Testimonios no cristianos de la existencia de Jesús de Nazareth

Imagen referencial / Crédito: Pixabay

No fue considerado  significativo para los historiadores de su tiempo aunque Flavio Josefo y Tácito se refieren a Cristo en sus escritos

Supuesto retrato romano de Flavio Josefo.
Supuesto retrato romano de Flavio Josefo. – wikimedia
Por: m.arrizabalaga

 

¿Padeció bajo el poder de Poncio Pilato? De la existencia de Jesús de Nazareth no duda ningún historiador serio. Para el historiador especializado en culturas antiguas Michael Grant, ya fallecido, hay más evidencia de que existió Jesús que la que tenemos de famosos personajes históricos paganos. También James H. Charlesworth escribió: «Jesús sí existió y sabemos más de él que de cualquier palestino judío antes del 70 d.C.». E. P. Sanders en «La figura histórica de Jesús» afirma: «Sabemos mucho sobre Jesús, bastante más que sobre Juan el Bautista, Teudas, Judas el Galileo y otra de las figuras cuyos nombre tenemos de aproximadamente la misma fecha y el mismo lugar». y F.F. Bruce, autor de «¿Son fidedignos los documentos del Nuevo Testamento?», sostiene que «para un historiador imparcial, la historicidad de Cristo es tan axiomática como la historicidad de Julio César».

«La muerte en cruz es el hecho histórico mejor atestiguado de la biografía de Jesús», señala a ABC Santiago Guijarro, catedrático de Nuevo Testamento de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

Jesús no fue considerado como significativo por los historiadores de su tiempo. Si aparece en la literatura pagana y judía de la época fue por el empuje de los cristianos que le siguieron. «Ninguno de los historiadores no cristianos se propuso escribir una historia de los comienzos del cristianismo, y por esta razón sólo mencionan los acontecimientos que tenían alguna relevancia para la historia que estaban contando. Sin embargo, el valor de estos datos puntuales es muy grande», explica Guijarro en «El relato pre-marcano de la Pasión y la historia del cristianismo».

 

El historiador norteamericano John P. Meier relata en «Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico» cómo «cuando en conversaciones con gente de la prensa y el libro (…) ésta fue casi invariablemente la primera pregunta: Pero ¿puede usted probar que existió? Si me es posible reformular una interrogación tan amplia en una más concreta como «¿Hay pruebas extrabíblicas en el siglo I d.C. de la existencia de Jesús? Entonces creo que, gracias a Josefa (Flavio Josefo), la respuesta es sí».

El historiador judío romanizado (37 a 110 d.C.) recoge en el texto conocido como «Testimonium flavianum» de su libro «Antigüedades judías (91-94)» una referencia a Jesús que si bien se cree que fue retocada con las frases abajo entre paréntesis, se considera auténtico: «En aquel tiempo apareció Jesús, un hombre sabio, (si es lícito llamarlo hombre); porque fue autor de hechos asombrosos, maestro de gente que recibe con gusto la verdad. Y atrajo a muchos judíos y a muchos de origen griego. (Él era el Mesías) Y cuando Pilato, a causa de una acusación hecha por los principales de entre nosotros lo condenó a la cruz, los que antes le habían amado, no dejaron de hacerlo. (Porque él se les apareció al tercer día de nuevo vivo: los profestas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él) Y hasta este mismo día la tribu de los cristianos, llamados así a causa de él, no ha desaparecido».

En Ant. 20.9.1. también hace referencia a «Jesús, que es llamado Mesías» al dar cuenta de la condena a Santiago a ser apedreado.

Tácito (116 d.C.)

Wien- Parlament-Tacitus.jpg
Gayo o Publio Cornelio Tácito a​ (c. 55-c. 120) fue un político e historiador romano de época flavia y antonina. Escribió varias obras históricas, biográficas y etnográficas, entre las que destacan los Anales y las Historias.

 

El historiador romano (56 a 118 d.C) menciona a «Cristo» en sus « Anales» escritos hacia el año 116 d.C. al hablar sobre Nerón y el incendio de Roma en el año 64. Informa de la sospecha que existía de que el propio emperador había ordenado el fuego y recoge cómo «para acallar el rumor, Nerón creó chivos expiatorios y sometió a las torturas más refinadas a aquellos a los que el vulgo llamaba “crestianos”, [un grupo] odiado por sus abominables crímenes. Su nombre proviene de Cristo, quien bajo el reinado de Tiberio, fue ejecutado por el procurador Poncio Pilato. Sofocada momentáneamente, la nociva superstición se extendió de nuevo, no sólo en Judea, la tierra que originó este mal, sino también en la ciudad de Roma, donde convergen y se cultivan fervientemente prácticas horrendas y vergonzosas de todas clases y de todas partes del mundo».

Los historiadores consideran a Flavio Josefo y Tácito como los testimonios primitivos independientes relativos al mismo Jesús más consistentes, aunque también hay otras fuentes que recogen datos sobre los primeros cristianos:

Plinio, el joven (112 d.C.)

Plinio el Joven - Wikipedia, la enciclopedia libre
Cayo Plinio Cecilio Segundo (en latín Caius Plinius Caecilius Secundus; Como, Italia, 61 – Bitinia, c. 112), conocido como Plinio el Joven, fue un abogado, escritor y científico de la antigua Roma.

 

Procónsul en Bitinia del 111 al 113 y sobrino de Plinio el Viejo. Se conservan 10 libros de cartas que escribió. En la carta 96 del libro 10 escribe al emperador Trajano para preguntarle qué debía hacer con los cristianos, a los que condenaba si eran denunciados. En ella cita tres veces a Cristo y señala que los cristianos decían que toda su culpa consistía en reunirse un día antes del alba y cantar un himno a Cristo «como a un dios»: «Decidí dejar marcharse a los que negasen haber sido cristianos, cuando repitieron conmigo una fórmula invocando a los dioses e hicieron la ofrenda de vino e incienso a tu imagen, que a este efecto y por orden mía había sido traída al tribunal junto con las imágenes de los dioses, y cuando renegaron de Cristo (Christo male dicere). Otras gentes cuyos nombres me fueron comunicados por delatores dijeron primero que eran cristianos y luego lo negaron. Dijeron que habían dejado de ser cristianos dos o tres años antes, y algunos más de veinte. Todos ellos adoraron tu imagen y las imágenes de los dioses lo mismo que los otros y renegaron de Cristo. Mantenían que la sustancia de su culpa consistía sólo en lo siguiente: haberse reunido regularmente antes de la aurora en un día determinado y haber cantado antifonalmente un himno a Cristo como a un dios. Carmenque Christo quasi deo dicere secum invicem. Hacían voto también no de crímenes, sino de guardarse del robo, la violencia y el adulterio, de no romper ninguna promesa, y de no retener un depósito cuando se lo reclamen».

Trajano contestó a Plinio diciéndole que no buscara a los cristianos, pero que, cuando se les acusara, debían ser castigados a menos que se retractaran.

Suetonio (120 d.C.)

VIDA DE LOS DOCE CESARES. SUETONIO TRANQUILO CAYO. Libro en papel. 9786074157291 Librería El Sótano
Cayo o Gayo Suetonio Tranquilo a​ (c. 70-post. 126) fue un historiador y biógrafo romano durante los reinados de los emperadores Trajano y Adriano. Formó parte del círculo de amistades de Plinio el Joven.

El historiador romano (70-140 d.C.) hace una referencia en su libro «Sobre la vida de los Césares» donde narra las vidas de los doce primeros emperadores romanos. En el libro V se refiere a un tal «Chrestus» al mencionar la expulsión de los judíos de Roma ordenada por el emperador Claudio: «Expulsó de Roma a los judíos que andaban siempre organizando tumultos por instigación de un tal Chrestus».

La mayoría de los historiadores coinciden en que Chrestus es Cristo porque era frecuente que los paganos confundieran Christus y Chrestus y no existe ningún testimonio sobre ningún Chrestus agitador desconocido.

En los Hechos de los Apóstoles se recoge este acontecimiento: «[Áquila y Priscila] acababan de llegar [a Corinto] desde Italia por haber decretado Claudio que todos los judíos saliesen de Roma».

Luciano (165 d.C.) 

Lucianus.jpg
Luciano, uno de los mayores genios satíricos de la literatura universal. Ha tenido imitadores en todas las épocas.

El escritor griego Luciano de Samosata satiriza a los cristianos en su obra «La muerte de Peregrino»: «Consideraron a Peregrino un dios, un legislador y le escogieron como patrón…, sólo inferior al hombre de Palestina que fue crucificado por haber introducido esta nueva religión en la vida de los hombres (…) Su primer legislador les convenció de que eran inmortales y que serían todos hermanos si negaban los dioses griegos y daban culto a aquel sofista crucificado, viviendo según sus leyes».

Mara Bar Sarapión (Final del siglo I)

Mara Bar Sarapión fue un filósofo estoico que refiere el escrito sobre Jesús donde se lee INRI, que es la abreviatura latina para Rey de los Judíos.

 

Existe una carta de Mara Ben Sarapión en sirio a su hijo en la que se refiere así a Jesús, aunque no lo menciona por su nombre: «¿Qué provecho obtuvieron los atenienses al dar muerte a Sócrates, delito que hubieron de pagar con carestías y pestes? ¿O los habitantes de Samos al quemar a Pitágoras, si su país quedó pronto anegado en arena? ¿O los hebreos al ejecutar a su sabio rey, si al poco se vieron despojados de su reino? Un dios de justicia vengó a aquellos tres sabios. Los atenienses murieron de hambre; a los de Samos se los tragó el mar; los hebreos fueron muertos o expulsados de su tierra para vivir dispersos por doquier. Sócrates no murió gracias a Platón; tampoco Pitágoras a causa de la estatua de Era; ni el rey sabio gracias a las nuevas leyes por él promulgadas».

Celso (175 d.C.)

Bust philosopher Louvre Ma544.jpg
Celsa. Filósofo epicúreo homónimo amigo de Luciano de Samosata, en su obra Doctrina verdadera (según otros traductores, Discurso sobre la verdad). Se burla de Jesucristo, que habría sido hijo de una judía amancebada con un soldado romano Pantero, que practico la magia que aprendió en Egipto y que por eso se ganó unos cuantos discípulos entre la plebe más miserable y digna de compasión. Para Celso el argumento más fuerte en contra de Cristo es su humillante muerte en la cruz, absolutamente indigna de una divinidad.

En «Doctrina verdadera» ataca a los cristianos. Aunque no se conserva su libro, sí muchas de sus citas por la refutación que escribió Orígenes unos 70 años después.

Relicario del Santo Clavo en la catedral de Trier, en Alemania. Crédito: Rabax63
Imagen positiva y negativa (tras la aplicación de filtros digitales) de la Sábana Santa de Turin. Crédito: Dianelos Georgoudis.  Fotografía de la Sábana Santa en dos versiones: a la izquierda, en positivo; y a la derecha, en negativo. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de una foto, la imagen en el sudario se trataría de la impresión directa del cuerpo sobre la tela, de tal manera que su lado derecho (a la izquierda en la imagen) correspondería a la izquierda del rostro real. Por tanto, vemos una imagen invertida a la realidad, es decir que en la frente habría una “Ǝ” y no una “E”.                                   

 

 

CORONA DE ESPINAS. San Juan dice que, en la noche entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, los soldados romanos se burlaban de Cristo y de su soberanía mediante la colocación de una corona de espinas sobre su cabeza. Juan 19:2 Y los soldados entretejieron una corona de espinas, y la pusieron sobre su cabeza, y le vistieron con un manto de púrpura; La corona está alojada en la catedral de París y es un círculo de bastones agrupados y unidos por hilos de oro. Las espinas fueron añadidas a este círculo trenzado el cual mide 21 centímetros de diámetro. Las espinas fueron divididas a lo largo de los siglos por los emperadores bizantinos y los reyes de Francia. Hay setenta, todas del mismo tipo, que se han confirmado que sean las espinas originales. Las reliquias de la Pasión presentadas en Notre-Dame de Paris se componen de una pieza de la Cruz, que se había mantenido en Roma y entregada por Santa Elena, madre del emperador Constantino, un clavo de la Pasión y la Santa Corona de Espinas. De éstas reliquias, la corona de espinas, es sin duda la más preciada y la más venerada. A pesar de numerosos estudios y trabajos de investigación histórica y científica, su autenticidad no puede ser certificada. Ha sido objeto de más de dieciséis siglos de ferviente oración cristiana.                                                                                                

¿Hay documentos históricos sobre Jesús, fuera de la Biblia?Javier Martinez

 

50 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Las referencias escritas más antiguas sobre Jesús datan de después de su muerte: aparece por primera vez en las cartas de San Pablo, redactadas entre 20 y 30 años después de la crucifixión. San Pablo nunca conoció a Jesús, aunque según cuenta a OpenMind el especialista en estudios del Nuevo Testamento Simon Gathercole, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), “conoció a los discípulos de Jesús y también a sus hermanos” (en referencia sobre todo a Santiago el Justo, cuyo parentesco con Jesús es motivo de discrepancia entre distintos cultos cristianos).
    Un artículo magistral, me encanto, las galería de imágenes y sus leyendas son de lo mejor. El vídeo lrefuerza el artículo.

  2. Excelente artículo, La certeza sobre la existencia de Jesús es prácticamente indiscutible. Existe un amplio consenso entre los historiadores que reconoce que una persona llamada “Cristo” nació en tiempos de Herodes El Grande y murió crucificado en tiempos de Herodes Antipas bajo la autoridad de Poncio Pilato. Todo ello en la provincia romana de Judea. El interés por comprobar la existencia de Jesús surgió en el siglo XVIII y la iniciativa se conoció como la “búsqueda del Jesús histórico”. A partir de ese momento, cada tanto algún académico retoma la cuestión e intenta reavivar el debate. Los principales documentos históricos para conocer la vida de Cristo son los Evangelios, a los que podrían agregarse los testimonios de los primeros Padres de la Iglesia. No obstante, varios escritores antiguos nos brindan datos muy importantes sobre su existencia.

  3. 37. Excelente artículo, La certeza sobre la existencia de Jesús es prácticamente indiscutible. Existe un amplio consenso entre los historiadores que reconoce que una persona llamada “Cristo” nació en tiempos de Herodes El Grande y murió crucificado en tiempos de Herodes Antipas bajo la autoridad de Poncio Pilato. Todo ello en la provincia romana de Judea. El interés por comprobar la existencia de Jesús surgió en el siglo XVIII y la iniciativa se conoció como la “búsqueda del Jesús histórico”. A partir de ese momento, cada tanto algún académico retoma la cuestión e intenta reavivar el debate. Los principales documentos históricos para conocer la vida de Cristo son los Evangelios, a los que podrían agregarse los testimonios de los primeros Padres de la Iglesia. No obstante, varios escritores antiguos nos brindan datos muy importantes sobre su existencia.

  4. Según estos historiadores antiguos no se puede dudar de la existencia de Jesús. El fue el que partió la historia de la Humanidad en dos: antes de él y después de él. Un par de décadas más tarde se escribieron los Evangelios del Nuevo Testamento, que se narran como si se basaran en testimonios de primera mano. Y pese a ello, muy poco de ellos puede considerarse rigurosamente histórico, a juicio de los expertos. Algunos eruditos que defienden la existencia de Jesús dicen que el Nuevo Testamento menciona personas reales y eventos que están justificados por documentos históricos y descubrimientos arqueológicos.

  5. Jesús era un ser espiritualmente elevado, asi que solo atravez de viviendo una vida elevada espiritual se puede obtener un testimonio de su existencia, que va en contra de cualquier razonamiento o conocimiento humano. Yo sé que vivió en esta tierra y ahora esta junto al Padre, por que tenemos fe y fe es creer en algo que no puedes ver ni tocar, pero que sientes y sabes que es verdadero.

  6. Las polémicas con el cristianismo y con la existencia de Jesús, la encarnación, la muerte y la resurrección del hijo de dios, es un tema que hasta ahora se está investigando y ahora haciendo uso de las nuevas tecnologías que han permitido generar, en base a criterios científicos, retratos de Jesús. Las referencias escritas más antiguas sobre Jesús datan de después de su muerte: aparece por primera vez en las cartas de San Pablo, redactadas entre 20 y 30 años después de la crucifixión.

  7. Interesante articulo donde podemos apreciar diferentes puntos de vista sobre la existencia de jesus de Nazareth no solo del punto de vista del cristianismo sino de diferentes historiadores ,con esto se puede respaldar mucho más sobre su existencia.

  8. Siempre que entras a canales como Natgeo o Discovery se pueden encontrar documentales acerca de la existencia de Jesús los cuales tratan de demostrar su existencia, lo que parece curioso es que no hayamos podido demostrar enteramente la existencia de un ser que marcó la historia al punto de que marcar una fecha antes o después de Cristo, muchos creyentes tenemos fe de su existencia, pero hablando científicamente con tanto avance tecnológico como aun no hemos podido demostrar su existencia.
    Existen escritos que lo mencionan como Tácito que habla sobre él o como Plinio que también lo cita tres veces en sus escritos, lastimosamente en su época no se le dio la importancia debida por lo que hay muy poca evidencia de su existencia, pero la hay y nos queda investigar más.
    Finalizando, sería de gran importancia para muchos creyentes el hecho de su existencia comprobada de manera científica debido a que les daría un gramo más de esperanza frente a un mundo que vemos que se cae a pedazos.

    • La biblia no es un libro como cualquiera y gracias éste artículo podemos darnos cuenta gracias a pruebas concretas acerca de la existencia de Jesús lo cuál me llena de mucha alegría saber que como católica puedo encontrar aquí argumentos sólidos a cómo responder ante cuestiones de personas que no creen en la palabra divina y la existencia de Jesús. Por otro lado, a lo largo de los años se ha mostrado una imagen de Jesús cuando realmente no sabemos con exactitud como había sido su rostro y algunos historiadores se negaban a escribir acerca de Jesús, no obstante, hay muchas pruebas que corrroboran que efectivamente Jesús existió y data mucha más información acerca de él más que de Juan el Bautista, Teudas y Judas el Galileo.

  9. A pesar de que cientos de millones de personas que profesan la fe cristiana han creído en el poder de su mensaje, un número creciente de historiadores y estudiosos ponen en duda la existencia de Jesús de Nazaret, pues más allá de los Evangelios y lo que se dice sobre él en el Nuevo Testamento, existen pocas evidencias históricas que sostengan o documenten la existencia del carpintero de Galilea.
    En otras palabras: para la historia, si un autor escribe sobre un hecho cien años después de que éste ocurrió, no se considera válido; del mismo modo, si la identidad del autor no puede establecerse claramente, esto hace que el registro sea mucho menos confiable. Sin embargo en mi posición, yo si soy creyente, y creo en la existencia de nuestro señor Jesucristo y su amor infinito hacia nosotros. Excelente artículo.

  10. Sin duda alguna este es un interesante artículo, que nos muestra en diversos escritos la evidencia de la existencia de Jesús. Muchos de estos escritos, tuvieron como autores personas que quizá no eran creyentes pero que citaron su importancia y relevancia en esos tiempos. Citas que hoy ayudan a muchas personas a no dudar de la fe que en ocasiones por muchas situaciones externas puede verse dudosa. Muy buen articulo!

  11. Me gusto mucho este artículo, siendo creyente es importante la difusión de este articulo a personas no creyentes. Y este articulo demuestra que muchos no creyentes han mostrado evidencia de la vida y muerte de Jesús sin considerar las muchas pruebas que existen claro que no son prueban científicas pero son prueba aparente que Jesús nació y vivió para luego morir en una cruz por nosotros, para otras personas quizá no sea prueba necesaria para creer en la existencia de Jesús pero para muchos otras personas confirma lo que ya creíamos con pruebas o no por que nuestra fe es la que nos hace creer de la existencia de Jesús.

  12. Interesante siempre es bueno saber todas las versiones de vida de cualquier persona en este caso, es bonito ver que se presenten personajes históricos hablado en esta ocasión de Jesús; como los son Flavio Josefo, Tacito, Plinio, Suetonio y Luciano, que dieron su testimonio acerca de Jesús de Nazareth desde otra perspectiva indicando algunos que si fue un líder pero no como nos menciona la Biblia(a pesar que todos conocemos este libro y confiamos que la imagen y personalidad de Jesús fue como lo indica el libro mas leído en el mundo), al leer sus testimonios nos damos cuenta que si existió y fue un gran líder y que hasta el dia de hoy se sigue practicando las enseñanzas que el dejo.

  13. Qué interesante artículo, y sí hay muchas más evidencias de que existió Jesús, incluso la cueva en donde fue enterrado, y actualmente son museos, y como indica en el artículo distintos historiadores que no necesariamente han sido cristianos, y en sus distintas obras, mencionan a Jesús como Christo, o Yeshú, mencionan a sus seguidores de Jesús, a los cristianos que fueron perseguidos por poncio Pilato, que acusaban a Jesús de venir a imponer una nueva religión, y por esa razón lo crucificaron. Por otro lado es increíble la evidencia de la forma de su rostro en esa sábana, realmente Jesús habrá sido así? causa un poco de incertidumbre, y la corona de espinas, que está en Paris, son evidencian que confirman la existencia de Jesús. Gran artículo!!

  14. No cabe duda que para los historiadores romanos de esa época Jesús fue simplemente un judío más que intentó rebelarse ante los romanos y que por ello terminó siendo masacrados y humillado en la cruz lo cual era la forma más cruel que tenían los Romanos para castigar a Los rebeldes de esa época es por ello también que los romanos escribieron muy poco sobre el suceso ya que para ellos eran mucho más importante conservar El dominio de dicha zona en la que Jesús había conseguido gran acogida ya que militarmente era una zona estratégica para el comercio y qué debido a esto no dudaron en acabar con él posiblemente más por un tema militar que por un tema religioso, por otra parte nadie puede negar su existencia ya que la misma historia se divide entre antes y después de Cristo y como bien lo relata el artículo ningún historiador serio podría negar su existencia ya que se tienen más datos de él que dejes a otro judío de la época y es por todo ello que aún se sigue investigando y tratando de encontrar pistas que revelen aún más datos sobre lo que pasó en aquellos tiempos interesante artículo

  15. Muy buen artículo para reflexionar y conocer un poco más sobre la vida terrenal de nuestro señor. Se observa podemos que varios historiadores y conocedores también pueden confirmar la existencia de Jesús. Existe mucha gente alrededor del mundo que no cree, porque no ve, ese es su pretexto, pero no es necesario ver algo para dar testimonio de que existe, es cuestión de tener fe en que nuestro señor y creador existe y no porque las investigaciones lo dicen incluso sin ellas, la creencia es Dios, nuestro señor es irrefutable.

  16. las evidencias y pruebas de la existencia de cristo, se argumenta que provienen de diversas fuentes alternas a las fuentes cristianas, dejando de lado la religión, fe y creencias y basándose netamente en fuentes fidedignas, de historiadores, teólogos y escritores como Tácito, Suetonio, Flavio Josefo y Plinio el Joven.
    indistintamente de nuestras creencias religiosas, se basan en las referencias evidenciadas en material histórico de la época que soportan la idea de la existencia de Jesús o cristo, es decir, fuentes fidedignas que soporten su existencia y neutralidad, siendo sientes diferentes a las cristianas.

  17. Historiadores no afines al cristianismo Flavio Josefo, Tacito, Plinio, Suetonio y Luciano hacen referencias a Jesús y sus acciones en sucesos posteriores en la era romana como el reinado de Nerón , el numero creciente de seguidores que eran perseguidos , indirectamente sobre alguien en Jerusalen que predicaba un reino celestial y fue crucificado , el vía Crucis y expansión de la religión son innegables junto con el sudario , la corona de espinas , los evangelios de los apóstoles , las conexiones son claras , lo que más se discute es la divinidad al haber muchas religiones que lo ven como un profeta y no el Hijo de Dios pero sus enseñanzas reflejan los mandamientos , el camino a seguir para llegar a Dios y se sacrificio por nosotros para volver otra vez y guiar las almas venciendo al mal

  18. Interesante artículo que nos evidencia la existencia de Jesús de Nazareth, quien dio la vida por nosotros para podernos salvar del pecado. Los creyentes al paso de cada lectura fortalecemos nuestra fe. Muchos historiadores confirman la existencia de nuestro señor creador aquí en la tierra, a pesar que hay muchos detractores frente a este tema, somos nosotros que por cuestiones de fe y pruebas como lo plasman el Nuevo Testamento que menciona personas reales y eventos que están justificados por documentos históricos y descubrimientos arqueológicos es que convierten en la existencia real de Jesús.
    Las referencias antiguas no solo se encuentran en los autores cristianos, sino también en los textos antiguos judíos y romanos. Seamos devotos a nuestras creencias y a nuestro señor Jesús.

  19. La muerte en cruz es el hecho histórico mejor atestiguado de la biografía de Jesús, aunque muchos historiadores y filósofos nieguen la existencia de Jesús o lo tomen como un hombre cualquiera hay algo que no se puede ocultar y negar y es que existen muchas evidencias y pruebas de que lo que está escrito en la biblia es real, los lugares, las señales entre otras cosas, de dice que la biblia es un libro más sin embargo si analizamos detenidamente, todo lo ocurrido tiene lugar real y pruebas concretas, por ejemplo en el apocalipsis hay muchas cosas mencionadas que se están cumpliendo, es sorpréndete como en un libro llamado Biblia podamos encontrar tantas respuestas y alivio a nuestras vidas.

  20. La biblia tiene mala fama porque muchos se la han dado ,diciendo que es un libro moralista y juzgador, pero no es así es un libro de historias que cuentan el principio de la existencia y el fin de todo, literalmente es fantástico esta lleno de ideas que expanden tu mente, también te aconseja para tener éxito en la vida a través de sus parábolas. En cuanto a lo místico y misterioso eso si es otro tema, si te interesa conocer a ese ser que la biblia dice se llama dios, en por seguro que lo vas a encontrar en ese libro llamado biblia, cuando Moisés escribió el Génesis, ya existían escritos de diferentes culturas de la época que hacían referencia a la creación o aparición del mundo. Por eso Moisés escribe como fue en realidad por encargo del Dios Viviente y Verdadero. Por eso Moisés escribe que “En el principio Dios creo los cielos y la tierra…” y empieza a narrar lo que Dios hizo día por día, y no como las narraciones mitológicas de las culturas de ese entonces, los cuales cambiaron la verdad por la mentira, y el alejarse del Dios Verdadero, se olvidaron la verdad del principio. Que estas culturas o personajes hayan existido antes de Jesucristo, lo cual es cierto, pero no confirma que sea verdad lo que narran. desde cuando los hechos o afirmaciones que son antiguas son verdaderas a las afirmaciones que se hacen con posterioridad. Por ejemplo antes se creía que la tierra era plana, pero después se confirmo que era redonda, como se afirma en el libro de Job. Y así, por el estilo. Creo que los que no quieren creer que Jesucristo existió, es por que al afirmar que sí, tendrían que aceptar que hay un Dios, por tal motivo tendrían que dar cuenta de sus actos ante el Juez Justo. Y eso es lo que los hace negar a Jesucristo. El dijo “El que me conociere a mí, conocería a mi Padre” “Y no quieren venir a mí para que les de vida” “El que tiene al Hijo, tiene la vida, pero el que no tiene al Hijo no tiene la vida, sino que la ira de Dios está sobre sus cabezas”. No se trata si existió o no, se trata de que aman su pecado y la Palabra de Dios los juzga, por eso lo niegan, pero en el fondo saben que existe, aunque lo nieguen.

  21. Historiadores, filósofos, sabios y eruditos…..
    Entre romanos, hebreos, griegos y judíos tienen una percepción histórica de la vida que pudo ser de Jesús.
    Muchos coinciden en sus libros y citas con la existencia de un hombre que fue distinto y promulgó el amor por Dios, acompañado de alumnos ( discípulos) quienes caminaban al lado de dicho mesías como algunos lo llamaban.
    Diferentes hipótesis, diferentes argumentos pero con muchas casualidades sin determinar la procedencia exacta de Jesús se dice de el que iba haciendo milagros y dando mensaje de amor y esperanza para su pueblo.
    Estos escritores coinciden muchos de ellos que dieron muerte a Jesús en una cruz de palo.
    Existió este hombre diferente, el cristianismo tiene la certeza que fue nuestro Salvador por todo lo que está escrito y por los muchos testigo que hubieron en aquella época.

  22. Tanto Flavio, Josefo y otros historiadores concuerdan en que Jesús de Nazaret existió y es debido a esa tradición que podemos conocer con certeza la existencia del personaje más grande de la religión católica y del mundo occidental, teniendo en cuenta que el libro más importante desde que se inventó la escritura y el más leído fue la Biblia seguido por las Aventuras de Marco Polo.
    A su vez, no solo en la Biblia se encuentran los registros de la existencia de Jesús, sino que existe mucha evidencia de su existencia y de los múltiples objetos santos como el relicario o la lanza, aunque también su existencia ha estado envuelta en mucha controversia.
    Por ello debemos tener en cuenta que la tradición católica, como parte de la cultura occidental y de toda la humanidad, nos ofrece múltiples personajes, como los apóstoles o el propio Jesús de Nazaret con un cargado simbolismo presente hasta en el libro del Apocalipsis.

  23. Artículo muy bueno y de reflexión que evidencia la existencia de nuestro señor creador. Con lo leído podemos ver que varios historiadores también pueden confirmar y dar respaldo respecto a Jesús. Sabemos que la ciencia y quiénes no creen en Jesús niegan esta existencia y de todo lo que sacrifico por nosotros, pero quiénes somos los creyentes , somos fieles a la fe y su esencia. Creer es poder y si creemos debe seguir así nuestro legado. “Creo en padre todopoderoso , creador del cielo y de la tierra y creo en Jesucristo, su único hijo nuestro señor, que fue concebido por obra y gracia del espíritu santo…” Momento de reflexión , ¡feliz jueves y viernes santo!

  24. En tiempos de pandemia, hambre, miseria, desocupación y muerte es necesario que la Universidad Peruana como la UNFV brinde tribuna universitaria a temas religiosos que es lo más necesidad espiritual nos falta a todos. Es muy importante el consenso entre académicos y científicos sobre la personalidad histórica y divina de Jesús de Nazareth. la abundancia de textos históricos convierte la existencia real de Jesús en lo que McCane define como un “amplio y profundo consenso entre los académicos”, con independencia de sus creencias religiosas. “No conozco ni he oído a ningún historiador o arqueólogo formado que dude de su existencia”, añade. Con toda esta carga de pruebas, para Meyers “quienes niegan la existencia de Jesús son como los negacionistas del cambio climático”.

    Y todo ello a pesar de que los restos físicos son virtualmente inexistentes. “No hay pruebas arqueológicas directas de Jesús; las pruebas no textuales comienzan alrededor del año 200”, dice Gathercole. Dejando aparte la arqueología referente a episodios de la vida de Jesús cuya veracidad se cuestiona, la crucifixión se ha relacionado con diversos artefactos. Abundan los presuntos fragmentos de la cruz dispersos por las iglesias de Europa; tantos que, según escribió en 1543 el teólogo protestante Juan Calvino, con todos ellos podría llenarse un barco. Algo similar ocurre con los clavos: se han contabilizado hasta 30. Un artículo que vale un Perú en Semana Santa. Bendiciones a todos los lectores de esta gran revista.

  25. Para dar más sustento histórico sobre la existencia, vida, pasión, muerte, resurrección y ascensión al cielo de nuestro amado Jesucristo es bueno citar fuentes históricas de relevancia. Una de ellas es la de los Evangelios del Nuevo Testamento, que se narran como si se basaran en testimonios de primera mano. Y pese a ello, muy poco de ellos puede considerarse rigurosamente histórico, a juicio de los expertos. En concreto, solo el bautismo de Jesús por Juan el Bautista y su crucifixión son los dos episodios generalmente aceptados, y no por todos: “La crucifixión es segura, pero el bautismo es difícil de probar o ubicar“, señala a OpenMind el arqueólogo e investigador bíblico Eric Meyers, profesor emérito de estudios judaicos de la Universidad de Duke (EEUU).

  26. PQuiero compartir otra fuente: Para más de 2.000 millones de personas es una cuestión de fe. Casi la tercera parte de la humanidad no necesita pruebas de que hace 2.000 años caminó sobre la Tierra un hombre llamado Yeshua, Jesús en otras lenguas, conocido por sus seguidores como Cristo, el Mesías. Sin embargo, fuera del coto privado de las creencias, lo que se extiende es un vasto territorio para la investigación, que sí debe desenterrar las pruebas históricas y científicas para dar respuesta a una duda razonable: ¿realmente existió Jesús de Nazaret? ¿O es una tradición construida sobre una leyenda, como las de Robin Hood o el rey Arturo?
    Las referencias escritas más antiguas sobre Jesús datan de después de su muerte: aparece por primera vez en las cartas de San Pablo, redactadas entre 20 y 30 años después de la crucifixión. San Pablo nunca conoció a Jesús, aunque según cuenta a OpenMind el especialista en estudios del Nuevo Testamento Simon Gathercole, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), “conoció a los discípulos de Jesús y también a sus hermanos” (en referencia sobre todo a Santiago el Justo, cuyo parentesco con Jesús es motivo de discrepancia entre distintos cultos cristianos).
    Un artículo magistral, me encanto, las galería de imágenes y sus leyendas son de lo mejor. El vídeo lrefuerza el artículo.

  27. Esta es la mejor evidencia de la existencia de Jesucristo, un historiador judío romanizado que dijo toda una verdad innegable para la historia de la humanidad. Me encanto: El historiador judío romanizado (37 a 110 d.C.) recoge en el texto conocido como «Testimonium flavianum» de su libro «Antigüedades judías (91-94)» una referencia a Jesús que si bien se cree que fue retocada con las frases abajo entre paréntesis, se considera auténtico: «En aquel tiempo apareció Jesús, un hombre sabio, (si es lícito llamarlo hombre); porque fue autor de hechos asombrosos, maestro de gente que recibe con gusto la verdad. Y atrajo a muchos judíos y a muchos de origen griego. (Él era el Mesías) Y cuando Pilato, a causa de una acusación hecha por los principales de entre nosotros lo condenó a la cruz, los que antes le habían amado, no dejaron de hacerlo. (Porque él se les apareció al tercer día de nuevo vivo: los profestas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él) Y hasta este mismo día la tribu de los cristianos, llamados así a causa de él, no ha desaparecido».

  28. Un excelente artículo que evidencia la presencia histórica y fortalece nuestra fe y es un golpe para aquellos que niegan la existencia de Jesús que se entrego por nosotros. ¿Padeció bajo el poder de Poncio Pilato? De la existencia de Jesús de Nazareth no duda ningún historiador serio. Para el historiador especializado en culturas antiguas Michael Grant, ya fallecido, hay más evidencia de que existió Jesús que la que tenemos de famosos personajes históricos paganos. También James H. Charlesworth escribió: «Jesús sí existió y sabemos más de él que de cualquier palestino judío antes del 70 d.C.».