21.1 C
Lima, Perú
jueves, diciembre 2, 2021
Valientes asháninkas exigen la erradicación de la coca

Valientes asháninkas exigen la erradicación de la coca

Dicen los asháninkas que la coca no es ni sagrada ni tradicional. ¡Cuánta razón les asiste! En el incario, la coca estaba prohibida para el pueblo; su utilización, confinada a los sagrados rituales de la nobleza. La coca es una mala hierba (sinónimo de deforestación y degradación del bosque). Crece como maleza. No es un cultivo. No demanda cuidado alguno.

1167
74

En defensa de nuestros asháninkas

Por. Alfonso Barba Caballero ABC

Una tragedia en plena pandemia para los pueblos asháninkas,   con el impacto de la crisis sanitaria ha sido el incremento de los sembríos de hoja de coca en el Perú, según informe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca, en Estados Unidos. Dicha investigación de 2020 se reportaron 88.200 hectáreas con estos cultivos, una cifra que representa un incremento del 22,5 % respecto al año anterior. La expansión de estos cultivos ilícitos cada vez afecta más a los territorios de comunidades indígenas donde la acción del Estado no ha llevado polos de desarrollo. El Vraem sigue concentrando la mayor cantidad de los cultivos (48 %). La “Política Nacional contra las Drogas al 2030” ante ello la amenaza terrorista de Senedro Luminoso contra los líderes que se oponen al cultivo de la hoja de coca por ser tóxica no solo para el ser humano sino también para los cultivos y la plantación de sus productos nativos. El informe recomienda no solo concentrarse en la erradicación de las plantaciones, sino también en la atención de las necesidades básicas de las personas radicadas en esta zona del país.
Por ello recomendamos esta lectura de aclaración en defensa y a favor de nuestros indígenas. 
Comunidades del Vraem piden erradicación de cultivos ilegales de coca | PERU | EL COMERCIO PERÚ
La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito calculó que 3.368 hectáreas de tierras de las comunidades indígenas del Perú han sido invadidas por plantaciones de coca destinadas al narcotráfico. Las más afectadas son las asháninkas y nomatsigenkas, ubicadas en el Vraem. Informe 2019 de la ONU

Los valerosos asháninkas batallan contra el mal, por Carlos Espá

Amenazan de muerte a líder Asháninka - YouTube

“La comunidad asháninkas exige la erradicación de la coca, que hoy probablemente excede ya las 90 mil hectáreas a nivel nacional, más del doble que hace cinco años”.

“La coca es una mala hierba (sinónimo de deforestación y degradación del bosque). Crece como maleza. No es un cultivo. No demanda cuidado alguno. ¿Puede llamarse a eso 'agricultura'?”. (Foto: Mininter).
“La coca es una mala hierba (sinónimo de deforestación y degradación del bosque). Crece como maleza. No es un cultivo. No demanda cuidado alguno. ¿Puede llamarse a eso ‘agricultura’?”. (Foto: Mininter).
Carlos Espá

Por: Carlos Espá

Periodista. El Comercio

Conforme a los criterios de

Trust Project

Los asháninkas del río Ene y el río Tambo asoman en la cumbre de la montaña de cuestionamientos y conflictos de interés que terminarán por sepultar al ministro del Interior, Luis Barranzuela, y exigen su renuncia inmediata. Denuncian la connivencia de Barranzuela con los colonos cocaleros que destruyen impunemente los bosques en una enloquecida carrera por implantar coca ilegal y pozas de maceración.

Para los asháninkas, es claro que Barranzuela instiga a los cocaleros a oponerse a la erradicación de la coca ilegal en el Vraem. Sugieren que los viles ataques de Barranzuela contra Devida son el prolegómeno, la coartada o cortina de humo que el gobierno del presidente Castillo necesita para imponer en la dirección de ese organismo a un cocalero o a un abogado de cocaleros.

Luis Barranzuela, Pedro Castillo y Vladimir Cerrón son proclives a las dicotomías de la jerga sociológica. Gustan de disyuntivas binarias que enfaticen el conflicto entre lo urbano y lo rural, entre Lima y las provincias, entre civiles y militares, entre ricos y pobres. ¿Por qué será que a Barranzuela, Castillo y Cerrón les disgusta, en cambio, la dicotomía entre colonos cocaleros y comunidades indígenas? ¿Por qué, más bien, la soslayan o ignoran? La respuesta es simple. El grueso de los cocaleros son colonos estacionales, ajenos y foráneos a las zonas que invaden con su ilegalidad.

Dicen los asháninkas que la coca no es ni sagrada ni tradicional. ¡Cuánta razón les asiste! En el incario, la coca estaba prohibida para el pueblo; su utilización, confinada a los sagrados rituales de la nobleza. Bien harían Barranzuela, Castillo y Cerrón en leer los “Siete ensayos” de José Carlos Mariátegui, quien esclarecidamente denostaba de la coca por ser instrumento de sojuzgamiento de los conquistadores. En efecto, así como los británicos introdujeron el opio en la China a fin de quebrar el espíritu de esa milenaria civilización, así también el chacchado de coca fue masificado en las minas y obrajes como método de explotación de la población indígena. Esto, porque el alcaloide tiende a suprimir el hambre y la sed, y elevar la resistencia a la baja temperatura.

La coca es una mala hierba (sinónimo de deforestación y degradación del bosque). Crece como maleza. No es un cultivo. No demanda cuidado alguno. En condiciones propicias de suelo y humedad, prolifera sin mayor atención. Por eso, en su inmensa mayoría, los cocaleros llegan, destruyen el bosque, implantan la coca y retornan a sus lugares de origen. Meses después, vuelven para recolectar las hojas, secarlas al sol y venderlas por arrobas o convertidas en pasta básica a los narcotraficantes. En el interregno, montan algaradas, bloquean carreteras y amedrentan a las comunidades. ¿Puede llamarse a eso “agricultura”?

El narcotráfico, junto a la tala y minería ilegales, es causante de una tragedia ambiental inconmensurable. Destruye millones de hectáreas de prístino bosque tropical, contamina ríos con químicos precursores, arrasa la flora y fauna. Deja una estela de violencia e ilegalidad inyectando en la mente de los jóvenes “cargachos” o mochileros, que es como eufemísticamente se denomina a los transportistas y sicarios del narcotráfico, la idea de que el atajo violentista y el dinero fácil son alternativas de vida.

Los primeros colonos cocaleros llegaron al río Ene de la mano de Sendero Luminoso. Para los asháninkas, fue el inicio de una monstruosa ordalía comparable a los Jemeres Rojos de Pol Pot en Camboya. Las comunidades asháninkas fueron transformadas en campos de concentración, sus mujeres degradadas a esclavas sexuales. Cuarenta comunidades fueron arrasadas, 6.000 indígenas asesinados o esclavizados. Hasta hoy, Sendero Luminoso mantiene secuestrados en la espesura del bosque a cientos de asháninkas. La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) calificó de “holocausto” este atentado de lesa humanidad.

La comunidad asháninkas exige la erradicación de la coca, que hoy probablemente excede ya las 90 mil hectáreas a nivel nacional, más del doble que hace cinco años. ¿Qué razón confesable podría tener un ministro del Interior para oponerse a erradicar coca cuando comunidades ancestrales, que habitan la zona desde el año 200 a.C., así lo demandan?

ALERTA PERÚ ‼️CAMARADA VILMA AMENAZA de MUERTE a CASTILLO ‼️SI ERRADICAN la COCA del VRAEM

¡Exhttps://www.youtube.com/watch?v=GtOcWDKBTwYclusivo! El pacto por la hoja de coca: Barranzuela y Castillo dijeron no a la erradicación. Panorama

Amenazan de muerte a líder Asháninka. UTP TV

 

74 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Ante la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 los cultivos de coca han ido aumentando en el Perú, estos cultivos ilícitos sean expandido por lo que cada vez más afecta a los territorios, poblaciones de las comunidades indígenas en donde el estado no ha enviado ayuda para su desarrollo. Es por eso que los líderes de estas comunidades han alzado su voz y se oponen al cultivo de la hoja de coca que es toxica para el consumo humano, para los cultivos y la propia plantación productos nativos. estos líderes recomiendan la erradicación de las plantaciones de coca y también la atención de las necesidades básicas de las personas que habitan estos lugares.

  2. Este articulo nos informa de una tragedia en plena pandemia para los pueblos asháninkas, con el impacto de la crisis sanitaria ha sido el incremento de los sembríos de hoja de coca en el Perú. La expansión de estos cultivos ilícitos cada vez afecta más a los territorios de comunidades indígenas donde la acción del Estado no ha llevado polos de desarrollo, ante ello la amenaza terrorista de Sendero Luminoso contra los líderes que se oponen al cultivo de la hoja de coca por ser tóxica no solo para el ser humano sino también para los cultivos y la plantación de sus productos nativos.

  3. Dura lucha contra el narcotráfico que viene afectando a las comunidades ashánincas. Gracias la producción de coca para el narcotráfico existe mucha deforestación e invasión de miles de hectáreas. Es un cuento de nunca acabar, dura lucha la que tiene que librar nuestro país para poder erradicarla.

  4. Los pueblos ashanikas están sufriendo una tragedia durante la pandemia, ya que los cultivos de hoja de coca se están expandiendo, afectando su territorio, que, por cierto, no ha recibido apoyo del Estado por años. Como indica el artículo, el VRAEM concentra la mayor cantidad de cultivos de hoja de coca. El narcotráfico, la tala y minería ilegal están causando mucho daño al medio ambiente al punto de ser irreversible, ya que destruye hectáreas de bosque tropical, contamina ríos con químicos, arrasa con la flora y fauna y genera mucha violencia contra la población. Esperemos que este problema pueda ser solucionado y que las autoridades se den cuenta del daño que están realizando al país por intereses personales.

  5. Somos un país agricultor, con un historial de exportación muy extenso de cultivos muy rentables y sostenibles. La coca es una planta que se utiliza para fines que no son buenos para el ser humano, causando mucho daño. iniciativas de estas comunidades para unirse y enfrentar estas prácticas ilegales. Creo que como nación debemos abolir esta plantación con ideas estratégicas en las que demostremos que con buenas cosechas, miles de familias pueden alimentarse sin falta, asumir cualquier riesgo.

  6. Tiene razón el artículo, la coca, el hecho de pelear por el terreno de sembrio, el poder económico, la dominación de las ventar, trae consigo muerte y perjudica a los pueblos. Pero en lugar de iniciar una guerra contra los traficantes de coca, deberían aliarse, decir: “los dejamos hacer lo que quieran, pero déjennos en paz, además una parte nos beneficiamos nosotros”. Como el caso de un rondero que lucho contra la minera, pero en tiempo del covi el rondero pidió a la minera que le ayuden con las importaciones, que, si ayuda al pueblo con las vacunas, el pueblo no se opondría, y apoyaría a la minera, pero llegando a algunos acuerdos también. Gracias al autor por el artículo.

  7. El cultivo de coca es un tema muy complejo para el Perú, por muchos años se ha luchado por erradicar la coca y en la actualidad aún esto continúa. Si bien es cierto en algún momento se les ha enseñado a los cocaleros otras opciones de cultivo y como en el artículo menciona que la coca daña las tierras podría ser este un factor determinante para que los cocaleros crean que no tienen otra opción, otro factor decisivo es el poder que tienen los narcoterroristas sobre ellos. No es suficiente con el trabajo de las autoridades para erradicar la coca y con el apoyo de las comunidades se podría lograr tener mejores resultados.

  8. Solicitan erradicar los cultivos ilegales de coca motivan la aparición de laboratorios de cocaína que contaminan sus tierras y ríos afectando la pesca tradicional y la alimentación de las familias. Además, como sabemos también lo usan para accionar ilegales pues la hoja de coca ilegal lo transforman en cocaína que luego es transportada en embarcaciones fluviales por los ríos evadiendo los controles en horas de la noche, incluso a los asháninkas los amenazan de muerte los narcotraficantes. Aparte de ello los asháninkas piden que se les brinde la atención de las necesidades básicas de las personas radicadas en sus comunidades, buscando una mejor calidad de vida.

  9. Un artículo que causa preocupación a todos los peruanos, debido a las constantes amenazas que sufren nuestra población amazónica debido a la plantación de hojas de coca. En el Perú el 36% de las áreas reducidas, eran intervenciones que se han implementado mediante erradicación obligatoria y voluntaria en algunos años, y el 66% de las áreas de intervención han experimentado una reducción. Sin embargo, esta reducción requiere tiempo y recursos, así como vínculos interinstitucionales y participación comunitaria. Mientras, las reducciones van gradualmente, el narcotráfico de la hoja de coca va creciendo, adueñándose de tierras y de vidas humanas necesarias para su cultivo. Por lo que, se debe implementar medidas de seguridad, opciones de cultivo para los ciudadanos de esta zona en controversia.

  10. Somos un país que promueve la agricultura, con un perfil muy amplio de exportación con cultivos sustentables y muy rentables, La coca es una planta que se utiliza para fines que no son buenos para los seres humanos que causan muchos daños, me parece muy buena la iniciativa de estas comunidades de unirse y hacerle frente a estos actos ilegales. Creo que como país necesitamos erradicar esta plantación con ideas estratégicas en la que demostremos que con buenos cultivos se puede sacar adelante a miles de familias, sin correr riesgos.

  11. Somos uno de los países conocidos por el tráfico ilícito de drogas, en este caso la erradicación de los bosques cocaleros, los cuales son causantes de contaminaciones de aguas por los químicos precursores, afectando gravemente a la flora y fauna, además que estos campos utiliza a personas entre mujeres y niños para conseguir sus objetivos, no solo eso, sino que utiliza a la mujer como objeto sexual, siendo esclavizadas o asesinadas.
    Claramente como se ha leído y visualizado en esta noticia las amenazas por grupos narcotraficantes genera gran incertidumbre y preocupación ante los sucesos que pueden acontecer.

  12. Una de las amenazas asimétricas de mayor impacto dentro de la sustentabilidad del desarrollo socio económico del país, es el del narcotráfico, las cuales presentan efectos dañinos importantes sobre la vida económica, social, financiera y medio ambiente, que es necesario afrontar con objetividad. Las principales opciones y quizás las únicas son incrementar la cooperación intergubernamental y la asociación en la definición de estrategias compartidas, Sin esta perspectiva no hay oportunidades de éxito para enfrentar el tema del narcotráfico. Ni siquiera la hiperpotencia posee las capacidades de resolver esta situación de manera unilateral, la cooperación y el esfuerzo conjunto son la única perspectiva de éxito.

  13. Estos líderes están preocupados por la presencia creciente de grandes áreas de cultivos de hoja de coca, así como la presencia del narcotráfico en ese territorio, los cuales no tienen mención en lo sagrado y tradicional, sobre todo porque sabemos que más de la mitad de los la población va al mercado negro.
    Si bien se han fortalecido acuerdos en términos de apoyo técnico en el manejo del cacao, café y equipos para el procesamiento del cacao en sus derivados, es fundamental que el estado continúe haciéndolo, recordando que hay muchas necesidades en esa cuenca para ser dirigido. Debe buscar nichos de mercado para productos alternativos a la hoja de coca, ya que su precio es tan bajo que tiene poco valor en comparación con la coca.

  14. Como sabemos, la coca es uno de los productos más cotizados para los narcotraficantes puesto que el valor que le dan es muy grande en el mercado negro, este producto no solo causa daños grandes en el ser humano sino también causa grandes daños a las comunidades que tiene que soportar el peligro que trae este producto. Es por eso que los pueblos de ashánincas ven este producto como una amenaza para la comunidad y más sabiendo que se han incrementado las hectáreas de cultivo de coca donde la expansión de estos cultivos afecta cada vez más a los territorios de las comunidades indígenas, las cuales todavía no han recibido el apoyo del Estado para combatir con este problema, donde los mismo pobladores indican que la realización de este producto causa daños a la tierra por su gran concentración de químicos, causando así incertidumbres en las comunidades que viven en las zonas cercanas. El gobierno debería de tomar un plan de apoyo para estas comunidades, debido a que el incremento de producción de la coca demuestra un problema para la sociedad, de las cuales hace que el narcotráfico siga en crecimiento y la sociedad siga con incertidumbre. Se exige al gobierno cambios para poder vivir en una sociedad más tranquila.

  15. La realidad de nuestro pais, el incremento de las siembras de hojas de coca se da por la necesidad de generar ingresos de las comunidades aledañas. Es importante que el gobierno pueda tomar acciones para revertir esta perspectiva y se siembren otro tipos de alimentos, la iniciativa de algunos pobladores existe pero se necesita de un plan para poder realizarlo.

  16. Es un articulo que nos habla acerca de una de las zonas que registró mayor crecimiento en los cultivos de hoja de coca fue Vizcatán del Ene (provincia de Satipo, región Junín), explica Pedro Yaranga, experto en temas de seguridad pública. En ese lugar, agrega, la facción narcoterrorista de Víctor Quispe Palomino José otorga seguridad a los narcotraficantes, a cambio de dinero. Según Yaranga, los narcoterroristas brindan protección “en el traslado de la droga, el cuidado de las pozas de maceración, el resguardo de las pistas de aterrizaje y el ingreso de insumos químicos, para la elaboración de la pasta básica de cocaína y clorhidrato de cocaína”. Esta fuente de Ojo Público completa este valioso artículo.

  17. Es desastroso todo lo que implica y viene con ello » el cultivo de la hoja de coca» que definitivamente utilizaron sus propiedades para un mal uso, el cultivo en estas crisis aumento en grandes cifras lo cual a afectado mucho terreno como el de los ashanikas que se ven afectados y sostienen que se erradique el cultivo de esta planta que hoy probablemente excede ya las 90 mil hectáreas a nivel nacional, más del doble que hace cinco años.
    Viéndolo por otro lado esta petición de erradicar el cultivo se ve un poco lejos ya que genera mucho dinero para el narcotráfico quienes son los principales cultivadores y transformando en la sustancia ilícita.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  18. Con justa razón los asháninkas piden que tome el tema de la coca con carácter prioritario , debido que para este pueblo indígena les genera una gran preocupación, porque se supone que siendo la cartera de Interior, que tiene la política de luchar contra la delincuencia común y el narcotráfico. La verdad es que de alguna manera se sienten desprotegidos porque prácticamente tienen a un ministro que está a favor del sembrío de hoja de coca ilegal.Vemos que cada vez más existen grandes extensiones de sembrío de hoja de coca, con presencia del narcotráfico en nuestro territorio. No podemos ser ingenuos en mencionar en que es sagrada y tradicional, cuando sabemos que más de la mitad se va al mercado negro.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  19. Resulta más rentable, en términos económicos, cultivar una hectárea de coca que otro cultivo, este se debe a que esta es usada para, de forma ilegal, producir pasta básica de cocaína. Dentro de la amazonía se hacen talas, quemas, deforestaciones monstruosas de áreas verdes para hacer dicho cultivo, y ello es alarmante. Muchas veces, los asháninkas salen a defender su espacio, y son estas personas amantes de lo ilegal quienes atentan contra su vida. Tal cual menciona el artículo, el 90% va al narcotráfico, y ello debe de ser atendido de inmediato por las autoridades.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  20. Este articulo me parexe muy interesante ya que nos habla de nuestras tierras y de el pueblo ashaninka de como los cultivos de hoja de coca destruyen a las demaa chacras y si no fuera poco hay muchas hextareas de estos productoa de coca en mi.opinioon esto tiene que llevar un control.porque si seguimos de esta manera no solamente afectaremos las hectareas de otros cultivos sino afectara directamwntw a nuestros consumos nuestras calidad de un buen producto no hay que ser egoistas con nostroa mismos debemos debemos tomsr cartas en el asunto

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo dew la gestión.

  21. En el presente articulo nos detalla acerca de que los colonos cocaleros que destruyen impunemente los bosques en una enloquecida carrera por implantar coca ilegal y pozas de maceración. Para los asháninkas, Barranzuela instiga a los cocaleros a oponerse a la erradicación de la coca ilegal en el Vraem, los asháninkas que la coca no es ni sagrada ni tradicional. La coca es una mala hierba, en su inmensa mayoría, los cocaleros llegan, destruyen el bosque, implantan la coca y retornan a sus lugares de origen. Es La comunidad asháninkas exige la erradicación de la coca, que hoy probablemente excede ya las 90 mil hectáreas a nivel nacional, más del doble que hace cinco años.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo de la gestión.

  22. El punto de partida por la legalización total de los cultivos de la hoja de coca amenaza a nuestro pais, además que no solo se trata de una propuesta política original de nuestro país ya que algunos congresistas de Perú Libre han tomado posición activa para construir el escenario en donde la hoja de coca se mueve en actividades ilícitas bajo el pretexto de industrializarla. Según investigaciones solo el 10 % de la producción de la hoja de coca en el Perú está destinado al consumo ilícito, el 90 % va al narcotráfico.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo de la gestión.

  23. En el Perú el 36% de las áreas reducidas, eran intervenciones que se han implementado mediante erradicación obligatoria y voluntaria en algunos años, y el 66% de las áreas de intervención han experimentado una reducción. Sin embargo, esta reducción requiere tiempo y recursos, así como vínculos interinstitucionales y participación comunitaria.
    Es cierto que la hoja de coca se suele utilizar con malas intenciones, pero no debemos olvidar que también se utiliza con fines medicinales. Si bien es difícil creer que más de 90 hectáreas de hoja de coca solo se utilizarán con fines medicinales, está claro que muchos cocaleros de la región venden su cosecha a las malas personas involucradas en la fabricación de cocaína.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo de la gestión.

  24. Interesante articulo ya que se denunció que en el proceso de producción de cocaína en laboratorios clandestinos ubicados en las alturas de las cordilleras, contaminan sus tierras y ríos. Además exigen una profunda investigación sobre el caso de más de 30 intoxicados en la comunidad nativa de Parijaro, distrito de Río Tambo. En ese sentido, solicitaron un análisis toxicológico, para determinar con exactitud las causas de la tragedia.se llego anunciar de no llegar a un acuerdo con el gobierno iniciará un paro indefinido.

    • Gracias por tu comentario y preferencia, éxitos profesionales en esta nueva etapa de tu vida en el campo de la gestión.

  25. Es preocupante el aberrante impacto de la coca para los pueblos ashánincas y diversas comunidades indígenas cercanas al río ene en la zona del vraem, ya que, como nos menciona el autor, la coca es una mala hierba que crece como maleza y que contamina el suelo y los cultivos con su toxicidad y por ello se convierte en nociva para el bosque y los cultivos. Y además de ello es totalmente nefasto por la deforestación que causan los cocaleros porque arrasan hectáreas de bosque tropical para poder plantar la coca y poder hacer en base a ella pasta básica de cocaína y vendérsela a los narcotraficantes, los cuales además de este gran daño a los cultivos, tienen secuestrados a cientos de indígenas en la selva profunda del vraem.
    Es por estos puntos tan perjudiciales para la comunidad que los ashánincas exigen que se erradiquen los cultivos de hoja de coca, pero el ministro de interior sigue oponiéndose, la pregunta es ¿por qué? ¿Qué gana el con todo esto? Creo que es evidente la respuesta para todos nosotros, esperemos justicia para nuestros hermanos ashánincas.

  26. La comunidad asháninka exigió la erradicación de la coca, que es hoy más del doble de lo que era hace cinco años. Denuncian la connivencia de Barranzuela con los cocaleros, que destruyen los bosques con impunidad en una carrera frenética por cultivar coca ilegalmente y estanques de peces.
    Para dicha comunidad, la coca ha representado historia, asimismo, retoma los elementos que ya estaban presentes en el logo de la ciudad: las referencias a la herencia asháninka y el lugar centra de la hoja de coca, presente en todo el material publicitario.
    Para los asháninkas, está claro que Barranzuela incitó a los cultivadores de coca a protestar contra la abolición ilegal de la coca en Vraem. Sostienen que los viles ataques de Barranzuela a Devida fueron el precursor, la coartada o la cortina de humo que el gobierno del presidente Castillo necesitaba para obligar a un cocalero o abogado de cocaleros a seguir a esta organización.

  27. Es entendible la lucha de los asháninkas contra los cultivos de coca, puesto que si bien en el Perú ha comercio licito con productos a base de la hoja de coca como en la medicina, por ejemplo, esto no justifica las más de 90 hectáreas de este cultivo que existen. Es decir que este cultivo también esta destinado con fines de narcotráfico, y que por esto muchas comunidades indígenas se ven perjudicadas; esta sería la principal razón por la que el Estado debería buscar la disminución de este cultivo y/o se haga seguimiento de los fines para los que se usan la hoja de coca.

  28. Existen varias razones por las que se puede y se entiende su preocupación y al parecer el estado podría apoyar esa idea ya que el influye positivamente en la disminución de los cultivos de coca. El 36% de las áreas que mostraron reducción fueron intervenida a través de erradicación forzada y voluntaria en algunos años, el 66% de las zonas intervenida mostraron esa reducción. Pero esta disminución llevara tiempo, recursos y exigirá de la articulación de las instituciones y la participación de las comunidades. Y, en todo caso, si queremos que sea sostenible, pasara por el fortalecimiento de la presencia del Estado donde históricamente ha estado ausente en muchas ocasiones cuando se hablado del tema fuertemente.

  29. Es cierto que la hoja de coca en muchas ocasiones es usada para malos fines, pero tampoco podemos olvidar que se utiliza también para fines medicinales. Aunque mas de 90 hectáreas de hoja de coca es difícil de creer que se vayan a usar solo para fines medicinales, es claro que muchos cocaleros de la zona venden su cosecha a personas ligadas con la fabricación de cocaína.
    Toda esta problemática de la cosecha de la hoja de coca inicio con Sendero Luminoso que bien sabíamos que usaba esta hoja ancestral para fines de narcotráfico.

  30. El cultivo de coca es un tema que actualmente causa mucha controversia. Por un lado, la hoja de coca es buena para calmar el vértigo cuando viajamos, o para ayudar en la buena digestión y a la expulsión de gases reforzando la flora intestinal. Pero, por el otro, es usado como materia prima para la elaboración de cocaína. Lamentablemente, es complicado identificar a aquellos agricultores que se dedican al cultivo de la hoja de coca con un fin positivo y a los que no. Esperemos que el gobierno proponga una solución que busque el beneficio de todos y no solo de unos cuantos.

  31. Líderes indígenas asháninkas del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú, llegaron a Lima este jueves para manifestar su apoyo al Gobierno de Perú en sus operativos para erradicar la hoja de coca, materia prima de la cocaína.
    El gobierno tiene que buscar mercados especiales para los productos alternativos a la hoja de coca. No podemos compararlos con la hoja de coca».
    No queremos volver al mismo problema que hemos tenido por el terrorismo en los años 80, 90, por Sendero Luminoso. Si el Estado no toma decisiones drásticas para estos sembradores de hoja de coca, vamos a vivir lo mismo que vivimos en esos años.

  32. Que buen artículo en defensa de nuestros herocios asháninkas que nos defendieron en el Alto Cenepa y ahora defeinde la vida humnaa y al medio ambiente se su biodiversiddad. Dicen los asháninkas que la coca no es ni sagrada ni tradicional. ¡Cuánta razón les asiste! En el incario, la coca estaba prohibida para el pueblo; su utilización, confinada a los sagrados rituales de la nobleza. La coca es una mala hierba (sinónimo de deforestación y degradación del bosque). Crece como maleza. No es un cultivo. No demanda cuidado alguno. El gobierno de Castillo n les hace caso y los indígemas piden la vacancia presidencial.

  33. Una noticia muy trsite para el Perú por culpa de gobiernos a favor del narcpotrafico, como es el gabinte que promociona Pedro Castillo.
    La Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca emitió su informe anual sobre el cultivo de coca y la producción potencial de cocaína en tres países de la región andina. El reporte determinó un aumento récord en Colombia, cercano al 15% en el último año; y un incremento máximo de 88.200 hectáreas en Perú. Bolivia marcó un leve descenso, pero también rozó sus máximos históricos.
    Castillo pretende seguir los pasos de Evo morales y Sendero luminoso festeja sus vínculos con el narcotráfico y amenaza de muerte a nuestros askáninkas.

    • Gracias por el comentario, éxitos profesionales. Felicitaciones. Sigue avanzando vas muy bien para analista de gestión.

  34. En un último informe de Devida, que cuenta con el respaldo de la Oficina de las Naciones Unidas Contra La Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), señala que, durante el 2019, se reportaron 54.655 hectáreas de cultivo de hoja de coca en todo el Perú. El 48 % de ese total, es decir 26.234 hectáreas, se encontraban en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), un área que sigue siendo la principal cuenca cocalera del país. La segunda cuenca más importante de este cultivo, por otro lado, es La Convención-Lares, en Cusco, con 16 %; y la tercera, Inambari-Tambopata, en Madre de Dios, con 11 %.
    “Yo pensé que el Vraem ya había llegado a su límite, pero no. En el Vraem no hay 23 mil o 24 mil hectáreas, como dice el informe de Devida. Esa cifra la mencionó el exministro [Carlos] Morán, cuando anunció la erradicación, en 2019. Yo creo que allí [en el Vraem] existen más de 35 mil hectáreas fácilmente”.
    Estas fuentes deben ayudar a las autoridades a defender a los indígenas y no formar políticas en favor de la hoja de coca que atenta contra la vida y contamina el medio ambiente.

    • Gracias por el comentario, éxitos profesionales. Felicitaciones. Sigue avanzando vas muy bien para analista de gestión.

  35. Una de las zonas que registró mayor crecimiento en los cultivos de hoja de coca fue Vizcatán del Ene (provincia de Satipo, región Junín), explica Pedro Yaranga, experto en temas de seguridad pública. En ese lugar, agrega, la facción narcoterrorista de Víctor Quispe Palomino José otorga seguridad a los narcotraficantes, a cambio de dinero. Según Yaranga, los narcoterroristas brindan protección “en el traslado de la droga, el cuidado de las pozas de maceración, el resguardo de las pistas de aterrizaje y el ingreso de insumos químicos, para la elaboración de la pasta básica de cocaína y clorhidrato de cocaína”. Esta fuente de Ojo Público completa este valioso artículo.

    • Gracias por el comentario, éxitos profesionales. Felicitaciones. Sigue avanzando vas muy bien para analista de gestión.

  36. Soy un convencido que solo habrá erradicación de hoja de coca si es que va acompañada de desarrollo. El terrorismo de Sendero Luminoso esta en contra de la erradicación de la coca por que protejen al narcotrafico y de eso viven. Lamentables con este gobierno ultraizquierdista quieren tomar el ejemplo boliviano y convertirnos en un narco estado.

    • Gracias por el comentario, éxitos profesionales. Felicitaciones. Sigue avanzando vas muy bien para analista de gestión.