Homenaje a Armando Villanueva del Campo

Los largos años de clandestinidad y carcelería fueron el tributo que su generación entregó como ofrenda al aprismo, en el que militaron desde su adolescencia deponiendo cualquier expectátiva o ambición personal.

Dr. José Antonio Torres Iriarte

Abogado,  analista político y escritor

La Gran Persecucion Armando Villanueva | MercadoLibre 📦

 

Armando Villanueva del Campo perteneció a la generación de jóvenes que en Agosto de 1931, escuchó el Discurso Programa de Víctor Raúl Haya de la Torre en la Plaza de Acho; decidiendo pasar a la acción política; asumiendo el liderazgo de una generación que acompañó a los fundadores del aprismo en el esfuerzo por construir una democracia social de Pan con Libertad.

Los largos años de clandestinidad y carcelería fueron el tributo que su generación entregó como ofrenda al aprismo, en el que militaron desde su adolescencia deponiendo cualquier expectátiva o ambición personal. Armando Villanueva entre 1934 y 1945, en los años del Frente Democrático y durante el ochenio de Odria; demostró que su liderazgo se afianzaba en un Partido inspirado en el pensamiento de Haya de la Torre y fortalecido en los más de treinta años de proscripción y lucha política.

Fue Presidente de la Cámara de Diputados en los años sesenta y cumplió un papel protagónico en defensa de la democracia en los años setenta, acompañando a Víctor Raúl en momentos cruciales de la vida nacional. En 1980 como candidato presidencial y posteriormente como Presidente del Senado, Ministro de Estado y Presidente del Consejo de Ministros mostró firmeza y decisión en momentos que el Perú era amenazado por el terrorismo y por un escenario internacional adverso signado por la crisis de la deuda externa.

Diario Aprista - ARMANDO VILLANUEVA Y HAYA DE LA TORRE Un... | Facebook
ARMANDO VILLANUEVA Y HAYA DE LA TORRE

El prestigio de Armando Villanueva transcendió nuestras fronteras, ganándose el aprecio de políticos latinoanericanos de diversas generaciones. No se puede escribir la historia del APRA, sin resaltar el papel cumplido por Armando Villanueva. Fue Senador hasta el día que se perpetró el autogolpe del 5 de Abril de 1992. Durante la dictadura fujimorista fue un tenaz opositor. Participó de la Campaña por el NO en 1993, defendiendo la vigencia de la Constitución de 1979 que firmara Víctor Raúl Haya de la Torre. En las campañas del 2001 y el 2006 respaldó con entusiasmo la candidatura de Alan García.

Su Discurso en Mayo del 2001 (Patio de Deportes) a pocas semanas de la segunda vuelta electoral lo recuerdo como el testimonio de un «luchador por la libertad de nuestros pueblos». Demostró su calidad como Orador en diversas conmemoraciones por el «Día de la Fraternidad», sus reflexiones en Foros Internacionales de partidos políticos latinoamericanos pusieron de manifiesto su solvencia académica. Armando Villanueva no cesó nunca en su trabajo político y de formación de cuadros.

En la Biblioteca de su casa a lo largo de muchos años y en el mismo 2013 (año de su muerte) recibió a decenas de jóvenes y a todo compañero que solicitaba conversar con él. Su figura debe ser resaltada; su ejemplo de lealtad y entrega a la causa del aprismo es incuestionable. Hoy el Perú y en especial, los jóvenes necesitan de refrerentes. Armando Villanueva del Campo lo es y lo será. ¡Viva Armando!

Fotogalería del recuerdo histórico

La Gran Persecución - Armando Villanueva/ Gillermo Thorndike | Cuotas sin interés
Armando Villanueva preso en El frontón junto a militantes apristas
Noticias sobre Armando Villanueva del Campo | EL COMERCIO PERÚ
El presidente Alan García Pérez y Armando Villanueva

Armando Villanueva del Campo, despidiemdo la heroicidad del mártir de la CHAP (Chicos Apristas Peruanos) Jorge Pintado Córdova, estudiante de Economía de la Universidad Nacional Federico Villarreal uno de los mártires de la cultura en favor de los niños del pueblo. Están presentes Víctor Raúl Haya de la Torre, Jesús Guzmán Gallardo, los hremanos José y Guillermo Collazos Veliz, Andrés Santiago, el boxeador chapista Lescano, Enrique Pintado Córdova y las madres espirituales de la CHAP María Chipoco de Zapatero y Julia Córdova de Pintado. Luis Alberto Pintado Córdova no estuvo presente por estar gravemente herido en dicho martirologio  junto a otros niños de la Promoción Heróica de la CHAP.

Vídeos:

20 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Recordemos que al fallecinmiento de Armando, muchos políticos rindiero homenaje , uno de los más centrados fué el de Alejandro Aguinaga, de Fuerza Popular, resaltó que Villanueva fue uno políticos más fieles y leales de la historia política del Perú, lealtad que usó como herramienta para que la política adquiera prestigio y reconocimiento en la ciudadanía.
    “Sabemos que de esos actos de grandeza está hecha la política, él fue un símbolo de la política de verdad, y su ejemplo vive y persistirá en cada uno de nosotros. Cumplió en esta vida con el designio que Dios le tuvo separado”, rasgos de un gran político en la arena de la lucha política, eso es diplomacia que les falta los congresistas actuales que solo se benfician entre ellos.

  2. A la muerte de Armando Villanueca del Campo. El ex presidente Alan García dio un emotivo mensaje en honor al ex primer ministro, a quien calificó como un combatiente del pueblo.
    “Su corazón fue uno ajeno al odio, ajeno al rencor después de haber padecido tantos años de prisión, tanto alejamiento de sus padres y familia en un exilio (…) Mantuvo siempre la fe, la confianza y la serenidad en la larga dimensión de este movimiento al cual no han de acallar”. Un recuerdo para la historia de la política de la República del Perú. Un gran luchador social y pol´ítico en favor del pueblo.

  3. Armando Villanueva (Lima, 1915), líder histórico del APRA, converso durante varios meses con Guillermo Thorndike, autor de «El año de la barbarie», sobre lo que ocurrió después de la Revolución de Trujillo (1932) hasta 1956, la época que los apristas conocen como «La gran persecución». El resultado es esta obra en la que Villanueva habla desde dos edades, la de los hechos narrados y la de quien recuerda setenta años después y narra los abusos y presecusiones injustas contra el APRA y sus militantes en la lucha por la justicia social.

  4. Lo que nos deja Armando Villanueva del Campo: quizá el principal legado de Víctor Raúl Haya de la Torre a América Latina fue ofrecerle un derrotero original en tiempos en los que el socialismo pretendía direccionar los anhelos populares, y en los que las masas irrumpían en la política sin itinerario cierto, a través de la radio, el cine y la prensa escrita. Quizá por ello mismo no hemos logrado comprender la lucha que libró el APRA durante el siglo XX y quizá por ello no valoramos el martirologio del que tanto hablan los apristas en sus mítines, cuando nos relatan su lucha política.

  5. Ya en el retiro, el Zapatón –mote con el que se le conocía y que él tomaba con muy buen humor– fue un político respetado y frecuentemente entrevistado por la prensa para arrancarle su opinión sobre el acontecer nacional. Aunque acosado por un mal cardíaco, nunca se negó a dar entrevistas, hasta el día de su muerte, acaecida el 14 de abril de 2013. Contaba con 97 años.

  6. Qiero resaltar parte de su biografía. Armando Villanueva del Campo nació en Lima el 25 de noviembre de 1915. Hijo del médico y congresista Pedro Villanueva Urquijo y de doña Carmen Rosa del Campo, hizo sus estudios básicos en los colegios La Recoleta y San Luis de Barranco. Cursaba el quinto de secundaria cuando se inscribió en el partido de Haya de la Torre, y al ser organizada la Federación Aprista Juvenil fue elegido su secretario general. Y en ese sino, comprometido en planes subversivos, sufrió su primera prisión en 1934. Una vez libre optó por seguir Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, pero la política no se lo permitió. En 1938 fue nuevamente apresado.