Opinión libre

La crisis, la economía digital y sus posibilidades

“Los próximos años serán duros para los bolsillos de todos los peruanos, por lo que la promesa de la economía digital podría coadyuvar a mejorar el escenario sombrío”.

Maite VizcarraMaite Vizcarra

Crecimiento de la economía será de apenas 0.8% en el 2023

El Instituto Peruano de Economía (IPE) recortó su proyección de crecimiento para el 2023 de 0,8% a -0,3%, uno de los peores registros del último cuarto de siglo sin contar el 2020 de pandemia, y de 2,3% a 2,1% para el 2024. Se vienen tiempos complicados para los bolsillos peruanos. En ese contexto, navegando por la página del Parlamento se puede ubicar un proyecto de Ley de Economía Digital promovido por el congresista de Acción Popular, Jorge Luis Flores Ancachi, que en su exposición de motivos señala que “no es solo una respuesta a los desafíos actuales, sino una visión de futuro para un Perú más conectado, inclusivo y competitivo”.

Una motivación descrita de manera tan ambiciosa no solo transmite buenos deseos, sino también curiosidad. Pero al leer el texto rápidamente la buena onda se diluye, pues la propuesta de Flores Ancachi es más una lista de lugares comunes y mucho pensamiento ilusorio. O sea, puro ‘wishful thinking’.

Además, es un texto que repite mucho de lo que ya está contenido en otros marcos normativos vigentes, como la Ley 29904, Ley de Promoción de la Banda Ancha, que establece con mucha precisión varios de los buenos propósitos que ofrece el proyecto del mencionado parlamentario.

IPE recorta su pronóstico sobre la economía a una caída de 0,3%

La propuesta también repite lo que la literatura especializada suele decir del uso de la digitalización en tanto disparador de mejora de la productividad. El BID ya ha indicado que un aumento promedio del 10% en la penetración de banda ancha en los países de América Latina y el Caribe (ALC) provoca un alza del 3,19% del PBI y del 2,61% de la productividad, a la par que genera más de 67.000 empleos directos (García-Zaballos y López-Rivas, 2012).

En otras palabras, ya se sabe que la digitalización de los procesos productivos es un gran catalizador de crecimiento. Sin embargo, más actualmente la literatura especializada sugiere que países en vías de desarrollo como el Perú y con crecimiento cada vez más marginal tienen que hacer un ejercicio de priorización entre los tres elementos críticos que facilitan la aparición de la llamada economía digital: infraestructura, talento digital y los bienes y servicios a transar (el negocio digital).

¿Cuál de los tres elementos tiene que priorizarse en el Perú? Esta es la respuesta que en buena cuenta habría tenido que responder la iniciativa legislativa de marras. Pero no lo ha hecho. Cierto es, también, que esta labor de priorización tendría que seguir un proceso de definición más amplio y convocante, pero eso tampoco se vislumbra en el texto citado.

A riesgo de pasar por alto esos mecanismos de consulta sugeridos, y en base a lo que vienen haciendo bien desde hace mucho tiempo países con crecimientos antaño similares a los del Perú –como la India y Costa Rica–, yo sugeriría una fórmula en la que se priorice, sobre todo, una ampliación de la conectividad de banda ancha urgente y un agresivo incremento de más servicios digitales básicos.

No en vano la más reciente y exitosa experiencia de adopción digital en el país ha sido posible gracias a que existen bolsones de población con un buen fundamento de habilidades digitales base y una buena cobertura de acceso a Internet rápido. El ‘boom’ de las billeteras digitales ha sido posible por esto. Las regiones con mayor acceso a Internet móvil –Moquegua, Tacna y Arequipa– han mostrado un incremento en el uso de billeteras que duplica su uso en regiones con menor acceso a Internet.

Los próximos años serán duros para los bolsillos de todos los peruanos, por lo que la promesa de la economía digital podría coadyuvar a mejorar el escenario sombrío si nos enfocamos en una estrategia más precisa de impulso a la economía digital y en base a la regulación ya existente que está esperando ser concretada en más oferta de contenidos locales y más usuarios digitales.

Maite Vizcarra Tecnóloga, @Techtulia

106 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La crisis en Perú plantea desafíos significativos, pero también abre oportunidades en la economía digital. Con la creciente importancia de la tecnología, el país podría impulsar la innovación y la transformación digital para superar las dificultades económicas. La inversión en infraestructuras digitales y el fomento de la educación tecnológica son clave. A pesar de los desafíos, el enfoque en la economía digital podría allanar el camino para la recuperación sostenible en los próximos años.

  2. El texto legislativo parece repetir aspectos ya contemplados en marcos normativos existentes, como la Ley de Promoción de la Banda Ancha. Además, no aborda la necesidad de priorizar entre los elementos críticos para la aparición de la economía digital, como la infraestructura, el talento digital y los bienes y servicios digitales. Se sugiere que la clave para impulsar la economía digital en Perú debería centrarse en una ampliación urgente de la conectividad de banda ancha y un aumento agresivo de servicios digitales básicos, aprovechando el éxito de experiencias digitales pasadas en regiones con acceso a internet rápido. La regulación existente podría ser utilizada de manera efectiva para concretar una oferta de contenidos locales y aumentar la participación de usuarios digitales en el país.

  3. El Instituto Peruano de Investigaciones Económicas (IPE) revisó a la baja su pronóstico de crecimiento para 2023, del 0,8% al -0,3% (uno de los peores registros del último cuarto de siglo, excluyendo la pandemia de 2020), y para 2024.
    La tasa se redujo de 2,3% a -0,1%.
    En los bolsillos del Perú donde comienzan tiempos difíciles.
    Al respecto, en el sitio web del Congreso se enumera el Proyecto de Ley de Economía Digital impulsado por el congresista de Acción Popular Jorge Luis Flores Ancachi.
    En su justificación dice: “Esta no es sólo una respuesta a los desafíos actuales, sino también una visión para un Perú más conectado, inclusivo y competitivo”.

  4. El problema economico en el Perú se manifestó a través de una contracción en la actividad económica, un aumento del desempleo y dificultades financieras para muchas familias y empresas. El país implementó medidas para mitigar el impacto, como programas de ayuda social y estímulos económicos, aunque la recuperación completa enfrentaba desafíos debido a la incertidumbre económica global.
    Las elecciones presidenciales y la incertidumbre política también influyeron en el panorama económico. La situación política y la confianza del mercado pueden tener un impacto significativo en la estabilidad financiera y la inversión del estado

  5. La crisis económica en Perú destaca la urgencia de impulsar la economía digital. La expansión de la banda ancha y el fomento de habilidades digitales básicas son clave. La experiencia positiva con las billeteras digitales en regiones con acceso a Internet demuestra el potencial de la digitalización para mitigar la crisis. Aunque la economía digital se vislumbra como una tabla de salvación, una propuesta legislativa enfrenta críticas por no abordar con precisión las necesidades más apremiantes del país. La reflexión destaca la importancia de promover la economía digital mediante estrategias concretas y regulaciones que impulsen la oferta local y atraigan más usuarios digitales para un futuro económico más prometedor.

  6. El articulo nos dice que es importante tener un plan específico para mejorar la economía digital en Perú debido a las malas predicciones económicas. Se critica un proyecto de ley sobre economía digital propuesto por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi, diciendo que no es práctico. La recomendación es enfocarse en mejorar rápidamente la conexión a Internet y ofrecer más servicios digitales básicos, calculando en el éxito de las billeteras digitales en lugares con buena conexión a Internet. En conclusion, la economía digital podría mejorar la situación económica, pero se requiere una estrategia más precisa y enfocada.

  7. El Instituto Peruano de Economía ha ajustado a la baja sus perspectivas de crecimiento para 2023 y 2024, situando al país en un panorama económico desafiante. En medio de esta coyuntura, el proyecto de Ley de Economía Digital propuesto por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi surge como una iniciativa que, en principio, busca impulsar la conectividad y competitividad del país. Sin embargo, al examinar el texto, se observa una falta de sustancia, con argumentos que se asemejan más a lugares comunes y pensamiento ilusorio que a propuestas concretas. La redundancia con leyes existentes, como la Ley de Promoción de la Banda Ancha, y la repetición de conceptos ya establecidos en la literatura especializada plantean interrogantes sobre la originalidad y eficacia de esta propuesta legislativa. En tiempos económicos desafiantes, la necesidad de políticas concretas y efectivas se vuelve más apremiante que nunca.

  8. Las plataformas digitales cumplen un rol importante en la economía. Facilitan la interacción
    entre dos o más personas o empresas para la provisión de un servicio en particular.
    Si buscas en el Congreso encontrarás un proyecto de ley de economía digital propuesto por el representante del Movimiento Popular, Jorge Luis Flores Ancachi. «Esta simplemente no es la respuesta ahora», dijo en un comunicado. Es un desafío, pero es una visión de futuro para un Perú más conectado, inclusivo y competitivo”. Los problemas económicos no se resuelven con la ley, sino con la inversión privada.

  9. siguiendo el ejemplo de países con crecimiento similar en el pasado, como la India y Costa Rica, la prioridad debería ser ampliar la conectividad de banda ancha y aumentar los servicios digitales básicos. Se destaca que el éxito de la adopción digital en el país se ha debido a la existencia de regiones con acceso a internet y habilidades digitales, como se evidencia en el uso de billeteras digitales, que se duplica en regiones con mayor acceso a internet móvil como Moquegua, Tacna y Arequipa.

    En el contexto de años económicos difíciles para los peruanos, la implementación efectiva de la economía digital podría mejorar la situación si se enfoca en una estrategia más precisa de impulso digital, aprovechando la regulación existente para aumentar la oferta de contenido local y la incorporación de más usuarios digitales.

  10. Ante los desafíos económicos que enfrenta nuestro país, es crucial reconocer la importancia de la economía digital como una herramienta potencial para mejorar nuestro panorama financiero. El recorte en las proyecciones de crecimiento plantea un escenario difícil para los peruanos, pero la promesa de la economía digital podría ofrecer soluciones valiosas.

    El proyecto de Ley de Economía Digital presentado en el Parlamento es un paso en esa dirección, pero es esencial abordar sus deficiencias y asegurarnos de que sea una herramienta efectiva. La propuesta actual carece de una visión clara y se queda corta al repetir conceptos ya establecidos en marcos normativos existentes.

    La digitalización, sin duda, puede impulsar la productividad y el crecimiento económico. Sin embargo, es necesario priorizar elementos críticos como la infraestructura, el talento digital y los bienes y servicios digitales. Lamentablemente, el proyecto de ley no aborda esta necesidad de manera adecuada.

  11. El artículo brinda una visión interesante de la situación económica en Perú y la importancia de la economía digital para mejorarla. El proyecto de Ley de Economía Digital promovido por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi, en este proyecto se menciona tres elementos críticos que facilitan la aparición de la economía digital: infraestructura, talento digital y los bienes y servicios a transar. También se señala la necesidad de priorizar la conectividad de banda ancha y más servicios digitales básicos para impulsar la economía digital en el país, sin embargo, también destaca la falta de una claridad en la priorización de los elementos críticos necesarios para la aparición de la economía digital, así como la necesidad de más regulación y oferta de contenidos locales. En general, es un artículo informativo y reflexivo acerca de la crisis económica en Perú y las posibilidades de la economía digital para mejorarla.

  12. El Instituto Peruano de Economía (IPE) recortó su proyección de crecimiento para el 2023 de 0,8% a -0,3%, uno de los peores registros del último cuarto de siglo sin contar el 2020 de pandemia, y de 2,3% a 2,1% para el 2024. Se vienen tiempos complicados para los bolsillos peruanos. En ese contexto, navegando por la página del Parlamento se puede ubicar un proyecto de Ley de Economía Digital promovido por el congresista de Acción Popular, Jorge Luis Flores Ancachi, que en su exposición de motivos señala que “no es solo una respuesta a los desafíos actuales, sino una visión de futuro para un Perú más conectado, inclusivo y competitivo”.

  13. La crisis económica en Perú se manifestó a través de una contracción en la actividad económica, un aumento del desempleo y dificultades financieras para muchas familias y empresas. El país implementó medidas para mitigar el impacto, como programas de ayuda social y estímulos económicos, aunque la recuperación completa enfrentaba desafíos debido a la incertidumbre económica global.
    Las elecciones presidenciales y la incertidumbre política también influyeron en el panorama económico. La situación política y la confianza del mercado pueden tener un impacto significativo en la estabilidad financiera y la inversión en el país.

  14. El Instituto Peruano de Economía revisó a la baja las proyecciones de crecimiento para 2023 y 2024. En respuesta, el congresista Jorge Luis Flores Ancachi propuso una Ley de Economía Digital, pero la iniciativa ha sido criticada por carecer de enfoque y repetir aspectos de leyes existentes. Se sugiere priorizar la conectividad de banda ancha y servicios digitales básicos para impulsar la economía. A pesar de las dificultades económicas, se destaca la importancia de una estrategia precisa y la implementación de regulaciones existentes para fomentar contenidos locales y la adopción de usuarios digitales.

  15. Como joven profesional que está estudiando la carrera de Administración, estoy muy interesada en el tema de la economía digital. Creo que tiene un gran potencial para contribuir al crecimiento económico y al desarrollo del Perú.

    El artículo que leí sobre la crisis peruana, la economía digital y sus posibilidades me parece muy interesante. En particular, me llamó la atención el punto de vista del autor sobre la importancia de priorizar la infraestructura y el talento digital en el Perú.

    Estoy de acuerdo con el autor en que la infraestructura es fundamental para el desarrollo de la economía digital. Si no hay una buena cobertura de Internet de banda ancha, es muy difícil que las personas puedan acceder a los servicios digitales. Creo que si el gobierno toma medidas para priorizar la infraestructura y el talento digital, el Perú podría aprovechar el potencial de la economía digital para mejorar su economía y su calidad de vida.

  16. La propuesta de ley sobre Economía Digital del congresista Jorge Luis Flores Ancachi, aunque pretende ofrecer una visión optimista para el futuro económico del Perú, carece de sustancia y presenta más un conjunto de lugares comunes que una estrategia concreta. La falta de claridad en la priorización de elementos críticos como infraestructura, talento digital y bienes y servicios digitales deja la propuesta en un nivel superficial. En este contexto, se requiere una estrategia más precisa y orientada, centrada en mejorar la conectividad de banda ancha y aumentar los servicios digitales básicos para realmente aprovechar el potencial de la economía digital en un escenario económico desafiante.

  17. El artículo nos habla sobre un proyecto de Ley de Economía Digital, propuesto por el congresista Jorge Flores Ancachi, para impulsar el crecimiento económico, logrando un país más conectado, inclusivo y competitivo. Sin embargo, ha recibido críticas, pues no cuenta con una visión estratégica sólida, enfocada en elementos importantes para el desarrollo de la economía digital, como la infraestructura, el talento digital y bienes y servicios digitales. Incluso repite aspectos y contenidos en otras leyes, como la Ley de Promoción de la Banda Ancha (Ley 29904). Por otro lado, resalta la importancia de la digitalización para fomentar el crecimiento y la productividad. También, el uso de billeteras digitales que promueven la inclusión financiera y la formalización. Finalmente, menciona que la economía digital podría contribuir a mejorar la situación económica de nuestro país durante los próximos años, expandiendo la oferta de contenido local y aumentando el número de usuarios digitales.

  18. La crisis actual ha acelerado la transición hacia una economía digital. Aunque desafiante, esta transformación ofrece posibilidades innovadoras. El auge del comercio electrónico, teletrabajo y educación en línea destaca la adaptabilidad de la economía digital. Las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial y la blockchain, abren nuevas oportunidades. Sin embargo, es crucial abordar la brecha digital y garantizar la equidad en el acceso a estas herramientas. La intersección entre la crisis, la economía digital y la inclusión define un camino hacia la resiliencia y el progreso, exigiendo un enfoque holístico para maximizar los beneficios de esta transformación.

  19. El Instituto Peruano de Economía (IPE) ha revisado a la baja sus proyecciones de crecimiento para Perú en 2023 y 2024, anticipando tiempos difíciles. En este contexto, el congresista Jorge Luis Flores Ancachi ha propuesto un proyecto de Ley de Economía Digital, presentándolo como una visión de futuro para un Perú más conectado e inclusivo. Sin embargo, el análisis critica la propuesta, calificándola de lista de lugares comunes y pensamiento ilusorio. Se señala que el proyecto no aborda la priorización entre los elementos críticos para la economía digital, como infraestructura, talento digital y bienes y servicios digitales. Se sugiere que, en lugar de propuestas genéricas, Perú debería centrarse en priorizar la ampliación de la conectividad de banda ancha y el incremento de servicios digitales básicos para enfrentar los desafíos económicos venideros.

  20. La crisis económica peruana, con proyecciones decrecientes, resalta la necesidad urgente de impulsar la economía digital. Priorizar la expansión de la banda ancha y el fomento de habilidades digitales básicas es clave. La experiencia positiva con las billeteras digitales, especialmente en regiones con mayor acceso a Internet, demuestra el potencial de la digitalización para mitigar la crisis. Una estrategia focalizada en mejorar la infraestructura digital y educativa podría ser un camino viable para fortalecer la economía en estos tiempos difíciles.

  21. La economía digital se perfila como una tabla de salvación en un panorama económico desafiante para el Perú. Sin embargo, la ambición de su implementación choca con una propuesta legislativa que, aunque bien intencionada, parece más un recopilatorio de ideas comunes que no abordan con precisión las necesidades más apremiantes del país. La conectividad de banda ancha y el fortalecimiento de servicios digitales básicos emergen como pilares clave para catalizar el crecimiento, como lo evidencia el auge de billeteras digitales en regiones con una sólida infraestructura digital. Esta reflexión subraya la necesidad de no solo promover la economía digital, sino de hacerlo mediante estrategias concretas y regulaciones existentes que promuevan la oferta local y atraigan más usuarios digitales, abriendo un camino hacia un futuro económico más prometedor y resiliente.

  22. El artículo plantea la preocupante perspectiva económica para el Perú, con proyecciones de crecimiento negativas, y destaca la propuesta de una Ley de Economía Digital presentada por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi. Sin embargo, el autor critica la falta de claridad y originalidad en la propuesta, considerándola más una repetición de conceptos ya presentes en normativas existentes. Se señala que, a pesar de reconocer la importancia de la digitalización para el crecimiento económico, la propuesta no aborda la necesidad de priorizar entre infraestructura, talento digital y bienes y servicios digitales. El autor sugiere que, tomando ejemplos de países como India y Costa Rica, la prioridad debería ser la ampliación de la conectividad de banda ancha y el aumento de servicios digitales básicos para impulsar la economía digital de manera efectiva, aprovechando la regulación existente y fomentando la oferta de contenidos locales y la adopción digital.

  23. La economía digital ofrece una oportunidad de alivio en tiempos económicos difíciles para los peruanos, pero su implementación no parece reflejar una estrategia clara en un proyecto de ley reciente. Priorizar la ampliación de la conectividad de banda ancha y el acceso a servicios digitales básicos podría ser una vía para mejorar la situación. Este enfoque ha demostrado su eficacia, especialmente en áreas con mayor acceso a Internet, donde el uso de billeteras digitales ha crecido significativamente. La economía digital tiene el potencial de ser una solución, pero su implementación debe ser más específica y construida sobre la regulación existente para brindar más beneficios a la población.

  24. El artículo expone la crisis económica en Perú y la propuesta de economía digital como un alivio. Sin embargo, la crítica recae en la carencia de una estrategia clara para la implementación de esta ley. Aborda los desafíos, como la priorización entre infraestructura, talento digital y servicios, sin presentar soluciones específicas. Aunque prometedora, la economía digital requiere un enfoque más definido para ser efectiva en tiempos de crisis económica.

  25. El Instituto Peruano de Economía (IPE) redujo sus expectativas de crecimiento para 2023 y 2024. Aunque el congresista Jorge Luis Flores Ancachi propone una Ley de Economía Digital, la iniciativa carece de enfoque y repite aspectos ya abordados en legislaciones anteriores, como la Ley de Promoción de la Banda Ancha. La propuesta no ofrece una priorización clara entre infraestructura, talento digital y servicios digitales. El artículo sugiere que la conectividad de banda ancha y la expansión de servicios digitales básicos deberían ser prioritarias, basándose en la experiencia exitosa de las billeteras digitales en regiones con acceso a Internet móvil. Se destaca la importancia de una estrategia precisa y la implementación de regulaciones existentes para impulsar la economía digital en medio de la dificultad económica prevista.

  26. Observo que la propuesta de ley sobre economía digital en el contexto peruano presenta buenas intenciones pero carece de una definición clara de prioridades. La clave para impulsar la economía digital en un país como el Perú, con un crecimiento económico comprometido, radica en una estrategia que priorice la ampliación de la conectividad de banda ancha y un aumento significativo de servicios digitales básicos. La experiencia exitosa de adopción digital en el país, especialmente en el auge de las billeteras digitales, demuestra la importancia de contar con una base sólida de habilidades digitales y una cobertura de acceso a Internet eficiente. En lugar de repetir conceptos ya abordados por marcos normativos existentes, la legislación debería enfocarse en medidas concretas que impulsen la oferta de contenidos locales y fomenten la participación activa de más usuarios en el entorno digital, contribuyendo así a mejorar la perspectiva económica en estos tiempos desafiantes.

  27. El ajuste a la baja de las expectativas de crecimiento por parte del Instituto Peruano de Economía (IPE) para 2023 y 2024 señala un panorama bastante preocupante. Ante ello, el congresista Jorge Luis Flores Ancachi presentó un proyecto de Ley de Economía Digital, pero con muchas limitaciones e ideas no realistas. La propuesta repite elementos ya contemplados en normativas existentes, como la Ley de Promoción de la Banda Ancha. En este momento de dificultad económica, la promesa de la economía digital podría ser beneficiosa si se implementan medidas concretas podría incluir acciones como impulsar la oferta de contenidos locales y aumentar la participación de usuarios digitales, lo que contribuiría al desarrollo y fortalecimiento del entorno digital en el contexto económico actual.

  28. El artículo destaca la cruda realidad económica que enfrenta el Perú, con el Instituto Peruano de Economía revisando a la baja sus proyecciones de crecimiento para 2023, situándolo como uno de los peores registros en décadas. En este contexto sombrío, se plantea la posibilidad de impulsar la economía a través de la digitalización. La propuesta de una Ley de Economía Digital, sin embargo, se presenta como más idealista que práctica, al redundar en conceptos ya establecidos por marcos normativos previos. Aunque el congresista Flores Ancachi expresa una visión ambiciosa de un Perú más conectado e inclusivo, la falta de especificidad y novedad en su propuesta plantea dudas sobre su viabilidad y efectividad.

  29. La economía peruana enfrenta desafíos significativos, con proyecciones de crecimiento a la baja. El proyecto de Ley de Economía Digital presentado por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi se percibe como un enfoque ambicioso pero carente de detalles concretos. Se enfoca en objetivos generales ya establecidos por marcos normativos existentes y no ofrece una estrategia clara para el desarrollo de la economía digital en el país. El artículo sugiere que, en lugar de una visión amplia, Perú necesita priorizar la ampliación de la conectividad de banda ancha y el acceso a servicios digitales básicos. Esto se basa en ejemplos exitosos de otros países en desarrollo y destaca la importancia de la conectividad para impulsar la adopción de la economía digital. En mi opinión, la inversión en infraestructura de banda ancha y servicios digitales básicos es fundamental para el crecimiento económico sostenible en un mundo cada vez más digitalizado. Priorizar estos aspectos sería una estrategia sensata para Perú, especialmente en tiempos económicos difíciles.

  30. En medio de la sombría perspectiva económica en Perú, la propuesta de una Ley de Economía Digital planteada por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi busca ser una respuesta a los desafíos actuales. Sin embargo, el artículo sugiere que la propuesta, más que ofrecer soluciones concretas, cae en la retórica y no aborda la crucial cuestión de la priorización entre infraestructura, talento digital y bienes y servicios digitales. La autora, en línea con experiencias exitosas de otros países, destaca la necesidad urgente de ampliar la conectividad de banda ancha y fomentar servicios digitales básicos. En un contexto económico complicado, enfocarse en una estrategia precisa de impulso a la economía digital, aprovechando regulaciones existentes, podría ser clave para mejorar la situación financiera de los peruanos.

  31. La economía digital puede ser una solución crucial para mejorar la situación económica en Perú, pero es esencial una estrategia precisa y concreta para su implementación. La falta de enfoque y detalles en el proyecto de Ley de Economía Digital es preocupante, ya que no aborda la priorización adecuada de los elementos necesarios para desarrollar este sector. Priorizar la ampliación de la conectividad de banda ancha y aumentar los servicios digitales básicos es una estrategia sensata, especialmente teniendo en cuenta el éxito en regiones con acceso a Internet móvil. La regulación existente también debe aprovecharse para fomentar la oferta de contenidos locales y aumentar el número de usuarios digitales. La economía digital tiene el potencial de ser un impulsor significativo del crecimiento económico en Perú, pero se necesita una planificación cuidadosa y medidas concretas para que esto suceda.

  32. Aunque se espera que los próximos años sean difíciles, la economía digital ofrece oportunidades para diversificar la economía, crear empleos y aumentar la eficiencia empresarial. La transformación digital puede abrir nuevas oportunidades en áreas como la tecnología, la innovación y los servicios en línea y contribuir a la recuperación económica. Sin embargo, es crucial abordar los desafíos de la inclusión digital y la brecha tecnológica para garantizar que los beneficios de la economía digital lleguen a todos los sectores de la sociedad. Además, la estabilidad política y la implementación eficaz de políticas son esenciales para crear un entorno propicio para el crecimiento económico sostenible.

  33. El Instituto Peruano de Economía (IPE) ha reducido sus pronósticos de crecimiento para el 2023 de 0.8% a -0.3%, lo que representa uno de los peores registros en las últimas décadas, excluyendo el año 2020, y del 2.3% al 2.1% para el 2024. En este contexto económico desafiante, se ha presentado un proyecto de Ley de Economía Digital en el Parlamento peruano, que busca impulsar la conectividad y la inclusión. Sin embargo, aunque la iniciativa es ambiciosa en sus objetivos, carece de detalles concretos y se asemeja a otras normativas vigentes. Además, no aborda la priorización de elementos críticos, como la infraestructura, el talento digital y los bienes y servicios digitales, que son esenciales para el desarrollo de la economía digital. Se sugiere que el enfoque debería centrarse en la ampliación de la conectividad de banda ancha y el aumento de servicios digitales básicos, aprovechando la regulación existente y fomentando la adopción digital para enfrentar los desafíos económicos venideros en Perú.

  34. El artículo arroja luz sobre la coyuntura económica de Perú y resalta la revisión a la baja de las proyecciones de crecimiento para los años 2023 y 2024 por parte del Instituto Peruano de Economía (IPE). Se hace referencia a un proyecto de Ley de Economía Digital, propuesto por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi, que se plantea como una posible solución a los desafíos económicos. No obstante, el autor critica la falta de claridad en cuanto a la priorización de elementos fundamentales para impulsar la economía digital, tales como la infraestructura y el fomento del talento digital. Se plantea la idea de que expandir la conectividad de banda ancha y promover servicios digitales esenciales podría representar una vía significativa para estimular el crecimiento en el contexto peruano. Personalmente, considero que esta propuesta está bien fundamentada y debería ser implementada.

  35. El artículo destaca la importancia de la economía digital en un momento de desafíos económicos en Perú. Aunque la propuesta legislativa sobre economía digital es bienintencionada, carece de una estrategia clara para priorizar entre infraestructura, talento y negocios digitales. Se sugiere que el enfoque debería centrarse en ampliar la conectividad de banda ancha y promover servicios digitales básicos, siguiendo el ejemplo de países como India y Costa Rica. Esto podría ayudar a mejorar la situación económica en Perú y aprovechar el potencial de la economía digital, especialmente en regiones con acceso a Internet más amplio, como Moquegua, Tacna y Arequipa.

  36. En el artículo se menciona la problemática a nivel económico por el que atravesará el país al cierre de este año y para el 2024, donde el Instituto Peruano de Economía (IPE) ha proyectado recortes al crecimiento del PBI. Y ante todo ese panorama, un parlamentario ha propuesto un proyecto de ley de Economía Digital para actuar frente a los desafíos venideros; y aunque podría ser una buena opción; ya que, significaría que el Perú sea un país mucho más conectado, inclusivo y competitivo, también genera cierta incertidumbre; por ejemplo, en cuanto a determinar qué exactamente se debería priorizar: infraestructura, talento digital o los bienes y servicios a transar. A pesar de todo ello, considero que de todas maneras uno de los principales puntos a abordar por el gobierno debe ser la ampliación de banda ancha y asegurarse de que cada vez más ciudadanos puedan gozar de un servicio tan esencial como lo es el internet; lo cual, impactaría notablemente en aumentar los niveles de productividad y el crecimiento económico del país.

  37. En este artículo analizamos la difícil situación económica en Perú y plantea la posibilidad de la economía digital como una vía para enfrentar estos desafíos. Se destaca la necesidad de priorizar entre la infraestructura, el talento digital y los bienes y servicios digitales para impulsar la economía digital en Perú. Aunque el proyecto de ley no ofrece una respuesta clara a esta priorización, se sugiere que la ampliación de la conectividad de banda ancha y el aumento de los servicios digitales básicos deberían ser el enfoque principal.

  38. En mi opinión crítica, es evidente que los próximos años serán un desafío económico para los peruanos. La economía digital tiene el potencial de ser una tabla de salvación en este escenario sombrío, pero esto requiere una estrategia precisa y un enfoque en la regulación existente.

    Es alentador ver que hay regulaciones pendientes que podrían impulsar la economía digital, pero la clave está en poner en práctica estas regulaciones para fomentar una mayor oferta de contenido local y aumentar el número de usuarios digitales. La economía digital puede ser un motor de crecimiento importante si se gestiona adecuadamente.

    Sin embargo, es crucial que esta estrategia se base en la realidad y en un análisis preciso de la situación económica del país. Los peruanos necesitan soluciones concretas y efectivas en lugar de promesas vacías. La economía digital puede ser una parte de la solución, pero debe abordarse de manera estratégica y realista para ser verdaderamente beneficiosa en estos tiempos difíciles.

  39. La motivación expresada en el texto suena ambiciosa y llena de buenos deseos, pero al analizarlo detenidamente, parece que la realidad no se corresponde con las palabras. Además, muchas de las ideas ya están contempladas en marcos normativos existentes.

  40. El artículo nos indica sobre la situación económica en Perú y el recorte en las proyecciones de crecimiento para 2023 y 2024 por parte del Instituto Peruano de Economía (IPE). Se menciona un proyecto de Ley de Economía Digital promovido por el congresista Jorge Luis Flores Ancachi como una posible solución a los desafíos económicos. Sin embargo, el autor critica que el proyecto carece de claridad en la priorización de elementos clave para fomentar la economía digital, como la infraestructura y el talento digital. Se sugiere que la expansión de la conectividad de banda ancha y servicios digitales básicos podría ser una vía importante para impulsar el crecimiento en el contexto peruano. Lo cual yo considero que está bien plantado y debería ponerse en marcha.

  41. Desde la llegada de la pandemia la transformación digital es un requisito para competir en el mercado, y las empresas peruanas están adoptando tendencias digitales como el uso de la nube y la analítica avanzada para generar valor, por lo que el gobierno peruano también está comprometido a impulsar la economía digital, el comercio electrónico y la innovación para beneficiar a las pequeñas y medianas empresas, este año se ha llevado a cabo una politica de transformación digital y sostenibilidad con los concursos de Proinnovate para todos los emprendedores peruanos.

  42. Este artículo aborda la situación económica de Perú y cómo la transición hacia una economía digital plantea desafíos en los próximos años. Se enfoca en la incertidumbre que rodea la economía peruana, en parte debido a la inestabilidad política y la situación económica global.

    Se discute cómo la economía digital tiene el potencial de ser un motor de crecimiento, pero también presenta desafíos, como la necesidad de inversión en infraestructura y la capacitación de la fuerza laboral. El artículo sugiere que, si bien los próximos años pueden ser desafiantes, la adopción de tecnologías digitales y la promoción de la innovación pueden ofrecer oportunidades para impulsar el crecimiento económico.

  43. El artículo sobre la crisis peruana y la economía digital ofrece una visión interesante de los desafíos económicos que enfrenta el Perú en un contexto de cambios tecnológicos y desafíos económicos. Se destaca la necesidad de adaptación a las nuevas tendencias digitales para impulsar el crecimiento económico. Aunque se anticipan tiempos difíciles, se plantea la posibilidad de que la economía digital ofrezca oportunidades para superar estos desafíos. En resumen, el artículo brinda una perspectiva valiosa sobre la relación entre la economía digital y la situación económica en Perú.

  44. Considero que la economía digital podría convertirse en una herramienta significativa para afrontar la crisis económica que afecta al Perú. En este contexto, la digitalización de los procedimientos de producción se presenta como un potente impulsor del crecimiento, y se sugiere que en naciones en desarrollo como el Perú se debiera realizar una evaluación de prioridades en relación con los tres elementos esenciales que propician la emergencia de la denominada economía digital: la infraestructura, la competencia digital y los productos y servicios a comercializar (el comercio digital). En esta perspectiva, la digitalización de los procedimientos de producción y la implementación de la economía digital en el ámbito del mercadeo podrían representar herramientas valiosas para hacer frente a la crisis económica que enfrenta el Perú. No obstante, es fundamental dar prioridad a la expansión de la conectividad de banda ancha y llevar a cabo una decidida expansión de una mayor oferta de servicios digitales básicos para garantizar un acceso inclusivo para todos los segmentos de la población y así prevenir la aparición de desigualdades socioeconómicas.

  45. El artículo «La Crisis Peruana, la Economía Digital y sus Posibilidades» destaca la crisis económica en Perú y la importancia de la economía digital como una oportunidad en tiempos difíciles. Como estudiante de marketing, me hace reflexionar sobre la necesidad de adaptarse a los cambios del mercado y considerar la innovación y la digitalización como elementos clave en el marketing. En resumen, este artículo subraya la importancia de estar preparado para los desafíos y de invertir en tecnología en el mundo del marketing.

  46. La transformación digital lleva tiempo, y enfrentar la crisis actual requerirá esfuerzos concertados en múltiples frentes, que van más allá de la tecnología. Además, la brecha digital, la falta de infraestructura y la capacitación son desafíos que deben abordarse para aprovechar plenamente las ventajas de la economía digital.

    Es fundamental que el gobierno, las empresas y la sociedad trabajen juntos para aprovechar el potencial de la economía digital y, al mismo tiempo, implementar políticas que aborden las necesidades más apremiantes en un momento de crisis. La inversión en infraestructura, la educación y la creación de un entorno favorable para la innovación son pasos clave.

  47. Me parece un artículo muy relevante para nuestros conocimientos, ya que destaca una revisión a la baja en las proyecciones de crecimiento económico en Perú y se hace una crítica a la falta de enfoque y priorización en el proyecto de Ley de Economía Digital y sugiere que para mejorar la economía peruana en tiempos difíciles, es necesario centrarse en una estrategia más precisa de impulso a la economía digital, aprovechando la regulación existente y fomentando el acceso a la banda ancha y servicios digitales básicos, puesto que estamos en un mundo más digitalizado.

  48. La economía digital ha ganado peso en nuestras vidas y para el futuro promete seguir haciéndolo con el desarrollo de tecnologías como el Internet de las cosas, inteligencia artificial (IA), realidad virtual, blockchain, coches autónomos… Tener al alcance este tipo de posibilidades nos ofrece ventajas como:
    Información. Los usuarios disponen de los datos suficientes para tomar decisiones sobre los productos o servicios que buscan. Además de la proporcionada por el fabricante, la información de otros clientes en foros o reseñas ayudan a mejorar la experiencia de compra.
    Cercanía. A través de las diferentes opciones de canales de atención, el cliente puede contactar de forma más directa con el fabricante o prestador del servicio para solventar dudas o solucionar inconvenientes al respecto.
    Presencia global. La oferta de bienes y servicios puede estar disponible para los usuarios en cualquier momento y lugar, permitiendo a las empresas acceder a diferentes mercados.
    Seguridad. Las transacciones digitales cuentan con tecnología que las hace seguras. La autentificación reforzada de los pagos digitales es un ejemplo de ello.
    Excelente artículo, Feliicitaciones Maite.

  49. Casi sin darnos cuenta, la conexión a Internet y el acceso a la información en tiempo real ha cambiado nuestra forma de acceder a los productos y servicios tradicionales. Sectores como el bancario o el comercio se han transformado gracias a la tecnología, y otros como el agrario ya están en camino.

  50. es para consensuar, la digitalización de los procesos productivos es un gran catalizador de crecimiento. Sin embargo, más actualmente la literatura especializada sugiere que países en vías de desarrollo como el Perú y con crecimiento cada vez más marginal tienen que hacer un ejercicio de priorización entre los tres elementos críticos que facilitan la aparición de la llamada economía digital: infraestructura, talento digital y los bienes y servicios a transar (el negocio digital).

  51. Me parece un poco aventurero, navegando por la página del Parlamento se puede ubicar un proyecto de Ley de Economía Digital promovido por el congresista de Acción Popular, Jorge Luis Flores Ancachi, que en su exposición de motivos señala que “no es solo una respuesta a los desafíos actuales, sino una visión de futuro para un Perú más conectado, inclusivo y competitivo”. Con leyes no se soluciona los problemas de la ecoinomía sino con inversiones privadas.

  52. El Instituto Peruano de Economía (IPE) recortó su proyección de crecimiento para el 2023 de 0,8% a -0,3%, uno de los peores registros del último cuarto de siglo sin contar el 2020 de pandemia, y de 2,3% a 2,1% para el 2024. Sólo nos queda tenre una economía de guerra en casa y economizar al máximo.

  53. Atomar medidas familiares, la crisis internacional y las guerras nos hundirán más con el fenómeno del Nño. Los próximos años serán duros para los bolsillos de todos los peruanos, por lo que la promesa de la economía digital podría coadyuvar a mejorar el escenario sombrío