Liderazgo femenino: ¿Por qué las mujeres ocupan menos cargos directivos que los hombres?

En las empresas de nuestro país, de cada 10 miembros de un directorio, solo 3 son mujeres. ¿A qué se debe esta cifra tan baja? Los estereotipos y el famoso “techo de cristal” son algunas de las razones detrás.

La desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral y a nivel de posiciones de liderazgo sigue representando una de las grandes inequidades en el país. De acuerdo con el ranking PAR Latam 2020 que elabora Aequales, aunque el 58 % de empresas que operan en el Perú tiene políticas de equidad de género, solo el 21,3 % tienen como líder CEO a una mujer, una cifra por debajo del promedio de Latinoamérica (23,9 %). Además, en los puestos de junta directiva, por cada 7 hombres, solo hay 3 mujeres.

La brecha de género en las organizaciones es latente no solo en el Perú, sino también en el mundo. Un reporte de la consultora internacional Grant Thornton encontró que, en el 2020, a nivel mundial, el porcentaje promedio de mujeres en puestos de alta dirección era de 29 %. Si nos centramos en América Latina, las mujeres ocupan solo un 7 % de posiciones en juntas directivas, según un estudio de Deloitte de 2017.

Deborah France-Massin, directora de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya ha declarado para la Naciones Unidas que, lamentablemente, mientras más arriba se mira en el directorio de una compañía, es menos probable encontrar el nombre de una mujer.

¿Por qué las mujeres ocupan menos cargos directivos que los hombres?

La OIT ya ha afirmado en un estudio que los negocios que emplean a mujeres en altos cargos registran un mayor rendimiento y aceleran la innovación. A pesar de esto, la desigualdad de género sigue existiendo en los puestos directivos y de liderazgo. La pregunta es la siguiente: ¿Por qué hay todavía tan pocas mujeres en cargos directivos?

Las razones son diversas, pero entre las principales se encuentran los estereotipos y roles de género presentes en la sociedad que asocian y encasillan a las mujeres con lo emocional y con el cuidado del hogar, asumiendo que “no tienen capacidad de decidir bien por sus emociones” o que “deben quedarse en casa cuidando del hogar”, por citar algunos de los estereotipos más comunes.

Otro problema que se deriva de esto es que las mujeres suelen contar con menos tiempo para prepararse o trabajar debido a que suelen cargar con el mayor tiempo del trabajo del hogar. En nuestro país las mujeres dedican 23 horas más a la semana que los hombres al trabajo doméstico no remunerado, lo cual incluye el cuidado de niños o ancianos, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Por si fuera poco, de acuerdo a la misma institución, ellas ganan 506 soles menos que ellos por el mismo trabajo. Así, no solo tienen que dividir su tiempo entre el hogar y el trabajo, haciendo más difícil el expandirse profesionalmente, sino que también reciben menos remuneración.

Sin duda, las mujeres enfrentan más barreas que los hombres para alcanzar su desarrollo profesional. Aparte de los ya mencionados, suelen existir estructuras y reglas masculinas dentro de las organizaciones, acoso sexual laboral, la falta de redes laborales femeninas, falta de reconocimiento del aporte de las mujeres, entre otros aspectos.

Liderazgo femenino: ¿Por qué las mujeres ocupan menos cargos directivos que los hombres?
Las mujeres enfrentan más barreas que los hombres para alcanzar su desarrollo profesional. Fuente: Copyright (c) 2019 fizkes/Shutterstock. No use without permission.

El famoso “techo de cristal” en la desigualdad de género laboral

Muchos expertos y expertas hablan del famoso “techo de cristal” que existe en las organizaciones. Este término hace referencia a que existe un tope para las mujeres que buscan realizarse profesionalmente debido a un conjunto de “obstáculos invisibles” que en realidad tienen que ver con los estereotipos sociales presentes dentro de las empresas.

En ese sentido, más allá de la buena preparación, de los logros o grandes méritos laborales que tengan, ellas no podrán seguir escalando a puestos directivos y de liderazgo porque ya existe un nivel predeterminado al que pueden llegar dentro de una organización. Esto se asocia directamente con una mirada masculina de las reglas internas de las empresas y a la falta de sensibilización y aplicación de políticas de igualdad de género.

El hecho de que las mujeres no cuenten con representación suficiente en los altos puestos pone en peligro la toma de decisiones inclusivas que tengan también en cuenta sus necesidades y derechos. Todo esto es aún más preocupante si tenemos en cuenta que la brecha de género se extiende también a puestos de liderazgo político y gubernamentales.

Para alcanzar el cambio debemos empezar por invertir en el empoderamiento y preparación de las mujeres, incluso desde el colegio y estudios superiores. Además, no basta con que las empresas tengan políticas de equidad de género, sino que deben cumplirlas. Otro punto a tener en cuenta es trabajar por una mayor visibilización del trabajo de las mujeres y por el fortalecimiento de las redes laborales entre ellas.

Sumado a esto, el Great Place To Work Institute señala que para romper el “techo de cristal”, las empresas pueden crear programas de capacitación y coaching dictado por socias o directoras, crear comités de equidad de género, establecer programas de acompañamiento directivo para talentos femeninos y tener prácticas que compatibilicen la vida laboral y familiar.

Las niñas, las adolescentes y mujeres merecen vivir en un país con igualdad de oportunidades y derechos, lograr este objetivo es tarea de todos y todas. Creciendo en igualdad, mejoramos como sociedad. Mujeres de Cambio es una campaña organizada por RPP.

          ****************************

La hora del liderazgo femenino en América Latina - Mujeres Líderes del Sector Público
La relevancia de los temas de igualdad de género en la conversación mundial y el creciente compromiso de gobiernos, empresas y ciudadanos con una mayor paridad, ofrecen una oportunidad histórica para consolidar los avances y acelerar el progreso que en ese sentido hemos logrado en nuestra región.

El liderazgo femenino es clave: así son las innovadoras formas de trabajar y liderar de las mujeres

  • Habilidades como la empatía, la inteligencia emocional, la escucha activa, saber reconocer los méritos o la capacidad de adaptación son habilidades más habituales en las mujeres que en los hombres y que son vitales en las nuevas formas de liderar

  •  Se ha demostrado de forma reveladora que la inteligencia colectiva de los grupos pequeños aumenta cuando hay más mujeres en ellos

  • Las empresas con equipos directivos en los que existe paridad de género son más innovadoras que sus competidores y registran mejores resultados financieros

Por:  RRHH Digital,  13:30 – 19 de Junio del 2020

El entorno empresarial actual exige nuevas formas de trabajar y liderar, y, especialmente en este momento, las empresas necesitan líderes que centren toda su atención en las personas, que sean empáticos y que apuesten por la comunicación, la colaboración y el trabajo en equipo. Estas habilidades han ido adquiriendo mayor importancia en los últimos años, pero la pandemia del COVID-19 (junto con la crisis económica y la incertidumbre que ha provocado en empresas de todo el mundo) no ha hecho más que poner de manifiesto su valor. Afortunadamente, existe un grupo de personas que cuenta con las cualidades necesarias para esto, que ya forma parte de las organizaciones y que no suele tenerse suficientemente en cuenta a la hora de pensar en liderazgo: las mujeres.

Una serie de estudios recientes confirman lo que mucha gente ya sabe: que las mujeres tienden a ser muy empáticas y poseen una inteligencia emocional muy desarrollada. Suelen ser mejores a la hora de practicar la escucha activa y piden ideas, colaboran, reconocen el mérito de los demás y cambian de rumbo cuando las circunstancias lo requieren. Se ha demostrado de forma reveladora que la inteligencia colectiva de los grupos pequeños aumenta cuando hay más mujeres en ellos. Además, las empresas con equipos directivos en los que existe paridad de género son más innovadoras que sus competidores y registran mejores resultados financieros.

Por supuesto, no estamos dando por sentado que todas las mujeres tienen el tipo de habilidades que acabamos de nombrar, al igual que tampoco analizaremos por qué son más propensas a tenerlas, pero para las empresas que buscan el tipo de talento directivo necesario para tener éxito en el entorno empresarial actual, la explicación subyacente es menos importante que la necesidad urgente de trabajar y liderar con unos nuevos principios y filosofía de trabajo. Las empresas pueden avanzar más y más rápido si se esfuerzan por captar, retener y alimentar sus reservas de talento femenino.

Un nuevo modelo de liderazgo

El modelo operativo de la mayoría de las empresas debe cambiar

El modelo operativo de la mayoría de las organizaciones está evolucionando debido a las disrupciones relacionadas con el talento y la tecnología. Para tener éxito en ese entorno, creemos que las organizaciones necesitarán dos conjuntos fundamentales de habilidades. El primero está compuesto por capacidades digitales; muchas organizaciones están contratando activamente desarrolladores de software, científicos y analistas de datos, diseñadores de experiencias de cliente y otros perfiles con conocimientos digitales avanzados.

El segundo conjunto de habilidades (sobre el que trata este artículo) es igual de importante: capacidades que el ser humano desarrolla en áreas como la comunicación, la colaboración, la inspiración, la inteligencia emocional, la creatividad y la imaginación. Aunque los algoritmos pueden ejecutar procesos estandarizados y tomar decisiones sencillas mucho más rápido, a menor coste y con mayor precisión que las personas, otras habilidades, aquellas que solo posee el ser humano, como la empatía, la creatividad y el buen criterio, son primordiales para resolver problemas complejos.

Por este motivo, los líderes de organizaciones Agile de hoy en día no se limitan a dar órdenes basándose únicamente en su propia experiencia o conocimientos, sino que identifican un problema y prestan apoyo a equipos autónomos, que son quienes realmente lo resolverán y validarán la solución con los clientes. Ese tipo de liderazgo supone aceptar cierta vulnerabilidad, ya que consiste en apoyar a personas que saben más sobre un tema determinado que sus superiores y que tienen más probabilidades de encontrar la solución, lo que probablemente hará que muchos líderes tradicionales se sientan incómodos.

En un entorno empresarial con equipos multifuncionales cada vez más desacoplados e independientes, los líderes deben ser empáticos y capaces de dar autonomía a los demás, inspirar a los equipos, establecer relaciones y aprender con humildad.

➤ Liderazgo femenino y su rol en las telecomunicaciones| CIOAL The Standard IT

Las capacidades “humanas” son tan importantes como las digitales

Estas habilidades “humanas” son tan importantes como las capacidades digitales para el éxito de cualquier empresa, y aunque algunas como la empatía y el desarrollo de relaciones pueden parecer poco comunes entre los candidatos a puestos de responsabilidad, la mayoría de las empresas las encontrarán en sus propias canteras de empleadas y directivas aún por descubrir.

Liderar de forma innovadora, una capacidad ‘única’ de las mujeres

Datos empíricos demuestran que las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar muchas de las habilidades clave de liderazgo. Valga como ejemplo un estudio reciente de Harvard Business Review, que reveló que las mujeres que ocupan puestos directivos obtuvieron mejores evaluaciones que sus homólogos masculinos en una serie de competencias clave, como inspirar y motivar a otros, establecer relaciones, y colaborar y trabajar en equipo (en caso de que esto parezca algo excepcional, los autores realizaron el estudio original en 2012 y lo actualizaron en 2019, donde obtuvieron resultados similares).

Del mismo modo, a la hora de estudiar habilidades más específicas, los investigadores de la Universidad de Leipzig observaron que, de media, a las mujeres se les da mejor descifrar con precisión las emociones de los rostros de las personas. Otro estudio reveló que son claramente mejores leyendo el lenguaje corporal. Un tercer estudio determinó que los hombres detectan indicios sutiles de emociones como la tristeza en un rostro solo en un 40% de las ocasiones y, sin embargo, las mujeres pueden notar estas señales apenas perceptibles con una fiabilidad del 90%.

Además, una publicación en la revista Science demostró que la inteligencia colectiva de los grupos pequeños aumentaba si había más mujeres en ellos. Es más probable que las mujeres reconozcan los méritos de otras personas, pidan opiniones, escuchen activamente y se turnen para participar en conversaciones o tareas, en lugar de tratar de dominar esas situaciones. Como resultado, los grupos con mayor presencia de mujeres colaboraron más y pudieron aprovechar mejor las posibles contribuciones de todos los participantes.

Liderazgo femenino en las empresas: 3 tips | IEIE | Mujer Alfa - IEIE

Experiencia probada en nuevas formas de liderazgo

La capacidad de escuchar y empatizar es absolutamente imprescindible para crear un entorno verdaderamente colaborativo e innovador

Los resultados de la investigación coinciden con la experiencia real compartida por directivas que supervisan transformaciones Agile y otros cambios operacionales a gran escala. Por ejemplo, Jessica Järnbert, Head of Business Consulting Services del Grupo Amadeus IT en España, proveedor líder de tecnología para el sector turístico mundial, lleva tres años trabajando en un proyecto de transformación Agile, y señala que, durante este tiempo, la comunicación y la empatía han sido fundamentales.

“La capacidad de escuchar y empatizar es absolutamente imprescindible para crear un ambiente de confianza donde se colabore de verdad”, afirma Järnbert. “Sin embargo, hay otra habilidad muy importante: la de definir, articular y comunicar la estrategia. Sin esta capacidad, se corre el grave riesgo de precipitarse, hacer las cosas mal y terminar obteniendo resultados que no son los que realmente se buscan. Si la gente tiene una visión, un propósito y una estrategia comunes, es más fácil promover la colaboración para lograr esas cosas”.

Järnbert también cree que las mujeres son idóneas para supervisar este tipo de iniciativas relacionadas con el cambio, ya que evaluar el bienestar de una comunidad más amplia en vez de buscar el beneficio personal es uno de sus puntos fuertes.

Janice Semper, Senior Advisor de BCG y ex-Senior Executive de Recursos Humanos en GE, subraya la creciente necesidad de un liderazgo persuasivo y empático: “Cuando se le pide a la gente que abandone viejos hábitos y cambie su comportamiento, no basta con informar y decir que tiene que cambiar su forma de pensar y actuar”, explica Semper. “Todos empezarán desde distintos puntos de partida y su predisposición al cambio variará. Para tener éxito es necesario dialogar y debatir en toda la organización de manera que sea posible ayudar a la gente a entender qué significa para ellos y se pueda desarrollar una voluntad de cambio. La inteligencia emocional (IE) se ha convertido en algo tan importante como el cociente intelectual (CI), o incluso más”.

Debido a la gran capacidad de las mujeres para gestionar dinámicas sociales, continua Semper, estas son capaces de unir a las personas y obtener mejores resultados comerciales: “Mi experiencia es que a las directivas se les suele dar muy bien escuchar”, explica. “Tienen paciencia y humildad, son capaces de lidiar con la complejidad y entienden las relaciones entre las emociones y las acciones. Se involucran más y tienen más empatía, lo cual es necesario para conseguir que todo el mundo participe en este proceso”. Necesitamos líderes que tengan verdadero interés y confianza en la gente.

Por último, Teresa Graham, Head of Global Product Strategy de Roche, destaca la importancia de reunir diferentes perspectivas y puntos de vista para que los equipos sean más creativos y eficaces. “Se trata de ser capaz de encontrar enfoques innovadores para hacer frente a los retos, ya sea a título individual o colectivo”, afirma Graham. “En Roche nos hemos centrado mucho en dar poder de decisión a equipos pequeños y autónomos, y hemos eliminado aquellos procesos que nos hacen más lentos. Necesitamos líderes que tengan verdadero interés y confianza en las personas, un alto grado de conciencia cultural, y que sean capaces de transmitir ideas a las personas con las que trabajan sin importar la cultura o la geografía, porque si realmente quieres que las personas a tu cargo asuman responsabilidades, lideren y colaboren de nuevas maneras, tienes que confiar en ellas”.

¿Cómo pueden las directivas contribuir a este cambio? “Una gran parte de la creatividad y la colaboración proviene de poner sobre la mesa diferentes puntos de vista y perspectivas basadas en la diversidad, ya sea de género, edad, origen geográfico o cualquier otra diferencia visible o invisible”, señala Graham. “Otra parte procede de asegurar que se escucha a todo el mundo y que todos tienen la posibilidad de contribuir plenamente”. También añade que las mujeres suelen crear redes de aprendizaje que integran y adoptan a adoptar diferentes puntos de vista de forma más natural. Todo ello significa que “las mujeres pueden ser grandes líderes y referentes a la hora de propiciar una mayor diversidad de pensamiento, fomentar la comunicación y la colaboración, y ofrecer oportunidades a quienes no encajan en el patrón tradicional”.

Para las organizaciones que entienden la necesidad de trabajar y liderar con unos nuevos principios y filosofía de trabajo y que la diversidad es buena para los negocios, el mensaje es claro: las empresas necesitan identificar personas que cuenten con estas capacidades y asignarles puestos de liderazgo. Si bien esto ya era cierto incluso antes del COVID-19, ahora la pandemia ha puesto de relieve la importancia de un liderazgo empático y de colaboración que sea ágil en la toma de decisiones e implementación de las mismas. Las empresas que quieran beneficiarse de estas habilidades deberán redoblar sus esfuerzos para atraer, retener y motivar a las mujeres.

Pin on EMAKUMEAK

Elaboración: Luis Alberto Pintado Córdova

Vídeo relacionado: Mujeres ganan hasta 40% menos que los hombres en posiciones de liderazgo. Canal 44

El estilo de liderazgo femenino. IESE Business School

113 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El compromiso de los países del mundo para alcanzar tales objetivos es crucial para empoderar a las mujeres también en el ámbito laboral. Los números lo comprueban. La igualdad de género en la fuerza de trabajo podría sumar hasta 28 billones de dólares a la economía mundial para 2025, según un informe del McKinsey Global Institute. Además, las empresas diversas son más innovadoras y las empresas innovadoras son más diversas, y ambas impulsan el crecimiento, según un estudio de Harvard Business Review.

    Todo esto está al alcance de las manos. Pero las empresas deben tomar medidas concretas para que esto suceda.

  2. Debemos de acabar con los estereotipos por género, y ver a las personas como profesionales no como varón o mujer centrándonos en sus capacidades no en su vida privada o en su imagen, si una persona es adecuada para el puesto no debería haber un impedimento para que no lo ocupe.

  3. Este tema no es reciente, ya se viene oyendo desde hace algunos años que la brecha de género en las organizaciones es latente no solo en el Perú, sino también en el mundo. Es un pensamiento muy arcaico pensar que las mujeres no tenemos habilidades o no seamos capaces de liderar cargos directivos e importantes. Ya se ha demostrado que la mujer puede abarcar varios rubros, espero que con el tiempo pueda romperse este tipo de situaciones y la mujer tenga igualdad de oportunidades.

  4. La mujer siempre a tenido las mismas capacidades que los hombres para ejercer algun cargo, y en esta epoca vemos que este hecho esta creciendo de manera exponencial , si bien es cierto aun los hombres poseen la mayoria de los trabajos o puestos ocupados, no es mas que cuestion de tiempo para que el porcentaje vaya igualandose, la imposicion del hombre en los trabajos termino hace poco y un proceso de transopfrmacion no se logra de la noche a la mañana, por ello es necesario que la lucha se siga realizando parqa que pueda igualarse de manera mas rapida.

  5. Vemos que la mujer en el ambito profesional ha ido rompiendo esterotipos tal vez no lo suficiente porque en la realidad seguimos viendo al hombre liderar mas en diferente áreas profesionales quitandole un liderazgo a la mujer, pero aun asi la mujer ha podido posicionarse en diferentes áreas donde se le reconoce el gran liderzgo en el mundo empresarial lo que no le hace menos poder llevar cargos directivos, gerenciales porque tiene la misma capacidad de cualquier ser humano incluso habiéndose demostrado que las mujeres tienen una mayor capacidad de negociación y flexibilidad en los negocios ya que cuentan con mayor empatía y cooperación.

  6. A pesar de que se demuestra que las mujeres tienen grandes habilidades ,rendimientos en los cargos gerenciales como un mayor rendimiento e innovación, así como habilidades blandas , aún hay muestras de rechazo hacia nosotras para tomar estos cargos ,en definitiva aún se presenta grandes barreras para las mujeres, esperemos que estas barreras se elimine con el tiempo y con las luchas que se vienen realizando se nos dé un trato igualitario y que las oportunidades sean igual para todos.

  7. Es increíble como hoy en día siguen existiendo los prejuicios antiquísimos en las mujeres. Esta brecha que existe entre las mujeres y los hombres en el mundo laboral ha venido dándose desde hace muchos años, pese a que en los últimos años este tema se ha vuelto más y más común, los cambios no han sido muchos. El artículo lo confirma ya que remarca que en los altos cargos no se encuentran tantas mujeres como hombres, así como la diferencia en las remuneraciones percibidas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de negocios emprendedores son liderados por mujeres. Este claro ejemplo confirma el estudio de la OIT el cual nos dice que los negocios que emplean a mujeres en altos cargos registran un mayor rendimiento y aceleran la innovación. Basta ya de degradarnos y de tantos prejuicios en contra de la mujer en el mundo empresarial. Ambos géneros pueden lograr grandes éxitos. Hay que romper el techo de cristal!

  8. Indudable la importancia de este artículo ya que a lo largo de los años el liderazgo en las organizaciones nos ha demostrado su importancia en el rumbo de la misma; es en ese camino en donde identificamos que la participación de la mujer se ha visto relegada aún cuando los resultados de sus roles han sido significativos e importantes.

  9. Pese al pasar de los años y los avances tanto en los derechos no discriminatorios y los derechos laborales, aún existe una brecha notoria entre hombres y mujeres. Lamentablemente se implanta la idea de que en una organización existe una jerarquía en donde un hombre debe estar sobre una mujer; la conocida idea del jefe y su secretaria o el jefe y su ayudante, definitivamente no hay habilidades y destrezas que una mujer no pueda adquirir al igual que los hombres pero tal como lo menciona el artículo, existe un ‘techo de cristal’ para las mujeres y eso también parte de que hay una gran cantidad de mujeres que no creen en sí mismas. El liderazgo y empoderamiento femenino debería ser un tema fácil de comprender y las diferencias entre géneros en el campo laboral deberían desaparecer.

  10. Aun en pleno ciclo 21 las mujeres seguimos con la lucha contra los estereotipos, esto es un reto con los que nacen las nuevas generaciones y poco a poco han ido derrumbándose ideas en las cuales se creía que las mujeres éramos menos capaces que los varones. Hace unos días leí sobre experimentos sociales donde se llega a la conclusión que las niñas asocian grandes cargos labores hacia los hombres o en el caso de niñas a partir de 6 a 7 años empiezan a desmeritar sus capacidades en comparación con los niños; es decir, si ellas obtienen buenas notas es por trabajar dura y esforzarse, pero si es en el caso de los niños alegan que es porque son inteligentes. Esto es un reflejo de los estereotipos que están implantando en estas niñas en sus mismas casa y hogares, entonces el cambio debe empezar desde estos lugares, como sociedad debemos entender que tanto mujeres como varones somos capaces de dirigir una organización.

  11. Debemos entender que las habilidades de los hombres y mujeres son similares, unos más que otros destacan en diferentes rubros, actualmente los altos cargos no solo son dirigidos por hombres, sino que también entran a participar las mujeres, demostrando que, si se puede, que discriminar por el género no tiene sentido, todas somos capaces de llegar lejos.

  12. Hoy en día existen mujeres muy por encima de varones profesionalmente hablando y no se le reconoce como tal. En general siempre para grandes puestos tiene la prioridad un varón por estándares que en lo personal no lo comparto, muchas profesionales mujeres tienen que tener los mismo privilegios de poder alcanzar un puesto importante.

  13. Los estereotipos son de nunca acabar, y no solo se dan por parte de varones sino por las mismas mujeres que muchas veces se limitan a ciertos puestos sabiendo que tienen la capacidad para cargos que eran antes exclusivos para el sexo masculino. Combatir estas ideas es un reto para la sociedad actual y futura, las niñas (os) y o adolescentes tienen que vivir en un entorno donde no existan roles de género definidos que les fomente una percepción errónea de qué es lo que puede llegar a ser y que no. Afortunadamente, existen gestiones modernas que son abiertamente inclusivas y fomentan la participación y crecimiento profesional en las organizaciones sin tomar en cuenta el género.

  14. Si bien es cierto que la mujer cumple un rol muy importante en el desarrollo económico del país existe consigo la discriminación racial, en las zonas rurales donde el acceso a la educación de calidad es precaria, por consecuencia poco o nada a empleos de calidad. Otras de las barreras significativas para el acceso a empleos de calidad y formales son: seguimiento de estudios de posgrado el tipo de primer empleo, y la calidad de educación superior. Por ello se sigue tratando de que una mujer sea vista de igual manera que un hombre para cualquier tipo de empleo sabiendo que ambos pueden tener el mismo nivel de educación.

  15. Esta lucha por un trato igualitario de genero viene desde muchos años atrás teniendo como uno de los principales resultados: la educación superior. Cada vez ascender y alcanzar puesto altos implican mas requisitos siendo asi mas competitivo el proceso. Con los años hemos podido demostrar lo capaces y efectivas que somos las mujeres al realizar diversas actividades

  16. Yo pienso que la equidad laboral ha dado pasos muy significativos, si bien ahora se ve reflejado en estos números, me parece que se va por buen camino. Esperemos que tanto hombres como mujeres tengan las mismas oportunidades para acceder a cargos de todo tipo

  17. Verdaderamente en ocasiones es frustrante saber la situación en la que se encuentra la desigualdad de género en el mundo, porque las mujeres que tal vez realicen un mayor esfuerzo que los varones en diferentes ámbitos, ellos logren ganar más, y es lamentable que aún no se pueda salir de esta situación, a pesar de que hay estudios de respaldo que demuestra algo muy importante para la empresa, como la empatía y el grado de cooperación que tienen las mujeres, lo cual ayuda y suma mucho a la empresa porque permite que los trabajadores puedan desempeñarse con facilidad de manera conjunta. Teniendo en cuenta la información valiosa de este artículo, espero falten pocos años para que todo cambien de manera positiva.

  18. El machismo todavía sigue existiendo y también en las corporaciones, se es bien visto a un hombre como gerente general, pero a una mujer no, por qué demuestra debilidad, eso debería de terminar ya qué se estaría demostrando superioridad a las mujeres.

  19. Ellas siguen siendo víctimas de estereotipos, discriminación y acoso en diversos espacios. para un cambio notable no solo requiere de cambios normativos, sino también de procesos de sensibilización de la población y en las diversas instancias del Estado.
    Alentar a más mujeres para que se conviertan en líderes ayudará a alcanzar una mayor igualdad de género”. Las niñas, las adolescentes y mujeres merecen vivir en un país con igualdad de oportunidades y derechos, lograr este objetivo es tarea de todos y todas. Creciendo en igualdad, mejoramos como sociedad.

  20. La igualdad es un tema muy importante hoy en día para la sociedad, muchas de la veces las empresas ponen como disposición un perfil para los puestos labores, los cuales las personas más capacitadas obtienen el puesto, pero dependiendo a veces del género son tratados de diferente manera, para los hombres cumplir con las obligaciones de trabajo son más fáciles, el porque es simple, tienen menos responsabilidades, en cambio las mujeres tienen un poco más de obligaciones, ya que la mayoría de las mujeres se preocupan por cumplir por las obligaciones del hogar, y no solo eso, sino también pueden tener otros labores, como el cuidado de un hijo o de una persona adulta, lo que ocasiona que la eficiencia que ellas ofrecen no será la misma que una persona que no tienen muchas responsabilidades, para estos casos nos damos cuenta que la diferencia de puestos, remuneración o asignación de actividades sea diferente para cada género, el problema en si es la vida que cada persona puede tener, no todos tenemos una vida perfecta, pero si podemos aceptar que las mujeres tienen un cargo más de responsabilidad que los hombre, las oportunidades siempre son las mismas para los mismos géneros, pero lamentablemente esas oportunidades son aprovechadas por los que tienen más tiempo para esforzarse, sin embargo se debe de tener la misma consideración para ambos, ya que tanto hombre como mujer hacen un gran esfuerzo por salir adelante.

  21. Las habilidades de los hombres y mujeres son similares, unos más que otros destacan en diferentes rubros, actualmente los altos cargos no solo son dirigidos por hombres, sino que también entran a participar las mujeres, demostrando que, si se puede, que discriminar por el género no tiene sentido, todas somos capaces de llegar lejos, de ocupar cargos importantes, de merecer reconocimiento por nuestro trabajo y el principal estilo de liderazgo femenino.

  22. Un excelente artículo que nos muestra una de las realidades a las que estamos expuestos, creer hoy en siglo XXI que una mujer no puede ocupar altos cargos en empresas o tener mejores posiciones tan solo porque las mujeres están destinadas para hacer las labores de la casa o porque son personas muy sentimentales o débiles suena fuera de lugar, ya que se ha demostrado que tanto hombres como mujeres tienen las mismas capacidades, e incluso la mujer puede realizar múltiples actividades y ser muy eficiente. Creo que hay mucho por hacer y corregir con políticas de inclusión cono no solo sean un título bonito para la empresa sino que se lleven a la práctica.

  23. Lo que debería de ser más importante a la hora de elegir a una persona para ocupar un puesto de responsabilidad funcional debería de ser el talento. Creo que es el momento para dejar de pensar en género y empezar a hacerlo en habilidades y capacidades. Del mismo modo, esto puede aplicarse tanto en los procesos de selección y promoción de las empresas como en las expectativas de aspirantes y trabajadores.

  24. La minimización del liderazgo femenino, una afección que la sociedad aún no ha logrado erradicar por completo, es un problema que se sigue viendo en la actualidad, pero son las mejores empresas las que reconocen la capacidad que poseen las mujeres para la toma de decisiones más acertada, la posibilidad de visualización y resolución de problemas futuros y el tino necesario para una relación asertiva con los colaboradores, características propias de las mujeres que solo algunas organizaciones valoran y explotan.

  25. Desde hace mucho tiempo la lucha de las mujeres por un trato justo ha sido una labor muy ardua primero se empezó por tener acceso a una educación superior y en la actualidad se pelea por llegar a puestos de trabajos de altos cargos directivos. Considero que una mujer puede estar tan capacitada para ser líder como un hombre, lo único que se quiere es que las oportunidades laborales sean mas igualitarias. Si un hombre y una mujer se encuentran postulando para el puesto de gerencia y es la mujer la que se encuentra mas capacitada para el puesto lo lógico es que se le de el cargo, pero lamentablemente hay casos donde esto no sucede que por ser mujer se le quita la oportunidad de ejercer este trabajo por que aun se tiene la idea errónea de que el rol de una mujer es para la casa o que las mujeres son muy emotivas para ocupar cargos de lideres lo cual es algo erróneo. Así como este articulo hay otras investigaciones sobre este tema donde se menciona al empoderamiento femenino que en los últimos tiempos ha aumentado donde mujeres ocupan altos cargos y en otros casos han creado su propio negocio. Yo considero que el respeto es un valor fundamental para lograr la igualdad, se debe respetar las capacidades, habilidades y conocimiento de una mujer al igual que la de un hombre.

  26. De todo lo mencionado y redactado en el articulo, lamentablemente se vive en la actualidad la desigualdad de genrero en el ambito laboral, puesto que no se esta mejorando o cambiando ese aspecto, no tiene en cuenta el potencial que tienen las mujeres debido que solo estan cegados que el hombre puede realizar actividades mas importantes o con mas cargo por el simple hecho de ser hombre y que no consideran que la mujer puede realizarlo debido que solo ellas estan destinadas a las actividades domesticas. El liderazgo empresarial como bien sabemos es importante en el desarrollo y estabilidad de las empresas, años atras se lucho y se sigue luchando para que las mujeres tuvieran la oportunidad de liderar, de tener las mismas responsabilidades como las tienen el hombre, asi demostrar el potencial, habilidades y destrezas que ellas tienen en el ambito laboral, puesto que no son bien reconodias en el pago ni en los honores, tenemos que tener en cuenta que las mujeres tanto como los hombres tienen el potencial adecuado para dirigir y tomar decisiones en una empresa, quitemos la idea de que hombre por el mismo hehco de serlo tiene el derecho absoluto de los cargos altos e importantes, dejemos de subestimar el nivel que tienen las mujeres, cambiemos la idea de la desigualdad y seguir trabajndo para mantener y tener una igualdad de genero en el ambito laboral y cotidiano. (coembatrios 2)

  27. Creo que las diferenciaciones de género en estos tiempos no es lo correcto, se debe romper los estereotipos en los mercados laborales brindando las mismas oportunidades porque con relación a la lectura las mujeres en las empresas son muy importante porque se distinguen en manejar preferencias, estilos distintos en productos o servicios donde es una posible área de muchas la cual están aptas en realizar funciones en puestos gerenciales, pero esto se debe de trabajar desde las instituciones buscando fortalecer su empoderamiento.

  28. el presente articulo nos habla acerca de la desigualdad de genero que existe en las empresas tanto en el sector publico como privado, en cual solo hay 3 mujeres de cada de personas en cargos de alta direccion y esto no solo sucede en el Perú, sino también a nivel mundial, ya sea por estereotipos sociales como que la mujer se debe dedicar al cuidado del hogar y de los hijos y a la vez las mujeres reciben una menor remuneracion que los hombres y se les hace mas dificil desarrollarse profesionalmente ya que en muchas ocasiones sufren acoso sexual para que puedan conseguir un trabajo, muchas empresa tienen politicas de igualdad de genero, pero en muchas ocasiones no la cumplen solo lo tienen de adorno

  29. El liderazgo femenino en el siglo XXI ha logrado avanzar pero no lo suficiente por diferentes razones ya sea por estereotipos y roles de género, habiéndose demostrado incluso que las mujeres tienen mayor capacidad de negociación y flexibilidad en los negocios ya que cuentan con mayor empatía y cooperación.
    Järnbert también considera que las mujeres tienen una mayor iniciativa con el cambio ya que buscan un bienestar común.
    No obstante, la combinación de ambos géneros se puede notar que en equipo trabajan de forma eficaz, comprensiva y motivadora con sus empleados.

  30. El liderazgo femenino tiene muchas ventajas, entre ellas la asertividad en la gestión de los equipos, la disposición y efectividad ante nuevos retos, la orientación a los resultados sin dejar de motivar al equipo, y todo ello fruto de la cercanía y de la facilidad de comunicación más propia del genero femenino

  31. Es verdad lo que dice el artículo, lo vemos a diario en nuestros puestos de trabajo y en la misma universidad, aun existen grandes brechas en los puestos ocupados por mujeres y varones, los cuales en su mayoría siguen prefiriendo a estos últimos para el desarrollo de una institución privada o pública. Sucede que las mujeres, además de preocuparse por su puesto laboral, también tiene que ver por su familia, y si no se llega a la igualdad de labores en el hogar, las mujeres siempre tendremos desventaja por la cantidad de responsabilidad que tenemos encima. Excelente artículo.

  32. En el presente articulo nos muestra que de cada 10 puestos de alto directivos solo el 3 esta conformado por mujeres, esto muestra que la brecha de genero sigue persistiendo hasta en nuestros días, no es posible que siga perdurando ya que diversos estudios revelan que las mujeres son quienes poseen mayor capacidad cognitiva para enfrentar grande retos como el liderar una organización obtener de ella grandes utilidades en beneficio para una organización como para la sociedad. Debe de romperse estos estereotipos que persisten, el hombre como la mujer tienen las mismas oportunidades, habilidades como necesidades. Es la mujer quien posee un amplio panorama de todas las necesidades, oportunidades, debilidades, fortalezas y amenazas que intervienen en una familia y esta también la puede desempeñar en una organización de manera productiva y optima.

  33. A pesar de que en los últimos años el tema de la integración femenina y de movimientos feministas que buscan la igualdad del trato y de oportunidades entre hombres y mujeres, aún muchas mujeres enfrentan obstáculos para alcanzar puestos de liderazgo dentro de una organización. Existen muchos desafíos y obstáculos, pero con esfuerzo y perseverancia se podrá demostrar que el nacer mujer no significa que no se cuente con las características y habilidades que cualquier profesional capacitado y preparado puede desarrollar y que esto es independiente del género.