Centenario de la muerte de Lenin

La brutal ejecución de Fanni Kaplán, la joven al borde de la ceguera que quiso asesinar a Lenin

Kaplan tenía la certeza de que Lenin traicionaba la revolución que todos habían soñado. Había que matarlo, según el método bolchevique de solucionar las crisis

Por: Luis Alberto Pintado Córdova en colaboración con Alfonso Barba Caballero ABC

Archivo:Kaplan fanny 1918.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre

El arma que usó Fanni Kaplan nunca fue encontrada. Al  cierre de la investigación y un día antes de la ejecución, alguien puso una pistola sobre la que nadie pudo probar  que fuese la usada en el atentado. En 1958, el comandante del Kremlin, Pável Malkov confesó haber matado a Kaplán en el patio del edificio de la Lubianka. Fue un  cruel asesinato.

 

Fanni Kaplan, nacida en Moscú, el 3 de septiembre de 1918, también, fue una activista anarquista y revolucionaria rusa, autora del intento de asesinato de Vladímir Lenin el 30 de agosto de 1918.

Fanni afectuosamente también llamada Dora, creció en el seno de una familia judía, en la cual ella era una de ocho hermanos. Su padre era maestro en la escuela judía local.1​ Se educó en su casa y pronto dejó el hogar familiar para comenzar a trabajar en una fábrica en Odesa.

Fue una militante revolucionaria a una edad temprana, activando en grupos anarquistas antes de unirse a un grupo socialista, el Partido Social-Revolucionario. En diciembre de 1906, Kaplán participó en el atentado fallido del gobernador de Kiev junto con dos compañeros anarquistas. Fue arrestada y condenada de por vida a un campo de trabajo kátorga, en Akatúy, Siberia, por la muerte de una sirvienta en la explosión en su hotel que frustró el atentado.

En la prisión, el encierro solía afectar a los reclusos, física y psicológicamente. Fania comenzó a sufrir de migrañas recurrentes y en 1909 quedó temporalmente ciega.​ Desesperada, intentó suicidarse, pero sus compañeras de prisión le impidieron darse muerte, aprendiendo a valerse por sí misma y a leer en braille.​ En 1912, ciega, fue trasladada a la prisión de Akatúy.​ Gracias a la intercesión de un médico de la prisión comenzó a ser tratada y recuperó parte de la visión entre 1912 y 1913.​ Tras los tratamientos regresó a la prisión de Akatúy hasta 1917.

Fue liberada cuando la Revolución de Febrero acabó con el gobierno imperial. Tras la Revolución de Octubre, Kaplán acabaría desilusionada con Lenin a causa del conflicto entre los social-revolucionarios y el partido bolchevique.

En enero de 1918 los bolcheviques se adueñaron de la ciudad, disolvieron todas sus instituciones y Fanya se quedó sin trabajo y sin futuro. Decidió entonces entregarse al terrorismo.

Fanya Kaplan tenía la certeza de que Lenin traicionaba la revolución que todos habían soñado. Había que matarlo, que era el método bolchevique de solucionar las crisis, incluidas las económicas. Lenin había dicho y amenazado: “Mientras no usemos el terror contra los especuladores, matándolos en el acto, no hay nada que temer”, y Fanya lo tomó al pie de la letra.

Fanni Kaplán intenta asesinar a Lenin

«Lenin sobrevivió al intento de asesinato, pero murió pocos años más tarde, en enero de 1924, después de haber sufrido numerosos problemas cardiacos que pudieron estimarse como secuelas de los dos disparos recibidos»

El atentado de muerte contra Lenin

El 0 de agosto de 1918 Lenin  pronunció un discurso en una fábrica de armamentos de Moscú.​ Cuando salió del edificio, y antes de que pudiera entrar en su coche, Kaplán le gritó:  “¡Camarada Lenin!”. Al girarse, ella le disparó tres tiros: uno atravesó el abrigo de Lenin, hiriendo a una mujer, mientras que los otros dos le alcanzaron el hombro y el pulmón izquierdos, respectivamente. No hubo testigos de que fuese Kaplán quien disparó contra Lenin. La oscuridad en el patio de la fábrica, la multitud presente y lo inesperado del ataque hicieron imposible la identificación fidedigna del asaltante, a pesar de la declaración poco fiable de algunos de los presentes durante la posterior investigación.

Muerte y funeral de Vladímir Lenin - Wikipedia, la ...

La salud de Lenin se vio resentida luego del atentado: sufrió varios infartos que lo debilitaron y murió cuatro años y cinco meses después, el 21 de enero de 1924, a los cincuenta y cuatro años. Fue a consecuencia del atentado. (Getty Images)

 

Kaplán fue encarcelada e interrogada por la Cheka.Su confesión fue escueta:

«Mi nombre es Fanya Kaplán. Hoy disparé a Lenin. Lo hice con mis propios medios. No diré quién me proporcionó la pistola. No daré ningún detalle. Tomé la decisión de matar a Lenin hace ya mucho tiempo. Lo considero un traidor a la Revolución. Estuve exiliada en Akatúy por participar en el intento de asesinato de un funcionario zarista en Kiev. Permanecí once años en régimen de trabajos forzados. Tras la Revolución fui liberada. Aprobé la Asamblea Constituyente y sigo apoyándola».
El mismo día del atentado contra Lenin, Moiséi Uritski, Comisario del Pueblo para Asuntos Internos en la región Norte y jefe de la Cheka de Petrogrado, fue asesinado.​ Se trataba de un intento insurreccional de los Social-Revolucionarios para derrocar al gobierno de los soviets, en pleno apogeo de la Guerra Civil. Pocas horas después del intento de Kaplán, se emitió un decreto oficial, el cual fue el llamamiento a un «terror masivo y despiadado contra todos los enemigos de la revolución». No existía, sin embargo, prueba de la conexión de Kaplán con los socialrevolucionarios, más allá de la denuncia de la tarde del atentado por parte del gobierno.
Fue asesinada por órdenes superiores de una manera cruel sin dejar huellas y luego quemada en un barril de hierro en el Kremlin. En un momento, ella se declaró inocente. Algunos historiadores sostienen que Lenin fue víctima de una conspiración de sus propios camaradas.
Hoy podemos tener claro como fue la muerte de Lenin, fue por en intento de asesinato de una mujer y el caso no está del todo claro como las razones, pero la verdad de ésta historia se han pretendido ocultarlas.

*****

Vídeos recomendados:

20 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Las ambiciones imperiales rusas pueden parecer antiguas y persistentes. La Unióm Sovietica se expandió por la fuerza y sometió varios países de Europa y Asia. Incluso medios relativamente sofisticados presentan a un Kremlin empeñado en dominar a sus vecinos que parece haber pasado de los zares a Stalin, y de Stalin a Putin. Así que vale la pena recordar que, no hace mucho, Rusia le dio la espalda al imperio. De hecho, en 1990 y 1991 fue el secesionismo ruso –junto con los movimientos separatistas al interior de las repúblicas– lo que derrumbó a la URSS. Para vencer el intento del líder soviético Mijaíl Gorbachov de preservar la unión, Yeltsin fusionó las preocupaciones de los demócratas liberales y los nacionalistas conservadores rusos en una alianza improbable. Como el Make America great again de Trump, o el Brexit de Boris Johnson, Yeltsin insistió en que los rusos, el grupo dominante en la Unión Soviética, eran un grupo oprimido. Pugnó por la separación de los otros que eran vistos como una carga para permitir la renovación rusa.
    Hoy vemos las consecuencias en Ucrania-.

  2. La salud de Lenin había sido severamente dañada por el estrés de la revolución y la guerra. Trabajaba hasta dieciséis horas diarias, padecía insomnio, dolores de cabeza y daba muestras de agotamiento nervioso. A finales de 1920, sus problemas mentales habían comenzado a afectar a su trabajo.La revolución ya era un fracaso. Había hambre, miseria y hambre con un grave desempleo.

  3. Intentando hacer un balance de las víctimas durante este periodo, Nicolas Werth, en El libro negro del comunismo, obra publicada en 1997, afirma que durante el tiempo en que Lenin controlaba el poder hubo numerosas ejecuciones de adversarios o de quienes eran declarados peligrosos para el régimen. Presuntamente en otoño de 1918 habrían sido eliminadas de entre 10 000 y 15 000 personas, o tal vez más. Se habría fusilado a decenas de miles de rehenes o a personas confinadas en prisión entre 1918-1922. Lenin se rodeo de psicopatas como él, asesinos y sicarios a sueldo como los asesinos de la familia Romanov y de Fanny Kaplan para deshacerse de adversarios políticos ta igual que el nazismo y fascismo.

  4. A pesar de que el ideal leninista incluía libertad política en el país, Lenin formó un Gobierno que acabó con los derechos políticos (libertad de asociación, de expresión o de reunión, etc).​ Si en parte esta ausencia de libertad se debió a acontecimientos no completamente debidos al Gobierno de Lenin (derrota militar en la guerra mundial, grave crisis económica o guerra civil), el ideario de Lenin también tuvo un papel destacado en la abolición de las libertades políticas: el objetivo de la implantación de los derechos políticos era facilitar la actividad propagandística del partido entre la población (como había sucedido en otros países); una vez controlada la Administración estatal, la eliminación de los rivales políticos y el uso del Estado para la agitación política pareció más eficaz que el permitir la competencia ideológica.
    Hasta este momento Lenin ya tenía enemigos políticos al interior de la revolución hasta convertirse en un gobernante totalitario, lo que produjo mucho descontento a sus políticas represivas en el poder. Apresaron a sus dirigentes y a varios revolucionarios que se prestaría a una oposición extremusta.

  5. Después de su muerte en 1924, el leninismo dio lugar a diversas escuelas de pensamiento, entre las que se pueden citar el marxismo-leninismo y el trotskismo, de Stalin y Trotski respectivamente, que lucharon por el poder en la URSS, ambos declarándose seguidores más fieles de Marx y Lenin que el otro. El comunismo se convirtió en una ideología que contó durante el siglo xx con decenas de miles de seguidores en todo el mundo y cuyos planteamientos fueron puestos en práctica por numerosos países, compitiendo por la supremacía global con el sistema capitalista. Lenin continúa siendo una figura altamente controvertida y manipulada. Tuvo una influencia muy significativa dentro del movimiento comunista internacional y es considerado una de las figuras más destacadas e influyentes del siglo xx. Los comunistas fueron los que iniciaron con los nazis la segunda guerra mudial y luego darles materias primas se enfrentaron entre sí.
    Asimismo ocasionaron millones de muertos y genocidios por todo el mundo, originado guerras para tomar el poder pse a que quedado demostardo que es un fracaso total.

  6. «Lenin sobrevivió al intento de asesinato, pero murió pocos años más tarde, en enero de 1924, después de haber sufrido numerosos problemas cardiacos que pudieron estimarse como secuelas de los dos disparos recibidos».

  7. En enero de 1918 los bolcheviques se adueñaron de la ciudad, disolvieron todas sus instituciones y Fanya se quedó sin trabajo y sin futuro. Decidió entonces entregarse al terrorismo.
    Fanya Kaplan tenía la certeza de que Lenin traicionaba la revolución que todos habían soñado. Había que matarlo, que era el método bolchevique de solucionar las crisis, incluidas las económicas. Lenin había dicho y amenazado: “Mientras no usemos el terror contra los especuladores, matándolos en el acto, no hay nada que temer”, y Fanya lo tomó al pie de la letra.
    Todo estos antecedentes la coonllevaro a ejecutar el crimen.

  8. Fue una militante revolucionaria a una edad temprana, activando en grupos anarquistas antes de unirse a un grupo socialista, el Partido Social-Revolucionario. En diciembre de 1906, Kaplán participó en el atentado fallido del gobernador de Kiev junto con dos compañeros anarquistas. Fue arrestada y condenada de por vida a un campo de trabajo kátorga, en Akatúy, Siberia, por la muerte de una sirvienta en la explosión en su hotel que frustró el atentado. En la prisión adquirió la ceguera y por ello se radicalizo aún más hasta el extremismo. Considero a Lenín un traidor de las ideas socialistas.

  9. El arma que usó Fanni Kaplan nunca fue encontrada. Al cierre de la investigación y un día antes de la ejecución, alguien puso una pistola sobre la que nadie pudo probar que fuese la usada en el atentado. En 1958, el comandante del Kremlin, Pável Malkov confesó haber matado a Kaplán en el patio del edificio de la Lubianka. Fue un cruel asesinato. Fue quemada en un barril de hierro y sus restos enterrados en el Kremlin, sinónimo de muerte.

  10. Kaplan tenía la certeza de que Lenin traicionaba la revolución que todos habían soñado. Había que matarlo, según el método bolchevique de solucionar las crisis. Le dió a Lenin de su propia medicina. El que a hierro mata a hierro muere. Lenin fue responsable de varios genocidios en la Unión Soviética en sus iniciios y en la guerra civil.