16.1 C
Lima, Perú
sábado, julio 24, 2021
Un millón de limeños habita en casas vulnerables ante terremotos

Un millón de limeños habita en casas vulnerables ante terremotos

Varias casas serían afectadas ante un fuerte sismo o terremoto. Residentes pese al riesgo se niegan a abandonar la construcción. El Comercio

1055
30

Casi un millón de limeños habita en una casa muy vulnerable frente a un terremoto

Cifras oficiales revelan que en la ciudad hay más de 237 mil viviendas en muy alto y alto riesgo por estar sobre suelos inestables o ser construcciones inseguras.

La precariedad es la gran enemiga de Lima. El 70 por ciento de sus casas se construyeron informalmente y muchas son una bomba de tiempo. [El Comercio/Alessandro Currarino]
La precariedad es la gran enemiga de Lima. El 70 por ciento de sus casas se construyeron informalmente y muchas son una bomba de tiempo. [El Comercio/Alessandro Currarino]

Óscar Paz Campuzano

A lo largo de su historia, Lima ha sido sacudida por uno de los fenómenos naturales más destructivos del planeta. Existen registros de sismos en la ciudad desde la época de la Colonia. En 1687, la ciudad quedó en escombros y en el Callao hubo un centenar de fallecidos por un maremoto. Después, en 1786, un terremoto aún más fuerte derrumbó 3.000 viviendas (solo 30 quedaron en pie), mató a 1.141 personas y, otra vez, el Callao fue arrasado por un tsunami que se llevó la vida de otros 4.800 ciudadanos. Varios siglos más tarde, la capital del Perú sigue siendo un lugar altamente vulnerable.

El reciente sismo de magnitud 6, con epicentro en la localidad de Mala (Cañete), también se sintió en Lima Metropolitana. Si bien no pasó de algunos derrumbes en la Costa Verde y daños materiales en el aeropuerto, centros comerciales y otras instalaciones, los limeños vivieron momentos de suma tensión.

No es para menos. La ciudad es altamente vulnerable a los movimientos telúricos. Según el Plan de Prevención y Reducción de Riesgos de Desastres de Lima Metropolitana 2019-2022, en la ciudad hay más de 928 mil personas vulnerables a una tragedia de esta naturaleza. Son cerca de un millón de limeños viviendo en casas de riesgo muy alto y alto.

Estas viviendas son inseguras porque están asentadas sobre suelos inestables o también porque los materiales usados para construir la casa son malos. No en pocos casos las construcciones informales tienen serias fallas estructurales y ante un movimiento podrían venirse abajo. Todos estos factores ponen a un importante número de personas en una situación de peligro inminente.

En este mapa de la Municipalidad de Lima se puede observar de manera gráfica y sencilla el nivel de riesgo por sismo en cada distrito de Lima.
En este mapa de la Municipalidad de Lima se puede observar de manera gráfica y sencilla el nivel de riesgo por sismo en cada distrito de Lima.

 

Distritos como San Juan de Lurigancho, Rímac, Independencia, Ate, Comas, Puente Piedra, Villa El Salvador, Chorillos, Lurín, Carabayllo, Breña, La Victoria, Barranco, San Juan de Miraflores y otros tienen centenares –en varios casos miles– de precarias viviendas con riesgo de colapso.

Pero si contamos a quienes califican en un nivel de riesgo medio (viven en quintas o en casas vecindad con techos frágiles) la cifra sube a 6.3 millones de personas en riesgo. Es decir, en el escenario de un terremoto de 8.5, más de la mitad de limeños sufriría las consecuencias.

Según el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, solo en el Centro de Lima hay más de 1.000 viviendas con riesgo de caer. Muchas de ellas ni siquiera necesitan de un sismo para desplomarse. Sus estructuras están tan deterioradas y en un estado tan ruinoso que, de manera periódica, se reportan desprendimientos y colapsos. Un terremoto sería mortal en este punto de la urbe.

Carlos Zavala, director general del Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (CISMID) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), explica que zonas como Villa El Salvador y las playas del sur tienen suelos flexibles y eso las hace vulnerables. Al norte de la ciudad, detalló, en Ventanilla, Comas, Independencia y San Juan de Lurigancho, las viviendas están asentadas en colinas. La situación es similar.

Las construcciones informales y la invasión de terrenos son algunos de los principales problemas que persisten en el morro. Un sismo podría ocasionar una tragedia en el lugar. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
Las construcciones informales y la invasión de terrenos son algunos de los principales problemas que persisten en el morro. Un sismo podría ocasionar una tragedia en el lugar. (Foto: Alessandro Currarino/GEC)

 

La autoconstrucción es otro factor que vuelve peligrosas a estas viviendas. “Utilizan ladrillos tubulares, que no son aptos para construir paredes portantes, de acuerdo con la normatividad vigente”, comentó Zavala para la Agencia Andina.

El Comercio conversó con la decana del Colegio de Arquitectos del Perú – Regional Lima, Lourdes Giusti. El problema de origen, afirmó, es que entre el 60% y 70% de las construcciones del país son informales porque el Estado no ha sido capaz de dar alternativas para que la población acceda a una vivienda digna y segura, a un precio asequible.

La gran mayoría de las edificaciones son construidas sin la participación de un arquitecto o un ingeniero. Tienen una serie de problemas constructivos y además se levantaron en suelos no aptos”, alertó.

Giusti informó que existe el proyecto de la Ley de Desarrollo Urbano Sostenible. Este documento se encuentra en la Comisión de Vivienda del Congreso a la espera de ser revisado.

Según señaló, la propuesta legislativa presentada por la actual gestión del Ministerio de Vivienda contempla modificaciones que faciliten la gestión del suelo y, de ese modo, el Estado pueda destinar más terrenos a los programas de vivienda. También se contempla, entre otras cosas, dar instrumentos financieros que ayuden a los municipios a financiar el rescate de viviendas en estado ruinoso.

Fuente: El Comercio

30 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Los tipos de construcciones que existe en nuestro país nos hace vulnerables ante un terremoto ya que las viviendas construidas de manera precaria abundan en los distritos con mayor poblacion. Un ejemplo es el distrito de San Juan de lurigancho dónde la necesidad de una vivienda propia llevo a mucha gente a improvisar sus casas en las alturas de los cerros. Son viviendas dónde la construcción está hecha a base podrás (pircas), calaminas, maderas. Esto causa incertidumbre en la gente ante un desastre natural como el terremoto ya que no está hecho para soportarlo.

  2. Tenemos que convivir con la pandemia, antes solo nos preocupábamos solo en los riesgo de un temblor y actualmente le adicionamos el riesgo al contagio de COVID 19.
    Se recomienda establecer en familia un plan de emergencia frente al COVID-19, a fin de evitar contagios. Así, es necesario establecer un protocolo de cuidados al salir y entrar a la vivienda. Asimismo, se debe hacer una lista de los establecimientos de salud cercanos, así como los números telefónicos.

    Todos los miembros de la familia deben lavarse las manos constantemente, durante 20 segundos, y desinfectar las compras que realizan. Además, deben mantener ventilados los ambientes del hogar, y cubrirse con el antebrazo al toser o estornudar. Todos los miembros en nuestra casa debemos tener cultura de prevención ante un sismo, ya que no se podría improvisar en un sismo fuerte, que hace años no se siente en Lima.

  3. Nuestro país es una de las regiones con alta actividad sísmica. Esto no es noticia nueva, el gobierno ya debería contar con planes estratégicos y no sólo eso, sino también gestionarlos, crear más programas de vivienda, realizar simulacros, todo esto para estar preparados ante cualquier desastre.

  4. Uno de los principales problemas, como se menciona en el artículo, es la construcción informal, gran parte de las familias construye sus casas sin la asistencia de un profesional especialista en ello. Esto es sumamente peligroso porque las convierte en inseguras, así como también aún, a pesar de los simulacros, la mayoría no sabe cómo reaccionar ante un movimiento sísmico. Estos son temas en los que el gobierno debe trabajar para evitar tragedias.

  5. Las viviendas son inseguras porque están asentadas sobre suelos inestables o también porque los materiales usados para construir la casa son malos pero la mayoría de estas casas se encuentra en los conos y bueno se dio desde el crecimiento apresurado y desordenado de Lima al no encontrar un lugar donde asentarse optaron por dirigirse a los cerros, arenales etc. un ejemplo son los cerros del distrito del Agustino donde las construcciones informales tienen serias fallas estructurales y ante un movimiento podrían venirse abajo creando una situación de peligro inminente.

  6. No hay duda de que existen viviendas en malas condiciones, deterioradas, vulnerable a fenómenos naturales como el terremoto, a pesar de ello los habitantes siguen cometiendo fallas a la hora de construir una vivienda, mayormente lo realizan de manera informal puesto que el Estado no brinda alternativas para que la población acceda a una vivienda digna y segura. Debemos saber qué consecuencias trae construir viviendas sin ningún, esto solo nos traería graves consecuencias, Excelente artículo.

  7. Este artículo me pareció muy interesante ya que hace poco sufrimos un sismo de magnitud 6 y a muchos les hizo recordar el sismo ocurrido en Ica hace unos años y nos pone a pensar en el peligro en el que muchas personas viven y la situación de riesgo por la que estamos atravesando además que La gran mayoría de las construcciones son sin la participación de un arquitecto o un ingeniero, tienen una serie de problemas o están en suelos no aptos. El Estado debe destinar más terrenos a los programas de vivienda. a su vez los municipios deben ayudar a financiar el rescate de viviendas en estado crítico como sabemos hay muchas construcciones por barrios altos , Rímac, el centro de lima , etc. que necesitan ser reconstruidas o restauradas.

  8. Este problema viene de años atrás y prácticamente no hay alguna solución que se pueda dar hasta entonces. Hoy en día estamos ante una situación critica en el sector salud, económica y ultimo en lo político y sin contar con la inmigración de extranjeros y de personas del campo prácticamente caótico. Para contrarrestar esta situación realmente debemos de ponernos firmes y hacer funcionar a nuestras autoridades de manera estricta y responsable. Por otro lado, el proyecto de la Ley de Desarrollo Urbano Sostenible al igual que diversos proyectos que contribuyan al bienestar de la vivienda dejen verdaderamente un enfoque de supervivencia ante la vida y salud de los ciudadanos limeños.

  9. Casi nunca hubo una política en vivienda en nuestro país, a eso súmele la inmigración desbordada del campo a la ciudad. Por ello, la mayoría de la viviendas en Lima se encuentran asentadas sin ningún estudio técnico, es decir, ubicadas precariamente, las mismas acantonadas en los cerros de manera desordenada, sin plan urbanístico y construidas con materiales frágiles. Estas características hacen que Lima sea una ciudad sin belleza urbanística, añadido a ello, la contaminación. Por estas características hacen que sea un potencial lugar para que un sismo o terremoto haga estragos con consecuencias catastróficos.

  10. Con lo sucedido hace días con el sismos de 5.8 el limeño debe estar preparado para todo tipo de situaciones que se presenten, estar alertas, mantener al tanto y informarse de que hacer en caso de que suceda de nuevo, tener la precaución de tener todo preparado para que no pase ninguna catástrofe. Excelente reseña.

  11. Al leer este artículo me interese por ampliar conocimientos de la ciencia que estudia los sismos y encuentro algo que amerita compartir como medida de seguridad. La sismología o seismología (del griego σεισμός (seismós) que significa “sismo” y λογία (logía), “estudio de”) es una rama de la geofísica que se encarga del estudio de terremotos y la propagación de las ondas elásticas (sísmicas) que se generan en el interior y la superficie de la Tierra, asimismo que de las placas tectónicas. Estudiar la propagación de las ondas sísmicas incluye la determinación del hipocentro (o foco), la localización del sismo y el tiempo que este haya durado. Un fenómeno que también es de interés es el proceso de ruptura de rocas, ya que este es causante de la liberación de ondas sísmicas.
    Sus principales objetivos son:
    El estudio de la propagación de las ondas sísmicas por el interior de la Tierra a fin de conocer su estructura interna;
    El estudio de las causas que dan origen a los temblores;
    La prevención del daño sísmico;
    Alertar a la sociedad sobre los posibles daños en la región determinada.

  12. Estos datos los vengo leyendo desde hace cuarente años que no han podido las autoridades de turno por que la población sigue construyendo sin seguir las medidads de construcción requeridas por las normas técnicas. Distritos como San Juan de Lurigancho, Rímac, Independencia, Ate, Comas, Puente Piedra, Villa El Salvador, Chorillos, Lurín, Carabayllo, Breña, La Victoria, Barranco, San Juan de Miraflores y otros tienen centenares –en varios casos miles– de precarias viviendas con riesgo de colapso. Toda una amenaza y un peligro para la población.

  13. El Perú está comprendido entre una de las regiones de más alta actividad sísmica que existe en la tierra, por lo tanto está expuesto a este peligro, que trae consigo la pérdida de vidas humanas y pérdidas materiales. Es necesario efectuar estudios que permitan conocer el comportamiento
    más probable de este fenómeno para poder planificar y mitigar los grandes efectos que trae consigo. Una forma de conocer el probable comportamiento sísmico de un lugar es mediante la
    evaluación del peligro sísmico en términos probabilísticos, es decir predecir las posibles aceleraciones que podrían ocurrir en un lugar determinado.
    En las normas de diseño se especifican las cargas sísmicas, por lo que no es necesario realizar investigaciones detalladas de la actividad sísmica del área donde se construirán estructuras comunes. Por eso Defensa Civil y las autoridades deben hacer campañas de prevención y simulacros constantes.

  14. Es importante saber los catálogos sísmicos publicados en el Perú no han sido tan exhaustivos en la mención de las ocurrencias de terremotos, sobre todo los ocurridos en los siglos XV al XVII. Por ello, Seiner emprendió esta investigación, que lo llevó a explorar en bibliotecas universitarias y de instituciones científicas especializadas, donde los hallazgos fueron sorprendentes. Este libro reúne los diversos descubrimientos bibliográficos y los presenta ordenados cronológicamente, con la intención de que repercutan en favor de la redefinición de los parámetros que han venido empleándose para establecer la intensidad de los movimientos telúricos. estos estudios los podemos visualizar en la universidad de Lima.

  15. Los antecedentes históricos de los sismos en Lima a lo largo de su historia, registra que ha sido sacudida por uno de los fenómenos naturales más destructivos del planeta. Existen registros de sismos en la ciudad desde la época de la Colonia. En 1687, la ciudad quedó en escombros y en el Callao hubo un centenar de fallecidos por un maremoto. Después, en 1786, un terremoto aún más fuerte derrumbó 3.000 viviendas (solo 30 quedaron en pie), mató a 1.141 personas y, otra vez, el Callao fue arrasado por un tsunami que se llevó la vida de otros 4.800 ciudadanos. Varios siglos más tarde, la capital del Perú sigue siendo un lugar altamente vulnerable. Lamentablemen6te poco se ha hecho para evitar catástrofes de gran envergadura.