15.7 C
Lima, Perú
lunes, septiembre 27, 2021
Proteger el oceáno como meta urgente al 2030

Proteger el oceáno como meta urgente al 2030

Sin importar dónde viven o dónde trabajan. El mar es de todos y a todos nos toca ayudar a protegerlo.

1051
24

Opinión: Proteger el océano es una meta urgente para 2030. América Latina ya está marcando la pauta.

Image without a caption

 

Marce Gutiérrez-Graudiņš es fundadora y directora ejecutiva de Azul, una organización sin fines de lucro que trabaja en la protección de las costas y océano.

A principios de junio, durante la reunión del G7 en Reino Unido, los líderes de las siete naciones miembro se comprometieron a defender un impulso global para conservar al menos 30% de la tierra y el agua del planeta para 2030. Este esfuerzo, que en los círculos ambientalistas conocemos simplemente como 30X30 (o el 30 para el 2030) no es un cálculo arbitrario. Es un objetivo claro, respaldado por la ciencia y crucial para abordar tres crisis importantes: el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y el acceso desigual a la naturaleza.

El panorama actual no es alentador. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solo alrededor de 7% del océano se encuentra actualmente en un área marina protegida (AMP), pero muchas de esas supuestas protecciones son insuficientes, ya que en muchas todavía se permite la pesca industrial o bien se aplican de manera poco enérgica. De hecho, según las cifras más recientes recopiladas en el Atlas de Protección Marina, la porción del océano que está “fuertemente” protegida es de apenas 2.7%.

Asegurar que nuestra tierra y océano estén “fuertemente” protegidos es algo que requiere no solo de voluntad política, sino de la aprobación de leyes a nivel nacional e internacional, no solo para proteger 30% de nuestros recursos naturales, sino para proteger el 30% adecuado para el año 2030. Esto significa que las protecciones deben implementarse de manera equitativa, dando prioridad a la justicia ambiental, impulsando los esfuerzos de conservación de las comunidades locales y priorizando el liderazgo de los pueblos indígenas.

¿Imposible? No lo es. La buena noticia para quienes trabajamos en conservación marina es que son cada vez más los países que están liderando el cambio y haciendo un compromiso serio para proteger su tierra y océano. Eso incluye a varias naciones de América Latina, lideradas por Chile, Panamá y Costa Rica.

Chile, por ejemplo, tiene ya más de 43% de sus aguas bajo el estatus de AMP, pero decidió ir todavía más allá. A principios de junio, el gobierno propuso la creación de una AMP en alta mar, en las cordilleras de Salas y Gómez y Nazca, dos cadenas montañosas submarinas que se extienden por 2,900 kilómetros a través del Pacífico y albergan parte de la mayor biodiversidad del océano.

A pocos días del comunicado chileno sobre la protección de cordilleras submarinas, Panamá anunció una reserva pacífica de más de 67,000 kilómetros cuadrados, casi el tamaño del país, elevando a 30% la protección de sus áreas marinas y convirtiéndose en la segunda nación latinoamericana en lograrlo en el marco de la Iniciativa 30X30 de la ONU. Tras el anuncio, Chile y Panamá se colocaron rápidamente como dos países líderes en la región en la protección de al menos 30% de su tierra y océano.

Países de América Latina se capacitan para conservar los animales silvestres migratorios | CMS

Sin embargo, los gobiernos municipales, locales, estatales y federales deben ir más allá de escribir y aprobar leyes de protección marina. Hay que hacerlas cumplir. Y es que incluso algunas de nuestras joyas marinas latinoamericanas, zonas supuestamente protegidas como Cabo Pulmo en Baja California, México, o las Islas Galápagos en Ecuador, sufren ya los embates del exceso de turismo, la sobrepesca ilegal, la erosión y el cambio climático.

No es una sorpresa que nuestra cultura colectiva latinoamericana dedique tanta atención y energía a resaltar nuestra relación con el océano. Como latinoamericanos, tenemos una larga y profunda tradición de amor por el océano, algo que se refleja en nuestra música, poesía y literatura. Lo que hace falta es tomar acción. Azul, la organización que fundé hace 10 años, está poniendo su granito de arena invitando a todas las personas a sumarse a nuestra campaña para proteger el 30 para el 2030, sin importar dónde viven o dónde trabajan. El mar es de todos y a todos nos toca ayudar a protegerlo.

Hay una falsa narrativa de que la conservación de nuestros recursos naturales está peleada con la economía, pero los estudios muestran que la protección marina y la acuicultura restaurativa de hecho benefician tanto a la naturaleza como a las personas. Las áreas marinas protegidas sirven como una especie de cuenta de ahorros para proteger lugares vulnerables y de importancia ecológica, y ayudan a reconstruir las poblaciones fuera del área protegida, un resultado que beneficia a los pescadores, las comunidades costeras y los animales del océano por igual.

Es hora de que activistas, legisladores, jefes de Estado y comunidades locales hagamos un compromiso que vaya más allá de la buena voluntad en papel. Los principales reportes científicos, incluyendo el Informe especial sobre el océano y la criosfera del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, nos han demostrado no solo el devastador precio que el cambio climático ha tenido en el océano, sino también el increíble papel que este juega como fuente de soluciones climáticas. Gracias a la ciencia y a la investigación, sabemos ahora que el océano tiene el potencial de proporcionar una quinta parte de las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero necesarias a nivel mundial para limitar el aumento de temperatura a 1.5 °C.

Abracemos el objetivo de proteger el precioso recurso del mar, que cubre 70% de nuestro planeta y produce más de 50% del oxígeno que respiramos. De no hacerlo, veremos más acidificación, menos oxígeno y aguas más cálidas a nivel global. Hagamos que el océano permanezca protegido y disponible para beneficio de toda la humanidad.

Fuente: The Washington Post

Proteger los oceanos en un 30% para 2030. Objetivo mundial. Fuente: Omar Ruiz-Diaz

24 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Excelente artificio!
    Qué importante es tomar conciencia de los daños causados a nuestros océanos debido al calentamiento global. La protección de nuestros mares es responsabilidad de todos, medidas para evitar la contaminación, la sobre pesca y actos ilegales que dañan el ecosistema marino deben ser correctamente supervisados, todos somos agentes del cambio. Podemos lograr la cifra propuesta de este Plan 2030, enseñemos la importancia de preservar nuestros recursos a las actuales generaciones y generemos más prácticas que reduzcan estos efectos adversos.

  2. Esta iniciativa por parte de Reino Unido de fomentar el cuidado del 30 del océano para el 2030 me parece totalmente necesaria, ya que estamos contra el reloj. Me explico ya se han perdido muchos corales, animales, ecosistemas enteros en el océano. Lo que debemos buscar para el 2030 es frenar este cambio climático que presenta fenómenos naturales cada vez más frecuentes y violentos, debemos medir el exceso de turismo y controlar la pesca ilegal. Perú, teniendo literal tiene la responsabilidad de cuidar su océano como lo hacen los países de Chile y Panamá; estableciendo reglas claras al empresariado o incrementando áreas marinas protegidas.

  3. Un artículo que nos muestra los grandes problemas que tenemos que afrontar si se siguen dañando los ecosistemas marinos, que nos muestra también una luz de esperanza al conocer, que como seres humanos tenemos la oportunidad de hacer mucho por nuestra casa, que no solo estamos en este planeta para destruir, sino para reconstruir, que de la mano del gobiernos con la aprobación de leyes nacionales e internacionales se pueda elevar a más del 30% la protección de las áreas marinas y también es muy importante unir a este esfuerzo el compromiso de cada ser humano en la protección de nuestros océanos. se tiene que considerar que como peruanos tenemos un de los mares más ricos del mundo a nivel de biodiversidad y esto nos hace responsables de marcar una iniciativa y unirnos a los países latinoamericanos como Chile, Panamá y Costa Rica.

  4. Muchas organizaciones se han propuesto en terminar con la contaminación, a simple vista parece imposible pero la participación unánime de los países permitíria inculcar en la educación de conservar el medio ambiente y evitar la contaminación. Participar en ello demuestra la educación y el nivel de cultura con el cual muchas cuentan. El beneficio a futuro permite la conservación de nuestro planeta.

  5. Es una meta digna de seguir emitir, los paises ya mencionados, Chile y Panama tomaron la batuta y estan liderando esta meta ambiciosa, pero no imposible. Se menciona ademas, que solo el 2.7% del oceano esta protegido debidamente y el resto no. Por ello, es de vital importancia proteger los recursos naturales de los oceanos, no causar una turistificacion, respetar las normas legales de pesca y sobre todo contribuir a su conservacion y cuidado.

  6. Los océanos, más playas y lagunas como otros debemos cuidarlo porque estos ayudan y es un hábitat de algunos seres vivos, animales y plantas. Entonces debemos proteger, conversar y cuidar de estos para no suceda una extinción de nuestras especies. Buen artículo.

  7. Muy importante este artículo ya que debemos proteger tanto la tierra como los océanos y no depende solo de un país es la unión de todos ya que vivimos en el planeta y debemos de ser consciente el daño que le hacemos con cada acción que tomamos hay varios países están tomando iniciativa para la protección de nuestros océanos.

  8. Proteger el océano es vital para mantener el equilibrio ambiental y que las futuras generaciones puedan disfrutar de la naturaleza. En nuestro país, empezando del gobierno deben liderar el cambio, seguido de la población. Conservar los océanos es proteger nuestro futuro, ya que proteger el océano significa proteger el clima.

  9. Los océanos merecen todo nuestro apoyo incondicional y hay que cuidarlo para nuestros descendientes. Los océanos son responsable de la existencia de todos los seres vivos que pueblan la Tierra y afecta a cada una de nuestras vidas: el agua dulce y la mitad del oxígeno que respiramos tienen su origen en él. Además, es capaz de influir en el clima y la temperatura; también nos proporciona comida, medicamentos, minerales y recursos energéticos.

  10. interesante artículo. Asegurar que nuestra tierra y océano estén “fuertemente” protegidos es algo que requiere no solo de voluntad política, sino de la aprobación de leyes a nivel nacional e internacional, no solo para proteger 30% de nuestros recursos naturales, sino para proteger el 30% adecuado para el año 2030.

  11. Vale la pena apoyar esta campaña de amor a ala vida. Gran esfuerzo, que en los círculos ambientalistas conocemos simplemente como 30X30 (o el 30 para el 2030) no es un cálculo arbitrario. Es un objetivo claro, respaldado por la ciencia y crucial para abordar tres crisis importantes: el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y el acceso desigual a la naturaleza.

  12. Completamente de acuerdo en este artículo para la continuación de la vida.
    Sin importar dónde viven o dónde trabajan. El mar es de todos y a todos nos toca ayudar a protegerlo.