Censuras constantes,  desconfianza económica y malos nombramientos ocasionaron que Liz Truss renuncie como primera ministra del Reino Unido tras 45 días en el cargo

Liz Truss anunció públicamente su renuncia tras reunirse con el jefe del grupo de diputados conservadores sin cartera, Graham Brady, responsable de organizar las mociones de censura interna y las elecciones de nuevos líderes.

Elaboración: Luis Alberto Pintado Córdova y Alfonso Barba Caballero ABC

La crisis de Liz Truss: Londres podría gobernar las Islas Vírgenes tras la detención de su 'premier'

Liz Truss, que ha anunciado su dimisión 45 días después de ser designada como primera ministra británica por la reina Isabel II, ha sido la jefa de Gobierno más breve en la historia del Reino Unido.

Mary Elizabeth Truss (OxfordInglaterra26 de julio de 1975),​ conocida como Liz Truss, es una política británica que ejerce como primera ministra del Reino Unido y líder del Partido Conservador y Unionista desde septiembre de 2022. Es miembro del Parlamento por South West Norfolk desde 2010.2​ Miembro del Partido Conservador, ha ocupado varios puestos en el gabinete de los primeros ministros David CameronTheresa May y Boris Johnson. Más recientemente se desempeñó como secretaria de Estado para Relaciones Exteriores de 2021 a 2022 y como ministra de la Mujer e Igualdad de 2019 a 2022. Anunció su dimisión como primera ministra del Reino Unido el 20 de octubre del 2022, 

El caos, la molestia y la indignación en el país eran tal que algunos medios estaban cuestionando si Truss duraría más que una lechuga, mientras que otros hacían polémicas comparaciones con Italia, afirmando que su país se parece cada vez más políticamente a su vecino del sur, malfamado por su constante inestabilidad política.

Simon Hoare, un destacado diputado del partido conservador liderado por Truss, advirtió la mañana de este jueves que la primera ministra tenía «12 horas» para salvar su trabajo.

Crispin Blunt, otro parlamentario conservador, juzgó la posición de la primera ministra como «totalmente insostenible«, en un momento en el que un número creciente de parlamentarios afirmaban que a Liz Truss se le había acabado el tiempo.

Y tenían razón. Un par de horas después, Truss anunció su salida y pasó a la historia como la que menos tiempo ha durado al mando de la segunda economía de Europa.

Una breve historia

A la mandataria conservadora le quedaban 73 días para superar la marca de George Canning, duque de Portland, que murió en agosto de 1827, 118 días después de asumir la jefatura del Ejecutivo.

Su sucesor, Frederick John Robinson, primer vizconde de Goderich, un miembro de la aristocracia rural británica, también conservador, superó esa marca por unos pocos días -mantuvo el Gobierno durante 143 días-.

Andrew Bonar Law, el único canadiense que ha gobernado el Reino Unido, se mantuvo en el poder durante 211 días, entre octubre de 1922 y mayo de 1923.

Lista de los primeros ministros británicos más breves de la historia:

1. Liz Truss (2022) – 45 días, a los que se sumará previsiblemente en torno a una semana como jefa de Gobierno interina.

2. George Canning (1827) – 118 días

3. Frederick John Robinson (1827-28) – 143 días

4. Andrew Bonar Law (1922-23) – 211 días

 

5. William Cavendish (1756-57) – 225 días

6. William Petty (1782-83) – 265 días

En este artículo nos permitimos destacar a Benjamin Disraeli KG, FRS, PC (Londres21 de diciembre de 1804-Curzon Street, Londres19 de abril de 1881), conocido también como conde de Beaconsfield o lord Beaconsfield, fue un políticoescritor y aristócrata británico, que ejerció dos veces como primer ministro del Reino Unido, fue líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad y tres veces ministro de Hacienda del Reino Unido.

Fue uno de los más destacados políticos del Reino Unido, perteneciente a la corriente conservadora de los Tories, de la cual se convirtió en uno de los más notorios líderes, siendo una de las figuras claves en la conversión de estos en el Partido Conservador del Reino Unido, pasando a liderar esta organización política, extendiendo su carrera dentro de la Cámara de los Comunes por casi cuatro décadas.

Hijo del escritor y erudito Isaac D’Israeli, Benjamín Disraeli formaba parte de una familia tradicional judía sefardí de origen italiano;​ sus antepasados, de hecho, habían sido expulsados de España en 1492. Sin embargo, fue bautizado junto a todos sus hermanos en la Iglesia anglicana a la edad de 13 años, convirtiéndose de este modo al cristianismo. Benjamín Disraeli sería conocido también con el apodo Dizzy por sus seguidores.

Sus biógrafos creen que fue descendiente de judíos italianos sefardíes.​ Él afirmaba ser de ascendencia portuguesa, posiblemente en referencia a un origen anterior de su herencia familiar en Iberia antes de la expulsión de los judíos en 1492. Después de este evento, muchos judíos emigraron, en dos oleadas, y algunos huyeron a las tierras musulmanas del Imperio otomano, pero muchos de ellos también fueron a la Europa cristiana, primero en el norte de Italia, luego a los Países Bajos, y más tarde a Inglaterra.​ Los historiadores modernos lo han visto esencialmente como un criptojudío. Fue un prolífico escritor que dejo en alto al Reino Unido. En 1831, Disraeli emprendió un largo viaje, una suerte de peregrinaje por Tierra Santa que transformaría su vida. A partir de ese momento no solo revaluaría sus orígenes, sino que nacería la íntima convicción de que había nacido para ocupar un lugar importante en el mundo.

Esta crisis pone en evidencia que la estabilidad política que por muchos años caracterizó a Reino Unido es cosa del pasado.

Liz Truss: ¿quién es la nueva primera ministra británica y por qué sustituye a Boris Johnson?

Se trata de una crisis sin precedentes en la historia política británica que comenzó poco después de que Truss asumiera el cargo y se acentuó la semana pasada, cuando despidió a su ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, tras cambiar de opinión sobre un polémico programa económico que causó tumulto en los mercados financieros e hizo que la libra esterlina se hundiera a un mínimo de 37 años frente al dólar.

Muchos de sus seguidores se sentían defraudados, pues se trataba de un programa que, según afirmó durante la campaña electoral, impulsaría la estancada economía del país.

Para aumentar el drama y el caos en el seno del ahora difunto gobierno de Truss, su ministra del Interior renunció el miércoles por incumplir el código ministerial al enviar un documento oficial desde su correo personal.

En su carta de renuncia, Suella Braverman expresó su «preocupación» por el rumbo que estaba tomando el gobierno y criticó que se habían «incumplido promesas clave» hechas a los votantes.

«Usamos mucho términos como ‘sin precedentes’ en comentarios políticos. Pero las últimas semanas, y ciertamente las últimas 24 horas, no se parecen a nada a lo que haya visto», le dice a BBC Mundo Rod Dacombe, director del Centro de Política y Gobierno Británico del King´s College de Londres.

«La transformación del Partido Conservador desde las Elecciones Generales de 2019, donde ganó una gran mayoría, a lo que solo puede describirse como un caos, ha sido extraordinaria (…) la reputación del Partido Conservador se ha visto gravemente dañada, tal vez de manera irreparable«, agrega.

Liz Truss entra a Downing St con su esposo después de renunciar

IMAGEN,REUTERS. Liz Truss entra a Downing St con su esposo después de renunciar

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, ha exigido que se organicen elecciones generales, pero Truss anunció que su partido llevaría a cabo una votación para elegir a un nuevo líder conservador.

Según analistas, se puede decir que esta última crisis pone en evidencia que la estabilidad política que por muchos años caracterizó a Reino Unido es cosa del pasado.

En este artículo te explicamos las claves para entender el caos que acabó con el recién nombrado gobierno de Liz Truss.

Su radical apuesta para revivir la economía

Desde su primer día en el cargo, el gobierno de Liz Truss se enfrentó a varios desafíos, como la guerra en Ucrania, la amenaza de una secesión de Escocia, una grave crisis energética y una inflación galopante que afecta cada vez más el bolsillo de millones de británicos.

En una situación ya delicada, el gobierno de Truss optó por anunciar un controvertido paquete económico que, según ella, impulsaría la economía del país.

El plan incluía eliminar la tasa del 45% del impuesto sobre la renta que pagan las personas que ganan más de 150.000 libras esterlinas al año (US$168.000).

La reducción del impuesto sobre la renta para los más ricos habría representado un ahorro fiscal de casi US$3.400 anuales para una persona con un sueldo de 200.000 libras al año (US$224.000).

Truss además anunció un recorte de la tasa básica del impuesto sobre la renta del 20% al 19% y la también polémica eliminación del tope de los incentivos o bonificaciones salariales de los banqueros, que a veces pueden superar el millón de dólares.

Rishi Sunak

IMAGEN,REUTERS. Rishi Sunak es el favorito de los corredores de apuestas para reemplazar a Truss.

Pero el paquete fiscal provocó días de turbulencias en los mercados financieros e hizo que la libra cayera frente al dólar a mínimos históricos.

Liz Truss echó a su ministro de Finanzas y anuló la mayoría de las medidas que había anunciado.

La promesa de una «Singapur en el Támesis»

Vernon Bogdanor, politólogo e historiador del King’s College de Londres, asegura que la crisis actual fue en parte culpa de la influencia del ala más a la derecha del partido conservador que apoya el Brexit y que prometía convertir a Londres en la «Singapur en el Támesis».

«Afirmaron que los recortes de impuestos estimularían el crecimiento y crearían una Gran Bretaña pionera del libre comercio global: una Singapur en el Támesis«. 

La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, da una conferencia de prensa en la sala de información de Downing Street en el centro de Londres el 14 de octubre de 2022. (Foto: Daniel LEAL / AFP).
La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, da una conferencia de prensa en la sala de información de Downing Street en el centro de Londres el 14 de octubre de 2022. (Foto: Daniel LEAL / AFP). / DANIEL LEAL
Agencia EFE

La primera ministra británica, Liz Truss, anunció este jueves su dimisión como líder del Partido Conservador y dejará la jefatura del Gobierno en cuanto se elija a su sucesor.

Truss hizo el anuncio luego de reunirse con el jefe del grupo de diputados conservadores sin cartera, Graham Brady, responsable de organizar las mociones de censura interna y las elecciones de nuevos líderes.

Reconozco que, dada la situación, no puedo cumplir el mandato para el que fui elegida por el Partido Conservador. He hablado con su majestad el rey para decirle que renuncio como líder del Partido Conservador”, dijo en un breve mensaje a las puertas de su residencia en el 10 de Downing Street.

La renuncia de liz Truss. (AFP).
La renuncia de Liz Truss. (AFP).

Truss explicó que esta mañana se reunió con el presidente del Comité 1922 -que agrupa a los diputados “tories” sin cartera-, Graham Brady, y ambos convinieron en que la elección interna para nombrar a un sucesor se celebre “la semana próxima”.

Hasta entonces, la primera ministra continuará en funciones, según dijo.

Truss abrió su declaración con una referencia al “momento de gran inestabilidad económica e internacional” en la que llegó al cargo, que asumió el pasado 6 de septiembre tras vencer en unas primarias de su partido.

La ahora ex primera ministra del Reino Unido Liz Truss durante una conferencia de prensa en la sala de información de Downing Street, en Londres, el pasado 14 de octubre de 2022 (EFE/EPA/Carlos Jasso)
La ahora ex primera ministra del Reino Unido Liz Truss durante una conferencia de prensa en la sala de información de Downing Street, en Londres, el pasado 14 de octubre de 2022 (EFE/EPA/Carlos Jasso)

Hemos ofrecido resultados en las facturas energéticas y rebajando la cotización social. Hemos planteado una visión para economía de baja fiscalidad y alto crecimiento que aprovecharía las libertades del Brexit”, consideró Truss, antes de reconocer que en la actual situación no podrá cumplir sus objetivos.

En las últimas horas, el número de diputados conservadores que pedían su dimisión se había disparado, lo que hacía prácticamente insostenible su continuidad al frente del Ejecutivo.

Truss se hallaba en la cuerda floja desde que. el pasado 23 de septiembre, la presentación de su plan fiscal, con una masiva bajada de impuestos, había sembrado el caos en los mercados y despertado la desconfianza en la economía británica.

Perfil de Liz Truss. (AFP).
Perfil de Liz Truss. (AFP).Referencias: EFE – AFP. BBC News Mundo – BBC –            El Comercio – Reuters

32 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Después de que Truss tuviera una gran parte de los ciudadanos descontentos y con las acciones que tomó en solo sus 45 días de cargo como Primera Ministra, tuvo que renunciar al tener tanta presión ante ella. Cabe darse cuenta que las crisis políticas no solo pasan en países tercermundistas, sino que ahora países como el Reino Unido está pasando por lo mismo y esto es alarma no solo para Reino Unido, sino es para todos los países que nadie está a salvo de pasar por una situación así, por lo que hay que estar preparado para enfrentar una situación y también es el deber de los ciudadanos de saber escoger a quienes nos van a liderar a nuestros país.

  2. Lamentablemente todos los países del mundo se encuentran afectados por la fase de desaceleración económica, el cual ha empeorado a causa de la pandemia por COVID-19, la invasión de Rusia a Ucrania y la crisis energética. Además de ello, para el Reino Unido se suma la amenaza de un nuevo referendo de independencia en Escocia. Por ello, es comprensible que la ex primera ministra británica Liz Truss aplicara medidas para contrarrestar los efectos negativos propios de un período de desaceleración. Sin embargo, las medidas que aplicó provocaron turbulencias en el mercado financiero porque no recurrió al endeudamiento para llevarlas a cabo.

    En mi opinión, sus intenciones de impulsar una política fiscal expansiva fue un buen primer paso para tratar de controlar la inflación, pues redució los impuestos para que las empresas tengan el incentivo de contratar personal y producir como lo hacían normalmente antes de la pandemia. Su único error fue no conversar con el Banco Central de Inglaterra para ponerse de acuerdo en que ellos también apliquen políticas monetarias expansivas que se alineen con su política fiscal. Y como consecuencia, el valor de la libra esterlina empezó a decaer, por lo que sintió la presión de renunciar pues todos la culpaban por crear estas medidas, incluyendo a los de su propio partido, que si bien eran bien intencionadas, terminó afectando negativamente a la economía del Reino Unido.

  3. Toda esta crisis comenzó poco después de que Truss asumiera el cargo y se agravó la semana pasada cuando despidió al ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, luego de que cambiara de opinión sobre un controvertido programa económico que provocó la confusión financiera de los mercados y llevó al colapso más bajo frente al dólar. Esto decepcionó a muchos de sus compatriotas, ya que fue un programa que afirmó durante la campaña que reactivaría la lenta economía del país. Sumándose al drama y al caos en el ahora desaparecido gobierno de Truss, su ministro del Interior renunció el miércoles por descifrar el código al enviar un documento oficial desde su correo electrónico personal. En su carta de renuncia, Swella Braverman expresa «preocupación» por la conducta del gobierno y criticó el incumplimiento de «importantes promesas» hechas a los votantes.

  4. Vemos que no solo en países como el nuestro donde la política es complicada por la fuerte oposición que existe. Aqui se refleja que en Inglaterra pasa cosas similares y es capaz incluso de terminar con un cargo tan importante como este. La ex premier al parecer no pudo confrontar estos problemas políticos a los cuales se enfrento. Es una situación alarmante sin duda, la situación económica de Reino Unido esta en declive y en una crisis que no parece terminar, y ahora con la renuncia y la entrada de un nuevo ministros causara otro revuelo economico en este pais.

  5. La premier de Reino Unido cedió ante las múltiples presiones y renunció a su cargo tras apenas 45 días en el poder. El gobierno del Partido Conservador corre riesgo y ya se rumorea una vuelta de Boris Johnson. Ahora, con un panorama absolutamente complejo, el Partido Conservador tiene la difícil tarea de buscar un nuevo líder en sus filas. Hasta el momento, parece estar escaso de estas figuras, lo que hace sonar -irónicamente- el nombre de Boris Johnson para reemplazar a su sucesora. Al mismo tiempo, la renuncia de Truss no solo significa la renuncia del premier, sino que podría significar la caída del gobierno conservador ante la presión Laborista, que exige el adelantamiento de las elecciones generales con su líder Keir Starmer a la cabeza y encontrándose mejor parado de cara a este tipo de comicios. Increíble.

  6. Liz Truss estaba en un ambiente lleno de presiones y prácticamente sin ningún respaldo, es por ello que se vio forzada a renunciar a su cargo después de un mes y medio al frente de la nación.

  7. El hablar de inestabilidad política es pan de cada día para nosotros; sin embargo, no es algo tan común en países europeos y menos en el Reino Unido.
    Este articulo nos muestra el caso de Liz Truss, que tras un cuestionado pasa como primera ministra y una mala toma de decisiones anuncio su renuncia publica luego de 45 días en el cargo.
    Si hacemos una comparativa con nuestro contexto político actual, vemos que son similares en cuanto a los cuestionado que es jun representante o mandatario, los malos manejos y niveles de desaprobación.
    Un artículo realmente interesante y nos invita a reflexionar.

  8. Fue el periodo más corto de gobierno del reino unido en toda su historia, tras la renuncia de Liz Truss influenciado por varios factores externos e internos como los conflictos entre políticos, la guerra entre Ucrania y Rusia y entre otros motivos, pero no solo eso sino también por la mala designación de cargos de importancia a personas que no estaban capacitadas para asumirlas, por ejemplo cuando despidió a su ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, tras cambiar de opinión sobre un polémico programa económico que causó tumulto en los mercados financieros e hizo que la libra esterlina se hundiera a un mínimo de 37 años frente al dólar. No me gustó mucho el artículo.

  9. Parece que estamos en una tendencia a la rivalidad política y a la división o conflicto de intereses de grandes agentes de cada país, la tradición de tener una politica estable se ha roto. Todo esto se traduce en dificultades en la administración pública para llegar a un concenso y trabajar adecuadamente para la mejor prestación de bienes y servicios para la población, no digo que todos estén de acuerdo, parte de la democracia es el debate y el intercambio de ideas pero esto es necesario llevarlo a un punto que no genere tales divisiones o rivalidades que solo perjudican al país.

  10. Este artículo nos informa sobre la situación actual de Reino Unido en donde su primera ministra Liz Truss renunció a su cargo pues se encuentran en una situación de inestabilidad política y económica. Tras su renuncia se convierte en el periodo más corto en reino Unido pues solo duró 45 días en el cargo. Cabe mencionar que su periodo de gestión estuvo influenciado por varios factores externos e internos como los conflictos entre políticos, la guerra entre Ucrania y Rusia y entre otros motivos.
    Si hacemos una comparativa la situación del Perú y Reino Unido en la actualidad vemos que los escenarios no varias mucho pues ambos tienen conflictos políticos y económicos, solo que en el caso de reino Unido se tuvo la valentía de renunciar al cargo, pero en el Perú eso es algo muy difícil de suceder.

  11. Como demuestra el articulo es fundamental que se encuentren en concordancia las fuerzas que lideran un pais para llegar a una estabilidad, pues ello repercute en la imagen del gobierno e inclusive implica en el peor de los casos un escape de inversiones al pais.

  12. El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, ha exigido que se organicen elecciones generales, pero Truss anunció que su partido llevaría a cabo una votación para elegir a un nuevo líder conservador.
    Según analistas, se puede decir que esta última crisis pone en evidencia que la estabilidad política que por muchos años caracterizó a Reino Unido es cosa del pasado.
    La democracia británica es una de las mejores del mundo y donde se respetan mucho las libertades y la ley… algo que debemos pernedr los peruanos, pero sin comunismo que echan aperder todo avance y nos hacen involucionar.

  13. La primera ministra se encontró con una barrera incontenible de problemas que no pudo resolver.
    Desde su primer día en el cargo, el gobierno de Liz Truss se enfrentó a varios desafíos, como la guerra en Ucrania, la amenaza de una secesión de Escocia, una grave crisis energética y una inflación galopante que afecta cada vez más el bolsillo de millones de británicos.
    En una situación ya delicada, el gobierno de Truss optó por anunciar un controvertido paquete económico que, según ella, impulsaría la economía del país.
    El plan incluía eliminar la tasa del 45% del impuesto sobre la renta que pagan las personas que ganan más de 150.000 libras esterlinas al año (US$168.000).

  14. Se trata de una crisis sin precedentes en la historia política británica que comenzó poco después de que Truss asumiera el cargo y se acentuó la semana pasada, cuando despidió a su ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, tras cambiar de opinión sobre un polémico programa económico que causó tumulto en los mercados financieros e hizo que la libra esterlina se hundiera a un mínimo de 37 años frente al dólar.

  15. Un gran detalle, si en el Perú no hubiera corrupción ni antivalores y menos comunismo tramposo se actuaría. así. En las últimas horas, el número de diputados conservadores que pedían su dimisión se había disparado, lo que hacía prácticamente insostenible su continuidad al frente del Ejecutivo.
    Truss se hallaba en la cuerda floja desde que. el pasado 23 de septiembre, la presentación de su plan fiscal, con una masiva bajada de impuestos, había sembrado el caos en los mercados y despertado la desconfianza en la economía británica.
    El sinvergüenza e incapaz de Pedro Castillo, tuviera honor y dignidad por su familia que merecen cárcel y ser defenestrado sin acudir a la corrupta OEA que hoy encubre mafias socialistas.

  16. “Hemos ofrecido resultados en las facturas energéticas y rebajando la cotización social. Hemos planteado una visión para economía de baja fiscalidad y alto crecimiento que aprovecharía las libertades del Brexit”, consideró Truss, antes de reconocer que en la actual situación no podrá cumplir sus objetivos. Parte del desgobierno de la Primera Ministro Británica.