Artículos de difusión científica

Telescopio académico

Elaboración. Luis Aberto Pintado Córdova

Nadie sabe cuántas estrellas existen en el universo, pero podrían alcanzar un número extraordinario, posiblemente infinito. Nuestro universo podría albergar más de 100 000 millones de galaxias, y cada una de ellas podría tener más de 100 000 millones de estrellas. Tan sólo en una noche clara, desde la Tierra pueden observarse alrededor de 3000 estrellas a simple vista. Los humanos de diferentes culturas han dibujado el cielo mediante estas estrellas. Un detalle que no invita a hurgar en el espacio y por la cual la recvoista Si crees, Innovas te invita a conocer una gota del conocimiento humano en el espacio sideral.

Imagenes Del Universo en HD - YouTube

Curiosidades sobre las estrellas que quizás no conocías

Desde la diversidad hasta su ciclo de vida y su influencia en el universo.

Eugenio Manuel Fernández Aguilar
Por. Eugenio F. Aguilar. Físico, escritor y divulgador científico. 
Muy interesante

________

 

Las estrellas, esos puntos de luz en el cielo nocturno, son mucho más que simples destellos en la oscuridad. En este artículo, te llevaremos en un recorrido por diez datos sorprendentes sobre las estrellas.

 

Las estrellas presentan una gran variabilidad en términos de tamaño, temperatura y color. Para empezar, consideremos las enanas rojas. Estas estrellas, que parecen diminutas en comparación con nuestro propio Sol, son mucho más pequeñas de lo que podríamos imaginar. Algunas enanas rojas son apenas más grandes que el planeta Júpiter, pero a pesar de su modesto tamaño, estas estrellas pueden arder durante miles de millones de años, emitiendo una luz tenue y rojiza.

Por otro lado, están las supergigantes rojas, cuyos nombres evocan su inmensidad. Estas estrellas son gigantes en comparación con el Sol, algunas siendo cientos de veces más grandes que nuestra estrella madre. Algunas supergigantes rojas, como Betelgeuse, son tan grandes que si las colocáramos en lugar del Sol, sus bordes se extenderían más allá de la órbita de Marte. La espectacularidad de estas gigantes rojas reside en su etapa final de vida, donde pueden experimentar explosiones en forma de supernovas y dar lugar a la creación de elementos más pesados en el universo.

Pero no termina aquí. Existe una amplia gama de estrellas de diferentes tamaños y temperaturas, lo que se traduce en una diversidad de colores. Desde las estrellas azules y brillantes, que son calientes y masivas, hasta las estrellas amarillas como nuestro Sol, que emiten una luz blanca cálida, y las estrellas rojas, que son más frías. La combinación de tamaños y temperaturas da lugar a una paleta cósmica que enriquece el tapiz del espacio.

El Sol como estrella

Nuestra estrella, el Sol, está compuesta principalmente de hidrógeno (aproximadamente el 74%) y helio (alrededor del 24%). Además, contiene trazas de otros elementos, como oxígeno, carbono y nitrógeno. Esta mezcla de elementos esencialmente gaseosa es lo que hace que el Sol brille intensamente en el cielo, alimentando la vida en la Tierra al proporcionar luz y calor.

sol en el horizonte. iStock

Sol en el horizonte. iStockMaxim Larin

Ciclo de vida de las estrellas

El ciclo de vida estelar es un asombroso viaje cósmico por el que pasan todas las estrellas. Comienza con la formación a partir de densas nubes de gas y polvo, donde la gravedad actúa como un arquitecto cósmico. A medida que la estrella nace, su destino está determinado por su masa: las estrellas más pequeñas, como las enanas rojas, pasan sus vidas en una larga y estable fase de fusión de hidrógeno, mientras que las estrellas más masivas, como las supergigantes azules, avanzan rápidamente hacia una intensa fusión nuclear. Al final de su ciclo, las estrellas pueden colapsar y convertirse en enanas blancas, donde la fusión ha cesado, o explotar en violentas supernovas, liberando elementos pesados al espacio, que posteriormente se incorporarán a nuevas estrellas y planetas. Para las estrellas más masivas, la historia culmina en la formación de agujeros negros, objetos cósmicos tan densos que ni siquiera la luz puede escapar de su atracción gravitatoria.

Estrellas binarias

El fenómeno de las estrellas binarias nos sumerge en un intrigante baile cósmico, donde numerosas estrellas, en lugar de ser solitarias, forman sistemas estelares compuestos por dos estrellas que orbitan una alrededor de la otra debido a la fuerza de la gravedad. Esta unión celestial puede manifestarse de diversas maneras: algunas binarias se encuentran lo suficientemente distantes como para que sus órbitas sean prácticamente circulares y estables, mientras que otras pueden acercarse lo suficiente para intercambiar materia o incluso fusionarse.

Espectroscopia estelar

La espectroscopia estelar es la herramienta esencial que permite a los astrónomos desentrañar los secretos de las estrellas. Al analizar la luz que emiten, los científicos pueden descubrir una riqueza de información sobre estas gigantes incandescentes. Desde la distribución de colores en el espectro de luz, los astrónomos pueden deducir la composición química de la estrella, identificando elementos presentes en su atmósfera. La temperatura de la estrella se revela mediante la forma de las líneas espectrales, mientras que la edad se deduce de la velocidad a la que evoluciona y cambia su espectro.

Nebulosas

Dentro de estas vastas regiones de gas y polvo, conocidas como nebulosas, se encuentra el vivero estelar del universo. La gravedad, como artífice principal, se adueña del escenario y comienza a reunir materia en densos núcleos. A medida que estas regiones se contraen, la temperatura y la presión aumentan, dando origen a reacciones nucleares que finalmente encienden una nueva estrella. La radiante luz de las estrellas recién nacidas ilumina la nebulosa, creando una sinfonía de colores y formas en el espacio profundo. Estos lugares de nacimiento estelar también son caldo de cultivo para la formación de sistemas planetarios, ya que los restos de la nebulosa original pueden condensarse en planetas y otros objetos celestes.

La nebulosa Roseta (NGC 2237, Caldwell 49). Créditos: iStock, dzika_mrowka

La nebulosa Roseta (NGC 2237, Caldwell 49).  iStockdzika_mrowkadzika_mrowka

Estrellas variables

Las estrellas variables son estrellas que varían su brillo en función del tiempo. Las variables Cefeidas, en particular, son astros notables que experimentan fluctuaciones regulares en su luminosidad. Estos pulsos, que pueden durar días, semanas o más, permiten a los astrónomos medir distancias en el universo con una precisión notable. Basándose en la relación entre el período de variación y la luminosidad absoluta, los científicos han creado una regla de oro para la medición de distancias cósmicas. Esta regla, conocida como el «periodo-luminosidad», ha sido una herramienta esencial en la determinación de las distancias a galaxias lejanas y en la expansión del universo.

Constelaciones

Las constelaciones, a lo largo del tiempo, han servido como cartografía imaginaria en el lienzo nocturno. Al conectar estrellas aparentemente dispersas en figuras reconocibles, las culturas de todo el mundo han dado forma a mitologías, cuentos y guías celestiales. Estos patrones estelares no solo han enriquecido la cultura humana, sino que también han sido herramientas cruciales para la navegación y la orientación. Navegantes antiguos se valieron de constelaciones como el Cinturón de Orión o la Osa Mayor para trazar sus rutas en los océanos. A lo largo del tiempo, las constelaciones han evolucionado, y las historias que encierran han sido compartidas por generaciones, enriqueciendo nuestra conexión con el cosmos y otorgándonos una comprensión cultural y práctica del cielo estrellado.

A pesar de su apariencia en el cielo, es importante señalar que las estrellas que conforman una constelación pueden estar en realidad separadas por vastas distancias en el espacio y no tener una relación física significativa. Las constelaciones son, en su mayoría, construcciones perceptuales basadas en la proyección de estrellas en un plano bidimensional desde nuestra perspectiva en la Tierra. En realidad, estas estrellas pueden encontrarse a diferentes distancias de nosotros y pueden no tener ninguna conexión física entre ellas. Sin embargo, a pesar de esta separación en el espacio, las constelaciones siguen siendo una forma poderosa de encontrar orientación en el cielo nocturno y de conectarnos con las historias y mitos que han tejido a través de las civilizaciones a lo largo de la historia.

*******

Humor científico

Vídeos científicos:

22 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Este artículo no solo informa, sino que también inspira a los lectores a maravillarse ante la grandeza y la complejidad del universo, invitándolos a explorar más allá de lo que se ve en una noche estrellada. Es una valiosa contribución que despierta la curiosidad y fomenta la apreciación de la inmensidad del espacio cósmico.

  2. El artículo «Telescopio académico» escrito por Luis Alberto Pintado Córdova nos sumerge en la fascinante exploración del universo y la vastedad de las estrellas. La diversidad estelar, el ciclo de vida de las estrellas, las estrellas binarias, la espectroscopia estelar, las nebulosas, las estrellas variables y las constelaciones son presentadas de manera cautivadora por Eugenio Manuel Fernández Aguilar en su artículo «Curiosidades sobre las estrellas que quizás no conocías». Ambos artículos ofrecen una visión apasionante y educativa del cosmos, recordándonos la maravilla que encierra el firmamento y la importancia de explorar los misterios del espacio.

  3. El artículo nos lleva en un fascinante recorrido por la diversidad y maravillas del universo estelar, destacando datos sorprendentes sobre las estrellas. Desde enanas rojas que arden durante miles de millones de años hasta supergigantes rojas cuyos bordes se extenderían más allá de la órbita de Marte. Explora el ciclo de vida estelar, desde la formación a partir de densas nubes de gas hasta posibles destinos finales como enanas blancas o agujeros negros. Además, resalta la importancia de la espectroscopia estelar para desentrañar los secretos de las estrellas y cómo las constelaciones han sido herramientas cruciales para la navegación y la conexión cultural con el cosmos.

  4. El inmenso universo y todo lo que abarca , es todo un misterio, desde el ciclo de vida de las estrellas, las constelaciones , además de proponer una cultura de cuidado del planeta, mas que nada también viendo el ciclo de vida de esta , siendo sinceros, es notable, el como puede darse a entender la enorme cantidad de astros que hay y que como puede llegar a tener conciencia de la enorme cantidad de estrellas que hay en el universo

  5. Bonito artículo, que calza con lo que enseñaba Copérnico: “El cielo de las estrellas fijas es lo más alto de cuanto es visible”. “Saber que sabemos lo que sabemos y saber que no sabemos lo que no sabemos, ese es el verdadero conocimiento”. “En primer lugar, debemos saber que el universo es esférico”. “El océano envuelve la Tierra y llena sus abismos más profundos”.

  6. Me encanto. El fenómeno de las estrellas binarias nos sumerge en un intrigante baile cósmico, donde numerosas estrellas, en lugar de ser solitarias, forman sistemas estelares compuestos por dos estrellas que orbitan una alrededor de la otra debido a la fuerza de la gravedad. Esta unión celestial puede manifestarse de diversas maneras: algunas binarias se encuentran lo suficientemente distantes como para que sus órbitas sean prácticamente circulares y estables, mientras que otras pueden acercarse lo suficiente para intercambiar materia o incluso fusionarse. Esto no lo hace la naturaleza ni las leyes cósmicas sino es obra del Divino Creador.

  7. Las estrellas son motores de energía cósmica que producen calor, luz, rayos ultravioleta, rayos X y otras formas de radiación. Están compuestas casi en su totalidad de gas y plasma, un estado de supercalentamiento de la materia compuesta de partículas subatómicas. Aunque la estrella más conocida, el Sol, existe en solitario, tres de cada cuatro estrellas existen como parte de un sistema binario compuesto por dos estrellas orbitando mutuamente. Gracias por el compartir.

  8. Las constelaciones, a lo largo del tiempo, han servido como cartografía imaginaria en el lienzo nocturno. Al conectar estrellas aparentemente dispersas en figuras reconocibles, las culturas de todo el mundo han dado forma a mitologías, cuentos y guías celestiales. Estos patrones estelares no solo han enriquecido la cultura humana, sino que también han sido herramientas cruciales para la navegación y la orientación. Navegantes antiguos se valieron de constelaciones como el Cinturón de Orión o la Osa Mayor para trazar sus rutas en los océanos. A lo largo del tiempo, las constelaciones han evolucionado, y las historias que encierran han sido compartidas por generaciones, enriqueciendo nuestra conexión con el cosmos y otorgándonos una comprensión cultural y práctica del cielo estrellado. Un rico compartir de aprendizaje científico para los estudiantes de gestión, no olvidemos que existe el emprendimiento y la gestión científica.

  9. Nuestra estrella, el Sol, está compuesta principalmente de hidrógeno (aproximadamente el 74%) y helio (alrededor del 24%). Además, contiene trazas de otros elementos, como oxígeno, carbono y nitrógeno. Esta mezcla de elementos esencialmente gaseosa es lo que hace que el Sol brille intensamente en el cielo, alimentando la vida en la Tierra al proporcionar luz y calor Un nuevo aprendizaje que me lleva a introducirme en este apasionado campo de la astronomía.

  10. Asu machu, quede gratamente impresionado aleer este artículo para tomar concienciencia del cuidado de nuestro planeta en el campo de la gestión. Ignoraba mucho estos temas pero me agrado que las supergigantes rojas, cuyos nombres evocan su inmensidad. Estas estrellas son gigantes en comparación con el Sol, algunas siendo cientos de veces más grandes que nuestra estrella madre. Algunas supergigantes rojas, como Betelgeuse, son tan grandes que si las colocáramos en lugar del Sol, sus bordes se extenderían más allá de la órbita de Marte. La espectacularidad de estas gigantes rojas reside en su etapa final de vida, donde pueden experimentar explosiones en forma de supernovas y dar lugar a la creación de elementos más pesados en el universo.

  11. Las estrellas presentan una gran variabilidad en términos de tamaño, temperatura y color. Para empezar, consideremos las enanas rojas. Estas estrellas, que parecen diminutas en comparación con nuestro propio Sol, son mucho más pequeñas de lo que podríamos imaginar. Algunas enanas rojas son apenas más grandes que el planeta Júpiter, pero a pesar de su modesto tamaño, estas estrellas pueden arder durante miles de millones de años, emitiendo una luz tenue y rojiza.
    Impresionante artículo de divulgación científica que debemos saber por cultura general siendo hombres de gestión