“No basta con migrar a la nube; hay que identificar mejoras que se puedan aprovechar”

Entrevista a Alex Morris, cloud manager enCanvia

Por SEMANA económica. 23 de abril de 2021

La transformación digital acelerada es la nueva normalidad para los negocios en el Perú. Una herramienta clave para ello es la migración hacia la nube, es decir, tercerizar la administración de datos y la ejecución de aplicaciones a una red de servidores remotos fuera de la compañía. Sin embargo, la ventaja competitiva para cualquier organización no es estar en la nube, sino hacer esa migración de forma inteligente.

¿Cuáles son los principales errores de las empresas al migrar a la nube? 

El principal problema, que puede incluso poner en riesgo la operación de la compañía, es no analizar bien el camino que se seguirá para llegar a la nube. Se necesita un roadmap tecnológico. No es tan sencillo colocar la operación o aplicación específica y pretender que todo marche sobre ruedas. Hay que hacer una arquitectura, para que la migración sea sencilla y quede garantizado que se pueda acceder a todos los beneficios que esta ofrece.

¿Cómo evitar ese error?

Usualmente, las empresas creen que migrar a la nube consiste únicamente en transferir las aplicaciones de la oficina a la nube. Pero no es así. Existen tres etapas y contar con un asesor, como Canvia, que te acompañe en las tres etapas es clave.

¿Cuáles son esas tres etapas?

La estrategia, la migración y la operación. En la estrategia se define el tipo de aplicación o aplicaciones que se desea migrar a la nube, las necesidades puntuales del cliente y el tipo de nube que más le conviene. No es lo mismo migrar una aplicación de comercio electrónico, que requiere estar disponible 24/7 y es front-office, que uno de un sistema contable, con horario más acotado y es back-office.

¿Cuáles son las otras dos etapas? 

La migración propiamente dicha y la operación en la nube. La migración se produce una vez definida la estrategia. La operación consiste en gestionar la aplicación una vez que está en la nube. Esto implica estar en el día a día, asegurando que se tiene las actualizaciones más recientes y necesarias, conforme al negocio del cliente. Todo esto con el fin garantizar que se está sacando el mayor provecho de la operación en la nube.

¿Por qué optar por Canvia?

Nuestro diferencial frente a la competencia es que tenemos un servicio end-to-end: desde definir la estrategia y realizar la migración, hasta la operación en la nube. La asesoría en las tres etapas es esencial. Si no defines bien tus objetivos y tus necesidades, en la etapa previa a la migración, o si no sabes cómo gestionar tu aplicación en la nube, una vez que ya estás allí, tu inversión puede no ser rentable e, incluso, puedes poner en riesgo la operación de la empresa. No basta con migrar a la nube, hay que estar atentos para identificar mejoras que se puedan aprovechar.

16 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. La mejora en todo servicio siempre debe ser un constante, ya que no solo se debe utilizar las nuevas tecnologías sino que se deben de crear, implementar o fusionar las ideas que se tengan para obtener nuevos procesos en al almacenamiento de datos, procesamiento y procesos complejos.

  2. El migrar a la nube presenta grandes ventajas como la reducción de costes en infraestructuras, escalabilidad, aumento de la eficiencia en el trabajo, acceso desde cualquier lugar y a cualquier hora, seguridad y reducción del tiempo de los procesos; pero también presenta ser un gran reto debido a la resistencia al cambio, que es un problema muy común dentro de las empresas cuando migran a la nube que abarcan desde los directivos que no conciben la idea de tener datos fuera de sus dominios hasta el usuario final que no esta acostumbrado a salir de su zona de confort. Por eso es importante primero ejecutarse ciertos proyectos que permitan familiarizarse, formarse y entrenarse sobre la nube y el proceso. Segundo sería el crear bases que permitan incrementar la adopción de la misma, como zonas de contacto, centro de excelencia y modelos de seguridad. Tercero sería el migrar con las aplicaciones existentes incluidas las que son criticas; para así dar paso a la reinvención.

  3. Hay que asegurar la información en in plan de contingencia en caso de desatres. Algo parecido ocurre con iCloud y One Drive, aunque ambos ofrecen solo 5 GB de almacenamiento gratuito y habrá que pagar para ampliarlo. Eso sí, la integración con sus productos es total, por lo que se hace muy fácil de usar para hacer copias de seguridad de un iPhone o un iPad (en el caso del servicio de Apple) o bien, de un PC con Windows, en el caso de Microsoft. Buen artículo.

  4. Estas son la etapas para el éxito en la nube. La estrategia, la migración y la operación. En la estrategia se define el tipo de aplicación o aplicaciones que se desea migrar a la nube, las necesidades puntuales del cliente y el tipo de nube que más le conviene. No es lo mismo migrar una aplicación de comercio electrónico, que requiere estar disponible 24/7 y es front-office, que uno de un sistema contable, con horario más acotado y es back-office.

  5. Para la transformación digital requerimos varios requisitos. Una herramienta clave para ello es la migración hacia la nube, es decir, tercerizar la administración de datos y la ejecución de aplicaciones a una red de servidores remotos fuera de la compañía. Sin embargo, la ventaja competitiva para cualquier organización no es estar en la nube, sino hacer esa migración de forma inteligente.

  6. La nube es mucho más segura que el almacenamiento físico. Principalmente, porque no depende de un solo dispositivo. Antes de su llegada y popularización, los datos importantes que queríamos conservar, como fotos, vídeos o archivos personales, se almacenaban en el ordenador y, por lo general, en una copia de seguridad. Esta copia se guardaba en discos duros físicos o pen drives. La principal desventaja de esto es que, si se estropea el disco duro o se pierde el pen drive, adiós a la copia de seguridad. La nube trabaja de una forma mucho más segura en este sentido, ya que la información no está almacenada en un solo lugar, sino en cientos de miles de servidores. Las empresas que garantizan que esa información no se pierda son gigantes tecnológicos que viven de ello y cada una tiene su propia solución de almacenamiento remoto (casi siempre gratuito o muy económico).

  7. Cuando hablamos de la nube parece que lo hacemos de un concepto muy etéreo o complejo, pero nada más lejos de la realidad. Aunque parezca que nuestros datos se encuentran en un lugar fuera de la realidad, siguen siendo datos que hay que almacenar, en este caso, en servidores de las empresas tecnológicas. Esto tiene muchas ventajas con respecto al almacenamiento y seguridad de esa información digital y hoy vamos a ver algunos consejos para sacarle todo el partido.

  8. Cuando hablamos de la nube parece que lo hacemos de un concepto muy etéreo o complejo, pero nada más lejos de la realidad. Aunque parezca que nuestros datos se encuentran en un lugar fuera de la realidad, siguen siendo datos que hay que almacenar, en este caso, en servidores de las empresas tecnológicas. Esto tiene muchas ventajas con respecto al almacenamiento y seguridad de esa información digital y hoy vamos a ver algunos consejos para sacarle todo el partido.