Homenaje al Señor de los Milagros por  la revista universitaria Innov@s fundada en la Facultad de Administración de la Universidad Nacional Federico Villarreal 

Elaboración: Luis Alberto Pintado Córdova

«Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, así te ha parecido bien».
Esta frase tan sencilla y tan profunda fue dicha por Jesús mientras estaba lleno del Espíritu Santo (Lc 10, 21)

¡Jesús, Señor de los Milagros, tu amor nos ilumine para actuar con sabiduría!

Procesión del Señor de los Milagros no se realizará este año debido al COVID-19 nndc | PERU | GESTIÓN

Por: P. Fabián Vallejos Malca.
Capellán de la Facultad de Ciencias Empresariales USAT

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.”
Jn. 3, 16-17

 

Es octubre, el mes morado, tiempo en el que Jesús, el Señor de los Milagros, enciende la fe, la esperanza y el amor en los corazones de nuestro pueblo peruano. La devoción por el Cristo de Pachacamilla se extiende desde nuestra nación al mundo, superando las barreras de los días de confinamiento por la pandemia.

La piedad popular como espacio de encuentro con Jesucristo nos debe llevar a contemplar la imagen del Señor de los milagros para aumentar nuestro amor a Él en nuestros hermanos, especialmente los más pobres. En este sentido, el documento Aparecida nos dice: “La mirada del peregrino se deposita sobre una imagen que simboliza la ternura y la cercanía de Dios. El amor se detiene, contempla el misterio, lo disfruta en silencio. También se conmueve, derramando toda la carga de su dolor y de sus sueños. La súplica sincera, que fluye confiadamente, es la mejor expresión de un corazón que ha renunciado a la autosuficiencia, reconociendo que solo nada puede.” (cfr. Aparecida N°259)

“La piedad popular penetra delicadamente la existencia personal de cada fiel y, aunque también se vive en una multitud, no es una “espiritualidad de masas”. En distintos momentos de la vida, muchos recurren a algún pequeño signo del amor de Dios: un crucifijo, un rosario, una vela que se enciende para acompañar a un hijo en su enfermedad, un Padrenuestro musitado entre lágrimas, una mirada entrañable a una imagen querida de María, una sonrisa dirigida al Cielo, en medio de una sencilla alegría.” (Aparecida, N°261)

Arturo Zambo Cavero canta al Señor de los Milagros

Somos testigos de que la sociedad globalizada de nuestros días nos hace más cercanos, pero, en cambio, no nos hace más hermanos, ni tampoco nos humaniza. Se puede decir que hoy estamos mejor conectados virtualmente pero no hemos mejorado en la buena comunicación real, sincera y honesta y, sobre todo, en una comunicación personal e íntima confidencial basada en el clima de la confianza. Sin embargo, en el cristianismo es posible entablar y crecer en un dialogo íntimo y personal con Cristo vivo que nos escucha siempre cuando rezamos y meditamos con fe, esperanza y humildad.

En la oración Dios transforma nuestro corazón y nuestras intenciones para obrar rectamente y crecer en amor a él y al prójimo, atendiendo a sus necesidades espirituales y corporales. Conociendo a Jesucristo somos más humanos y divinos, sensibles a la realidad social y cultural de nuestro tiempo. Es decir que «El misterio del hombre ―dice el Concilio― solo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado» (Gaudium et Spes, 22).

Santo del día | 28 de octubre: Señor de los Milagros

Sí, el Verbo encarnado, que, reflejado en la imagen del Señor de los Milagros, nos recuerda el profundo amor que tiene por la humanidad; por cada uno de nosotros de manera personal, incondicional y misericordiosa, capaz de concedernos lo que pidamos en oración, tal cual lo afirmó con sus palabras: “Así que yo les digo: pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide recibe; el que busca encuentra; y al que llama, se le abre”. (Lucas 11, 9-10)

Este mensaje del Hijo de Dios se actualiza en la devoción a nuestro Cristo Morado, que justamente en octubre, pasa por las casas para recoger las súplicas de su pueblo; por ello, precisa reconocer que Jesús es el médico del cuerpo y del alma, que sana nuestras heridas del pecado, perdonándonos siempre en su misericordia infinita.

Además, interiorizando estas palabras de Cristo y despojándonos de nuestro egoísmo, nuestra plegaria se eleva para pedir por todos los enfermos del mundo que padecen los sufrimientos de la Covid-19, para que Jesús sea su medicina y consuelo. También, le suplicamos que su presencia amorosa, acompañe a quienes se sienten solos, encarcelados, abandonados y en las calles mendigando. Asimismo, pedimos el milagro de la reconciliación, la paz y la unidad en nuestro país. Que seamos personas buenas y que en nuestra sociedad reinen la justicia, la paz, la honestidad.

Jesús, el Señor de los Milagros, está aquí y ahora; así Él mismo lo afirma: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (cfr. Hch. 3, 20). No le dejes fuera de tu hogar, recíbele, acógele, háganse uno con Cristo en la familia para que la nación se fortalezca y juntos construyamos un país más fraterno, solidario, cristiano.

En este contexto de fe y amor, hagamos nuestra esta oración: “Oh Dios y Padre nuestro, en tu Hijo Unigénito, que es para nosotros el Señor de los Milagros, nos ofreces una ayuda y protección singular; perdona y acoge a tus hijos suplicantes, para que quienes nos sentimos agobiados por los sufrimientos, experimentemos constantemente tu clemencia y la paz de tu perdón.”(cfr. Oración Colecta)

Jesús, Señor de los Milagros, postrados en oración te prometemos que, con paso firme de buen cristiano, haremos grande nuestro Perú. Unidos todos como una fuerza, te imploramos, nos des tu luz, para lograrlo.

Fuente:

USAT Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo

REFLEXIONES SOBRE EL SEÑOR DE LOS MILAGROS: UNA MIRADA CREYENTE Y REFLEXIVA

La fe católica en Lima tiene un referente y símbolo en el Señor de los Milagros. Una imagen de Cristo crucificado, del misterio de la muerte del Señor, que convoca desde hace más de tres siglos y medio a un pueblo que experimenta a través de esa mediación el inmenso amor de Dios.
Es imposible no dejarse conmover por esta devoción popular limeña. Decir Señor de los Milagros evoca sentimientos, experiencias, afectos, promesas, esperanzas, sumerge en la profunda, gratificante y regeneradora experiencia de ser amados por Dios. Aviva la certeza de que Dios escucha el clamor de sus hijos y atiende sus súplicas. Si la fe es una experiencia de amor recibido, como enseña el querido papa Benedicto XVI, el Señor de los Milagros es símbolo vivo de fe cristiana pues permite experimentar el amor divino que se hace milagro en la historia personal y social.
En los días pasados he querido compartir algunas pinceladas históricas sobre la devoción al Señor de los Milagros, luego he intentado ofrecer algunas reflexiones sobre la imagen del Señor, y el propósito es ayudar a mirar la imagen del Señor de los Milagros propiciando que esa mirada nos eleve a la contemplación, a ver aquello que es invisible a los ojos: lo esencial. Y lo esencial en la vida de los hombres es reconocer que hay una relación fundamental, fundante, equilibrante, plenificante. Y ésa es la relación con Dios.
Al mirar la imagen bendita del Cristo de Pachacamilla es posible quedar absorto, sin palabras, sintiendo, vibrando de amor y fervor. Pero es posible también pensar. Reflexionar sobre la experiencia para sacar provecho de cara a la vida cotidiana, para vivir del mejor modo posible la unión con Jesús, el Mesías y Señor, a quien la imagen representa.
El mes de octubre avanza, hemos vivido la experiencia de la procesión, de la fe manifestada en las calles, quiera el Señor que siempre, durante nuestra existencia, manifestemos nuestra fe en Él en el día a día, en la vida de familia, en el trabajo, en la vida eclesial, en el deporte, en la diversión, en todas partes. Porque así es que se manifiesta de devoción, el amor, al Señor de los Milagros, permitiendo que Él realice en nosotros el milagro que San Pablo experimentó en él y le llevó a decir: «Ya no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí» (Gál 2, 20). Que esa pueda ser nuestra experiencia.
Fuente:   @fanobandhaIglesia de Dios

Un vals para el Señor de los Milagros | No te rindas Perú! Manuel Sánchez

Este es el origen de la celebración del Señor de los Milagros. Diario El Comercio 

Cristo de Pachacamilla. Renzo Cassano

UNA Y MIL VOCES – Señor de los Milagros primer bloque. TV Perú

95 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Este artículo nos hable de la fe del católico . O todo creyente al cristo moreno , el cual se celebra en el mes de octubre ( mes morado ) . Dónde se realizan proseciones , vigilias , oraciones y como también se suele pedir milagros. Ya suelen ver muchos testimonios de personas donde se dicen que el Cristo moreno a cumplido lo pedido por ellos. Creciendo y fortaleciendo su fe.

  2. Este articulo nos trae a recordar al señor de los milagros, toda persona sabe sobre este santo, el mes morado, un mes entero en el que se le conmemora, todas las personas estamos propensos a apegarnos a una religión pero la católica es la mas grande como ya lo sabemos, todos somos testigos de ello si vamos al centro durante el mes en que lo celebran, poco a poco esto vuelve a ser normal ya que también se encontraba paralizado por prevenciones sobre el covid.

  3. El mes morado, mes de celebración por el Cristo morado. Mes de reflexión para mejorar humanamente y seguir la enseñanzas de cristo. Estos dos últimos años no se han celebrado de la manera en que se solía por la pandemia pero llegará el momento en que pase esta pesadilla y las cosas vuelvan a ser como antes.

  4. En Perú, el mes de octubre es conocido como el mes morado, debido a la festividad del Señor de los Milagros. Es una de las celebraciones religiosas más importantes en nuestro país reuniendo a miles de fieles a su procesión, la historia del Señor de los Milagros se remonta al año 1651 cuando un grupo de esclavos de Angola levantaron una cofradía en Pachacamilla, donde esta imagen retrataba a Cristo crucificado después de algunos meses, comenzó a ser atractiva para muchas personas, pero fue en 1655 cuando ocurrió uno de los terremotos más fuertes en nuestro país causando derrumbes de casas y otras edificaciones, sin embargo, la pared de adobe donde estaba la imagen se mantuvo en pie y las personas le atribuyeron el milagro. Posteriormente, se ordenó que la imagen sea borrada de esa pared y fueron 2 pintores los contratados para realizar el trabajo, sin embargo, no lo pudieron hacer, generando expectativa de sorpresa en la población; es así que, durante los siguientes años, hubo más terremotos fuertes, pero la imagen seguía en pie. Esto incrementó la fe de las personas y hasta el día de hoy es considerado el Cristo de Pachacamilla donde millones de fieles recurren en su ayuda a darle ofrendas y peticiones

  5. Una de sus tradiciones es la celebración del Señor de los Milagros, la cual se realiza en octubre, es este mes que comienzan las celebraciones., En diferentes puntos del Perú las calles giran púrpura para mostrar la devoción de la gente. Fue un mes, año tras año, que se celebró con muchas procesiones, donde muchos fieles rezaban. Sin duda, es una tradición que continuará durante mucho tiempo.

  6. Hablar de octubre no es acordarse de halloween o la música criolla, es saber que lo primero que te llega a la cabeza es El Señor de los Milagros, pues quien no se emociona cuando entonan su himno, la gran mayoría por no decir todos, creen en los milagros por el mismo, por sus historias.
    Esta religión, esta fe, esta forma de vida, la adoptaron muchas personas; hasta equipos de fútbol que pusieron en su indumentaria el color morado pues claro ejemplo es el equipo Alianza Lima.
    Quien no recuerda esas profesiones largas que iniciaba en la Iglesia las Nazarenas, ver a millones de fieles cargando la gloriosa imagen, se dice que muchas personas fueron sanadas por la fe que le tienen a dicha imagen y es ello el motivo de tantos fieles crea en los milagros.

  7. Tiene razón el autor, pero los milagros existen porque uno mismo los crea, no es que crea, por ejemplo, si nosotros somos buenos y un día estamos en problemas, a las personas que apoyamos, nos ayudaran, no por algo divino, sino por nuestras acciones. Pero el hecho de creer en algo nos da esa fuerza de seguir avanzando. Además de que la deidad divina nos vigila, nos lleva por el buen camino, entonces vemos, que esto es algo bueno. Gracias al autor por el artículo.

  8. Interesante artículo. La pintura del Cristo moreno pintada por un esclavo negro angoleño representa el horizonte religioso de Lima. Por lo que, la UNFV ofreció un reconocido y emocionado homenaje a Jesucristo. La fe católica en Lima tiene un referente y símbolo en el Señor de los Milagros. Una imagen de Cristo crucificado, del misterio de la muerte del Señor, que convoca desde hace más de tres siglos ubicada en la avenida Tacna y medio a un pueblo que experimenta a través de esa mediación el inmenso amor de Dios. Por lo que, es imposible no dejarse conmover por esta devoción popular limeña.

  9. Una importante tradición del Perú que se celebra con mucha devoción: El señor de los milagros. La fe en Dios produce milagros, cambiando vidas y situaciones que de otra manera serían imposibles de cambiar. Ahora más que nunca, necesitamos alzar los ojos al cielo ejerciendo esa fe que nos permita pedir al Altísimo su intervención, para que nos ayude a vivir en una sociedad sin grietas ni enfrentamientos entre hermanos.
    La fe puesta en Dios permite al ser humano establecer con él una relación sana que nos proporciona tranquilidad, confianza y seguridad. Esa fe en él nos hace vencer el temor que nos produce ver tantos acontecimientos negativos que suceden a diario en el mundo en que vivimos. La fe es lo más lindo, lo decía mi tío el Cuto Guadalupe

  10. Una de las celebraciones más emblemáticas del Perú es el homenaje al señor de los milagros que cada año en el mes de octubre se celebra, antes de la pandemia en cada recorrido realizado por la imagen del Cristo de Pachacamilla era muy usual ver el gran número de personas que acompañaban a la imagen que caminaban con devoción y fe a su lado. Incluso ahora que ya se ha permitido el ingreso de los devotos a la Iglesia de Nazarenas se pudo visualizar las largas colas que hacían los creyentes de la imagen del Cristo Moreno siendo esto un reflejo de su fe.

  11. Una importante tradición peruana donde podemos aprender a compartir y desconectarnos del mundo virtual que tan relevante se ha hecho en estos tiempos a consecuencia de la pandemia, se trata de darnos cuenta de las cosas que realmente importan como Dios y nuestra familia, algo que muchas no tenemos en cuenta y que sin embargo son pilares en nuestras vidas, es un artículo muy motivador que nos permite no olvidar nuestro origen.

  12. Interesante artículo, en el cual nos da a entender que al tener la fe y devoción en algo podemos a llegar a canalizar esta energía y se pueden a llegar a cumplir nuestros deseos más ansiados. En este caso la devoción hacia el señor de los milagros es una de las más grandes de Latinoamérica, a la cual muchas personas le piden y le rezan con mucha fe lo que tanto anhelan.

  13. No es un día en el cual se da homenaje al Señor de los Milagros es todo un Mes, en los cuales miles de peruanos, se tornan a las iglesias o en las calles para reconocer su fe y de alguna forma demostrar su devoción a nuestro señor Jesús, creo que somos una población muy creyente que tiene fe, eso nos caracteriza, ya que son muchas las festividades religiosas que se celebran en nuestro país. Entrar al mes de octubre se ha convertido en toda una tradición, es muy común ver a personas vistiendo sus hábitos morados o comprando sus turrones, son acciones que simbolizan que el señor de los milagros ya empezó con su recorrido.

  14. El Perú es un país donde la mayoría de su población es católica, una de sus tradiciones es la celebración al señor de los milagros, que llega en el mes de octubre, es en este mes donde empiezan las celebraciones, en distintas partes del Perú las calles se ponen de morado en muestra de la devoción de la gente. Es un mes que año a año se ha celebrado con múltiples procesiones, donde hay muchos devotos en oración. Sin lugar a duda es una tradición que seguirá por mucho tiempo.

  15. La celebración del Señor de los Milagros en Perú es una tradición que nos identifica como país. Miles de fieles se visten con un hábito morado en octubre, como signo de devoción a la santa imagen. En las calles se colocan alfombras de flores que indican por dónde pasarán los devotos con la imagen, son una expresión hecha a mano por cientos de fervientes católicos que quieren hacer presente su fe, así como clubes de madres, comedores populares, entre otras organizaciones e instituciones privadas o del Estado. Las velas se han vuelto parte de la costumbre de los feligreses. Son cirios labrados artísticamente con los colores propios del Señor de los Milagros y se usan para acompañar a la imagen durante la procesión. Luego son entregados como ofrenda en la iglesia de las Nazarenas.

  16. La devoción al «Cristo negro», como se le llamó por sus orígenes, ha perdurado hasta el día de hoy y es venerado en muchos lugares del mundo. Desde el siglo XVII, este culto ha articulado y reunido en torno a la fe a todos los grupos sociales, «castas» y «colores» existentes en Lima y Perú en general. Como prueba de ello, la fiesta del 28 de octubre, así como el 18 y todas las demás celebraciones tradicionales del mes, unen a toda la ciudad de Lima y alteran su ritmo frenético de vida, dándole un carácter auténticamente penitencial y retrospectivo, al punto. donde muchos se refieren a octubre en Lima como «Cuaresma peruana».

  17. Los fieles creyentes elevaban sus oraciones, plegarias para pedir por todos los enfermos del mundo que sufrían día a día luchando por combatir los sufrimientos de la Covid-19, para que de esa manera busquen consuelo a través de nuestro señor para que sea el que proteja, ilumine o alcancen un milagro de sanación. A pesar que seguimos con la situación compleja del Covid las personas no dudaron en asistir como se acostumbraba todo los años demostrando el amor que tienen al Señor de los Milagros de generación a generación , incluso hicieron uso de las redes sociales y conectarse virtualmente.

  18. En el país se celebra dicha festividad en homenaje al Señor de los Milagros, existen muchos fieles devotos el cual acompañan en su procesión, oración y misas, debido a la fe y creencia que tiene la población peruana, esta ceremonia une a todas las personas devotos sin distinción alguna, buscar juntar las oraciones para pedir por sus seres queridos y familiares.

  19. Interesante articulo aunque este año, debido a las singulares circunstancias que vive el país y el mundo no hubo procesión con presencia de fieles, la tecnología también se une a esta tradición, Una serie de actividades virtuales, que incluyen los tradicionales recorridos procesionales, forman parte de una programación que se es seguida por los millones de fieles del Cristo Morado alrededor del mundo.

  20. Es un articulo que muestra un homenaje en el mes morado, por parte de Innovas y de la UNFV es congratularte. en este mes de reflexión tiempo en el que Jesús, el Señor de los Milagros, enciende la fe, la esperanza y el amor en los corazones de nuestro pueblo peruano. La devoción por el Cristo de Pachacamilla se extiende desde nuestra nación al mundo, superando las barreras de los días de confinamiento por la pandemia. El pueblo sigue la tradición católica limeña algo que es un bálsamo del alma.

  21. Este artículo resalta la importancia de la creencia y fe católica , que va mas allá de una procesión ya que las procesiones nos muestran como pueblo, peruanos más allá de las diferencias y distinciones de todo tipo. Somos, un pueblo, una Iglesia, reunida en oración,y unida por un destino glorioso y una misma fe , en definitiva, las procesiones, especialmente las más impactante y multitudinaria es la del Señor de los Milagros.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  22. Nuestro país ha estado investido en cuestiones religiosas y la mística de seres sagrados, y es por ello por lo que, considero, somos muy susceptibles a pertenecer a una religión. Es así como la fe que se muestra al Señor de los Milagros es enorme, tiene un solo mes para su celebración y adoración, y todos los limeños hemos presenciado ello si es que hemos pasado por la avenida Tacna durante el mes de octubre. Estoy seguro de que dicha fe se mantendrá durante generaciones enteras, y que perdurará a través de los años.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  23. El mes de Octubre, mas conocido como EL MES MORADO, donde las calles del centro de lima repleta de fieles seguidores de nuestro padre celestial que llegan hasta las nazarenas devotos de su fe, el cristo de Pachacamilla genera una de los mas grandes movilizaciones a nivel mundial por la gran cantidad de seguidores, asistir a esta procesión genera en cada persona , una calma , una sanación del alma.
    Cave recalcar los ricos picarones y fabulosos anticuchos que se vende a lo largo de toda la avenida Tacna.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  24. Este articulo es muy interesante El señor de los milagros para muchos es un simbolo de crencia de fe de bondad este articulo nos relata un poco de la presenxia del señor de loa milagroa se celebre cada mes de octubte por eso llamamoa el mes morado fecha en donde la familia se reune para poder adorar a tan gran santo fecha de familia de amor al projimo y sobre todo fecha de loa milagros . Gran articulo que nos hace apreciar mucho maa al señor de los milagros

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  25. El señor de los milagros es Jesús crucificado, es un símbolo de amor, comprensión, paz, mansedumbre, templanza y comprensión al prójimo. Y octubre, es un mes de fe común en donde todos los cristianos ven al señor de los milagros y le piden por la seguridad, salud y bien estar de las personas que consideran que la necesitan; es una época que te hace recordar que no estás sólo en oraciones y fe. Y es ahora en estos tiempos de covid 19, en donde esta festividad debe hacernos más fuertes y hacernos sentir que el señor de los milagros, Jesús, está contigo; y unirnos en amor al momento de cantar el coro de nuestra canción en homenaje a nuestro Cristo moreno. Excelente articulo que nos llena de emoción melancólica al recordar las procesiones que se solían dar antes de la pandemia, ahora debemos ir con los protocolos de bioseguridad, pero aun así debemos llevar la procesión en nuestros corazones.

  26. Lo importante y devoto que tenemos los peruanos en el señor de los milagros es la fe, y como dicen siempre es lo ultimo que se pierde, es imposible no conmovernos antes nuestro señor de los milagros. Nuestra fe católica siempre tuvo una referencia al muro del señor de los milagros un hecho que no se olvida y que nos hace recordar que el creer nunca pierde el sentido de la fe, hay muchas definiciones sobre lo devoto que somos antes el señor de los milagros, y es lo que nos hace únicos la consecuencia de creer y el nunca perder la fe nos hace fuertes en tal sentido que demostramos nuestros sentimientos ante nuestro señor. Gran articulo.

    • Gracias por el comentario y la preferencia. Éxitos profesionales. Felicitaciones por defender tu fe en la academia.

  27. La fe católica en Lima tiene un referente y simbolismo en el Señor de los Milagros. La imagen de Cristo crucificado, del misterio de la muerte del Señor, lleva más de tres siglos y medio convocando a un pueblo, a través de este medio, a experimentar el amor inconmensurable de Dios.
    Es imposible no conmoverse por esta devoción popular en Lima. Contarle a Dios los milagros evoca sentimientos, vivencias, sentimientos, promesas, esperanzas, sumergirse en la experiencia profunda, enriquecedora y regeneradora de ser amado por Dios. El amor divino (para la religiòn catòlica) se ha convertido en un milagro en la historia personal y social. Instalado ya como capital simbólico clave dentro del campo religioso y político nacional, podemos preguntarnos con qué otros significados ha sido disputada esta imagen en tanto arena de lucha y qué otras definiciones sobre su historia pueden plantear los devotos y devotas peruanos.

  28. El Perú es un país católico, y el Señor de los Milagros es una de las festividades religiosas mas importantes, le dedicamos todo un mes a esto y con ello muchas costumbres, es lamentable que por la crisis sanitaria que venimos atravesando no se pudo realizar el recorrido de todos lo años, en estos 2 últimos años, sobre todo por acopio de personas y el riesgo de contagio que esto implicaría, Dios quiera el próximo años se pueda realizar.

  29. La fe hacia un santo o hacia Dios es algo que la mayoría de las personas tenemos arraigadas, no se puede explicar por la razón o la lógica, ni entenderse a través de una dimensión.
    En nuestro país la devoción hacia la imagen del Señor de los Milagros es enorme, considerado muy milagroso y con una historia llena de sucesos que solo tienen explicación en la fe. Lamentablemente estos dos últimos años no ha sido posible realizarse la procesión, pero la fe y la devoción sigue siempre presente entre sus devotos.
    Esa fe que se ha tenido y hoy se tiene va a seguir perdurando a través de los años de generación en generación, y no solo por tradición si no por creencia y esperanza.

  30. El señor de los milagros, tiene miles de fieles que lo acompañan en el mes de octubre. La devoción por El Señor de Pachacamilla hace que sus fieles tengan presente el amor de Dios a la humanidad de manera incondicional y misericordiosa. Debido a la pandemia este año no se ha realizado recorridos por las calles de Lima, sin embargo, los creyentes pudieron visitarla respetando los protocolos de seguridad en la Iglesia de las Nazarenas. El papa Francisco no fue ajeno y desde el vaticano envió sus saludos a todos los peruanos y creyentes.

  31. Su desfile tradicional representa el desfile religioso más grande del mundo. El Día del Señor de los Milagros es la principal celebración católica en nuestro país. Su imagen original fue dibujada por un esclavo angoleño cerca de Pachacamilla, y miles de creyentes vienen a rezar y hacer pedidos cada año.
    Al mismo tiempo, los numerosos desfiles que se realizan los días 18, 19 y 28 de octubre de cada año reúnen a miles de creyentes. Los milagros pertenecen a los que se atreven a creer, a los que saben esperar con paciencia y son leales a tu amor. Excelente artículo (:

  32. Hermoso testimonio y expresión de amor a Cristo Jesús. “La mirada del peregrino se deposita sobre una imagen que simboliza la ternura y la cercanía de Dios. El amor se detiene, contempla el misterio, lo disfruta en silencio. También se conmueve, derramando toda la carga de su dolor y de sus sueños. La súplica sincera, que fluye confiadamente, es la mejor expresión de un corazón que ha renunciado a la autosuficiencia, reconociendo que solo nada puede.”. En este mes morado mis respetos de amor a Dios. Gracias a Dios por la vida, por la familia, por nuestro trabajo, por la salud y por el esfuerzo de acercarnos a Dios.

  33. Al mirar la imagen bendita del Cristo de Pachacamilla es posible quedar absorto, sin palabras, sintiendo, vibrando de amor y fervor. Pero es posible también pensar. Reflexionar sobre la experiencia para sacar provecho de cara a la vida cotidiana, para vivir del mejor modo posible la unión con Jesús, el Mesías y Señor, a quien la imagen representa. Con plabras no podemos expresar tu fe, la sentimos pero muchas veces fallamos y recaemos, que Dios nos deje atrás odios y rencores.