Uno de los regímenes más sanguinarios del siglo XX

Por: Luis Alberto Pintado Córdova y Alfonso Barba Caballero

Un autoritario intento de instaurar una utopía agraria sin clases sociales que devino en uno de los regímenes más sanguinarios del siglo XX fue denominado  genocida por un tribunal de la ONU por vez  primera en noviembre de 2018.

Some of the victims killed at the Toul Sleng prison, unearthed from mass graves at Choeung Ek village, 15 kilometers outside Phnom Penh, Cambodia May 13, 1983. A number of pits surround the site – authorities said they discovered 129, each containing about 100 corpses. (AP Photo/John Laird)

Condenaron a cadena perpetua a dos de sus máximos líderes. Fueron declarados culpables de genocidio contra vietnamitas y la comunidad musulmana cham, además de otros crímenes, incluidos asesinato, exterminación, esclavitud y tortura.

Uno de los campos agrícolas de internamiento del régimen. Se obligaba a trabajar 20 horas al día.

Nuon Chea, de 92 años, el llamado Hermano número 2 (el Hermano fue número 1 flue Pol Pot, el líder del movimiento), y Khieu Samphan, de 87 años, el jefe de Estado, ya cumplían cadena perpetua desde 2014 por otros crímenes de lesa humanidad.  El Jemer rojo, dirigido por Saloth Sar, mejor conocido como Pol Pot, fue un movimiento radical maoísta fundado por intelectuales educados en Francia. BBC New Mundo

La prisiòn de Tuol Sleng se hizo famosa por su brutalidad: los prisioneros recibían palizas y torturas basadas en descargas eléctricas y colgamientos, y a veces se les hacía comer sus propias heces y beber su propia orina. Varios internos fueron utilizados en experimentos “médicos” sádicos: se les abría sin anestesia y se removían sus órganos, o se les desangraba gota a gota para descubrir el punto de expiración.
Ejecuciones si ningún proceso judicial por ley del sospechoso

Buscaban crear una sociedad agraria autosuficiente y sin clases, y para ello vaciaron las ciudades y sus residentes fueron forzados a trabajar en cooperativas rurales.  La mayoría murió de hambre.

Manipulación de niños en los frentes de guerra

Esta purga incluía intelectuales, religiosos, minorías, políticos opositores,  exfuncionarios del gobierno y sus familias.

En esta espiral de violencia, matanza y brutalidad de las muertes meticulosamente documentadas por funcionarios públicos son un mal ejemplar de uno de los regímenes más sangrientos del comunismo  del siglo XX.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –  – – – – – – –

Muere “Duch”, el líder torturador de los Jemeres Rojos

Imagen de Kaing Guek Eav, alias «Duch», durante el juicio en el que fue condenado por las atrocidades de la prisión S-21 – REUTERS

Condenado a cadena perpetua por exterminar a 14.000 prisioneros en la prisión de Tuol Sleng (S-21), ha fallecido a los 77 años tras pedir perdón por el genocidio de Camboya

Pablo M. Díez

Por: Pablo M. Díez. ABC Internacional. Corresponsal en Asia

La muerte, que tanto prodigó durante su vida, ha acabado alcanzándole. A los 77 años ha fallecido Kaing Guek Eav, alias «Duch», uno de los líderes del Jemer Rojo que instauró en Camboya uno de los más atroces regímenes comunistas que se recuerdan en el mundo. Entre 1975 y 1979, Pol Pot y sus secuaces implantaron en este paupérrimo país del Sudeste Asiático una alienante utopía maoísta y agraria que exterminó a dos de sus siete millones de habitantes, que fueron ejecutados por motivos políticos o perecieron de hambre y extenuación en sus tristemente famosos «Campos de la Muerte».

Buena parte de los primeros se le pueden atribuir a «Duch», quien dirigía la prisión de Tuol Sleng (S-21) en la capital, Phnom Penh. Por esta antigua escuela de la época colonial francesa, reconvertida hoy en museo de los horrores, pasaron más de 14.000 presos que fueron salvajemente torturados en desquiciados interrogatorios donde se les preguntaba si eran espías de la CIA, del KGB o de ambas. Espeluznantes, los retratos en blanco y negro de sus fichas policiales se exhiben hoy en sus aulas para poner rostro al horror de los Jemeres Rojos. Solo un puñado de prisioneros sobrevivieron a Tuol Sleng, ya que el resto acabó ejecutado a machetazos en «Campos de la Muerte» como el de Choeung Rk, a 15 kilómetros de Phnom Pehn y donde se descubrieron 8.895 cadáveres enterrados – algunos con vida – en 86 de sus 129 fosas comunes.

Ese era el destino final tras pasar por la Oficina de Seguridad 21 que, con precisión aritmética y crueldad inhumana, dirigía «Duch», un antiguo profesor de Matemáticas convertido en cruel guerrillero. Por los atrocidades de Tuol Sleng, fue condenado en 2010 a solo 35 años de cárcel por un tribunal especial de la ONU, pero la sentencia fue elevada después a cadena perpetua.

En 2014, la misma pena recayó sobre Khieu Samphan, jefe del Estado en la entonces Kampuchea, y Nuon Chea, el ideólogo y número dos del régimen, fallecido en 2019 a los 93 años. Junto a «Duch», son los únicos altos cargos de los Jemeres Rojos que han respondido ante la justicia por sus crímenes contra la Humanidad. Con su cabecilla, el «Hermano Número 1» Pol Pot, muerto desde 1998, solo cinco altos cargos habían sido procesados por el genocidio perpetrado contra su propio pueblo por Angkar, como se conocía al Jemer Rojo. Pero uno de ellos, el entonces ministro de Exteriores, Ieng Sary, murió en 2013 y su esposa, Ieng Thirith, quien dirigía la cartera de Asuntos Sociales y era la cuñada de Pol Pot, fue declarada incompetente para ser juzgada por sufrir Alzheimer y falleció en 2015.

Todos ellos formaban parte del círculo de «iluminados», varios de ellos formados en la Sorbona de París, que querían implantar una nueva sociedad en Camboya, como «Duch». Nacido el 17 de noviembre de 1942 en la provincia de Kompong Thom bajo el nombre de Kaing Guek Eav, fue uno de los estudiantes más brillantes del país y se convirtió en profesor de Matemáticas en 1965. Tras la detención de varios de sus alumnos, se unió en 1967 a la guerrilla comunista que luchaba contra el Gobierno. Allí adoptó un nombre de guerra demasiado estridente para el suave idioma jemer, «Duch», y empezó su carrera revolucionaria hasta que fue arrestado por la Policía y torturado.

Tras su liberación, el camarada «Duch» ascendió en la guerrilla dirigida por Pol Pot organizando y dirigiendo centros de detención. Una experiencia que, después de que los Jemeres Rojos tomaran el control de Phnom Penh el 17 de abril de 1975, aplicó en la prisión de Tuol Sleng o S-21.

Gracias a su inteligencia, revisaba las declaraciones de los detenidos concienzudamente hasta descubrir nuevos puntos débiles que le servían para aniquilar su individualidad, quebrada por interminables sesiones de torturas y palizas. Estas eran especialmente cruentas con los cuadros de los Jemeres Rojos caídos en desgracia y acusados de traición, con los que el responsable de la prisión, y también de la Policía secreta (Santebal), no mostró piedad alguna.

Tras la liberación de Phnom Penh por las tropas vietnamitas el 7 de enero de 1979, «Duch» huyó al bastión jemer de la frontera con Tailandia, aunque no pudo destruir las pruebas de las atrocidades cometidas en S-21.

En los años 80, Kaing Guek Eav continuó con la docencia y hasta dio clases en Pekín, pero luego volvió a buscar el anonimato de la jungla camboyana. Tras la muerte de su esposa en 1995, «Duch» se convirtió al cristianismo. En 1999, su nombre volvió a salir a la luz gracias a una entrevista, tras la cual fue apresado. Desde entonces ha permanecido encarcelado. Aferrándose a su fe cristiana, «Duch» se arrepintió en el juicio y pidió perdón a sus víctimas. Que Dios le perdone, porque los camboyanos seguramente no podrán hacerlo.

Jemeres Rojos de Camboya: Comunistas exterminaron 3 millones de personas. Fuente: Actualidad Chile

49 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Extremadamente indignante que tipo de civilización o sociedad ostenta, con todo el derecho y la razón más absoluta, una ideología asesina como el fascismo sin embargo glorifica, alienta o apoya con camisetas, grafitis, películas, libros, documentales, canciones, entrevistas; a otra ideología política como el comunismo que ha generado regímenes asesinos por todo el planeta. Como una persona justa y democrática puede sentir simpatía y dar su voto a partidos políticos que se declaran comunistas, viendo la historia de estos en todo el mundo. Qué razón puede llevar a alguien a votar por ideas fascistas o comunistas

  2. Es insólito que personas con numerosa capacidad incurran en delitos de lesa afabilidad, causan total daño y luego de arrepentirse se entregan a Dios. Sino el mal ya está hecho. Hay que estar al tanto en la historia para no caer en ideologías totalitarias como muchos pretenden imponerlas por la fuerza o con fraudes democráticos para luego estar como en Cuba o Venezuela sin libertades y en insuficiencia extrema, seguimiento manejo y hambre y miseria .Es muy irritante, hasta donde pueden llegar con en el dolor ajeno.

  3. Realmente las acciones de Duch es indignante porque por culpa de esta persona muchas perdieron la vida y si bien Duch buscaba crear una sociedad agraria autosuficiente y sin clases, sus ideas fueron más allá de ello y comenzaron a forzar a gente a trabajar en cooperativas rurales en dónde la mayoría murió de hambre.
    Cabe resaltar que si bien Duch de cierta forma obligaba o imponía a las personas a pensar como el y no solo pensar sino actuar, incluso torturaba gente inocente todo por no pensar como él .

  4. Esto es indignante, hasta donde pueden llegar con en el dolor ajeno. La mayoría de los guardas eran adolescentes a los que Duch indoctrinaba para torturar aprovechando la facilidad para manipularlos, hombres, mujeres y niños eran torturados y obligados a firmar confesiones falsas. Los que no morían durante las torturas eran asesinados en los macabros campos de exterminio y enterrados en fosas comunes. Tras la caída del Jemer Rojo, Duch vivió en el anonimato, pero fue detenido en 1999 y en 2007 acusado formalmente por las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya (CECC), un tribunal especial auspiciado por la ONU donde unas 1.7 millones de personas murieron debido a las purgas, las hambrunas y el maltrato durante el Jemer Rojo, liderado por el hermano “número uno”, Pol Pot, que falleció en 1998 en la selva norte de Camboya.

  5. Es tan dificil imaginarse los extremos crueles a los cuales puede llegar el ser humano, la frialdad con la que puede actuar con la finalidad de conseguir sus objetivos sin importarle la vida ni la dignidad de los terceros y se sienten con el poder de simplemente matarlos y quitarlos del camino, Pol pot se hacía llamar comunista pero sus ideas eran primitivistas el iba por la regresión industrial no por la revolución industrial y no solo la desaparición de clases aunque el mismo al mostrarse por encima de los demás ya esta marcando esa ideología que el mismo pensaba abolir donde millones de personas sin importar el sexo o la edad fueran a ser catalogados como enemigos del régimen fueron a parar a las celdas de lo que antes había sido una escuela. La mayor parte de ellos fueron torturados y obligados a confesar crímenes ficticios, involucrando a familiares y amigos, antes de ser ejecutados en los “campos de la muerte”, una verdadera masacre y genocidio fue el que cometió, ninguna pena legal pudo ni podría resarcir los daños causados.

  6. Es lamentable leer sobre una historia tan terrible, cuanta gente inocente fallecio a causa de un mal lider con ideas erroneas. Y en la historia no solo hubo un lider asi, sino tmabien un claro ejemplo es Hitler que asesino a miles de judios por que no eran de raza pura como lo Arios. En el pasado se perdieron muchas vidas, por pensamientos retrogradas y cerrados. Ahora estamos en una nueva era donde no hemos tenido guerras en siglos, sin embargo, aun hay pequeños grupos alrededor del mundo que consideran la ejecucion de personas como algo normal, los terroristas, ya sea de los paises de medio oriente o como Perú en el Vraem. Espero que con el tiempo se pueda erradicar este estilo de vida que algunas sociedades aun llevan.

  7. Un articulo demasiado conmovedor e indignante a la vez. Que tipo de civilización o sociedad repudia, con todo el derecho y la razón más absoluta, una ideología asesina como el fascismo, nazismo o como lo quieran llamar y sin embargo glorifica, alienta o apoya con camisetas, graffitis, películas, libros, documentales, canciones, obras teatrales, programas de televisión y radio, artículos periodísticos, entrevistas, a otra ideología política como el comunismo que ha generado regímenes asesinos por todo el planeta. De hecho no conozco un solo ejemplo de gobierno comunista en el que no se hayan cometido crímenes contra la humanidad. Como una persona justa y democrática puede sentir simpatía y dar su voto a partidos políticos que se declaran comunistas, viendo la historia de estos en todo el mundo. Qué razón puede llevar a alguien a votar por ideas fascistas o comunistas.?
    Sin entrar en consideraciones literatofantásticas, la inmensa mayoría de las personas, con poder absoluto se convierten en auténticos monstruos.

  8. Es lamentable ese periodo que se vivió en Camboya por el régimen comunista , que implantó una sociedad agraria y exterminó todo el resto de grupos en campos de concentración y por motivos políticos como se menciona a Duch un matemático que se volvió guerrillero y en el hoy museo de horrores torturaba de forma muy cruel e inhumana a personas por información y sin piedad , durante la intervención vietnamita logró huir y volverse al cristianismo pero fue apresado , es un triste pesar para esas personas que sufrieron por este régimen autoritario y sin sentimientos por su gente.

  9. Hoy en en dia las persona creen que es correcto su forma de pensar, puede ser que si como puede ser que no pero, lo que no es correcto es obligar a las personas a seguir sus ideologías, ya que con eso estarían reprimiendo su forma de pensar y su libertad de expresión. Hemos podido observar que atrevas de los años se han cometido muchos genocidios sometiendo a la población buscando crear una sociedad agraria auto suficiente y sin clases, dañando a miles de personas y dejando traumas a toda una población. Si uno quiere tener seguidores en su ideología hay forma de hacerles llegar el mensaje sin obligarlos.

  10. Lopez Ugarte, Zumico Johana UNFV. Negocios Internacionales. Ciclo: 9 Turno: Noche. Sección: A

    Considero que llegar al extremo de matar tan vidas y hacerlos sufrir hasta que mueran es algo tan enfermo y vivir con la conciencia de todas las muertes en su nombre. Creo que la ignorancia nos ciega y la ideología que uno pueda lograr a germinar en nuestra mente es tan poderosa que nos logra por matar a nosotros mismos porque comenzamos a perder la razón y dañar a otros sin compasión y que derechos se cree uno para cometer tal cobarde acto, tal es el caso de Duch quien buscaba crear una sociedad agraria autosuficiente y sin clases, y para ello vaciaron las ciudades y sus residentes fueron forzados a trabajar en cooperativas rurales, donde la mayoría murió de hambre, de explotación o de violencia.

  11. Wow, este artículo me ha causado un pena tremenda, al imaginarme todas las atrocidades que pasaron las personas ya sea niños, jóvenes o adultos, hacerles comer sus propias heces, pasar hambruna, explotación, me pregunto, ¿ese hombre no tenía, un poco de humanidad?, esta historia no es muy conocida,en lo personal es la 1era vez que leo sobre este tema, me causa idignación saber de todos estos guerrilleros comunistas, que se hacían llamar “los jemeres rojos”, tenían como enemigos, toda persona intelectual, profesional, hasta tan solo por usar lentes te mataban, que triste habrá sido esos años, para todas vietnamitas. Por otro lado considero que Duch era una persona enferma, porque una persona sin valores, en su sano juicio no comete todas esas atrocidades, con el fin de cambiar el pensamiento a un pensamiento “maoísta”, estos revolucionarios genocidias, que no debieron existir.

  12. La muerte de este personaje quizá no es motivo de celebración sin embargo invita a la reflexión saber cómo termina finalmente una persona qué fue parte de un grupo de ejecución extremista, ya que todo un pueblo sufrió con las atrocidades impuestas por este régimen quiénes eran torturados y tratados como esclavos, una historia trágica como la del holocausto, que muchas veces ven pasar años hasta que se logre un poco de justicia. A pesar del arrepentimiento sin embargo es muy difícil que se pueda borrar la tristeza y el dolor de los familiares y descendientes de Camboya, la muerte del dutch solamente ayudará a cerrar un capítulo qué servirá como ejemplo para entender por qué el racismo la esclavitud o el supremacismo sólo han traído prejuicios a la sociedad.

  13. Que suceso más trágico y violento.
    Los habitantes de Camboya recibieron lo peor con ese régimen.
    Es un número de muertos abismal a manos de estos dos líderes.
    Este comunismo en vez de ayudar a sus pueblos y querer mejor. Lo que hizo fue todo lo contrario.Acabo con todas las vidas de varias personas y ejecutaron por sus ideologías, intelectual, comerciantes ,etc.
    Me quedé estupefacta con este artículo.

  14. Escalofriantes sucesos los que pasaron los habitantes de Camboya con ese regimen tan sanguinario. Es inconcebible el numero de muertos a manos de estos dos lideres, una pena dado que eran estudiosos. Se entiende que si han estudiado, sobre todo en un pais extranjero, regresen a su país a mejorarlo y no destruirlo como lo terminaron haciendo. Se sabe ya de por si que el comunismo ha sido un total fracaso en el mundo, este es un gran ejemplo de cuando basan y ejecutan su ideología con extremismo.

  15. Esta información más que sorprendente es terrorífica, El torturador Duch había mostrado su arrepentimiento y pedido perdón a sus víctimas por todos sus crímenes. se expreso de la siguiente manera «Soy única e individualmente responsable de la pérdida de al menos 12,380 vidas», dijo al tribunal. Sin embargo, pidió ser absuelto y liberado, lo que enfureció a las familias de las víctimas y provocó que algunos dudaran de su contrición.
    Con la muerte de Duch se cierra otro capítulo en la historia negra de Camboya. La prisión de Tuol Sleng, donde ejecutó sus torturas, hoy es una especie de museo de los horrores para que la gente no olvide uno de los mayores genocidios de la historia.

  16. En un mundo desgarrado por la lucha de dos ideologías, los años setenta se mostraron como el escenario histórico propicio para el surgimiento de movimientos extremistas. La “vietnamización” del sur de Asia se engulló a un país como Camboya donde las disputas internas lo llevaron a un epílogo jamás imaginado. La humanidad fue un tibio espectador del exterminio de millones de seres humanos. El resto del genocidio fue brutalidad extrema comunista.

  17. La prisiòn de Tuol Sleng se hizo famosa por su brutalidad: los prisioneros recibían palizas y torturas basadas en descargas eléctricas y colgamientos, y a veces se les hacía comer sus propias heces y beber su propia orina. Varios internos fueron utilizados en experimentos “médicos” sádicos: se les abría sin anestesia y se removían sus órganos, o se les desangraba gota a gota para descubrir el punto de expiración. Como Tuol Sleng existían más de 150 prisiones similares. Morían por cientos a diarios. uma brutalidad propia del comunismo insano.

  18. El genocidio camboyano, se calcula, acabó con la vida de 1,7 millones de personas, aproximadamente la cuarta parte de la población. Las cifras, sin embargo, son aún más dramáticas según el sexo: uno de cada tres hombres camboyanos murió a manos de los Jemeres Rojos. La ruralización forzosa se materializó en campos de trabajo donde se trabajaba 20 horas de 24, con un día de descanso cada diez, y donde un gran número de personas murieron de inanición o de puro agotamiento. En las ciudades abandonadas, el régimen creó prisiones y centros de exterminio como la famosa prisión-museo de Tuol Sleng, donde se dice que murieron aproximadamente 20.000 prisioneros, y de la que sólo escaparon doce personas con vida.

  19. Kampuchea Democrática se convirtió en un infierno para sus ciudadanos, y en un enjambre de números en las estadísticas. En la imaginación de los Jemeres Rojos, el antiguo reino de Angkor brilló siempre como modelo. Fiel a la tradición despótica de los antiguos emperadores jemeres, Pol Pot instauró un régimen que se convirtió en un auténtico retorno a la Edad de Piedra: las ciudades fueron abandonadas, toda actividad que no fuera la agricultura, perseguida. Llevar gafas era razón suficiente para ser ejecutado sumariamente, y al final de la época Jemer, tan sólo se encontró un abogado con vida en toda Camboya. Un genocidio que por vez primera en la historia de la humanidad logro extinguir a la tercera parte de su país.

  20. Tras la caída del régimen en 1979, Duch pasó dos décadas escondido en un pueblo cercano a la frontera con Tailandia hasta que en 1999 fue descubierto por un periodista británico. Durante el juicio reconoció su culpa y pidió perdón en repetidas ocasiones. Su defensa se basó en que solo seguía órdenes. “Todos los que fueron arrestados y enviados a la S-21 ya se daban por muertos”, testificó en una de sus comparecencias.
    Desde el aula virtual UNFV felicito a los autores de este artículo histórico.

  21. Horroros, Duch fue responsable de la cárcel S-21, también conocida como Tuol Sleng, uno de los lugares de tortura más terribles del país. Más de 16.000 hombres, mujeres y niños catalogados como enemigos del régimen fueron a parar a las celdas de lo que antes había sido una escuela. La mayor parte de ellos fueron torturados y obligados a confesar crímenes ficticios, involucrando a familiares y amigos, antes de ser ejecutados en los “campos de la muerte” de Choeung Ek a las afueras de la capital, Phnom Penh. Solo siete personas salieron con vida del lugar, que ahora se ha convertido en un museo de lo que sucedió en esa época. Todo por una absurda ideología que todavía tiene seguidores, incluso en Perú… unos retrogradas.

  22. Duch se convirtió en un símbolo del horror al ser la primera persona juzgada por la institución. El proceso en su contra comenzó en 2009 y al año siguiente fue condenado a 35 años de cárcel, más tarde extendidos a cadena perpetua. Solo nueve personas han sido Investigadas por este tribunal. Entre ellas, el expresidente Khieu Samphan y la mano derecha del líder, Noun Chea. Pol Pot falleció en 1998 en su cama sin que aún estén claras las circunstancias.

    Un representante del Tribunal de Camboya ha informado hoy del fallecimiento de Duch, sin revelar ningún tipo de información sobre las causas. “Falleció esta mañana a las 00:52, el 2 de septiembre, en el Hospital de la Amistad Jemer-Soviética. No puedo desvelar más detalles”, ha declarado Neth Pheaktra, portavoz de la institución. Duch, de 77 años y enfermo desde hace tiempo, fue trasladado al centro médico desde la prisión provincial de Kandal en la que estaba recluido tras presentar dificultades respiratorias.

  23. Es inconcebible que personas con mucho talento incurran en delitos de lesa humanidad, causan tanto daño y luego de arrepentirse se entregan a Dios. Pero el mal ya está hecho. Hay que conocer la historia para no caer en ideologías totalitarias como muchos pretenden imponerlas por la fuerza o con fraudes democráticos para luego estar como en Cuba o Venezuela sin libertades y en pobreza extrema, persecución política y hambre y miseria . El comunismo ha sido y es un fracaso en el mundo. Tampoco olvidemos los izquierdista que rodean a Vizcarra y son de clara tendencia comunista o caviar que le han hecho fracasar en su estrategia contra la pandemia y están involucrados en delios de corrupción en plena crisis, algo aberrante. Gran artículo.

  24. El movimiento de Jemer Rojo liderado por Pol Por es uno de los más brutales y genocidas de finales del siglo Xx, un siglo marcado por ideologías extremistas que solo nos conllevaron a guerras y matanzas. Es bueno sacar a luz estos hechos que opacaron la historia de la humanidad.