NEUROCIENCIAS

Neuroarquitectura del aula

Por: Marta Bueno y José R. Alonso. España

En una sociedad como la nuestra, primer mundo, desarrollado y tecnológico, el 90% de nuestro tiempo lo pasamos en el interior de un espacio construido por el hombre. El entorno afecta a nuestras sensaciones de bienestar o de incomodidad, de paz o de inquietud. El lugar en el que estamos nos puede hacer sentir en un refugio, protector y hogareño o, por el contrario, en un entorno hostil del que tenemos ganas de salir huyendo. A partir de las sensaciones que percibimos en una estancia podemos intuir una intersección entre la neurociencia y el espacio en el que nos movemos. Los arquitectos están interesados en saber cómo afectan los espacios a ciertas respuestas neuronales -calma, placer, confort, bienestar- y buscan aplicaciones neurocientíficas para mejorar sus diseños.

En varios estudios (Vartanian et al. 2013, 2015) un grupo de voluntarios valoraron 200 fotografías de interiores arquitectónicos que variaban en tres características básicas: altura de techo, formas curvilíneas o rectilíneas y recintos cerrados o abiertos. Concluyeron que las habitaciones con techos más altos tenían más probabilidades de ser consideradas bellas en comparación con las habitaciones con techos bajos. Igual pasaba con las habitaciones abiertas y diáfanas que fueron valoradas como más agradables que las salas cerradas, con puertas y ventanas mínimas o inexistentes, que generaban una sensación de deseo de huida. En cuanto a los contornos curvilíneos, eran considerados más amables y acogedores en comparación con las líneas rectas, aunque estas últimas dominen en la mayoría de los inmuebles. Aun así, recordemos las sensaciones en las maravillosas casas Milá o Batlló en la ciudad de Barcelona.

Otro resultado, quizá más interesante, es que existe una correlación entre belleza y actividad neuronal dentro de la corteza prefrontal medial. Esta región cerebral es clave en nuestros procesos de evaluación, juicio crítico y planificación y forma parte del circuito de recompensa, el grupo de áreas cerebrales que nos premia con una sensación placentera cuando hacemos algo positivo para la supervivencia del individuo o de la especie. En resumen, la experiencia estética de los interiores arquitectónicos se fundamenta en los mismos detonantes que ponen en marcha el sistema de recompensa; es decir, estar en un espacio arquitectónico bien logrado (volúmenes, instalaciones, iluminación, mobiliario, etc.) genera una respuesta cerebral comparable a la que nuestro encéfalo muestra ante una obra de arte magnífica, una buena comida, el placer del sexo o un desafío conseguido.

Recientemente, el mismo equipo ha realizado un estudio en el que 800 personas debían calificar online sus sensaciones con las mismas imágenes que en los estudios anteriores, 200 interiores arquitectónicos, según 16 factores psicológicos. En primer lugar, se comprobó que estas etiquetas se podían reducir a tres: coherencia, fascinación y confortabilidad. La coherencia hace alusión a la armonía, implica no incluir un mueble barroco en un baño hi-tech minimalista; la fascinación es el efecto de asombro, el que consigue una sala de baile tipo Sissí con espejos dorados, arañas brillantes y paredes de mármol; y confortabilidad es la sensación hogareña típica que sugiere la imagen de un sillón de orejas frente a la chimenea encendida, aunque cada uno tiene su idea personal de guarida para el descanso del guerrero (o la guerrera). Aparentemente, con esas tres variables se pueden explicar perfectamente las reacciones de las personas a los interiores arquitectónicos. En definitiva, todos valoramos el equilibrio del entorno que ocupamos, la curiosidad por un espacio que nos resulta llamativo y lo bien que nos hace sentir un lugar, la sensación de «hogar», aquello de estar «como en casa».

Los investigadores repitieron la prueba con 600 participantes diferentes, pero ahora sólo con estas tres variables, ya no con los 16 factores iniciales usados para etiquetar las imágenes. Se probó así la hipótesis de que estas tres dimensiones psicológicas tienen impacto en nuestros cerebros ya que todas las imágenes quedaron perfectamente catalogadas de acuerdo con esas tres variables: coherencia, fascinación y comodidad.

Un tercer experimento llevado a cabo con una muestra menor de participantes utilizó escaneado cerebral con resonancia magnética para observar a tiempo real las regiones neuronales de estos voluntarios activadas mientras contestaban a estas dos preguntas: ¿Cree que ese espacio es hermoso? ¿Desearía estar en él?

Los hallazgos fueron asombrosos ya que las imágenes de sitios con una nota muy alta en la coherencia activaban la circunvolución occipital inferior izquierda cuando los participantes juzgaban la belleza, con las imágenes fascinantes ocurría algo similar porque ponían en marcha un área neuronal específica también relacionada con la belleza y las imágenes con un grado alto en confortabilidad activaban el cuneo izquierdo cuando los participantes afirmaban que les apetecería estar en ese recinto. Es decir, tenemos localizadas en el cerebro las sensaciones de belleza del espacio y la decisión de permanecer en ese lugar o no.

La conclusión principal de este análisis es que las regiones visuales de nuestro cerebro albergan respuestas a estas dimensiones psicológicas subjetivas, de las cuales tal vez ni siquiera seamos conscientes. No solo vemos, sino que valoramos la belleza y nuestra disponibilidad para «insertarnos» en ese paisaje arquitectónico, para vernos en él.

Si tenemos en cuenta que la arquitectura nos provoca diferentes emociones que una resonancia cerebral permite visualizar, podemos reflexionar sobre los entornos de aprendizaje y los lugares en los que los estudiantes pasan tantas horas de su vida. Incluso si partimos de muchos edificios que ya están construidos y se utilizan como escuelas, podemos adaptar los espacios para favorecer el aprendizaje de nuestros alumnos en ellos, haciendo que mejoren su valoración en esas tres variables: coherencia, fascinación y habitabilidad.

Una lista que podría dar nociones básicas para hacer el aula más agradable es la siguiente:

  1. Los espacios de aprendizaje deben ser confortables. El malestar y la incomodidad distraen.
  2. La mejor luz para un aula es la natural. La iluminación artificial debe ser modulable para adaptarse a horarios, latitudes y actividad. Son preferibles los espacios amplios y diáfanos, con buena temperatura y una ventilación adecuada.
  3. Los asientos deben ser móviles y flexibles para que permitan diferentes patrones y configuraciones del aula. Un espacio versátil es fácil de adaptar a más de una actividad.
  4. Las zonas lúdicas son fundamentales. El juego crea un compromiso de aprendizaje significativo. Incluso en cursos superiores el objetivo del juego, del reto, del desafío, favorece el aprendizaje. respondemos a estímulos básicos y divertidos que nos provoquen y muevan a la acción.
  5. El espacio exterior no debe ser un territorio prohibido, sino un complemento del aula, para aprender otras cosas, para experimentar otras sensaciones, para generar novedad, sorpresa, aspectos que redundan favorablemente en la actividad cerebral.
  6. La accesibilidad tecnológica es un punto clave. Las aulas deben tener enchufes de todo tipo (internet, electricidad, cañones, etc.), cableado adecuado (pantallas, sonido) que permita la reestructuración del aula. Lo que vayamos a necesitar, debe estar a mano. También deberíamos pensar en cómo reducir costes, usando menos aparatos independientes y más servidores con «ordenadores esclavos», más conectividad, más flexibilidad. Un ejemplo positivo pueden ser las impresoras en red, ya no nos planteamos tener una en cada aula.
  7. El ruido es un enemigo del aprendizaje. Debemos tener una sonorización adecuada, algo que suele ser difícil de conjugar con desarrollos deseables como tabiques móviles o espacios diáfanos.
  8. Suena exagerado pero un baño adjunto al aula en Infantil y primeros cursos de Primaria soluciona conflictos de concentración del alumno, permisos y tiempos perdidos.
  9. En cuanto a la creatividad, esta puede aparecer en cualquier lugar, incluso en celdas sin ventanas, pero es preferible fomentarla con espacios adecuados en lugar de mantener los tradicionales que promueven la productividad y fueron diseñados en la revolución industrial para maximizar la eficiencia.
  10. En el diseño del aula es imprescindible pensar en el trabajo en equipo. El trabajo en grupo es una competencia transversal prioritaria y es preferible colaborar para resolver problemas. Tendría sentido estructurar las aulas para aprender y trabajar en grupos de distinto tamaño.
  11. Es muy conveniente organizar bien las áreas de almacenamiento como armarios y estanterías. El orden es un componente clave de los entornos de aprendizaje exitosos, con todo el material fácil de localizar y recoger.
  12. Es imprescindible diseñar espacios que promuevan la equidad. En ocasiones, habrá que recurrir a medios y soluciones adecuadas para cubrir necesidades específicas. Cualquier alumno se tiene que sentir bienvenido en un aula.
  13. La señalización de recintos, espacios, ubicación de recursos, entradas, salidas, departamentos, etc. es también un elemento importante, incluso contar con marcas en el suelo que señalen rutas o den instrucciones.

En definitiva, las aulas podrían llegar a ser espacios que los estudiantes no quieran abandonar o, al menos, de los que no tengan tanta prisa por salir. Ni el hábito hace al monje ni visitar el aula de fray Luis de León nos vuelve sabios, pero es importante considerar cambios en los espacios de aprendizaje. En nuestro cerebro hay actividad cuando un diseño arquitectónico nos asombra, nos sugiere agudizar los sentidos, nos demanda atención o nos inspira sosiego. Otro factor importante es sentir que las instalaciones tienen calidad, que la educación es una actividad valorada y los espacios educativos merecen la mejor inversión. Del mismo modo, los ambientes cuidados y amables para el estudio predisponen a nuestros alumnos a tener una actitud respetuosa y abierta. Si nos cuidan, notamos que confían en nosotros y respondemos a esa deferencia. Es así, si confiamos en nuestros alumnos, tanto como para cuidar los detalles de un aula bien diseñada, responderán a las actividades propuestas, motivados a participar y a disfrutar del placer de aprender.

Referencias:

  • El blog de José Ramón Alonso
  • Coburn A, Vartanian O, Kenett YN, Nadal M, Hartung F, Hayn-Leichsenring G, Navarrete G, González-Mora JL, Chatterjee A (2020) Psychological and neural responses to architectural interiors. Cortex 126 217–241. DOI: 10.1016/j.cortex.2020.01.009
  • Vartanian O, Navarrete G, Chatterjee A, Fich LB, Leder H, Modroño C, Nadal M, Rostrup N, Skov M (2013) Impact of contour on aesthetic judgments and approach-avoidance decisions in architecture. Proceedings of the National Academy of Sciences 110:2 10446–10453. DOI: 10.1073/pnas.1301227110
  • Vartanian O, Navarrete G, Chatterjee A, Fich LB, Gonzalez-Mora JL, Leder H, Modroño C, Nadal M, Rostrup N, Skov M (2015) Architectural design and the brain: Effects of ceiling height and perceived enclosure on beauty judgments and approach-avoidance decisions. Journal of Environmental Psychology 41 10–18. DOI: 10.1016/j.jenvp.2014.11.006

66 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El encontrar un buen espacio que nos haga sentir cómodos y cree la sensación de sentirnos libres nos ayudara a expresar al máximo nuestra capacidad creativa. Asimismo, nos estimulara a seguir aprendiendo, ya que nuestro cerebro estaría notablemente activo y con ganas de captar la enseñanza. El impulsar al cerebro nos ayudara a niños y jóvenes a expresar su talento. Sin duda, el asociar la nuroarquitectura con educación mejorara el desempeño de los estudiantes.

  2. La importancia de los espacios de aprendizajes es importante ya que el docente comparte las posibilidades de aprendizaje que pueden surgir a partir de ellos, ya que el uso de espacios menos tradicionales conlleva ciertamente una amplia visión de muchos otros campos que formarán en el alumno una personalidad más preparada para la sociedad. Los espacios otorgan calidad a la enseñanza, condicionan, favorecen o dificultan el desarrollo y aprendizaje de los niños y las niñas de educación primaria, por lo tanto deben ser elementos de estudio.

  3. La neurociencia es una de la ciencias que hasta ahora no se han explorado en su totalidad, con presenta es este artículo las neuronas muestran nuestras emociones a diferentes tipos de ambientes y entornos de calma, refugio y bienestar en un lugar determinado. Es así que nuestra mente juega un papel importante en las aulas de los colegios como la forma arquitectónica, iluminación, comodidad y seguridad en las aulas mejoraría un mayor rendimiento en los alumnos.
    Artículo de ciencia, muy interesante ante la sociedad de hoy en día para mayor conocimiento y cultura.

  4. ¡Excelente artículo!
    La accesibilidad tecnológica es un punto de inflexión en el aprendizaje a nivel mundial. Las aulas deben contar con enchufes de todo tipo (internet, electricidad, HDMI), cableado adecuado (para vídeo y sonido) que permita la reestructuración del aula.

    Lo que vayamos a necesitar, debe estar a mano. También deberíamos pensar en cómo reducir costes, usando menos aparatos independientes y más servidores con «ordenadores esclavos», más conectividad, más flexibilidad.

    Un ejemplo positivo pueden ser las impresoras en red, la cual están vinculadas con ca PC dentro de la organización, esto permitirá reducir tiempos muertos de espera.

  5. Interesante artículo, cuán importante es la neuroarquitectura ya que establece aspectos claves a la hora de configurar los espacios para lograr que la mente se encuentre relajada.
    La iluminación, las zonas verdes, los colores o los techos son algunos de los elementos estudiados ahora muchas de las bondades a cuales se le atribuye es el rendimiento de los estudiantes y por otro lado al de los trabajadores ya que aumenta de forma exponencial en un ambiente ya que mejora sus habilidades cognitivas, capacidad de concentración y disminuye los niveles de estrés y ansiedad ,con lo cual se obtendrán resultados muy beneficiosos los trabajadores al estar más cómodos y augustos muestran un resultados óptimos para la organización .

  6. Lo que estudian los neuroarquitectos, realmente, no es nada nuevo. Desde hace siglos, la arquitectura ha buscado crear espacios agradables para los seres humanos y capaces de mejorar su bienestar. La única diferencia está en las herramientas que permiten estudiar las emociones con objetividad.

  7. La neuroarquitectura es una rama de la arquitectura en la que se trabaja mano a mano con científicos, para entender de forma objetiva cómo el entorno modifica nuestras emociones. Con ella se busca construir espacios que mejoren el bienestar de las personas, incluidas sus viviendas, los centros de trabajo o los de ocio, entre otros.

  8. La neuroarquitectura sabe cómo influir en nuestro cerebro porque estudia y tiene presente aquellos elementos que le afectan, como la disposición, distribución y forma del espacio y el mobiliario, los elementos naturales o todo aquello que tengan presentes nuestros cinco sentidos. Es decir, diseña el espacio para influir en nuestras emociones, pensamientos y conductas.
    La neuroarquitectura también trabaja en componentes como el uso de espacios abiertos y su forma, pues los espacios rectangulares provocan una menor sensación de espacio cerrado que los cuadrados, o en diseños con ángulos marcados o en punta.

  9. La neuroarquitectura sabe cómo influir en nuestro cerebro porque estudia y tiene presente aquellos elementos que le afectan, como la disposición, distribución y forma del espacio y el mobiliario, los elementos naturales o todo aquello que tengan presentes nuestros cinco sentidos. Es decir, diseña el espacio para influir en nuestras emociones, pensamientos y conductas.

  10. Los espacios arquitectónicos para los escolares proporcionan a los estudiantes información cultural y social no verbal e influye en el comportamiento y la forma en que estos interactúan. La neuro arquitectura genera estímulos de aprendizaje y sensaciones positivas a través de la luz, el volumen y el color.
    Además, y el buen uso de los espacios contribuirá a mejorar el rendimiento académico de los niños y jóvenes. Sabemos que el ambiente influye mucho y se evidencia la estrecha relación entre los espacios capaces de evocar sentimientos y emociones de tranquilidad, armonía, libertad y paz con mejorar el aprendizaje de los alumnos.
    Es por ello que el buen uso de los espacios a través de la luz, las diferentes alturas, la teoría del color, las zonas de recreación, las zonas abiertas y el paisaje impactan de manera directa a los usuarios y es responsabilidad del arquitecto diseñar según el uso del edificio.

  11. Interesante Artículo en la que nos muestras que aunque nosotros no nos damos cuentas las cosas del exteriores pueden generar sensaciones en nuestro cerebro. El espacio puede condicionar nuestra conducta, emociones o modificar nuestra mente según la Neuro arquitectura sí, el entorno o el exterior modifica muchos reacciones nuestras.
    Por eso es importante el diseño de nuestro hogar, el lugar dónde trabajamos o estudiamos podrían ayudar hacer más eficientes, tener mayor motivación ahí es cuando entran a tallar los arquitectos en crear, diseñar, planificar lugares extraordinarios de acuerdo a las necesidades, ya que pequeños detalles de diseños pueden marcar la diferencia entre lo tétrico y lo confortable.

  12. Un excelente artículo, sin duda cuando una persona se encuentra en un lugar que lo inspira o le da esas ganas de querer hacer las cosas pueden suceder muchas y entre ellas es justamente sentirse a gusto o como el caso de un centro educativo cuando su diseño es el adecuado hace que los alumnos tengan ganas de querer aprender y son duda un lugar o espacio bien diseñado ya sea por colores o cosas que lo llamen la atención juega un papel muy importante para la persona o personas que se encuentran en dicho lugar .

  13. Si se presta más atención a la arquitectura neuronal y la psicología del color, puede ser una buena combinación de educación y empleo. No solo crea cosas hermosas o llamativas para las personas, sino que también puede afectar su productividad al mejorar todos los aspectos y crear un mejor espacio para desarrollar el potencial de las personas, ya sea en el sector público o privado. Beneficios a largo plazo. . Incluso si no podemos percibir algo conscientemente, nuestro cerebro siempre está funcionando. Resulta que muchas empresas que han desarrollado todos estos métodos han aumentado la productividad y los beneficios.

  14. Definitivamente los entornos influyen en el comportamiento y las emociones de sus usuarios. un claro ejemplo es como se manifiesta esa influencia en el desarrollo de los niños, y cómo podemos adaptar los espacios en los que interactúan a diario, en sintonía con esta tendencia, es por ello que los espacios y colores del nido o cualquier lugar del niño ayuda a su desarrollo y es que la neuroarquitectura es la ciencia que busca entender cómo el espacio afecta a la mente. Ciertas regiones cerebrales e incluso neuronas específicas se activan tanto cuando una persona hace una acción específica como cuando la persona observa la acción realizada por otra.

  15. Nosotros al plasmarnos en un espacio, sentimos y actuamos acorde a este, nuestro cerebro nos indica cómo podemos interactuar y así reflejarnos en un entorno más amigable. Esto es sumamente importante a la hora de crear un actividad física, mental o social, y nos ayuda a entendernos acorde a la estancia y entorno inerte que percibimos. También es muy importante en el salón, más que importante, ya que de allí saldrán futuros profesionales que nos puedan ayudar en el futuro, hacer las clases con bastante espacios, buena infraestructura, y sobre todo calidad de enseñanza, tendríamos un futuro más comprometedor.

  16. El juicio crítico y la planificación es gracias a nuestra corteza prefrontal, el entorno nos afecta en la forma de actuar, si ese medio es alegre u estado anímico es de gozo, pero si tiene tonalidades negras es triste, es ahí donde la neurociencia entra en acción en diferentes ámbitos, ya sea en el marketing, empresas, arquitectura, con el cual nos dominan generando respuestas positivas o negativas, como debería ser las aulas pues en los diferentes niveles tienen que tener la comodidad, los asientos, el espacio abierto , la tecnología, etc. Lo que nos ayuda a estar cómodo. Toda esta combinación es para ayudar al ser humano a potenciar sus habilidades y así poder utilizarlo en empresas para estimular la productividad.
    Lo interesante del artículo es que el bienestar debe empezar en casa, especialmente en el cuarto donde muchas personas pasan sus vidas desde los inicios de la pandemia, sería una forma de animarlo y redecorar todo, y los espacios abierto es la tendencia de comodidad.

  17. Poder desenvolverse en una ambiente adecuado brinda buenos resultados, no solo en la ejecución de ciertas actividades sino en el tema de la salud mental. El diseño de un ambiente que nos permita tener tranquilidad, permita que nos mantengamos concentrados y sea agradable poder ejecutar ciertas tareas o permanecer en la misma ha cobrado aun mayor relevancia con los aportes de la ciencia quienes manifiestan la relación que tienen estos aspectos. Un punto importante que toca este articulo, el el tema de la neuroarquitectura del aula, si analizamos con detenimiento se puede decir que pasamos la mayor parte del tiempo en las aulas del colegio, por tal motivo se debe ahora buscar crear un ambiente que sea adecuado para el aprendizaje de los alumnos ya que este ambiente influye quizá en la forma en que se aprende o logra mantener la concentración en el estudio. Esta información debe ser difundida para los maestros y personas en general como un estimulo adicional a tener en cuenta en el proceso constante de aprendizaje, sobre todo ahora que la casa se ha vuelto un ambiente de estudio. Excelente articulo.

  18. La neuroarquitectura junto a la psicología de los colores podría ser una gran combinación en el sector educativo y laboral si se le tomara un poco más de atención. No solamente le crea a las personas algo bonito o llamativo, sino también puede influir en la productividad de estas al mejorar varios aspectos, crear un mejor espacio donde las personas puedan desarrollar su potencial es un beneficio a largo plazo ya sea el sector público o privado. Nuestros cerebros siempre están en funcionamiento, así no podamos percibir algo conscientemente, y está demostrado que muchas empresas que han desarrollado todo esto han elevado su productividad y sus ganancias por ende.

  19. Como sabemos existe una correlación entre belleza y actividad neuronal dentro de la corteza prefrontal medial, que de envidencia cuando estamos en un espacio arquitectónico bien logrado (volúmenes, instalaciones, iluminación, mobiliario, etc.) generando una respuesta cerebral comparable a la que nuestro encéfalo muestra ante una obra de arte magnífica, una buena comida, el placer o un logro; ahora si tenemos en cuenta que la arquitectura nos provoca diferentes emociones, podríamos generar buenas emociones al momento de saber elegir un buen diseño de interiores para nuestro hogar, o una buena arquitectura para nuestras futuras empresas, o elegir un buen ambiente de estudios para nuestros hijos. Excelente artículo

  20. Excelente artículo, definitivamente un ambiente agradable influye mucho en el bienestar de las personas ya que de ello depende que se desarrollen y relacionen mejor con un lugar de trabajo. La ciencia nos demuestra como nuestro cerebro reacciona ante diferentes estímulos y aunque suene superficial pero belleza siempre ha sido una característica muy valorada por la humanidad; sea en la naturaleza, obras de arte, belleza humana, animales, etc. Y la arquitectura no podía estar excluida ya que la mayor parte del tiempo estamos dentro de una construcción como nuestra casa, centro de estudio, u oficina de trabajo; es por ello que es importante crear un lugar que nos haga sentirnos cómodos y no sea un lugar estresante; siempre se debe buscar las mejores condiciones y metodologías para incentivar la educación y que los estudiantes puedan desempeñarse mejor.

  21. Muchas escuelas privadas e institutos y universidades privadas utilizan este modelo de neuroarquitectura para impartir conocimiento. Muchas de esas aulas son de color blanco en sus paredes y pisos, lo más impoluto posible y con detalles de la naturaleza, como una maceta con flores coloridas y también cuadros coloridos con relación a lo que en esa aula se dicta. Y es que la arquitectura de un lugar sí influye en el aprendizaje de una persona, puesto que una persona que está en un lugar cómodo, hermoso, simétrico, espacioso, se siente feliz y no se preocupa en otra cosa que lo que tiene que hacer, aprender. Pero, si esta persona estuviera en un lugar incómodo, oscuro, apretado, no se siente bien, no se siente a gusto y busca la forma de huir, busca algo bonito en el lugar, busca su comodidad y luego busca aprender, con lo que una buena aula, una buena oficina, una sala de reuniones adecuada, puede generar en un individuo mejores resultados que una persona en un lugar en el que se siente infeliz.

  22. Este articulo es muy interesante y cierto, el lugar y el ambiente influye mucho en la manera como nos sentimos y a todos nos gusta ver algo que sea bello y esto nos hace sentir bien, por eso es importante que la infraestructura este diseñada de manera que nos agrade. Por ejemplo, a mí me gusta mucho estar en mi cuarto porque tiene una ventana muy grande donde entra mucha luz natural en el día, sus paredes son blancas la cual me hace sentir que es mas grande de lo que es y la forma como esta distribuida mis cosas también influyen mucho en mi estado emocional. Otro lugar es mi cocina la forma como está diseñada me encanta, sin considerar que no me gusta cocinar, pero de este modo es más agradable hacerlo. Por esto creo que un aula de estudio debería ser un lugar agradable a la vista de los estudiantes para que como lo dice el artículo, ellos tengan un razón para volver todos los días, ya que sabrán que ese lugar tiene todo lo necesario para ellos.

  23. La neuroaruitectura del aula o educativa nos ayuda a saber cómo funciona el cerebro y cómo intervienen los procesos neurobiológicos en el aprendizaje, para favorecer que éste sea más eficaz y óptimo. La Neurodidáctica toma todo este conocimiento para aplicarlo didácticamente al aula. Este tipo de neurociencia también aporta conocimientos acerca de las bases neurales del aprendizaje, de la memoria, de las emociones y de muchas otras funciones cerebrales que son, día a día, estimuladas y fortalecidas en el aula.

  24. Los espacios de estudio influyen mucho en la creatividad de los alumnos, un área cómoda con buena iluminación y abierta, entre otras características, motiva a un mejor desenvolvimiento de los estudiantes, influyendo en su aprendizaje. Por mucho tiempo se ha visto a estos espacios como áreas cerradas, carentes de tecnología, con asientos incómodos que solo los desmotivava y generaba un bajo desempeño. Es por ello que la neuroarquitectura debe ser tomada en cuenta para la planificación de las aulas ya que, como ha quedado demostrado, nuestro cerebro responde de manera positiva ante este entorno, así que se deben realizar cambios si queremos que nuestros alumnos no solo aprendan, sino que disfruten de ello.

  25. Interesante el artículo a tratar y de provecho. En cualquier trabajo, proyecto e investigación buscamos sentirnos cómodos de lo que nos rodea y esta alrededor para poder realizar mejor nuestras actividades es así como logramos mejor una planificación en lo que hacemos. Debemos relajarnos, distraernos de una manera que ayude a estar mejor en nuestro espacio y tiempo para poder realizar nuestro labores o estudios. Debemos seguir logrando esto para motivarnos mejor. Es importante la concentración, el aprendizaje y el estar cómodos día a día para mejorar en el conocimiento que podamos adquirir en nuestros hábitos y así aprender mucho más.

  26. Es tan cierto que el ambiente donde uno se encuentra cierto tiempo, influye bastante en nuestra conducta y en nuestro estado de animo por eso es importante tener un ambiente adecuado donde exista la correcta iluminación y el color que exprese y ayude a generar un ambiente que impulse creatividad. Es por ello que en las aulas de estimulación temprana cuenta con una ambiente colorido y con ventanas dando una iluminación natural, por otro lado también su ambiente es bien grande donde le permite a los niños a poder desplazarse por cualquier lugar. Pero no solo en las aulas de estimulación temprana o primaria debe haber, sino tambien en las bibliotecas de las universidades para incentivar la lectura y la investigación.

  27. El encontrar un buen espacio que nos haga sentir cómodos y cree la sensación de sentirnos libres nos ayudara a expresar al máximo nuestra capacidad creativa. Asimismo, nos estimulara a seguir aprendiendo, ya que nuestro cerebro estaría notablemente activo y con ganas de captar la enseñanza. El impulsar al cerebro nos ayudara a niños y jóvenes a expresar su talento. Sin duda, el asociar la nuroarquitectura con educación mejorara el desempeño de los estudiantes.

  28. El entorno físico influye en parte en nuestra zona creativa neuronal como cualquier otra acción que realizamos y disfrutamos los logros, al combinar en el espacio señalado armonía , impacto y comodidad en el como si se estuviera en el hogar hace más fácil evitar sentirse controlado y libre , en la educación de la población desde que son niños es necesario el espacio educativo dinámico , recreativo , adaptable para que junto a la calidad de enseñanza su curiosidad se incremente y busque innovar no solo individual sino trabajando en equipo , depende de cada uno hasta donde llega su creatividad pero el espacio educativo no debe ser descuidado ya que contribuye a obtener profesionales con aptitudes

  29. Un artículo muy interesante y recuerdo las palabras de un familiar cuando decía que: ” la arquitectura es un vínculo importante para la educación” es así que este articulo reafirma lo escuchado, muchos pensaran que son cosas secundarias sin embargo es fundamental para tener una mayor concentración, aprender con mayor facilidad y permanecer cómodos en un ambiente para adquirir más conocimiento. La neuroarquitectura se encarga de diseñar el espacio para influir en nuestras conductas, emociones y pensamiento por ello debe ser tomada en cuenta ya que este generará bienestar en las personas.

  30. Concuerdo con la expositora.
    Cuando realizamos algun proyecto o estudio, buscamos que todos los factores que nos rodean nos ayuden a poder realizar nuestras actividades planeadas.
    Buscamos inspiración y relajación para poder actuar de manera correcta.
    La iluminación es importante, un espacio que sea adecuado, los colores tambien estimulan el ambiente de creatividad.
    Todos estos factores nos estimulan a activar nuestra creatividad y motivación a un mayor porcentaje.
    Es deprimente estudiar en ambientes con baja ilumicación o totalmente cerrado.
    Y eso, las secuelas ya no deben seguir teniendo.
    Espero, que cuando la pandemia se controle, se ejecute innovaciones en aulas escolares y universitarias.

  31. Las universidades modernas hoy se plantean la interrogante: ¿Nos hemos planteado cómo influye el espacio en el proceso de enseñanza-aprendizaje? Quizá éste sea el momento de planteárselo, porque los últimos estudios e investigaciones nos confirman que su influencia es real. La Neuroarquitectura debe ser una asignatura que se incluirá en los planes de estudio de los grados de Infantil y Primaria, porque este tema tiene una relevancia e importancia que debemos contemplar si lo que buscamos es la calidad educativa e integral. Algo que los emprendedores deben saber para aplicarlos en la clave del éxito de un pías: la educación.
    La moda, dicen algunos, es anteponer a todo el prefijo “Neuro”… hoy se habla incluso de “Neuroarquitectura”. Según Christoph Hölscher, director de la cátedra cognitiva de la ETH Zurich y uno de los líderes de este campo, define la Neuroarquitectura como la ciencia que busca entender cómo el espacio afecta a la mente.

  32. Para un emprendedor los ambientes para atraer consumidores son necesarios. En el artículo uno de los resultado, quizá más interesante, es que existe una correlación entre belleza y actividad neuronal dentro de la corteza prefrontal medial. Esta región cerebral es clave en nuestros procesos de evaluación, juicio crítico y planificación y forma parte del circuito de recompensa, el grupo de áreas cerebrales que nos premia con una sensación placentera cuando hacemos algo positivo para la supervivencia del individuo o de la especie.

  33. El enfoque de la creación de edificios que afecten el funcionamiento del cerebro, se podría decir que es una disciplina que se remonta hasta los primeros edificios góticos. Se inspiró en la neuroplasticidad del cerebro. La neuroarquitectura es una disciplina que se interesa por cómo el entorno modifica la química cerebral, y por lo tanto las emociones, los pensamientos y las conductas. Aplicado en los centros educativos y superiores el aula de clase es la clave principal para el aprendizaje, ya es ora que esto cambie sin corrupción.

  34. La neuroarquitectura parece una disciplina nueva, lo cierto es que está cercana a cumplir sus primeros setenta años de vida; décadas en las que su objetivo más importante no ha variado. Su función es crear espacios para la felicidad, el bienestar, la productividad y la calidad de vida. Edificios que reduzcan el estrés y la ansiedad.
    Es una rama en la que arquitectos y neurocientíficos trabajan juntos y su objetivo es el diseño de espacios y edificios centrados en el funcionamiento del cerebro de quienes los ocupan. La ubicación de ventanas, los ángulos de las paredes y del mobiliario, los colores, las texturas, los espacios abiertos y los sonidos, entre otros muchos, son los componentes en los que se basa esta ciencia “compartida”.
    En este artículo encontramos varios avances envidiables que dberían ser aplicados en el Perú. luego de la pandemia se iniciará una nueva forma de vida que revolucionará todo incluido el aula de clase.

  35. La neuroarquitectura es una disciplina que se interesa por cómo el entorno modifica el cerebro y por lo tanto, el comportamiento. En este artículo, novedoso para mí, encontré elementos arquitectónicos importantes que influyen sobre nuestro estado mental. Todo en beneficio de mi formación y desarrollo como emprendedor.