Neuroeconomía: cuando la corrupción se hace costumbre en nuestro cerebro. El caso chileno

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando llega la corrupción? cuando la ciudadanía percibe que muchos lideres políticos independientes de su ideología tienen el veneno metido en el cuerpo y por años han operado a la orden del día sin mayores obstáculos privilegiando sus propios intereses sin importar las normas sociales incluso el perjuicio a otros ciudadanos

Andrés Fredericksen, experto en neuropolítica.

Por Andrés Fredericksen

Los denominados Pandoras Papers han dejado al descubierto muchos eventuales hechos de corrupción política y empresarial, donde Mandatarios, políticos, celebridades del espectáculo y deportivas de todo el planeta se han visto salpicados por esta investigación periodística. La realidad de América Latina no se ha escapado a esta tormenta desatada, viéndose inmiscuidos, especialmente, el presidente de Ecuador, República Dominicana y Chile, entre otros políticos de altas esferas del continente.

Nos centraremos en el caso de Chile, un país que hasta hace unos años, al menos para los organismos internacionales, parecía ser una nación estable dentro del continente, con bajos niveles de corrupción, un crecimiento económico aceptable, al tiempo de avanzar – según la CEPAL-, en su lucha contra la pobreza con bajos índices en la materia en comparación a sus vecinos de América Latina.

Según los Índices de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en el Mundo, Chile siempre ha figurado en una excelente posición. Sin embargo la situación pareciera ser solo una mascarilla, ya que estos últimos años, muchas empresas chilenas se han visto en el ojo del huracán por temas de corrupción como fue el caso de la colusión de farmacias en 2012, la colusión en el precio de la venta de pollos en 2015 o la bullada colusión en el mercado del papel del holding forestal y papelero chileno CMPC Tissue y SCA Chile, entre los años 2000 y 2011.

A su vez el escenario político tampoco ha escapado de esta realidad. La guinda de la torta la ha puesto el actual presidente chileno, Sebastián Piñera, quien ha sido señalado con el dedo por los Pandora Papers por cohecho y evasión de impuestos en paraísos fiscales. Al Mandatario se suma una larga lista de políticos y jefes de instituciones públicas que prácticamente han inundado el sistema de corrupción, donde la malversación de fondos públicos y la concentración de poderes económicos y políticos en solo unas pocas familias es el pan “histórico” de cada día.

Lo que ha descubierto la neuroeconomía y deberías saber

Dentro de los más emblemáticos casos de corrupción a nivel político en la nación austral-  por nombrar algunos- está el caso Riggs. Aquí se ha investigado el origen de la fortuna que el dictador Augusto Pinochet había dejado a sus herederos en el Riggs Bank de Washington D.C. El caso Penta una trama que se ha destapado en la nación austral donde la corrupción política y evasión de impuestos son los protagonistas. Los principales grupos empresariales de Chile por medio del holding de empresas Penta, son acusados de financiar irregularmente a candidatos presidenciales y al Parlamento.

El caso Caval o Nueragate que  ha involucrado al hijo de la presidenta socialista Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, quien tuvo que renunciar a su cargo en La Moneda por los negocios millonarios de su esposa. A esto se agrega el caso MOP-GATE y el denominado Milicogate.

En la actualidad Gustavo González Jure y Bruno Villalobos, ex directores de Carabineros han sido puestos tras las rejas bajo prisión preventiva imputados por malversación y falsificación de instrumento público en el marco del caso Fraude de Carabineros. A su vez, la justicia chilena ha formalizado a Javiera Blanco, ex ministra de justicia de Michelle Bachelet y le prohibió salir del país, tras ser acusada de recibir mensualmente sobres con dinero de gastos reservados de fondos públicos por cerca de 60 mil dólares.

Venezuela, Chile y las dos caras de la corrupción | ArchivoRevista Ideele
Venezuela, Chile y las dos caras de la corrupción. Ambos gobiernos cayeron en una nociva corrupción. El chileno de a pie no resuelve sus problemas mediante la coima. Sin embargo, sí existe corrupción y de las grandes. Desde hace dos años se han empezado a revelar una seguidilla de casos que evidencian la estrecha e ilegal relación entre el poder económico y el político. Las investigaciones, llevadas a cabo por la Fiscalía, han determinado que la misma elección presidencial fue contaminada por la subvención de las empresas privadas a través de mecanismos ilegales.

Las claves que nos da la Neuroeconomía 

Pero ¿qué pasa en nuestro cerebro cuando llega la corrupción?, cuando la ciudadanía  percibe que muchos lideres políticos, independientes de su ideología, tienen el veneno metido en el cuerpo y por años han operado a la orden del día sin mayores obstáculos, privilegiando sus propios intereses, sin importar las normas sociales incluso el perjuicio a otros ciudadanos.

Nuestro sistema de toma de decisiones involucra distintas regiones cerebrales por lo que se puede hacer un análisis de la corrupción desde la neurociencia y la neuroeconomía esta ultima intenta explicarnos la interacción “mente-cerebro” y la economía, instancia clave para comprender las cosas que influyen en las decisiones que involucran gran cantidad de recursos financieros.

Uno de los principios básicos de esta disciplina es que el proceso de toma de decisiones financieras y económicas tienen un alto componente emocional, esto cobra mayor relevancia debido a la interrelación directa que se tienen las personas con los valores morales, las creencias y el mundo afectivo descifrando cómo interactúa el cerebro de manera funcional cuando se expone a una realidad de esta naturaleza.

Si tomamos el concepto de neuroplasticidad, las personas desarrollan patrones de conducta en base a la repetición de actos, por lo que paulatinamente modifican sus redes neuronales las que están directamente relacionadas con el proceso de toma de decisiones mencionado y la instancia fraudulenta que se ha tomado por opción.

A su vez la amígdala cerebral es en esencia el centro de la memoria emocional. Está situada en la profundidad del lóbulo temporal formando parte del sistema límbico que es el encargado de regular las emociones. La amígdala está relacionada con sentir emociones negativas tales como el miedo o la ira,vinculando la percepción del mundo y la emoción.

En este sentido las investigaciones han evidenciado que los comportamientos deshonestos generan malestar en las personas, sin embargo, el University College de Londres  ha descubierto que esta sensación emocional negativa disminuye y pierde sensibilidad cuando se cometen nuevas infracciones o transgresiones. El comportamiento deshonesto aumenta a medida que se repite. En este plano se desprende que existe una reducción en la señal en la amígdala, por ende en el procesamiento de las emociones y su relación con la toma de decisiones en un acto que provoque miedo, culpa o vergüenza.

Los resultados que han sido publicados en ‘Nature Neuroscience’ especifican que “la amígdala cerebral se activa fuertemente como respuesta a los primeros actos deshonestos, pero en la medida en que se repetían, sus respuestas eran cada vez menores, hasta llegar casi a no reaccionar, cuando estos se convertían en frecuentes”.

Cuántos caso de corrupción hay en Chile? - YouTube

Por otra parte una investigación publicada por la prestigiosa revista científica ‘Frontiers in Behavioural Neuroscience’ en 2014,  ha develado que cuando existe mayor vigilancia sobre los “ladrones de cuello y corbata” la tendencias a cometer irregularidades disminuye.

Para llegar a estas conclusiones se ha realizado un experimento donde se ha evaluado la conductancia de la piel, que es una medida de variación emocional general, al ofrecer un soborno, recibirlo o esperar para ver si se había descubierto el hecho de corrupción en el que se estaba implicado.

Antes esto los científicos simularon una subasta, al tiempo de darles a las personas la posibilidad de sobornar al subastador para obtener beneficios. Las primeras veces, podían sobornar libremente pero, luego, el perdedor podía exigir inspeccionar la operación. Entre los resultados se encontró que tanto subastadores como sobornadores eran menos corruptos cuando sabían que podían ser observados.

Es importante dimensionar y poner freno a las conductas económicas irregulares en todos los estamentos públicos y privados, cuando las cúpulas no cumplen con las normas mínimas, automáticamente se va perdiendo la confianza ciudadana en la estructura  política, económica, comercial y jurídica mermando los cimientos de la democracia, al tiempo que las familias vulnerables y honestas son las llamadas a ser las más perjudicadas en un país donde mayoría de los electores se encuentran tan desencantados que ni siquiera se molestan en participar en las elecciones.

Para evitar que este futuro sea tan siniestro será necesario mantener a raya estas actividades económicas ilícitas bajo un Estado fuerte con nuevos organismos fiscalizadores, incurrir en la denuncia de las irregularidades y generar leyes más estrictas a fin de evitar la impunidad.  Al no haber sanción el delito se naturaliza en la sociedad.

A su vez, es fundamental incorporar los conocimientos de la neuroeconomía y la economía del comportamiento (behavioral economic) en estas problemáticas con el propósito de avanzar en mejores estrategias de prevención, al tiempo de impulsar una transformación cultural donde se contengan las motivaciones económicas egoístas de un grupo de ciudadanos que por décadas han ostentado el poder en la nación austral.

Por Andrés Fredericksen @fredericksen_a

Experto en temas de neuropolítica y neuroeconomía
DEA del programa de doctorado en Ciencias Políticas y Sociología por la U. Pontificia de Salamanca, España.
Máster en neurociencias cognitivas aplicadas a la empresa por la U. Rey Juan Carlos de Madrid, España.

56 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Si bien el enfoque en la neuroeconomía ofrece una comprensión interesante de cómo la corrupción puede influir en el comportamiento humano, el artículo podría haber profundizado en las causas estructurales y sistémicas de la corrupción en Chile, así como en las posibles soluciones a largo plazo. Además, el énfasis en la responsabilidad individual y la vigilancia podría pasar por alto el papel de las instituciones y la necesidad de reformas políticas y legales más amplias para abordar de manera efectiva la corrupción.

  2. La neuroeconomía explora cómo la corrupción puede arraigarse en nuestro cerebro como una costumbre. El caso chileno destaca la importancia de abordar no solo los aspectos legales de la corrupción, sino también los factores psicológicos que la perpetúan.

  3. En la actualidad la corrupción es un problema generalizado y normalizado en la sociedad, a través del articulo se valida la forma en cómo la corrupción afecta nuestro cerebro y cómo las conductas deshonestas pueden volverse más frecuentes a medida que se repiten y es alarmante. Dado que la conexión entre la actividad de la amígdala cerebral y la disminución de la sensibilidad emocional ante comportamientos deshonestos es un hallazgo intrigante. La referencia a los Pandora Papers y los casos de corrupción en Chile, incluido el presidente Piñera, proporciona un contexto claro para comprender la gravedad de la situación. La sugerencia de que una mayor vigilancia sobre los «ladrones de cuello y corbata» puede reducir las tendencias a cometer irregularidades ofrece una perspectiva interesante sobre posibles medidas preventivas. Dado que si son los lideres de las naciones o representantes los primeros en delinquir no determina pero si influye mucho en como se desenvuelva la sociedad.

  4. La corrupción es un problema complejo que requiere soluciones multidisciplinarias. Además de la neuroeconomía, la economía del comportamiento y la neuropolítica también pueden ser herramientas útiles para abordar este problema. Es fundamental incorporar los conocimientos de estas disciplinas para impulsar una transformación cultural donde se contengan las motivaciones económicas que llevan a la corrupción. También es importante incurrir en la denuncia de las irregularidades y generar leyes más estrictas a fin de evitar la naturalización del delito en la sociedad.

  5. La corrupción es un problema generalizado en Latinoamérica, y el Perú no es una excepción. Los ciudadanos, al ver actos de corrupción con frecuencia, comienzan a normalizarlos, lo cual es un problema grave.
    Los partidos políticos peruanos suelen presentar candidatos corruptos, y los ciudadanos a menudo votan por ellos pensando que «es corrupto pero hace obras». Sin embargo, esta mentalidad es errónea, ya que los políticos corruptos no deberían estar en el poder.
    Los jóvenes tienen un papel importante que desempeñar en la lucha contra la corrupción. Pueden ser responsables y seguir formándose para poder cambiar su país poco a poco.

  6. La neuroeconomía ofrece un fascinante análisis sobre la corrupción en el cerebro, destacando cómo las decisiones financieras tienen un componente emocional significativo. Es interesante ver como el post revela que comportamientos deshonestos generan malestar inicial, pero este disminuye con la repetición, lo que sugiere una reducción en la sensibilidad emocional y su impacto en la toma de decisiones corruptas

  7. El artículo aborda la corrupción en Chile, resaltando casos recientes que contradicen la percepción anterior del país como menos corrupto. Se mencionan los Pandoras Papers, revelando la implicación de líderes, incluido el presidente Piñera, en cohecho y evasión de impuestos.

    Se señala la importancia de la vigilancia como disuasivo y la necesidad de fortalecer instituciones, promover denuncias y establecer leyes más estrictas. Se sugiere incorporar conocimientos de neuroeconomía para desarrollar estrategias preventivas y cambiar la cultura que fomente prácticas corruptas.

  8. La neuroeconomía ofrece una perspectiva fascinante al explorar cómo la corrupción puede arraigarse en el cerebro como una costumbre. Al comprender los fundamentos neuronales de la toma de decisiones éticas, esta disciplina permite identificar los mecanismos que pueden contribuir a la aceptación de comportamientos corruptos. Abordar la corrupción desde una perspectiva neuroeconómica implica desarrollar estrategias basadas en la comprensión de cómo se forman y cambian los patrones cerebrales, lo que podría contribuir a la prevención y la implementación de medidas éticas más efectivas.

  9. El artículo destaca la preocupante revelación de corrupción política y empresarial en el contexto de los «Pandoras Papers», con líderes políticos y celebridades de América Latina implicados. Se enfoca en el caso de Chile, que había sido considerado un país relativamente estable y con bajos niveles de corrupción. Sin embargo, recientes escándalos han erosionado esta imagen. La neuroeconomía ofrece una perspectiva interesante, al considerar cómo la corrupción afecta al cerebro y al proceso de toma de decisiones. La neuroplasticidad y la amígdala cerebral se mencionan como elementos clave en la comprensión de cómo los comportamientos deshonestos pueden repetirse y disminuir el sentimiento de culpa o vergüenza con el tiempo.

  10. El artículo «Neuroeconomía: cuando la corrupción se hace costumbre en nuestro cerebro. El caso chileno», muestra el impacto de la corrupción en el cerebro humano desde el punto de vista de la neuroeconomía. Se enfoca en la interacción de tres elementos: la mente, el cerebro y la economía, y busca comprender cómo las emociones y los valores morales influyen en las decisiones financieras y económicas. Muestra una mirada crítica y una perspectiva novedosa sobre la corrupción política y empresarial en Chile, destacando la necesidad de abordar este problema desde múltiples ángulos, incluyendo el entendimiento de cómo la corrupción afecta la mente y el cerebro de las personas, siendo que desde un inicio estas acciones impactan en la sociedad.

  11. El artículo trae consigo un gran valor pues nos muestra cómo la corrupción afecta la mente y se relaciona con la neuroeconomía. Se enfoca en Chile, que ha tenido casos de corrupción a pesar de su buena calificación en los Índices de Percepción de la Corrupción, esta es peligrosa, pues impacta las decisiones económicas al involucrar emociones y patrones de comportamiento. El texto también enfatiza la necesidad de una supervisión efectiva y sanciones para evitar normalizar tales actos. La neuroeconomía y la economía del comportamiento se presentan como herramientas cruciales para prevenir la corrupción y fomentar un cambio cultural en la sociedad.

  12. El artículo manifiesta la creciente preocupación sobre la corrupción política y económica, utilizando como caso de estudio a Chile. Lo más intrigante es la inclusión de la neuroeconomía, que ofrece una perspectiva única sobre cómo el cerebro humano responde y se adapta a la conducta deshonesta. Este enfoque neurocientífico sobre la corrupción nos ayuda a entender no sólo las razones detrás de tales actos, sino también cómo podríamos potencialmente abordar y mitigar tales comportamientos en el futuro. Por ende, se necesita una mayor vigilancia, sanciones más estrictas y una transformación cultural para abordar la corrupción arraigada en diversos sectores de la sociedad.

  13. Un artículo muy interesante y reflexivo; y considero que no muy ajeno a la realidad que vivimos en el Perú. A lo largo de la lectura se presenta un análisis de la situación política en el país sureño, donde la corrupción es el problema del día a día; y que cada vez, se va normalizando. Un problema que ha golpeado mucho a la sociedad, donde los grupos minoritarios han preferido ir detrás de sus intereses propios que el bienestar de toda una población. Y todo ello, ha llevado a que los chilenos cada vez confíen menos en sus políticos, una sociedad, que con mucha razón, desea vivir alejada de la política, porque cuando creyeron haberlo visto todo, siguen surgiendo más y más destapes a nivel político. Además de ello, me pareció bastante interesante la relación entre un problema tan social como lo es la corrupción con la neuroeconomía, de un modo que, permite entender lo que sucede a nivel cognitivo, conductual en las personas que evidencian actos de corrupción y las que se ven involucradas en ello.

  14. Muchas veces uno se pregunta «¿por qué se vuelven tan insensibles? ¿por qué tan caraduras?», leyendo este artículo por fin entendí lo que pasa por sus cerebros de aquellas personas que se sienten «muy seguras de sí mismas». Ello me hace recordar algo que en una oportunidad escuché de una psicóloga. Una madre preocupada por el comportamiento inquieto de su hijo, no hiperactividad, lo llevó a una consulta y la psicóloga le dijo que le haría unos exámenes, concluyendo que el niño tenía «inmadurez perceptiva» a pesar que tenía un coeficiente alto para su edad. Y para su tratamiento le dio un sin fin de actividades cuya finalidad era aprender a auto controlarse. La inmadurez perceptiva que poseía el niño, explicó la psicóloga, no le permitía distinguir en lo que estaba bien o mal, lo correcto o lo incorrecto e incluso no percibir los límites, y que si no se trataba a temprana edad, de adulto tendría problemas.
    No soy ninguna experta, pero me animo a opinar que la inmadurez perceptiva tiene que ver en el comportamiento actual de estos personajes y más acompañado de actos repetitivos pues lo normalizan todo.
    En realidad, el estudio de la neurociencia abarca muchos aspectos y es bastante interesante como es asociada a otras ciencias, en este caso a la economía para entender porque tanta gente es corrupta y logran vencer sus remordimientos a medida de acciones repetitivas gracias a la neuroplasticidad de sus cerebros que les permite adaptarse a situaciones sin discriminar lo bueno de lo malo.
    Espero que se ahonde más del tema, para poder abordarlo desde la raíz y considero que ello se hace desde temprana edad.

  15. La relevancia de esta gran lectura es que nos señala pasos a seguir. es fundamental incorporar los conocimientos de la neuroeconomía y la economía del comportamiento (behavioral economic) en estas problemáticas con el propósito de avanzar en mejores estrategias de prevención, al tiempo de impulsar una transformación cultural donde se contengan las motivaciones económicas egoístas de un grupo de ciudadanos que por décadas han ostentado el poder en la nación austral.

  16. Es sumamente relevante poner freno a las conductas económicas irregulares en todos los estamentos públicos y privados, cuando las cúpulas no cumplen con las normas mínimas, automáticamente se va perdiendo la confianza ciudadana en la estructura política, económica, comercial y jurídica mermando los cimientos de la democracia, al tiempo que las familias vulnerables y honestas son las llamadas a ser las más perjudicadas en un país donde mayoría de los electores se encuentran tan desencantados que ni siquiera se molestan en participar en las elecciones.
    Debemos evitar que este futuro sea tan siniestro, para esto, será necesario mantener en línea, estas actividades económicas ilícitas bajo un Estado fuerte con nuevos organismos fiscalizadores, incurrir en la denuncia de las irregularidades y generar leyes más estrictas a fin de evitar la impunidad. Ya que, al no haber sanción el delito se naturaliza en nuestra sociedad.

  17. Si bien la Neuroeconomía es un campo interdisciplinario que trata de explicar la toma de decisiones, la capacidad de procesar múltiples alternativas y elegir un curso de acción óptimo. Aún es una disciplina desconocida en Chile. Kevin McCabe, uno de los grandes expertos en la materia a nivel internacional, y además especialista en organización industrial, teoría de los juegos, teoría monetaria, economía del comportamiento, y economía experimental, dice que ésta es crucial para entender mejor la naturaleza del comportamiento económico, pues combina los métodos experimentales con los teóricos, para alcanzar un entendimiento más profundo sobre cómo los cálculos emergentes en el cerebro se traducen en sistemas económicos emergentes.

  18. Interesante e impresionante articulo. Sin duda en la actualidad Chile es un país que esta en los ojos de Sudamérica pues acaba de pasar un proceso electoral girado a la izquierda quienes son la secuencia de la presidenta Michell Bachelet quien en la actualidad viene siendo cuestionada pues la justicia chilena ha formalizado a Javiera Blanco, ex ministra de justicia de Michelle Bachelet, le prohibió salir del país, tras ser acusada de recibir mensualmente sobres con dinero de gastos reservados de fondos públicos por cerca de 60 mil dólares. Entre otros casos graves que muestra el articulo.
    Ahora mirando o analizando en el caso peruano no hay representantes dignos pues las personas votan por un determinado candidato solo porque es el mal peor, pero en realidad deberían elegir a alguien por la consistencia de sus propuestas y la confianza que puede brindar a la ciudadanía. Sin duda nuestra actualidad nos lleva a reflexionar para las elecciones del 2026 de manera mas aguda y consciente pues nos jugamos nuestro futuro y el de nuestros menores hermanos o hijos.

  19. Es un concepto nuevo para mí la neuroeconomía; uno de los principios básicos de esta disciplina es que el proceso de toma de decisiones financieras y económicas tienen un alto componente emocional, esto cobra mayor relevancia debido a la interrelación directa que se tienen las personas con los valores morales, las creencias y el mundo afectivo descifrando cómo interactúa el cerebro de manera funcional cuando se expone a una realidad de esta naturaleza. Buen artículo.

  20. Lastimosamente la corrupción sigue siendo tema a diario y rotundamente involucrado en el escenario político y que lamentablemente se está volviendo costumbre en nuestro cerebro, pues la mayoría está cansado de ser testigo del nivel de corrupción que hay no solo en este caso de Chile que según los Índices de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en el Mundo, Chile siempre había estado figurando en una excelente posición, hasta que poco a poco se han ido descubriendo a sus empresas la ola de corrupción que mantenía. Así como también nuestro pais no es ajeno a ello, tenemos funcionarios de nuestros pais que están siendo investigado por este tema, peor aún cada día salen nuevos nombres involucrados en ello, la realidad de nuestro pais sigue siendo la misma en temas vinculados a la corrupción, tenemos desde expresidentes, funcionarios, ex alcaldes, jefe políticos y de instituciones publicas, y una lista larga que están dentro del tema de la corrupción.
    Nuestro Estado debería promover leyes mas estrictas respecto a este tema así como evitar la impunidad que muchos de ellos se sujetan a ello.

  21. Es interesante lo que postula este artículo, porque si lo trasladamos en el caso de Peru, la corrupción se ha vuelto algo común y hasta aceptable por la mayoría de la población. Desde las posiciones de los estudiantes que ya no se marcha o se exige mejores gestiones en los gobiernos hasta la misma población que se queda dormida o ausente en los casos de corrupción que sale a flote cada día en el Peru, es necesario tomar conciencia y análisis en llevar este artículo, pero en el caso peruano. La corrupción siempre ganará en Latinoamérica si la misma población permite y calla a estos casos de corrupción.

  22. Este artículo nos pone en una perspectiva muy diferente más allá de las cifras y las encuestas que reflejan los medios, ya que muy poco se han preguntado que es lo que sucede en la mente de cada uno de nosotros cuando somos testigos de tanta corrupción en el sistema y cómo este logra influir en nuestra conducta, es por ello que gracias al estudio de este artículo he podido percatarme que con el tiempo las personas lamentablemente se “acostumbran”, normalizan por completo esta actividad e ignoran la realidad que tienen antes sus ojos, claros ejemplos lo podemos ver en épocas de elecciones, ya que muy pocos son aquellos que verdaderamente averiguan sobre su candidato y son las mayorías quienes tildan a todos por corruptos sin haberlos investigado. Están tan convencidos de sus intenciones que lo único que pueden hacer ese elegir por quien represente un menor mal, no es posible que la ciudadanía desconfíe tanto en sus autoridades, siendo ellos quienes deben reflejar la transparencia, la confianza y un compromiso al servicio.

  23. Lamentablemente como ciudadanos al ver muchos actos de corrupción ya lo empezamos a normalizar y sin duda alguna eso no es correcto pues las autoridades no deberían aprovechar el poder que tienen para buscar beneficios propios, este escenario se da casi en todos los países a nivel de Latinoamérica. Y es algo que debería cambiar, todo esto tambien está en manos de los ciudadanos pues deben elegir bien a los representantes, muchas veces las personas suelen decir «es corrupto pero hace obras», esta típica frase muestra que los partidos políticos en el caso peruano no tiene representantes dignos pues las personas votan por X candidato solo porque es el mal peor, pero en realidad deberían elegir a alguien por la consistencia de sus propuestas y la confianza que puede brindar a la ciudadanía. Sin embargo, esto no se da.
    Ante todo este escenario como jóvenes nos queda ser responsables y seguir formándonos para poder cambiar nuestro país poco a poco.

  24. Los comunistas chilenos haciendo de las suyas corruptas. Bien se utilizaría para detectar la mafia de Pedro Castillo y sus extremistas comunistas-.
    El caso Caval o Nueragate que ha involucrado al hijo de la presidenta socialista Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, quien tuvo que renunciar a su cargo en La Moneda por los negocios millonarios de su esposa. A esto se agrega el caso MOP-GATE y el denominado Milicogate.
    En la actualidad Gustavo González Jure y Bruno Villalobos, ex directores de Carabineros han sido puestos tras las rejas bajo prisión preventiva imputados por malversación y falsificación de instrumento público en el marco del caso Fraude de Carabineros. A su vez, la justicia chilena ha formalizado a Javiera Blanco, ex ministra de justicia de Michelle Bachelet y le prohibió salir del país, tras ser acusada de recibir mensualmente sobres con dinero de gastos reservados de fondos públicos por cerca de 60 mil dólares.

  25. Me agrado el caso práctico chileno para mayor entendimiento. el escenario político tampoco ha escapado de esta realidad. La guinda de la torta la ha puesto el actual presidente chileno, Sebastián Piñera, quien ha sido señalado con el dedo por los Pandora Papers por cohecho y evasión de impuestos en paraísos fiscales. Al Mandatario se suma una larga lista de políticos y jefes de instituciones públicas que prácticamente han inundado el sistema de corrupción, donde la malversación de fondos públicos y la concentración de poderes económicos y políticos en solo unas pocas familias es el pan “histórico” de cada día.

  26. La importancia de esta importante lectura es que nos señala pasos a seguir. es fundamental incorporar los conocimientos de la neuroeconomía y la economía del comportamiento (behavioral economic) en estas problemáticas con el propósito de avanzar en mejores estrategias de prevención, al tiempo de impulsar una transformación cultural donde se contengan las motivaciones económicas egoístas de un grupo de ciudadanos que por décadas han ostentado el poder en la nación austral.

  27. Este artículo me planteo el dilema: ¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando llega la corrupción? cuando la ciudadanía percibe que muchos lideres políticos independientes de su ideología tienen el veneno metido en el cuerpo y por años han operado a la orden del día sin mayores obstáculos privilegiando sus propios intereses sin importar las normas sociales incluso el perjuicio a otros ciudadanos. La respuesta es casi filosófica hoy analiza en la neurociencias.