Psicología y Bienestar

La lista de cambios fáciles para recuperar tus ganas de tener ganas

Estos son diez de los cambios que deberías hacer de cara al nuevo año para soltar lastre

La lista de cambios fáciles para recuperar tus ganas de tener ganas.
La lista de cambios fáciles para recuperar tus ganas de tener ganas. – Adobe Stock

 

Finales de diciembre. Ha llegado ese momento en el que la motivación aflora y se nos ocurren mil propósitos para incorporar con la llegada del nuevo año. De repente, tenemos la oportunidad de empezar una página en blanco, una página que aún no se ha ensuciado de ningún imprevisto, ningún percance ni ninguna mala noticia, y así todo parece posible.

¿Cuántas personas empiezan el año con las mejores intenciones y una lista de propósitos en mano y al llegar febrero o marzo esa lista se ha quedado en el olvido? El día a día y la vida se anteponen y no llegamos a todo pero podemos adelantarte que, tal como dicen los psicólogos, si escribes tus deseos en una hoja es más probable que los lleves a cabo.

10 consejos científicos para mejorar tu autoestima

Y aunque tener propósitos está muy bien, también es bueno dejar atrás aspectos de nuestra vida que nos hacen daño o nos impiden mejorar. Por ejemplo, comer con frecuencia ultraprocesados, no hacer ejercicio, arrastrar un amor que no avanza o te da quebraderos de cabeza… Entonces, si no se te ocurren nuevas metas en las que empezar de cero, ¿por qué no te propones dejar en 2021 todo aquello que no te hace bien y así evitar arrastrarlo en 2022?

Joaquín Mateu, doctor en Psicología Clínica y de la Salud y docente de la Universidad Internacional de Valencia – VIU ha elaborado un decálogo de propósitos y recomendaciones para el año nuevo en el que indica que los deseos de año nuevo son el resultado de un proceso de revisión de nuestra vida: «Esta reflexión puede suceder en cualquier momento, sobre todo ante circunstancias de hondo calado emocional».

Asegura también el experto que a menudo los propósitos de año nuevo se trazan como grandes objetivos que requieren mucho tiempo y esfuerzo para satisfacerse. Por este motivo, insta a aprender a descomponerlos en pequeñas partes que nos permitan ir acercándonos poco a poco a ellos, «manteniendo la motivación y la energía».

Estos son algunos de los fáciles y pequeños cambios a realizar de cara al 2022:

1. Batch cooking. Iniciarse en el batch cooking es un gran paso no solo para evitar el desperdicio de alimentos, sino para cocinar en menos tiempo. La idea de este concepto, por tanto, es dedicar unas horas a elaborar al completo o en parte diferentes menús que podemos ir aprovechando los días sucesivos, de modo que reducimos el trabajo básico de la cocina (cortar, sofreir, hervir, limpiar…) y ganamos tiempo y calidad. Por ejemplo, cocinas arroz para hacer arroz con tomate, otro poco de ese arroz te sirve para una ensalada de arroz…

2. Empezar a entrenar o aumentar tus objetivos. ¿Llevas meses sin ponerte las deportivas de deporte? En 2022 deberías empezar con tu rutina de entrenamiento, pero nunca con objetivos grandes, sino más bien con pequeñas metas para ir subiendo de escalón cuando vamos logrando esa finalidad.

Según los entrenadores personales, subir escalones o hacer flexiones en el suelo son ejercicios básicos para ir empezando.

Si, en cambio, ya has empezado, rétate a mejorar y ampliar tu abanico de ejercicios. Por ejemplo, trabajando la fuerza o la flexibilidad. Este 2021 nos ha dejado actividades que nunca antes habíamos probado, como el animal flow, yin yoga o sup yoga. Puede que el año que viene sea el momento idóneo para aumentar las actividades deportivas a realizar.

Cómo empezar a hacer ejercicio.
Cómo empezar a hacer ejercicio.

3. Comer mejor. Uno de los motivos principales por el que comemos mal viene provocado por no saber hacer una buena compra. Los dietista-nutricionistas animan a que vayamos al supermercado con un planificación de las comidas y cenas que vamos a preparar a lo largo de la semana. De esta forma, iremos directamente a los estantes donde se encuentran los alimentos que vamos a consumir.

4. Mejorar la autoestima. La autoestima es una cuenta pendiente para muchas personas. Lo de tener amor propio es una lucha diaria para muchos porque para ellos está primero el bienestar de los demás… José Miguel Gaona ha escrito un libro, ‘Poderosa autoestima’, en el que invita a todos, especialmente a mujeres, a que miren por sí mismas y empiecen a ser amables consigo mismas.

5. Meditar. Cada vez son más las personas que se suman a esta disciplina con numerosos beneficios para el bienestar de uno mismo. Con Belén Colomina, psicóloga y experta en meditación, publicamos una meditación por semana para lograr la desconexión que tanto anhelamos. Para tomarse un respiro; mejorar las relaciones personales, aprender a dar las gracias o a perdonar; tomar conciencia de los objetivos, desligarse de la ansiedad o superar momentos difíciles son algunas de las sesiones que ha creado la especialista para hacer que nuestro día a día sea mejor. ¿Y si lo que necesitas es meditación guiada?

Los beneficios de la meditación.
Los beneficios de la meditación.

6. Adiós a la ansiedad. Si la ansiedad ha sido protagonista en 2021 por diversos motivos -como puede ser el Covid-19- es momento de tomar cartas en el asunto para que en 2022 sus apariciones sean menores. Laura Fuster, psicóloga en Valencia, insta a trabajar los pensamientos por cuenta propia o con ayuda de un profesional ya que es muy probable que estos «sean catastróficos», futuros, generales, etc., es decir, que los pensamientos que te generan ansiedad sean irracionales y no estén basados en la objetividad.

7. Descanso. ¿Duermes mal por las noches o te despiertas en repetidas ocasiones? Los expertos en sueño no aconsejan estar con pantallas minutos antes de irnos a dormir. Por ejemplo, si vas a estar con el móvil, cuando lo dejes seguramente no conciliarás el sueño a la primera. Lo mismo ocurriría con la televisión. En cuanto a la cena, mejor que pasen un par de horas, al menos una, antes de que te vayas a dormir.

Además, y volviendo al teléfono móvil, aseguran que cuanto más lejos lo tengamos de nuestro alcance, mejor. Si te despiertas para ir al baño, puede ser muy tentador desbloquear el dispositivo y esa será una decisión fatal porque con total seguridad nos desvelaremos. Entonces, lo mejor será que lo dejemos en modo avión y a poder ser no en la mesilla. De esta forma también nos obligamos a despertarnos cuando la alarma suena por primera vez, levantándonos a apagarlo y no aplazándolo.

8. Alejarse de la infoxicación. Vivimos en una sociedad hiperconectada, en donde circula un enorme volumen de información que casi no nos da tiempo de digerir; vivimos sobreeestimulados a base de scroll o a golpe de click, e incluso «infoxicados». El aumento de los contagios, la vacunación en niños, hospitalizaciones, nuevas cepas, restricciones para viajar… la información nos llega por todas partes, por diferentes canales y nos satura.

Tal y como comenta la psicóloga Gabriela Paoli, experta también en el uso de la tecnología, alguna de las señales de alarma que indican que podemos estar sufriendo una “infoxicación” son muy claras. Por un lado, estar muy al día de todos los datos de la actualidad: hiperconectada a las redes y otros medios. Otro de los síntomas es sentirse cansado, agotado, irritable, con poca motivación… Del mismo modo, otra de las señales es el aislamiento social para evitar hablar o debatir sobre temas de actualidad o la dificultad para concentrarse, lo que conlleva baja en la productividad. Y, por último, el insomnio, falta de horas de sueño e incluso pesadillas referidas a estos temas.

9. Cultivar relaciones personales. ya sea de pareja, amistad o familia, los expertos en psicología recomiendan hacerse preguntas a uno mismo para saber qué buscamos en los demás y así evitar malentendidos. Por ejemplo, si se trata de una relación amorosa, Silvia Sanz, psicóloga y especialista en relaciones de pareja, indica que lo mejor es establecer un escenario futuro que sea común y donde ambos se encuentren satisfechos.

10. Entrenamiento del cerebro. Aquellos que no saben decir ‘no’; quienes sufren en exceso por lo que les pasa a los demás; los que son altamente sensibles… Nuestro cerebro está en constante funcionamiento y hay que procurar que no pierda mucho tiempo en aspectos que no nos hacen bien. Plantea de cara al nuevo año intentar no pararte a pensar en todo lo que no te hace feliz.

Vídeo recomendado: COMO MEJORAR LA AUTOESTIMA. 10 HÁBITOS PARA AUMENTAR TU AUTOESTIMA. Africa Bos

 

20 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. creo que cada persona deberia de leer y analizar este articulo cuando uno deja de vivir es cuando se da cuenta que algo esta haciendo mal y este articulo es perfecto porque te enseña y te da tips para saber que ahcer en estos caso uno de ellos es organizarte mejor , alimentarte mejor que e smy importante ya que en base a uno como se alimenta es ocmo uno se siente y tmb otro punto muy importarte es el deporte reinventarse con el ejercioso y tmb reorganzarse para poder cambiar nuestro chip y seguir adelante

  2. Creo que cuando perdemos las ganas de vivir cuando nos perdemos de nosotros mismos, nos olvidamos de lo que nos gusta, de lo que nos hace felices, de lo que sí nos interesa hacer y de lo que sí nos dan ganas de llenar nuestro tiempo. Por ello debemos seguir un correcto tratamiento con un especialista .

  3. Este artículo sobre recuperar las ganas de vivir nos sugiere los siguientes cambios que debemos realizar, por ejemplo el Batch cooking, que significa dedicar unas horas a elaborar al completo o en parte diferentes menús que podemos ir aprovechando los días sucesivos. También, empezar a entrenar o aumentar nuestros objetivos, comer mejor, mejorar la autoestima, meditar, evitar la ansiedad, descansar, alejarnos de la infoxicación, cultivar relaciones personales y entrenamiento del cerebro.

  4. A veces podemos perder las ganas de vivir cuando nuestra experiencia diaria se llena de rutina, a pesar de todo esto podemos volver a recuperar las ganas por vivir.
    Creo que perdemos las ganas de vivir cuando nos perdemos de nosotros mismos, cuando nos olvidamos de lo que nos gusta, de lo que nos hace felices, de lo que sí nos interesa hacer y de lo que sí nos dan ganas de llenar nuestro tiempo.
    El cómo usamos nuestro tiempo es un punto muy importante para recuperar las ganas de vivir, pues en realidad la vida se vive con el transcurso del tiempo, y si sentimos que lo usamos en cosas que no nos interesan o que inclusive nos llenan de preocupaciones y angustias ¿cómo vamos a disfrutar la vida?

  5. Márcanos propósitos a inicio de año es bueno, pero muchas lo dejamos solo como una promesa y no llegamos a cumplirlo.
    Es bueno siempre tener un estilo de vida saludable basado en nuestro propio bienestar, es claro que no todas las personas tenemos el mismo interés por las cosas, pero hay ciertas acciones que nos pueden ayudar a llevar una vida mucha más saludable
    Es importante descansar correctamente, hacer actividades físicas, leer, caminar, etc.

  6. Me gusto este artículo, sobre todo lo relacionado a el 2022 deberías empezar con tu rutina de entrenamiento, pero nunca con objetivos grandes, sino más bien con pequeñas metas para ir subiendo de escalón cuando vamos logrando esa finalidad.
    Según los entrenadores personales, subir escalones o hacer flexiones en el suelo son ejercicios básicos para ir empezando.
    Si, en cambio, ya has empezado, rétate a mejorar y ampliar tu abanico de ejercicios. Por ejemplo, trabajando la fuerza o la flexibilidad. Sigue adelante.

  7. Me gusto este artículo, aunque tener propósitos está muy bien, también es bueno dejar atrás aspectos de nuestra vida que nos hacen daño o nos impiden mejorar. Por ejemplo, comer con frecuencia ultraprocesados, no hacer ejercicio, arrastrar un amor que no avanza o te da quebraderos de cabeza… Vale la pena seguir sus pasos.

  8. Todos tenemos una imagen mental de quienes somos, qué aspecto tenemos, en qué somos buenos y cuáles son nuestros puntos débiles. Nos formamos esa imagen a lo largo del tiempo, empezando en nuestra infancia. Pero todos nos ahogamos muchas veces en un vaso de agua. Se han publicado miles de libros para mejorar la autoestima , pero muchos olvidan el poder sanador de Dios el más grande y mas poderoso. Estos pasos son buenos pero si no los practicas no avanzas nada,

  9. Es difícil lograr alta autoestima, la raíz de los problemas de muchas personas es que se desprecian y se consideran seres sin valor e indignos de ser amados; de ahí la importancia que le concedía a la aceptación incondicional del cliente. Todo los pasos que os llevan a mejorar son bienvenidos.

  10. Buen artículo sobre la autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamientos dirigidos hacia uno mismo, hacia nuestra manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen: es la evaluación perceptiva de nosotros mismos. Esto es bueno para la salud. Pero primero es curarnos ante Dios.