19.4 C
Lima, Perú
viernes, abril 19, 2024
Homenaje a Robert Aumann, un genio  matemático que gano el Nobel de...

Homenaje a Robert Aumann, un genio  matemático que gano el Nobel de Economía

1104
38

Homenaje al talento humano

Robert Aumann, un genio  matemático que gano el premio Nobel de Economía

«El Premio Nobel es como un certificado donde pone: ‘Vale la pena escuchar a este hombre’. Después de todo, eso es lo que intentamos todos los investigadores y científicos; cuando averiguamos algo nos apasiona compartirlo con el resto y vender nuestras ideas»

Por. Luis Alberto Pintado Córdova

Entrevista a Robert J. Aumann, Premio Nobel de Economia 2005 | Mundo Empresarial

Israel Robert John Aumann (Fráncfort del MenoAlemania8 de junio de 1930) es un matemático israelí.

En 1938, la familia emigró a Estados Unidos perdiendo todas sus propiedades aunque, como dice Aumann, fueron capaces de dar a sus hijos una exquisita educación. Gracias a un excelente profesor de matemáticas, Abraham Gansler, Aumann pronto se sintió atraído por los axiomas, teoremas y construcciones de geometría de Euclides. Matriculado en la escuela superior de Nueva York, enfocó sus estudios hacia las matemáticas clásicas. En esa época leyó vorazmente a Edmund Landau, interesándose por la teoría analítica y algebraica de los números.

Aumann recibió el Premio Nobel de Ciencias Económicas en 2005 por su trabajo sobre el conflicto y la cooperación a través del análisis de la teoría de juegos. Compartió el premio con Thomas Schelling.

El siguiente comunicado de prensa de la Real Academia Sueca de las Ciencias, describe el trabajo de Aumann: “En muchas situaciones reales, la cooperación puede ser más fácil de mantener a largo plazo que en un solo encuentro. Los cortos análisis de las interacciones en juegos suelen ser a menudo restrictivos. Robert Aumann fue el primero en realizar un completo y formal análisis de los llamados juegos de repetición infinita. Su investigación identificó con exactitud los resultados que pueden ser sostenidos en el tiempo en relaciones a largo plazo. La teoría de los juegos repetidos incrementa nuestro entendimiento sobre los prerrequisitos para la cooperación, porque es más difícil cuando: hay muchos actores, cuando interactúan con frecuencia, cuando las posibilidades de la rotura de la interrelación son elevadas, cuando el horizonte temporal es corto o, cuando las acciones de otros no pueden ser observadas con claridad. Su discernimiento sobre estos temas ayudan a explicar conflictos económicos como las guerras de precios o comerciales. Asimismo ayudan a explicar el porqué del éxito de algunas comunidades frente a otras en el uso de recursos comunes. El approach de los juegos repetitivos clarifica la razón de ser de muchas instituciones: desde las organizaciones mercantiles hasta el crimen organizado, y sus capacidades para llegar a acuerdos, ya sean sobre tratados internacionales de comercio o negociaciones salariales”.

Aumann se licenció en matemáticas en el City College de Nueva York en 1950. En 1952 obtuvo un máster y en 1955 un doctorado en Matemáticas, ambos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Su tesis doctoral, Asphericity of Alternating Linkages, versaba sobre la teoría de los nudos. Su asesor fue George Whitehead, Jr.

En 1956 se incorporó a la facultad de Matemáticas de la Universidad Hebrea de Jerusalén y desde 1989 es profesor visitante en la Universidad de Stony Brook. Ha sido profesor visitante en la Universidad de California, Berkeley (1971, 1985-1986), la Universidad de Stanford (1975-1976, 1980-1981) y la Universidad Católica de Lovaina (1972, 1978, 1984).

Contribución matemática y científica

La mayor contribución de Aumann fue en el ámbito de los juegos repetidos, que son situaciones en las que los jugadores se encuentran con la misma situación una y otra vez.

Aumann fue el primero en definir el concepto de equilibrio correlacionado en la teoría de los juegos, que es un tipo de equilibrio en los juegos no cooperativos más flexible que el clásico equilibrio de Nash. Además, Aumann introdujo el primer relato puramente formal de la noción de conocimiento común en la teoría de los juegos. Colaboró con Lloyd Shapley en el valor Aumann-Shapley. También es conocido por su teorema del acuerdo, en el que argumenta que, bajo sus condiciones dadas, dos racionalistas bayesianos con creencias previas comunes no pueden ponerse de acuerdo para estar en desacuerdo.​

Aumann y Maschler utilizaron la teoría de juegos para analizar los dilemas talmúdicos.   Pudieron resolver el misterio sobre el «problema de la división», un antiguo dilema para explicar la lógica talmúdica en la división de la herencia de un marido fallecido entre sus tres esposas en función del valor de la herencia en comparación con su valor original. El artículo en cuestión estaba dedicado a un hijo de Aumann, Shlomo, que murió durante la Guerra del Líbano de 1982, mientras servía como artillero de tanque en el cuerpo blindado de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Fathom – Israel70 | Yisrael Aumann on gaming Israel's future
Robert (Yisrael) Aumann presenting his lecture at the 5th Lindau Meetings on Economic Sciences. Photo by Christian Flemming/Lindau Nobel Laureate Meetings.

Polémica por los códigos de la Torá

Aumann ha entrado en la polémica de la investigación de los códigos bíblicos. En su condición de judío religioso y hombre de ciencia, la investigación de los códigos le interesa especialmente. Ha avalado parcialmente la validez del «Experimento de los grandes rabinos» de Doron Witztum, Eliyahu Rips y Yoav Rosenberg, publicado en Statistical Science. Aumann no sólo se encargó de que Rips diera una conferencia sobre los códigos de la Torá en la Academia Israelí de Ciencias y Humanidades, sino que patrocinó el trabajo de Witztum-Rips-Rosenberg para su publicación en las Proceedings of the National Academy of Sciences. La academia exige que un miembro patrocine cualquier publicación en sus Actas; sin embargo, el trabajo fue rechazado.

En 1996, se formó un comité compuesto por Robert J. Aumann, Dror Bar-Natan, Hillel Furstenberg, Isaak Lapides y Rips, para examinar los resultados que había comunicado H.J. Gans sobre la existencia de un texto «codificado» en la Biblia que predecía acontecimientos que tuvieron lugar muchos años después de que se escribiera la Biblia. El comité realizó dos pruebas adicionales siguiendo el espíritu de los experimentos de Gans. Ambas pruebas no confirmaron la existencia del supuesto código.

Después de un largo análisis del experimento y de la dinámica de la controversia, afirmando, por ejemplo, que «casi todos los incluidos [en la controversia] se decidieron al principio del juego», Aumann concluyó:

«A priori, la tesis de la investigación de Codes parece tremendamente improbable… La investigación realizada bajo mi propia supervisión no confirmó la existencia de los códigos, aunque tampoco estableció su inexistencia. Así que debo volver a mi estimación a priori, de que el fenómeno de los Códigos es improbable». 

Opiniones políticas de Robert John Aumann 

Estos son algunos de los temas de la conferencia del Nobel de Aumann, llamada «Guerra y Paz»:​

  1. La guerra no es irracional, sino que debe ser estudiada científicamente para ser comprendida, y eventualmente conquistada;
  2. El estudio del juego repetido resta importancia al «ahora» en aras del «después»;
  3. La pacificación simplista puede provocar la guerra, mientras que la carrera armamentística, las amenazas de guerra creíbles y la destrucción mutua asegurada pueden evitar la guerra de forma fiable.

Aumann es miembro de Profesores por un Israel Fuerte (PSI), un grupo político de derechas. Aumann se opuso a la retirada de Gaza en 2005 alegando que es un crimen contra los colonos de Gush Katif y una grave amenaza para la seguridad de Israel. Aumann se basa en un caso de la teoría de juegos llamado la Paradoja del Chantajista para argumentar que ceder tierras a los árabes es estratégicamente insensato, basándose en la teoría matemática. Al presentar una demanda inflexible, los Estados árabes obligan a Israel a «ceder al chantaje debido a la percepción de que saldrá de la sala de negociaciones sin nada si es inflexible».

Como consecuencia de sus opiniones políticas, y del uso de sus investigaciones para justificarlas, la decisión de concederle el premio Nobel fue criticada en la prensa europea. Una petición para anular su premio reunió las firmas de 1.000 académicos de todo el mundo.​

En un discurso pronunciado ante un movimiento juvenil sionista religioso, Bnei Akiva, Aumann afirmó que Israel se encuentra en un «profundo problema». Reveló su creencia de que los judíos Satmar antisionistas podrían haber tenido razón en su condena del movimiento sionista original. «Me temo que los Satmar tenían razón», dijo, y citó un versículo del Salmo 127: «Si el Señor no construye una casa, sus constructores se afanan en ella en vano». Aumann considera que el establishment sionista histórico no logró transmitir su mensaje a sus sucesores, porque era secular. La única manera de que el sionismo sobreviva, según Aumann, es que tenga una base religiosa.​

En 2008, Aumann se unió al nuevo partido político Ahi, dirigido por Effi Eitam y Yitzhak Levy.

Robert J. Aumann – Photo gallery - NobelPrize.org

 

PERSONAJES CON TALENTO / Robert Aumann: emoción, humildad, empatía e inteligencia

Executive Excellence ha tenido el privilegio de compartir una larga entrevista con él. Aumann destaca por su alegría de vivir, sentido del humor y sencillez. Es todo un personaje: empático, humilde y con gran capacidad de comunicación. Es capaz de conseguir que conceptos complejos sean accesibles al gran público. Sus pausas frente a algunas preguntas denotan su capacidad de reflexión y la importancia que da a todas sus respuestas. A continuación reflejamos sólo algunas de ellas. A continuación reflejamos sólo algunas de ellas. Esta entrevista podría, por sí sola, ser constitutiva de un número de Executive Excellence.

FEDERICO FERNÁNDEZ DE SANTOS: ¿Es la educación actual de los jóvenes muy diferente a la que Vd. vivió? ¿Ha cambiado mucho la formación desde su perspectiva como profesor universitario?

ROBERT AUMANN: No creo que la educación haya cambiado mucho, al menos en las áreas geográficas que conozco mejor: Estados Unidos e Israel. Tal vez lo que sí sucede es que la educación es más “colorida”. Lo que percibo de segunda mano, a través de mis hijos y nietos, es que si quieres que la educación sea una experiencia interesante, los alumnos tienen que estar más involucrados, y para ello la educación tiene que ser entretenida. Creo que hoy día hay más apertura y menos memorización.

F. F-S.: Decía John K. Galbraith: “Hay dos clases de economistas: los que no tenemos ni idea y los que no saben ni eso”. ¿Qué distingue a un buen economista?

R. A.: A lo largo de mi experiencia no me he encontrado economistas malos. Unos son más originales que otros; algunos son más teóricos y otros prácticos; unos más macro y otros más micro, pero no he conocido ninguno malo. Lo que sí es importante en economía, como en matemáticas, es estar en contacto con la realidad. Hay matemáticas puras muy bellas pero, como Von Neumann decía, si están muy lejanas del mundo real pierden relevancia. En la economía ocurre lo mismo. Es importante que un economista tenga la mente abierta y esté dispuesto a aceptar diversos puntos de vista.

F. F-S.: En Executive Excellence creemos mucho en la multidisciplinariedad, ya que todo está interconectado y cualquier disciplina puede aportar mucho al resto. A pesar de ello parece que la separación entre ramas del conocimiento es demasiado rígida. Stuart Mill decía: “una persona no puede ser un buen economista, si no es más que eso”. ¿Es la especialización uno de los inconvenientes para la expansión del conocimiento?

R. A.: Es bueno saber mucho de algo y algo de todo. Hay un dicho que dice que la diferencia entre un científico y un filósofo es que el científico sabe cada vez más de menos y al final lo sabe todo de nada; mientras que el filosofo sabe cada vez menos de más, llegando a saber nada de todo. Ambas posturas son extremas y hay que buscar un equilibrio. Desde mi punto de vista, lo mejor es tener una buena formación en muchas cosas y especializarse en ciertos temas. No creo que la especialización sea mala, aunque sí estoy de acuerdo en la necesidad de tener una formación más amplia y no limitarse a una única área de interés.

F. F-S.: Su entrevista con Seguí Hart es una de las más inspiradoras que han caído en nuestras manos. En ella se menciona la llamada de su nieto Yakov sobre los linking numbers y la teoría de los nudos, con la cual Vd. se sintió tan sorprendido. ¿Ha visto su contribución intelectual reflejada otras veces en el día a día del mundo, ya sea empresarial, médico, etc.?

R. A.: En 1954 mientras me duchaba me vino a la cabeza la idea matemática que me permitiría completar mi tesis doctoral. 50 años más tarde, a las 10 de la mañana, suena el teléfono de mi apartamento. Era mi nieto Jacob Rosen que entonces cursaba segundo de medicina. Me dice: “Abuelo, ¿Puedo aprovecharme de tus conocimientos? Estamos estudiando los nudos. No entiendo la materia y creo que el profesor tampoco lo tiene muy claro. ¿Que son los linking numbers (Números encadenados)?”. Le pregunté por qué estaban estudiando la teoría de los nudos y qué tenían que ver con la medicina. “Bien”, me dijo, “algunas veces el ADN de las células se anuda y dependiendo de las características del nudo que se forma, el resultado puede conducir al cáncer”. Me quedé absolutamente perplejo. ¡Cincuenta años más tarde, lo absolutamente inútil, lo más puro de lo puro, se enseña en la facultad de medicina y lo está estudiando mi nieto!

Respecto a su pregunta habría que hacer una distinción entre mi contribución personal y la contribución de equipos que han trabajado en temas relacionados con mi especialización. Lo mío, que es la teoría de los juegos, es esencial en muchas actividades empresariales. En mis conferencias hablo de la ingeniería del juego explicando aplicaciones prácticas y definidas de dicha teoría, como pueden ser: subastas, gestión del tráfico, elecciones, emparejamiento de donantes y receptores de órganos para trasplantes… Son básicamente problemas de división; una pareja se divorcia y tiene que dividir sus posesiones. La mejor forma de hacerlo es aprovecharse de los incentivos que esas personas tienen. Algunos de mis trabajos han representado contribuciones, pero fundamentalmente, la aportación de mi trabajo ha sido más relevante en situaciones más abstractas como las interacciones continuas del tipo: ¿hacia dónde nos llevan los incentivos en las interacciones continuas? En un entorno de interacción continua tienes más incentivos para cooperar, así que los entornos de interacción continua nos llevan a resultados finales de cooperación. No sé si se puede decir que mi trabajo ha tenido una influencia directa en la actividad diaria, pero la temática, como un todo, ciertamente sí que la ha tenido.

La intrusa voz de Israel Aumann - Enlace Judío
“El verdadero peligro”, dice Aumann, “no es Hamas, ni lo es el aumento del odio europeo hacia Israel, sino nuestra capacidad de recuperación, y cuanto más aumente el número de antisionistas más se debilitará nuestra resistencia”.

 

F. F-S.: El afecto es un tema que tratamos continuamente, al estar muy ligado al liderazgo. Qué ha significado el afecto entre las personas con las que ha trabajado como el Prof. Michael Maschler de la Hebrew University of Jerusalem o Lloyd Shapley de UCLA. ¿Es importante el afecto en el trabajo? ¿Y en la atracción del talento?

R. A.: El afecto en mis relaciones profesionales ha sido y es muy importante. Dentro del papel que juegan los estímulos en los empleados, el afecto ocupa un papel clave. Dar incentivos a las personas, para conseguir que hagan lo que tú deseas, es esencial. A las personas es importante no sólo corregirlas cuando hacen algo mal, sino reconocerles cuando hacen algo bien. A todos nos gusta que nos feliciten cuando hacemos un buen trabajo. El dinero no es la única variable que hace girar al mundo. El reconocimiento es un factor esencial para el buen desempeño, y si éste va acompañado del afecto mucho mejor. Es más fácil que alabes y reconozcas el trabajo de alguien al que tienes afecto, con las consecuencias positivas que ello tiene.

F. F-S.: Vd. es reconocido como una de las personas que más saben sobre las teorías de guerra y paz. Ha sufrido personalmente la guerra y ha perdido a su hijo Shlomo en ella. ¿Cuáles son tres de las más importantes ideas que destacaría en este tipo de investigaciones? ¿Qué frutos le gustaría que naciesen de este tipo de estudios?

R. A.: Déjeme contarle una historia. Había un arqueólogo que, comenzando a excavar, fue preguntado sobre lo que esperaba encontrar. Respondió que esperaba averiguar cómo vivía la gente hace dos o tres mil años. Esto fue considerado como una respuesta extraordinaria ya que la mayoría de los arqueólogos suelen responder que esperan descubrir cosas o fenómenos específicos. Lo que este hombre decía era que desconocía lo que iba a encontrar. No tenía nociones preconcebidas. “Solo voy a mirar y lo que vea lo registraré e  interpretaré”. Mi reacción sobre los frutos que puedan nacer de estos estudios es similar.

Creo que la guerra no ha sido en absoluto estudiada como fenómeno general. La gente crea institutos sobre la paz, y éstos realizan estudios, no dirigidos a estudiar la guerra como un fenómeno general, sino hacia conflagraciones específicas del estilo Chechenia vs. Rusia, EEUU vs. Irak, etc., observando las características locales de esos conflictos (como el conflicto Árabe-Israelí). Pienso que debe haber cosas comunes a todos los conflictos (o a muchos de ellos) y debemos averiguar cuáles son para poder saber cómo reaccionar ante ellos en general.

Anticipándome a la pregunta sobre cuáles son estos elementos comunes y cómo podemos reaccionar ante ellos, le respondo que no lo sé. Soy como el arqueólogo que dice que exploremos y veamos. Dicho esto, sí tengo algunas ideas. Un tema importante es no pecar de ansiedad y ser paciente. Las personas que tienen demasiada ansiedad por poner fin a un conflicto, nunca llegan a solucionarlo. La razón es un poco complicada. Anteriormente decía que la interacción continua conduce a la cooperación. Desde mi punto de vista, es obvio. La probabilidad de volver a hacer negocios con alguien a quien no conoces y a quien verás hoy pero no mañana, es menor que la de hacerlos con alguien con quien tienes una relación recurrente.

En el caso de la Paz, aunque menos obvio, está el hecho de que la “implicación personal” es demasiado elevada. En otras palabras, para unos, el presente vale mucho más que el futuro. Si actúas con ansiedad para conseguir la paz de forma rápida, obtendrás el efecto contrario. En cambio, si dices: “aunque queramos la paz y queramos solventar este conflicto, no tenemos por qué hacerlo. Si hay que continuar luchando, continuaremos”, se crea una actitud más conductiva hacia la paz. Envías un mensaje claro a la parte contraria en el que se ve el conflicto como un problema a largo plazo; y un conflicto a largo plazo conduce hacia la cooperación. Querer terminar un conflicto a cualquier precio hace que la parte contraria endurezca su posición, hasta un punto en el cual no se pueden aceptar sus demandas.

Desde una perspectiva histórica, la teoría de los juegos nos dice: uno ha de estar preparado para ir a la guerra y entrar en conflicto (lo cual es una paradoja) para evitarlo. Un ejemplo fue la actitud de Chamberlain, quien volvió de Múnich creyendo haber conseguido la paz pero, en un año y medio todo explotó ya que Adolf Hitler recibió señales erróneas: Chamberlain quería “la paz a cualquier precio”, lo cual le permitía presionar aún más. Con posterioridad, se conoció el error de apreciación de Hitler (estaba furioso ya que no esperaba que los ingleses y franceses fueran a la guerra el uno de septiembre del 39), debido a la actitud de Chamberlain.

Otro caso emblemático le ocurrió en Corea a Harry Truman (uno de los mejores presidentes de Estados Unidos). Truman no fue capaz de transmitir su posición sobre la paz de forma suficientemente clara, induciendo a los Norcoreanos a creer que podrían actuar con impunidad. Se puede gritar: ¡PAZ!, pero si se desea en exceso y con ansiedad se está más cerca de la guerra.

 

F. F-S.: Otro aspecto llamativo de su vida es que Vd. es un hombre religioso. Además, es también un sabio y reputado científico. Como combina esas dos facetas de su vida y que opinión tiene de las tendencias hacia una sociedad laica que experimentan ciertos países. ¿Se están perdiendo los principios?

R. A.: Desde mi punto de vista, la religión en el mundo no está en declive. A nivel global creo que hay, si no un retorno, al menos sí un mantenimiento de la religión. Es cierto que no estoy muy al día de la situación en Europa, pero en Estados Unidos, Rusia o en los países musulmanes (o los judíos aunque no cuenten demasiado) se puede observar que la religión no está perdiendo terreno. La pérdida de la religiosidad de las personas no es algo nuevo y se viene hablando de ello desde hace siglo y medio.

F. F-S.: En la actualidad temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo es un tema candente y quizás sus afirmaciones puedan relacionarse con este tema.

R. A.: Si los hombres desean casarse entre ellos, no lo veo como un gran problema. No es algo que estimularía, pero no creo que sea nada malo. Hace poco, se celebró el desfile del orgullo gay en Jerusalén. Personas religiosas e incluso personas no religiosas estaban molestas por el acto. Decían que era una provocación. En mi opinión, todo el mundo debe poder manifestarse. Crecí en Estados Unidos y allí la libertad de expresión es muy importante. Personalmente pienso que si no haces daño a otras personas (o a la sociedad) no hay nada malo; o dicho de otra manera, si estas relaciones son entre adultos que consienten, están bien.

Creo que hay un resurgimiento de la religión en el mundo debido al vacío interior que sienten las personas por un mundo dominado por el materialismo. Quieren dar significado a sus vidas. Los valores éticos y morales son muy importantes y cuidarlos es más fácil cuando profesas una religión. Evidentemente, si sólo es una vaga herencia moral y ética que no sabes para qué sirve, la religión es poco efectiva, pero si es una religión que sirve de estructura y da sentido, es algo importante y que las personas buscan.

Por otro lado, la religión no es solamente eso, sino muchas cosas. Por ejemplo, una buena parte del arte es de contenido religioso. Hasta hace un par de siglos, la música era fundamentalmente religiosa: desde las grandes obras de Bach hasta la primera música de la cual tenemos partituras (los cantos gregorianos). En cuanto a las artes visuales, sucede lo mismo. Esta tarde mi mujer y yo fuimos al museo Thyssen y pasamos la mayor parte del tiempo en la segunda planta donde una buena parte de los cuadros eran religiosos. La religión es algo que te ayuda a no ser devorado por el materialismo. La Biblia dice: “No solo de pan vive el hombre”.

F. F-S.: En el mundo de las finanzas, es frecuente ver a matemáticos intentando capturar la esencia de los mercados y predecir su modelo de evolución. Al mismo tiempo, las finanzas que estudian los aspectos de conducta intentan explicar la conducta irracional de los inversores. ¿Qué puede explicarnos en esta dualidad de ciencia y lógica frente a la irracionalidad y el comportamiento de las personas?

R. A.: Desde el momento en que identificas una irracionalidad, puedes aprovecharte de ella. Irracionalidad significa que la gente hace algo que puede predecirse y que es equivocado. Sí es así, entonces se puede ponerte en el otro lado del mercado y obtener dinero de esa irracionalidad. No se puede ser muy “irracional” en el mercado. Solo puedes ser irracional mientras se desconoce la irracionalidad. Hay algunas irracionalidades sistemáticas que han sido identificadas, pero en la medida que haya personas aprovechándose de ellas, quedan eliminadas.


Entrevista a Robert J. Aumann, Premio Nobel de Economía 

Apasionado por las matemáticas puras desde los inicios de su carrera académica, Robert J. Aumann (Frankfurt, Alemania, 1930) acabó sucumbiendo a la teoría de juegos y, de rebote, a las ciencias económicas. Cualquiera que lo conociera de cerca diría que este cambio de rumbo le abrió infinidad de puertas, incluida la de recibir el Premio Nobel de Economía 2005 por sus contribuciones en el campo de los juegos repetidos y la creación del comportamiento cooperativo. Con él hemos hablado sobre estos temas, sin pasar por alto otros como la crisis financiera, la situación griega o el tira y afloja entre territorios.

 

“Los rescates deberían evitarse porque envían un mensaje negativo a los inversores”

Robert J. Aumann topó con la teoría de juegos gracias a John Nash, prestigioso matemático (y ganador del Premio Nobel de Economía 1994) que murió el año pasado. Ambos se conocieron en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) cuando Aumann finalizaba su doctorado y Nash era instructor Moore
Robert J. Aumann topó con la teoría de juegos gracias a John Nash, prestigioso matemático (y ganador del Premio Nobel de Economía 1994) que murió el año pasado. Ambos se conocieron en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) cuando Aumann finalizaba su doctorado y Nash era instructor Moore

La Real Academia Sueca de las Ciencias le premió (junto con Thomas Schelling) con el Nobel de Economía 2005 «por haber ampliado nuestra comprensión sobre el conflicto y la cooperación a través de la teoría de juegos». ¿Podría explicarme de forma sencilla este concepto?
La teoría de juegos engloba aquellas situaciones en las que individuos con objetivos diferentes interaccionan, cada uno de ellos tratando de tomar las decisiones que le convienen más. Al hacerlo, sin embargo, deben tener presente que el otro, o los otros, actúan de la misma manera. Estas ideas son la base de juegos de mesa como el ajedrez o el póquer, pero también de otros campos como la política, la economía o los negocios. Personalmente, he contribuido en varios aspectos a la comprensión de la teoría de juegos, pero el Comité Nobel me premió por mis investigaciones en el campo de los juegos repetidos. Cuando uno se encuentra en una situación de forma regular (hoy, mañana y pasado), acostumbra a poner en práctica el mismo juego una y otra vez, y es en estos casos donde la cooperación puede surgir, más que en aquellos que sólo pasan una vez en la vida. Te pondré un ejemplo: si alguien viene a mi casa e intenta venderme algo, desconfiaré de él. Del mismo modo, si yo le compro el producto, pero le digo que le pagaré dentro de tres días porque ahora no tengo efectivo, el comerciante también desconfiará de mí. Por el contrario, si voy a hacer la compra en la tienda del pueblo de toda la vida, confiaré que el pan o la leche son de buena calidad por dos razones: porque no es la primera vez que voy y porque el vendedor sabe perfectamente que si me falla dejaré de ser su cliente. Del mismo modo, en caso de olvidarme el dinero en casa y que me haya de fiar, el dependiente de la tienda lo hará. Y es que si no pago lo que le debo, sabe que yo soy consciente de que traicionaría su confianza. En definitiva, los juegos repetidos modelan la interacción a largo plazo y explican comportamientos tales como la cooperación, el altruismo, la lealtad, la confianza o, incluso, la venganza.

«Si enlazamos la realidad griega con la teoría de juegos me parece que, en el momento de la discusión con la troika, Varoufakis tenía muy claro que tenía que reforzar su posicionamiento y jugar con el balance que existe entre competencia y cooperación en cualquier negociación. Y no lo hizo del todo mal.»

mon-empresarial-005-teoria-de-jocs¿Porque escogió la teoría de juegos aplicada a la economía como su principal línea de investigación? ¿De dónde proviene este interés si, según tengo entendido, su trayectoria académica estuvo desde los inicios ligada a las matemáticas puras?
La teoría de juegos se convirtió en mi principal línea de investigación más o menos por accidente. Es como adentrarte en el bosque, comenzar a explorar una zona desconocida y, de repente, encontrar algo interesante y zambullirse completamente. Como bien has señalado, mi tesis doctoral -así como el grado y los másteres que hice- fue sobre matemáticas puras; no tenía nada que ver ni con la economía ni con la teoría de juegos. Después de terminarla, fui a trabajar a una consultoría afiliada a la Universidad de Princeton y dedicada a la investigación operativa. Una vez allí, llegué a la conclusión de que, para resolver el problema práctico que me habían asignado, tenía que hacer uso de la teoría de juegos. En verdad, no era una disciplina en la que hubiera profundizado; sólo había escuchado cómo otros compañeros y profesores hablaban de ella mientras yo hacía el doctorado. Por ejemplo, el gran matemático John Nash [Premio Nobel de Economía 1994], con quien tenía una muy buena relación, me explicó algunos aspectos de esta teoría. Nos conocimos en 1953 en el Instituto Tecnológico de Massachusetts: yo ya me había graduado y él era instructor Moore -cargo que ocupaban los mejores jóvenes matemáticos del MIT-. Las conversaciones que tuve con Nash vinieron a mi memoria cuando tuve que hacer frente al problema que te comentaba antes. Entonces empecé a estudiar la teoría de juegos y de ahí fui a parar a la economía. No fue al revés.

Hay muchos problemas reales que se podrían analizar mediante la teoría de juegos. Tomemos como ejemplo la situación económica griega. Y es que la relación entre este país y la Unión Europea no pasa por su mejor momento. ¿Sabe que el exministro de finanzas Yanis Varoufakis es un experto en la teoría de juegos? ¿Cree que esta herramienta ha tenido un rol importante en las negociaciones de los líderes griegos con la troika?
No sabía que el exministro de finanzas griego fuera un seguidor de la teoría de juegos. De hecho, ¡está muy bien saberlo! Discúlpame por no conocer con todo detalle la situación en Grecia. Leo en los periódicos qué está pasando, pero no he seguido de cerca su evolución. Igualmente, si enlazas la realidad griega con la teoría de juegos, si me dices que Varoufakis es un buen conocedor de ésta, me parece que, en el momento de la discusión con la troika, él tenía muy claro que debía reforzar su posicionamiento y jugar con el balance que existe entre competencia y cooperación a cualquier negociación. Y no lo hizo del todo mal, ya que se tuvieron que retomar una y otra vez las negociaciones… Supongo que los prestamistas no tenían todas las garantías de que se saldrían con la suya.

«[Durante la gestación de la crisis] en todo momento las personas reaccionaron a los incentivos que se les ofrecían y los acontecimientos se sucedieron tal como las teorías económicas clásicas y la teoría de juegos deberían predicho.»

Grecia no es el único país europeo que camina por la Cuerda floja. ¿Cuál es su opinión sobre los rescates que se han producido o que aún planean sobre los países miembros de la UE?

Yo soy un economista teórico, no un macroeconomista práctico. O lo que es lo mismo, no conozco las especificidades de cada rescate. Sin embargo, soy consciente de lo que pasa en el mundo y pienso que los rescates, aunque a veces sean necesarios, en principio deberían evitarse. Lo digo porque envían un mensaje negativo–, tanto a los inversores como al resto de ciudadanos: «Puede actuar de manera imprudente porque si os metéis en problemas financieros y quebráis os rescataremos». Recuerdo una historia que liga con lo que te estoy contando y que pasó en el valle del Mississippi hace unos años. En aquel entonces, movido por el riesgo de inundación, el gobierno federal instó a los granjeros a que contrataran un seguro, así los podrían recompensar en caso de desastre. Aunque era un buen trato, muchos de estos trabajadores no quisieron curarse en salud. Cuando se produjo la gran inundación, la administración pública tuvo que intervenir y ayudar a todos aquellos que no tenían seguro y que se habían quedado sin nada. ¡Estos granjeros fueron los más listos! Lo mismo sucede con los rescates financieros, y es por eso que soy muy escéptico sobre el tema.

mon-empresarial-005-robert-aumann¿Ha podido seguir el proceso independentista catalán a través de los medios de comunicación? Si es así, ¿qué piensa sobre todo esto?

La verdad es que no sé por qué Cataluña quiere convertirse en independiente… ¿Qué hay de malo en seguir formando parte de España? No es un territorio oprimido, pero claro, sí es una de las zonas que generan más riqueza dentro del país, y el gobierno español seguramente sube los impuestos a los ciudadanos catalanes para redistribuir las ganancias y ayudar a otras partes de España que no gozan de las mismas condiciones… A su vez, la población catalana no quiere hacerlo porque se siente diferente por temas de cultura, lengua, etc. No lo sé, sólo estoy haciendo suposiciones. Pero si este es el caso, pienso que España debería actuar e intentar llegar a un tipo de acuerdo.

Dos países que finalmente han restaurado los lazos diplomáticos después de más de 50 años de guerra fría son Cuba y los Estados Unidos de América. ¿Cuál es tu opinión sobre esta reconciliación?
Antes que nada, déjame decir que es un evento maravilloso; siempre he estado a favor de las relaciones basadas en la paz y la cooperación. Precisamente, como te he comentado antes, gané el Premio Nobel por mis percepciones sobre cómo se crea el comportamiento cooperativo. A pesar de ello, me gustaría apuntar la destrucción de la biodiversidad y del ecosistema cubano como uno de los posibles peligros que implica este acercamiento. Y es que gracias a que los EEUU se han mantenido alejados de Cuba, este país ha podido dejar florecer su belleza ecológica. Ahora, los dirigentes deben demostrar a la vez que son capaces de tener una relación cordial y preservar el ecosistema.

«El Premio Nobel es como un certificado donde pone: ‘Vale la pena escuchar a este hombre’. Después de todo, eso es lo que intentamos todos los investigadores y científicos; cuando averiguamos algo nos apasiona compartirlo con el resto y vender nuestras ideas.»

 

Usted ha defendido que los incentivos han sido el principal desencadenante de la crisis. ¿Cómo se explica que, antes de que explotara la burbuja financiera, aquellas personas con una elevada probabilidad de impago obtuvieran préstamos de los bancos?

Déjame ponerte un ejemplo: un hombre con un 1% o un 2% de probabilidades de no hacerse cargo de su préstamo pide crédito a un banco para comprarse una casa. Por supuesto, la entidad financiera fija un tipo de interés razonable y acepta la petición. Horas más tarde, otro hombre, éste con un 20% de probabilidades de no poder pagar, hace lo mismo. Actualmente el banco no le habría dejado ni un centavo, pero en tiempos de bonanza la opción escogida fue otra: prestar dinero a todos aquellos con un historial acreedor pobre a cambio de someterlos a altas tasas de interés. Los prestadores justificaban su política diciendo que era una medida preventiva, una manera de cubrir posibles pérdidas. Pero no olvidemos que el riesgo no era tan alto como decían por una sencilla razón: el banco siempre tendría la casa del cliente como aval. En esto se basaban los famosos préstamos subprime (o de alto riesgo). Ahora bien, hay un aspecto que las entidades financieras pasaron por alto. Y es que la demanda en el mercado inmobiliario creció hasta niveles insospechados gracias a que los prestatarios (antes poco solventes) ya podían permitirse la adquisición de una casa. Esto dio como resultado la construcción de un gran número de nuevas residencias, lo que conocemos como burbuja inmobiliaria. Y cuando, como se esperaba, los clientes subprime dejaron de pagar, los bancos empezaron a poner estas casas otra vez en venta.

¿Fue entonces cuando la burbuja explotó, no?

Exacto. De repente, la oferta superaba la demanda y los precios de las casas comenzaron a caer. Incluso aquellos que estaban en condiciones de devolver sus créditos decidieron dejarlo correr, puesto que salían ganando si el banco se quedaba el inmueble (¡en ese momento valía mucho menos que tiempo atrás!). En resumen, estábamos delante el escenario idóneo para que la crisis empezase… En todo momento las personas reaccionaron a los incentivos que se les ofrecían y los acontecimientos sucedieron tal y como las teorías económicas clásicas y la teoría de juegos hubiesen predicho.
mon-empresarial-005-economia-nobel-2005
Si volvemos a su trayectoria profesional, una vez afirmó que «la ciencia es una gran aventura cooperativa». ¿Cuántos colaboradores ha tenido a lo largo de su vida? ¿Y quiénes son?

He tenido 25 colaboradores y la mayoría de ellos son compañeros de profesión de todo el mundo. Es por ello que la ciencia es una gran aventura cooperativa; los conoces en conferencias o eventos, lees sus artículos y te acabas vinculando profesionalmente. Muchos investigadores hacen trabajos de investigación con sus estudiantes, pero no es mi caso. Yo corrijo sus tareas -nunca participo en ellas-. También me gusta escoger los mejores alumnos, ponerles ejercicios difíciles y desafiarlos para que se superen a sí mismos día tras día.

Y ya por último, una pregunta obligatoria: ¿qué se siente al ganar un Premio Nobel?

¡Uno se siente realmente bien! Y déjame que te diga una cosa: creo que el mayor beneficio que he podido sacar es lo que está pasando ahora mismo, en otras palabras, que me entrevistan. Y esta es una de muchas [ríe]. ¡La gente te pregunta y escucha lo que tienes que decir! El Premio Nobel es como un certificado en el que pone: «Vale la pena escuchar a este hombre». Después de todo, eso es lo que intentamos todos los investigadores y científicos; cuando averiguamos algo nos apasiona compartirlo con el resto y vender nuestras ideas.

Obras  publicadas

Se enlistan algunas de sus publicaciones más destacadas:

Vídeos recomendados

 

 

38 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El artículo rinde homenaje a Robert Aumann, genio matemático y Nobel de Economía. Destaca su impacto en la teoría de juegos, revelando la complejidad de la cooperación a largo plazo. Aumann, emigrante y educado en matemáticas clásicas, contribuyó significativamente al análisis de conflictos económicos. Además, aborda su participación en la controversia sobre códigos bíblicos y sus opiniones políticas, subrayando su perspectiva científica en temas como la guerra y la paz. Su legado matemático y sus posturas políticas generan reflexión sobre la intersección entre ciencia y sociedad.

  2. Considero que el realizar un homenaje a Aumann no es solo una celebración de sus logros académicos, sino también su capacidad para conectar la teoría matemática con el mundo real y la toma de decisiones económicas. Su investigación ha tenido un gran impacto en la economía, influyendo en la formulación de políticas y la comprensión del comportamiento económico. Fue un reconocimiento a su genio matemático y su contribución a la economía. Su Premio Nobel enfatizó la importancia de su desarrollo de la teoría de juegos y su aplicación para comprender los fenómenos económicos. Su legado seguirá inspirando a las futuras generaciones de economistas y matemáticos a explorar nuevas formas de entender la economía y la formulación de políticas.

  3. El articulo nos habla acerca de Robert Aumann es un matemático israelí conocido por su trabajo en la teoría de juegos y la economía. Nacido en Alemania en 1930, emigró a Estados Unidos con su familia en 1938; se graduó en matemáticas y obtuvo un doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Aumann fue galardonado con el Premio Nobel de Ciencias Económicas en 2005 por su investigación sobre el conflicto y la cooperación en los juegos repetidos; sus contribuciones incluyen el concepto de equilibrio correlacionado, la noción de conocimiento común en la teoría de los juegos y el teorema del acuerdo. También ha estado involucrado en la investigación de los códigos bíblicos y ha examinado críticamente su validez, aunque su investigación no confirmó la existencia de los códigos, tampoco estableció su inexistencia definitiva.

  4. Interesante articulo donde con otro enfoque a lo que se dedicaba logro algo grande en este caso la teoría de los juegos que este ayuda mucho a incrementar nuestro entendimiento sobre los prerrequisitos para la cooperación.

  5. Es muy interesante leer las palabras de estre gran ganador del premio Nobel y me llamó la atención cuando comenta que su interés por un método de investigación empezó sin querer por así decirlo ya que él en todo momento se había centrado en su doctorado y cuando empieza a laborar se pone a recordar que Nash quien también fue un ganador de Nobel había estudiado esta teoría que es la teoría de los juegos y entonces él le toma interés a esta teoría porque ve que puede resolver muchos problemas mediante la teoría de los juegos y es interesante saber que un nobel sin querer puede llegar a descubrir o a interesarse por un tema mientras ve un problena en su vida diaria y convertirlo en algo extraordinario, es motivante. Este artículo es impresionante.

  6. Aumann es pionero en el análisis de los juegos de repetición infinita para explicar en qué condiciones resulta fructífera la cooperación. Mientras que Schelling se caracteriza por introducir ideas originales en el análisis económico con un instrumento matemático mínimo, el mérito de Aumann está en el uso de la matemática para desarrollar hipótesis y darles una formulación precisa. El análisis de Aumann sirve para explicar por qué, cuando los actores sólo tienen en cuenta el corto plazo, se cae en conflictos como las guerras de precios o comerciales. Observó que la cooperación suele ser ‘una solución de equilibrio’ en juegos repetitivos a largo plazo entre grupos o personas que, a corto plazo, tienen fuertes conflictos.

  7. Me quedo con estas palabras del sabio matemático Robert Aumann: «El Premio Nobel es como un certificado donde pone: ‘Vale la pena escuchar a este hombre’. Después de todo, eso es lo que intentamos todos los investigadores y científicos; cuando averiguamos algo nos apasiona compartirlo con el resto y vender nuestras ideas». Donde se refleja el sentir de la ciencia, de adquirir conocimiento, compartirlo, debatirlo, objetarlo en la comunidad para así llegar a más conocimientos.

  8. ARTÍCULO: Robert Aumann, un genio matemático que gano el premio Nobel de Economía

    Sin duda cuando hablamos de personas que dieron un aporte a la humanidad o aportes que pueden servir a la humanidad, en la mayoría de las veces, hablamos de premios nobeles. Robert Aumann es sin duda un matemático que ha trascendido la historia por sus aportes e investigaciones, sin embargo, puede, a la vez, brindar opiniones políticas o económicas ya que no deja de ser un ciudadano que pertenece a un régimen político.

    Vale decir, el mensaje que nos deja Robert Aumann, el cual nos dice que el Premio Nobel es como un certificado donde pone: ‘Vale la pena escuchar a este hombre’. Es sin duda un valioso mensaje a la comunidad científica y a la comunidad en general interesada en temas científicos. La finalidad de todo investigador o premio nobel es que cuando se averigua algo les apasiona compartirlo con el resto y vender esas ideas en aras de una mejora social.

  9. Andrea Fernandez Loyola- SEMINARIO DE CALIDAD Y SERVICIO-9no ciclo - B - Negocios Internacionales-Universidad Nacional Federico Villarreal

    Roberrt Aumann fue premiado por la Real Academia Sueca de las Ciencias con el Nobel de Economía 2005 «por haber ampliado nuestra comprensión sobre el conflicto y la cooperación a través de la teoría de juegos», esta interesante teoria según las propias palabras de su creador consiste en aquellas situaciones en las que individuos con objetivos diferentes interaccionan, cada uno de ellos tratando de tomar las decisiones que le convienen más. Al hacerlo, sin embargo, deben tener presente que el otro, o los otros, actúan de la misma manera. El artículo presenta una interesante entrevista donde se puede conocer un aspecto más humano, y enfocado en aspectos más diversos como la educación. Siempre resulta interesante conocer la versatilidad de los genios detrás de tan laboriosas teorias.

  10. El israelí Robert Aumann y el estadounidense Thomas Schelling ganaron ayer el premio Nobel de Economía 2005 por su trabajo sobre la teoría de juegos, un análisis de opciones estratégicas que puede ayudar a resolver conflictos en materia comercial y empresarial y hasta evitar la guerra. Aumann, de 75 años, nació en Alemania pero es ciudadano israelí con doble nacionalidad (Israel y EE UU) y enseña en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Aumann no es economista, sino matemático. La teoría de juegos es una ciencia de estrategia que intenta determinar qué acciones deben adoptar los jugadores -socios comerciales, empleados, sindicatos o incluso organizaciones criminales- para sacar los mejores resultados.
    No es la primera vez que el jurado del Nobel de Economía se fija en esta teoría.

  11. Más allá de sus aportes en la matemática y en la ciencia, me gustaría centrarme más en la visión que tenía para la revolución de una educación de calidad, ya que según sus propias palabras “La educación no ha cambiado mucho”, y es que es cierto, seguimos bajo el mismo sistema que tenían nuestros abuelos, cómo es posible que la tecnológica avance, que el transporte revolucione, la medicina progrese, pero sigamos con las mismas enseñanzas del pasado. Si queremos que la educación se convierta en una experiencia mucho más interesante, hay que hacerla “entretenida” y práctica, no basta con enseñar y repetir las información como si estuviéramos siendo hipnotizados, el verdadero aprendizaje se presenta cuando se pone en práctica, cuando experimentemos los retos de la vida y ponemos a disposición todo nuestro conocimiento para y crear soluciones. Los jóvenes y niños que hoy en día están sumergidos por la memorización deben entender que las cosas pueden cambiar para bien y crear un futuro mejor.

  12. Un articulo interesante, tener un logro y grande, es un gran triunfo para uno, conocer a un genio que aporto sus conocimientos para todos con sus investigaciones por ejemplo sobre el análisis de las interacciones en juegos repetitivos, el dilema del “problema de la división”, inicio con las matemáticas, la ciencia y así aporto a la rama de la economía, un gran investigador.
    Algo que me intereso fue que mencionara que un economista no es malo, pero si está alejada a la realidad pierden relevancia, por eso debe estar dispuesto a aceptar los puntos de vista distinto.

  13. Aumann a pesar de la crítica, el odio y la envidia se mantuvo firme en sus posiciones. Como consecuencia de sus opiniones políticas, y del uso de sus investigaciones para justificarlas, la decisión de concederle el premio Nobel fue criticada en la prensa europea. Una petición para anular su premio reunió las firmas de 1.000 académicos de todo el mundo.​
    En un discurso pronunciado ante un movimiento juvenil sionista religioso, Bnei Akiva, Aumann afirmó que Israel se encuentra en un «profundo problema». Reveló su creencia de que los judíos Satmar antisionistas podrían haber tenido razón en su condena del movimiento sionista original. «Me temo que los Satmar tenían razón», dijo, y citó un versículo del Salmo 127: «Si el Señor no construye una casa, sus constructores se afanan en ella en vano». Aumann considera que el establishment sionista histórico no logró transmitir su mensaje a sus sucesores, porque era secular. La única manera de que el sionismo sobreviva, según Aumann, es que tenga una base religiosa.​
    Eso es lo que hace la firmeza y la resolución de un hombre libre y luchador por sus causas y convicciones.

  14. Una generosa declaración que nos da esperanza para el futuro de nuestro país. Robert Aumann definitivamente un hombre talentoso. A lo largo de mi experiencia no me he encontrado economistas malos. Unos son más originales que otros; algunos son más teóricos y otros prácticos; unos más macro y otros más micro, pero no he conocido ninguno malo. Lo que sí es importante en economía, como en matemáticas, es estar en contacto con la realidad. Hay matemáticas puras muy bellas pero, como Von Neumann decía, si están muy lejanas del mundo real pierden relevancia. En la economía ocurre lo mismo. Es importante que un economista tenga la mente abierta y esté dispuesto a aceptar diversos puntos de vista.

  15. Un buen mensaje para el contexto del mundo el cual conoce, mas SIN EMBARGO LA REALIDAD DEL PERÚ ESTA MUY POR DEBAJO DE SU VISIÓN, QUE VALE SER TOMADA EN CUENTA. Cuando afirma: No creo que la educación haya cambiado mucho, al menos en las áreas geográficas que conozco mejor: Estados Unidos e Israel. Tal vez lo que sí sucede es que la educación es más “colorida”. Lo que percibo de segunda mano, a través de mis hijos y nietos, es que si quieres que la educación sea una experiencia interesante, los alumnos tienen que estar más involucrados, y para ello la educación tiene que ser entretenida. Creo que hoy día hay más apertura y menos memorización.

  16. Un enfoque que duele pero que realista, algunos de los temas de la conferencia del Nobel de Aumann, llamada «Guerra y Paz»:​
    La guerra no es irracional, sino que debe ser estudiada científicamente para ser comprendida, y eventualmente conquistada;
    El estudio del juego repetido resta importancia al «ahora» en aras del «después»;
    La pacificación simplista puede provocar la guerra, mientras que la carrera armamentística, las amenazas de guerra creíbles y la destrucción mutua asegurada pueden evitar la guerra de forma fiable.
    Muy interesante el artículo, felicito a innovas por sus aportes académicos.

  17. La mayor contribución de Aumann fue en el ámbito de los juegos repetidos, que son situaciones en las que los jugadores se encuentran con la misma situación una y otra vez.
    Aumann fue el primero en definir el concepto de equilibrio correlacionado en la teoría de los juegos, que es un tipo de equilibrio en los juegos no cooperativos más flexible que el clásico equilibrio de Nash. Además, Aumann introdujo el primer relato puramente formal de la noción de conocimiento común en la teoría de los juegos. Colaboró con Lloyd Shapley en el valor Aumann-Shapley. También es conocido por su teorema del acuerdo, en el que argumenta que, bajo sus condiciones dadas, dos racionalistas bayesianos con creencias previas comunes no pueden ponerse de acuerdo para estar en desacuerdo.​
    Las investigaciones de Aumann contribuyen a una estrategia en favor del mundo, aplicable en mudiciplinarias disciplinas.

  18. Brillante aprendizaje para los académicos. Aumann recibió el Premio Nobel de Ciencias Económicas en 2005 por su trabajo sobre el conflicto y la cooperación a través del análisis de la teoría de juegos. Compartió el premio con Thomas Schelling.

  19. Sabias palabras del sabio matemático Robert Aumann: «El Premio Nobel es como un certificado donde pone: ‘Vale la pena escuchar a este hombre’. Después de todo, eso es lo que intentamos todos los investigadores y científicos; cuando averiguamos algo nos apasiona compartirlo con el resto y vender nuestras ideas». Excelente artículo.