15.5 C
Lima, Perú
lunes, agosto 15, 2022
Situación del crédito empresarial en un ambiente político y económico accidentado
Economic crisis in Peru. Flag of the Peru, red arrow down and the inscription Recession. Slowdown and decline of the economy. 3d illustration.

Situación del crédito empresarial en un ambiente político y económico accidentado

Financiamiento para inversión detenido por falta de garantías del Gobierno de Castillo

1037
12

¿Cuál es la situación del crédito empresarial en un ambiente político y económico accidentado?

Demanda de créditos de firmas corporativas alcanza niveles precrisis y en las mypes llega a niveles récord. Financiamiento para inversión detenido por falta de garantías del Gobierno.

“La demanda de préstamos de mediano plazo enfocado en nuevas inversiones, la veo algo limitada”, afirma Gordillo, head of global clients and M&A del BBVA. (Foto: GEC)
“La demanda de préstamos de mediano plazo enfocado en nuevas inversiones, la veo algo limitada”, afirma Gordillo, head of global clients and M&A del BBVA. (Foto: GEC)

Nicolás Castillo Arévalo

Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1. El Comercio

Conforme a los criterios de

Trust Project

El crédito ha servido como un buen termómetro de la economía en los últimos años, y aunque ahora su expansión ni siquiera alcanza a una vez lo que crece el PBI, por el lado empresarial se observa que los préstamos han superado, en buena parte, los niveles previos a la crisis sanitaria, debido a la reactivación de las operaciones de las empresas.

Sin embargo, el futuro sobre los próximos 12 meses es incierto, por la falta de claridad de la agenda del Gobierno y las contradicciones frente a lo que dice y hace para promover la inversión privada, coinciden los entrevistados.

Financiamiento corporativo

A decir de Jorge Mogrovejo, superintendente adjunto de banca y microfinanzas de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), el financiamiento en los tres grandes segmentos empresariales: firmas corporativas, grandes y medianas empresas (crédito mayorista), ha superado los niveles previos a la pandemia.

Además, a setiembre, dichos préstamos crecían en 10,6% anual, si se incluyen las líneas brindadas por el Gobierno.

Mogrovejo menciona que, incluso, la deuda reprogramada en los créditos mayoristas representa solo el 12,4% de la cartera y los préstamos que tiene un buen número de meses sin hacer pagos o con periodos de gracia largos (créditos parados) representan solo el 1,6% de esta deuda empresarial.

Así, este buen comportamiento del financiamiento mayorista obedece a que la actividad de muchas industrias en el país se ha reactivado, explica a Día1, Víctor Gordillo, head of global clients and M&A del BBVA.

“El sector minero está volando [le va muy bien] por el aumento del precio de los commodities, el sector cementero también, porque los despachos de cemento están volando y el sector ‘retail’ está bastante estable. También, al sector universidades le ha estado yendo mucho mejor de lo que se esperaba y el sector de acero presenta muy buenos resultados”, afirma Gordillo.

El ejecutivo añade que las empresas del sector pesquero también muestran un buen desempeño y, salvo algunas empresas constructoras que enfrentan problemas desde antes de la crisis, no se observa que los clientes corporativos enfrenten dificultades en sus empresas ni que estén retrasando los pagos de los créditos.

El banquero de inversión del BBVA detalla que, en 2020, no hubo empresa que se haya salvado del impacto de las medidas sanitarias. No obstante, durante este año las compañías han estado en una senda de recuperación y la expectativa del BBVA es que estas cierren el 2021 con mejores resultados que el 2020.

“En general, todas las empresas [del segmento mayorista] están teniendo un año razonable, pero no espectacular como podría haber sido. Tienen el efecto rebote de la economía y les está yendo bien, sobre todo las dedicadas al consumo”, sostiene Juan Paredes, ex socio de auditoría y finanzas de EY.

Paredes y Gordillo coinciden en que la demanda de financiamiento de las grandes compañías está destinada para capital de trabajo o, en el mejor de los casos, inversiones en automatización de procesos para hacer más eficientes las operaciones que tienen, pero no están demandando financiamiento para expandir sus operaciones, pese a tener los proyectos listos y la capacidad financiera para hacerlo.

Esto, debido a la incertidumbre sobre la política del Gobierno. “La demanda de préstamos de mediano plazo enfocado en nuevas inversiones, la veo algo limitada”, enfatiza Gordillo.

Demanda de predictibilidad

De acuerdo con el ejecutivo, si bien se han dado algunos financiamientos asociados con proyectos de infraestructura que están en marcha o programados, la inversión privada está parada.

Señala que, en los últimos cuatro meses, debido al panorama político, las empresas pasaron de un ambiente de pánico a otro de un “poco más de tranquilidad”, pero necesitan de mayor predictibilidad para invertir.

Más aún, Paredes, quien se desempeña como consultor independiente y director de empresas, señala que la predictibilidad para invertir no es un antojo empresarial o no depende del compromiso que las empresas tengan con el Perú, sino de la certeza de que se recuperará la inversión.

Explica que, en primer lugar, las empresas deben tomar deudas millonarias para financiar sus proyectos, con lo cual, si estos se estancan por cambios en las reglas de juego, amenaza de nacionalización o porque las políticas del Gobierno perjudican el costo de vida de la población, se afecta el pago de las deudas y la estabilidad financiera de las empresas.

Paredes comenta que, en segundo lugar, existen otras plazas en la región con ambiente para la inversión más favorable que compiten con el Perú y que podrían hacer que el retorno del capital invertido sea más rentable.

El ejecutivo agrega que la falta de predictibilidad e incertidumbre política está generando mayores costos a las empresas que tienen deudas en dólares, al tener que pagar un mayor precio por los derivados financieros para evitar las alzas del dólar, ocasionadas por la propia inestabilidad política.

Según la autoridad monetaria, en lo que va del año, el tipo de cambio se ha depreciado en 11,8% y, según la SBS, el 34% de la deuda empresarial está expuesta a las volatilidades de la divisa.

“Los que tienen deudas de largo plazo en dólares están tomando derivados financieros [para enfrentar un dólar más caro], pero estos derivados hoy cuestan bastante más por la incertidumbre”, subraya Paredes.

Paredes prevé que debido a la falta de predictibilidad para la inversión, lo que va a suceder en los próximos meses es que las empresas van a repartir dividendos, generados del rebote de este año, porque no los van a reinvertir. El ejecutivo prevé que este dinero podría sumarse a los US$15.548 millones que ya han salido del país en lo que va del año por la incertidumbre.

Para Gordillo, cómo le vaya a la inversión privada y a la demanda de financiamiento durante el próximo año, dependerá de las garantías que el Gobierno brinde a las empresas.

Mypes

Por el lado de las pequeñas y microempresas (mypes), su situación también ha mejorado, pero es más desigual.

Según Javier Ichazo, gerente general de Mibanco, desde setiembre las colocaciones de la entidad alcanzan los niveles previos a la pandemia.

Más aún, en octubre, afirma que Mibanco batió récord en colocaciones mensuales con un desembolso de S/1.208 millones, y para el cierre de este mes espera otro récord que ascendería a S/1.250 millones.

A decir del ejecutivo del banco con mayor cuota de mercado, en el segmento de las mypes, el comportamiento de pago de los clientes, así como su demanda de financiamiento “viene bien”, vale decir, con una buena cobranza y montos de préstamos mayores respecto a los meses anteriores.

El ejecutivo sostiene que esta situación obedece, en primer lugar, a que el banco transparentó su cartera desde setiembre del año pasado, identificando aquellos préstamos que podrían ser cobrados de los incobrables, lo que les permitió tomar las medidas para brindar facilidades a los clientes, así como ofrecerles productos ‘ad hoc’ que les ayude a reactivarse.

En segundo lugar, menciona, influyeron de forma positiva los préstamos que se brindaron del programa Reactiva, que permitió a las mypes afrontar la tempestad y seguir operando.

En tercer lugar, y no menos importante, dice, ayudó la aplicación de inteligencia artificial en los modelos de evaluación de los créditos, que el banco viene haciendo desde antes de la pandemia.

Por su parte, Wilber Dongo, gerente central de Negocios de la Caja Arequipa, llega a la misma conclusión que Ichazo. Por ejemplo, sostiene que antes de la pandemia, la cartera de la entidad era de S/5.400 millones y a la fecha alcanza los S/6.400 millones.

Dice que, en octubre, la caja alcanzó un récord de colocaciones con S/585 millones y al cierre de noviembre esperan colocar S/600 millones.

Vídeo de apoyo recomendado:

La realidad sobre la recuperación de la economía peruana post pandemia | El Comercio | VideosEC

12 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Es muy importante tener en cuenta eta casuística que afirma el gerente central de Negocios de la Caja Arequipa, llega a la misma conclusión que Ichazo. Por ejemplo, sostiene que antes de la pandemia, la cartera de la entidad era de S/5.400 millones y a la fecha alcanza los S/6.400 millones.
    Dice que, en octubre, la caja alcanzó un récord de colocaciones con S/585 millones y al cierre de noviembre esperan colocar S/600 millones. Un modelo de crcimiento que ha sido trabajado con ayuda de inteligencia artificial.

  2. Discrepo totalmente con la propagansa comunista del gobierno de Castillo que cada día cae más en la corrupción y eso debilita más la inversión privada y sobre todo extranjera. Especialmente por querer implantar reformas económicas, un cuento de todos los países totalitarios de la región, requiere una nueva Constitucipon. El debate sobre la nueva constitución marcará el gobierno de Pedro Castillo, quien ha propuesto diversas medidas que, de aprobarse, significarían profundos cambios en el rol del Estado: la actividad empresarial, la obtención de rentas de la actividad extractiva y la competencia pública en los préstamos bancarios. Además, el Ejecutivo, a través del premier Guido Bellido, anunció un “plan B” en caso de que el Congreso rechace el proyecto de reforma constitucional para convocar a una Asamblea Constituyente. No creo en nada de lo que afirma un gobierno de ultra izquierda que si fortalece pisara al Perú tipo Cuba y Venezuela.

  3. Comparto algo desde Gamarra. lo señalado en el emporio comercial de Gamarra que juega un rol vital en nuestra economía. La Asociación Empresarial Gamarra Perú consideró que el anuncio del presidente de la República, Pedro Castillo, para facilitar el acceso al crédito a las micro y pequeñas empresas (mypes), mediante el Banco de la Nación, permitirá una verdadera reactivación económica.
    “El sector más golpeado es el de las micro y pequeñas empresas, por lo cual es importante el acceso al crédito, incluso mediante la banca estatal como dijo el Presidente”, anotó la titular de la Asociación Empresarial Gamarra Perú, Susana Saldaña.
    “Eso siempre ha sido parte de nuestra propuesta y consideramos que sería un pilar fundamental en busca de una verdadera reactivación económica y productiva nacional” Lamentablemente la mayor parte de los empresarios existe mucha desconfianza hacia el gobierno, especialmente que castillo patee el tablero y no respete la propiedad privada. Es toda una incertidumbre y desconfianza.

  4. Muy cierto lo que afirma el maigo periodistaNicolás Castillo, cuyoa artíulos siempre nos brinda ciltura de negocios para nuestra formación profesional cmo emprendedores. al respecto de: El crédito ha servido como un buen termómetro de la economía en los últimos años, y aunque ahora su expansión ni siquiera alcanza a una vez lo que crece el PBI, por el lado empresarial se observa que los préstamos han superado, en buena parte, los niveles previos a la crisis sanitaria, debido a la reactivación de las operaciones de las empresas.
    Sin embargo, el futuro sobre los próximos 12 meses es incierto, por la falta de claridad de la agenda del Gobierno y las contradicciones frente a lo que dice y hace para promover la inversión privada, coinciden los entrevistados. Excelnet artículo para iniciarnos como emprendedores y hombres de gestión.

  5. Los indicadores son fríos pero reales. La deuda reprogramada en los créditos mayoristas representa solo el 12,4% de la cartera y los préstamos que tiene un buen número de meses sin hacer pagos o con periodos de gracia largos (créditos parados) representan solo el 1,6% de esta deuda empresarial.
    Así, este buen comportamiento del financiamiento mayorista obedece a que la actividad de muchas industrias en el país se ha reactivado, explica a Día1, Víctor Gordillo, head of global clients and M&A del BBVA. Esperemos que se mantenga así a pesar de la desconfianza empresaril por la inestabilidad política del gobierno. Estos datos son para las empresas fidelizadas y con solvencia pero en el seno del pueblo los micros y pequeños empresarios cada día venden menos atravesando íciles. momentos muy dif+

  6. El crédito ha servido como un buen termómetro de la economía en los últimos años, y aunque ahora su expansión ni siquiera alcanza a una vez lo que crece el PBI, por el lado empresarial se observa que los préstamos han superado, en buena parte, los niveles previos a la crisis sanitaria, debido a la reactivación de las operaciones de las empresas.
    Sin embargo, el futuro sobre los próximos 12 meses es incierto, por la falta de claridad de la agenda del Gobierno y las contradicciones frente a lo que dice y hace para promover la inversión privada, coinciden los entrevistados. De hecho que la situación económica en el Perú en los hogares pobres ha llegado a límites alarmantes y a nivel empresarial las empresas están quebrando y hay desempleo en grandes cantidades. .