Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022

“Tenemos que luchar para crear la calidad que necesitamos para mejorar la vida de las personas”.  Francis Kéré

Este 2022, el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura es Diébédo Francis Kéré, conocido como Francis Kéré. Arquitecto, educador, activista social nacido en Burkina Faso, fue ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura 2004 y diseñador del Pabellón Serpentine 2017. Reconocido por «empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura», Kéré, el primer arquitecto negro en obtener este premio, trabaja principalmente en áreas cargadas de limitaciones y adversidades, utilizando materiales locales y construyendo instalaciones contemporáneas cuyo valor excede su estructura, sirviendo y estabilizando el futuro de comunidades enteras.

“A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este Premio”, explica el comunicado oficial del Premio Pritzker de Arquitectura. Anunciado hoy por Tom Pritzker, presidente de The Hyatt Foundation, Francis Kéré es el ganador número 51 del premio fundado en 1979, sucediendo a Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal.

“Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros”.

–Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

Escuela Primaria en Gando / Kéré Architecture. Imagen © Erik-Jan Ouwerkerk

Nacido en GandoBurkina Faso en 1965 y con sede en Berlín, Alemania, Francis Kéré trabaja para “mejorar las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo que a veces se olvida”, como explica el nuevo Pritzker. Como hijo mayor del jefe del pueblo y el primero en su comunidad en asistir a la escuela, el primer sentido de la arquitectura del arquitecto surgió del aula de su infancia que carecía de ventilación y luz, por un lado, y del espacio poco iluminado pero seguro donde su abuela solía sentarse y contar historias, por el otro. En 1985, viajó a Berlín con una beca de carpintería vocacional, aprendiendo a hacer techos y muebles durante el día, mientras asistía a clases de secundaria por la noche. Obtuvo una beca para asistir a Technische Universität Berlin (Berlín, Alemania) en 1995, graduándose en 2004 con un título avanzado en arquitectura.

Instituto de Tecnología de Burkina Faso (BIT). Imagen cortesía de Francis Kéré

“Tenemos que luchar para crear la calidad que necesitamos para mejorar la vida de las personas”.

– Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

Más joven, Kéré se había comprometido a mejorar algún día las escuelas en climas extremos, permitiendo “la verdadera enseñanza, el aprendizaje y la emoción”, y en 1998 estableció la Fundación Kéré para recaudar fondos y defender el derecho de los niños a un salón de clases cómodo. Su primer edificio, la Escuela Primaria Gando en 2001, fue construido por y para los lugareños, quienes fabricaron a mano cada parte del establecimiento, guiados por las «formas inventivas de materiales autóctonos e ingeniería moderna» del arquitecto. Este proyecto le otorgó el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2004 y condujo a la creación de su propio estudio Kéré Architecture, en Berlín, Alemania, en 2005. Tras este éxito, siguieron otras instalaciones médicas, primarias, secundarias y postsecundarias en todo Burkina Faso, Kenia, Mozambique y Uganda.

Lycée Schorge. Imagen cortesía de Francis Kéré
“Crecí en una comunidad donde no había jardín de infantes, pero donde toda la comunidad era tu familia. Todo el mundo te cuidaba y todo el pueblo era tu patio de recreo. Mis días se trataban de asegurar comida y agua, pero también simplemente de estar juntos, hablar juntos, construir casas juntos. Recuerdo el cuarto donde mi abuela se sentaba y contaba historias con un poco de luz, mientras nos acurrucábamos uno al lado del otro y su voz dentro del cuarto nos envolvía, convocándonos a acercarnos y formar un lugar seguro. Este fue mi primer sentido de la arquitectura”.

– Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

Startup Lions Campus / Kéré Architecture. Imagen cortesía de Kéré Architecture

“Una expresión poética de la luz es consistente a lo largo de las obras de Kéré. Los rayos del sol se filtran en edificios, patios y espacios intermedios superando las duras condiciones del mediodía para ofrecer lugares de serenidad o encuentro”, agrega el comunicado oficial del Premio Pritzker de Arquitectura. Además de escuelas e instalaciones médicas, el trabajo de Kéré en África incluye, en proceso, dos edificios históricos del parlamento, la Asamblea Nacional de Burkina Faso (Uagadugú, Burkina Faso) y la Asamblea Nacional de Benin (Porto-Novo, República de Benin), así como el TStartup Lions Campus (2021, Turkana, Kenia), un campus de tecnologías de la información y la comunicación, y el Instituto de Tecnología de Burkina Faso (Fase I, 2020, Koudougou, Burkina Faso) compuesto por paredes de arcilla refrigerante.

Pabellón Serpentine 2017. Imagen © Iwan Baan

Con una expresión arquitectónica profundamente arraigada en su crianza y experiencias en Gando, Kéré comunicó al mundo la tradición de África Occidental, especialmente la práctica de “comulgar bajo un árbol sagrado para intercambiar ideas, narrar historias, celebrar y reunirse”. De hecho, para el Pabellón Serpentine de 2017, el arquitecto imaginó una estructura que toma la forma de un árbol, con un techo separado y paredes desconectadas pero curvas formadas por módulos triangulares de índigo, el color que representa la fuerza en su cultura y, más personalmente, un azul prenda boubou que lució el arquitecto cuando era niño. Dentro del pabellón, el agua de lluvia se canaliza hacia el centro, lo que pone de relieve la escasez de agua que se experimenta en todo el mundo. Más allá de crear para el continente africano, sus obras construidas también incluyen estructuras en Dinamarca, Alemania, Italia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos. Algunas de sus obras significativas son Xylem en Centro de Arte Tippet Rise (2019, Montana, Estados Unidos), Viviendas de Doctores Léo (2019, Léo, Burkina Faso), Escuela Secundaria Lycée Schorge (2016, Koudougou, Burkina Faso), el Parque Nacional de Mali (2010, Bamako, Mali) y Opera Village (Phase I, 2010, Laongo, Burkina Faso).

Pabellón Xylem / Kéré Architecture. Imagen © Iwan Baan

Como profesor invitado en la Harvard University Graduate School of Design (Massachusetts, Estados Unidos), Yale School of Architecture (Connecticut, Estados Unidos), Francis Kéré ocupa un puesto en la Cátedra de Diseño Arquitectónico, además de la Cátedra de Participación en la Technische Universität München (Munich, Alemania) desde 2017. Es miembro honorario del Royal Architectural Institute of Canada (2018) y del American Institute of Architects (2012) y miembro colegiado del Royal Institute of British Architects (2009). Los premios adicionales otorgados a lo largo de los años incluyen el Premio Global de Arquitectura Sostenible de la Cité de l’Architecture et du Patrimoine (2009), el Premio de Arquitectura Suiza BSI (2010); el Global Holcim Awards Gold (2012, Zúrich, Suiza), Schelling Architecture Award (2014); Premio en memoria de Arnold W Brunner en arquitectura de la Academia Estadounidense de Artes y Letras (2017); y la Medalla de la Fundación Thomas Jefferson en Arquitectura (2021).

La 44.ª ceremonia del Premio Pritzker, en honor al Laureado 2022, Diébédo Francis Kéré, se llevará a cabo en el Gran Salón del recién inaugurado Edificio Marshall, The London School of Economics and Political Science (Londres, Reino Unido), diseñado por Grafton Architects, el estudio de arquitectura dirigido por Farrell y McNamara.

Diébédo Francis Kéré. Imagen cortesía de PMA

Declaración del jurado

¿Cuál es el papel de la arquitectura en contextos de extrema escasez? ¿Cuál es el enfoque correcto para la práctica cuando se trabaja contra viento y marea? ¿Debe ser modesto y correr el riesgo de sucumbir a circunstancias adversas? ¿O es la modestia la única forma de ser pertinente y lograr resultados? ¿Debe ser ambicioso para inspirar el cambio? ¿O la ambición corre el riesgo de estar fuera de lugar y de resultar una arquitectura de mera ilusión?

Francis Kéré ha encontrado formas brillantes, inspiradoras y revolucionarias de responder a estas preguntas en las últimas décadas. Su sensibilidad cultural no solo entrega justicia social y ambiental sino que guía todo su proceso, en la conciencia de que es el camino hacia la legitimidad de un edificio en una comunidad. Sabe, desde dentro, que la arquitectura no se trata del objeto sino del objetivo; no el producto, sino el proceso. Todo el cuerpo de trabajo de Francis Kéré nos muestra el poder de la materialidad arraigada en el lugar. Sus edificios, para y con las comunidades, son directamente de esas comunidades, en su construcción, sus materiales, sus programas y sus caracteres únicos. Están atados al suelo sobre el que se sientan ya las personas que se sientan dentro de ellos. Tienen presencia sin pretensiones y un impacto moldeado por la gracia.

Nacido en Burkina Faso de padres que insistieron en que su hijo fuera educado, Francis Kéré estudió arquitectura en Berlín. Una y otra vez, en cierto sentido, ha vuelto a sus raíces. Ha bebido de su formación y obra arquitectónica europea, combinándolas con las tradiciones, necesidades y costumbres de su país. Estaba decidido a traer recursos educativos de una de las principales universidades técnicas del mundo a su tierra natal y hacer que esos recursos elevaran el conocimiento, la cultura y la sociedad indígenas de su región.

Parque Nacional de Malí / Arquitectura Kéré. Imagen © Iwan Baan

Continuamente ha llevado a cabo esta tarea de manera muy respetuosa con el lugar y la tradición y, al mismo tiempo, transformadora en lo que se puede ofrecer, como en la escuela primaria de Gando, que sirvió de ejemplo para muchos, incluso más allá de las fronteras de Burkina Faso, y para al que más tarde añadió un complejo de viviendas para profesores y una biblioteca. Allí, Kéré entendió que un objetivo aparentemente simple, hacer posible que los niños asistieran cómodamente a la escuela, tenía que estar en el corazón de su proyecto arquitectónico. Para la gran mayoría del mundo, la sostenibilidad no consiste tanto en prevenir la pérdida de energía indeseable como en la ganancia de energía indeseable. Para demasiadas personas en los países en desarrollo, el problema es el calor extremo, en lugar del frío.

En respuesta, desarrolló un vocabulario arquitectónico ad-hoc, altamente performativo y expresivo: los techos dobles, la masa térmica, las torres eólicas, la iluminación indirecta, la ventilación cruzada y las cámaras de sombra (en lugar de las ventanas, puertas y columnas convencionales) no solo se han convertido en su estrategias centrales, pero en realidad han adquirido el estatus de dignidad construida. Desde que completó la escuela en su pueblo natal, Kéré ha perseguido el espíritu y el método de trabajar con la artesanía y las habilidades locales para elevar no solo la vida cívica de los pueblos pequeños, sino también pronto las deliberaciones nacionales en los edificios legislativos. Es el caso de sus dos proyectos en marcha para la Asamblea Nacional de Benin, en construcción avanzada, y para la Asamblea Nacional de Burkina Faso, paralizada temporalmente por la actual situación política del país.

Vivienda del Profesorado de Gando / Kéré Architecture. Imagen © Erik-Jan Ouwerkerk

La obra de Francis Kéré es, por su esencia y su presencia, fruto de sus circunstancias. En un mundo donde los arquitectos construyen proyectos en los contextos más diversos, no sin controversias, Kéré contribuye al debate incorporando dimensiones locales, nacionales, regionales y globales en un equilibrio muy personal de experiencia de base, calidad académica, baja tecnología, alta tecnología y un multiculturalismo verdaderamente sofisticado. En el pabellón Serpentine, por ejemplo, tradujo con éxito a un lenguaje visual universal y de una manera particularmente eficaz, un símbolo esencial olvidado hace mucho tiempo de la arquitectura primordial en todo el mundo: el árbol.

Ha desarrollado un enfoque sensible y de abajo hacia arriba en su aceptación de la participación comunitaria. Al mismo tiempo, no tiene ningún problema en incorporar el mejor tipo posible de proceso de arriba hacia abajo en su devoción por las soluciones arquitectónicas avanzadas. Su perspectiva a la vez local y global va mucho más allá de la estética y las buenas intenciones, permitiéndole integrar lo tradicional con lo contemporáneo.

Centro de Salud y Bienestar Social. Imagen cortesía de Francis Kéré

El trabajo de Francis Kéré también nos recuerda la lucha necesaria para cambiar los patrones insostenibles de producción y consumo, mientras nos esforzamos por proporcionar edificios e infraestructura adecuados para miles de millones de personas necesitadas. Plantea cuestiones fundamentales sobre el significado de permanencia y durabilidad de la construcción en un contexto de constantes cambios tecnológicos y de uso y reutilización de estructuras. Al mismo tiempo, su desarrollo del humanismo contemporáneo fusiona un profundo respeto por la historia, la tradición, la precisión, las reglas escritas y no escritas.

Pabellón Sarbalé Ke / Kéré Architecture. Imagen © Iwan Baan

Desde que el mundo comenzó a prestar atención al notable trabajo y la historia de vida de Francis Kéré, él ha servido como un faro singular en la arquitectura. Nos ha mostrado cómo la arquitectura actual puede reflejar y satisfacer las necesidades, incluidas las necesidades estéticas, de personas de todo el mundo. Nos ha mostrado cómo la localidad se convierte en una posibilidad universal. En un mundo en crisis, en medio de valores y generaciones cambiantes, nos recuerda lo que ha sido, y sin duda seguirá siendo, un pilar de la práctica arquitectónica: el sentido de comunidad y la calidad narrativa, que él mismo es tan capaz de contar con compasión y orgullo. En esto, proporciona una narrativa en la que la arquitectura puede convertirse en una fuente de felicidad y alegría continua y duradera.

Por los dones que ha creado a través de su trabajo, dones que van más allá del ámbito de la disciplina de la arquitectura, Francis Kéré es nombrado ganador del Premio Pritzker 2022.

FRANCIS KÉRÉ: EL ARQUITECTO DEL PUEBLO

El arquitecto Francis Kéré, el primer Pritzker de África — idealista/news

Por: Guadalupe Bécares – Ethic

Fotografía Erik-Jan Ouwerkerk

Francis Kéré (Gando, Burkina Faso, 1965) fue el primer niño de su pueblo que aprendió a leer. Años después, levantaba una escuela para que las nuevas generaciones no tuvieran que dejar su hogar para aprender. La exposición ‘Elementos primarios’ recoge una amplia retrospectiva de la obra de uno de los referentes mundiales de la arquitectura sostenible.

En medio del bosque, se declara un incendio. Mientras todos los animales huyen despavoridos, un colibrí coge agua del río con su pico para intentar sofocarlo. El resto le pregunta por qué lo hace, si es imposible que pueda acabar con las llamas con un pico tan pequeño, a lo que el pequeño colibrí responde tajante: «Estoy haciendo mi parte». Aunque él no apague incendios, Francis Kéré (Gando, Burkina Faso, 1965) hace años que adoptó la filosofía del ave del pequeño cuento de Betinho.

Cuando Francis apenas tenía siete años, tuvo que dejar el pueblo en el que nació para poder ir a la escuela, que estaba a cuarenta kilómetros de su casa. En sus aulas no había luz natural ni ventilación. Era el hijo del jefe del poblado de Gando, una pequeña localidad situada en la parte central de Burkina Faso en la que viven unos tres mil habitantes y en la que no había colegio, pero tampoco luz ni agua corriente. Él fue el primer niño de su comunidad que aprendió a leer. Más tarde, recibió una beca que le permitió irse a Berlín a estudiar carpintería, primero, y arquitectura, después.

Sin embargo, lejos de olvidarse de sus raíces y centrar su carrera en Europa, Kéré estaba decidido a devolver a su comunidad lo que su comunidad le había dado. Aún no había terminado sus estudios cuando ya tenía claro cuál era su proyecto: levantar un lugar en el que los niños de su pueblo pudieran aprender en condiciones dignas sin tener que abandonar su hogar, como tuvo que hacer él. «Desde que era estudiante quería brindar oportunidades para los niños de Gando. Solo quería usar mis habilidades y construir una escuela. ¿Cómo hacerlo cuando aún eres solo un estudiante y no tienes dinero? Empecé a hacer diseños y a recaudar dinero. No fue una tarea fácil. Incluso les decía a mis compañeros de clase que gastaran menos dinero en café y cigarrillos para patrocinar mi proyecto escolar. Afortunadamente, dos años después, pude recolectar 50.000 dólares», explicaba Kéré en una inspiradora charla TED.

Su idea era bastante clara: partir de los elementos y materiales de la arquitectura tradicional africana y modernizarlos para conseguir mejores condiciones sin grandes infraestructuras ni presupuestos. «Cuando regresé a casa para construir la escuela, mi gente saltaba de alegría, pero cuando se enteraron de que estaba planeando usar arcilla se quedaron paralizados: “Un edificio de arcilla no puede soportar el invierno y Francis quiere que lo usemos para construir una escuela. ¿Para eso pasó tanto tiempo estudiando en Europa en lugar de ayudarnos a trabajar la tierra?”», cuenta. Tras convencerlos de que se podía innovar construyendo con arcilla, Kéré provocó, intencionadamente, un sentimiento de responsabilidad de toda la comunidad en el proyecto, sin cuya implicación no podría haberse llevado a cabo. Con ello, además de construir los edificios, ha conseguido que las personas que forman parte del proceso aprendan nuevas técnicas y habilidades que les abren nuevos horizontes laborales para mejorar su futuro.

Francis Kere

Escuela primaria, Gando, Burkina Faso (1999-2001) || © Erik-Jan Ouwerkerk

Y se hizo realidad. La Escuela Primaria de Gando, la primera obra que proyectó cuando era aún estudiante, recibió el Premio Aga Khan de arquitectura en el año 2004. Cambió la construcción habitual de barro con paredes recubiertas de chapa metálica por otra de ladrillos de tierra, también fabricados en la aldea con los mismos materiales, pero mejor protegidos de la lluvia mediante tejados metálicos con grandes voladizos separados de la cubierta de arcilla de los edificios. Con esto consiguió mejorar la ventilación y disminuir las altas temperaturas que se alcanzaban en el interior.

Solo cuatro años después, la cantidad de niños se había multiplicado y la escuela necesitó una ampliación. Se repitieron las estrategias y técnicas que habían tenido éxito en el primer edificio pero con algunos elementos nuevos, como la sustitución del tejado plano por una bóveda tabicada que favorece la climatización pasiva del interior con la circulación natural de corrientes de aire, o la introducción de ventanas de colores con amplios alféizares para que los niños descansen. También se construyeron viviendas para los maestros, en un ejercicio de participación colectiva de todos los miembros de la comunidad que, durante la fase final del proceso, contribuyeron al apisonamiento y alisado del suelo al son de los tambores.

La fundación Kéré quiere fomentar un modelo sostenible en Gando que sirva de ejemplo para todo el oeste africano

Pero la obra de Kéré no concluyó ahí y la fundación que lleva su nombre continúa su trabajo para fomentar un modelo sostenible en Gando que sirva de ejemplo para todo el oeste africano. El complejo educativo sigue creciendo. Están en marcha los proyectos de edificación de una escuela secundaria para que los estudiantes puedan continuar con sus estudios, una biblioteca y un centro de mujeres para incentivar la unión social y económica en la comunidad. Además, en colaboración con la Academia de Arquitectura de Mendrisio (Suiza), también se está levantando el Atelier Gando, concebido como un lugar de encuentro entre artesanos, constructores, arquitectos y estudiantes que funcionará como centro de construcción sostenible y permitirá intercambios con alumnos de otros países.

Francis Kere Mali

Parque Nacional de Mali, Bamako, Mali (2009-2010) || © Iwan Baan

«Cuando era niño y tenía que regresar a la escuela al final de las vacaciones, debía despedirme de mi comunidad. Entonces, todas las mujeres en Gando me daban la última moneda de su bolsillo. En mi cultura, eso es un símbolo de profundo afecto. Con tan solo siete años, eso me impresionaba, y le pregunté a mi madre por qué aquellas mujeres me amaban tanto. Ella me respondió: “Están contribuyendo a pagar tu educación con la esperanza de que tengas éxito y algún día regreses y ayudes a mejorar la calidad de vida de la comunidad”. Ahora espero estén orgullosos gracias a este trabajo. Quiero demostrarles el poder de la comunidad y que la arquitectura puede ser inspiradora para que labren su propio futuro», expresa Kéré.

Más allá de su fascinante historia personal, Francis Kéré se ha convertido en uno de los arquitectos más premiados de África y en un embajador internacional de la arquitectura sostenible. El uso de materiales locales, por ejemplo, la laterita –un tipo de piedra habitual en su región natal que, para su extracción, no precisa de una maquinaria especial, y que además es un gran aislante térmico– o los ladrillos de tierra compactada sirven para optimizar al máximo los recursos económicos y mantener la tradición y la identidad de la comunidad. Mientras, la aplicación de técnicas de construcción que favorezcan la ventilación pasiva que refrigere el interior de forma natural sin tener que recurrir a los aparatos de aire acondicionado, o el aprovechamiento de la vegetación existente para filtrar el aire caliente de la sabana y regular climáticamente el ambiente son algunas de las técnicas aplicadas en sus construcciones.

Francis Kere

Biblioteca, Gando, Burkina Faso (2010-en curso)| © Francis Kéré

La fama de Kéré ha transcendido a su pueblo natal, y ha demostrado que sus técnicas sostenibles también son aplicables fuera de África. Sus proyectos en curso en Alemania –donde reside y donde tienen su sede tanto su estudio como su fundación– van desde una escuela basada en las directrices de la pedagogía Waldorf a un escenario satélite del teatro Volksbühne, situado en aeropuerto berlinés de Tempelhof, que dejó de estar operativo para los pasajeros hace diez años y desde 2015 ha acogido a más de ocho mil refugiados. En 2017, el burkinés fue el encargado de realizar el pabellón de la Serpentine Ga- llery, que cada año encarga a un arquitecto internacional la construcción de una instalación temporal en los jardines de Kengsinton.

Kere

Exposición ‘Elementos primarios’ en el Museo ICO || © César González

«La llamada arquitectura humanitaria responde a necesidades puntuales, como un terremoto, pero en África responde a los derechos fundamentales: el derecho de tener una casa, de poder construirla, de poder dormir bajo techo y comenzar una vida. No hace falta esperar a que llegue un terremoto. Puede que haya llegado el momento, incluso para los poderosos, de devolver algo de lo que han recibido. De bajarse del pedestal para conocer esta realidad. De mirar a la gente a los ojos. Cada vez hay más gente que lo hace. Pero sigue sin ser suficiente», respondía el arquitecto en una entrevista concedida a El País Semanal.

Él fue el primer niño que aprendió a leer en Gando, pero hoy más de mil niños pueden hacerlo. Quién sabe si alguno de esos niños construirá una escuela en un futuro. Como el colibrí del cuento de Betinho, Francis Kéré ha hecho, sin duda, su parte.

Vídeo de Conferencia magistral:

Diébédo Francis Kéré: Cómo construir con arcilla… y con la comunidad. TED

Francis Kere Schorge School. Modernidad y Contemporáneo

119 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Un gran articulo que no da a conocer la vida de Diébédo Francis Kéré, así como también sus pensamientos. A pesar de que el creció en un lugar de escasos recursos y siempre estuvo acompañado, todo el pueblo lo apoyaba, lo cual considero fue esencial para que él pueda lograr mucho más de lo que su hubiera podido imaginar algún día, ya que el apoyo nos motiva a todos a ser mejores. El nunca se olvido de ellos ni de donde venia, y a través de sus obras, así como lo impulsaron a él, trata de empujar a la gente a soñar y arriesgarse; trabajando para mejorar las vidas de aquellos ciudadanos en una región del mundo que a veces son olvidadas. Él siguió una filosofía que considero importante no olvidar: “A pesar de no poder apagar el fuego, hacer su parte”.

  2. I am a website designer. Recently, I am designing a website template about gate.io. The boss’s requirements are very strange, which makes me very difficult. I have consulted many websites, and later I discovered your blog, which is the style I hope to need. thank you very much. Would you allow me to use your blog style as a reference? thank you!

  3. Este articulo nos relata una historia muy conmovedora y a la vez admirable, esto nos hace ver que la educación es el camino correcto no solo para el desarrollo personal y profesional sino que también nos permite contribuir con nuestros conocimientos a la sociedad. Asi como el arquitecto Francis Kéré ha demostrado saliendo adelante a pesar de las adversidades y las carencias que padecía desde su niñez, sin embargo su constancia y esfuerzo le ha permitido salir adelante y hoy en día realiza labores sociales en apoyo a la educación realizando edificaciones donde se pueda impartir una adecuada enseñanza a los niños con menos recursos. Esto es un claro ejemplo a seguir.

  4. El presente articulo nos detalla acerca de la vida obra del ganador del Premio Pritzker de Arquitectura es Diébédo Francis Kéré, Arquitecto, educador, activista social nacido en Burkina Faso, fue ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura 2004 y diseñador del Pabellón Serpentine 2017. Todo ello debido a su creación de edificios de belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura. Francis Kéré es el ganador número 51 del premio fundado en 1979, sucediendo a Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal.
    No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad.

  5. Francis Kéré ha encontrado formas brillantes, Su sensibilidad cultural no solo entrega justicia social y ambiental, sino que guía todo su proceso, en la conciencia de que es el camino hacia la legitimidad. Todo el cuerpo de trabajo de Francis Kéré nos muestra el poder de la materialidad arraigada en el lugar.

  6. Es un articulo que nos habla acerca Francis Kere Pritzker y sus logros en la arquitectura creó la Kéré Foundation para financiar la construcción de la Escuela Primaria de Gando, galardonada con el Premio Aga Khan en 2004 y que supuso el comienzo de su trayectoria profesional, Sabe, desde dentro, que la arquitectura no se trata del objeto sino del objetivo; no el producto, sino el proceso. Gracias a su formación y obra arquitectónica europea, combinándolas con las tradiciones, necesidades y costumbres de su país, Diseñó edificios, para y con las comunidades, en su construcción, sus materiales
    La historia de este gran arquitecto estuvo golpeada por la pobreza, si bien era hijo del jefe de la banda de una comunidad, este no contaba con todos los privilegios. Él aprovecho que tuvo la oportunidad de ir a la escuela, y fue ahí donde nació su espíritu por convertirse en un arquitecto reconocido y que ayude a su comunidad, quienes representan a la pobreza del norte de Alemania.

  7. Francis Kéré es una arquitectura pionera, sostenible para la tierra y sus habitantes, en tierras de extrema escasez. Es a la vez arquitecto y servidor, mejorando las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo a veces olvidada. A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este Premio.

  8. Extraordinario articulo que nos hace mención sobre Diébédo Francis Kéré, que es arquitecto, educador y activista social que ha sido seleccionado como el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022. Fundamentado en su compromiso con la justicia social y el uso inteligente de materiales locales para responder al clima natural, trabaja en países marginados en que abundan las limitaciones y adversidades, y donde la arquitectura y la infraestructura están ausentes. Construyendo una escuela contemporánea, instituciones, establecimientos de salud, viviendas profesionales, edificios cívicos y espacios públicos, muchas veces en tierras donde los recursos son frágiles y el compañerismo es vital, la expresión de sus obras supera el valor de un edificio en sí mismo.

  9. Este texto nos enseña a como usar herramientas mínimas para ayudar a muchas personas que tienen muchas ganas de hacer cosas, desde el conocimiento hasta poder ayudar a otros. El ganador del Premio Pritzker de Arquitectura de este año 2022 es Dipido Francis Kerry, más conocido como Francis Kerry. Kerry, el primer arquitecto negro en ganar el premio Serpentine Architecture and Design Award 2017. Kerry, un arquitecto, educador y activista nacido en Burkina Faso, que nació en Burkina Faso, dice que la construcción de materiales de valor agregado e instalaciones modernas sirve y representa el futuro de toda la comunidad.

  10. Diébédo Francis Kéré hizo historia al convertirse en el primer arquitecto africano ganar el premio Pritzker, conocido como el Nobel de la arquitectura. Nacido en 1965 en el poblado de Gando (Burkina Faso), Diébédo Francis Kéré es el hijo mayor del jefe de su comunidad y el primero en asistir al colegio.
    Creó la actual Fundación Kéré para construir infraestructuras en su tierra que favorecieran a las siguientes generaciones oportunidades como las que él tuvo. Y en 2004 construyó como proyecto de fin de carrera la primera escuela en Gando

  11. Que hermosa frase: “A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este Premio”.
    Una gran filosofía profesional de este arquitecto ejemplar por tener raíces de pobreza e imponerse en Alemania y en otros países altamente competitivos.
    “Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros”. –Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022.

  12. Para Francis Kéré la sensibilidad cultural no solo se entrega en justicia social y ambiental, sino que sirve de guía en todo su proceso, en la conciencia de que es el camino hacia la legitimidad de un edificio en una comunidad. Sabe, desde dentro, que la arquitectura no se trata del objeto sino del objetivo; no el producto, sino el proceso. Gracias a su formación y obra arquitectónica europea, combinándolas con las tradiciones, necesidades y costumbres de su país, Diseñó edificios, para y con las comunidades, en su construcción, sus materiales, sus programas y sus caracteres únicos.

  13. El presente artículo trata sobre Francis Kéré, quién se convirtió en el primer arquitecto africano en ganar el Premio Pritzker, destacado por su arquitectura sostenible al optimizar los recursos económicos y mantener la tradición y la identidad de la comunidad, y sobre todo por revalorizar técnicas locales y el trabajo cooperativo también considero importante su gran labor de capacitar a su comunidad en vez de traer trabajadores calificados, ya que los beneficiara para que tengan conocimientos acerca de ello y tenga un mejor futuro laboral

  14. Es sorprendente como Francis Kéré a pesar de todas las carencias que tuvo en su vida, rescato lo mejor que ha tenido como su relación familiar con su pueblo lo cual le abrió la mente permitiéndole proyectar en sus obras arquitectónicas su imaginación y creatividad, de esa manera obteniendo el Premio Pritzker de Arquitectura, no cabe duda que es una inspiración para muchos de sus compañeros de su aldea y el orgullo de su familia porque fue el primero en poder estudiar. Obteniendo varias invitaciones como la de profesor en Harvard, sus diseños son bastantes innovadores y refleja en su diseño su vida que tuvo lo cual lo hace único en sus distintas obras arquitectónicas.

  15. El artículo nos comenta sobre la vida y trabajo de Francis Kere Pritzker y sus logros en la arquitectura creó la Kéré Foundation para financiar la construcción de la Escuela Primaria de Gando, galardonada con el Premio Aga Khan en 2004 y que supuso el comienzo de su trayectoria profesional.
    Sus innovadoras estrategias que combinan materiales y métodos de construcción tradicionales con las modernas técnicas de ingeniería ya se ha convertido en un emblema de la construcción social y sostenible a nivel mundial.

  16. Interesante articulo ya que Kéré es el primer arquitecto nacido en África que gana el más alto honor de este campo. Es un hombre humanitario, con un vocabulario arquitectónico que se extiende por todo el mundo y que se centra en las necesidades de su pueblo. Las obras más reconocidas de Frank Gehry, como su famoso Guggenheim de Bilbao, llegaron una década después de su Pritzker de 1989. Por ello, el mundo espera con impaciencia ver cómo la mente de Diébédo Francis Kéré, galardonado con el Premio Pritzker 2022, seguirá moldeando el entorno hecho en los próximos años.

  17. Muy interesante el presente artículo el cual nos habla sobre Diébédo Francis Kéré, ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura, quien es conocido como el primer arquitecto negro en obtener este premio, es reconocido por empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura, expresa su arte a través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, hace honor a la misión de este Premio. Gracias a su voluntad de mejorar algún día las escuelas en climas extremos, para una mejor enseñanza. Definitivamente una historia que motiva e inspira a las personas profesionales.

  18. Francis Kere ha obtenido este merecido reconocimiento a sus años de trabajo debido a que supo cómo combinar su amor por la arquitectura, el amor y respeto a su cultura. En el artículo nos mencionan un poco más sobre las razones de su trabajo, influyó mucho su lugar de origen, así como la comunidad donde creció; es debido a esto que el trata de transmitir valor a todas las edificaciones que ha realizado a lo largo de los años. Sin olvidar que Francis Kere implementa el cuidado del medio ambiente, de los materiales usados y de cómo las edificaciones creadas pueden sobrevivir el pasar de los años y el cambio constante que existe debido a la tecnología. Él cree que no importa la clase social o económica a la que pertenecemos, todos merecemos vivir bajo un techo seguro y de calidad.

  19. Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros.

  20. En este excelente articulo nos muestra, que Kéré transforma las comunidades con sus hermosas arquitectura que es capaz de mostrar belleza con herramientas sostenibles, y también la esperanza de volver a su comunidad que le apoyo tanto de volver y mostrar toda su experiencia y trabajo hacia ellos, no demuestra la calidad de persona que siempre lleva presente sus raíces, es un gran ejemplo.

  21. El presente artículo nos narra sobre la vida y trabajo de Francis Kere, un arquitecto africano ganador del premio PrItzker de arquitectura. Lo que más resalta en él es el sentido de apoyar a su comunidad, visión que tuvo desde pequeño. Y es que su trabajo es una retribución a su comunidad como la escuela para los niños teniendo en cuenta las limitaciones del lugar y sus otros trabajos tiene su sello que su cultura arraigada en cada uno de sus trabajos.

  22. Este artículo menciona como se puede ayudar a muchas personas con las ganas de querer hacerlo y las herramientas mínimas, partiendo del conocimiento para poder apoyar a los demás. Este año 2022, el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura es Dipido Francis Kerry, más conocido como Francis Kerry. Arquitecto, educador y activista nacido en Burkina Faso, ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura 2004 y diseñador del Pabellón Serpentine 2017. Trabajando principalmente en áreas cargadas de estrés y adversidad, dijo Kerry, el primer arquitecto negro en recibir este premio, utilizando materiales locales y construcción de instalaciones de última generación Un valor agregado que sirve y demuestra el futuro de comunidades enteras.

  23. La arquitectura de Francis Keré combina principios de ingeniería de alta tecnología con conocimientos y materiales tradicionales locales. Su enfoque pragmático “celebra la localidad”, complementando los recursos locales con nueva tecnología para crear estructuras elegantes y duraderas que, entre otras características, permiten el flujo de aire natural y refrescante. Cada vez más estudiantes de todo el mundo reconocen que pueden usar sus habilidades para marcar la diferencia en las comunidades desatendidas. “Hay muchos jóvenes lidiando con proyectos similares en diferentes partes del mundo, realmente está surgiendo un gran movimiento”, dijo. El consejo del Francis Keré para aquellos que se embarcan en una carrera de arquitectura: “No sigan la corriente principal. ¡Sé tú mismo, solo ve! ¿Que estas esperando? Trate de encontrar otra manera de usar sus habilidades para ayudar a su comunidad. Así es como, juntos, podemos mejorar nuestro mundo”.

  24. Francis Kerè, primer arquitecto alemán con raíces y de piel negra que ganó el premio Pritzker de Arquitectura este año, el cual fue reconocido por muchos personajes de este maravilloso arte y es catalogado como el arquitecto del pueblo. Este apelativo, nace a partir de que sus proyectos innovadores y de gran envergadura los ha realizado en pueblos de escasos recursos, y este lo ha mostrado en las mejores exposiciones grandes que ha tenido. La historia de este gran arquitecto estuvo golpeada por la pobreza, si bien era hijo del jefe de la banda de una comunidad, este no contaba con todos los privilegios. Él aprovecho que tuvo la oportunidad de ir a la escuela, y fue ahí donde nació su espíritu por convertirse en un arquitecto reconocido y que ayude a su comunidad, quienes representan a la pobreza del norte de Alemania.

  25. Keré es un gran arquitecto que superó las dificultades y los obstáculos que se presentaron en su vida, el estudiar en un aula con un clima abrasador por el calor y escuchar los relatos de su abuela bajo una habitación escasa de luz le inspiró a ser arquitecto y que algún día traería confort a su comunidad, ello lo logró al ganarse una beca e irse a estudiar a Berlín. Hoy en día revolucionó la arquitectura en África occidental a través de la utilización de materiales convencionales propios de la zona en la edificación de instituciones, generando bienestar en su comunidad, asimismo, diseño a lo largo del mundo motivo por el cual fue ganador de muchos premios. Ello nos inspira a seguir nuestros sueños y ser excelentes y apasionados profesionales para contribuir al desarrollo de nuestra nación, y que la unión nos ayuda a superar cualquier dificultad.

  26. Francis Kéré es un arquitecto, educador, activista social, vivió una vida de mucha humildad, y sus motivo por el cual decidió ejercer la arquitectura empezó en su escuela donde escaseaba la ventilación y la luz y desde ahí nació el anhelo de mejorar la vida y experiencia de innumerables ciudadanos de su comunidad, la cual era muchas veces olvidada. Sus obras muestran creatividad y en muchas ocasiones rompe paradigmas, además de construir los edificios, ha conseguido que las personas que forman parte del proceso aprendan nuevas técnicas y habilidades que les abren nuevos horizontes laborales para mejorar su futuro. Su vida es de gran inspiración y un ejemplo de perseverancia.

  27. La obra de Kéré está llena de simbolismo. Su educación y experiencias vividas en Gando trascienden las fronteras del continente africano e inspiran también sus proyectos fuera de África. Además, por su contribución en la construcción del Centro de Salud y Bienestar Social (2014, Laongo, Burkina Faso), que están adornadas con un patrón de ventanas enmarcadas a diferentes alturas para ofrecer vistas pintorescas del paisaje para todos, desde un médico de pie hasta un visitante sentado o un paciente acostado.

  28. Desde mi punto de vista un excelente articulo ya que nos indica que se levantaba una escuela para que las nuevas generaciones no tuvieran que dejar su hogar para aprender. La exposición ‘Elementos primarios’ recoge una amplia retrospectiva de la obra de uno de los referentes mundiales de la arquitectura sostenible. De comienzo a fin esta lectura me atrapo. Felicitaciones por esta publicación.

  29. Particularmente es uno de mis artículos favoritos, en este no solo se habla de los logros y el cambio que hizo una persona en su vida, se habla de cómo esa persona que nació en un lugar con escasos recursos, no se olvidó de sus raíces, y no solo eso, sino que hizo por los demás, lo que nadie nunca hizo por su comunidad. Este increíble arquitecto, Francis Kéré, no solo crea estructuras increíblemente bellas a la vista, sino que busca la mayor funcionalidad en las cosas y materiales que utiliza. Esto último, con el fin de proteger el medio ambiente y promover el desarrollo ecológico en su comunidad. Su creatividad lo llevaría años más tarde a ser reconocido como el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022

  30. Excelente articulo de Francis Keré donde explican las obras arquitectónicas que hizo en favor de su país, además de ser premiado por los excelentes acabados de los colegios que construyo.
    Importante también señalar que gracias a este personaje muchos niños de todas las edades pudieron acceder a una buena educación gracias a la infraestructura que se diseño.
    Personalmente creo que Francis Keré es una fuente de inspiración para muchos arquitectos que se inclinan por realizar ayuda humanitaria.

  31. Conozcamos a Francis Kéré al ganador del Premio Agá Khan de Arquitectura 2004, por sus grandes obras en bellaza, modernidad, audacia e invención que demuestra en su trabajo.

    Su trabajo basa en imaginaciones, practicas y costumbres de su tierra que explican el diseño que demuestre en cada trabajo.
    cabe señalar que el trabajo de Francis Karé nos invita a a lucha en beneficio de la comunidad de la mayoria , respetanto sus costumbres e ideas.
    el presentaciones elaboradas por este excelente arquitectos mescla diseños europeos, asiáticas y mas en referencia en la modernidad y la explicación de su trabajo en base a las costumbres donde este radicando.

  32. Francis Kerè es un genio. Ya que utilizar materiales y técnicas sencillas y lograr cosas tan geniales significa magnificar los pocos recursos que tienen esas comunidades. Y que pueden ser útiles para toda la humanidad incluso en países de primer mundo como los huracanes en USA, los terremotos en Japón, las inundaciones, los refugiados por las guerras, etcétera.

  33. Francis Kéré tiene bien merecido el premio ademas nos brinda un pensamiento interesante de como actualmente las construcciones se pueden realizar de forma segura y con calidad si se tienen los conocimientos adecuados, mas aun donde la demanda requiere el mayor aprovechamiento de espacio posible en particular en zonas con alta densidad poblacional.

  34. Francis Kere ha obtenido este merecido reconocimiento a sus años de trabajo debido a que supo como combinar su amor por la arquitectura, el amor y respeto a su cultura. En el artículo nos mencionan un poco más sobre las razones de su trabajo, influyó mucho su lugar de origen así como la comunidad donde creció; es debido a esto que el trata de transmitir valor a todas las edificaciones que ha realizado a lo largo de los años. Sin olvidar que Francis Kere implementa el cuidado del medio ambiente, de los materiales usados y de como las edificaciones creadas pueden sobrevivir el pasar de los años y el cambio constante que existe debido a la tecnología. Él cree que no importa la clase social o económica a la que pertenecemos, todos merecemos vivir bajo un techo seguro y de calidad.

  35. Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022 pues él trabajaba por su pasión y para mejorar las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo que a veces eran olvidados, ya que para el nada es imposible para lograr todo lo deseado “Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros”. Comenta. Interesante artículo.

  36. El articulo presentado anteriormente redacta el esfuerzo y dedicación por mejorar su comunidad a lo largo de la vida de Diébédo Francis Kéré quien ha recibido el premio Pritzker de Arquitectura, y presenta muchas de las infraestructuras creadas por él, mejorando la calidad de vida y educación de estas personas mediante su trabajo, llama a reflexión a la gente que se queja de los pocos recursos que tiene pero al conocer la historia de keré no hay espacio para las excusas pues se puede lograr lo que se anhela si se tienen deseos de superación y constancia en lo que nos gusta y apasiona.

  37. Un artículo muy interesante que nos da a conocer la vida y pensamientos de Diébédo Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura. El a pesar de crecer en un lugar de pocos recursos él nunca estuvo solo, el pueblo lo apoyaba, logrando mucho más de lo que se hubiera podido imaginar sin olvidar sus orígenes y a aquellos que lo ayudaron. A través de sus obras el trata de empujar a la gente a soñar y arriesgarse; trabajando para mejorar a la vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo que a veces se olvida; lo cual desde mi perspectiva lo hace una persona digna de admirar y seguir. Por otro lado, considero que, al igual que Francis Kéré, todos deberían seguir la filosofía del ave del pequeño cuento de Betinho: “A pesar de no poder apagar el fuego, hacer su parte”; ya que, si todos pensaran así, lograríamos muchas cosas grandes; por ejemplo, si cada persona dejara de arrojar cosas a la calle y usar cosas menos dañinas para el ambiente sin pensar en si los demás lo hacen o no, el nivel de contaminación disminuiría notablemente.

  38. Admirable los grandes diseños del arquitecto Francis Kéré a través de los cuales transmite su cultura y toda su experiencia vivida en Burkina Faso. A pesar de contar con muchas limitaciones en el continente Africano por la pobreza y desigualdad que se vive allí, Francis Kére supo sacar provecho a la oportunidad que se le dio para estudiar, siendo el primero de su comunidad en poder lograrlo. Siguiendo sus sueños consiguió lograr ser uno de los mejores arquitectos del mundo y además de ello lograr tener una fundación a través del cual construye diversas infraestructuras en favor de los más necesitados para poder tener una mejor calidad de vida.
    Además de ello es elogiable que no se haya enfocado en diseños europeos o asiáticos para sus trabajos, al contrario, se incentiva en las necesidades que tuvo él en su lugar de origen y sus costumbres.

  39. La clave de la arquitectura de Kéré es combinar principios de ingeniería de alta tecnología con conocimientos y materiales africanos más tradicionales.
    Francis fue el primero en la comunidad en ir a la escuela. Como no había instalaciones educativas en el área, vivió con su tío en el pueblo más cercano cuando tenía siete años. En 1985 se mudó a Berlín con una beca de carpintería. En la capital alemana aprendió a hacer techos y muebles mientras asistía a la escuela nocturna.

  40. Francis Kéré: “La arquitectura es ensuciarse y empujar todos juntos”. Fue el primer niño que aprendió a leer en su pueblo de Burkina Faso. Viajó a Berlín con una beca y se convirtió en el arquitecto más famoso de África Su primer proyecto consistió en levantar una escuela en su poblado. Procedente del mundo del barro, defiende la simplicidad y reivindica la dimensión social de su profesión. En Burkina Faso, los hombres hacen el barro y las mujeres alisan el suelo con piedras. Es la comunidad la que levanta los edificios. Por eso, cuando uno de ellos, el primogénito del jefe de Gando, aprendió a leer, se convirtió en carpintero y logró estudiar arquitectura, su trabajo no consistió en dibujar planos, sino en mejorar esa manera de construir. Diébédo Francis Kéré (Gando, Burkina Faso, 1965) tenía 38 años cuando decidió que quería para los niños de su poblado la misma oportunidad que él había tenido. Comenzó su primer proyecto, una escuela, reuniendo algo menos de 50.000 euros para construirla.

  41. Francis kere no era un simple arquitecto y si no era una persona sencilla ya que al realizar sus obras se veía toda su habilidad y destreza. Este increíble arquitecto, Francis Kéré, no solo crea estructuras increíblemente bellas a la vista, sino que busca la mayor funcionalidad en las cosas y materiales que utiliza ósea lo simple a lo majestuoso y grandioso y que gracias a ello hoy es considerado el mejor arquitecto a nivel mundial gracias a su sencillez e inteligencia que le ponía al momento de realizar sus obras.

  42. Es muy interesante este artículo que nos presenta la vida de Francis Kèrè quien fue galardonado con un reconocido Premio Pritzker de Arquitectura 2022, pues logró obtener este premio de mayor prestigio internacional y el principal galardón concedido para honrar a un arquitecto en el mundo. Este arquitecto está empeñado en mejorar la vida de las personas, estaba obsesionado con levantar una escuela para que los niños de su pueblo pudieran estudiar. A eso se ha dedicado, al día de hoy ha construido dos escuelas y la biblioteca de Gando, pero también ha reunido el dinero para hacerlo posible. Su ejemplo pasa por motivar a la gente y trabajar con lo que hay en cada lugar. Representa a un arquitecto sin precedentes en el pasado.

  43. Es increíble ver como este artículo nos relata en tiempo y espacio la historia de un niño que como problema descubrio las infraestructuras deficientes tanto de su hogar como de su escuela. Tales problemas fueron la falta de luz solar y ventilación en sus instalaciones. A raíz de ello, se dedicaba a tempura a edad a construir objetos a base de la carpintería. Gracias que era sobresaliente en sus estudios escolares, años más tarde recibió una beca en un a universidad alemana sonde estudiaría arquitectura y ser un profesional en tal dísciplina. Ya como profesional, decidió contribuir al bienestar de la población africana, desarrollando impresionantes monumentos arquitectonicos a base de material sostenible. Esto último, con el fin de proteger el medio ambiente y promover el desarrollo ecológico en su comunidad. Su creatividad lo llevaría años más tarde a ser reconocido como el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022

  44. Se muestra en el artículo donde nos muestra que Kéré quiere cambiar y transformar las comunidades con la arquitectura que pueden mostrar belleza y sostenibilidad , y también plantear toda la experiencia y trabajo hacia r a su comunidad y permitir una mejora calidad de vida de ellos, es una gran ejemplo por parte de Francis que lucha para dar calidad y mejorar la vida de los ciudadanos.

  45. Este 2022, el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura es Diébédo Francis Kéré, conocido como Francis Kéré. Arquitecto, educador, activista social nacido en Burkina Faso, ha sido ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura 2004 y diseñador del Pabellón Serpentine 2017.

    “A través de inmuebles que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la totalidad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la tarea de este Premio”, explica el reportado oficial del Premio Pritzker de Arquitectura. Anunciado hoy por Tom Pritzker, mandatario de The Hyatt Foundation, Francis Kéré es el ganador número 51 del premio fundado en 1979, sucediendo a Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal.

    Nacido en Gando, Burkina Faso en 1965 y con origen en Berlín, Alemania, Francis Kéré labora para “mejorar las vidas y vivencias de incontables habitantes en una zona de todo el mundo que algunas veces se olvida”, como explica el nuevo Pritzker.

  46. Este 2022, el ganador del Premio Pritzker de Arquitectura es Diébédo Francis Kéré, conocido como Francis Kéré. “A través de inmuebles que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la totalidad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la tarea de este Premio”, explica el informado oficial del Premio Pritzker de Arquitectura. Anunciado hoy por Tom Pritzker, mandatario de The Hyatt Foundation, Francis Kéré es el ganador número 51 del premio fundado en 1979, sucediendo a Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal.

  47. Diébédo Francis Kéré fundó su práctica de arquitectura Kéré Architecture, en Berlín, Alemania en 2005, después de un viaje en el que comenzó a abogar por la construcción de arquitectura educativa de calidad en su país de origen, Burkina Faso. No habiendo contado de niño con aulas y condiciones de aprendizaje adecuadas, y frente a la realidad de la mayoría de los niños y estudiantes del país, sus primeros trabajos fueron el resultado de traer soluciones tangibles a los problemas que enfrentaba su comunidad.

  48. Interesante artículo, Diébédo Francis Kéré, ganador del Premio Aga Khan de Arquitectura, el primer arquitecto negro en obtener este premio, quien es reconocido por empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura, expresa su arte a través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, hace honor a la misión de este Premio. Gracias a su voluntad de mejorar algún día las escuelas en climas extremos, para una mejor enseñanza, aprendizaje y la emoción.

  49. Francis Kére es un ejemplo a seguir porque la materia prima de sus construcción fue la arcilla con la que construyó los bloques de ladrillo junto con vecinos de su pueblo natal. Y se caracteriza por el uso innovador de materiales y técnicas originales de su comunidad, basándose en sus necesidades básicas y presupuestos acotados. Y nunca renunciando a la belleza que realza la arquitectura, y como consecuencia esto le valió el Premio Global Cité de l’Architecture et du Patrimoine de Arquitectura Sostenible de 2009.

  50. Francis Kéré es un arquitecto muy inteligente que gano el premio de prtzker en este año (2022)
    tiene buen diseño que conmueve. Logra tambien un equilibrio entre la reformulación de técnicas locales y un excelente diseño, evitando la romantización de la precariedad. los trabajos que ha realizado francis podemos aprecias que son muy novedosos con diseños exclusivos a pesar de su edad ha logrado mucho con respecto a su carrera profesional

  51. Es un gran artículo donde nos muestra que Kéré quiere cambiar y transformar las comunidades con la arquitectura que pueden mostrar belleza y sostenibilidad , y también plantear toda la experiencia y trabajo hacia r a su comunidad y permitir una mejora calidad de vida de ellos, es una gran ejemplo por parte de Francis que lucha para dar calidad y mejorar la vida de los ciudadanos.

  52. Mientras todavía era estudiante, creó la Fundación Kéré, así como la asociación Schulbausteine für Gando para apoyar el desarrollo de su país uniendo los conocimientos que adquirió en Europa con los métodos de construcción típicos de Burkina Faso, y también para recaudar fondos con el fin de construir una escuela en su pueblo natal. A pesar de los obstáculos económicos y logísticos, Kéré terminó la construcción de la escuela primaria en 2001 gracias a la ayuda de la población de Gando y de los fondos recaudados por la asociación.

  53. Francis kere no era un simple arquitecto y si no era una persona sencilla ya que al realizar sus obras se veía toda su habilidad y destreza, si bien el nació en épocas donde sufrió mucho pero gracias a su gran talento puedo sobre salir y hoy en día es reconocido por las obras que realizaba de manera única de cómo nos hace ver la arquitectura de una casa, un colegio como la mejor obra realizada a nivel nacional e internacional, ósea lo simple a lo majestuoso y grandioso y que gracias a ello hoy es considerado el mejor arquitecto a nivel mundial gracias a su sencillez e inteligencia que le ponía al momento de realizar sus obras.

  54. Particularmente es uno de mis artículos favoritos, en este no solo se habla de los logros y el cambio que hizo una persona en su vida, se habla de como esa persona que nació en un lugar con escasos recursos, no se olvidó de sus raíces, y no solo eso, sino que hizo por los demás, lo que nadie nunca hizo por su comunidad. Este increíble arquitecto, Francis Kéré, no solo crea estructuras increíblemente bellas a la vista, sino que busca la mayor funcionalidad en las cosas y materiales que utiliza, busca que con productos de bajo costo o productos oriundos del lugar, sea posible crear grandes cosas a beneficio de los demás, es así como este arquitecto, aún en sus últimos años de carrera comienza a idear el plan tanto financiero como arquitectónico para poder apoyar a las nuevas generaciones de su comunidad, y es así como se logra construir le escuela gracias a la asociación Ladrillos para la escuela de Gando, la cual fue construida por las mismas personas de la comunidad encabezados por el mismo Kéré. Definitivamente una historia que motiva e inspira a las personas profesionales a buscar algo más y contribuir con los menos afortunados.

  55. La clave de la arquitectura de Kéré es combinar principios de ingeniería de alta tecnología con conocimientos y materiales africanos más tradicionales.
    Francis fue el primero en la comunidad en ir a la escuela. Como no había instalaciones educativas en el área, vivió con su tío en el pueblo más cercano cuando tenía siete años. En 1985 se mudó a Berlín con una beca de carpintería. En la capital alemana aprendió a hacer techos y muebles mientras asistía a la escuela nocturna.

  56. Fue el primer niño que aprendió a leer en su pueblo de Burkina Faso. Viajó a Berlín con una beca y se convirtió en el arquitecto más famoso de África Su primer proyecto consistió en levantar una escuela en su poblado. Procedente del mundo del barro, defiende la simplicidad y reivindica la dimensión social de su profesión.

  57. Una historia muy conmovedora y a la vez admirable, esto nos hace ver que la educación es el camino correcto no solo para el desarrollo personal y profesional sino que también nos permite contribuir con nuestros conocimientos a la sociedad. El arquitecto Francis Kéré ha demostrado salir adelante a pesar de las adversidades y las carencias que padecía desde su niñez, sin embargo su constancia y esfuerzo le ha permitido salir adelante y hoy en día realiza labores sociales en apoyo a la educación realizando edificaciones donde se pueda impartir una adecuada enseñanza a los niños con menos recursos.

  58. Buena consistencia filosófica de la arquitectura ecologista sostenida de Kere y su concepción poética de la luz y la distribución de
    Sombras en sus relieves y diseños de su obra.

  59. “Crecí en una comunidad donde no había jardín de infantes, pero donde toda la comunidad era tu familia. Todo el mundo te cuidaba y todo el pueblo era tu patio de recreo. Mis días se trataban de asegurar comida y agua, pero también simplemente de estar juntos, hablar juntos, construir casas juntos. Recuerdo el cuarto donde mi abuela se sentaba y contaba historias con un poco de luz, mientras nos acurrucábamos uno al lado del otro y su voz dentro del cuarto nos envolvía, convocándonos a acercarnos y formar un lugar seguro. Este fue mi primer sentido de la arquitectura”. Esto lo hizo crecer a Kère como arquitecto y artista soñador y trascendente.

  60. Sin duda alguna, en el África existen excelentes profesionales que tienen basamento filosófico y artístico. Quede gratamente impresionado con esta lectura. Lo que afirma nuestro arquitecto del Pueblo es para grabarnos en nuestro CÏ mental. «La llamada arquitectura humanitaria responde a necesidades puntuales, como un terremoto, pero en África responde a los derechos fundamentales: el derecho de tener una casa, de poder construirla, de poder dormir bajo techo y comenzar una vida. No hace falta esperar a que llegue un terremoto. Puede que haya llegado el momento, incluso para los poderosos, de devolver algo de lo que han recibido. De bajarse del pedestal para conocer esta realidad. De mirar a la gente a los ojos. Cada vez hay más gente que lo hace. Pero sigue sin ser suficiente»

  61. Una obra y una trayectoria impecable en la arquitectura. Francis Kéré (Gando, Burkina Faso, 1965) fue el primer niño de su pueblo que aprendió a leer. Años después, levantaba una escuela para que las nuevas generaciones no tuvieran que dejar su hogar para aprender. La exposición ‘Elementos primarios’ recoge una amplia retrospectiva de la obra de uno de los referentes mundiales de la arquitectura sostenible. De comienzo a fin esta lectura me atrapo. Felicitaciones por esta publicación.

  62. Una gran filosofía profesional de este arquitecto ejemplar por tener raíces de pobreza e imponerse en Alemania y en otros paíse altamente competitivos. “Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros”.–Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022. Excelente artículo. Tenemos que apasionarnos por la arquitectura en cualquier profesión.

  63. Soy admiradora del diseño y de la planificación urbana, me encanto la frase: “A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este Premio”. Como todo arte este estilo arquitectónico este artículo es fabuloso.