Psicología y pandemia 

Impacto psicológico del COVID-19: los jóvenes presentan más síntomas de ansiedad, depresión y trastornos somáticos

 Por Karen Sarmiento Rebolledo, analista jumiors de Negocios internacionales de Innov@s UNFV

 

Estos días estamos asistiendo al espectáculo de ver el comportamiento de nuestros conciudadanos atendiendo las recomendaciones de salir casa lo menos posible, de llevar a cabo medidas higiénicas como lavarse las manos o taparse al toser o estornudar para proteger a los que nos rodean. Todas ellas con el objetivo de frenar la epidemia por el coronavirus SARS-CoV-2 . Sin embargo, al mismo tiempo, no dejamos de ver en los medios de comunicación como, a lo largo de las semanas de confinamiento, hay personas desoyendo dichas recomendaciones ante una situación sanitaria tan extremadamente grave. Personas que se muestra incapaces de sacrificar las visitas a los amigos, los paseos o hacer deporte al aire libre, exponiéndose al peligro de contagiarse y poniendo en peligro a los demás.

 

Es el momento de la ciencia. La sociedad mira con atención y admiración como los científicos se afanan en entender el mecanismo de acción del virus, del modo en que consigue introducir su código genético en nuestras células para replicarse, de cuáles son los órganos diana de la infección, de los medicamentos que pueden ser útiles en el tratamiento, de la estrategia a seguir para diseñar una vacuna eficaz, etc.

Pero no es sólo el momento de la biomedicina. Como antes mencionaba, el comportamiento está resultando crítico en la lucha contra la epidemia. Lo que las personas hacemos determina claramente el curso de la misma y la Psicología, la ciencia de la conducta, está obligada a hacer su aportación. Corresponde a la Psicología determinar qué factores explican patrones de conducta tan dispares, como que unas personas se comporten de modo responsable mientras que otros lo hagan de forma tan imprudente. Así mismo, los psicólogos debemos indicar el modo más adecuado de dar las instrucciones para facilitar que sigamos las recomendaciones de las instituciones sanitarias, así como orientar a los ciudadanos para que su salud emocional no se vea perjudicada por el confinamiento. No olvidemos que la psicoinmunología ha demostrado desde hace décadas que somos más vulnerables a infecciones dependiendo de nuestro estado de ánimo.

Volviendo al tema de la adherencia a las normas de protección ante el coronavirus, el análisis funcional de la conducta ha realizado grandes avances a lo largo de su historia en la explicación de la habilidad para el seguimiento de instrucciones. Desde esta perspectiva, el seguimiento de instrucciones es un fenómeno de naturaleza verbal al que llamamos conducta gobernada por reglas  y que presenta diferencias significativas sobre el comportamiento modificado por las contingencias directas.

Las reglas funcionan como estímulos que dotan de funcionalidad a otros estímulos, con los que a veces ni siquiera hemos entrado en contacto en el pasado. Los procesos de aprendizaje que hacen posible dicha transformación de funciones de unos estímulos a otros es de una gran complejidad y, hasta donde sabemos, sólo somos capaces de llevarlo a cabo los miembros de nuestra especie.

Imaginemos que estamos en la playa de vacaciones con un amigo y éste nos describe la forma, color y tamaño de un tipo de medusa  que puede haber en esa costa. Nos dice además que es especialmente peligrosa porque el contacto con ella produce una gran reacción cutánea, muy dolorosa que puede requerir hospitalización. Si el amigo en cuestión  tiene credibilidad para nosotros, es muy probable que optemos por no meternos en el mar si vemos alguna en la orilla cuando vamos a darnos un baño. La regla «si te bañas en el mar y te pica una medusa de ese tipo vas a tener un problema serio de salud» transfiere  la funcionalidad aversiva a la medusa.  En consecuencia, actuamos  evitándola cuando la vemos, y esto aunque no hayamos tenido experiencia previa con invertebrados de ese tipo. Es decir, aunque no hayamos tenido una experiencia desagradable en el pasado con ninguna medusa como esa y, tal vez, aunque jamás nos haya picado ninguna.

 

Aprendemos muy pronto, durante la infancia, a regular nuestros actos por reglas, lo que determina en gran medida el desarrollo psicológico del individuo.  Por ejemplo, la conducta gobernada por reglas permite ampliar el repertorio conductual mucho más rápidamente que si todo el aprendizaje dependiera exclusivamente de la experiencia directa, por ensayo y error. En este sentido, imaginemos lo que sería dejar que los niños aprendieran a cepillarse los dientes de modo eficaz, vestirse, coger el lápiz… sin darles ninguna instrucción.  El tiempo que emplearían para que adquieran esos y muchos otros comportamientos sería, sin duda, mucho mayor.

Además, el ritmo de aprendizaje resultaría más heterogéneo, haciendo inviable una educación conjunta.  Por otro lado, y no menos importante, un adecuado desarrollo de la habilidad para seguir reglas es la base del comportamiento moral, del modo en que los valores organizan nuestras acciones dotándolas de significado.

En opinión de muchos expertos, el comportamiento verbal, seña de identidad de nuestra especie, ha supuesto un gran valor adaptativo del que ha dependido nuestra supervivencia. Quizá la situación sanitaria que vivimos hoy sea en uno de esos hitos que hayamos de superar como especie y el comportamiento moral ligado a nuestras competencias verbales sea, una vez más, crítico para salvar la situación.

Impacto psicológico de COVID19 en jóvenes.

Si bien es evidente el impacto de la cuarentena sobre la salud psicológica, son escasas las investigaciones llevadas a gran escala con grandes muestras que den cuenta de sus efectos, probablemente debido “a lo anómalo de la situación”. A este respecto, algunos estudios indican que la cuarentena se asocia con un mayor distrés psicológico, síntomas de estrés postraumático, depresión, mayores niveles de estrés, insomnio, irritabilidad y humor bajo, y en líneas generales, con emociones de miedo, nerviosismo, tristeza y culpa.

El presente estudio pretende analizar los efectos de la situación de alarma y la cuarentena sobre

1) la salud psicológica y aparición de sintomatología en la población española, así como grupos específicos de la misma; 2) la soledad; 3) la discriminación interseccional, 4) el apoyo social, 5) la autocompasión y 6) el bienestar, con el objetivo de desarrollar materiales de buenas prácticas enfocadas en el abordaje de este tipo de situaciones que funcione como prevención primaria, secundaria y terciaria de los efectos psicológicos de esta situación y que ayude a paliar las negativas consecuencias que finalmente tendrá sobre el sistema socio-sanitario.

La muestra en la primera evaluación se compone de un total de 3.473 personas, formada por población general y diversos grupos específicos (el único criterio de exclusión ha sido ser menor de 16 años). Se realizarán análisis en tres períodos de tiempo: 21-29 de marzo; 13-20 de abril y al final del confinamiento.

A continuación, presentamos los primeros resultados del estudio, correspondientes al impacto psicológico sobre la población española desde el 21 al 29 de marzo de 2020, es decir, en las primeras semanas de la situación de alarma:

¿Cómo afecta la situación a nuestra salud psicológica?

  • Más de la mitad de las personas entrevistadas (60%) han sentido poco interés o placer en hacer actividades y se han sentido decaídas, deprimidas o sin esperanzas durante varios días. El 15% ha tenido esa sensación más de la mitad de los días.
  • El 70% de las personas revela que, durante algunos días, se han sentido nerviosas, angustiadas o muy tensas y el 55% manifiesta no haber sido capaces de dejar de preocuparse o de controlar la preocupación. Entre el 15 y el 18% ha tenido ansiedad o preocupaciones más de la mitad de los días. El 30% afirma haber tenido un ataque de pánico y el 15% dificultades para dormir durante varios días.
  • Los más jóvenes, con edades entre 18 y 39 años, son quienes presentan más ansiedad, depresión y síntomas somáticos. Los mayores de 60 se muestran más tranquilos y controlan mejor sus emociones.
  • El 45% de los encuestados siente la falta compañía (en el 11% de los casos, es una sensación frecuente), el 37% se han sentido algunas veces aislados de los demás y el 25% manifiesta haberse sentido excluidos, siendo los jóvenes (18-39) los que más soledad han sentido.
  • Un 5% considera que ha sido discriminado o excluido por sus vecinos, amigos, etc. desde que comenzó el COVID-19. Desde el inicio de la pandemia, un 12% cree que las personas que no están en su situación no pueden entenderles y un 8% ha evitado relacionarse con otras personas para no ser rechazado. Las personas más mayores son las que revelan una mayor discriminación.

¿Cómo estamos haciendo frente al confinamiento?

  • Cerca del 75% de las personas afirma haber podido hablar de sus problemas con su familia y amigos/as durante el confinamiento, obteniendo apoyo cuando lo han necesitado. Los mayores niveles de apoyo social percibido son reportados por personas casadas o con pareja de hecho.
  • El 89% de la muestra manifiesta sentirse en paz, el 54% tiene un sentimiento de armonía interior y el 77% cree que su vida tiene sentido. Esta sensación de bienestar es mayor en el grupo de personas de más de 60 años.
  • El 76% considera que en situaciones complicadas (incluyendo la relacionada con el COVID-19) siempre o casi siempre se cuida y se da a sí mismo el cariño necesario. Los datos revelan aquí que los mayores de 60 años son quienes mejor se protegen psicológicamente, frente a las personas de 18 a 39 años, que siguen un menor autocuidado emocional.
  • Dada la complicada situación provocada por el coronavirus, el 96% de los/as encuestados/as intenta regular sus emociones, pero sólo el 60% lo consigue la mayoría de las veces. A la vez, un 65% trata de mantener una visión equilibrada de la situación.

    Explicarle a los más pequeños de la familia la situación: es importante que los adultos presenten una actitud tranquila y calmada y como hemos mencionado anteriormente no estar expuesto a mucha información y menos delante de los niños, ya que los niños son capaces de percibir la ansiedad de los padres, por ellos es importante trasmitirles tranquilidad. Mantener la unidad familiar.

Factores de riesgo y de protección

Los factores estudiados en este informe se relacionan con la situación de alarma y confinamiento vivida del 21 al 29 de marzo de 2020 en relación con la pandemia, por lo que, de acuerdo con sus autores, no serían generalizables a otros momentos o situaciones.

  • Factores de riesgo: ser joven (entre 18 y 39 años), estar solteros y sin pareja, encontrarse en situación de desempleo, presentar problemas de salud mental o psicológicos previos, tener enfermedades pulmonares o cardiovasculares previas, presentar un diagnóstico o síntomas de COVID-19 o familiares diagnosticados.
  • Factores protectores: ser mayor de 60 años, tener o haber tenido pareja sentimental, tener hijos/as a su cargo, trabajando -o teletrabajando-, o jubilado/a, con estudios superiores. Contar con una buena situación económica, disponer de información fiable y suficiente sobre el coronavirus, pero no excesiva.

El informe pone de relieve también una serie de resultados que, a juicio de sus autores, merecen un comentario específico, tales como el hecho de que las mujeres parecen tener un mayor número de problemas relacionados con el estado de ánimo, mientras que los hombres los tienen en mayor medida de ansiedad y post-traumáticos; los sectores profesionales dedicados a los transportes y los cuerpos de seguridad son los que reportan peor estado de ánimo, ansiedad y síntomas de estrés postraumático, mientras que el dedicado a la comunicación revela más síntomas de tipo somático. En este punto, inciden en la importancia de recordar que los sanitarios, si bien ya presentaban niveles elevados de malestar, se encontraban al inicio de la situación y no habían llegado a los niveles de saturación e impacto actuales.

Los autores concluyen señalando que, a medida que se vayan generando datos en este estudio, podrá conocerse en cierto detalle el impacto psicológico que el COVID-19 está teniendo en España, en aras de poder determinar las necesidades psicológicas de la población general, “abordando también la discriminación que pueden sufrir algunas personas en situaciones de alarma sanitaria” (personas mayores, con problemas psicológicos, personas racializadas, con bajos recursos, personal sanitario, o aquellas infectadas por el coronavirus).

CONCLUSION:

El COVID -19 nos ha mostrado que, aunque el factor biológico es esencial (virus, mecanismos biológicos involucrados y tratamiento farmacológico u otros disponibles), los factores psicológicos y sociales lo han transformado en un desastre mundial

Como se describió el gran problema de esta enfermedad ha estado vinculado al comportamiento de los sujetos, la necesidad de cambios en nuestro estilo de vida habitual. Este comportamiento que está estrechamente ligado a nuestras cogniciones, emociones y factores sociales y culturales deben ser incorporados en los análisis que se hagan a futuro, en las campañas de prevención y en la promoción de la Salud ya que, a pesar del poco tiempo transcurrido, ya contamos con información sobre los procesos psicológicos involucrados en el COVID-19 y con evidencia disponible que explica todos estos fenómenos, la cual debe ser puesta en relieve por los mismos actores de la psicología a disposición de otras disciplinas y sobre todo para los tomadores de decisión.

Rompecabezas, juegos de mesa, colorear y leer son buenas formas de pasar tiempo en familia sin necesidad de incluir la tecnología. Recuerda que nada reemplaza la interacción cara a cara entre padres e hijos, así que pasar tiempo juntos y platicar es muy importante para que los niños se mantengan tranquilos ante esta situación. Mntener el contacto familiar y amical.

10 consejos para afrontar el confinamiento

Ante la actual crisis sanitaria, Omnidoctor, plataforma española de telemedicina, ha decido poner a disposición de la población española su servicio de video consulta de manera gratuita

  1. Centrar el pensamiento en el ahora: es fundamental que nos centremos en el aquí y el ahora. En situaciones de incertidumbre, la percepción que tenemos de las cosas suele ser negativa y esto da lugar a preocupación. No debemos permitir que la mente se aventure en lo que podría pasar, si no en afrontar el día de hoy de forma positiva.
  2. Aceptar la situación: nos encontramos ante un contexto sin precedentes al que debemos adaptarnos. En este proceso de adaptación, debemos tener en cuenta que no es una decisión que hayamos podido tomar por lo que no debemos dejar que el sentimiento de culpabilidad por no poder estar con algunos seres queridos, acompañar a los enfermos o despedirnos de alguien que nos deje se apodere de nosotros.
  3. Transformar el miedo en oportunidad: el miedo es una emoción necesaria y primaria que nos permite la supervivencia y, por tanto, mejorar en muchos ámbitos. Tener miedo es normal, lo que no debemos hacer es permitir que el miedo se transforme en pensamientos alarmistas que nos desborden hacia el ámbito de la posibilidad y no de la realidad.
  4. Crear una nueva rutina: no poder salir de casa no debe ser un impedimento para continuar con nuestra vida, solo tenemos que adaptar nuestras costumbres a estar dentro de casa. Levantarnos a una hora prudente, mantener una rutina de higiene personal, vestirnos y arreglarnos a pesar de estar en casa…  Además, es muy importante intentar que nos dé un poco el sol, aunque sea desde la ventana, balcones, terrazas…
  5. Saber en qué día vivimos. Es importante que, aunque no salgamos de casa, tengamos un control del tiempo que dedicamos a cada tarea, así como del día de la semana en el que estamos. Es necesario crear rutinas diferenciadas para los días de entre semana y el fin de semana, continuar haciendo planes especiales dentro de casa los sábados y domingos nos ayudará a todos a sobrellevar el confinamiento.
  6. Ponerse en la situación de los más pequeños. Esta nueva situación es difícil de entender para los niños. Es importante que las madres y los padres les cuenten qué es el Coronavirus de una forma comprensible para ellos, como puede ser un cuento en el que el virus es muy malo y hay que quedarse en casa para vencerlo. También hay que disfrutar del tiempo que pasamos con ellos creando momentos irrepetibles, jugando juntos, así como haciéndoles partícipes de las tareas de casa para que se sientan útiles y tengan buenos recuerdos de esta complicada situación que todos estamos viviendo.
  7. Mantenernos cerca de nuestra red de apoyo. En los momentos difíciles hay que apoyarse en la gente que quieres y, ante una situación tan inusual como la que estamos viviendo, es aún más necesario. Las nuevas tecnologías nos ayudan a sentirnos cerca de la familia y de los amigos, algo esencial en los días de confinamiento. Debemos mantener el contacto con ellos de forma habitual, aunque no nos apetezca o estemos cansados.
  8. Encontrar momentos para uno mismo. Es importante encontrarnos con nuestros pensamientos de forma sosegada.  Debemos buscar, al menos, 15 minutos al día para disfrutar de uno mismo eligiendo la actividad que a cada uno le guste y disfrutando de ella de manera individual.
  9. Ser consciente de tu realidad. Cada persona vive una realidad diferente, es imprescindible ser consciente de ello y afrontar y analizar cada situación de forma individual, así como desde la calma.
  10. Ayudar a todos tus contactos a sobrellevar la situación. No estamos solos, esta crisis la están enfrentando familias, amigos, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo… En definitiva, toda la sociedad. Una forma de pasar estos días de confinamiento y sentir la cercanía de todos, es compartir noticias positivas, mensajes de apoyo, vídeos divertidos para sentir que todos “Resistiremos”.

Asesoría: Dr. Luis Alberto Pintado Córdova

Fuentes:

Gestión.  Organización Mundial de Salud.

Infocorp online. Centro para el control y prevención de enfermedades.

Equipos y Talentos

 http://www.copmadrid.org/wp/psicologia-y-pandemia-por-coronavirus/

COVID:19: ¿cuáles son las consecuencias y efectos psicológicos en la población? RPP Noticias

Impacto psicológico de la COVID-19 – Dr. Jose A. Muñoz-Moreno. FLS Science

                 

 

53 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Un artículo muy veraz, las investigaciones llevadas a gran escala con grandes muestras que den cuenta de sus efectos, probablemente debido “a lo anómalo de la situación”. A este respecto, algunos estudios indican que la cuarentena se asocia con un mayor estrés psicológico, síntomas de estrés postraumático, depresión, mayores niveles de estrés, insomnio, irritabilidad ,etc

  2. No solo el ingreso del concepto de un nuevo virus mortal a nuestra memoria, sino que la idea de no poder salir y mantenerse en confinamiento han generado una gran crisis psicológica en la población. La salud mental es algo que aún no se toma muy enserio en la sociedad peruana pero que su importancia se dio a deslumbrar en esta cuarentena.
    Las principales deficiencias en los estados de ánimo que surgieron fueron la depresión y la ansiedad. El primero no solo ocasionado por una virtualización del contacto con las personas, sino que el mantenerse mucho tiempo dentro de casa y sin mucha exposición a la luz del día ocasionó que las personas se deprimieran constantemente y con mayor facilidad. El otro estado de ánimo que fue la ansiedad lo ocasionó el tener en mente cuando se acabaría esta cuarentena, además de que si era necesario salir tener presente si estas contagiado o no. Estos fueron principales factores que afectaron la salud mental de la población.
    La salud mental de las personas es un aspecto muy importante a tener en cuenta en la sociedad aún más con esta crisis sanitaria con medidas restrictivas.

  3. Muchas veces tratamos las enfermedades en su parte más externa en cómo afecta a nuestro cuerpo y su funcionalidad, pero nos descuidamos de los efectos más profundos, tal como lo es el aspecto psicológico, nuestra mente es un gran enigma, no solo realiza procesos de información y ordenes, también afecta a nuestro sistema inmunitario y la conducta social, la cual también afecta a los que nos rodea, después de todo el hombre es un ser social por naturaleza, así que nuestros esfuerzos no se dirigen a tratar solamente a la enfermedad, sino también a sus efectos sobre nuestra conducta psicológica, y las secuelas sobre nuestra sociedad.
    buen articulo de realidad, solo queda cuidarnos de los daños fisicos y psicologicos que se estan causan por esta pandemia.

  4. En épocas de crisis actuales, la psicología y la pandemia se relacionan enormemente en el comportamiento y conducta de las personas.
    A raíz de esta pandemia global, que viene siguiendo de cerca a todos los países del mundo, muchas personas se han visto afectadas por las crisis políticas, económicas, sociales y culturales dando lugar al tremendo descuido y deterioro mental de la población.
    Muchas veces la mente puede resultar frágil antes determinadas situaciones, y muchas otras, fuerte ante situaciones adversas; sin embargo considero que esto también está asociado a la RESILIENCIA, un factor fundamental que toda persona debe poseer para poder sobrellevar mejor los problemas y situaciones del día a día.

  5. Definitivamente esta pandemia ja traído muchas consecuencias para nuestra salud es por ello que muchas personas que estuvieron encerradas en esta cuarentena o que fueron contagiados Jan sufrido de problemas psicológicos porque es verdad que un día para otro las cosas cambiaron y no volverá hacer lo mismo de antes, es cierto que ha muchos el encierro no les afectó pero debemos de tomar en cuenta que hay personas que si y por ello considero que el gobierno debió preocuparse también por el impacto psicológico de las personas ya que como lo dije fue la.mayoria que sufrio de esto .

  6. A medida que los países han ido aplicando medidas para restringir los movimientos con el fin de reducir el número de infecciones por el virus de la COVID-19, cada vez más personas estamos cambiando radicalmente nuestra rutina cotidiana. Las nuevas realidades del teletrabajo, el desempleo temporal, la enseñanza en casa y la falta de contacto físico con familiares, amigos y colegas requieren tiempo para acostumbrarse. Adaptarnos a estos cambios en los hábitos de vida y enfrentarnos al temor de contraer la COVID-19 y a la preocupación por las personas próximas más vulnerables es difícil, y puede resultar especialmente duro para las personas con trastornos de salud mental. Afortunadamente, son muchas las cosas que podemos hacer para cuidar nuestra salud mental y ayudar a otras personas que pueden necesitar más apoyo y atención, como ejemplo tomar los consejos de que nos menciona el artículo.

  7. Muy buena la manera en la que se desarrolla el análisis sobre el impacto psicológico generado por la pandemia del COVID-19. Son impactantes las cifras y porcentajes mostrados en el estudio, que reflejan un grave descuido en el cuidado y bienestar mental de las personas, aspectos que son tomados muy pocas veces en cuenta pero que son el pilar fundamental en cuanto a la protección ante las situaciones adversas que pueden y se nos están presentando. Queda estar atentos, tomar en consideración los consejos presentados y procurar ser lo más empáticos posibles, es difícil saber lo mal que la pueden estar pasando otras personas. Excelente artículo.

  8. Esta pandemia trajo consigo una cierta cantidad de cosas nuevas, a los que no estábamos acostumbrados. A afectado considerablemente a toda la población, con graves factores como el estrés, ansiedad, frustración, aburrimiento, pérdida del factor económico, desempleo, son sólo algunas de las manifestaciones más frecuentes con respecto al Covid-19. Algunos de los más afectados indudablemente son los niños, ya que están en una edad en la algunos aún no entienden lo que está pasando con esta situación.
    Debemos sobrellevar esta situación con mucha responsabilidad para que este virus no se expanda y buscar la manera para sobrellevar y salir adelante de las distintas adversidades que trajo consigo esta pandemia.

  9. ¡Excelente artículo! El confinamiento a causa de la actual crisis del covid-19 ha generado gran impacto en la salud psicológica de todas las personas. Como bien lo confirma el artículo, son escasas las investigaciones llevadas a gran escala con grandes muestras que den cuenta de sus efectos. Estos pocos estudios indican que la cuarentena se asocia con un mayor distrés psicológico, síntomas de estrés postraumático, depresión, mayores niveles de estrés, insomnio, irritabilidad y humor bajo, y con emociones de miedo, nerviosismo, tristeza y culpa.

  10. Nos encontramos en medio de una pandemia lo cual a afectado a todos en diferentes aspectos pero mucho coincide el punto psicológico, desde el pensamiento de la incertidumbre laboral en estos tiempos, como afecta la economía familiar, la vida social que llevábamos hasta los mas pequeños en casa se han visto afectados ya que los lugares recreativos como los parques fueron cerrados y la asistencia presencial a los centros educativos fueron suspendidos. Nuestra vida cotidiana cambio totalmente, ahora en aislamiento social, las noticias de como los contagios y muertes iban en aumento esto ocasiono mas depresión y angustia. Hoy nos damos cuenta de cuanto es importante el papel de un psicólogo en estos tiempos y cuan es importante la familia que nos rodea que con solo unss palabras pueden ayudarnos a mantenernos firmes.

  11. 10) Durante todo el tiempo de confinamiento y post confinamiento, la salud se ha visto perjudicada debido a los incrementos de casos de covid y los estragos que estos ocasionan en su organismo. Pero no sólo la salud física se ha visto perjudicada, también la salud mental, de la que se temía que en situación post pandemia tenga graves resultado y que ya debería volverse un tema de salud pública que el gobierno deba plantear. Las muertes contantes e historias desgarradoras de muchas familias han puesto los nervios de punta a los demás peruanos ocasionando casos de estrés y ansiedad.

  12. Durante los ultimos 8 meses hemos afrontado una situacion totalmente nueva para todo nostros, y hemos estado tan enfocado en la parte sanitaria, que hemos dejado de lado el impacto que esta situacion podria tener en las personas jovenes, niños, adultos y adultos mayores. Existen muchos estudios que reportan un incremento de casi el 100% de casos de estres, ansiedad y depresion, siendo el de los jovenes uno de los grupos mas grandes. Me gustaria agregar que existe un grupo importante que se deberia tocar un poco mas y es el de las personas que trabajan en el sector salud y no solo ellas, sino sus familiares; es increible la tension y preocupacion que esta situacion ha ocasionado en todos ellos. Que importante es cuidar de nuestra salud mental, realmente importante, asi como lo son los tips que nos brinda para poder regular nuestros estados de ansiedad o simplemente para tranquilizarnos. Realmente un gran articulo, felicidades Karen.

  13. La pandemia de la COVID-19 probablemente ha cambiado mucho la manera en que vives tu vida, y con esto ha traído incertidumbre, rutinas diarias alteradas, presiones económicas, y aislamiento social. Quizás te preocupes por enfermarte, por cuánto tiempo durará la pandemia, y qué nos traerá el futuro. El exceso de información, los rumores y la información errónea pueden hacer que te sientas sin control y que no tengas claro qué hacer. Debemos esperar que nuestros sentimientos tan fuertes actuales desaparezcan cuando la pandemia termine, pero el estrés no va a desaparecer de tu vida cuando termine. Debemos de cuidarnos nosotros mismos en nuestra salud mental y aumentar la capacidad para afrontar los continuos desafíos de la vida.

  14. Es muy idónea lo que haz publicado en este artículo,pero no  sólo los jóvenes con esta nueva normalidad se han visto  afectados .Personas de todas las edades se han visto afectados, es más a opinión los que más han sufrido son los niños menores de 10 años porque es difícil comprender que hay actividades que ya no se pueden realizar con normalidad como salir al parque a jugar con sus amigos, asistir al colegio intetactusr con sus compañeros y docentes, usar mascarillas, etc.
    Por esta razón presentan ansiedad , depresion y porqué no hasta traumas por la Pandemia del Covid – 19.
    Hay muchos jóvenes y adultos que tuvieron que cambiar su estilo de vida para poder protegerse a sí mismo y a sus queridos al tomar las precauciones y cumplir con los protocolos de bioseguridad.
    Cabe resaltar que no a todos los jóvenes les ha afectado este distanciamiento social pues hay un número de ellos que les ha servido para poder estrechar más los lazos de amor y afecto con sus familiares, hasta han descubierto que son buenos en preparar postres, pasteles, comidas, etc. Es más hay jóvenes que han sacado provecho de sus habilidades en la pastelería o gastronomía han incursionado en proyectos de negocio y les va muy bien y que ahora aportan más en la economía del hogar.
    Como acotación pienso que las personas jóvenes o de todas las edades antes de la Pandemia del Covid – 19 algunos ya atravesaban ansiedad, depresión.Esto es debido a que en nuestro país no hay buenas líneas de política en lo referente a la Salud Mental para mi ahí parte todo.

  15. Es muy idónea lo que haz publicado en este artículo,pero no  sólo los jóvenes con esta nueva normalidad se han visto  afectados .Personas de todas las edades se han visto afectados, es más a opinión los que más han sufrido son los niños menores de 10 años porque es difícil comprender que hay actividades que ya no se pueden realizar con normalidad como salir al parque a jugar con sus amigos, asistir al colegio intetactusr con sus compañeros y docentes, usar mascarillas, etc.
    Por esta razón presentan ansiedad , depresion y porqué no hasta traumas por la Pandemia del Covid – 19.
    Hay muchos jóvenes y adultos que tuvieron que cambiar su estilo de vida para poder protegerse a sí mismo y a sus queridos al tomar las precauciones y cumplir con los protocolos de bioseguridad.
    Cabe resaltar que no a todos los jóvenes les ha afectado este distanciamiento social pues hay un número de ellos que les ha servido para poder estrechar más los lazos de amor y afecto con sus familiares, hasta han descubierto que son buenos en preparar postres, pasteles, comidas, etc. Es más hay jóvenes que han sacado provecho de sus habilidades en la pastelería o gastronomía han incursionado en proyectos de negocio y les va muy bien y que ahora aportan más en la economía del hogar.
    Como acotación pienso que las personas jóvenes o de todas las edades antes de la Pandemia del Covid – 19 algunos ya atravesaban ansiedad, depresión.Esto es debido a que en nuestro país no hay buenas líneas de política en lo referente a la Salud Mental para mi ahí parte todo.

  16. es muy idónea lo que haz publicado en este artículo,pero no  sólo los jóvenes con esta nueva normalidad se han visto  afectados .Personas de todas las edades se han visto afectados, es más a opinión los que más han sufrido son los niños menores de 10 años porque es difícil comprender que hay actividades que ya no se pueden realizar con normalidad como salir al parque a jugar con sus amigos, asistir al colegio intetactusr con sus compañeros y docentes, usar mascarillas, etc.
    Por esta razón presentan ansiedad , depresion y porqué no hasta traumas por la Pandemia del Covid – 19.
    Hay muchos jóvenes y adultos que tuvieron que cambiar su estilo de vida para poder protegerse a sí mismo y a sus queridos al tomar las precauciones y cumplir con los protocolos de bioseguridad.
    Cabe resaltar que no a todos los jóvenes les ha afectado este distanciamiento social pues hay un número de ellos que les ha servido para poder estrechar más los lazos de amor y afecto con sus familiares, hasta han descubierto que son buenos en preparar postres, pasteles, comidas, etc. Es más hay jóvenes que han sacado provecho de sus habilidades en la pastelería o gastronomía han incursionado en proyectos de negocio y les va muy bien y que ahora aportan más en la economía del hogar.
    Como acotación pienso que las personas jóvenes o de todas las edades antes de la Pandemia del Covid – 19 algunos ya atravesaban ansiedad, depresión.Esto es debido a que en nuestro país no hay buenas líneas de política en lo referente a la Salud Mental para mi ahí parte todo.
    Espero que te sirva de algo mi Granjera

  17. Es muy idóneo lo que haz publicado en este artículo,pero no  sólo los jóvenes con esta nueva normalidad se han visto  afectados .Personas de todas las edades se han visto afectados, es más a opinión los que más han sufrido son los niños menores de 10 años porque es difícil comprender que hay actividades que ya no se pueden realizar con normalidad como salir al parque a jugar con sus amigos, asistir al colegio intetactusr con sus compañeros y docentes, usar mascarillas, etc.
    Por esta razón presentan ansiedad , depresion y porqué no hasta traumas por la Pandemia del Covid – 19.
    Hay muchos jóvenes y adultos que tuvieron que cambiar su estilo de vida para poder protegerse a sí mismo y a sus queridos al tomar las precauciones y cumplir con los protocolos de bioseguridad.
    Cabe resaltar que no a todos los jóvenes les ha afectado este distanciamiento social pues hay un número de ellos que les ha servido para poder estrechar más los lazos de amor y afecto con sus familiares, hasta han descubierto que son buenos en preparar postres, pasteles, comidas, etc. Es más hay jóvenes que han sacado provecho de sus habilidades en la pastelería o gastronomía han incursionado en proyectos de negocio y les va muy bien y que ahora aportan más en la economía del hogar.
    Como acotación pienso que las personas jóvenes o de todas las edades antes de la Pandemia del Covid – 19 algunos ya atravesaban ansiedad, depresión.Esto es debido a que en nuestro país no hay buenas líneas de política en lo referente a la Salud Mental para mi ahí parte todo.

  18. Felicito a mi compañera Sarmiento por el articulo ya que tiene un enfoque realista ya que evidencia la salud psicológica por la cuarentena que ha afectado sin duda el comportamiento de muchas personas del mundo, estos estudios permitir visualizar pánico en la sociedad, cuadros de ansiedad, sensación de frustración, aburrimiento y distintos efectos por parte de nuestros familiares y amigos. Además, señala que los mas afectados son los niños y probablemente personas con enfermedades psiquiátricas por eso se recomienda realizar actividades que rompan con la rutina diaria que puedas liberar toxinas, estirar músculos, distraer la mente en ya que contribuirá con tu salud, así como dejar de consumir noticias negativas ya que generan mayor ansiedad.

  19. 42. A medida que los países han ido aplicando medidas para restringir los movimientos con el fin de reducir el número de infecciones por el virus de la COVID-19, cada vez más personas estamos cambiando radicalmente nuestra rutina cotidiana. Las nuevas realidades del teletrabajo, el desempleo temporal, la enseñanza en casa y la falta de contacto físico con familiares, amigos y colegas requieren tiempo para acostumbrarse. Adaptarnos a estos cambios en los hábitos de vida y enfrentarnos al temor de contraer la COVID-19 y a la preocupación por las personas próximas más vulnerables es difícil, y puede resultar especialmente duro para las personas con trastornos de salud mental. Afortunadamente, son muchas las cosas que podemos hacer para cuidar nuestra salud mental y ayudar a otras personas que pueden necesitar más apoyo y atención. Confiamos en que los siguientes consejos y recomendaciones le resulten útiles: Mantenerse informado, tener una rutina, contacto social es importante, evitar el alcohol y las drogas, controlar el tiempo de pantalla, no abusar de los videojuegos, entre otras.

  20. Primero quiero felicitar a Karen Sarmiento Rebolledo, analista juniors de Negocios internacionales de Innov@s UNFV, por la investigación, porque todo lo que menciona es importante y destacable, con respecto a la situación emocional y psicológica, porque son puntos que muchos no han tocado o no le tomaron tanta importancia, porque en diferentes países, hubo jóvenes que se suicidaron por esas situaciones. Además, que varias personas de las diferentes edades entraron en depresión y ansiedad, siendo algo nuevo para muchos, y no sabían cómo manejarlo. Cabe agregar que este tipo d artículos deberían tocar en la televisión para que realmente sepan cómo tratar porque la compasión es una medicina. El hecho de apoyar a otras personas en la comunidad puede ayudar tanto como a ellos, por ello debemos de cuidar de nuestra familia, amigos, vecinos, hasta de las mismas mascotas. Excelente artículo.

  21. Un artículo muy interesante que nos lleva a la reflexión y en caso de que no podamos acudir a un especialista podemos utilizarlo para tomar iniciativa por nosotros mismos y reconocer qué necesitamos un tiempo para estar tranquilos y desconectarnos de todo el entorno y el contexto que actualmente es muy negativo se deben seguir difundiendo ese tipo de artículos para beneficio de la población ya que no todos reaccionamos de la misma manera y muchos han visto el incremento del estrés Hola ansiedad durante este periodo de confinamiento

  22. A comienzos de la crisis sanitaria a mi parecer había más temor sin embargo habían personas que no creían que esta enfermedad existía. Creo que todo este temor también es causado por los medios de comunicaciones que todos los días nos bombardean con noticias espantosas del covid 19. Esto causaba más temor y sumado con el estrés del confinamiento y distanciamiento social esto nos volvía más temerosos al contagio y la discriminación a personas que estaban enfermas era otra cosa la gente no quería ni pasar por su casa por miedo a contagiarse. Hoy en día la enfermedad continúa presente y conocemos los daños que causa pero el miedo a decaído con los meses.

  23. Preciso artículo sobre las repercusiones psicológicas en los humanos , en estos meses se ve en la conducta por razones como sentirse solo o excluido por su vecindario , la ansiedad por las restricciones a un estilo de vida , la depresión y alarmismo por peligros venideros , en los más jóvenes es más frecuente esto al ver el empleo y relaciones sentimentales mientras que los mayores de 60 años tienen más serenidad y recursos economicos. Lo que se recomienda es centrarse en el presente , descubrir oportunidades, nuevas actividades a realizar, apoyarse en comunidad y a los niños que no comprenden bien los cambios siendo los centros de salud también importantes en la protección y asistencia psicológica

  24. LOPEZ UGARTE, ZUMICO JOHANA UNFV CICLO: 9 SECCIÓN: A TURNO: NOCHE NEGOCIOS INTERNACIONALES

    Interesante artículo y felicitaciones para mi compañera Sarmiento por su investigación, importante los que se manifiesta en este artículo respecto a la situación emocional y psicológica que estamos enfrentando todo nosotros ante esta coyuntura sanitaria. Ha habido muchas influencias para esta situación de ansiedad o depresión, desde las primeras horas de las mañanas con las noticias que escuchamos, son un bombardeo de malos sucesos. En lo particular recomendaría dejarlo por un momento ya que esto podría generarnos más ansiedad, el hecho de que quizás hubiéramos perdimos el trabajo o que nos encontramos en cuarentana en casa todo el día, son situaciones que el peruano no ha sabido manejar puesto que para muchos es la primera vez que lo enfrenta este tipo de situación.

  25. La situación que vivimos hoy en día por la pandemia del coronavirus ha afectado sin duda el comportamiento de muchas personas alrededor del mundo. Ha provocado en las personas un temor a ser contagiado o a contagiar, ha generado ansiedad, sensación de frustración, aburrimiento, saturación por la abundancia de informaciones negativas y preocupación por el estado de los familiares y amigos. Estudios realizados han detectado que poblaciones más afectadas fueron niños, niñas, adultos y probablemente personas con enfermedades psiquiátricas previas. Ante esta situación lo que se recomienda es aceptar nuestra realidad, buscar nuevas rutinas y actividades, compartir en familia y buscar ayuda profesional, lo necesario para afrontar esta dura crisis. Interesante artículo.

  26. Felicito a la señorita emprendedora Karen Sarmiento Rebolledo, analista juniors de Negocios Corporativos Internacionales de Innov@s UNFV por incursionar en temas de investigación científica, académica y empresarial con este excelente artículo.
    Dr. Luis Alberto Pintado Córdova. Director Fundador de Si crees, Innov@s

  27. Buen artículo, para coadyuvar en algo les envío este humilde aporte. Intenta meditar. Usa aplicaciones con opciones gratuitas dirigidas a los niños y mayores. La meditación también puede ayudarlos a dejar los pensamientos sobre el Coronavirus a un lado, aunque sea por unos minutos. Asimismo la oración es lo más importante.

  28. Un enfoque realista del artículo, de hecho es evidente el impacto de la cuarentena sobre la salud psicológica, son escasas las investigaciones llevadas a gran escala con grandes muestras que den cuenta de sus efectos, probablemente debido “a lo anómalo de la situación”. A este respecto, algunos estudios indican que la cuarentena se asocia con un mayor distrés psicológico, síntomas de estrés postraumático, depresión, mayores niveles de estrés, insomnio, irritabilidad y humor bajo, y en líneas generales, con emociones de miedo, nerviosismo, tristeza y culpa. Para ello este artículo es valioso darlo a conocer y difundirlo para bien de nuestra sociedad que vive pr{acticamente en una histeria total.

  29. Gran artículo que plasma la forma como los emprendedores contribuyen a la sociedad con artículos que favorecen la estabiliza psicológica de las personas. Felicitaciones a la autora.

  30. EXCELENTE ARTÍCULO QUE DEBE SER DIFUNDIDO E LS POBLACIÓN PARA NO SUFRIR GRAVES CONSECUENCIAS DEL CONFINAMIENTO. FELICITO A KAREN POR ÉSTE GRAN APORTE

  31. Extraordinaria nota informativa, además de ayudar al prójimo, descongestionar el sistema psicológico sanitario con autoayuda, esta plataforma permitirá a todos los lectores los que lo deseen recibir un aporte de estos jóvenes emprendedores para ayudar a afrontar el aislamiento en plena pandemia que azota al mundo.