Salud educativa

Repercusiones del consumo del alcohol en el cuerpo humano

Beber demasiado, en una sola ocasión o con el tiempo, puede tener graves consecuencias para su salud. Así puede afectar el alcohol a su cuerpo.

Por: Mg. Myriam Gloria Moreno Morán. Analista de Innovas UNFV

Consecuencias del alcohol en el organismo. Tomado de ...

Cerebro:
El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro y puede afectar la forma en que el cerebro se ve y funciona. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, y hacer que sea más difícil pensar con claridad y moverse con coordinación.

Corazón:

Beber mucho durante mucho tiempo o demasiado en una sola ocasión puede dañar el corazón, causando problemas que incluyen:

  • Miocardiopatía: estiramiento y caída del músculo cardíaco
  • Arritmias: latidos cardíacos irregulares
  • Accidente cerebrovascular
  • Presión arterial alta

Hígado:

El consumo excesivo de alcohol afecta al hígado y puede provocar diversos problemas e inflamaciones hepáticas, que incluyen:

  • Esteatosis, o hígado graso
  • Hepatitis alcohólica
  • Fibrosis
  • Cirrosis

Páncreas:

El alcohol hace que el páncreas produzca sustancias tóxicas que eventualmente pueden conducir a la pancreatitis, una peligrosa inflamación e hinchazón de los vasos sanguíneos en el páncreas que impide la digestión adecuada.

Cáncer:

Según el Instituto Nacional del Cáncer: «Hay un firme consenso científico de que el consumo de alcohol causa varios tipos de cáncer. En el informe sobre carcinógenos del Programa Nacional de Toxicología del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos se confirma el consumo de bebidas alcohólicas como un carcinógeno humano.

«Las pruebas indican que mientras más alcohol beba una persona, sobre todo si es habitual y a lo largo del tiempo, tiene mayor riesgo de presentar un cáncer relacionado con el consumo de alcohol. Se produce un leve aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer ya sea que las personas consuman alcohol de forma intensiva [es decir, de forma excesiva y peligrosa] o se limiten a no más de 1 trago al día. Según los datos de 2009, se calcula que el 3.5% de las muertes por cáncer en los Estados Unidos (cerca de 19,500 muertes) se relacionaron con el alcohol”.

Mujer alcohólica fotografías e imágenes de alta resolución - Alamy

Han surgido patrones claros entre el consumo de alcohol y el aumento de los riesgos de ciertos tipos de cáncer:

  • Cáncer de cabeza y cuello, incluidos los cánceres de cavidad oral, faringe y laringe.
  • Cáncer de esófago, en particular carcinoma de células escamosas de esófago. Además, se ha encontrado que las personas que heredan una deficiencia en una enzima que metaboliza el alcohol tienen un riesgo sustancialmente mayor de carcinoma de células escamosas de esófago si consumen alcohol.
  • Cáncer de hígado.
  • Cáncer de mama (seno): Los estudios han encontrado consistentemente un mayor riesgo de cáncer de mama en las mujeres con el aumento de la ingesta de alcohol. Las mujeres que consumen alrededor de una bebida por día, tienen entre un 5% y un 9% más de probabilidad de desarrollar cáncer de mama que las mujeres que no beben en absoluto.
  • Cáncer colorrectal.

Para obtener más información sobre el alcohol y el cáncer, visite la página web del Instituto Nacional del Cáncer «Alcohol y el riesgo de cáncer».

Sistema inmune:

Beber demasiado puede debilitar su sistema inmune, haciendo que su cuerpo sea un objetivo mucho más fácil para la enfermedad. Los bebedores crónicos son más propensos a contraer enfermedades como la neumonía y la tuberculosis que las personas que no beben demasiado. Beber mucho en una sola ocasión disminuye la capacidad de su cuerpo para evitar las infecciones, incluso hasta 24 horas después de emborracharse.

Vídeo recomendado:

******

Lo que le ocurre a tu hígado cuando dejas de beber alcohol

alcohol

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

  • Author,Ashwin Dhanda
  • Role,The Conversation*

Según la mitología griega, Zeus castigó a Prometeo por dar el fuego a los humanos.

Encadenó a Prometeo y puso a un águila a darse un festín con su hígado. Cada noche, el hígado volvía a crecer. Y cada día el águila regresaba para darse un festín.

En realidad, ¿puede volver a crecer un hígado?

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo humano. Es necesario para cientos de procesos corporales, incluida la descomposición de toxinas como el alcohol.

Y como es el primer órgano que entra en contacto con el alcohol que nos bebemos, no es de extrañar que sea el más susceptible a sus efectos.

Sin embargo, no hay que olvidar que otros órganos, como el cerebro y el corazón, también pueden resultar dañados por el consumo excesivo de alcohol a largo plazo.

Como especialista en hígado, trato a diario a personas con enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol.

Se trata de un espectro de enfermedades que va desde la acumulación de grasa en el hígado (hígado graso) hasta la formación de cicatrices (cirrosis) y que no suele causar síntomas hasta bien avanzado el daño.

Grasa y cicatrices

Al principio, el alcohol engrasa el hígado. Esta grasa hace que el hígado se inflame.

Reacciona intentando curarse y produciendo tejido cicatricial. Si esto no se controla, todo el hígado puede convertirse en una malla de cicatrices con pequeños islotes de hígado «bueno» entre ellas: la cirrosis.

En las últimas fases de la cirrosis, cuando el hígado falla, las personas pueden ponerse amarillas (ictericia), hincharse de líquido y sentirse somnolientas y confusas. Esto es grave, e incluso puede resultar mortal.

La mayoría de las personas que beben regularmente más del límite recomendado de 14 unidades de alcohol a la semana (unas seis pintas de cerveza de graduación normal [4% ABV] o unos seis vasos de vino de graduación media [175 ml] [14% ABV]) tendrán hígado graso.

Y, a la larga, desarrollarán cicatrices y cirrosis.

Una persona con ojos amarillentos

GETTY IMAGES. La piel y los ojos amarillos son signos de un hígado dañado.

Buenas noticias

Afortunadamente, tenemos buenas noticias. En las personas con hígado graso, tras sólo dos o tres semanas de abandono del alcohol, el hígado puede sanar y volver a tener un aspecto y un funcionamiento como si fuera nuevo.

En las personas con inflamación hepática o cicatrices leves, incluso a los siete días de dejar el alcohol se observa una reducción notable de la grasa, inflamación y cicatrices hepáticas.

Dejar el alcohol durante varios meses permite que el hígado se cure y vuelva a la normalidad.

En los bebedores empedernidos con cicatrices más graves o insuficiencia hepática, dejar el alcohol durante varios años reduce la probabilidad de empeoramiento de la insuficiencia hepática y muerte.

Sin embargo, las personas que beben en exceso pueden ser físicamente dependientes del alcohol, y dejarlo de repente puede provocar síndrome de abstinencia.

En su forma leve, provoca temblores y sudoración. Pero si es grave, puede causar alucinaciones, ataques e incluso la muerte.

Por eso no se recomienda a los bebedores empedernidos dejar el alcohol de golpe: deben consultar a un médico para dejarlo de forma segura.

hígado

GETTY IMAGES. La mayoría de las personas que beben regularmente más del límite recomendado tendrán hígado graso.

Otros beneficios

Dejar de beber también tiene efectos positivos sobre el sueño, la función cerebral y la tensión arterial.

Evitar el alcohol durante periodos prolongados reduce asimismo el riesgo de padecer varios tipos de cáncer (incluidos los de hígado, páncreas y colon), así como el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, el alcohol no es la única causa de mala salud. Abandonarlo tiene muchos beneficios para la salud, pero no es una panacea.

Debe considerarse como parte de un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada y ejercicio físico regular.

Así que, volviendo a la pregunta planteada por el mito de Prometeo, el hígado tiene un poder asombroso para repararse a sí mismo después de haber sido dañado.

Pero no puede volver a crecer como nuevo si ya estaba gravemente dañado.

Si dejamos de beber y solo tenemos un hígado graso, éste puede volver rápidamente a la normalidad.

Si el hígado ya estaba cicatrizado (cirrosis), dejar de beber alcohol le permitirá sanar y mejorar su función, pero sin deshacer todo el daño que ya ha sufrido.

Si quieres cuidar tu hígado, no bebas alcohol.

Pero si aun así lo haces, bebe con moderación y pasa de dos a tres días sin alcohol a la semana.

Así no tendrás que confiar en el poder mágico de autocuración del hígado para mantenerte sano.

* Ashwin Dhanda es profesor asociado de hepatología de la Universidad de Plymouth, Inglaterra.

****

20 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Este artículo es de vital importancia para los borrachines de toda la comunidad universitaria y a los emprendedores que negocian entre tragos comiciones por la buena pro.

  2. Jna forma de consumo desordenado provoca todo tipo de alteraciones que afectan negativamente diversos aspectos de la salud del consumidor. Al mismo tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede tener efectos negativos en su vida familiar, laboral y social.
    Por fortuna, hoy en día existen terapias de desintoxicación y diversos tratamientos que pueden ayudar a recobrar la dependencia y la tranquilidad de quien lo padece.
    Hay que ser honestos y tener la voluntadad de dejar el hábito de consumo , reconocer que somos enfermos y necesitamos ayuda para poder estar limpios en grupos espirituales.

  3. El alcoholismo es una enfermedad crónica por la que una persona siente deseo de tomar bebidas alcohólicas y no puede controlar ese deseo. Una persona con esta enfermedad también necesita beber mayores cantidades para conseguir el mismo efecto y tiene síntomas de abstinencia después de interrumpir el consumo de alcohol. La dependencia del alcohol afecta la salud física y mental, y causa problemas con la familia, los amigos y el trabajo. El consumo regular de alcohol aumenta el riesgo de contraer varios tipos de cáncer. También se llama alcoholismo.

  4. Para la mayoría de los adultos, el consumo moderado de alcohol probablemente no es peligroso. Sin embargo, cerca de 18 millones de adultos en Estados Unidos tienen trastorno por el consumo de alcohol. Esto quiere decir que sus hábitos de consumo causan angustia y daños. Este trastorno puede ser de leve a severo, dependiendo de los síntomas. En ocasiones, el tipo severo es llamado alcoholismo o dependencia del alcohol.

  5. Sufro del hígado y encuentro muy interesante sete artículo,el alcohol engrasa el hígado. Esta grasa hace que el hígado se inflame.
    Reacciona intentando curarse y produciendo tejido cicatricial. Si esto no se controla, todo el hígado puede convertirse en una malla de cicatrices con pequeños islotes de hígado «bueno» entre ellas: la cirrosis.
    En las últimas fases de la cirrosis, cuando el hígado falla, las personas pueden ponerse amarillas (ictericia), hincharse de líquido y sentirse somnolientas y confusas. Esto es grave, e incluso puede resultar mortal.
    Felicito a la autora por compartir este artículo de salud.

  6. No hay que olvidar que otros órganos, como el cerebro y el corazón, también pueden resultar dañados por el consumo excesivo de alcohol a largo plazo.
    Como especialista en hígado, trato a diario a personas con enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol.

  7. El consumo excesivo de alcohol afecta al hígado y puede provocar diversos problemas e inflamaciones hepáticas, que incluyen:
    Esteatosis, o hígado graso
    Hepatitis alcohólica
    Fibrosis
    Cirrosis

  8. Aquellos que se alocan con solo tomar un poco deben leer este artículo. El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro y puede afectar la forma en que el cerebro se ve y funciona. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, y hacer que sea más difícil pensar con claridad y moverse con coordinación.

  9. Beber demasiado, en una sola ocasión o con el tiempo, puede tener graves consecuencias para su salud. Así puede afectar el alcohol a su cuerpo. Buen artículo uqe deben leer los amigos de mlos fines de semana.