza extrema en América Latina y el Caribe podría llegar a 83,4 millones de personas en 2020, lo que implicaría un alza significativa en los niveles de hambre, debido a la dificultad que enfrentarán dichas personas para acceder a los alimentos, señalaron hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ambos organismos presentaron un informe conjunto titulado Cómo evitar que la crisis del COVID-19 se transforme en una crisis alimentaria: Acciones urgentes contra el hambre en América Latina y el Caribe, en el que proponen acciones urgentes para enfrentar el alza del hambre producto de la pandemia en los países de la región.

Según el informe, tras siete años de lento crecimiento, América Latina y el Caribe podría ver la mayor caída del PIB regional en un siglo (-5,3%), lo que traerá en 2020 un aumento de la pobreza extrema de 16 millones de personas con respecto al año anterior, sumando 83,4 millones en total. El impacto sobre el hambre será también muy significativo, tomando en cuenta que en 2016-2018 ya había 53,7 millones de personas en inseguridad alimentaria severa en América Latina.

Los efectos de la crisis ya son visibles en los sistemas alimentarios:

  • Presentación de Alicia Bárcena (CEPAL) y Julio Berdegué (FAO).

Producto de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19, la población en condiciones de pobreza extrema en América Latina y el Caribe podría llegar a 83,4 millones de personas en 2020, lo que implicaría un alza significativa en los niveles de hambre, debido a la dificultad que enfrentarán dichas personas para acceder a los alimentos, señalaron hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ambos organismos presentaron un informe conjunto titulado. Cómo evitar que la crisis del COVID-19 se transforme en una crisis alimentaria: Acciones urgentes contra el hambre en América Latina y el Caribe, en el que proponen acciones urgentes para enfrentar el alza del hambre producto de la pandemia en los países de la región.

Los efectos de la crisis ya son visibles en los sistemas alimentarios: la vulnerabilidad de los trabajadores ha crecido y los precios internos de los alimentos están subiendo más que el precio de otros productos de la canasta básica, según el Índice de precios al consumidor IPC. Por el aumento del desempleo y la caída en los ingresos, millones de personas no están pudiendo adquirir suficientes alimentos, y muchas otras están teniendo que optar por alimentos más baratos y de menor calidad nutricional.

Bono contra el hambre  para la población vulnerable y crédito para los productores

“La gran tarea que tenemos por delante es impedir que la crisis sanitaria se transforme en una crisis alimentaria. Para ello proponemos complementar el Ingreso Básico de Emergencia (IBE) con la entrega de un Bono Contra el Hambre (BCH)”, indicó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

“En América Latina podemos tener un retroceso histórico en la lucha contra el hambre. Podemos perder lo que hemos logrado en quince años en tan sólo un par de meses. Millones de personas pueden caer en el hambre. Esa es la gravedad del problema actual”, explicó el Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué.

Según el informe, el Bono Contra el Hambre podría materializarse en la forma de transferencias monetarias, canastas o cupones de alimentos a toda la población en situación de pobreza extrema por un período de seis meses, equivalente al 70% de la línea de pobreza extrema regional (47 dólares de 2010). Su costo equivaldría al 0,06% del PIB regional, si se entrega únicamente a la población en pobreza extrema mayor de 65 años, o al 0,45% del PIB si se da cobertura a toda la población en pobreza extrema. La CEPAL y la FAO recomiendan la segunda opción, lo que tendría un costo estimado de 23.500 millones de dólares.

Para los productores del sistema alimentario se plantea un incremento de al menos un 20% de la cartera promedio de créditos de los últimos tres años, que sumaría alrededor de 5.500 millones de dólares, para créditos en condiciones favorables que sean financiados por una línea especial de la banca multilateral y de las bancas de desarrollo. Adicionalmente, para las unidades agrícolas familiares más rezagadas, un kit básico de inversión (250 dólares) con un costo de 1.700 millones de dólares en la escala regional. Se hace un llamado a la cooperación internacional para apoyar a los países en mayor situación de vulnerabilidad.

Un decálogo de medidas para evitar la crisis alimentaria

Las agencias proponen el bono como parte de un decálogo de medidas para que todos los hogares accedan a una alimentación suficiente y nutritiva, las empresas y actores del sistema alimentario puedan realizar sus tareas, y los países cuenten con suficientes alimentos para garantizar el abasto a precios razonables.

Las otras medidas del decálogo son:

  • Reforzar los programas de alimentación escolar para garantizar la alimentación de niños, niñas y adolescentes.
  • Apoyar las iniciativas de asistencia alimentaria de las organizaciones de la sociedad civil.
  • Apoyo financiero (crédito y subsidios productivos) para las empresas agropecuarias, orientado principalmente a la agricultura familiar.
  • Ajustar los protocolos de sanidad y salud en la producción y el transporte de alimentos y en los mercados mayoristas y minoristas.
  • Expandir y garantizar el funcionamiento de los programas de apoyo a la producción de autoconsumo.
  • Asegurar el financiamiento, la asistencia técnica y el acceso a insumos y mano de obra a los agricultores y pescadores artesanales.
  • Establecer mecanismos ágiles de consulta y coordinación público-privada entre todos los actores del sistema alimentario.
  • Impedir que los mercados mayoristas y minoristas y las agroindustrias se cierren o disminuyan sus operaciones.
  • Continuar con las políticas que han mantenido abierto el comercio mundial de alimentos, en particular evitando medidas proteccionistas que aumenten el precio de los alimentos.

IPC. Por el aumento del desempleo y la caída en los ingresos, millones de personas no están pudiendo adquirir suficientes alimentos, y muchas otras están teniendo que optar por alimentos más baratos y de menor calidad nutricional.

Para los productores del sistema alimentario se plantea un incremento de al menos un 20% de la cartera promedio de créditos de los últimos tres años, que sumaría alrededor de 5.500 millones de dólares, para créditos en condiciones favorables que sean financiados por una línea especial de la banca multilateral y de las bancas de desarrollo. Adicionalmente, para las unidades agrícolas familiares más rezagadas, un kit básico de inversión (250 dólares) con un costo de 1.700 millones de dólares en la escala regional. Se hace un llamado a la cooperación internacional para apoyar a los países en mayor situación de vulnerabilidad.

38 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Debido a la pandemia, cierre de empresas ha habido una serie de despidos que perjudican los ingresos de muchas familias incrementándose la pobreza y los niveles de hambruna en varias economías como lo señalan la CEPAL y la FAO al perjudicarse el avance en este sector , una de las medidas que contemplan sobre un bono contra el hambre de un porcentaje del PBI sería muy importante para las persona que viven en extrema pobreza ,también el seguir protocolos sanitarios al producir y transportar alimentos , la apertura de mercados y mantener financiamiento a programas alimenticios y empresas agropecuarias para que la población pueda soportar este contexto pero debe ser equitativo y no haber desigualdad como sucedió en la entrega de canastas por malos manejos administrativos.

  2. Frente a la fuerte caída del PIB, los ingresos y las remesas, y al aumento de la pobreza extrema, el hambre y los precios de los alimentos, la Cepal y la FAO propusieron un decálogo de medidas para impedir que la crisis sanitaria generada por el coronavirus se convierta en una crisis alimentaria en América Latina y el Caribe propusieron una serie de acciones que tildaron de “urgentes” para sostener la demanda y administrar el comercio de alimentos durante la emergencia y para evitar que su prolongación conduzca a una crisis alimentaria regional, también podemos observar que la vulnerabilidad de los trabajadores ha crecido y los precios internos de los alimentos están subiendo más que el precio de otros productos de la canasta básica, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC).Por el aumento del desempleo y la caída en los ingresos, millones de personas no están pudiendo adquirir suficientes alimentos, y muchas otras están teniendo que optar por alimentos más baratos y de menor calidad nutricional. Excelente artículo.

  3. La situación actual y el confinamiento general como medida para disminuir el virus ha generado como consecuencia del desempleo y la suspensión de actividades económicas. Estamos conscientes que hay una baja muy fuerte del Producto Bruto Interno de y que la pobreza va a aumentar donde hay una población más vulnerable a estos cambios y son los trabajadores independientes, asalariados informales y aquellos que no perciben ingresos regulares.

  4. Es preocupante que además del incremento masivo de personas contagiadas y muertes, también está surgiendo un incremento de pobreza extrema y niveles de hambre en países de América Latina y el Caribe, todo por causa del Covid-19. Este escenario solo hace que genere intranquilidad en la población, especialmente en las zonas identificadas, pues cada vez son más las personas que están amenazadas de no recibir suficiente alimentación, debido al hecho de la ausencia de ingresos, de protección social y de ruptura de las cadenas de abastecimiento. Ojalá que además de FAO y CEPAL, otras organizaciones y entidades a nivel mundial apoyen esta grave crisis de hambre y pobreza.

  5. En la crisis que estamos viviendo, hay una gran cantidad de personas que han perdido sus empleos, el cual era sustento de su familia, esta situación hace que las familias entren en pobreza por no generar una cultura de ahorro la cual en la población no es muy común. Al estar sin trabajo y agotando los últimos recursos que tiene las familias, generan pobreza y aumentan al porcentaje que ya existía dentro de todo América Latina. Una de las alternativas que si estaban bien aplicadas en el Perú era los subsidios, los bonos para familias en pobreza y pobreza extrema, las cuales fueron por una temporada, pero el gobierno no siempre va a dar bonos. En resumen lo que deberían realizar es brindar alternativas de puestos de trabajos y así impulsar nuevamente la economía dentro de los países.

  6. Sin duda alguna la pandemia ha afectado a todos los países en diversos ámbitos, por ejemplo en los países que no se han reportado casos positivos del virus pero se habrían visto afectados económicamente ya que los ingresos que antes percibían era del sector turismo, asimismo los niveles de desempleo aumento generando así que el índice de pobreza se incremente. En nuestro país la pobreza monetaria ha experimentado un aumento de entre 8 y 10 % especialmente en las zonas urbanas. Cada país ha destinado dinero para tratar de solucionar dicho problema mediante bonos y canastas familiares, sin embargo existe una gran porcentaje que no se benefició por el simple hecho que el gobierno no cuenta con una base de datos actualizados que le permita tomar las mejores decisiones y el apoyo llegue a las personas más necesitadas, sumado a eso la irresponsabilidad y la corrupción en los altos funcionarios.

  7. Hablar del año 2020 es hablar prácticamente del COVID-19 porque a sido un virus que no se a limitado a un solo país, sino a cruzado frontera por ello esta pandemia a afectado a todos los países y todos los sectores, el mundo no estuvo preparado para este tipo de catástrofe y los países que mas han sido afectado son los que están en vías de desarrollo y los no desarrollados.
    Si bien en el Perú no hubo paralización de camiones que transportaban productos de primera necesidad, aun así ocurrió el pánico, y la gente comenzó a comprar objetos de primera necesidad demás, y esto generaba a los que tenían menos recursos no obtener estos productos, por ende era mas probable obtener este virus (el covid-19). Es por ello que el Gobierno peruano trato de ayudar otorgando ciertos bonos.

  8. Los países latinoamericanos han venido luchando contra la pobreza y desnutrición por muchos años. Lamentablemente por la pandemia del Sars-cov-2 lo pocos resultados favorables que han venido desarrollandose en los últimos años se ha estancado y no solo eso ha retrocedido aproximadamente 15 años .
    Como bien sabemos los diferentes gobiernos latinoamericanos han destinado dinero para la población vulnerable y canastas básicas, pero lamentablemente esto no llega a todos los que lo necesitan ya que la corrupción ha impedido que estas medidas no sean cumplidas al 100% de la capacidad a la cual estaban destinadas, como veíamos a diario que algunos municipios inflaban los precios de las canastas, otros lo utilizaban como campaña publicitaria y peor aun los encargados destinaban estos bonos a sus familiares.

  9. Ojalá que esos bonos entregados por estás organizaciones sean administradas por ellos mismos ya que los gobiernos locales no saben administrar bien estos fondos, como hemos podido ver en el caso de nuestro país, han otorgado bono a un congresista, cosa que no debió haber sucedido. De igual manera, América latina está llena de corrupción en mucho de sus países.
    Estos incentivos por parte de estás organizaciones me parece muy buenas acciones, ya que demuestran para que fueron creadas, ahora solo falta que no se queden solo en palabras. Interesante artículo.

  10. Lamentablemente el mundo entero se ha visto azotado por la pandemia del Covid-19, las cifras de desempleo son estratósfericas, el daño causado es evidente. Y si hablamos de latinoamerica, la gran mayoría de países son tercermundistas, por tanto era de esperarse el impacto que iba a tener. Si bien es cierto las Organizaciones Internacionales de FAO Y CEPAL han propuesto distintas maneras de ayudar a los gobiernos para así evitar que el avance que los países han tenido durante años no se revierta, la entrega de bonos no es suficiente, y sabemos que la repartición de estos no está al alcance de todas las personas que lo necesitan ya sea por su mala distribución o injusta aceptación. Carecemos de recursos, es gravísimo, pero siendo humanos y no solo pensando en uno mismo, se puede evitar que todos caigamos en una pandemia de hambre.

  11. Dada las circunstancias estos datos nos muestra que la pobreza incrementara en su nivel mas alto con la paralizacion de la economia, siendo los mas afectados personas informales o independientes, ahora los peruanos estan profundamente preocupados no solo de contagiarse de coronavirus, sino por sus ingresos, su salud, la falta de alimentos, la educacion, etc; por lo que es necesario tener acciones urgentes para vencer esta pandemia y las consecuencia sobre la pobreza ahora y en el futuro. Asimismo mencionar tambien que la clase media sufriria una reduccion de su nivel.

  12. Y es que hablar de la coyuntura de la pandemia del Covid-19 es hablar de un tema no se veía venir, pero si preveer, dado que el sistema de salud en toda latinoamerica siempre ha tenido deficiencias. Centrándonos en el panorama latinoamericano, como bien se menciona, las consecuencias en esta región tienen más impacto porque antes de empezar la pandemia, los países latinoamericanos aún atravesaban una serie de problemas como concentración de los ingresos, problemas de competitividad, productividad, etc. En mi opinión, ante este nuevo escenario global, será necesario tomar medidas proteccionistas y redefinir las políticas de apoyo a las empresas e industria nacional y reactivando así la economía de nuestra región, de esta manera se reducirá el impactó que tiene la pandemia en la economía de los países.

  13. La drástica desaceleración de la economía mundial, unida a las restricciones a la libertad de movimientos, se ha traducido en una pérdida masiva de empleos formales e informales a nivel global en los últimos meses. Sin ingresos ni apoyo social, millones de personas se han quedado sin dinero para comer. Es vital y urgente que las organizaciones brinden asistencia alimentaria a la creciente cantidad de personas vulnerables en América latina y el Caribe y así poder evitar a un futuro que la pandemia del COVID-19 se convierta en una pandemia de hambre.

  14. Muy buen informe, la situación actual en América del Sur es muy compleja, el desempleo aumentó al 8.8% y con los últimos informes que detallan que cerca de 6 millones de peruanos han perdido sus empleos por esta pandemia, será complicado levantar de una manera pronta la economía en todos los países y peor aún, será un enorme reto el hacer que esta crisis sanitaria no se convierta en una crisis donde tengamos que luchar por sobrevivir y alimentarnos.

  15. Esta información nos brinda cifras totalmente desesperanzadoras ya que nos muestra los diferente factores afectadas económicas y socialmente en América latina y el Caribe uno de ellos es la mayor caída del PBI en un siglo, el aumento de los precio en productos de primera necesidad y la inseguridad alimenticia, por eso las Organización internacionales de FAO Y CEPAL nos brindan estrategias o métodos para que los gobernantes o autoridades competentes puedan adaptarlo a su realidad y así disminuir el impacto que va generar la pandemia. Uno de los puntos importante que menciona es el de brindar bonos, descuentos o cupones para una buena alimentación hacia familias de extrema pobreza o vulnerables ya que como sabemos muchos personas que se hacían cargos de sus familias han perdido el trabajo. Gracias

  16. Yaritza Evelyn Rivera Villanueva // Adm. de Negocios Internacionales // 9no ciclo Sección A -UNFV.

    Aquel pronóstico de CEPAL Y FAO, es tan cierto, tan solo ver al Perú, como actualmente hay miles de desempleados, las familias del NSE A,B,C , Han bajado de escala cada una, hay más pobreza y pobreza extrema, así hayan dado bonos por parte del estado para subsidiar en algo la canasta básica, no es todo, las familias invierten en necesidades básicas como alimentos y medicinas, la cual se hacen más costosas sobre todo las medicinas, las clínicas para atenderse, etc. Analizando como es la situación de Perú, no quiero imaginar como están otros países que tiene un PIB menor al de nosotros. Y sí ojalá la cooperación internacional pueda apoyar con los países de América Latina y El Caribe, que son países en via desarrollos, y que actualmente ya estamos en crisis.

  17. El impacto que está dejando el covid-19 es catastrófico y lo peor es que los pobres se volverán más pobres, la vulnerabilidad y el hambre aumentará. Los bonos y la ayuda que está haciendo cada gobierno en su país no es suficiente. Considero que todos las potencias deberían ayudar para que esta situación no siga empeorando.

  18. En esta lectura nos muestra aspectos importantes económicos y sociales que ha traído consigo esta Pandemia en América Latina y el caribe ya que nos muestran cifras desesperanzadoras, uno de ellos es la mayor caída del PBI en un siglo que eso podría traer el aumento considerable de familias en extrema pobreza, la subida de los precio e inseguridad alimentaria , por eso la organizaciones Internacionales de CEPAL y FAO nos brindas estrategias o mecanismos que deberían tomar los gobernadores para amortiguar el impacto que puede tener no solo a la economía sino socialmente, plantea varias medidas que se podrían tomar, una de ellas es brindar a familias de extrema pobreza bonos, cupones o descuentos para que puedan acceder a una buena alimentación por un periodo de 6 meses ya que como sabemos muchas personas que se hacían cargo de sus familias han quedado desempleados y este beneficio podría amortiguar el impacto en cada una de las familias vulnerables.

  19. Si bien el gobierno busca controlar la crisis sanitaria, de aquí surgen varias problemas uno de ellos es la crisis alimentaria la cual día a día se ve como esta afectando a las personas en especial a las personas de pobreza extrema, y si bien el gobierno ha tratado de controlar esto mediante bonos muchos de ellos no han llegado a las personas que realmente debió llegar, y según el informe que la CEPAL Y FAO a raíz de esta crisis sanitaria abra una caída del PBI pero ahora tendríamos que preguntarnos que le depara al Perú porque la gente se ha visto obligada a salir de sus casas para buscar un sustento económico en las calles la cual aumenta la crisis sanitaria que estamos padeciendo hoy en día.

  20. ESTA CONCLUSIÓN ES LA QUE MAS ME PREOCUPA: Para los productores del sistema alimentario se plantea un incremento de al menos un 20% de la cartera promedio de créditos de los últimos tres años, que sumaría alrededor de 5.500 millones de dólares, para créditos en condiciones favorables que sean financiados por una línea especial de la banca multilateral y de las bancas de desarrollo. Adicionalmente, para las unidades agrícolas familiares más rezagadas, un kit básico de inversión (250 dólares) con un costo de 1.700 millones de dólares en la escala regional. Se hace un llamado a la cooperación internacional para apoyar a los países en mayor situación de vulnerabilidad.

  21. Por el aumento del desempleo y la caída en los ingresos, millones de personas no están pudiendo adquirir suficientes alimentos, y muchas otras están teniendo que optar por alimentos más baratos y de menor calidad nutricional. Simismo hambre. miseria y muerte. El campo en sus cultivos no tiene compra y no hay para pagar a los campesinos.

  22. Encima de la pandemia otras economías de países importantes también hay un gran aumento de inflación, al que se suman presiones inflacionarias derivadas del alza del petróleo, la caída de los minerales como de sus bolsas de valores originadas por el Covid19.

  23. Existen países como Yemen, Venezuela, Congo, Afganistán, Sudán del Sur entre otros, sufren “carencias extremas en el consumo de alimentos, o la pérdida extrema de medios de vida que podría conducir a carencias en el consumo de alimentos o algo peor”. Encima de ellos con escasez de agua y falta de trabajo.

  24. La gran tarea de los gobernantes es hacer obras que tenemos por delante es impedir que la crisis sanitaria se transforme en una crisis alimentaria y evitar la muerte de miles de peruanos.