Historia del Día de la Madre

Dedicado a la memoria de María Zapatero de Chipoco, Julia Córdova de Pintado, María Bueno de cachay, María Antonieta Zevallos de Prialé, Jesús Veliz de Collazos, madres espirituales del Club Infantil 23 de Mayo CHAP y por sus arduas labores en favor de los niños del pueblo.

ALIMENTACIÓN-PERÚ: Mujeres preservan biodiversidad de la papa
En un mundo cada vez más desafiante y lleno de retos a veces inalcanzables, se vislumbra la silueta diaria de una mujer, que desde su diario emprender en costa, sierra y selva, con su trabajo diario forma y sostiene su hogar a pesar del hambre, miseria, desocupación y muerte en plena pandemia covid-19. Imagen: Crédito: Milagros Salazar/IPS

Antecedentes históricos

El primer registro que hay de esta festividad proviene de la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Posteriormente los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas. Con la llegada del cristianismo se transformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que los católicos adoptaron para la celebración del Día de la Madre.

default
Día tradicional dedicado a las madres, la festividad fue un tributo a la diosa griega Rea. Según las creencias de los griegos antiguos, Rea era hija de Urano, personificación del cielo, y de Gea, encarnación de la tierra. Rea se casó con su hermano Cronos, dios del tiempo, con quien tuvo seis hijos: Démeter, diosa de la agricultura; Hades, dios del inframundo; Hera, reina de los dioses y hermana y esposa legítima de Zeus, quien era padre de los dioses y de los hombres. Rea también era madre de Hestia, diosa del hogar y Poseidón, dios de los mares.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen María, que se denominaba domingo de las Madres. ​ Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas trabajaban para gente acaudalada y no tenían la oportunidad de estar en sus hogares, ese domingo se le daba el día libre para visitar a sus familias.

En la Inglaterra del siglo XVII, muchas madres de familia no podían permitirse el lujo de permanecer con sus hijos y la mayoría de la población femenina se veía obligada a trabajar en casas de gente adinerada. Ese día se tenía un especial cuidado con las mujeres de la casa y ese Domingo era un domingo de libranza.

Sin embargo el origen contemporáneo de esta celebración se remonta a 1865, cuando la poeta y activista Julia Ward Howe, organizó manifestaciones pacíficas y celebraciones religiosas en Boston, en donde participaron madres de familia que fueron víctimas de la Guerra de Secesión. ​ Ella propuso establecer un día especial como una forma de reconciliar a las partes en conflicto. Por esa misma época, Ann Jarvis, activista de Virginia, viendo el éxito de las convocatorias de Howe, organiza también reuniones, en donde las madres se reunían para intercambiar opiniones sobre distintos temas de actualidad. Las reuniones por el Día de la Madre continuaron de manera regular durante los siguientes años. Howe continuó trabajando por otras vías por los derechos de las mujeres y por la paz.

JULIA HARW HORWE

Julia Ward (27 de mayo de 1819-17 de octubre de 1910) fue una abolicionista y activista estadounidense, defensora de los derechos de las mujeres en el contexto sociopolítico propio de la sociedad de su país de mediados del siglo XIX. Su pensamiento evolucionó hacia las filas del sufragismo que inicialmente no consideraba prioritario. El apellido Howe es el que le correspondía desde que contrajo matrimonio con Samuel Gridley Howe el 23 de abril de 1843. Conocida por haber escrito la letra de la canción The Battle Hymn of the Republic y por su Proclama para el día de las madres (1870), Julia Ward es autora de ensayos, libros de viajes y poemas, que le valieron llegar a ser la primera mujer elegida para la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras, en 1908.

Whitman, Melville, & Julia Ward Howe: A Tale of Three Bicentennials | by Elaine Showalter | The New York Review of Books
Julia Ward, activista por los derechos de las mujeres. En 1870 escribió la Proclama del Día de las Madres, un llamamiento a las mujeres del mundo a unirse por la paz y el desarme

Julia Ward, filósofa,  había escrito en su diario cuando enviudó, que iniciaba su nueva vida. Años antes, en 1870, había escrito el poema titulado Proclama del día de las madres:  publicó de forma anónima “Flores de Pasión”, una colección de sus poemas.

El clérigo James Freeman Clarke, amigo de Ward y conocedor de sus poemas, la instó a escribir una nueva letra para reemplazar la del “Cuerpo de John Brown”. El resultado fue el poema “Himno de la batalla de la República” que, adaptado a la misma melodía, se convirtió en la canción más conocida de la Guerra Civil del Norte.

Por el lado de su activismo, promovió un encuentro anual de mujeres de los Ministros y en la década de 1870 que ayudó a fundar la libre asociación religiosa. Se convirtió también en activista en el movimiento de club de la mujer, que actuaba como Presidente del Club de mujeres de Nueva Inglaterra desde 1871. Ayudó a fundar la Asociación para el adelanto de la mujer (AAW) en 1873.

Cuando enviudó en enero de 1876, escribió en su diario las palabras: “Inicio hoy mi nueva vida”.

En 1883 publicó una biografía de Margaret Fuller y en 1889 contribuyó a la fusión de la AWSA con la organización de sufragio rival, dirigida por Elizabeth Cady Stanton y Susan B. Anthony, formando la Asociación Nacional estadounidense de sufragio de la mujer (NAWSA). Ayudó a fundar clubes de la Federación General de Mujeres. Se involucró en otras causas como el apoyo a libertad ruso y los armenios en las guerras turcas.

Proclama del día de la madre

¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: ‘No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia’. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos. Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ‘¡Desarma! ¡Desarma!’ La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión. En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades, el arreglo amistoso de cuestiones internacionales. Julia Ward Howe, Proclama del día de las madres

ANNA JARVIS FUNDADORA DEL DÍA DE LAS MADRES

Anna Reeves Jarvis holding Anna Marie | Happy mother s day, First mothers day, Mother's day
Anna Marie Jarvis es la fundadora y gestora del día de las Madres. después de muchas jornadas de activismo social. 

 

El 12 de mayo de 1905 Ann Jarvis fallece, su hija Anna Marie Jarvis para conmemorar su fallecimiento cada año organizaba un Día de la Madre cada segundo domingo de mayo. En 1907 Jarvis comenzó una activa campaña para que la fecha tenga reconocimiento oficial que fue extendiéndose a todo el territorio de los Estados Unidos tomando como base la demanda de Howe. Jarvis empezó a escribir a personalidades influyentes de la época para que apoyaran su petición.

Anna Jarvis: la mujer que se arrepintió de haber creado el Día de la
Jarvis era muy activa en la Iglesia Metodista Episcopal, desde 1858, dirigió  Clubes de Trabajo del Día de la Madre para combatir las altas tasas de mortalidad infantil. En los clubes de trabajo, las madres aprendieron sobre higiene y saneamiento, como la importancia vital de hervir agua potable. Los organizadores proporcionaron medicamentos y suministros a familias enfermas y, cuando fue necesario, pusieron en cuarentena a hogares enteros para prevenir epidemias.

Ana María Jarvis trabajó a lo largo de muchos años en el estado de Virginia (hoy Virginia del oeste) promoviendo cuestiones de salud y de seguridad social de las mujeres trabajadoras. Durante la guerra de secesión organizó grupos de mujeres para atender a los heridos del conflicto bélico, de ambos lados de las trincheras.

Fue en estados Unidos, la cuna de dicha de dicho hecho histórico de espiritualismo cristiano metodista, específicamente en el año 1908, cuando la activista Ann Marie Jarvis, inspirada en la memoria de su madre y su gran labor, luchó por instituir un día que honrase la figura materna. Ana María Jarvis nunca se casó y no tuvo descendencia.

Al terminar la guerra se mostró muy activa promoviendo un día para conmemorar el trabajo de las mujeres, particularmente de las madres trabajadoras, reconociendo lo esforzado de ellas, que al tiempo que debían cuidar de su familia, tenían que trabajar por muy distintas necesidades.

Ann Marie dentro de sus legislaciones para formalizar el día, propuso la fecha del segundo domingo de mayo. Esta celebración, tenía como propósito afianzar los lazos familiares y crear un espacio dedicado al respeto y la honra de las figuras maternas.

Declaración oficial del Día de las Madres del Gobierno de los Estados Unidos en 1914 firmado por el presidente Woodrow Wilson

En 1914, el presidente Woodrow Wilson y el Congreso de los Estados Unidos, declararon fiesta nacional la celebración del Día de la Madre. Años después, por influencia de la cultura norteamericana más de 40 países adoptaron la fecha para sí mismos.

Al terminar la guerra se mostró muy activa promoviendo un día para conmemorar el trabajo de las mujeres, particularmente de las madres trabajadoras, reconociendo lo esforzado de ellas, que al tiempo que debían cuidar de su familia, tenían que trabajar por muy distintas necesidades.

Ana María Reeves Jarvis murió en Filadelfia el 9 mayo de 1905.

El Día de la Madre en el Perú

La idea de celebrar un día de la madre en Perú nació de un grupo de estudiantes sanmarquinos, reunidos en el Centro Universitario Ariel de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, dirigido por Carlos Alberto Eizaguirre el cual contó con el apoyo de la opinión nacional. Quien, en un ardoroso, apasionado e intenso debate sustento la promulgación de la Resolución Suprema N° 677, del 12 de abril de 1924, instituyéndose el segundo domingo de mayo como el Día de la Madre.

El gobierno de Augusto B. Leguía promulgó La Resolución Suprema N° 677 el 12 de abril de 1924, que oficializó cada segundo domingo de mayo como el “Día de las Madres” en el Perú.

El verdadero fundador del Día de la Madre en el Perú fue el Dr. Carlos Alberto Izaguirre Alzamora

La primera jornada histórica dominical se celebró por todo el país con un gran número de actos y ceremonias en recuerdo a todas las madres peruanas. Incluso con rosas rojas y blancas en el pecho.  Uno de los eventos centrales se realizó en el Parque de la Exposición, donde se encontraba el busto de la filántropa y benefactora de niños, Juana Alarco de Dammert. La conocida como ‘abuela de los niños’ fue homenajeada por el Centro Universitario Ariel, el mismo que había promovido la celebración del Día de la Madre con las palabras cargadas de emoción a de Carlos Alberto Izaguirre: “Después de Dios, las mujeres, la mujer que nos engendró en su vientre materno y nos dio su inmenso amor”.

Día de la Madre: ¿Cómo fue que la celebración maternal se instauró en el Perú de los años 20? | segundo domingo de mayo | nnsp | ARCHIVO-ELCOMERCIO | EL COMERCIO PERÚ
Día de la Madre: la celebración maternal se instauró en el Perú de los años 20. Una celebración de antaño. Imagen: El Comercio

Carlos Alberto Izaguirre (Huaraz, 21 de noviembre de 1901 – Lima, 28 de enero de 1980) fue un abogado y político peruano. Miembro del Partido Aprista Peruano. Conferencista y docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal.

Carlos Izaguirre cursó sus estudios escolares en su ciudad natal, culminándolos en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe de Lima. Estudió Historia, Filosofía, Letras y Derecho, graduándose de Abogado en 1928, por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

En 1931 ingresa al Partido Aprista Peruano. Elegido Senador por Ancash en 1963,​ ocupó la Segunda Vicepresidencia de su cámara. Presentó importantes proyectos con el fin de hacer resurgir las artes populares, la cultura, las ciencias y en favor de los pobres del Perú. Murió en un accidente cuando se trasladaba por caminos de la sierra peruana.

En su homenaje, llevan su nombre la Avenida Carlos Izaguirre en los distritos limeños de Los Olivos, San Martín Porres y el Callao.

Luis Alberto Pintado Córdova

Carlos Alberto Izaguirre y el Día de la Madre – Por: Luis Alberto Sánchez. fuente: Víctor Raúl

LA VERDADERA HISTORIA DEL DIA DE LA MADRE. Fuente: ERNESTO DARCOURT ARCE

SUCEDIÓ EN EL PERÚ – Madres en la Historia 1/4. TV Perú

10 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El cariño y el amor de una madre es inigualable inquebrantable. Este articulo enfoca toda una historia remontada por el Dia de la Madre desde sus inicios, el cómo surgió tan esperado y conmemorado día. Sobre todo, quien o quienes lucharon para conmemorar tal día, me sorprendió como desde inicios las mujeres de las antiguas civilizaciones no eran tan valoradas y como ellas mismas ante una burocracia machista que se daba antiguamente, lucharon contra todo y contra cualquier cosa con tal que la mujer sea mas que valorada. En mi opinión el Dia de la Madre debe ser mas significativo y valorado por todos aquellos que poseen nulidad de sentimentalismo.

  2. Hermosa y apasionante historia del día de la madre en el Perú y el mundo. Desconocía la mayor parte de los hechos históricos que han enriquecido mi sensibilidad hacia las madres y mujeres a quien les debemos la vida y el profundo amor a sus hijos.

  3. Me impresiono el aporte de Julia Ward, filósofa, había escrito en su diario cuando enviudó, que iniciaba su nueva vida. Años antes, en 1870, había escrito el poema titulado Proclama del día de las madres: publicó de forma anónima “Flores de Pasión”, una colección de sus poemas.
    Ignoraba por completo los aportes de Carlos Alberto Izaguirre (Huaraz, 21 de noviembre de 1901 – Lima, 28 de enero de 1980) fue un abogado y político peruano. Miembro del Partido Aprista Peruano. Conferencista y docente de la Universidad Nacional Federico Villarreal. Gloria eterna a su meoria.

  4. Esto es muy fácil decirlo, pero más difícil es vivirlo en carne propia. En un mundo cada vez más desafiante y lleno de retos a veces inalcanzables, se vislumbra la silueta diaria de una mujer, que desde su diario emprender en costa, sierra y selva, con su trabajo diario forma y sostiene su hogar a pesar del hambre, miseria, desocupación y muerte en plena pandemia covid-19. Solidaridad con todas las madres peruanas sin distinción alguna.